InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Críticas recientes /RSS

El llanto de la isla de Pascua
 10 agosto 2022
El llanto de la isla de Pascua de José Vicente Alfaro
Mis expectativas al comenzar a leer esta novela eran las de leer algo entretenido que no tuviera grandes pretensiones, la sinopsis nos habla de un crimen en medio de una expedición arqueológica en Isla de Pascua, así que me hice la idea de una novela de misterio ambientada en la remota isla, en fin un libro para pasar el rato, nada muy elaborado.

Y no estaba tan equivocada como una novela de misterio es bastante floja. Pero no obstante eso el libro tiene el mérito de contener en sus páginas la historia, las leyendas, los misterios y gran parte de la cultura Rapa Nui. También hace eco de varias de las teorías que pretenden dar una explicación a esos misterios

Al final este es un libro sobre la isla, su cultura, su gente, los peligros que ha tenido que enfrentar, su lucha por no desaparecer y por conservar intacto su legado, que como novela policial no de el ancho, en verdad pasa a segundo plano y queda en lo anecdótico
Comentar  Me gusta         00
El vals de la bruja
 10 agosto 2022
El vals de la bruja de Belén Martínez
Buenos noches, con este libro nos trasladaremos a Londres en el año 1895, dónde conoceremos a Eliza una bruja de la alta sociedad inglesa que en su primera aparición, está siendo expulsada de la Academia Covenant donde los sangre negra o brujos, les enseñan magia.



Desde ese momento la vida de Eliza deja de ser como ella había planeado y se ve arrastrada a bailes y encuentros donde la alta sociedad intenta casar a sus jóvenes mas prometedores. Esto la llevará a conocer gente nueva y reencontrarse con viejas ''amistades''.



El contexto social en que se mueve la novela me ha parecido maravilloso porque mezcla el romanticismo de la época y sus bailes con el sufrimiento que le suponía algunos encontrar un matrimonio entre baile y baile.



Es una historia contada a dos tiempos, pues en ocasiones nos trasladará veintiseis años atrás donde presenciaremos una serie de hecho importantes para la historia.



Si esto ya os parecía suficientes motivos para leer el libro, preparaos porque de repente comienza haber asesinatos hacia un grupo especifico de los sangre negra. Y por supuesto Eliza, por una serie de motivos se verá obligada a investigar.



De verdad que esta novela ha superado mis expectativas, para nada me esperaba mucha de las cosas que ocurren y mucho menos como termina.



Me ha recordado a una mezcla entre Sherlock Holmes, Los Bridgerton y hasta Harry Potter!



Solo puedo deciros que la leáis porque cuando conozcáis a Trece todos querréis uno en vuestra vida.



Lu de CompartiendoNeuronas
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
La hipótesis del amor
 10 agosto 2022
La hipótesis del amor de Ali Hazelwood
Título: La hipótesis del amor

Autora: Ali Hazelwood

Género: romántico y comedia

Puntuación: 5/5



Buenas tardes, hoy os traemos una reseña de un libro que no podrás para de leer. En esta ocasión, viajaremos a USA de la mano de Olive. En un ambiente universitario donde nuestra protagonista intenta sacarse un doctorado dentro del mundo de la Química.



Por otro lado conoceremos a Adam, el terrible profesor al que todo el mundo odia y reza por no caer en su clase y que mucho menos te toque como profesor de tribunal.



Tras un decisión desesperada Olive y Adam acabaran ''saliendo juntos'' pero no de la manera romántica que se espera (para saber más tendréis que leer el libro)



Como buena comedia romántica, disfrutaremos de grandes momentos cómicos con ayuda de Anne amiga de Olive.



Una de las cosas que más me ha gustado de este libro, es la relación sana que hay desde el primer momento entre Olive y Adam. Y es que es agradable ver que poco a poco se van escribiendo novelas románticas en el que el romance no es tóxico.



Por último deciros que de este libro no esperéis la gran novela de vuestras vidas, pues es uno de esos libros que de vez en cuando es necesario. Que sirve para desconectar, reírte y pasar un buen rato sin más pretensiones.



Hasta la próxima,



Ro de CompartiendoNeuronas
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Los ancestros del hueso
 10 agosto 2022
Los ancestros del hueso de Ana Draghia
Título: Los ancestros del hueso

Autora: Ana Draghia

Género: fantasía, romance y secretos familiares

Puntuación: 7/10



Buenas tardes, hoy os traigo una reseña muy especial y es porque he tenido la suerte de que Ana me haya dejado junto con otros pocos, leer el desenlace de esta historia que llevaba tanto tiempo esperando. Antes de su puesta a la venta. Muchísimas gracias.



La historia comienza en Inglaterra, en un pueblecito mágico inventado donde conoceremos a Eleanor Prike la Fundadora con mayúsculas. Acordaos de ella porque será muy importante un poco más adelante.

Luego saltaremos en el tiempo, hasta el año 2018 para conocer a Jane una joven, que nos mostrará como es la sociedad mágica actual y como han conseguido vivir entre los humanos sin que sean conscientes de la magia que los rodea.



Todo parece bastante idílico hasta hay un crimen contra los humanos y se castiga a alguien injustamente y ahí comenzará reamente la acción de todo este libro.



Conoceremos a muchísimos personajes, de diferentes clanes. Qué consecuencias tiene incumplir las normas. Pero es que esto ni de lejos es lo más guay en mi opinión.



El desarrollo de la historia me ha parecido bueno, es cierto que me gustó muchísimo más la primera parte sobre todo como acababa. Pero la segunda parte también tuvo sus puntazos, como ciertas actividades que lo cambian prácticamente todo (ojalá pudiera contaros más)



La evolución de los personajes ha sido muy, muy guay sobre todo porque llega un momento en el que inevitablemente te encariñas y no quieres que les pase nada malo. Menos a ti, Jeremias te merecías todo lo que te pasó y más.

Pero si tengo que elegir mi favorito, ha sido Jane o más bien la Jane macarra como me gustaba llamarla a mí.



La lectura es muy amena y ágil, creo que se debe a los capítulos tan cortitos con los que solo pensarás: ''uno más y lo dejo''



La única pega que le puedo poner a libro es que después de tanta emoción, acción y momentos de euforia el final se me quedó un poco flojo, al igual que las motivaciones del villano que no me convencieron. Ah y mi pobre Nick que se merecía un mejor final.



Aun así, lo he disfrutado y ha sido una gozada compartir como siempre, LC con mis compis.



Lu de CompartiendoNeuronas
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Todos los demonios están aquí
 10 agosto 2022
Todos los demonios están aquí de Marcelo Figueras
La nueva novela de Marcelo Figueras es una aventura fascinante que combina su talento para contar con sucesos de la historia argentina reciente: el estallido social de 2001 sirve de escenario para una ficción que retrata la crisis emblemática de los últimos años. Pero no todo son hechos reales, en la sede de la clínica psiquiátrica donde el doctor Pons empieza a trabajar hay situaciones que no se pueden explicar en términos realistas: casos de violencia exagerada son asumidos como habituales, apenas hay información sobre los pacientes internados y sobre los propietarios de la clínica, ¿qué significan esas extrañas inscripciones de la Divina Comedia en las paredes de la vieja casona de Tigre? "¿De veras cree que el mal no existe? Porque uno mira en derredor y ve cada cosa, a cierta gente... y siente que conoce al mal cara a cara." Tomás Pons es un psiquiatra histriónico y popular entre sus compañeros del Hospital Alvear. Estamos en el año 2001 y el clima enrarecido de la ciudad de Buenos Aires hace mella en él. Recién separado de la madre de su único hijo, con más gastos que entradas y pocas perspectivas de mejorar, recibe una oferta que no puede rechazar: un puesto jerárquico en una clínica privada de la que nunca escuchó hablar y que tiene sede en una remota isla del Delta de Tigre. La clínica es una casona antigua, bien cuidada y rodeada de naturaleza exuberante. Los pacientes deambulan por el jardín y parece reinar la armonía, una calma sobrenatural. De a poco, Pons comienza a percibir extraños movimientos y presencia situaciones extremas que se resuelven con violencia inusitada. También descubre inscripciones en las paredes, textuales de la Divina Comedia. Las preguntas se le acumulan. ¿Quiénes son los verdaderos dueños de la clínica? ¿Por qué retacean la información sobre los pacientes? ¿Cuál es el rol de la bella Sophía, quien parece conocer todos los secretos de la institución? Con una trama diabólica, la nueva novela de Marcelo Figueras es una fascinante aventura literaria que borra los límites entre la realidad y la fantasía.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
El muchacho peronista
 10 agosto 2022
El muchacho peronista de Marcelo Figueras
Si la incertidumbre no les va, esta novela no es para ustedes. Arrancando por el título y la tapa, que nada tienen que ver con el relato. O, sí. Es la primera novela escrita por Figueras, y contiene los rasgos de su estilo en estado germinal: investigación de datos certeros, personajes -reales y de ficción- que se entreveran con esas realidades relevadas y toda una trama de ficción que se ubica en esas realidades.

