InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre Drácula (53)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Paloma
 05 octubre 2018
Bueno, le he estado dando vueltas a esta reseña y he temido escribirla por dos razones:

1. se trata de un clásico y;
2. es un clásico que no me ha gustado ni he disfrutado mucho. de nuevo.

Porque es la segunda vez que leo Drácula y, tal y como la primera vez, existe algo que no me atrapa totalmente, que me deja con el sentimiento de que el libro está bien, funciona, pero no me deslumbra o me hace considerarlo entre mis favoritos.

Dicho eso, y antes de comenzar, debo reconocer algunas circunstancias que pueden haber alterado mi lectura y mi reseña:

1. Vi la película de Francis Ford Coopola de Drácula mucho antes de leer el libro por primera vez y por ende, cuando pienso en el personaje, lo visualizo como Gary Oldman y sus sonrisas y miradas diabólicas. Cuando vi la película era muy pequeña y fácilmente impresionable (de hecho, no sé por qué mis padres me dejaron verla) y por lo tanto, veo en general a todos los personajes como los actores de la película. En fin, por eso no me gusta ver las películas antes que el libro.

2. Leí algunas de las reseñas en Goodreads durante esta relectura, y es un error que sigo cometiendo. Y es que cuando no me está gustando un libro me pongo a ver reseñas para no sentirme sola o incomprendida por mi disgusto con la lectura en cuestión.

3. Este libro fue escrito hace más de 100 años y desde entonces, los vampiros han sido un tema tan popular en la literatura, la televisión y otros medios que puede que sepamos ya bastante de ellos y de formas más entretenidas. Esto no es de ninguna manera culpa del autor, pero así son las cosas.

Ahora bien, la reseña: creo que casi todos conocemos la trama de Drácula, que es la historia de un vampiro malvado, el Conde, que vive en Transilvania y se transporta eventualmente a Londres, a finales del siglo XIX y empieza a complicar la vida de un grupo de conocidos en su búsqueda de sangre. El libro está compuesto por entradas de diario y cartas de los personajes y así se desenvuelve la trama.

La primera parte me pareció estupenda -Jonathan Harker llega al castillo de Drácula y pronto empieza a darse cuenta del comportamiento de su particular anfitrión. En esta construcción, hubo momentos en que tuve miedo y pude sentir la desesperación y el desasoeigo de Jonathan. Drácula era un monstro, el demonio, y el joven estaba a su merced. Jonathan se queda encerrado cuando el Conde inicia su trayecto a Londres y pronto sabemos que se acerca a Mina (la prometida de Jonathan) y a su amiga Lucy, una chica muy cortejada. Un día Lucy comienza a sentirse mal y la gente a su alrededor, incluyendo al Dr. Steward (director del asilo), Arthur Holmwood (prometido de Lucy) y Quincey Morris, se preparan para protegerla. También conocemos al Dr. van Helsing, un personaje muy particular. Mina debe dejar a Lucy una vez que se entera que Jonathan ha escapado, pero está muy débil, así que viaja a Budapest para cuidarlo. Eventualmente se casan y al regresar a Londres se unen al grupo de amigos para enfrentar a Drácula, quien ya ha causado la muerte de Lucy y su transformación y comienza a perseguir a Mina.

Al presentarse de esta manera, la historia resulta muy interesante. Y es que lo es; sin embargo, creo que mi mayor problema fue la forma de la narración: a veces muy lenta, a veces con partes que parecían innecesarias e interferían con el flujo natural de la historia (en mi opinión). Otro aspecto que me molestó fue que, si bien esto fue escrito hace más de un siglo, odié que cada vez que se introducía la voz de un marinero o comerciante o alguien de clase trabajadora, el autor decidiera transcribir sus palabras de forma literal. LITERAL. Aún reconociendo que el inglés no es mi lengua materna, en verdad había veces que no entendía lo que se decía en dos hojas porque estaba en un idioma coloquial. Cuando hacen eso también en español me molesta y mucho porque es una novela, no un estudio sobre las formas del lenguaje.

Otro aspecto que me molestó fue que siento que llegamos a saber muy poco de Drácula. Es un vampiro, toma sangre, puede transformarse o tomar diferentes formas y estaba despertando de un periodo de hibernación algo largo, y eso es todo. Creo que nos dan claves de que van Helsing sabe mucho de este tipo de monstruos, pero al final no revela prácticamente nada. Si hubiera leído este libro cuando recién fue publicado creo que también hubiera tenido un mini infarto al no saber toda la historia del Conde.

