InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

¡Olvidé mi contraseña!


Tranquilo(a), no es tan grave. Danos tu correo electrónico, te enviaremos un mensaje con tu nombre de usuario e
instrucciones para escoger una nueva contraseña.







"Su alegría lo perturbó tanto, que cuando quiso sacar los sacos, había olvidado las palabras necesarias para que la caverna se abriera.
-¡Ábrete, cebada! -gritaba-, ¡ábrete, trigo! Y he aquí que mientras trataba de recordar las palabras verdaderas, los cuarenta ladrones regresaron"
Anónimo - Las mil y una noches
{* *}