Aquí, Roberto Hilaire Calabet, un nene del barrio de Flores/Floresta (recuerden este dato, será relevante al cerrar el relato), aburrido de su vida familiar, en la tarde del 1° de enero de 1938 se escapa de su casa (de la casa de su hermana, en realidad, que fue donde estaban pasando la fiesta de Año Nuevo), se sube a un tren de carga y, de aquí en más, su vida se transformará: se encontrará con Enrique Tardewski, que resulta ser un cafiolo prófugo, quien lo secuestra -o algo parecido-. Este nene es algo mentiroso, y le propone al mafioso dar un golpe del que pueden hacerse con mucho dinero. A partir de ese “acuerdo”, se inicia un raid delictivo que en dos días, entre otras muertes, se carga al Coronel Juan Domingo Perón, en un prostíbulo de Junín, en la provincia de Buenos Aires. Sí, un nene de doce años mata a Perón, y con la pistola Mauser del propio Coronel. Con esta muerte, entra en escena el tercer personaje de la novela: Aurelia “Potota” Tizón, la esposa del Coronel Perón, que va a buscar el cadáver de su marido. Sí, así de delirante, y mucho más, porque en el medio, se suma Noe Trauman, el Presidente de la Zwi MIgdal/Varsovia, la red de trata de personas de principios del siglo XX. Y, todavía más: a lo largo del relato, nuestro pequeño Enrique tiene “visiones”, y al volver a su casa, toma una decisión fundamental que, a casi treinta años de publicado el libro, y teniendo en cuenta su barrio de origen, podríamos tomarla como una “profecía”.

Como buen relato perteneciente a “la nueva narrativa argentina” de los ‘90, esta sucesión de ucronías encadenadas nos tiene en vilo desde la primera hasta la última palabra. “Lo que intentaba hacer era algo así como El juguete rabioso reescrito por Philip K. Dick”, nos explica Figueras. Puedo asegurarles que lo consiguió.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
APOCALIPSIS... ¡o no!
 10 agosto 2022
APOCALIPSIS... ¡o no! de Silvia Morales Avendaño
La historia ha logrado sorprenderme, ha logrado engancharme desde el comienzo. Me han gustado los distintos personajes. Entretenida y con humor con acción, aventura, amor, misterio, amistad y distintos seres como Baba Yaga, las Grayas, las Moiras, Santa Claus, la diosa de la Noche, Dios, el diablo, el arcángel Miguel, Lucifer, un Minotauro etc. Por mi parte, recomendado.
Comentar  Me gusta         00
Seda: Edición Ilustrada
 10 agosto 2022
Seda: Edición Ilustrada de Alessandro Barrico
Si alguien necesita comprender la categoría conceptual de "rizoma", debe leer este libro. SEDA es un relato rizomático: el punto de partida es económico, un pueblo francés a mediados del siglo XIX necesita activarse de manera productiva, y opta por la producción de seda, para lo que necesita aprovisionarse de huevos de gusanos, que son su materia prima.



Cada viaje para la compra de esos huevos de gusanos es una vuelta del rizoma: el encargado de hacer la compra es Hervé Joncour, un pueblerino tan pueblerino como todo los demás. Quien lo elige para esta tarea, sabe bien por qué lo elige, pero nosotros no, aunque lo presumimos.



En cada vuelta, los detalles se repiten textuales, pero tienen variaciones que van complejizando la vida de Hervé Joncour, y hacen avanzar la historia sin que lo notemos, del mismo modo que la seda puede rozar nuestra piel.



Y, el rizoma se detiene a manos del personaje que menos intuimos que lo hará, y nos enteraremos de la manera menos esperada.



Decir que este libro es una maravilla nos queda corto.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Ritos funerarios
 09 agosto 2022
Ritos funerarios de Kent Hannah
Cuando afronté Ritos funerarios, no había dejado de leer por todos lados bonísimas reseñas acerca de este debut literario de la australiana Hannah Kent, me adentré con cautela, para no llevarme la bofetada que a veces te dan las altas expectativas. Pues bien, nunca tan grandes expectativas han sido más justificadas. Me maravilla cómo un debut literario puede tener tal calidad, tanto en la historia que nos narra, como en su desarrollo, como en la calidad de la narrativa con que nos la trasmite.



Ritos funerarios nos cuenta la historia de Agnes Magnusdottir, última mujer decapitada en Islandia en 1830 por un delito de asesinato, que es confinada a una granja familiar hasta que su sentencia sea efectiva. Partiendo de esta base histórica, y combinando varias voces narrativas, la autora nos construye un relato sobre los últimos días de la protagonista, hablándonos desde lo más profundo de su corazón: su relación con los miembros de la familia, sus pensamientos y sentimientos más más profundos, sus miedos, temores y sobre todo sus motivaciones. Asombra que una historia de la cual ya conocemos el final tenga tal nivel de adicción y nos mantenga expectantes de principio a fin.



La narración nos sitúa en la Islandia más pobre y helada del siglo XIX, nos transporta a los paisajes extremos, las descripciones de la vida y costumbres de la época, al frío que se nos mete en el cuerpo conforme avanzamos en la lectura, y sobre todo a la belleza de una narrativa, la delicadeza de una escritura, que conquista de principio a fin.



Agnes nos sobrecoge el corazón en cada página y queremos saber más y más, pero no de su historia, si no de ella misma, haciendo que el lector, como pocas veces ha sucedido, empatice totalmente con la “mala” de la historia. Qué paso realmente con Agnes y sus motivaciones, son datos que la autora nos deja sobre la mesa a nuestra propia elección. Lo que sí está claro, es que Agnes ha venido para clavársenos en medio del alma y dejarnos una sensación lectora sobrecogedora y dolorosa. Que una novela haga sentir de tal forma, ya es gran referente de su calidad. Cómo me has conquistado Hannah Kent, esto es el principio de una historia de amor.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
La anomalía
 09 agosto 2022
La anomalía de Hervé Le Tellier
Novela de ciencia ficción que parte de una premisa brutal: un avión normal, con personas normales y sus vidas anodinas y normales aterriza en un aeropuerto cualquiera; meses después, el mismo avión, con esas mismas personas, vuelve a aterrizar en una duplicidad de condiciones y situaciones. ¿Quiénes son estas personas que acompañan al nuevo aterrizaje? Aparentemente son las mismas que han aterrizado la primera vez, unos dobles perfectos, a los cuales un extraño fenómeno, una anomalía, ha hecho el milagro, o más bien la putada, de poner nuevamente en nuestra realidad. ¿Cómo os sentiriais enfrentándoos con vuestro doble? ¿A quién pertenece la vida que tenían, sus seres queridos, sus logros? ¿Y sobre todo, cuál es el origen de la “anomalía” que ha hecho posible todo esto?



No esperéis una novela de ciencia ficción al uso, cargada de emoción y adrenalina. La anomalía es una novela sosegada, reflexiva, con trasfondo filosófico, que nos pone sobre la mesa reflexiones sobre la vida, la religión y el origen y trascendentalidad de la condición humana.



Una historia con un arranque muy potente, pero no por ello sobresaliente, ya que una vez planteada la premisa, se desinfla totalmente. Además, me han hecho aguas los personajes por todos lados, ninguno ha generado mi interés, mi empatía ni mi cariño, no he sentido curiosidad por ellos, ni por su incierto porvenir.



Novela recomendable solo por su idea original, una situación hipotética, que no tiene por qué estar alejada de una realidad de la que todavía nos falta tanto por conocer.



La anomalía, una curiosa novela de ficción, o no… ¿quién lo sabe?
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
La madre naturaleza
 09 agosto 2022
La madre naturaleza de Emilia Pardo Bazán
Continuación de su obra cumbre Los pazos de Ulloa, en esta La madre naturaleza, Emilia Pardo Bazán, continúa con el devenir de los protagonistas que ya conocimos anteriormente en los pazos, dando un salto temporal de varios años adelante.



La historia de los amores incestuosos de Perucho y Manuela, que ignorantes de normas y convenciones sociales baten de frente contra la moralidad imperante, continúa la estela naturalista que caracteriza sus obras. Emilia nos aporta en esta historia una realidad más sosegada y luminosa, sin el halo turbio y oscuro que caracterizó a su predecesora, no por ello la historia deja de reflejar la sordidez y crudeza de la realidad circundante, señas inequívocas de la corriente naturalista, pero dejándonos vislumbrar, sin embargo, un hálito de esperanza, de inocencia y ternura.



Como rasgo de identidad de Emilia, el texto profesa una profunda crítica social, tanto a la moral imperante, como a la religión, y a los estamentos sociales marcadamente establecidos. Todo ello aderezado por el poder turbador de la naturaleza física, los paisajes, la meteorología, el campo y sus labores, un pintoresco cuadro costumbrista de la Galicia rural del siglo XIX que otorga un soplo de aire fresco a la narración.



Un broche de oro que cierra la compleja historia de los Moscoso y de Los pazos de Ulloa. Una lectura maravillosa. No me voy a hacer repetitiva con esta autora, que bastante os tengo comida la cabeza con ella últimamente, pero ya sabéis mi máxima, leed a Doña Emilia.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Y retirarme para siempre de la realidad
 09 agosto 2022
Y retirarme para siempre de la realidad de Luis A. D. Mirado
Os traigo hoy una novela ideal si necesitáis una buena dosis de carcajadas y buen rollo. Una novela muy feelgood, de las que te mantienen con la sonrisa todo el día y te resetean de principio a fin.



Daniel, nuestro protagonista, un poco desastre pero lleno de ternura, vive y es presidente en una atípica comunidad de vecinos, su aburrida vida dará un giro total, cuando conoce a Rocío, y la acompañará en su aventura para cobrar una peculiar herencia.