Ahora, los aspectos que sí me gustaron: algunas apartes si resultaban aterradoras: la estancia de Jonathan en el castillo; la travesía de Drácula por mar y el destino de la tripulación; cuando Lucy empieza a atacar a los niños en las calles de Londres; el comportamiento general de Renfield en el manicomio. Mucho de esto literal hacía que se me pararan los vellos del cuerpo.

También me gustó la construcción de la relación entre Mina y Jonathan -y de hecho, personalmente creo que ésta es la verdadera historia de amor. de hecho, pensándolo bien, no entiendo porque la película de Coopla fue presentada bajo el lema “el amor nunca muere” con una imagen de Mina y Drácula juntos. Si algo resulta claro del libro es que los vampiros son incapaces de amar porque bueno -están muertos y buscan matar gente. Esa es su mitología. En este contexto, sufrí igual que los personajes al imaginar que Mina podría morir y sentí la desesperación de Jonathan. de hecho, creo que algo que Stoker logra muy bien es en reflejar la ansiedad y el estrés de los personajes y la impotencia de enfrentar algo desconocido.

En fin -si bien este libro no es de mis favoritos, lo respeto por lo que representó al ser publicado por primera vez, y por la introducción de nuevos temasen la literatura, además de una perfecta construcción del ambiente y contexto.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         54
PameMacBec
 24 noviembre 2017
Este libro lo leí hace varios años, pero recuerdo que fue un libro que me gustó bastante, aunque hubo ciertos momentos en los cuales se me hizo muy pesado o muy lento.

Debo reconocer que este libro fue diferente a la idea que yo tenía sobre él, lo que me encontré en esta historia en general sí es lo que la mayoría de las personas sabe sobre él, pero hay muchas otras que no lo son, y yo creo que por ello es bastante recomendable que te des la oportunidad de leerlo y adentrarte en el mundo de Bram S.

Es una genialidad si le tienes paciencia.
Comentar  Me gusta         50
LuciaNN
 11 octubre 2019
Como gran fan del genero de terror que soy tenia muchas ganas de leer esta historia, que aunque todo el mundo conoce la historia del Conde Dracula, siempre hay que leer este clásico.

He de decir que me ha gustado bastante, empezando por la manera de escribir, la manera en la que está escrita, en forma de cartas, diarios etc... pensé que se me haría difícil de leer, pero la verdad es que no, y me me gusto. Aunque he de decir, que hay partes que se hacen bastante tediosas, sobretodo el final, creo que se enreda demasiado.

La historia me ha gustado, los personajes unos mas que otros, pero me ha encantado Lucy y me ha encantado el Doctor que es el que trama todos los planes...

En definitiva, un clásico que todo el mundo tiene que leer, que le da también mucha importancia a la religión y que si eres fan del terror, hay que leer, porque aunque el libro en sí no da miedo, si que es terrorífico muchas de las descripciones, sobretodo al principio, del paisaje, del castillo, y de como nuestro protagonista ver a Dracula en el castillo, cuando lo ve trepar, cuando ve que no tiene rostro reflejado en el espejo...

Super recomendado!
:)
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
AlmaLectora
 19 junio 2019
Hace unos años me compré una edición preciosa en tapa dura con ilustraciones de este clásico de la literatura. Debo confesar que desde adolescente estaba enamorada de la adaptación que hizo Coppola de la obra. Pero estaba muy equivocada con la historia. Ahora me gusta cada una a su manera. Además que durante la lectura no he podido eludir las comparaciones. Pero como digo, cada una tiene sus cosas buenas y malas. Por cierto, me anime a leer esta obra gracias a Raquel del blog La pecera de Raquel

Me ha gustado mucho la forma narrativa en que el autor decidió exponer la historia. Y es que Stoker para mostrar diferentes puntos de vista y localizaciones a lo largo de la historia, se valió de la narración epistolar o mediante diarios de los protagonistas. Es una forma que me ha echo sentir mucho más los sentimientos de los protagonistas. Ponerme en su piel o ver lo que ellos veían. No se me ha echo una lectura fría si el narrador hubiera sido en tercera persona con la cantidad de personajes que había y explicar todo lo que quería explicar. Además que este tipo de narración ayuda a que la lectura sea muy fluida, y salvo en contadas ocasiones, no se hace nada tediosa la lectura. A veces es tan rápido en las explicaciones que se me quedó corto como por ejemplo en la explicación del pasado del Conde.

