InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Francesc Roca Martínez (Traductor)
ISBN : 8433968270
Editorial: Editorial Anagrama (30/06/2003)

Calificación promedio : 3.76/5 (sobre 135 calificaciones)
Resumen:
La historia de la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, por la doceañera Lolita es una extraordinaria novela de amor en la que intervienen dos componentes explosivos: la atracción «perversa» por las nínfulas y el incesto. Un itinerario a través de la locura y la muerte, que desemboca en una estilizadísima violencia, narrado, a la vez con autoironía y lirismo desenfrenado, por el propio Humbert Humbert. "Lolita" es también un retrato ácido y visionario ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (45) Ver más Añadir una crítica
Yani
 24 septiembre 2018
Las historias que se inmiscuyen en un flagelo de la humanidad tan vigente son difíciles de calificar. Porque, por más que el argumento de las contratapas suene misterioso y atrapante, este libro se trata de una sola cosa: la pedofilia. La obsesión de un hombre mayor por una niña menor de dieciocho años no tiene nada de romántico, épico o heroico, pero sí puede ser contada. Más allá de lo repugnante del caso, no es posible que califique este libro con menos de cuatro o tres estrellas porque no suelo restar puntos por la intolerancia hacia los personajes o por el trauma que me puedan producir los hechos. Lo que no me gusta es que muestren una doble cara (como me ha pasado con libros que leí anteriormente) y este no lo hace. Lolita, ya desde el prólogo ficticio, no se vende como una historia de amor, sino como las confesiones de un criminal que hasta podrían usarse con finalidades pedagógicas sobre una sociedad dormida ¿Era esa la intención de Nabokov? No. Él aclara que la novela tiene como finalidad causarle un placer estético y punto final. Así que los debates sobre el tema que se trata aquí no le deben haber importado.
Breve reposición de argumento conocidísimo por sus adaptaciones cinematográficas: Humbert Humbert es un francés de unos cuarenta y tantos años (si no fallan mis cálculos con los datos que proporciona en el libro) que, desde la cárcel, escribe la historia de su tormentosa vida. Desde las primeras páginas se presenta como lo que realmente es (un monstruo) y hasta relata los métodos que probó para “curarse” de sus perversiones sexuales, que involucran exclusivamente a niñas entre los nueve y los catorce años a las cuales denomina “nínfulas” ¿Qué es esto? Ni más ni menos que una de tantas tonterías que oigo y leo diariamente cuando se intenta defender a un depravado. Señala a la víctima como culpable de su desgracia y que esto se convierte en el escudo de Humbert durante toda la narración. Vuelvo al tema: este degenerado cuenta cómo y por qué se muda a los Estados Unidos y conoce a Charlotte y Dolores “Lolita” Haze, madre e hija, respectivamente. Se quedará a vivir con ellas y creo que con decir que Lolita tiene doce años, es bonita, rebelde y que llama la atención de Humbert (y él logra llamar la de ella, a la vez) estoy comentando bastante.
En todo momento la narración parece estar cruzando un límite, así como también lo hace el protagonista. No tiene reparos en contar sus experiencias, sus ideas misóginas (clasificación de las mujeres en bellas, prostitutas o gordas), sus accesos de violencia, sus acotaciones corrosivas. Es políticamente incorrecto por donde se lo mire y pone a prueba la resistencia del lector ¿Se puede soportar un personaje así, que planea matar, seducir, drogar, violar durante tantas páginas? Personalmente, he leído cosas más horrorosas que Lolita. Si pude terminar este libro, evidentemente hay algo que funciona como aliciente y atrapa. Primero y principal, la historia está muy bien escrita y estructurada, incluso me sorprendió que haya sido escrita en inglés, ya que no era la lengua madre de Nabokov. Pero no sólo logró contar con mucha exactitud y belleza los pensamientos de Humbert, sino que también usó juegos de palabras (en español no se aprecian) y hasta dejó indicios del final desparramados por ahí. Hay poco uso de lenguaje vulgar y se apela, en cambio, a una sustitución de las palabras que resultan muy útiles a la hora de describir las escenas más difíciles y polémicas.
¿Qué decir de Humbert, el narrador, además de todo lo que ya deslicé? No hay una palabra lo suficientemente insultante o descriptiva como para calificarlo. Ni siquiera sus conocimientos literarios lo vuelven más simpático (él es profesor de Literatura), así como tampoco lo hicieron sus intentos por compadecerse a sí mismo o proteger a Lolita después de haberla arruinado por completo. Humbert es un ser que rompe todo lo que toca y manipula con tal de satisfacer sus perversiones y buscar la lástima del lector. Los demás personajes son también desagradables, incluso Lolita y su madre, pero eso no quita que sean víctimas (a excepción de gente que no nombraré por cuestiones de “peligro de spoiler”) de la red que teje alrededor de ellos. Y tal vez esa red no la hayan visto porque durante todo el texto se nota una especie de crítica al ser humano que está inmerso en sus propias distracciones. Es un libro con muy poco humor y requiere cierta preparación para eso, porque no hay momentos de relajación, a excepción de las descripciones no sensuales. Me sentí bastante tensa durante toda la lectura.
Los altibajos de la historia están en los recorridos de Humbert y de Lolita y se detallan como si estuvieran contándonos un mapa, si eso es posible. El mismo narrador explica que eso fue a pedido del abogado, pero aun así me resultó indiferente. Tampoco le encontré el gusto a las justificaciones grandilocuentes que Humbert hace comparando su caso con los de Dante Alighieri y de Edgar Allan Poe, por ejemplo, que también se enamoraron de menores de edad. No le aportan demasiado a la historia, más allá de que podrían considerarse como digresiones esperables de un loco, y no me causaron ninguna sorpresa estilística. Es totalmente anacrónico situar su desvío en siglos anteriores, en donde ni siquiera se reflexionaba sobre esta clase de asuntos, y utilizar a Freud para teorizar el tema me pareció un recurso hilarante. Y la frutilla del postre: la exhibición de los países y civilizaciones antiguas en donde es o era legal contraer matrimonio con una menor. Deplorable. Son páginas que sobran, según mi parecer, pero si uno lo lee como el diario de un delincuente que está siendo observado por la Justicia, tienen su lógica.