Y retirarme para siempre de la realidad es una novela ágil, sencilla y cotidiana, con unos con diálogos llenos de sarcasmo y un humor fino e inteligente. Una historia donde un desfile de personajes de los que nos podemos cruzar cualquier día por la calle, nos trasladará a un típico barrio de ciudad y a una alocada comunidad de vecinos que no dejará títere con cabeza.



Una historia hilarante, histriónica y surrealista por momentos, con un sorprendente final, original e inesperado que hace encajar toda la novela y no dejará indiferente a nadie. Un final que he de reconocer que todavía estoy procesando y que es quizá el único pero que puedo ponerle a la historia.



Hacer reír en literatura es muy muy difícil. Así que tengo que sacarme el sombrero ante esta novela tan sencilla y tierna, una lectura de las que nos hacen un poquito más felices.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Psicosis
 09 agosto 2022
Psicosis de Bloch Robert
                                  09/agosto/2022

    Psicosis

Autor: Robert Bloch



Historia que inspiro la famosa e icónica película de Alfred Hitchcock. En una noche lluviosa Mary Crane una mujer que huye para formar un nuevo destino, cansada y agobiada busca un refugio para pasar la noche. Frente a ella aparece el Hotel Bates, ahi es atendida por Norman un hombre extraño y su misteriosa madre. Una historia entretenida y fácil lectura.
Comentar  Me gusta         30
El hombre en busca de sentido
 09 agosto 2022
El hombre en busca de sentido de Victor Frankl
GENIAL(4/5)



Viktor Frankl, uno de los referentes de la #psicología más destacados del S. XX y fundador de la #logoterapia, nos narra en este libro su experiencia en los campos de concentración, en los que estuvo a punto de morir varias veces. De hecho fue pasando por varios, con lo que consiguió sobrevivir.



A modo de testimonio, nos habla de esos años de horror, de hambre, de dolor, de sufrimiento. Lo hace siempre desde un punto analítico, psiquiátrico, pero también como prisionero que fue.



Él creía firmemente en la logoterapia, un método psicoterapéutico creado por él mismo, que se centra en el sentido de la existencia y en la búsqueda por el hombre de ese sentido.



No es una novela. Y solo lo recomiendo si os interesa el tema.



A mí me ha gustado mucho.



¿Qué encontraréis en este libro? Un texto sobre sufrimiento y aceptación.



Erratas encontradas: 4 {🤦 ¡psicoanalista ven a mí!}



FRASES SUBRAYADAS:

&#xNaN«Si alguien nos hubiera preguntado si la afirmación de Dostoyevski que define al hombre como un ser que puede acostumbrarse a todo era cierta, habríamos contestado: "Sí, el hombre puede acostumbrarse a todo, pero no nos pregunte cómo lo hace"».

&#xNaN«Aunque parezca extraño, en ciertas circunstancias un golpe fallido hiere más que uno que haya dado en el blanco».

&#xNaN«El hambre y los efectos del "shock" inicial parecen ser la causa de la mínima perversión sexual en el campo […], un fenómeno ciertamente llamativo para un psicólogo».

&#xNaN«En una ocasión presencié algo que jamás había visto en mi vida anterior, aunque se relacionara tangencialmente con mis intereses profesionales: una sesión de espiritismo».

&#xNaN«Comprendí que un hombre despojado de todo todavía puede conocer la felicidad -aunque sea solo por un instante- si contempla al ser amado».

&#xNaN«De vez en cuando se improvisaba algo parecido a un espectáculo de cabaret. Se despejaba temporalmente un barracón, se apiñaban unos bancos y se planeaba un programa».

&#xNaN«El humor es otra de las armas del alma en su lucha por la supervivencia».

&#xNaN«Me parecía más sensato intentar ayudar a mis compañeros como médico que vegetar o perder la vida como el trabajador inútil que era entonces».

&#xNaN«En aquel campo, de cuyo ulterior infierno me había escapado a tiempo, había hecho su aparición el canibalismo».

&#xNaN«[…] al hombre se le puede arrebatar todo, salvo una cosa: "la libertad humana -la libre elección de la acción personal ante las circunstancias- para elegir el propio camino"».

&#xNaN«[…] todos los aspectos de la vida son significativos; también el sufrimiento. Si hay un sentido en la vida, entonces debe haber un sentido en el sufrimiento. La experiencia indica que el sufrimiento es parte sustancial de la vida, como el destino y la muerte».

&#xNaN«Yo decía, y mis compañeros estaban de acuerdo, que en el "Lager" el día duraba más que la semana».

&#xNaN«[…] quien tiene un "porqué" para vivir puede soportar casi cualquier "cómo" […]»(Nietzsche).

&#xNaN«[…] hay dos razas de hombres en el mundo, solo dos: la de los hombres decentes y la de los indecentes. Ambas se mezclan en todas partes y en todas las capas sociales».

&#xNaN«[…] nadie tiene derecho a hacer el mal, aunque se haya sufrido una atroz injusticia».

&#xNaN«En el hombre la búsqueda del sentido de su vida constituye una fuerza primaria […]».

&#xNaN«[…] "neurosis dominical", esa especie de depresión que aflige a algunas personas al cesar su trajín durante la semana y encontrarse, en el fin de semana, con una intimidad vacía de sentido».

&#xNaN«[…] cuanto más se empeña el hombre en conseguir la autorrealización, más se le escapa […]».

&#xNaN«El valor no reside en el sufrimiento en sí, sino en la actitud frente a él, en la capacidad de soportarlo».

&#xNaN«Uno de los postulados de la logoterapia mantiene que la preocupación primordial del hombre no es gozar de placer, o evitar el dolor, sino encontrar un sentido a la vida».

&#xNaN«El vacío existencial es la neurosis colectiva más frecuente nuestro tiempo».

&#xNaN«[…] el hombre se determina a sí mismo, no se limita a existir, sino que decide cómo será su existencia […]».

&#xNaN«El hombre es ese ser capaz de inventar las cámaras de gas de Auschwitz, pero también es el ser que ha entrado en esas mismas cámaras con la cabeza erguida y el "Padrenuestro" o el "Shemá Israel" en los labios».



LIBRO ANOTADO: «La interpretación de los sueños» (Freud).



PELÍCULA ANOTADA: «Resurrección» (basada en la novela de Tolstói).



Lectura para 2 de los #24retosdelectura:

2.- Un libro escrito antes de que yo naciera

20.- Libro publicado en el S. XX (el original al menos)



#LeoYComparto #bookish #DimeUnLibro #bookaholic #booklover #instalibros #bookworm #bookstagram #EinPsychologeErlebtDasKonzentrationslager #FromDeathCampToExistentialism #MansSearchForMeaning #holocausto #CamposDeConcentración



#libros / para #blogloqueleo / #ElHombreEnBuscaDeSentido @herdereditorial #ViktorFrankl / Traducción: #ComitéDeTraducciónAlEspañol



#HastaElTotoDelCoronavirus



















+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Vivo en medio de tantos muertos
 09 agosto 2022
Vivo en medio de tantos muertos de Gustavo Garzón Guzmán
‘Cotidiana obscuridad’ apertura el libro, el cuento está dividido en tres partes: El umbral de la obscuridad, La blanca obscuridad, En la blanca obscuridad. El oxímoron «blanca obscuridad» demarca el tema central: la aparente claridad que brinda un trabajo mecanizado y pragmático, pero, a la vez, la sensación de sumergirse en un espacio que opaca la vida humana; es decir, estar encerrados en una jaula de oro.



El narrador protagonista acude a una entrevista de trabajo en un Ministerio, un lugar al que se lo describe como impecable, ordenado y eficiente. Incluso los personajes no necesitan tener un nombre completo, basta con una letra para seriarlos e identificarlos. El ambiente mecanizado y monótono nos recuerda la crítica social hacia las instituciones británicas ejercida por la banda londinense Pink Floyd (cabe mencionar que Garzón, según varias biografías, fue un confeso seguidor de dicha banda de rock).



El aspirante al puesto de trabajo vacante es evaluado e inducido. En medio de estas acciones, se altera el universo burocrático con un intento de flirteo entre el personaje principal N y J, una de las secretarias, con resultados consabidos.



En el relato ‘Interrupciones 2’, el narrador omnisciente narra lo que ocurre durante una noche de toque de queda. El marco escénico es la ciudad y el palacio de gobierno. El grupo de personajes, nombrados con un número, están en medio de un operativo armado para asaltar el palacio; el objetivo principal es el dinosaurio (¿presidente/dictador?). El lector deberá determinar las acciones cometidas por la bestia para que lo quieran eliminar así: «dispararle a la cabeza para asegurarse de que no volviera a devorar a nadie, porque nunca tendrá oportunidad de verificarlo.»

Sobre ‘Segundo canto a MW’, el primer canto consta en Brutal como el rasgar de un fósforo, titulado ‘Apuntes 7. Primer canto a MW’, por lo que, se intuye que este otro, también podría pertenecer a la serie ‘Apuntes’, aunque no se especifica. Fechado «segundo doce de marzo, esta vez de 1987». En este relato experimental se revela que MW pertenece al nombre de una mujer.