La primera parte donde conocemos al Conde por los ojos de Jonathan me ha gustado. Es la parte más escalofriante. No digo miedo. Aunque en la época en que se escribió seguro que los lectores tuvieron que pasarlo mal. Y también debió ser muy transgresor ya que expone el sexo de una forma directa. Puede que a ahora no nos sorprenda ninguna de las cosas que aparezcan en la obra, pero como siempre digo, hay que ponerse un poco en contexto y es lo que más me ha sorprendido. Luego también me ha gustado mucho esa parte de Mina y Lucy, donde se muestra también la vida de un manicomio de la época y sus tratamientos. Puede que la parte final se haya pasado rápida pero es la parte que más larga y tediosa se me ha echo porque veía muy repetitiva la historia. Me explico. Es la misma situación de destruir al conde y salvar a la chica que habían hecho con la otra protagonista femenina unos capítulos antes.

Los puntos que menos he disfrutado de la novela han sido, primero que todo sea tan blanco o negro. Porque el malo (Drácula) es un monstruo muy malo y el resto de protagonistas son muy buenos y valientes (sobre todo los hombres). Y en segundo lugar, esa adoración por la religión. Se que en la época era algo muy importante pero que absolutamente todo estuviera orientado y dirigido en la historia por la religión me ha chirriado un poco bastante jejeje

Mi personaje preferido ha sido van Helsing porque parecía el más listo pero había momentos en que rozaba la locura con sus deducciones y obsesión con el Conde. Y por supuesto, me encanta Reinfield, el paciente del psiquiátrico. Es el que va dando diferentes pistas a la historia y en algunos momentos nos muestra el lado más oscuro del ser humano.

En conclusión, he disfrutado mucho de este clásico. Ahora tengo la versión original de esta historia. Me ha gustado mucho la forma narrativa de contar la historia en forma de cartas o diarios de los diferentes protagonistas. Me ha parecido un libro que innovó mucho en su época mostrando el lado oscuro del mundo. Si queréis conocer a uno de los seres más distorsionados de la literatura olvidaros de esas versiones del cine, sobre todo de la versión romántica de Coppola.
Enlace: https://almalectora.wordpres..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
totecabana
 16 marzo 2018
Tenía muchas ganas de leer este clásico pero creo que he llegado un poco tarde. A pesar de estar muy bien escrito y que es una historia que todos conocemos me he aburrido un poco en su lectura. Se qué hay que ambientarse y trasladarse a la época, pero la primera mitad me aburrió enormemente. Luego ya se pone un poco más interesante y coge más ritmo. Si volvemos a la época definitivamente tuvo que haber dado mucho miedo y evidentemente fue toda una revelación.
Comentar  Me gusta         32
lectoraaburrida
 06 marzo 2018
Años con una cita pendiente entre el Conde y yo, y años posponiéndola por mi "canguelo" a leer terror. Y ahora, por fin, y gracias a una lectura conjunta, nos hemos encontrado.
Ha sido un encuentro fabuloso, para nada terrorífico y sí muy beneficioso para mi equipaje lector.
Nos encontramos con una obra que realmente me ha sorprendido por su modernidad a pesar de tener más de cien años. Los personajes dejan unas reflexiones dignas de mención, pero en particular me quedo con las de Mina; me ha parecido un personaje tan fuerte y tan inteligente... Stoker pone tintes feministas por boca de esta valiente mujer.
Otra cosa que también me ha sorprendido, los toques de humor... Realmente no esperaba encontrar esa ironía en una obra de este tipo.
Y bueno, por último decir que el erotismo que encierran algunas escenas es tal, que yo también he deseado algún que otro mordisco 😂.
No le doy la máxima puntuación solo por una cosa: después de tenernos durante 500 páginas con el alma en vilo (y también siendo un poco repetitivos) , luego en dos líneas dan "matarile, rile, rile, chimpón" y eso no, Don Bram; eso no me gusta.
¿Recomendaría este libro? Sí, sin duda alguna. Creo que es una obra muy muy buena y que ha envejecido divinamente. Ah.. Y no da nada de miedo, así que hoy podré dormir con la luz apagada... O no... Por si acaso voy a por mi collar de ajos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
LuisMinski
 24 octubre 2017
“Bienvenido a mi casa. Venga libremente, váyase a salvo, y deje algo de la alegría que trae consigo”

Con estas palabras, es recibido Jonathan Harker por su anfitrión…

No cabe duda que el Conde Drácula es uno de los personajes más conocidos e icónicos del cine de terror, y, las películas de vampiros constituyen, de por sí, todo un subgénero que nutre nuestras pantallas desde hace más de 90 años.