El final es muy, muy bueno. Sólo me animo a decir eso.
No sé si puedo recomendar el libro con seguridad. No es para cualquier lector, mucho menos para aquel que no está acostumbrado a los clásicos contemporáneos. Tampoco es para gente que se indigne demasiado o tenga prejuicios firmes, del tipo “si trata sobre esto, no lo leo” ¿Se puede vivir sin haber leído Lolita ? Obviamente que sí. Que un libro tenga cierta fama y aceptación institucional no lo hace obligatorio. Particularmente (y si sirve de algo comentarlo), a mí no me cambió la vida. Es interesante y hasta un poco traumatizante, pero no lo prefiero a otros. Así que ahí van las cuatro estrellas (tal vez lo relea dentro de un par de años y cambie, ¿quién sabe?) porque el libro tiene una perfección formal que no puedo ignorar, por más que haya deseado la peor de las suertes al protagonista… y que ojalá que algún día no lamentemos más Lolitas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         24
LEMB
 10 febrero 2021
Lolita es una de esas novelas que tenía marcadas como eternas pendientes. Era una historia que rondaba por mi cabeza de forma equivocada, influida, sin duda, por todo lo que se ha polemizado en torno a ella tras la película de 1962, dirigida por Stanley Kubrick y cuyo guion venía de la mano del propio Nabokov. La cuestión sobre la sexualización de Lolita es un tema recurrente desde que se publicara esta novela en 1955. Como yo no soy quién para confirmar o desmentir, simplemente os voy a hablar de lo que han sido mis impresiones al adentrarme en la mente de Humbert Humbert y en la prosa de un autor, narrativamente magistral e increíble.
Lo lógico sería dividir una crítica de esta novela en dos grandes bloques, la historia en sí y la narración, aunque para mí están íntimamente ligadas y una bebe de la otra, consiguiendo ensalzar una historia inquietante en la que un pederasta confeso muestra su obsesión hacia su hijastra, su abuso y su propia destrucción. Y todo ello con el escenario de una América sórdida, inquietante, pasiva, que mira hacia otro lado.
He leído en algún sitio que esta es una novela de amor; yo no lo ha visto así. Ha resultado ser una novela intimista donde la mente de un pedófilo y pederasta confeso utiliza sus amplios recursos (Humbert Humbert es un hombre extremadamente culto y estudioso) para conseguir que el lector vea a Lolita no como una niña de doce años sino como una ínfula seductora y tentadora, aunque sin exculparse. Además, es una novela en la que se narra un secuestro; en la que viajas con Humbert y con Lolita por esas carreteras, de Estado en Estado, escondiéndose, burlando, sobreviviendo, durante dos largos años, que cambian la vida de esa niña.
Es una novela estéticamente perturbadora y narrativamente magistral. El poder de lo que vas leyendo, de los pensamientos de él, de la Lolita que nos muestra, de su Lolita, de los hechos que van ocurriendo desde que se encuentran por primera vez hasta que se ven por última vez, de la impunidad de todo, de la soledad del pecado... todo se conjuga para crear un relato del que se pueden hacer tantas lecturas como lectores; un relato que permite largas disertaciones, algunas totalmente opuestas.
Un comienzo sublime, tanto con el prólogo como con las primeras palabras de Humbert, dirigidas a un supuesto jurado o a un supuesto juez o al lector en general, a ese que juzga todo lo que va a contar. Un texto, a veces poético, donde conoceremos el pasado de Humbert, su deseo por las niñas pequeñas, que denomina ínfulas, su incapacidad para evitar la caída que su instinto, su deseo, le provoca, su transformación a medida que va justificando lo que para él es inevitable, sus actos, sus pérdidas...
Como lectora, me he deleitado con la construcción de esta novela, con lo que me ha mostrado, con esos personajes que me han impedido ejercer mi lado empático, con el camino que han recorrido, que me producía malestar y nerviosismo, con ese final tortuoso y lógico, con lo áspero de la «América profunda», con su manera de engatusar, de deleitar, de embellecer.
No obstante, confieso que he llegado a no sentir pena por Lolita durante la mayor parte del texto, cuando ella no tenía culpa de nada, lo que no me hace mejor lector (eso cambia al final, cuando de pronto, como si se abriera una ventana a la verdad de todo lo que he leído, fuese consciente de la historia dentro de la historia); confieso que he agradecido que el narrador no fuera demasiado explícito y que usara toda su capacidad embellecedora para decir sin decir, para no ir más allá del erotismo repulsivo de algunos momentos; confieso que la falta de moral en Lolita me llegaba a molestar, hasta el punto de olvidar que ella era un víctima de todo, incluso de ella misma, hasta que ella misma se lo ha dicho a Humbert casi al final, y por ende, me lo ha dicho a mí, su lectora; confieso que he grabado audio largos hablando de esta lectura y todo lo que se movía en mí pero que, al final, no he sido capaz de escucharlos para montar esta entrada, así que mi inspiración nace del recuerdo de esta lectura, que no es poco.
No me extiendo más. Siento no haber hablado de la trama, pero no sé si realmente es importante. Ya lo he comentado al principio, para mí, es la historia de un secuestro que duró años, de un robo, de una caída a los abismo, de una pérdida, de un deseo insano y antinatural, y todo para terminar con él en la cárcel, desde donde escribe sus memorias, «la confesión de un hombre blanco viudo».
Por cierto, interesante ha sido descubrir la relación del escritor con este libro; un texto que fue escrito en inglés, que no era la lengua materna del autor, y con el que buscaba el deleite de lo estético por encima del significado, a la vez que atacaba a ese naturalismo literario que adoctrina. Me ha llamado la atención que no consiguiera publicarlo al principio, hasta que una editorial francesa de literatura puramente erótica lo hizo; que estuviera a punto de destruirlo para ser salvado por su mujer; que el autor pidiera que la portada se alejara de la sexualización de Lolita, cuando luego escribió gran parte del guion de la película de Kubrick, en la que Lolita, para huir de la censura del momento, tenía 14 años, y no 12 años, como en el libro, y en la que Lolita no aparece tanto como víctima.
En resumen, una lectura inquietante y compleja, con muchas lecturas y mucho para pensar después.