Se trata de uno de los trabajos más íntimos de Garzón, incluso él se coloca como personaje principal y crea una entidad interlocutora llamada Gus; similar a la presencia imaginaria Bunbury, de la obra teatral La importancia de llamarse Ernesto de Óscar Wilde. Gus tiene como trabajo «hacer pedazos el silencio y sacarle de su concentración» a Gustavo, a través de la música; no se lo define, pero, se sugiere, posee un aspecto de insecto; quizás una mosca, ya que es un símbolo reiterativo en el imaginario garzoniano.

El lenguaje empleado es sencillo y coloquial: «pendejos», «gran putas», «mala nota», «jode», «please», «chancecito», «mierdero», «taitico», «pilas». En la estructura del relato se adjunta un dibujo —hecho por Garzón— y un prosema caligrámico. Los diálogos son entre Gustavo y Gus, destacando uno en el que, a propósito de la reproducción de un casete de Pink Floyd, Gus canta la letra original de la canción y Gustavo la adapta y en ella menciona a MW.



Se cuenta que MW ha dejado a Gustavo, por sugerencia de su propia entidad imaginaria, bautizada como Be. En el prosema se explica el motivo del abandono y se hace una crítica a la sociedad occidental que norma y configura las relaciones de pareja, bajo ciertos parámetros.



‘La cortina’ es un evidente homenaje a la cantante estadounidense Madonna. El narrador protagonista está tras bambalinas y va describiendo lo que observa del concierto de la artista (detrás de una cortina invisible). Suena ‘Papa don’t preach’ y el espectador-voyeurista-enamorado intercala las descripciones con las líneas de la canción. Queda en lo no dicho la identidad del protagonista y su relación con la artista.



En Vivo en medio de tantos muertos se repite ‘Es hora, dijo la mosca’ de Brutal como el rasgar de un fósforo, con una pequeña diferencia: el epígrafe de Henry Miller consta al final y no al principio.



El relato ‘Vivo en medio de tantos muertos’, que da nombre al cuentario, con su título y el epígrafe dirigido a Liliana, introducen al lector al escenario «fangoso», complicado y poco prometedor que le espera.



Desde el principio se rompe el tiempo normal de la narración, ya que, el narrador omnisciente, describe y vive los sucesos pasados y futuros a la vez. El protagonista principal está en un parque, un parque en tiempo pasado en donde Liliana buscó consuelo de su parte y, a la vez, está en un parque presente en medio de una protesta social.



Algo le contó Liliana a Raúl generándole agobio, así se configura un problema sentimental —lo humano—, en medio de una protesta —drama humano—. Un verso define la situación de Raúl: «certeza de estar vivo en medio de tantos muertos», o acaso, ¿es un muerto en medio de tanta vida?

‘La hipocresía de los claveles’ está dividido en dos partes. Haciendo uso de un lenguaje poético se narra un conflicto de parejas, una relación imposible entre el protagonista y Miriam; quien es, de las tantas parejas que ha tenido, la que, en su diferencia, compagina con él, que también es diferente: «me recibió como si fuese lo único que aún podría apuntalar a la comprensión a la que ella había arribado.» Él es la columna y soporte de ella, la última fuerza para seguir sujeta a lo social. Él es distinto a su esposo, distinto a ese mundo opresor y acartonado: «Siempre fui la brizna de hierba en el ojo de la sociedad a la que te quisieron hacer pertenecer». Aunque nada es suficiente cuando la muerte ha decidido acampar y conquistar por entero a un individuo: «yo era incluso el cómplice que quizá te dotó de las pastillas necesarias para remorir». Al final del relato se mencionan, tal parece, algunos nombres de autores favoritos de Garzón: Swift, Borges, Sábato, Poe, Whitman y Serrat.



Acerca de ‘Susana a las ocho y treinta y dos’, el título nos da la pista sobre la hora que se repetirá a lo largo de la historia. El relato, curiosidad aparte, muestra lo sentido por el humano cuando ocurre una desaparición (¿nueva premonición de Garzón?), es decir, desasosiego, incertidumbre, deseos frenéticos de buscar al otro, alteración de la normalidad.



Hermen cae en cuenta de la ausencia de Susana, mientras la busca empieza a hacérsele tarde para ir al trabajo y el tiempo normal se congela en el tiempo de la desaparición: ocho y treinta y dos. Busca a Susana por todos los rincones de la casa, no está en la calle, no está en el parque; ensaya explicarse a sí mismo que, quizás, salió de compras y que pronto volverá. Susana, tiempo antes, le había preguntado sobre qué haría si ella le abandona. Él decide no irse sin antes saber de su paradero.



‘Besos del frío’ es un relato relativamente corto. A rasgos generales evoca el instante de fusión íntima con una amante etérea. El narrador personaje está preso. Casi como una confesión y en el pequeño espacio en el que está encerrado, trata de recuperar el exterior. Cada recuerdo es liberador, cada beso rememorado le da un instante de libertad, pero, a la vez, cada beso hiere, casi como un impacto.



‘Apuntes 6’, Segundo canto, se presume está dedicado a Ene y se señala en el epígrafe inicial que es una «Desestructura de nuestro cuento»; en claro homenaje a los desestructuradores del cuento, en especial, como se verá, un homenaje casi directo a Humberto Salvador.



El narrador protagonista evoca a alguien más, un nuevo amor para la lista: «Alguna vez me dijeron que a mi edad uno se enamora ya no con el corazón, sino con la cabeza.» Sin embargo, no se considera a sí mismo como un entendido en la materia, tampoco quiere definir al amor como poeta, a pesar de que, a ratos, se deja llevar por la manía y crea pasajes harto poéticos.



En general, el relato parecería ser un comunicado dirigido a Ene. También, hay una ruptura de la, por decirlo de alguna manera, cuarta pared. El narrador se comunica con los lectores a través de paréntesis, aclara y explica con ellos, se vuelve filósofo: «Tanta vuelta para nomás de contarles que los planetas giran, aparentemente, sobre sí mismos, pero cada giro ya no es sobre sí mismos porque han envejecido» (Heráclito); y hasta se vuelve sardónico: «ser ¿democracia es el gobierno del pueblo o un Demócrito en desgracias?», «ser como un huevo: absolutamente íntegro y absolutamente sencillo, pero sin la fragilidad del huevo. O sea que, dejándonos de huevadas…».



Cuando el narrador reflexiona sobre el auto conocimiento, regresa todo al principio; borrón y cuenta nueva en el relato. Ahora, se evoca a sí mismo fumando, recostado y leyendo novelas de guerra. Luego, cita un poema y esto da paso a una intertextualidad que la siente con Humberto Salvador: «¡Mierda!, la una y mañana tengo que madrugar. ¿No vieron en dónde puse la novela?» (En la ciudad he perdido una novela). Obra publicada en 1929 en la que Salvador, abogado, psicólogo, catedrático e introductor de la novela de corte freudiano, presenta un concierto de personajes en devaneos psicológicos, introspecciones existencialistas y fuertes problemáticas que enfrentar; todo al amparo, y so pretexto, de la ciudad, de Quito.



Para Salvador, en sus propias palabras: «El verdadero escritor es aquel que ve el mundo desde un punto de vista personal.» , y, refiriéndose a la psicología y literatura: «Consciente o inconsciente uno debe tocar los problemas reales del hombre; la época en que vive y los problemas que se confrontan políticamente» .



Este «perderse», siendo la ciudad la obra literaria y, a su vez, también siendo la ciudad el lugar en el que se pierde la misma obra y el literato, es algo típico en Garzón, no solo en la serie ‘Apuntes’, como ya se ha visto, sino en varios de sus relatos. En la novela de Salvador, y en la cuentística garzoniana, los personajes deambulan por la ciudad y sus rincones; existen en lugares urbanos, como departamentos, viviendas, iglesias, parques y ministerios; encarnan al flâneur de Walter Benjamin . Paseantes a la espera de lo inhóspito y el descubrimiento, expectantes de lo que se les presente y detone la cavilación, casi siempre acompañados por un ente femenino que sea su Beatriz, su musa inspiradora.



‘Tu rostro en la multitud’ cierra Vivo en medio de tantos muertos. Nuestro flâneur ejecuta un último viaje, un último recorrido con parada final en su casa de San Juan, en su Quito. Los acontecimientos inician con una fecha y hora definidas: «Miércoles veintiuno de febrero de mil novecientos noventa, seis y quince de la tarde». El motivo del callejeo es para escapar de la presencia de Leonor y así «disolverla», no obstante, cada rincón de la ciudad le devuelve el fantasma de ella; además, hace que se encuentre con una mujer que lo persigue, una que quizás sea su contraparte. Una mujer con sus mismos problemas, igual de obsesionada, pero por un hombre: «Quizás somos objeto de dimensiones cortazarianas que pueden darse, que pueden estarse dando, pero que al ser tan evidentes uno las rechaza en nombre del sentido común, o de la vergüenza.»