Si bien, hay muchas obras que abordan la temática, es con Drácula, de Bram Stoker, de cuya publicación se cumplen estos días 120 años, que, junto con el personaje homónimo, la literatura de vampiros adquiere su verdadera dimensión.

Narrada en primera persona por los distintos protagonistas, Drácula es una novela de fácil lectura, y atrapante. Y, si bien, hoy por hoy, no hay nadie que comience a leerla sin conocer la trama, esto no impide disfrutarla página por página.

El relato en primera persona, intercalando extractos de diarios personales, cartas y artículos periodísticos, nos permite compartir con los protagonistas, sus vivencias, opiniones, sentimientos, angustias y, sobre todo, sus miedos.
Enlace: http://www.elpajaronegrogrou..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Ralipbooks
 23 junio 2019
Personalmente, nunca me he animado a leer ni ver nada de este personaje, ya que este genero suele causarme cierto terror, que lo ha causado, pero como curiosidad, decir que esperaba mas protagonismo de Dracula, porque oye, la novela se llama así. Y aunque todo gire alrededor de el, no es para nada el protagonista de la historia.

Se trata de una obra coral, compuesto cada capítulo por cartas, documentos, recortes de prensa y demás escritos, procedentes de diversas plumas, que nos van narrado la historia del vampiro más famoso de todos los tiempos. Este recursos epistolar, dota al relato de gran agilidad, alimenta la intriga y nos hace volar a los lectores entre sus páginas, ya que el ritmo nunca decae y comprendes los sentimientos de estos narradores.
Drácula es una novela gótica de terror atemporal, muy adictiva, llena intriga y todo un clásico de la literatura que jamás debería faltar en la biblioteca de un lector consumado. Puede que haya llovido mucho desde su publicación, pero no me cabe la menor duda de que el pasar de los años ha mejorado una historia que causó un gran impacto y fervor entre los lectores victorianos por el mundo de los vampiros.

Ya en concreto hablando de esta edición, las ilustraciones son simplemente maravillosas y te daban una pista de lo que iba a suceder en el capítulo. Para mí, que no estoy entrenada en esto de leer clásicos, me facilitó mucho su lectura.

Enlace: https://ralipbooks.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         21
Suenosentreletras7
 14 diciembre 2018
Como ya sabéis, soy una gran amante del terror en todas sus formas, ya sea en libros, películas, videojuegos, música...y como gran amante del terror tenía una espina clavada ya que aún no había tenido la oportunidad de leer uno de los clásicos más famosos de este género, Drácula de Bram Stoker. En todas las Lecturas Conjuntas en las que participo he propuesto varias veces leer el libro pero nunca salía elegido. Por lo que la semana pasada dije: esto no puede seguir así. Y me dispuse a leerlo. Lo acabé ayer y en general me ha gustado pero la verdad es que me esperaba otra cosa. Hace unos años vi la adaptación al cine de este libro, la película de Coppola, y me encantó. Leyendo el libro no he podido evitar comparar el libro con la adaptación, y en este caso, por raro que parezca, prefiero la película. Aquí van mis conclusiones.

Creo que todo el mundo sabe más o menos de que trata la historia de Drácula, así que voy a resumirla de la forma más breve posible. Jonathan Harker es un agente inmobiliario, quien vive en la Inglaterra del siglo XIX. Está prometido con Mina Harker, una dulce y adorable joven. Jonathan tiene que viajar a Transilvania para cerrar una venta de una mansión en Londres y tiene que pasar unos días con el comprador en su castillo, el Conde Drácula. Allí, en el castillo, Jonathan verá cosas terroríficas y se convertirá en el prisionero del Conde hasta que, con el paso de los meses, consigue escapar. En Londres, Jonathan se juntará con Mina, con el Doctor Seward, con Quincey Morris, el enamorado Arthur Holmwood,y el hilarante y excéntrico Doctor van Helsing. Todos ellos tendrán que unir sus fuerzas para acabar con Drácula, el cual ha llegado a la ciudad para hacerla suya.