Enlace: https://millibrosenmibibliot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
joes093
 09 julio 2018
"Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta." Este primer párrafo tan conocido dentro de la literatura es el que inicia la historia de Humbert Humbert respecto a sus sentires sobre sus enamoramientos.
Es un libro bastante controvertido, incluso el mismo autor en el apartado de "Sobre un libro llamado «LOLITA»" declara un amigo le recomendó que lo publicara de forma anónima mientras que a los cuatro editores a quienes le propuso la publicación de la obra, se alarmaron bastante.
Después de esto, el escritor nos platica de las diversas reacciones que tuvieron los lectores en ese entonces.
La aburrición:
Algunas técnicas al comienzo de Lolita (el diario de Humbert, por ejemplo) hicieron a mis primeros lectores, que éste sería un libro obsceno. Esperaban esa serie en aumento de escenas eróticas; cuando se detuvieron, también se detuvieron los lectores, se aburrieron y abandonaron el libro.
Lo divertido:
Algunas reacciones fueron muy divertidas. El lector de una editorial sugirió que su compañía podía considerar la publicación si yo convertía a Lolita en un chiquillo de doce años al que seduciría a Humbert, un granjeron, en un pajar, en un ambiente agreste y árido, todo ello expuesto con frases breves, fuertes, «realistas» [...]