El viaje del flâneur inicia en la avenida De la Prensa, con dirección al sur de la urbe. En las calles la gente empieza a alterarse por la lluvia. El personaje principal sale de una panadería en la Ye y es ahí en donde se le presenta la misteriosa mujer perseguidora, al frente de la calle. Se percata de la iluminación de la avenida Diez de Agosto. Observa a la masa laboral dirigiéndose a sus hogares en el norte, en San Carlos, Carcelén y La Ofelia. La mala disposición de las calles no le permite cruzar con rapidez la intersección de la Diez de Agosto y Naciones Unidas. Sin embargo, él no está de apuro y deja a la masa en su vertiginoso frenetismo. La ciudad le devuelve a Leonor a las seis y treinta y cinco. El flâneur recuerda la tienda cerca de la calle Mañosca, allí venden cigarrillos. Llega a la Mariana de Jesús y se sienta en una banca cerca de una cancha en pleno juego de voleibol. Se le presentan varios lugares: la cantina Las Huaquitas, quizás ahí se puedan resolver las cosas; la botica, quizás ahí pueda llamar a Leonor. Observa a la gente que juega, la que no cruza la calle por el puente peatonal, la que espera el autobús, el tránsito de vehículos. La mujer perseguidora se detiene junto a la puerta del colegio Francés, él trata de imitar sus gestos para seducirla, de pronto tenga un affaire con ella. La mujer va al sur, ahora él la sigue. Siete y cuarto, está en la avenida Colón y, de nuevo, piensa en llamar a Leonor. Otros lugares: la ferretería Kywi, el Bar Patricia. A la altura de la Pérez Guerrero ella vuelve a perseguirlo. ¿Y si le invita algo en el café Royal? No obstante, decide entrar al bar Peñón y pedirse una cerveza. Se había despedido de Leonor a la una y treinta, quedó en llamarla, ella quería contarle algo. La plaza Bolívar, el reloj del Banco Central que da las doce y cuarto, una transversal hasta la calle Vargas, buscar un ascenso al barrio, la cuesta de la Matovelle, San Juan. Atina a identificar que su agonía empezó en la avenida De la Prensa.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Venganza: una historia de Rojo: Una novela ..
 09 agosto 2022
Venganza: una historia de Rojo: Una novela de policías, crímenes, misterio y suspense de Pablo Poveda
9/8/22

Tercera entrega de Rojo,Aclarar que esta saga va delante de la de Caballero,aunque en mi caso la leo posterior,y veo la relación con la otra,y se relatan los inicios de una trama que seguirá con Caballero,no obstante él leer esta ahora tampoco pasa nada,porque se de que va toda la historia,aunque también esta la.opción de leerla primero sin saber nada de la posterior.Referente a esta tercera,es la mejor de las tres hasta ahora,mas compleja ,mas acción y mas rebuscada que las demas,mas trepidante y sin descanso,me ha gustado mucho y con ganas de mas,a por la cuarta y quinta,siguiendo los orígenes y porqués de este inspector,👌🤜gracias.
Comentar  Me gusta         60
6 HÁBITOS JUDÍOS: Para Mejorar tus Finanzas
 09 agosto 2022
6 HÁBITOS JUDÍOS: Para Mejorar tus Finanzas de Andrea Rodríguez
Mi primer contacto al mundo de las finanzas personales, es un libro corto que va directo al grano, no parece un simple resumen, este libro está muy bien explicado y al final te muestra ejemplos reales con Judíos reales exitosos en sus negocios de los hábitos que ellos practican.



Muy buen libro, tal vez si eres como yo que nunca había leído sobre este tema te aportará muchísimo valor y motivará a continuar adquiriendo más conocimiento (que es uno de los hábitos que propone este libro) Y si ya tienes experiencia en el tema vale la pena leerlo es un libro que se lee en una tarde.
Comentar  Me gusta         00
Del virus humano y su circunstancia
 09 agosto 2022
Del virus humano y su circunstancia de Gustavo Garzón Guzmán
I



‘Maria’, otro de los relatos en los que, a nuestro autor, le bastó titularlo solo con un nombre para aprovechar lo no dicho y que el lector elucubre (esta costumbre se repetirá en reiteradas ocasiones en la presente compilación de cuentos).



Toda la historia ocurre en la calle, cerca de la fachada de un almacén y en el interior de una iglesia. El narrador omnisciente narra lo que acontece entre dos personajes: María y el observador, del que no se menciona su nombre. El «Maria» a secas y su connotación religiosa son importantes de señalar. Se juega con los símbolos luz y sombra, claridad y oscuridad, penumbra e iluminación: «el límite de la claridad que se expandía con mayor fuerza a medida que se acercaba la noche como si esta se resistiera a ocupar el terreno que iba dejando la luz». El observador vigila entre las sombras y ella está iluminada por las luces del almacén; él procura no ser notado. El tiempo de la historia y el tiempo de la narración coinciden, miden los momentos en los que él se oculta y trata de acercarse a ella para decirle que la ama. Pero todo cae en el mundo de lo onírico y fantasioso, pues, mientras él se decide y se refugia en una iglesia barroca, ella hace una aparición paranormal, y queda en entredicho si aquel fantasma es la mujer inalcanzable del almacén o una talla de madera de la iglesia que representa a la virgen María.



‘Mentira general’ es una de esas historias en las que algo explota de repente y así se produce un giro sorpresivo en la trama. Al principio, conocemos que el protagonista tiene que decirle algo importante a otra persona; algo secreto, y se dirige al departamento a hacerlo. El lector se engancha y baraja posibilidades sobre qué es lo que se dirá en lo posterior. Es ahí cuando viene la explosión: «solamente venía a avisarte que me muero mañana.» ¿Y a quién se lo dice? En este punto se maneja lo no dicho, porque no sabemos si ambos fueron pareja o solo son amigos. Ella está con otra persona, y el protagonista, antes de morir, quiere saber si le importa, si acaso querría traicionar y acostarse con él. Sin embargo, es solo un intento, una patada de ahogado, a fin de cuentas siempre ha sabido la respuesta y solo se auto engaña con una mentira: «No pudo soportar más su compañía, era como estar en medio de una tragicomedia o ser objeto de una mentira general.»



‘De la trascendencia de los pinceles’. Título poético, similar a los títulos usuales de tratados filosóficos. ¿En qué trascienden los pinceles?, o mejor dicho, ¿puede el arte propiciar una transcendencia?



La narración pasa, de la tercera persona en el primer párrafo, a la primera en lo subsiguiente. El cuento ocurre en el Centro Histórico de Quito, con sus «casas hispánicas» e iglesias. Los tres protagonistas están reunidos en la vivienda de uno de ellos; un pintor. Los dos que lo visitan, ingresan al lugar para escapar de sus existencias antes de volver a la rutina laboral. Se sienten cercados por las cosas, y ese es el leitmotiv para visitarlo: «La diferencia es que nosotros, en lugar de muros y barrotes, tenemos paredes, puertas, ventanas y, sobre todo, las cosas.» ¿Será que el pintor tiene a su arte como vehículo de escape, será que le permite trascender la cotidianidad? Nada más falso, él da a entender que tampoco está bien, que al igual que ellos, está confinado en cuatro paredes. Lo no dicho hace pensar al lector si acaso el pintor está enfermo, inválido, o si de plano fallece al final de la historia: «Ahora que ha sucedido, que ya se pronuncia una conferencia analizando su obra, nos preguntamos: ¿qué vamos a hacer?, ¿a dónde vamos a ir esta noche y la siguiente, la siguiente, la siguiente?».



El relato ‘Have you harvested the price of you victories’ (Has cosechado el precio de tus victorias) extraña al lector al estar titulado en inglés. Tiene un epígrafe en donde se cita a la novela Cambio de piel de Carlos Fuentes (intertextualidad particular), obra en la que se mezcla lo mítico con lo real y los personajes buscan un cambio de piel o de renovación. En el caso del cuento de Garzón, tal parece que un momentáneo delirum tremens posibilita la epifanía y renovación del personaje principal.



Como es usual en nuestro autor, la narración nos sitúa en un nuevo sitio común; una especie de departamento en el que habita una pareja: Aida y quien protagoniza la epifanía. El narrador omnisciente describe los objetos del lugar con la finalidad de crear la atmósfera, pero una de estas naturalezas muertas es la de mayor relevancia, y hasta se transforma en un personaje que propicia el conflicto. El espejo es un doble, reclama, juzga y funge de testigo (el espejo es otro de los símbolos preferidos de Garzón, también el cigarrillo, como vehículo irruptor): «el hombre continuaba mirándolo, reprochándole procederes que sabía no estaban de acuerdo a lo que de él se había esperado y que, seguramente, alguien aún seguía esperando.» La epifanía se produce cuando el personaje, al observar los objetos que le rodean —la mayoría relacionados con su carrera de poeta: diplomas, menciones honoríficas, evidencias de su «panfletarismo»—, siente que estos dejan de significar y de representar. Es ahí cuando, ante un auditorio invisible, proclama: «decir que todo arte es insubstancial si no conlleva un cambio constante de actitudes, un aceleramiento del proceso dialéctico que, indudablemente y sin autoproclamarse el nuevo Jesucristo […], implique la destrucción del artista en su ego, ultraego, infraego y otros egos que a continuación se descubren.» Lo que, azuzado por el espejo, le lleva a complementar lo dicho con una ceremonia, en la que quema todos sus papeles. Su pareja, Aida, lo encuentra en un completo desorden, en estado de delirium tremens, vomitando en sí mismo. Cuando va a socorrerlo, un pedazo de periódico aparece como elemento clarificador; en él se anuncia la invasión a Nicaragua (quizás su estado se debió a que, ante los problemas del mundo, los laureles literarios no sirven para nada), y el espejo devuelve el reflejo de una página en la que, al parecer, el poeta ha sido premiado de nuevo. Finaliza todo con él diciendo: «dejen dormir, chugcha».



