InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Críticas más apreciadas

El animal más peligroso
 24 October 2022
El animal más peligroso de Gabriel Antonio Pombo
Esta reseña incluirá spoiler, pues se dirige a aquellos que conocen el texto.
"El animal más peligroso" es un thriller histórico que se lee en un suspiro, al punto de que tardé solo un par de días en culminarlo. Lo que torna tan fluida su lectura es la capacidad de enganche que posee, y que se debe, entre otras razones, al hábil uso del "cliffhanger" dentro de su estructura. El recurso del cliffhanger (final de episodio que queda "colgado de un precipicio") entraña un suspenso obtenido gracias a una frase o situación que deja al espectador ansioso por saber qué ocurrirá después. En esta novela su autor utiliza, sin excederse, ese potente artilugio narrativo.
Por ejemplo, al término del capítulo 28 hay un cliffhanger cuando el personaje que encarna a Jack el Destripador, en el fragor de su pelea con Arthur Legrand, cae desmayado por efecto de la sustancia que le inoculó Bárbara Doyle (“…Con ojos vidriosos, alcanzó a ver cómo el más pequeño retiraba la aguja hipodérmica aún goteante, que con pericia había inyectado en su vena. Luego todo se nubló y cayó desvanecido…").
No sabemos que pasará con ese sujeto. En el capítulo de cierre nos enteramos que despertará amarrado dentro de su propio barco.
Otro cliffhanger consta en el último párrafo del capítulo 15 y da pie para abrir la sección final del libro, en la cual el entramado novelístico se orienta hacia un ámbito pretérito ("...El Asesino del Torso, los crímenes del Támesis, recordó Arthur. Y su mente deambuló al pasado...").
La técnica del "flashback" tiene igualmente cabida en esta historia. Este subterfugio estriba en transportar la acción al pasado para luego regresar al momento actual. Se mixturan en el curso lineal secuencias de antaño.
De tal suerte, en el capítulo 9, durante una reunión de trabajo de los investigadores, se produce un retroceso cuando Barrett pasa a describir el eventual primigenio crimen de Jack el Destripador ("...La historia dejó constancia de que el agente Thomas Barrett...fue el inicial guardia en arribar a la escena del asesinato de Martha Tabram..."). El segmento ulterior retorna al teatro previo al flashback, sin mediar aviso ni transición ("...Se hizo un intermedio en la reunión de trabajo. Los detectives lo aprovecharon para estirar sus piernas ateridas de tanto permanecer sentados..."), pero párrafos más tarde se vuelve al recordatorio de esos delitos ("...No hizo falta nada más para que los presentes supieran cual devendría ahora el caso criminal objeto de estudio..."). La lupa narrativa se enfoca con recurrencia en las mujeres asesinadas. Esa crónica fijada en el ayer salta de un homicidio a otro y, mientras el hilo narrativo anterior se desintegra, conoceremos el trágico destino sufrido por las víctimas.
En el capítulo 14 veremos a Legrand revivir esos hechos, recuperándose así el tiempo vigente ("...El grupo de oyentes comprendió que Arthur había terminado su exposición sobre el crimen de Catherine Eddowes...").
Otro flashback diestramente logrado se encuentra en el capítulo 24. Allí Fred Campbell recuerda cómo conoció al maestro de la orden demoníaca y se inmersa en el pasado mientras está en su taller junto a los detectives ("...La casualidad había querido que, a principios de 1887, conociera a un caballero recién regresado a Inglaterra, tras prolongada estadía en el extranjero. Se trataba del dueño de un mercante...").
Y tras una evocación tan colorida como angustiante la dinámica retorna al hoy ("...Había entrecerrado sus párpados mientras hablaba...Ahora, al abrir los ojos, vio que también estaba rodeado. No en aquella tétrica embarcación, sino dentro de su taller. Y la compañía era más amigable...).
Asimismo se aplica un método de interrupción de la realidad que sin constituir un flashback, pues no es un viaje al pasado, resulta ingenioso. En el capítulo 8 asistimos a una escena doméstica entre los investigadores y amantes Arthur y Bárbara. Cuando el dúo va hacia el lecho en pos de consumar sus deseos el ciclo se corta, el lector es exiliado de esa realidad y sumergido en la fantasía de un cuento sobre el asesino Jack el Destripador escrito por la periodista ("...Le tomó de la mano conduciéndolo rumbo al dormitorio. Por el trayecto el hombre dejó caer en el piso la libreta. Aquellas anotaciones narraban una fábula que mentaba así...").
El relato también corona algunos de sus pasajes valiéndose de la táctica de la "vuelta de tuerca". Tal vez el paradigma de incidente con un giro de torno esté en el último capítulo, cuando Bárbara devela su identidad ante Jack el Destripador ("...Soy una niña que escapó de vuestras garras y creció. Transcurrieron dieciséis años. Battersea 1873, ¿te acuerdas?...").
El lector queda boquiabierto a raíz del inesperado descubrimiento.
Dicha estratagema de nuevo se advierte en el capítulo 27. Aquí la joven presentada como futura inmolada en un sacrificio humano acabará ayudando a que su ejecutora, la asistente satánica, sea degollada en su lugar. En un desenlace insólito la perversa Diana se agacha para recoger el cuenco donde se derramará la sangre de la sacrificada, cuando: ("...sintió un doloroso tirón en la nuca. Jalaban con vigor de su luenga cabellera azabache...Un segundo brazo la sujetó y la arrastraron sobre la mesa ritual. La víctima ya no yacía allí. Se había bajado de ese lugar destinado al sacrificio y ayudaba al discípulo a izarla en vilo...").
*Fragmento de la reseña "El animal más peligroso. Un thriller victoriano" en el sitio web: marcelomoreno.blogspot.com, 12 de agosto de 2016.
Enlace: https://marcelomorenop.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         1660
Línea de fuego
 21 October 2020
Línea de fuego de Arturo Pérez-Reverte
El comienzo de Línea de Fuego, la nueva novela de Arturo Pérez-Reverte, es toda una declaración de intenciones. El escritor sitúa al lector justo en el medio del campo de batalla, al comienzo de una gran ofensiva en la campaña del Ebro, y los primeros personajes que conocemos son una mujer perteneciente a una unidad femenina encargada de las comunicaciones republicanas y un soldado que lucha en el bando nacional por la sencilla razón, independiente de su ideología, de que el reclutamiento le pilló en Sevilla. Esto no es un relato bélico corriente. En Línea de Fuego, Pérez-Reverte nos sitúa directamente en la trinchera y no nos saca de ahí durante los diez días que dura la batalla. El lector se ensucia de barro arrastrándose por el suelo, se muere de sed junto a los soldados tras días de combatir sin una gota de agua, sufre las heridas como si fueran propias y dispara su fusil contra la posición enemiga como uno más del batallón. Durante las casi 700 páginas de la novela recorreremos todos los rincones del ficticio pueblo de Castellets del Segre donde tiene lugar el enfrentamiento, pasando de un bando a otro, de un rincón a otro del campo de batalla obteniendo una visión global del suceso. La línea del frente que se presenta en esta historia poco tiene de línea y es más bien una difusa separación que a veces está aquí y otras unos metros más allá, dónde los buenos están a ambos lados, donde se captura una posición y se pierde en tan solo unas horas para lanzar un ataque que la recupere de nuevo poco tiempo después, dónde los cuerpos de soldados muertos están tan sucios tras días de batalla que resulta difícil distinguir a qué bando pertenecen, dónde surgen pequeñas treguas para compartir tabaco o se paralizan los tiroteos durante unos minutos para abastecerse ambos bandos de agua. Esta es la línea de fuego que presenta Pérez-Reverte.