No tenía ni idea de que la novela fuera epistolar, es decir, escrita en forma de diario y cartas. al principio me dio un poco de miedo de que no me gustara el formato o de que estuviera mal llevado pero la verdad es que Bram Stoker ha hecho un gran trabajo y creo que es un estilo perfecto para la historia que nos cuenta. El libro en general es bastante ameno, sobre todo la primera parte donde Jonathan cuenta sus experiencias en el castillo. Después, le toca el turno de contar el punto de vista a Mina, el cual se me hizo un poco pesado. Y despues de Mina llegó el turno de Lucy, su mejor amiga y ahí ya el libro consiguió atraparme por completo. Pero llegó la parte final y me pareció bastante tediosa. Con esto quiero decir que hay una alteración en el ritmo, a veces es lento, a veces es ágil y ameno y otras veces es completamente tedioso, por lo que la lectura se te puede hacer bastante cuesta arriba en ciertas ocasiones.

El libro está catalogado en el género de terror y eso es debido, principalmente, a su magnífica ambientación. Cuando la novela transcurre en Transilvania, en esas tierras tan cautivadoras, y en el castillo, hay escenas que son absolutamente escalofriantes. Por ejemplo, cuando Jonathan ve que el Conde no se refleja en los espejos, que no tiene sombra, y sobre todo cuando lo ve trepar como un lagarto por las paredes del castillo. Hay una lucha constante entre El Bien (Jonathan, van Helsing y Compañía) y el Mal (El Conde Drácula). Y el Conde Drácula es un ser maligno, todo lo que quiere es expandir el mal y convertir al mundo en un ejército de No Muertos.

En cuanto a los personajes, los que más me han gustado y los que a mi parecer, mejor caracterizados están son El Conde Drácula (aunque aparece menos de lo que me gustaría), el Doctor van Helsing y el carismático y loco Renfield. Me ha encantado van Helsing y su forma de ver las cosas y de expresarlas. Aunque ha habido momentos en los que estaba deseando que se callara un poco, para que os lo voy a negar. Es un hombre anciano muy pasional en todo lo que hace y cree y tiene una especie de obsesión con la belleza y pureza de Lucy y Mina. Renfield ha sido un personaje genial, yendo de la locura a la cordura, llegas hasta cogerle un poco de cariño y todo. Drácula me ha fascinado en la primera parte de la novela, ya más adelante no aparece tanto pero siempre está presente en la atmósfera y en los objetivos de los protagonistas. Lucy y Mina son las protagonistas femeninas y está claro que Bram Stoker tenía una clara predilección con los personajes femeninos llenos de pureza, dulzura, amabilidad, ingenuidad y belleza y como todos los personajes masculinos caen rendidos ante esas cualidades.

La religión tiene una gran importancia en la novela ya que todos los personajes parecen profesar la fe en Dios y se refugian en ella para motivarse a derrotar al No Muerto. La lucha entre el bien y el mal, el reflejo de una sociedad muy modernizada llena de avances tecnológicos y científicos y ese contraste con las fuerzas oscuras y lo sobrenatural son algunos de los temas del libro.

Y en cuanto a mi opinión de la adaptación, sigo manteniendo que me ha gustado más la película de Coppola que el libro. Me ha gustado mucho más ese toque romántico que le dan a Drácula y en ese sentido hay una gran diferencia respecto al libro. El Drácula de la película es un hombre torturado por haber perdido al amor de su vida y el Drácula del libro es un ser maligno sin ninguna motivaciones morosa de por medio. No hay ningún tipo de relación amorosa entre Mina y Drácula en el libro y puede que eso es lo que más me haya decepcionado ya que esa relación de la película es una de mis historias de amor favoritas. Además, la fotografía y la ambientación de la película tambien son magnificas, al igual que en el libro.