Y en la que se escandalizan:
Otra tacha formulada a Lolita por algunos lectores, es la de ser anti-norteamericana. Esto me duele considerablemente más que la idiota acusación de inmoralidad. Consideraciones de profundidad y perspectivas (un lugar suburbado, una pradera montañesa) me llevaron a fraguar cierto número de ambientes norteamericanos. Necesitaba un medio estimulante. Nada es más estimulante que la vulgaridad filistea.

Este tipo de reacciones que nos describe el autor, también vienen a ser vigentes hoy en día por el tema que trata: la efebofilia. Constantemente se suele a confundir el término con "pedofilia", pero la palabra correcta para referirnos a ella es efebolia ya que estamos hablando sobre la atracción de un adulto hacia un adolescente o pre-púber mientras que pedofilia viene a ser la atracción de un adulto hacia niños/niñas. (Aunque algunos lo consideran como pedofilia mientras dicha atracción sea ilegal.
Pese a las diferentes opiniones que han surgido de esta obra, se ha destacar que no es famosa por el hecho de las opiniones tan diversas que han surgido con el paso del tiempo sino que Nabokov logró relatarnos una historia sobre la efebofilia de una manera romántica y justificada con el psicoanálisis. Estos dos elementos se van tomados de la mano mezclándose con las emociones de Humbert Humbert intercalándose con el erotismo dando como resultado una obra maestra que dejara sin aliento pues al llegar hasta la última página no sabrás cómo tomarte la historia.
Esto último me refiero a que no sabrás qué pensar de Humbert Humbert: si odiarlo, comprenderlo o simplemente no tomarlo como otro loco. Lo mismo nos sucede con Lolita: y esto es raíz de las descripciones de Nabokov.
Es es debido a que, Lolita es una adolescente rebelde, malcriada que sigue a Humbert por mero interés por lo que fácilmente comprenderemos los atisbo de locura de Humbert y no faltará el momento en que olvides la relación prohibida y digamos: "¡Oh, pobre Humbert!".
La parte que podría disfrutarse un poco más, es el diario de Humbert Humbert donde el protagonista nos relata su día a día con la pre-adolescente aunque la obra en su totalidad es en verdad excelente tanto por las descripciones que hace los personajes y paisajes que le rodean (ya que no cae en la exageración).
Por otro lado, debo de decir que este libro no lo podría leer fácilmente un lector apenas iniciado; se necesita considerarse un lector asiduo para poder comprender varias de las palabras utiliza Nabokov y también comprender algunas referencias de el Marqués de Sade o Sigmund Freud para tener un mayor disfrute de la lectura, de lo contrario, se sugiere tener un diccionario o acceso a internet a la mano.
Concluyendo: Lolita es un libro que magistralmente y románticamente nos relata las perversiones de un hombre llamado Humbert Humbert de una manera que fácilmente te dejará confundido, impávido.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Lecturasparavivir
 27 abril 2021