Se trata de una historia coral con una buena cantidad de protagonistas que representan casi todas las posiciones de la batalla, oficiales, novatos, reporteros de guerra, mujeres soldado. En este sentido, los personajes no dejan de ser estereotipos sólidamente construidos que sirven para representar varias de las muchas aristas de la contienda. Tan solo los conocemos durante los diez días que dura el enfrentamiento y poco sabemos de su vida previa. Contrario a la norma, el drama aquí no lo aportan los personajes, sino la guerra, los personajes son el escenario en que ocurre. Cada personaje tan solo tiene su propia visión del evento, sesgada por el momento y el lugar, y también por la propia personalidad de cada cual. No es hasta que vemos la misma escena desde varios puntos de vista que vamos tomando una conciencia plena de lo que está aconteciendo en la batalla. Eso sí, pese a ser efectivamente estereotipos, no son meros estereotipos. Si algo destaca especialmente en la novela además de las espectaculares y detalladísimas escenas de acción son los diálogos. Cada personaje tiene una voz perfectamente diferenciada. No habla igual el requeté catalán que el oficial de la legión, el antiguo minero republicano que la reportera americana. Cada dialogo de la novela, da igual qué personajes intervengan es una delicia, uno lee a personas reales, con sus dramas y sus risas, sus bromas y sus piques. Personas normales viviendo una situación anormal.

Y estas interacciones, tan naturales, destacan todavía más ante la violencia que las rodea. Los soldados mueren, no de forma dramática sino con la más pasmosa sobriedad. Un soldado recibe un disparo y el cuerpo sencillamente se desploma en el suelo sin fuerzas que lo sostengan erguido mientras sus compañeros le echan una ojeada rápida y siguen corriendo hacia las líneas enemigas entre una lluvia de disparos. Pérez-Reverte no escatima los aspectos más brutales y sangrientos de la guerra, pero lo hace con una narración nada afectada, con un estilo conciso y objetivo. Sencillamente se dedica a narrar lo que acontece y deja que sea la propia historia la que aporte la emoción. En cierto momento muere un personaje al que hemos acompañado durante un buen número de páginas y al que tenemos cierto apego, pero el momento de su muerte está narrado desde el punto de vista de soldados del bando contrario para los que no es sino otro soldado enemigo más, por lo que la narración carece del más mínimo reconocimiento ni emoción por su muerte. El lector llora su pérdida pero en el texto es tan solo otra baja más antes de seguir adelante. La guerra de Línea de Fuego es así, los soldados vencen, los soldados mueren, pero la guerra continúa.

Pérez-Reverte muestra ambas caras del conflicto sin juzgar a nadie en ningún momento. Los héroes son de ambos bandos, igual que los villanos. Uno puede tener sus favoritos al comenzar la novela pero llegado determinado punto el lector ya está condenado, gane quien gane lamentará la derrota del perdedor. No se trata de una novela política, sino más bien antipolítica. Perez-Reverte que lo mismo tira para un lado que para otro, define a hombres que están en la batalla luchando y muriendo por un ideal que a menudo ni conocen ni comparten. Los soldados que disparan sus fusiles desde la trinchera de Línea de Fuego no lo hacen por defender un partido o una bandera, sino por salvar/vengar a sus compañeros, por un trago de agua, por volver a casa, por pura y agotadora terquedad. Se trata de personas corrientes que vivían vidas corrientes, separadas de la política. En determinado momento llegó a ellos la guerra y la vida y la política se convirtieron en la misma cosa.