II



‘Hércules ante las gorgonas’. Inaugura una nueva parte del cuentario que, como ya se dijo, está dividido por epígrafes. El narrador omnisciente describe una mañana atípica de un individuo que, cuando quedó listo y arreglado para enfrentar el día, como Hércules enfrentó a las gorgonas, recibe la visita de un vendedor. Los diálogos se dan entre él y su esposa María, y también entre él y el vendedor. Se genera un hecho fantástico cuando se da a conocer al lector que el artículo a la venta es un embrión de dragón: «Saca un cubito de cristal conectado mediante alambres a un aparato similar a un radio de bolsillo, en cuya parte superior titila un foquito.» Para corroborar la veracidad, el vendedor invita a que vean al dragón que ha dejado en el jardín. Sin embargo, queda en segundo plano el hecho fantástico, interesa más la reacción de María, quien se indigna por los destrozos causados por el dragón en su jardín y amenaza con demandar al vendedor y a su compañía; cosa que provoca que el mentado se retire sin concretar la venta.



En ‘Rosita’, la historia transcurre de una manera clásica: principio, nudo y desenlace; aunque, existe un hecho que suscita múltiples interpretaciones.

El marco escénico se establece en la sala de una casa, en la que comparten una velada los tres personajes de la historia: el tío Hernán, su esposa Rosita y el sobrino Bernardo. El lenguaje empleado es normal y se hace hincapié en la descripción del entorno para darle un aire elegante a la tertulia. Esto, debido a los objetos presentados: libros, adornos de porcelana, copas, ceniceros y un disco de Vivaldi. Rosita, en varias ocasiones, interactúa con el reloj del pasillo. El diálogo entre Hernán y Bernardo queda en segundo plano, solo se sabe que Bernardo se queja de alguien. La mención a un fantasma deja la posibilidad de que alguno de ellos, o dos, estén muertos y su presencia sea figurada.



Al relato ‘Jorge’ no convendría considerarlo a totalidad como un drama humano, ya que, también, en él se juguetea con lo grotesco y lo protervo. Su buen inicio, que nos sitúa en una ciudad, en la que la gente no acostumbra a salir de noche —salvo por una buena razón—, anuncia que su protagonista, Raúl, sí la ha tenido (el lector se engancha al querer conocer dicha razón) y este regresa a hurtadillas a casa. Todas las demás acciones se desarrollan dentro de la vivienda; e importa, en mayor medida, la psicología de los personajes y sus relaciones entre sí. Los otros: Mariana, la hermana; la mamá y el papá; y, en especial, Jorge, complementan lo no dicho para terminar con una exigencia de interpretación final por parte del lector. Algo le pasa a Jorge: «Apenas lo distingue; está sentado, mirando algo que solo él puede ver; un hilillo de baba blanca le cuelga tratando de esconderse entre el pijama», algo que ha destruido a su familia. Raúl lo evita, no desea entrar a su cuarto; Mariana está sumergida en los libros; la mamá enferma y el papá sumido en el alcoholismo. Al final, lo que queda a criterio del lector, es determinar la razón por la cual, el padre, al llegar a casa, se irritó al enterarse de que la mamá estaba en el cuarto de Jorge, quién sabe haciendo qué con su hijo: «ahora va a ver la muy puta», «¡carishina e mierda!, ¡no te escondas, vaga!».



Miguel Donoso Pareja, en su revisión de Brutal como el rasgar de un fósforo, considera a ‘La ley’ como «uno de los mejores relatos cortos de nuestra narrativa» . Y está en lo cierto, porque, dicho relato, publicado en Paralelo Cero y en la revista Hispamérica (Gathersburg, MD. USA.), llega fácil a niveles kafkianos y, de manera vivencial, retrata lo vivido durante un régimen autoritario: la obediencia, el castigo, el temor y las situaciones límite, insertadas en la psicología de los personajes y trasladadas a la mente del lector.



Una ley absoluta, que incluso puede definir la existencia, la vida y la muerte, la libertad de las personas: «Un hombre seco, anguloso, de mirada ausente, me repitió mil veces el texto de la ley; no comprendí nada. Los artículos penetraron en mi mente, la atraparon. Los acepté como verdad absoluta, la verdad que sería el sentido de mi existencia.» No hace falta mencionar los intersticios de la ley, ni aquello que sanciona, basta con saber que la pareja de personajes, cuando regresan de sus vacaciones, se encuentran con una suerte de toque de queda; han violado la normativa y deben ser detenidos y castigados. En cautiverio los separan, conocen a otros en su misma situación, no saben lo que les espera; salvo que, pronto, podrían ser torturados o asesinados. El que puede vivir para contarla es aquel que decide obedecer a rajatabla la ley: «No me golpearon, no hubo necesidad; ¿para qué? Si estaba consciente de que la ley era la única, la más sabía que jamás había existido.»



En la novela El proceso (1925) de Franz Kafka, nos encontramos con aquel poder normativo y disciplinario que somete al individuo, inserto en una sociedad burocratizada. El individuo decide renunciar a su entera libertad por las garantías de seguridad que ofrece la ley, y por su tendencia humana hacia la racionalidad y el orden, sin embargo, existe el riesgo de que esta teja otros patrones normantes y abusos de poder. Ajustados a la norma, perdiendo la individualidad y auto controlados, los sujetos sociales entregan también su tiempo (por ejemplo, el ajuste de horarios en lo laboral) y espacio (cuerpos situados en viviendas o instituciones), en aras del control. Por ende, la libertad del individuo (que es una mera ilusión dentro de la sociedad burócrata) está supeditada a la norma, tal y como lo ilustra Kafka en El proceso y los avatares que le toca enfrentar a Joseph K., quien, decide obedecer el marco jurídico que se le ha impuesto. A la ley lo que le interesa es que siga funcionando la maquinaria, y es hacia allí a donde orienta sus esfuerzos. K. obedece, se alinea al aparato jurídico por medio de un proceso que no llega a comprender, y cae en una ley de la que ignora la falta cometida, por temor al castigo. Kafka es claro en el cuento ‘Ante la ley’ (1915), parábola de El proceso; el mandato es absurdo, pues incluye y excluye a la vez al individuo; la misma ley está fuera de la ley .

‘Un beso’, está en el grupo de los microcuentos. Garzón nos presenta a una pareja en el interior de un ascensor. Tal parece que él ha robado un beso. El acto de besarse dura hasta que llegan a la planta baja, cuando se abre la puerta del ascensor, los demás usuarios respetan el beso y cierran la puerta definitivamente. ¿Acaso se trató del beso de la muerte?



‘Ensayo de pecado mortal’. Lo de «pecado mortal» refiere, de entrada, a un ambiente religioso. Quien narra es uno de los personajes, cabe mencionar que son nombrados solo con una letra. Las acciones están ambientadas en el Centro Histórico de Quito, en una iglesia que, para el personaje narrador, se asemeja al monasterio de El Carmen Alto. Lo peculiar está en el interior del lugar santo, allí conviven lo profano y hedónico: cigarrillos, botellas de licor, hombres bebiendo. Las descripciones acentúan este contraste. Lo sacrílego llega cuando los personajes, al dirigirse al patio que linda con el altar mayor, se encuentran con cuartuchos de prostitutas; habitaciones infinitas y bifurcadas. Contraste definitivo entre el placer y lo monástico, entre la castidad y la lujuria.



‘El espectáculo que no quisiera ver’. ¿Cuál es el espectáculo que no quiere ver el autor, o el narrador omnisciente? A los lectores nos sitúan en una habitación. De a poco aparecen varios personajes extraños: un fantasma infante, que siembra el terror; un monstruo mujer; y la misma ciudad, que como ya se ha señalado, se vuelve un personaje relevante dentro de la narrativa garzoniana. El lenguaje empleado en el relato trata de seguir a la par de la extrañeza. En la parte final se cumple lo anunciado en el título: el voyeurismo, el espectáculo; el teatro de público anónimo e invisible, al que se le debe entretener con una escena sexual.



‘Sangre, sudor y lágrimas’ continúa con la temática central del relato precedente, es decir, la puesta en escena de una obra teatral ante un público anónimo e invisible; quizás por ello, Miguel Donoso Pareja, decidió tal orden.



A pesar del aparente lugar común en el título, es el nombre de la obra de teatro y en el transcurso de la trama, cobrará sentido lo de «sangre, sudor y lágrimas». Al principio acompañamos al narrador personaje, despertándose de una aparente resaca. En la habitación no está solo, lo acompañan Raúl, Lidia y Yoli. Todo sucede, como en el teatro, mediante una consecución de actos: primer acto, el narrador personaje tratando de identificar la música de la radio; segundo acto, el pedido para que este llame por teléfono a la casa de cada uno y así comunicar que sus hijos han participado en una orgía; y el acto final, la llamada a la casa de Raúl, para informar que su hijo se había cortado las venas. Una suerte de tragicomedia, un reírse de la vida, un inmolarse en un experimento macabro, un buscar el significado de la existencia a través de la destrucción.



III



‘La llamada del viernes’ abre la tercera parte del cuentario. Por el título sabemos que el relato tratará acerca de una llamada en espera. El narrador personaje conoce a una mujer de la que ha quedado cautivado, ella le da su teléfono y ambos acuerdan volver a comunicarse el día viernes. El detalle a tomar en cuenta radica en el número dado, ya que es una extensión perteneciente al Departamento de Contabilidad de un ministerio, del que no se proporciona mayor información. Lo que resalta en este cuento es la espera, la añoranza de la otra persona y la creciente dificultad de comunicación. Llegado el viernes, por diferentes circunstancias, C no logra comunicarse con Margarita y trata de justificar el problema; quizás ella estaba ocupada. Pero, al final, cuando logra contactarla se da cuenta de la ilusión burlada: ella prefirió centrar su atención hacia otra persona.