Qué bien que está escrito y qué repugnante es al mismo tiempo.⁣

Humbert Humbert es un profesor de Literatura de unos cuarenta y tantos años que escribe la historia de su vida a pedido de su abogado ya que él se encuentra en la cárcel. El protagonista se dedica a contarnos su obsesión con menores de edad y sus perversiones sexuales, enfocándose en su estadía en Estados Unidos en la casa de Charlotte y su hija Dolores, a la que todos llaman Lolita. ⁣

“𝘌𝘯𝘵𝘳𝘦 𝘭𝘰𝘴 𝘭í𝘮𝘪𝘵𝘦𝘴 𝘥𝘦 𝘭𝘰𝘴 𝘯𝘶𝘦𝘷𝘦 𝘺 𝘭𝘰𝘴 𝘤𝘢𝘵𝘰𝘳𝘤𝘦 𝘢ñ𝘰𝘴, 𝘴𝘶𝘳𝘨𝘦𝘯 𝘥𝘰𝘯𝘤𝘦𝘭𝘭𝘢𝘴 𝘲𝘶𝘦 𝘳𝘦𝘷𝘦𝘭𝘢𝘯 𝘢 𝘤𝘪𝘦𝘳𝘵𝘰𝘴 𝘷𝘪𝘢𝘫𝘦𝘳𝘰𝘴 𝘦𝘮𝘣𝘳𝘶𝘫𝘢𝘥𝘰𝘴, 𝘥𝘰𝘴 𝘰 𝘵𝘳𝘦𝘴 𝘷𝘦𝘤𝘦𝘴 𝘮𝘢𝘺𝘰𝘳𝘦𝘴 𝘲𝘶𝘦 𝘦𝘭𝘭𝘢𝘴, 𝘴𝘶 𝘷𝘦𝘳𝘥𝘢𝘥𝘦𝘳𝘢 𝘯𝘢𝘵𝘶𝘳𝘢𝘭𝘦𝘻𝘢, 𝘯𝘰 𝘩𝘶𝘮𝘢𝘯𝘢, 𝘴𝘪𝘯𝘰 𝘯í𝘯𝘧𝘪𝘤𝘢 ( 𝘰 𝘴𝘦𝘢 𝘥𝘦𝘮𝘰𝘯í𝘢𝘤𝘢); 𝘱𝘳𝘰𝘱𝘰𝘯𝘨𝘰 𝘭𝘭𝘢𝘮𝘢𝘳 𝘯í𝘯𝘧𝘶𝘭𝘢𝘴 𝘢 𝘦𝘴𝘵𝘢𝘴 𝘤𝘳𝘪𝘢𝘵𝘶𝘳𝘢𝘴 𝘦𝘴𝘤𝘰𝘨𝘪𝘥𝘢𝘴.”⁣

Como verán 𝐋𝐨𝐥𝐢𝐭𝐚 no es una historia de amor (aunque tristemente vi a muchos calificarla así). 𝐋𝐨𝐥𝐢𝐭𝐚 es la historia de un pedófilo que rapta a una niña y, haciéndose pasar por su padre, abusa de ella por años.⁣

No recuerdo a otro protagonista tan nefasto como H.H. Se refiere a sí mismo con este seudónimo que eligió y si bien es consciente de su pedofilia también es un gran manipulador que trata de convencernos todo el tiempo de su amor por Lolita y de que no hay nada dañino en ello. No encuentro en él ningún rasgo que logre despertar en mí un atisbo de empatía. ⁣

El libro está muy bien escrito. Me sorprendió que en ningún momento es vulgar y el final es excelente. Solo se me hizo un poco denso en algunos momentos ya hay detalles del viaje o divagaciones que no aportan demasiado y alargan la obra. ⁣

𝐋𝐨𝐥𝐢𝐭𝐚 es un clásico de la literatura del siglo XX, una obra transgresora para su época, que suscitó una gran polémica y que fue prohibida y censurada durante años. Definitivamente no es un libro para todo el mundo. No es para recomendar a la ligera. ⁣