En definitiva, Drácula es un clásico que todo/a fan del terror debería leer alguna vez en su vida. Una historia con una ambientación tenebrosa y con unos personajes muy peculiares, te harán viajar hacia las lejanas tierras de Transilvania y sentir el miedo en la Inglaterra del siglo XIX. El mito de Drácula es y seguirá siendo inmortal.
Enlace: http://addicionaloslibros.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         21
Yani
 27 febrero 2018
No puedo calificar con menos estrellas a un libro que, además de ser entretenido y de tener los condimentos que se le piden, condensa muchas de las premisas del victorianismo y pinta al siglo XIX. Difícilmente pase inadvertido todo lo que hay detrás de la lucha entre el vampiro (el Mal) y un grupo de personas (el Bien) que se propone exterminarlo. Lo cierto es que Drácula no envejeció (chiste tonto) frente a mis ojos e incluso ahora, en la relectura, pude ver cosas que antes había ignorado por distintas razones. La reseña tiene un spoiler, pero está debidamente señalado y si quieren verlo sólo tienen que seleccionar el espacio en blanco que hay entre esas señales.

El argumento es conocidísimo: un hombre viaja a Transilvania para cerrar la venta de unas propiedades. Las cosas empiezan a salir mal desde el inicio, ya que Jonathan Harker encontrará en el camino indicios de la probabilidad de no volver del lugar hacia donde se dirige. Pero como son extranjeros supersticiosos (la itálica es mía), hará oídos sordos y el resto es historia. Se aloja en el castillo de Drácula y empiezan a suceder cosas tan aterradoras como que el anfitrión trepe paredes. Sep. Por otra parte, se abre una línea de la trama en donde la protagonista es Mina, la prometida de Jonathan, junto con su amiga Lucy.

Que sea una novela epistolar le da múltiples ventajas. El lector tiene todas las perspectivas en la mano y puede hacer lo que los personajes no pueden hasta la mitad de la novela: leer o escuchar lo que escribió o grabó el otro. Me interesó mucho cómo esta historia tan particular de terror se construye en base a los momentos de escritura ajenos (cartas, telegramas, diarios) y de la puesta en orden de los hechos. Además, es muy importante a la hora de la resolución del problema. También se logra que el estilo oscile entre lo cargado y lo sencillo, ya que hay una limitación en la elaboración de las frases de alguien que escribe un diario y en donde los acontecimientos requieren celeridad. Básicamente, estos personajes no se pueden sentar a reflexionar cada una de las palabras porque tienen a un vampiro amenazándolos detrás. Eso está muy bien manejado por parte de Stoker, que escribe de forma excelente pero no abruma. A veces se detiene particularmente en algunos asuntos (las explicaciones de van Helsing son muy extensas, por ejemplo) y luego retoma el ritmo dinámico. Personalmente, me aburrí un poco con las indagaciones de Jonathan, que parecían un largo trámite lleno de papelerío.

Me sorprendió darme cuenta en esta relectura que Drácula podría haber sido tranquilamente un comic. Tal vez suene desubicado, pero es lo que pienso. La idea de seis personas que se reúnen en privado para derrotar a un enemigo que planea algo malévolo (en este caso, diseminar su raza, y eso tiene connotaciones típicas del siglo… en esta materia recomiendo fervientemente El Horla, de Guy de Maupassant) se parece mucho a una historieta o película de superhéroes. Y creo que es por eso que me gusta más, porque es una novela que a finales del XIX muestra una premisa que se repetirá en el siglo siguiente. Con otros agregados, otros planteos, otras personas, pero lo hará. Esto que estoy elogiando no significa que el libro derroche acción o en algún momento a Harker se le ocurra confeccionarse un traje, no. El verdadero caos se produce hacia el final (un tanto precipitado, tengo que decirlo) y el resto consiste en el descubrimiento y conocimiento del enemigo. Drácula, al igual que varios villanos, también viene de otro lado, habla un idioma diferente y tiene características que a muchos les cuesta entender. También me desconcertó eso, de buena manera: la cantidad de poderes y habilidades de este temible vampiro. Es una criatura tan especial que los momentos de destrucción de un vampiro son los que más miedo dan durante la lectura, ya que implica una violencia muy explícita sobre los cuerpos. El hecho de ser un muerto vivo, aquello que no debería ser pero sigue caminando entre los que sí son, añade un plus al terror.