Puede ser que en ciertos momentos, especialmente al final de la novela, Pérez-Reverte haga un leve esfuerzo por expandir la historia, por relacionar la batalla que está contando con el devenir de la Guerra Civil en su conjunto, pero se trata tan solo de breves apuntes que no van mucho más allá. Aunque sus personajes sean conscientes de lo que ocurre más allá del frente, lo son tan solo desde su propia subjetividad. Lo importante para ellos, y por lo tanto para el lector es lo que está ocurriendo están viviendo, la falta de agua, las heridas, lo piojos, el sudor. Pérez-Reverte no quiere levantar demasiado la vista de esto. La novela no deja de ser, como él mismo ha repetido en diversas ocasiones, “solo una novela”, y lo que cuenta es el horror y la verdad de la guerra desde el punto de vista más cercano posible.
Enlace: http://quienvigilaaldrender...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         1470
El principito
 06 October 2017
El principito de Antoine de Saint-Exupéry
Este texto de literatura infantil es en realidad un libro que puede ser leído por adultos. Su contenido simbólico y filosófico es un punto de partida para cuestionamientos amplios y profundos.
Es fácil identificarse con el personaje principal y sus preguntas sobre la vida.
Además el libro cuenta con ilustraciones del mismo autor que nos permiten visualizar el mundo mágico y simbólico al que hace referencia.
es sin duda un texto a releer varias veces.
Comentar  Me gusta         1401
El día que se perdió la cordura
 22 June 2018
El día que se perdió la cordura de Castillo Javier
Este libro no me ha convencido nada. La idea es muy buena, pero el desarrollo está muy mal planteado.
El primer tercio del libro te engancha, pero a partir de ahí todo es confuso. Está escrito en varias líneas temporales y no correlativas, salta de una fecha a otra y tienes que fijarte muy bien para saber qué época está narrando. Tres voces.
La trama, a partir de que la desarrolla no es creíble, hay demasiados cabos sueltos y muchas de las incógnitas no llegan a resolverse. Al final ni se sabe quienes eran los culpables de todo, ni el motivo.
El final muy precipitado, y para mí hasta pierde madurez al escribirlo.
Lo he acabado porque no me gusta dejar libros a medias, pero a mitad ganas me dieron...
No lo recomiendo
Comentar  Me gusta         1123
El principito
 16 July 2019
El principito de Antoine de Saint-Exupéry
Es uno de los cuentos más hermosos que he leído, te hace sentirte dentro de la historia. Logras encontrar tantas respuestas del comportamiento del ser humano como preguntas del ser, haciendo que no sólo disfrutes de la historia contada si no también de todo el transfondo.
Personalmente lo recomendaría para jóvenes que están formando su existencia y si camino, a los niños para hechar andar su imaginación con tan fantástica historia y sobretodo a los adultos para recordarles que la felicidad existe en la simpleza, tal como cuando éramos niños.
Comentar  Me gusta         980
El día que se perdió la cordura
 21 August 2019
El día que se perdió la cordura de Castillo Javier

Si alguien pensaba, al leer el título, que era una alegoría de un estado sublime, una metáfora de algún sentimiento, noble o despiadado, o una alusión a cualquier suceso clave para la humanidad, está equivocado. Es mejor que no siga leyendo. El título lo dice todo; bueno, no, porque las consecuencias de haber perdido la razón, o más bien de no haberla tenido nunca, son un cúmulo de disparates que ni el más tierno infante sería capaz de creer.

El día que se perdió la cordura es un despropósito. O puede que haya leído una maravilla, una nueva forma de hacer literatura y no haya sabido entenderla. Lo siento. La historia no se sostiene. A saber, una señora empieza a soñar con nombres de chicas y fechas de nacimiento y considera —o lo ve en el sueño— que dichas mujeres son nefastas para el mundo, así que si queremos seguir viviendo en él hay que sacrificarlas. Como son de diversas partes del planeta, enseguida se hace (la vidente onírica) con una red de hombres fuertes y creyentes que, por la fe que depositan en esta supermujer, buscan, raptan y cortan la cabeza de aquella desgraciada cuyo número ha salido en la lotería surrealista. Todo ello, por supuesto siguiendo un ritual al más propio estilo del Ku Klux Klan. En fin, que esta loca no lo está tanto desde que ve que sale el nombre y la fecha de nacimiento de su propia hija en el sueño, así que hipnotiza a su marido, doctor en psicología, para que cambie a su hija por otra chica. Además recluta al padre de esta víctima, para que esté a su servicio durante diecisiete años a cambio de devolvérsela una vez pase dicho tiempo, no sé muy bien por qué, creo que era una mentira.

Como la vidente posesa, Laura, es muy lista, consigue mantener esta ola de crímenes durante 17 años y ni su marido ni el padre de la secuestrada, ni el novio (por un día) son capaces de recordar contacto alguno con Laura y sus secuaces, aunque cada uno por su parte vaya actuando de forma que todos se den cita, pasado el tiempo convenido, en el pueblo donde empezó el calvario para ellos y consigan recordar quiénes son, por qué están ahí, y creer que todo ha terminado. Digo creer porque la historia tiene un final abierto que amenaza con continuar.

Este es aproximadamente la historia; no quiero desvelar nada importante, pero sí me gustaría argumentar por qué no es creíble esta novela, por qué raya en la ciencia ficción, por qué de tan inverosímil, Javier Castillo ha conseguido que el lector no sienta miedo, tensión, suspense o simplemente curiosidad por saber lo que pasa.

Ya al comienzo somos testigos de diálogos sin chispa, sin gracia (aunque lo pretendan) e imposibles de suceder a una familia normal, que llega al lugar de vacaciones, toma un taxi para que la lleve a la casa alquilada y se produce la siguiente plática:

—¿El número 35 me dijo, señor? —preguntó el taxista.
—El 36, corrigió Steven.
—Exacto, el 36. Quería ponerlo a prueba —bromeó el taxista.
—¡Risas, risas! gritó Carla a su padre al ver que no se reía mientras estiraba con las manos una sonrisa en sus labios.
—Carla, por favor, compórtate.
—Sólo quería que sonrieras, papá —respondió Carla.
—Carla, cariño, ya sabes que a tu padre no le gusta demasiado bromear —aclaró su madre.

Pues yo releí este diálogo por si debía acordarme de algo en el futuro del argumento, no sé, que el taxista es un asesino, o el padre y la madre se volverán locos al ver la niña imprudente que les ha tocado en suerte. Ninguna niña de 7 años le dice eso a su padre, sobre todo tras algo que comenta un desconocido y que no tiene gracia. De hecho, ningún taxista gasta ese tipo de “broma”. Pues los diálogos son todos por el estilo, así que tampoco es el ingenio de los personajes lo que hemos de resaltar.

La narración menos aún. Demasiado extensa (a lo mejor hay determinadas novelas que requieren 500 páginas para que parezcan grandes novelas); con la mitad de palabras nos hubiéramos enterado igual. De hecho algunas, no sólo se pueden eliminar sino que debería hacerse para no caer en la obviedad o la repetición. Si decimos que son las 3 es conveniente aclarar si de la mañana o la tarde, pero si decimos «a las 15» lo único que podemos añadir es “horas”, porque ya implica que es por la tarde, no pueden ser las 15 de la mañana; no obstante el narrador lo aclara «A las 15 de la tarde estaba prevista una rueda de prensa». No sólo es en los horarios, también la lógica hace que podamos ahorrar palabras para evitar el aburrimiento. Si hablamos de dos hermanas «que no compartían ningún interés en común», rechina algo en nuestra mente porque si se trata de compartir ya implica que va a quedar —lo compartido— en común. Además de palabras innecesarias, hay bastantes ocasiones en las que la repetición se convierte en un arma cargada para provocar hastío en la lectura, «se preparó mentalmente para la entrevista a solas con el prisionero. Repasó mentalmente…», «Era un momento en el que se había modificado el estándar […] la modificación…».