Lamentablemente es un tema que sigue teniendo mucha vigencia. ⁣
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
AliCeL
 20 septiembre 2020
Bueno, vamos a hablar de uno de mis libros favoritos.
Me lo leí hace varios años y no sé si podría volver a leerlo. Creo que no estoy preparada mentalmente para volver a sumergirme en la mente del protagonista.
Tengo que empezar diciendo que el libro es una crítica a la pedofilia que mucha gente no llegó a comprender. No es un libro de romance, no es un libro de amor. Por favor, dejemos de llamar a la ropa con estética pinup “Lolita”. Es que es una adolescente que no tiene capacidad todavía para ver lo que está mal en el mundo.
Tuve que hacer bastantes pausas durante la lectura porque tengo una imaginación bastante activa y quería vomitar todo el rato.
No sé cómo lo hace el autor, pero por momentos llegué a pensar que de verdad se había enamorado de ella. Había partes que me engañaba, que la forma de hablar de sus sentimientos hacia Lolita me llegaban a transmitir amor.
Y creo que esa es la clave, que a veces quieren hacernos creer que no hay nada malo en situaciones que son increíblemente dañinas y asquerosas.
Pasé por un montón de fases durante la historia y, como decía antes, no creo que vuelva a leerla.
Es un libro bastante duro y crudo, y alza la voz sobre un tema que a día de hoy sigue siendo muy peligroso. Creo que historias así y desde el punto de vista del criminal, son muy difíciles de encontrar.
Yo sí que lo recomiendo porque me di cuenta de muchas cosas que están fatal en nuestra sociedad, PERO hay que tener mucho estómago para leerlo.
– Ce
Hacía mucho tiempo que quería leer este libro pero nunca me animaba. ¿Quién no ha oído hablar de Lolita? Yo siempre he tenido una idea de cómo era que no me dejaba coger el libro. Pero me alegro tantísimo de haber leído el libro.
Venía preparada para muchas escenas bastante fuertecillas que me hicieran querer dejar el libro durante un laaaargo largo tiempo, pero ha sido al contrario. Estaba tan metida en la historia que no podía dejarlo.
Es una historia perturbadora (creo que en eso coincidimos todos, ¿verdad?) pero está tan bien escrito, que tienes que seguir leyendo por mucha repulsión que te dé la historia.
De verdad que me ENCANTA cómo está escrito. Antes de leerlo pensaba que habría escenas bastante explícitas. Pero la verdad es que el autor se las arregla para transmitirnos todo lo que está pasando, esa repulsión y perturbación, de una manera muy sutil.
Una cosa que me confundía, sobre todo al principio (luego te acostumbras), es que Humbert Humbert (me fascina decir su nombre jajaja) habla de si mismo en tercera persona.
Estoy segura de que H.H. estaba perturbado (¡clarísimamente!) y distorsionaba la realidad. Para él Lolita estaba encantada, enamorada y totalmente feliz. Creo que hasta cierto punto, Lolita participaba, pero que al principio para ella era una chiquillada (¿la emoción de seducir a un hombre mayor quizás? *esto es solo una teoría y una sensación mía porque el autor ha jugado demasiado con mi cabeza tratando de normalizar esta situación tan horrible, y a veces te sientes como si no supieras qué está pasando de verdad y qué no*), pero está más que claro que después es una situación de supervivencia.
Hay menciones de arañazos que le hace Lo y que siempre quiere estar rodeada que gente que no sea él. Para mí está bastante claro que Lo quiere escapar de la burbuja que H.H. ha creado en su imaginación. Hay muchas más menciones, pero que cada uno se sorprenda al leerlo como hice yo.
El libro es brutal porque desde el principio sabes lo que está pasando, pero en mi caso, la forma de relatarlo del autor lo hizo soportable. Pero cada uno tiene una experiencia distinta, así que cuando tengáis la ocasión de leerlo, contadme qué os ha parecido.
-Ali
Para empezar quiero que leais el primer párrafo del libro:
Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo.Li.Ta.”
Es lo primero que leí de este libro. Lo que me llamó la atención. Lo que más ganas me dieron de leerlo.
Es el estilo en el que está escrito lo que más me ha gustado del libro. La historia que cuenta es interesante, no lo niego, pero no me parece lo más importante de esta lectura.
