InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Pablo Rodríguez Nogueras (Traductor)
ISBN : 8417244166
Editorial: MESTAS Ediciones, S.L. (01/04/2018)

Calificación promedio : 3.8/5 (sobre 10 calificaciones)
Resumen:
Novela de indudable trasfondo autobiográfico, El jugador (1866) refleja los dos grandes impulsos —el juego y la pasión amorosa— que dominaron la vida de Fiódor Dostoyevski (1821-1881). En medio de una galería de personajes desarraigados y trashumantes que deambulan por la ciudad-balneario de Wiesbaden (el «Roulettenburg» de la ficción), la patética figura de Aleksei Ivanovich personifica el goce y la angustia del tipo humano que acaba por canalizar toda su capacidad... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
Yani
 27 julio 2018
Mientras escribía la reseña pensaba en cuán acostumbrada estoy a contemplar a ciertos autores parados sobre un pedestal construido con algunas obras y algunos pensamientos. A mí me gusta fijarme en el resto y, como no estoy ni enamorada ni casada con Dostoievski (por suerte), prefiero manifestar lo que sentí sin muchas vueltas. El jugador es un libro generado por la urgencia de escribir (dictar, para ser exacta) y se nota. le faltan suturas y un tono homogéneo, pero no importa lo que yo diga. Dostoievski es Dostoievski y siempre encuentra el camino para que los resultados sean buenos.
Nuestro protagonista sufrido de turno es Alexéi Ivánovich, un maestro ruso de los hijos del general Zagorianski, quien está pasando un temporada con su familia en Alemania. Ruletenburgo (nombre inventado) será el escenario en donde se expondrá lo peor y lo mejor de la sociedad que gira en torno al dinero, ya sea por las apuestas o las intrigas por una herencia que involucra a la familia en cuestión. Cuando Alexéi Ivánovich va al casino por el amor (¿o capricho?) de la hijastra del general, Polina, la trama empieza a desarrollarse.
Creo que es innecesario que empiece a hablar de las impresiones que transmite Dostoievski con sus personajes al borde de la locura. En cierto punto, se parece mucho a Edgar Allan Poe: repetitivo, pero efectivo en la comunicación. A lo largo de la novela Dostoievski mete al lector en la cabeza de Alexéi Ivánovich (está en primera persona) y lo atrapa para mostrarle las turbulentas emociones que hay ahí. En algunos momentos la narración parece encontrar la calma, coincidiendo con el estado mental del protagonista, y se propone teorizar sobre las implicancias de la adicción al juego, del amor violento, de las diferencias entre los rusos y el resto de Europa. La eslavofilia se inmiscuye en todas partes. El exterior siempre presupone peligro, un cambio radical, una exposición a la opinión ajena. Es difícil que Dostoievski abandone sus ideas y no las plasme en el texto o, en todo caso, en el personaje principal. Hay algo de él en Alexéi Ivánovich. No es sólo la ludopatía (dato inútil: también fue adicto a la ruleta durante una época), sino la concepción de las cosas. O del mundo, para ser más formal.
Pero tratando la novela en sí, borrando de mi mente la cantidad de pensamientos que se pueden extraer, encuentro que hay grietas en dos puntos: la trama y los personajes. Para empezar con la trama, la demora en las revelaciones de los misterios (pavimentados en las intenciones y las relaciones de los personajes) parece forzada y las explicaciones son imprecisas y escuetas. No pretendo que me detallen todo con colores, porque la gracia está en leer entre líneas, por supuesto. Me refiero a que algunas cuestiones, desde mi perspectiva, se omiten adrede. Uno quiere continuar con la lectura hasta el final y es un hecho positivo, pero me encontré preguntándome: ¿suceden imprevistos o son recursos magistrales sacados de la galera? Hay capítulos discordantes entre sí, en donde uno es solemne y reflexivo y el siguiente es una montaña rusa (sin intención de hacer chistes). En el caso de los personajes, ellos sostienen un código propio que deja afuera al lector y el inglés que acompaña a la familia, Mr. Astley, cumple esa norma a rajatabla. Muy conveniente, ya que es a él a quien Alexéi Ivánovich recurre para obtener respuestas. Y no tengo intención de detenerme mucho en esto, pero la escritura me pareció menos rebuscada que en otros libros que leí del autor y lo que lo hace sublime es el silencio, no la manera en que se expresa.
Para no abandonar a Alexéi Ivánovich tan pronto podría decir que, aunque me molestaron sus constantes exclamaciones, su intención de convertirse en el esclavo de Polina y sus comentarios peligrosamente misóginos (con Dostoievski, en este tema, estoy curada de espanto), me gustó como personaje principal. Es otro de los típicos atormentados que fabrican su propia ruina por una tontería. En este caso, como ya dije, por el amor de una mujer que no merece la atención de nadie. Alexei Ivánovich parece lúcido en muchas ocasiones y, escasos párrafos más tarde, se descontrola. Enajenado de los secretos de la familia (porque estuvo ausente un tiempo), la búsqueda de información y la necesidad de analizar cada gesto de las personas que lo rodean lo sacan de eje. Para ser sincera, en esta novela ninguno está en su eje: esa familia y los del círculo íntimo transforman el hotel donde se alojan en un manicomio. Sólo el inglés puede escaparse... y lo hace a duras penas. Esa es una de las cosas que no terminaron de convencerme porque, si bien Dostoievski suele manejar personajes exacerbados (pueden encontrar algunos en Noches blancas ), estos me parecieron caricaturescos. Supongo que el tono medianamente humorístico de las situaciones que se presentan lo ameritan. Por esto mismo me reí en voz alta, acompañando un poco esa galería de seres ambiciosos y desbordados por sus pasiones, mientras leía.