Las repeticiones no sólo se dan en el momento sino que hay acciones que quedan como epítetos épicos, caracterizadores de alguien en particular «se escuchó un pequeño terremoto de minipasos» «un terremoto de diminutos pasos se aproximó», o de un sexo en general:

Stella se acercó y lo abrazó (al director), rodeándolo con sus delgados brazos.

rodeándolo con sus delgados brazos (Laura al director).

lo abrazó con sus delgados brazos (Susan a Steven).

Sus delgados brazos lo rodearon (los de Amanda a Steven).

El autor ha dejado claro que las acciones de las chicas tienen que ver con la poca fuerza que denotan sus extremidades, lo “mejor” es que las de los chicos están relacionadas con la debilidad sentimental:

Los portentosos ojos azules de Jacob dejaron entrever unas lágrimas.

Sus ojos vidriosos comenzaron a llorar.

Nunca podré volver, Kate —dijo con la voz entrecortada por el llanto.

Si todo este cúmulo de circunstancias, además de reacciones impensables como que un psicólogo trate de “amigo” a un psicópata, o que una secuestrada que tiene una arma delante de su captor, la baje y lo abrace compadeciéndolo y ofreciéndose para ayudarlo sin dar tiempo a que haga efecto el Síndrome de Estocolmo, hacen de esta historia algo inadmisible, los personajes tampoco son demasiado creíbles: El doctor en psicología, que tiene delante por primera vez a un posible asesino, loco, comienza su toma de contacto con una lección de manual barato «—Creo que tienes mucho que contar. Las motivaciones, muchas veces infravaloradas, son el motor de la conducta humana». Está claro que para que el “loco” hable habrá de venir otra persona.

Asimismo ningunos padres normales, creo, dan por supuesto que su hija se finge aterrorizada para no estar con ellos, y se inventa una historia de persecuciones el primer día de vacaciones, y es capaz de hacer un asterisco gigantesco en el garaje de la casa de alquiler y sólo aceptan creerla si va al psicólogo esa misma tarde. ¿En serio?

El chico que se enamora de la protagonista es el típico superhéroe. Sólo la ve un momento y ya fantasea con la que será su mujer. Luego está con ella un rato, durante el cual son perseguidos por los que quieren raptarla y él sueña —literalmente— con vida en común, hijos… No sé, estamos hablando de adolescentes, por eso se admite que, en plena persecución, se duerman, pero por eso mismo es improbable que este chico pase diecisiete años buscando a su media naranja, sin tener claro si está muerta o no.

No voy a hablar, de nuevo, de la niña de siete años que, tras un accidente queda en coma en el hospital, lugar del que, pese a la vigilancia, desaparece en un visto y no visto «cuando todos entraron en la habitación y se agolparon en la puerta, se quedaron petrificados. La cama estaba vacía y Carla había desaparecido». Yo tengo la teoría de que hay seres de otra galaxia, que no salen pero están preparados para la siguiente entrega porque tanta desaparición sin que la policía pueda hacer nada no es de este mundo.

Además, tampoco es de este siglo que la mala malísima, la que lo urde todo, porque su mente está más fuera que dentro de su cabeza, es verdad, es una mujer; ella es la que corrompe a los hombres porque necesita su fuerza para llevar a cabo el descabellado plan salvador. Lo siento, pero lo de Eva-serpiente tentando-hipnotizando a Adán es otro tópico inadmisible.

Me gustaría que alguien me argumentara que la novela es buena. A veces empiezas mal una lectura y estás condicionada. Todo puede ser.

Enlace: http://elblogaurisecular.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         8310
Boulevard
 10 October 2021
Boulevard de Flor M. Salvador
Sinceramente ha sido una decepción, no sé si es que lo leí en base a tan buenas recomendaciones, pero no he visto los motivos que hacen que esté tan bien valorado.
En primer lugar Halsey no evoluciona nada de nada, es un personaje simple y fácil.
Luke otro tanto, no me creo la rapidez de sus sentimientos.
Diálogos simples y forzados, con situaciones que se han visto ya en multitud de historias. Predecible. Lo único diferente a otros libros que he leído es el final, que es triste y un golpe de realidad. Pero es suficiente para ensalzar la historia? No. Al menos en mi caso.
Comentar  Me gusta         784
Todo arde
 08 November 2022
Todo arde de Juan Gómez-Jurado
De manual.
Todo arde es el claro ejemplo de algo que a casi todos nos ha ocurrido.
Comenzar un libro de una pésima calidad y sin embargo, no poder soltarlo.
No es malo.
Es malísimo.
Tanto que me hizo reír, quizá por la desesperación que me provocaba semejante banquete de lo absurdo.

Gómez Jurado vuelve a utilizar personajes de su universo Reina Roja, pero cambia de registro ofreciéndonos un antithiller.

Tres mujeres y una banda de legionarios intervienen en las más descabelladas aventuras, con una planificación del todo a cien, donde la divina providencia salva siempre las muchas carencias que tienen en estas lides.

Ojo. El libro refleja lo que el autor pretende. Una comedia. Una parodia bien enfocada, bien trenzada donde sus actores están perfectamente dibujados. Diría incluso, que es su mayor o única virtud.

Entonces, ¿qué falla?

Es la peor novela que le he leído en cuanto a escritura:

Lento, demasiado. Le cuesta arrancar y cuando lo hace tiene intermitencias.

Demasiadas descripciones en busca del chiste fácil que nada aportan ni a la trama, ni al "presunto" humor. Es excesivo y cansa.

La utilización de pequeñas frases y expresiones gallegas (muchas de ellas que ni entiendo, ni siento la curiosidad suficiente para buscar traducción) me hacen sangrar. Me molestan. Me estorban. Son obstáculos que he de saltar.

Pese a todo, algo tiene que te impulsa a seguir leyendo y hasta, lo reconozco, me entretiene.
Pero no me evade.

Durante esta lectura he podido repasar la lista de la compra, la ruta del día siguiente, las visitas y tareas pendientes, aclarar dudas escolares de mis hijas y poner al día todos los grupos de WhatsApp. (bueno, seguramente esto último sea simple ficción)
Todo a la vez, sin perder el hilo ni despeinarme.
Para que luego digan que como hombre solo tengo capacidad de acometer una actividad simultánea.