El personaje principal y el narrador, Humbert Humbert, escribe sobre lo que ha pasado desde la celda de la prisión en la que se encuentra. Desde el primer capítulo, en el cuarto párrafo, menciona muy sutilmente que ha matado a alguien. No os preocupéis, no es spoiler.
Pero todo esto da igual, es irrelevante. La historia no es algo que te va a cambiar la vida ni mucho menos. Pero de la forma en la que está escrita. El hecho de que un pederasta que abusa de “nínfulas”, como él las llama, use un registro increíblemente formal, tenga unos estudios elevados y, ademas, mucha cultura literaria choca con la visión que solemos tener de este tipo de enfermos.
Da igual la opinión que te formes de H. H. porque, como ya he dicho, la historia da igual.
Hay momentos en los que durante varios capítulos no pasa nada, son solo descripciones de un viaje u otro. Eso me sacó mucho del libro y tardé más de lo que pensaba en leerlo. Lo que es una pena porque me ha gustado mucho en un sentido general.
En ciertos pasajes o escenas, parece que Humbert no es capaz de diferenciar lo que es real de lo que no. Da la sensación de que inventa cosas. Por supuesto, es algo que pasa por tu mente lectora pero a lo que no le das importancia.
Debo decir, que me ha encantado. El libro me parece una obra de arte solo por el estilo del autor. Porque la historia que cuenta me resultó irrelevante, casi una excusa para escribir algo.
En fin, no puedo decir mucho más porque no sé como explicar con palabras que existen la sensación que se me quedó al cerrar el libro por última vez.
¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido? Si no lo habéis leído todavía, creo que es una oportunidad perfecta para disfrutar de este libro. Creo que nada es comparable a la primera lectura. Os animo a contarnos vuestra opinión si decidís leerlo.
-L
Enlace: https://thebookslayers.home...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (30) Ver más Añadir cita
LEMBLEMB28 enero 2021
Tengo ahora ante mí la desagradable tarea de registrar una caída definitiva en la moral de Lolita. Aunque su participación en los ardores que con descendía nunca había aumentado mucho, el puro lucro aún no se había revelado.pero yo era débil, no era sensato, y me nínfula colegiala me esclavizada. A medida que menguaba el elemento humano, la pasión, la ternura, la tortura no hacía sino aumentar; y ella sacaba partido de ello.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
LEMBLEMB25 enero 2021
El cotidiano dolor de cabeza en el aire opaco de esta tumba que es mi celda me perturba, pero debo perseverar. He escrito ya más de cien páginas y no he llegado a nada todavía. Mi calendario se confunde. Debió de ser hacia el 15 de agosto de 1947. No creo que pueda seguir. Corazón, cabeza, todo... Lolita, Lolita, Lolita, Lolita, Lolita, Lolita, Lolita, Lolita. Repítelo hasta llenar la página, tipógrafo.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
LEMBLEMB26 enero 2021
Por favor, lector: a pesar de tu exasperación contra el tierno, morbosamente sensible, infinitamente circunspecto héroe de mi libro, ¡no bonitas estas páginas esenciales! Imagínate: no puedo existir si no me imaginas. Trata de discernir a la libre en mí, temblando en el bosque de mi propia iniquidad; y hasta sonríe un poco. Después de todo, no hay nada malo en sonreír.
Comentar  Me gusta         31
MelyMrMelyMr23 marzo 2018
Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta. Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
LEMBLEMB23 enero 2021
Quiero que mis lectores participen de la escena que he de evocar. Quiero que examinen cada pormenor y vean por sí mismos hasta qué punto fue cauteloso y casto lo ocurrido, si se lo considera como lo que mi abogado ha llamado (en una conversación privada) «simpatía imparcial». Empecemos, pues. Tengo ante mí una tarea difícil.
Comentar  Me gusta         30
Video de Vladimir Nabokov (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Vladimir Nabokov
Un cuento del escritor ruso - estadounidense Vladimir Nabokov.
otros libros clasificados: literatura rusaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Lolita

¿De qué nacionalidad es el autor de esta novela?

rusa
estadounidense
polaca
inglesa

12 preguntas
19 lectores participarón
Thème : Lolita de Vladimir NabokovCrear un test sobre este libro
.. ..