Con respecto a los personajes, son variados y están muy bien armados. No quiero comentarlos uno por uno porque no sé hasta qué punto hacerlo daría pie a un spoiler pero me conformaré con decir que, a pesar de todo el discurso en donde ellos se perciben como “ministros de la voluntad de Dios” cuya finalidad en la Tierra es acabar con el mal que podría extenderse por Gran Bretaña y luego infectar el mundo, los protagonistas triunfan al llevarse la simpatía del lector. O la mía, al menos. Jonathan, Mina, Arthur… Todos tienen sus personalidades distintivas y convergen al aparecer una meta en común, ya que las personas a las que Drácula perjudica son sus seres queridos. Creo que ahí está la clave de la simpatía: ellos toman al peligro en serio y deciden hacerse cargo de ese ser extraño que afectó la normalidad de sus vidas. Jonathan vuelve del viaje y no se queda sentado en su casa, Mina no se cruza de brazos ante el sufrimiento ajeno, van Helsing se pone al hombro un problema que ni siquiera era suyo. Algunos, como Seward, representan el lado escéptico de la ciencia (y del siglo XIX) y está muy bien que ofrezca resistencia. El único personaje que no terminó de convencerme fue Renfield: sus apariciones siempre despertaban mi atención pero no encontré una funcionalidad fuerte en la trama, más allá de que desliza la razón de ser de Drácula. El vampiro, por su parte, no aparece demasiado pero cada vez que lo hace se roba la escena, por así decirlo. Lo que no me gustó es que se pusiera a explicar sus motivaciones y planes cada vez que lo hacía (o quizá yo esté bastante harta del mansplaining en general). Algo que casi olvido mencionar: hay comentarios y opiniones de los personajes principales que me cayeron pesadas (igual son disparadores de análisis, no me puedo quejar tanto) porque se ponen en una posición cuestionable de superioridad mental y económica. En ciertos momentos dependen de trabajadores de distinta índole y no les hacen un retrato muy favorable. Pasa algo similar con los extranjeros.

Mención aparte merece la cuestión de las mujeres en esta novela. No me extenderé en esto porque sé que soy insoportable y hay cosas que, obviamente, prefiero reservarme para mis trabajos, pero es saludable ponerlo en la mesa. Me hice muchas preguntas mientras leía. En varias ocasiones se comparan a las tres vampiresas de Drácula con Mina o con Lucy y las primeras salen perdiendo a los ojos ajenos (tanto de hombres como mujeres). Y, al mismo tiempo, ninguno de los hombres (Van Helsing en particular) deja de mencionar que Mina y Lucy son hermosas. Entonces, ¿la belleza causa pánico si viene de una “pecadora” (cargada de erotismo, para colmo) pero es loable si la mujer es “pura”, preferiblemente devota? ¿Van Helsing y sus amigos hubieran decidido ayudar a Lucy si ella no hubiera sido bonita, condición que se repite en el texto hasta el hartazgo? ¿Por qué la gente se sorprende de la inteligencia de Mina? Cuando los protagonistas deciden encargarse de Drácula sin involucrarla, el recato victoriano sale a luz. Las excusas son demasiado ridículas y sexistas para la gente de este siglo (yo me reí en voz alta mientras las leía), pero esconden todo un aparato de convenciones sociales y creencias. Ni siquiera los hombres se escapan de ellas cuando se resalta la fuerza y la valentía de los mismos (en el episodio de las transfusiones de sangre, por ejemplo), como si fueran características obligatorias y que excluyen, por supuesto, los momentos de llanto. Lo bueno es que Stoker destraba esos lineamientos con acciones que me sorprendieron gratamente.

Por estas razones y muchas más Drácula no pasa de moda aunque los vampiros sí lo hagan, refiriéndome un poco a las infinitas y casi constantes reversiones que se realizan de este mito. Podrán cambiarles la dieta, volverlos más amables o atractivos (Drácula no lo es, por cierto), pero siguen siendo una fuente de terror gracias a que al menos sobrevive la idea de la alimentación con sangre, de la transformación y corrupción del cuerpo, de la extinción de la vida misma. Si bien Stoker no fue el primero en tratar el vampirismo, no se le puede negar que le dio un nivel supremo, organizando una historia detectivesca de a ratos y, fundamentalmente, de miedo. Es curioso: la novela es tan eterna como su personaje. Lo tiene merecido.
Enlace: http://desarmandoclasicos.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre Drácula de Bram Stoker?

¿En quién se inspiró Bram Stoker para crear su personaje?

Arminius Vámbéry
Vlad Tepes
Vladislav II

10 preguntas
28 lectores participarón
Thème : Drácula de Bram StokerCrear un test sobre este libro
{* *}