Juan Gómez Jurado, rey del postureo, no se cansa de repetir en cada lanzamiento que no busca un premio literario sino entretener.

Bueno, pues misión cumplida, pero yo otro como este no me vuelvo a fumar. Uno, y no más.

El problema es que habrán más entregas y a pesar que Aura, Mari Paz y Sere me han hecho disfrutar algún ratillo, yo me bajo de este tren.

¡Buen camino!


+ Leer más
Comentar  Me gusta         7543
El cuento de la criada
 27 July 2022
El cuento de la criada de Alwood Margaret
A mí este libro me gustó mucho, pero me gustó porque soy mujer y como tal he sido maltratada y subestimada por mi condición femenina más de una vez. Siento que tiene la fuerza arrasadora de las que alzamos la cabeza aún sabiendo que viene el cachetazo.
Lo que no entiendo es como puede gustarles a los hombres😅. En serio me cuesta creerlo. Incluso a los progresistas. No sé si eso de que esté disfrazado de distopía los confunde, pero, para mí, "el cuento de la criada" es feminismo puro, duro e intransigente ( yo no siento que el libro tenga un espiritu conciliatorio entre los dos sexos . Muy por el contrario. Practicamente plantea dos bandos inamovibles: ellos/ nosotras)
Margaret Atwood es clara. Nos dice: " CHICAS, saben lo que pasará si no se unen y luchan contra cualquier forma encubierta de patriarcado? Saben lo que va a pasar si siguen aceptando pasivamente cualquier trato machista por mínimo que sea? Pues exactamente lo que sucede en " Gilead": seremos cosificadas, despojadas, ultrajadas clasificadas y forzadas a cumplir roles inamovibles. Nos quitaran hasta nuestra misma humanidad y nos convertirán solo en esposas, cocineras, mucamas, críadas o putas."
Pues...admito que si bien el mensaje es extremo, es bastante efectivo😅. Es más funcional que una horda furiosa de feministas. Te lleva a cuestionarte todo tu accionar y toda tu conducta como mujer. Sobre todo, porque más que un alegato antimachista,  este libro es una verdadera oda en contra de las llamadas "mujeres pelotas". Aquellas que según Simone de Beauvoir, en vez de luchar contra el patriarcado, lo aceptan, lo abrazan y lo sostienen, aprovechando sus reglas, para destacarse y ganar una posición privilegiada, aún cuando esto conlleve traícionar a las demás mujeres. En " el cuento de la críada", el enemigo palpable no son los hombres, sino " las esposas". Ellas son el peligro inmediato, ya que están dispuestas a pisotear ferozmente a las otras, para salvarse a sí mismas y perpetuar el orden.

Por mi parte, yo no soy tan extrema. Soy mama de varones, me casé con uno y ademas tengo muchos amigos varones y muy queridos. Para mi las guerras de genero, implican siempre  generalizar. Nos convencen de que " todos los hombres son iguales" o " todas las mujeres son iguales" y nos hacen buscar en cualquier persona del sexo opuesto, un enemigo que no siempre es tal. Si bien es cierto que llevamos encima, siglos y siglos de maltrato, reducirnos al genero es desacertado. Como afirmaba Virginia Woolf en " Orlando", somos mucho mas que solo mujeres o varones. Nuestra identidad no se limita al sexo. Somos mas que un par de cromosomas.
🤷‍♀️ Tal vez mi visión sea reducida, y tal vez solo sea una ignorante. Pero yo no quiero luchar contra los hombres. Solo quiero que me devuelvan la libertad de elegir mi futuro, y que nadie ( ni hombres, ni mujeres) me obligue a ser de tal o cual forma solo por mi condición femenina.
Dicho tooodo esto...ojalá que Gilead esté bien lejos porque da miedo😖.

p.d: leido con Jose luis Ojeda💕

pd2: yo no considero que tenga un final abierto. Busquen las respuestas en las notas finales😃 y allí sabrán lo que sucedió.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         7128
El peligro de estar cuerda
 31 July 2022
El peligro de estar cuerda de Rosa Montero
Por fin, un libro que me ha gustado, me ha resultado rico e interesante. Y digo esto porque de Rosa Montero, he leído mucho, aunque no tanto sus últimos libros. Bueno, hay una excepción, quise volver a ella con el libro La buena suerte, y verdaderamente me decepcionó. Sin embargo, vuelvo a insistir con este libro, porque no es ficción, y me interesó lo que leí sobre él. Y verdaderamente en este sí que he vuelto a encontrar a la autora que perdí.

Conocí personalmente a Rosa Montero, en otra época y cuando sí la leía, hablé con ella y fue todo de mi interés, ella, su conversación y sus lecturas. Posteriormente iba leyendo más y no acababa de convencerme, la dejé y deambulé por otros territorios.
Rosa Montero siempre estaba ahí, sabía que volvería a ella. Y este ha sido el momento.

Curioso título, y también excelente, el peligro de estar cuerda, en el libro nos explicará esta terrible verdad de los escritores.

Nos cercará, nos abordará con sorprendentes, nutridas y envolventes páginas donde con su característico estilo, no se deja nada, es generosa, nos ofrece tanto, son muchos libros en uno.
Así es este ensayo que no puedes dejar de leer hasta acabarlo. Y entonces respiras, sonríes, piensas, sientes, silencio y más reflexiones. No se olvida.

En el libro notaremos como Rosa Montero derrama su fuerza, la de siempre, sobre nosotros.
Sus lectores notamos su ritmo trepidante porque nos lo quiere contar todo y pronto, quiere imprimirnos el carácter potente de su voz, articulándola con un ritmo incapaz de cesar si no se llega a la página 233, es decir, el final de un libro que he deseado que continuara con unas cuántas páginas más.

Encontramos, además el retrato coral de notables intelectuales y escritores atormentados por problemas de tipo psicológico, personas que vivieron y seguirán viviendo en todo tiempo y lugar por su imprescindible y necesaria obra literaria.

Rosa Montero repasa su vida, nos cuenta parte de lo que ha sido su existencia, aproximándose, quedando muy cerquita del día de hoy, 30 de julio de 2022.