‘Yuxtaposición opresiva’, de título ocurrente, es una clara intertextualidad con el cuento ‘La doble y única mujer’, de Pablo Palacio. Si bien el uso de siameses puede ser un tema común, Palacio es uno de los autores predilectos de Garzón.



El relato tiene un comienzo lapidario: «¡Carajo! Mañana mismo te mato». ¿A quién? ¿Por qué? Es lo que se desarrollará. El personaje principal se comunica con alguien que le resulta insoportable y que lo ha venido acosando durante años. La incomodidad y el tedio hacia el estorbo, se vuelven asfixiantes.



Los siameses fueron abandonados y viven con su abuela; ella los mantiene por pena, pues son hijos del diablo y castigo para expiar las culpas del padre. ¿Será que, pegándose un tiro, el personaje principal se libra de su hermano y termina con el sufrimiento y la carga? El desenlace no está en el campo santo, está en un anfiteatro, tal y como ‘La doble y única mujer’; objetos de estudio de practicantes de medicina.



El gran cronista de una época, Hugo Alemán, quien conoció a Palacio, lo recuerda como un autor de contundente fuerza narrativa, dedicado a la ciencia, en permanente actitud de investigador, anhelante de justicia y redención de las multitudes. Quien, a través de la razón y el saber, penetró en la psicología y el dolor humano, aplicando un toque de sutil ironía y «sátira volteriana». Fue un retratista de la desgarradora realidad: «Los personajes que animan los relatos y las novelas de Pablo Palacio, si bien son fantásticas creaciones de su imaginar, suelen aparecer en escenarios harto reconocibles y ostentar el inconfundible sello de las desventuras y las perversidades humanas.» ¿Acaso Palacio no nos recuerda a nuestro autor; literato, preparado dentro de saberes científicos, luchador por las causas sociales, también retratista y minero de cavernas psicológicas, bajo un manto de sátira e ironía bien logradas?



En ‘Cuestión de humanidad’ se realiza una etnografía en un bus; es un relato con un final sorpresivo. El personaje principal, burócrata, quien narra los acontecimientos, en lo posterior, efectuará una acción de «humanidad» con un pasajero («el de la cuestión»). La gente espera en la parada de bus del pasaje Amador o Royal, cuando el protagonista, carente de nombre, logra subirse en la unidad y acomodarse en un lugar un tanto privilegiado y comienza con la etnografía. Buses repletos de gente, ruidosos, hediondos; todo un espacio que deshumaniza a las personas, aún más, a aquellos que casi cuelgan de la puerta de entrada: «extiendo mi mano, la única medio libre; voy desprendiendo sus dedos uno a uno; cierro los ojos, no soportaría su agradecimiento.»



‘Proyecto y ejecución municipales’ está dedicado «a casi el 50% de los mecánicos de Ecuatoriana» y está dividido en dos partes: «el qué» y el «el porqué». Si bien, ya nos encontramos con una intertextualidad anterior con la obra de Pablo Palacio, ahora es el turno de una con la narrativa de Jorge Enrique Adoum; se podría precisar, quizás, que la intertextualidad es directa con la novela Entre Marx y una mujer desnuda.



+ Leer más
Comentar  Me gusta         01
Río maldito
 09 agosto 2022
Río maldito de Douglas Preston
Me ha gustado, sí, pero no como antes... Los dos último libros me han resultado como si una serie de televisión con demasiados capítulos, de repente decidiera cambiar la dinámica de todo y convertirlo en... no sé, algo. Pero por mi cabeza ha pasado la imagen de mi Pendergast (el de mi imaginación me refiero) y ahora su nuevo compañero, en una lancha a toda velocidad por todo el lago, con la banda sonora de Miami beach de fondo... solo ha faltado alguien quitándose unas gafas de sol en lo créditos y otro bebiendo un mojito en una terraza. Entretenido, pero no es el de siempre, creo que el de siempre está de vacaciones... y lo echo de menos.
Comentar  Me gusta         10
La posibilidad de una isla
 09 agosto 2022
La posibilidad de una isla de Houellebecq Michel
¿Qué somos nosotros, en suma, el Yo moderno (si es pertinente dar una escueta definición)? ¿Acaso un Yo bípedo implume platónico, un Yo pienso cartesiano, un Yo existo y me defino a la manera sartreana, un Yo y sus percepciones y traumas, un Yo y la materialidad de su cuerpo, un Yo eternamente intermediado, un Yo y su historia de vida que finaliza al morir, un Yo y un mundo al que va apalabrando y comprendiendo, un Yo y su futuro, o una mera ilusión similar a lo que acontece en la saga Matrix de las hermanas Wachowski? Pues, al parecer y a lo largo de esta novela, para Michel Houellebecq, dentro del Yo y de la auto percepción humana, pesa mucho la historia de vida individual atravesada por la eterna pugna entre el Eros y el Thánatos. El sentido del Yo y el alejamiento de una crisis existencial devienen de la capacidad humana de vencer, momentáneamente, al Thánatos en la pequeña muerte; bien sea esta como vehículo de procreación y necesidad de eternidad, pero más que nada como capacidad meramente humana de generar y sentir placer, vigor y amor erótico.



En la novela de Houellebecq tenemos a un personaje principal que es uno y tres. Daniel 1 —el Daniel original— es un humorista, dramaturgo y cineasta que se volvió famoso y millonario gracias a sus shows en los que retrata, critica y satiriza la realidad contemporánea. Su manera de ser es la de una persona misántropa, egocéntrica, megalómana y narcisista. El recorrido que se realiza por la vida de Daniel 1 se va intercalando con lo narrado sobre el «relato de vida» de este y lo que les va sucediendo a sus dos reencarnaciones clónicas; es decir, Daniel 24 y Daniel 25, la triada de Danieles.



Dentro de su acontecer, la relación con las mujeres y el ingreso a una secta de carácter new age, van determinando su arco narrativo. Abandonó a su primera pareja cuando esta quedó embarazada y se alegró por el suicidio de su hijo, al considerarlo alguien prescindible. En cambio, su primer amor post fama y fortuna fue Isabelle; redactora en jefe de la revista Lolita, quien, so pretexto de una entrevista, lo conoció y lo sedujo. Ella encarna el placer sapiosexual: es franca, es sofisticada y es inteligente.



A los tres años de relación contrajeron matrimonio, sin embargo, este solo duró hasta cuando a Isabelle le empezó a carcomer la edad, hecho que, incluso, hizo que saliera de Lolita. Durante este tiempo, Daniel 1 conoció a los elohimitas, una secta creyente en la civilización avanzada de los Elohim; científicos creadores de la vida y del ser humano. También llamados los Sanísimos, son retratados como los guardianes de la salud y de la juventud. Una secta libertina, hedonista, que promulgaba la libertad sexual y el amor no posesivo y polígamo. A los adeptos no se les imponía ningún tabú sexual de los tradicionales, fomentando en ellos la satisfacción ilimitada de los deseos carnales y reduciendo la existencia humana a las categorías de interés y de placer. El elohimitismo se aprovechó del capitalismo de consumo, que privilegia el valor de la juventud sobre la tradición, para calar en la modernidad. Su creencia principal radicaba en la promesa de inmortalidad y en la creación de una nueva especie superior a la humana. La ceremonia inaugural, según los comentarios de los clones, consistía en la toma de muestras de ADN; y una segunda ceremonia, en la que el creyente decidía suicidarse al considerar que su cuerpo se había vuelto inútil. Para replicar los recuerdos de la persona muerta, su historia, su identidad, ensayaron subir toda esta información a un autómata para luego descargarla en un clon.



El líder máximo de los elohimitas, conocido como el Profeta, fungía como macho dominante controlador de la virilidad de sus compañeros y de la sexualidad dentro de la secta. El segundo en la jerarquía era el Poli, mano derecha del Profeta y encargado de toda la logística de seguridad. El tercero, en cambio, era Miskiewicz, el Sabio, un científico a cargo de la tecnología para clonar humanos. En cuanto a las implicaciones legales, estaban cubiertos porque ninguna ley prohibía la creación artificial de vida.



Daniel 1 se convirtió en el primer invitado VIP de la secta y también ahí estrechó amistad con Vincent, un artista de intervención. Este primer Profeta, en su mejor momento, fue degollado por un adepto italiano en venganza por haberse acostado con su pareja. Tras la muerte del líder, Vincent anunció que, al ser el presunto hijo del Profeta, podría asumir el liderato de los elohimitas. Como aún no tenían a la mano la tecnología para clonarlo, comunicaron al público que el antiguo Profeta había abandonado su cuerpo físico para resucitar en uno nuevo y joven: el de Vincent. Y los cambios no se hicieron esperar: se superó el retroceso provocado por el frenesí sexual y se lo reemplazo por orgías rituales. Proyectaron, a través de una Rectificación Genética Estándar, la generación de humanos sin ataduras físicas, como un aparato digestivo o excretor; seres que sustentasen su alimentación a base de agua, minerales y procesos fotosintéticos.