Aunque al final todo parezca reordenarse, Dostoievski sigue enrostrándonos que la vida es injusta y que la suerte va y viene. Como texto, El jugador también es así: tiene idas y venidas. Lo importante es que, más allá de eso, se puede disfrutar la lectura. Las tres estrellas van porque me gustó más que La casa de los muertos (tengo el defecto de comparar las sensaciones que me dejan los libros y no lo puedo remediar) pero no pude conectarme de la misma manera que con Noches blancas, por ejemplo.
Nota: la edición que leí, la de Colihue, viene con un acertado anexo de cartas de Dostoievski (reales, claro está) que ilumina el contexto de la novela, haciendo hincapié en la ludopatía que padeció.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
santialonsoyuso
 28 junio 2018
Dostoyevski siempre ha estado en mi lista de autores pendientes. Por ello, y sin querer demorar más la espera, esta semana he podido disfrutar de la lectura de uno de los títulos que forman parte de la Historia de la Literatura.
El factor psicológico es fundamental a la hora de construir la novela. Todos los personajes presentan una mentalidad compleja y fiel a la sociedad contemporánea (siglo XIX). Cada protagonista toma un punto de partida diferente y sus motivaciones varían según su posición social. de esta manera, todos los nombres que se desarrollan a lo largo de la trama presentan una serie de peculiaridades que le profieren a la obra tintes humorísticos e hilarantes.
Otro de los aspectos más reseñables es el lenguaje puramente realista que emplea Fiódor. Nos encontramos ante un vocabulario común, fácil de entender y que se adapta de manera veraz y eficaz a las características de los personajes.
La relación entre Aleksei Ivanovich y su entorno económico-social también ocupa una posición destacada en el libro. de una manera que en ocasiones roza lo satírico, Dostoyevski critica y denuncia la sociedad de su tiempo con situaciones colmadas de diálogos absurdos y delirantes.
En cuanto a mi opinión, y empleando ahora un tono más subjetivo, El jugador es una novela muy interesante para entender la sociedad burguesa que se empezó a formar como consecuencia de la Segunda Revolución Industrial. Como ya he mencionado en su sinopsis, este libro trata de manera autobiográfica los dos caminos que guiaron la existencia del escritor. Así, vemos representadas tanto las carencias como los anhelos de aquellas personas cuyas únicas preocupaciones eran el capital y posicionarse correctamente para ser socialmente aceptadas.
Por último, y haciendo un paréntesis antes de despedirme, me gustaría sacarle un pero a mi lectura. Sin embargo, en este caso no es hacia la labor del escritor, sino a la de la editorial que se ha encargado de traducir y distribuir esta edición. En diversas ocasiones he encontrado faltas de ortografía (tildes que desaparecen y que ensucian el ritmo ágil de la obra) y párrafos en los que han desaparecido guiones y en los que tenemos que suponer la presencia del protagonista que está pronunciando esas palabras. Es una pena que, tratándose de una novela (y más de una de esta envergadura), nos encontremos ante tantos fallos ortográficos que contaminan uno de los grandes clásicos de la literatura universal.
Enlace: https://lacasadelnomada.com/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Ber
 22 febrero 2019
Dostoievski escribe bien, en general, y tiene un par de monólogos y conversaciones en esta novela que son muy guays. El libro es tipo diario, así que el narrador es siempre en primera persona y tiene reflexiones que, si bien no son ninguna maravilla temática, están muy bien expresadas y da gusto leerlas.
Los personajes están muy bien concebidos, uno de ellos es maravilloso, dos son interesantes y los demás son perfectas comparsas de una trama que no es ninguna maravilla.
Es el típico libro de costumbrismo aristocrático del siglo XIX, con algún detalle romántico como algunos ataques de locura, comportamientos pasionales y una pizca de nacionalismo. Una muestra de la decadencia de la burguesía en un país por entonces decadente.
Buen libro; no es la hostia, pero mola.
Comentar  Me gusta         00
Susana22
 17 abril 2018
Leí este libro hace algún tiempo. Me pareció un buen libro, el cual me sirvió para que investigara sobre más libros de dicho autor.
Comentar  Me gusta         00
sandey
 23 enero 2018
Es la primera obra de este autor seguiré con alguna más para ver que me repara sus obras.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (2) Añadir cita
YaniYani27 julio 2018
¡Todavía puedo sacar al hombre que hay en mí, mientras no esté perdido!
Comentar  Me gusta         00
YaniYani05 diciembre 2018
Hoy fue un día ridículo, vago, absurdo.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: literatura rusaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes acerca de Cumbres Borrascosas?

Cumbres Borrascosas es el nombre de:

Una montaña
Una casa
Un pueblo

10 preguntas
5 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}