Su infancia entregada a la fantasía que ya no la abandonará, la impaciencia y las dudas durante la juventud, la ansiada independencia y los golpes que la aguardan a la madurez, las renuncias, el amor, la amistad, el trabajo, sus lecturas y todo ello como relatado alrededor de una mesa camilla, desde donde la escuchamos con enorme interés, mientras hacemos paralelismos que vienen a consolarnos , a sacarnos de la unilateralidad, del individualismo atolondrado.

Andamos tan perdidos, somos tan erráticos, tan vulnerables, tan dependientes que agradecemos infinitamente, que alguien tan capaz como Rosa Montero, nos confirme que ella también se puede llegar a sentir así, como todos nosotros.

El afán del paso del tiempo es que su impronta esté, que se note en las personas y en las cosas, también en los lugares, en los entornos que hemos conocido.
Sus inapelables consecuencias, cuando el tiempo pasa sobre nosotros y sobre todo lo demás, crea espacios de incertidumbre que la autora sabe como hacerlos conscientes, sabe una vez lo son, como intentar dominarlos y esto, inevitablemente a través de su lucidez, nos ayuda y nos reconforta.

Todas las enfermedades tienen su nomenclatura, disponen de un nombre concreto con el que se las separa a unas y a otras.
En su libro, da el nombre de la que ella padeció en tres ocasiones, crisis de pánico , su solo nombre asusta, aterra, aunque esta definición palidecerá ante el sujeto preso de una experiencia de esa magnitud, el derrumbe es consustancial a toda la estructura del ser, la crisis de pánico no permite que nada quede a salvo.
La cara del miedo se enseñoreará dejando a quien la padece más allá de lo espectral.

Las fronteras que separan una nación de otra son rígidas, se presumen infranqueables y solo podrán ser traspasadas cumpliendo ciertos requisitos.
Por el contrario, las fronteras de lo humano son permeables, desdibujadas, suelen permanecer en una suerte de duermevela que las convierte en imprecisas, cambiantes, modificables por según qué circunstancias.
Las fronteras humanas durante una crisis de pánico, sencillamente se han roto, han saltado por los aires. La locura y la cordura bailan juntas en delirante confusión.

La autora disecciona secuencias de su pasado, revisando lo que aconteció para poder explicarnos su vida de hoy con detalles muy precisos que la cuentan a ella y también a nosotros, sus lectores.

El peligro de estar cuerda, retrato al natural de lo que fue vida pasada y hoy, reflejo para el presente.
Cuanto he señalado en esta obra, y todo cuanto revisa me concierne, me explica.

En este libro veremos a Rosa Montero rebuscando por los rincones que guardan lo pretérito para separar, con solvencia, el envolvente polvoriento de aquello que marcó dentelladas profundas en su ser.

Montero nos anima a salir a través de su libro, de la encerrona negativa para el presente que a menudo es el pasado.
Nos conmina a hacer uso de la inteligencia, de la libertad que consigue cambios que nos mejoran y nos curan y de la concordia hacia un bien individual, colectivo y universal.

Rosa Montero hará un preciso y hermoso énfasis en la importancia de encontrar y reconocer el amor, y atreverse con él, a fundar y refundar pasiones, sentimientos y sensaciones que se sentían perdidas pero que nos estaban aguardando solo a la vuelta de una esquina.

No quiero dejar de señalar el encanto delicioso de la portada de El peligro de estar cuerda de Rosa Montero.

Absolutamente recomendable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         6643
Crónica de una muerte anunciada
 12 May 2018
Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez
Este libro, basado en una historia real, cuenta la historia de un crimen, de una manera diferente. Al leer historias sobre crimenes, nos damos cuenta de que primero nos cuentan el crimen y luego los testimonios para revelarnos el culpable. Aqui pasa al reves.

Respecto a la historia, me ha gustado mucho; y me ha parecido curiosa. Solo un escritor de un genero del realismo magico como Garcia Marquez podria elaborar algo como esto.

Y como mencione, me parece curiosa porque solo en una historia como esta, todos sabrian que te van a matar menos tu. Y que las cosas hayan sucedido de tal manera que cuando te enteres sea demasiado tarde. Y que todos los que podrian y querian impedirlo sean convenientemente quitados del camino; dejando a los que simplemente lo dejaron pasar por simple incompetencia, indiferencia, o por algo personal contra el. Miren que hasta los asesinos querian desistir, pero siempre habia algo que los hacia querer emprender el camino de nuevo.
Comentar  Me gusta         661
A través de mi ventana
 22 July 2020
A través de mi ventana de Ariana Godoy
Esta historia empezó muy bien. Los primeros capítulos me engancharon un montón pero luego algo cambió. ¿La culpa? Los personajes, por supuesto.
Básicamente tenemos a Raquel, una chica que lleva enamorada de su vecino desde hace siglos. Nunca han tenido una conversación hasta que Raquel se da cuenta de que su vecino Ares está utilizando su wifi. Y con ese suceso empiezan a interactuar. Ya podéis adivinar lo que ocurre luego.

Ares Hidalgo es el típico chico frío y arrogante que tan solo quiere sexo. Estoy cansada de este tipo de personaje. Es siempre lo mismo. Obviamente tendrá algún pasado un poco duro que será la razón para que actúe de esa forma. Odio que muchas veces le pierda el respecto a Raquel. ¿Quién quiere un chico así por más guapo que sea?
Y Raquel es una idiota. Ella quiere tener una relación amorosa pero cuando está cerca de Ares es como si no tuviera personalidad. Olvida lo que quiere para ella misma y luego culpa a Ares cuando este claramente le había dicho el tipo de relación que quería.

Pensé varias veces en dejar el libro. Aunque muchas cosas malas me quitaban las ganas, hubo un personaje que simplemente fue perfecto. Y estoy hablando de Apolo Hidalgo, uno de los hermanos de Ares. Ese es el tipo de chico que debería de ser el protagonista en las novelas juveniles. Es amable, gracioso y con un gran corazón. Y de alguna forma, el libro nos hacía creer que si eres una persona buena y decente como Apolo no vas a conseguir a las chicas. Gran mentira, por supuesto. Pero si eres como Ares Hidalgo, claramente conseguirás a todas las chicas que se te antojen.