Luego de Isabelle, nuestro personaje entabló una relación con Esther, a quien doblaba en edad. Ella le devolvió la felicidad y con ella vivió los mejores momentos de su existencia, según sus propias consideraciones. La conoció mientras analizaba los perfiles de posibles actrices para una película que estaba desarrollando. El deseo hacia Esther y el placer sexual que esta le proporcionaba, siendo más erótica y libertina que Isabelle, le devolvieron las ganas de vivir y lo revitalizaron, tal es así que se resignó a esclavizarse a ella en aras del amor (una enfermedad renal motivaba a que Esther viviera al límite y sorteara al Thánatos a través de un Eros exacerbado). No obstante, la diferencia de edad y la presencia de una condición de eyaculación precoz, hicieron que Daniel 1 se sintiera anacrónico y avasallado por la juventud de Esther. Toda la generación de la muchacha rechazaba la dependencia hacia el amor y entendía la sexualidad solo como un juego sin ninguna implicación sentimental. Llegado el momento, Esther le anunció sus deseos de una nueva vida en Nueva York, siendo inevitable la separación y concretándose la ruptura en la fiesta de cumpleaños de esta.



Solo nuevamente, Daniel quiso visitar a Isabelle, limar asperezas, contarle sobre Esther y los elohimitas y darse cuenta de una vez por todas de que lo suyo no podía volver a ser y que su existencia se estaba acabando. Isabelle se suicidó el 24 de diciembre, dejando todo a los elohimitas. Este hecho, sumado a la depresión que cargaba a cuestas y la muerte de su fiel perro, Fox (este sería uno de los primeros animales clonados), hicieron que Daniel decidiera también suicidarse luego de terminar de escribir su relato de vida, al que Vincent le había dado tanta importancia. La última de las humillaciones experimentadas por Daniel fue el intentar contactar con Esther, incluso ofrecerle dinero por una última noche de placer sexual.



Tras su muerte, Daniel dejó unca carta para Esther, misma que influyó en lo posterior en el clon Marie 23, quien se relacionó, principalmente, con Daniel 24. La carta hizo que ella decidiera abandonar su vida monótona para buscar en el exterior salvaje una comunidad de humanos clonados con un nuevo modo de organización, ajeno a la radical separación individual. En el poema que acompañaba la carta constaba el verso escrito por Daniel 1 que da nombre a la novela: «Y el amor, en el que todo es fácil, / Donde todo se da al instante: / Existe en mitad del tiempo / La posibilidad de una isla.»



Quien también se decidió a buscar dicha comunidad fue Daniel 25. La supresión del deseo a la manera budista, el pensamiento liberado, la rutina solitaria entrecortada por intercambios intelectuales y la prevalencia de la apatía, le resultaron insoportables.

Envidiaba a Daniel 1, lleno de deseos, sobre todo sexuales.



Al salir de su zona de confort y entrar en contacto directo con el mundo natural, adquirió nuevas experiencias y aprendizajes. Se encontró con «humanos» salvajes, quienes lo vieron como una suerte de ente superior, le dejaron una ofrenda alimenticia y le ofrecieron de regalo una mujer. Sin embargo, fruto de una bravata, estos salvajes asesinaron al clon del perro Fox.



Daniel 25 empezó a resignarse a no encontrar tal comunidad y a vivir entre esa gente. Si bien el viaje le dotó de la sensación de sentirse como un humano tradicional; es decir, experimentó el amor, el sufrimiento, la añoranza y la sensación de lo infinito en lo finito al ver el mar (experiencia estética de lo sublime), él supo que tan solo se dirigía hacia la aniquilación total. Para él era tan solo un existir sin más en un espacio desolado y catastrófico.



Tal futuro cuasi apocalíptico, presentado por Houellebecq, toma como elementos predictivos a varias características que ya están presentándose en la actualidad. Antes de la desaparición de la especie humana tradicional, según se describe en la novela, hubo un aumento considerable de los suicidios por el declive del conato de los seres humanos; muy alimentado por los deseos sexuales, la líbido y el vigor del cuerpo. Se habla de una Primera Reducción, producto de la disminución de la natalidad, la proliferación de enfermedades y los desastres naturales. Esto ocasionó un regreso de la humanidad a épocas barbáricas y pagánicas. Luego ocurrió una Segunda Reducción, una Gran Desecación y una Tercera Reducción. En este futuro existe una vida que no es vida; en suma, una vida programada, monótona, solitaria y monocromática. Una existencia humana en la que fueron suprimidos el placer erótico y los sentimientos (la risa, el llanto), mismos que tienen que ver con el otro.

En esta realidad viven las reencarnaciones clónicas de Daniel y de otros, llamados neo humanos, en un complejo conocido como Ciudad Central y que los mantiene aislados del ambiente hostil, plagado de salvajes. Primero fue clonada la Hermana Suprema (aunque no se especifica en la novela, este detalle invita a pensar en que podría tratarse de la pareja de Vincent, o incluso Isabelle, dándole un buen giro a la historia) y luego los Siete Fundadores que crearon la Ciudad Central. La Hermana Suprema dio las bases que configurarían las concepciones filosóficas de los neo humanos y los Siete Sabios determinaron la organización política que tendrían estas nuevas sociedades. Los pilares de la fe se asentaron en la duplicación del código genético, la meditación sobre el relato de vida del predecesor y la redacción del respectivo comentario.



Todas las directrices y modos de comportamiento de estos neo humanos, el repertorio de conductas y maneras de ser, estaban determinados, a manera de manuales de usuario, por parte de la Hermana Suprema y de los Siete Sabios. Según ella, la especie humana debía desaparecer para dar paso a un mejor ser, lo que recuerda la filosofía nietzscheana y lo de «el hombre es una cuerda tendida entre la bestia y el superhombre, una cuerda sobre un abismo». Los neo humanos tenían que superar todos los problemas pasados para dejar todo listo para el advenimiento de los Futuros, tras el Retorno de lo Húmedo.



La Hermana Suprema determinó la exigencia de una paulatina desaparición de la vida social y del contacto físico entre los neo humanos. De acuerdo con sus creencias; los celos, el deseo y el apetito de creación (sexo) tienen su origen en el sufrimiento del ser, lo que nos hace buscar al otro como una especie de paliativo; por lo que, hay que superar esta atadura y alcanzar la libertad de la indiferencia. Suprimir el altruismo, la bondad, la compasión y la fidelidad.



Las relaciones sociales de estos clones son consumadas a través de comunicaciones virtuales mediante servidores, sin contacto físico en lo absoluto entre los interlocutores. Para ilustrar esta mecánica se presenta la comunicación entre Daniel 24 y 25 con Marie 23. Por otro lado, el relato de vida es un soporte de información que contiene todo lo que fue el usuario original de donde devinieron sus clones. Los relatos de vida nacieron tras la necesidad de Daniel 1 de dejar una confesión escrita de aquello tan perturbador de lo que fue testigo en Lanzarote. Los clones debían revisar el relato de vida del ser original y comentarlo.

También se presenta el caso de neo humanos rebeldes, desertores que buscan un contacto con lo salvaje del exterior y reniegan de su vida programada. Cuando esto sucede, el equipo de Ciudad Central procede a clausurar la estación del neo humano en cuestión y extinguir así su linaje.



En la novela de Houellebecq, la decrepitud de los cuerpos, debido al paso del tiempo, es determinante en cuanto limita y trunca el deseo de seguir disfrutando y experimentando los placeres sexuales. La corrupción del cuerpo hizo que fuera decayendo la relación entre Daniel 1 e Isabelle, el cuerpo comenzó a convertirse en algo incómodo. La condena nace cuando el amor físico desaparece, cuando el erotismo derrota a la ternura y el amor total se diluye ante la corrupción de la belleza. Un cuerpo que va envejeciendo, atado al deseo de un cuerpo joven, se topa con una sociedad que exacerba dichos deseos, pero dificulta que sean satisfechos a plenitud. Con los años, el deseo sexual se va volviendo cruel con el individuo: este desea cuerpos jóvenes; sin embargo, no hay reciprocidad, salvo por alguna clase de interés ajeno al amor. La novela es clara al señalar que todos los humanos están de acuerdo con el carácter insoportable de los sufrimientos morales que ocasiona la vejez. Así, la vejez en la sexualidad se convierte en uno de los últimos tabúes insalvables, porque, según se señala, el humano puede sacrificar su felicidad, su bienestar físico e incluso su vida por una relación sexual; el placer en el coito contribuye a reafirmar el nivel de fuerza y vitalidad en el individuo, los demás placeres son falsos y solo deterioran el cuerpo; la juventud, siendo el único tiempo para este tipo de felicidad, da paso a la vejez abyecta condenada a trabajar y a sufrir.

El engaño de la inmortalidad se enganchó en este tema, ofreciendo una seguridad física definitiva para que se acceda libremente al placer sexual, para luego ir minando todo contacto físico con el otro. Los neo humanos llegaron a ver con horror los empeños sexuales de los humanos primitivos y cómo esto los subyugó a lo largo de sus cortas vidas.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         00


Sigue todas las críticas de prensa Ver más

LaNacion

3 críticas

Europapress

100 críticas

ElPais

1243 críticas

Abc

556 críticas

elcultural

7 críticas

confabulario

251 críticas

revistan

455 críticas

eltiempo

5 críticas

Eslahorad...

629 críticas

elinformador

249 críticas

elmundo

762 críticas

elperiodico

883 críticas