Algunos fans del libro estarán indignados con mi puntuación. Cada uno tiene una opinión y todas deben respetarse. Pero si te interesa este libro y odias al típico chico malo, NO te lo recomiendo. Creo que hay mejores historias de amor que A través de mi ventana.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         654
El niño con el pijama de rayas
 02 August 2019
El niño con el pijama de rayas de Boyne John
Es un libro que te hace reflexionar y también pensar en todas las situaciones que pasaron estas personas en esas fechas. La verdad me sorprendió la desigualdad que había y la poca tolerancia que había en esa época por tener una ideología diferente o de ser de otra religión, por el cual llegaban a tal punto de eliminarse de una manera atroz.
Es un libro que me ha gustado mucho.
Recomiendo el libro y también la película.
Comentar  Me gusta         650
El animal más peligroso
 23 October 2022
El animal más peligroso de Gabriel Antonio Pombo
El escritor uruguayo Gabriel Pombo nos sorprende con una novela llena de suspenso e intriga y nos conduce paso a paso hacia un final sorprendente
Desde las primeas páginas nos preguntamos, ¿Quién es el animal más peligroso? Nos vemos atrapados en este thriller policial y desde el comienzo comenzamos a sumergirnos en la Inglaterra del siglo XIX dónde el escritor describe con gran maestría dos secuencias de homicidios, en apariencia dispares y sucedidos en la Inglaterra de esa época.
Poco a poco se irán entrelazando los crímenes de "Jack el destripador" y el "Descuartizador del Támesis" hasta llegara un final totalmente inesperado.
Comentar  Me gusta         640
Marina
 24 July 2022
Marina de Carlos Ruiz Zafón
“Escribí la novela en Los Ángeles entre 1996 y 1997. Con anterioridad había publicado tres novelas para jóvenes y al poco de embarcarme en la composición de Marina tuve la certeza de que ésta sería la última que escribiría en el género. A medida que avanzaba la escritura, todo en aquella historia empezó a tener sabor a despedida, y para cuando la hube terminado, tuve la impresión de que algo dentro de mí se quedó allí para siempre”.

Sin duda alguna hay un Zafón antes y después de Marina, en mi caso y por la profunda admiración que siento por El me encantó conocer su estilo antes de la Sombra del Viento, pero por gusto personal prefiero no explorar mucho más esa etapa.

Marina me parece sin duda alguna el libro más adecuado para tener un primer acercamiento a Zafón, disfrutar de su Barcelona misteriosa con sus calles que cuentan una historia en cada esquina, sus metáforas y la manera como su pluma logra embrujar y atrapar a cada uno de sus lectores.

Es un libro con una altísima dosis de ficción y fantasía, con una situación muy propia de los libros juveniles: Aquel primer amor que siempre recordaremos caracterizado en la mayoría de los casos de una profunda inocencia y ternura. Confieso que por momentos temí bastante por el rumbo que estaba tomando la historia, sin embargo el desenlace me dejó satisfecho y logré llevar a buen término toda la fantasía que me vendió el libro.

Si usted amigo lector y usuario de Babelio nunca ha leído a Zafón, mi recomendación sería que comenzara con Marina, la lectura es ágil y en 3 o 4 días lo habrá terminado. Una vez finalizado, vaya por el plato fuerte: La tetralogía del cementerio de los libros olvidados.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         6412
El diario de Ana Frank
 20 July 2022
El diario de Ana Frank de Anne Frank
Con el Diario de Ana Frank, conocí una nueva perspectiva sobre las vivencias de familias judías en la segunda guerra mundial.
Sometidos por las circunstancias los frank y otra familia terminan refugiados en "la casa de atrás" y Ana a través de su diario nos cuenta su vivencia durante los dos años que paso en el Anexo.
Confidencias que con el paso de las hojas, nos relata la angustia, disputas, miedo y esperanzas, tanto también sus carencias y necesidades que pasaron y se hace notorio el crecimiento interior de Ana durante el tiempo de reclusión, su sentir de amor y reflexiones.
Sin duda es duro, sabiendo cómo termino la vida de Ana y los demás refugiados, lo que mas afecta y desgarra es el aferro a la esperanza de que todo acabará y volver a su anhelada y cotidiana vida libre, retomar sus estudios y concretar su sueño de ser periodista o escritora.
Hay personas más buenas que otras, y las personas que escondieron a judios ayudándolos y haciéndolos vivir a costa de sus propias vidas, fueron sumamente valientes y con un valor tremendamente heróico.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         643
La dama púrpura
 26 July 2022
La dama púrpura de Javier Torras de Ugarte
No exagero:

La primera parte de La dama púrpura se me hizo más dolorosa que el parto de un teletubbie.
Y de nalgas.

Los 16 capítulos con sus 194 páginas sin dibujos, son en extremo aburridos.

En ellos, se narra los orígenes de una adolescente Irene de Atenas, de como es elegida para futura emperatriz, de su viaje a Constantinopla (Estambul hoy en día para los despistados) y por encima de todo, del corte y confección de cada uno de sus nuevos trajes.
Un auténtico suplicio.

Pasado el mal trago, nuestra protagonista al fin se nos casa con el heredero del imperio romano, León IV ( el Jázaro) que al comienzo de la novela más que rey de la selva parece gatito de postal.

Y de repente, como si la desfloración obrara el milagro, el libro toma velocidad:
intrigas, política exterior, guerras y ambición nos acompañarán sin descanso el resto de la narración en una novela que se crece generosamente toda vez hechas las presentaciones.

En esta aventura, además de los personajes históricos, dos fichajes ficticios dotan de alma y argumento a la trama.

Heron, amor imposible de Irene, su mayor protector y anhelo.

Zoe, costurera y dama de honor siempre entre la espada y la pared, la lealtad o la supervivencia.

Y por encima de ellos, la fascinante versión que Javier Torras hace de nuestra protagonista.

Mujer que se rebela contra su papel de florero en un palacio tan adornado como lleno de seres que conspirarán contra ella.

Solo tiene dos cosas a su favor:
El pueblo le adora.
Su voluntad de hierro. Esta última hará que hasta el eunuco más soberbio tenga que llamarle emperador.
Si, emperador, porque su condición sexual en un mundo gobernado por hombres no está bien vista.
Sin embargo ella, a base de tesón y mano de hierro, no se doblegará ante nadie. Mientras sus fuerzas aguanten.

Con subtramas que acompañan a la principal, la novela te da pocos respiros y cuando lo hace, son para contarte preciosas historias mitológicas muy bien hiladas.
El teletubbie dio guerra, pero nació rubio y con los ojos azules.

Hasta que llega el último suspiro del relato y Torras se pasa el destino final de Irene y su rigor histórico por donde le place.

No seré yo quien desvele dato alguno, pues la reseña no lo requiere, pero la licencia que se marca el autor ( y que explica en sus notas finales) no me parece correcta.
Una novela histórica debe ajustarse a la realidad cuando cruzas la meta.
Aunque esto no es más que una opinión muy personal.

Pese a lo menos amable expuesto, la obra es notable y me ha dado muchas más satisfacciones que cabezazos contra la pared.

La prosa es bella, y la tensión narrativa tras el parto muy adecuada.

Una lectura muy recomendable.






+ Leer más
Comentar  Me gusta         6336
La biblioteca de la medianoche
 14 August 2022
La biblioteca de la medianoche de Matt Haig
Este es uno de los libros con más opiniones dispares que conozco. (Y lo entiendo, no es un libro fácil). Para mí si tiene ese pellizco que me ha hecho puntuarlo con 4 estrellas.

En el libro seguimos a una personaje principal que al comienzo de la historia está muy deprimida y posiblemente suicida y no ve el sentido de la vida, pero luego lentamente a lo largo de la historia comienza a construir una admiración hacia la humanidad y la vida gracias a la biblioteca de la medianoche.

Entre la vida y la muerte hay una biblioteca. Y los estantes de esa biblioteca son infinitos. Cada libro da la oportunidad de probar otra vida que podrías haber vivido y de comprobar cómo habrían cambiado las cosas si hubieras tomado otras decisiones...

El libro está muy bien escrito y además, te hace pensar sobre la vida, las decisiones que tomas y sus consecuencias. Un libro que ayuda a ordenar un poco los muebles en la azotea. 🤪

Lectura recomendable, aunque algunas partes del libro se hacen pesadas y repetitivas.

Saludos. 👋
+ Leer más
Comentar  Me gusta         6118
La ladrona de libros
 28 August 2022
La ladrona de libros de Zusak Markus
La muerte te mece, te arrulla mientras entona una dulce canción de cuna.
Serena, paciente, tranquila, te espera.
Y siempre es inoportuna.

Se muestra implacable.
Sabe que en el fondo deja más dolor en los que se quedan que en los que se lleva.

La muerte se disfraza de mil formas:

Calaveras, esqueletos con sangrientas guadañas, sombras difusas que emiten chirridos insolentes, ángeles negros que anuncian su llegada y te arrastran hacia un viaje a ninguna parte con crueles alaridos de victoria.

Markus Zusak se convierte por derecho en el más osado sastre de la parca.

La viste con ropajes suaves, elimina sus fantasmagóricas máscaras dejando al descubierto la belleza de su rostro. La dota de luz, de piedad.
La muerte inmaculada.

Y con este nuevo aspecto la sitúa en la segunda guerra mundial, trabajando a destajo y convertida en narradora literaria.

"La democrática" nos cuenta la vida de Liesel, niña de nueve años que ve morir a su hermano de camino a la casa de acogida donde los lleva su madre.
Es enterrado en un infierno helado ubicado en ningún sitio y lejos de todas partes y alli nuestra protagonista"roba" su primer libro.
Un manual del buen sepulturero que ella guarda como un tesoro, pero que no entiende pues no sabe leer.

Al amparo de un techo, padres adoptivos que la adoran aunque el carácter de la nueva madre haga pensar lo contrario, una tibia hoguera y sopa de guisantes como único alimento, tan sólo el sonido de un viejo acordeón es suficiente para hacer de las penurias algo soportable.

La ladrona de libros es una novela llena de contrastes que nos acerca a las víctimas del nacismo más abandonadas por la historia.
No eran judíos, ni comunistas, pero morían sepultados bajo el estallido de las bombas aliadas.
Asesinos de guante blanco.

De aquellos como el joven Rudy, rubio ario que se tizna de negro en sus fantasías de infante porque idolatra a Jesse Owens y nada entiende de razas superiores.

De aviones que descargan sus mortíferas barrigas vomitando fuego, destrucción y desolación mientras una niña lee libros robados a quienes se refugian en un sótano a la luz de un débil candil.
¿Quién se hace responsable de estas víctimas? ¿Nazis? ¿Rusos? ¿Ingleses?
Yo os lo diré.
Nadie.

La guerra es miseble para todos y no para unos cuantos.

Pero Zusak además, anticipa los acontecimientos en palabras de su original narradora, te dice que, pero no como ni cuando, desgarrandote justo el doble y dejándote durante toda la lectura, sin esperanza.

La novela tiene una estructura peculiar, atractiva, muy dinámica. Con un lenguaje sencillo, directo, pero no evita ni un gramo de crudeza.
Es dura y duele.
Duele incluso, en su parte más luminosa.

El autor me ha hecho disfrutar sufriendo, clavándome alfileres y puñales a su antojo. Un torturador que elige sus armas perversamente.
Completamente a su merced, me hiere, y me desangra.

Una obra magistral, hermosa pese a su crueldad, donde la única que quedará indemne será la propia narradora.
La muerte inmaculada.
Al fin y al cabo solo hacía su trabajo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         6026
La chica del tren
 25 July 2022
La chica del tren de Paula Hawkins
Decir que es un libro que entretiene por un rato, me pareció que le daba muchos giros innecesarios a la historia y se me hacia tedioso, la protagonista Reachel no me agrado del todo, su problema de alcohol y la depresión, un tema delicado pero no comparto su actuar, y su personalidad no la soportaba.
No niego que el final si me sorprendió, tenía mis sospechas, pero no imaginé quién era el culpable (ya que para esto soy malísima y mi intuición esta deteriorada, dudaba de todos y culpaba a Scott o Ana) definitivamente esto no es lo mío.

Bueno una historia de "misterio" la cual no recomiendo. Para quién lo lea, espero lo disfrute.
Comentar  Me gusta         596
Sigue todas las críticas de prensa Ver más

LaNacion

3 críticas

Europapress

110 críticas

ElPais

1243 críticas

Abc

659 críticas

elcultural

7 críticas

confabulario

266 críticas

revistan

544 críticas

eltiempo

5 críticas

Eslahorad...

866 críticas

elinformador

291 críticas

elmundo

782 críticas

elperiodico

1212 críticas