InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 153971120X
Editorial: CreateSpace Independent Publishing Platform (24/10/2016)

Calificación promedio : 4.14/5 (sobre 25 calificaciones)
Resumen:
En un breve prefacio a estas Memorias del subsuelo, su autor nos advierte que, si bien son imaginarias, su protagonista reúne de manera inevitable una serie de rasgos propios de su época: «… individuos como el autor de estas Memorias no sólo pueden existir, sino que por fuerza han de darse en nuestra sociedad, si se hace cuenta de las circunstancias en que, por lo general, esa sociedad nuestra se desenvuelve». De este modo, Dostoievski nos relata que el hombreci­llo... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (9) Ver más Añadir una crítica
MarioG17
 11 May 2020
Memorias del subsuelo, de Fiódor Dostoyevski, es un libro que se preveía complicado, porque Dostoyevski siempre impone. Sin embargo, el estilo directo y afilado que al autor emplea en esta novela facilita muchísimo su lectura y la hace más que atractiva. Dividido en dos partes, habiendo en la primera solo recuerdos, filosofía e instrospección, es en la segunda donde se narra una anécdota en la que el protagonista pondrá toda su atención (además, es a partir de la segunda parte donde empezamos a encontrar diálogos, inexistentes en la primera parte).
“Soñará que un día volará a su palacio de cristal”, cantaba Bordon 4. Y sé que aparentemente no pega nada esa canción en esta reseña, pero es que Dostoyevski habla en determinado momento de un palacio de cristal, en este caso de uno que se expuso en la Exposición Universal de Londres en 1862 y a partir del cual desarrolla la segunda parte de la novela.
De Dostoyevski ya leí El jugador en segundo de bachillerato hace unos años, y le verdad es que fue de las mejores lecturas de ese curso, solo que no lo supe apreciar entonces y lo hago ahora. Memorias del subsuelo se diferencia de El jugador porque este libro tiene un cariz más personal, más de memorias, aunque no deje de tratarse de una novela.
Al comienzo del libro, el protagonista se nos presenta como un ser enfermo y malvado, tal y como pone en la cita que encabeza esta reseña. Pero con el paso de las páginas vamos descubriendo la verdadera personalidad del protagonista que, o bien no está enfermo porque se parece a nosotros… o bien nosotros lo estamos al igual que él y por eso no vemos diferencias. Salvando las distancias y sobre todo el salto de la época en que fue escrita esta novela, el personaje que nos presenta y analiza Dostoyevski es curioso a más no poder, pero no por ello pierde actualidad.
“Todo grado de conciencia es una enfermedad”, dice Dostoyevski, que por otro lado defiende de forma acérrima la razón, la cualidad que diferencia al ser humano, un ser humano del que el protagonista habla hasta la saciedad en la novela, escarbando en lo más profundo, sacando la suciedad y mostrándonosla triunfal. Y qué es el hombre despojado de deseos y voluntad, se pregunta Dostoyevski. Pues, precisamente, un despojo, respondo yo con todas las de perder.
Esta novela está plagada de referencias filosóficas en las que el protagonista nos define al hombre con dos características: es un ser bípedo e ingrato, cuyo peor defecto es tener mal carácter. Directo al grano nuestro amigo Fiódor. Esto no es raro cuando vemos que el propio protagonista se autodenomina un hombre salido del subsuelo y por ello se dispone a hacer todo aquello que muchas veces se le prohíbe al ser humano, como hablar y dar a conocer. Sin embargo, no sabemos cuándo el protagonista habla en serio y cuando en broma, él mismo lo reconoce.
Lo que claramente no es una broma es la misantropía aguda que padece el protagonista y que muestra en la segunda parte de la novela, en una reunión con antiguos compañeros a los que odia y por los que es odiado. Sin embargo, y aunque parezca mentira, dentro de nuestro enfermo y malvado protagonista hay un halo de luz, pues también convive en él el amor, como cuando entabla una conversación con una prostituta y la anima a salir de allí y crear una familia antes de que sea demasiado tarde.
Entre rencores y palacios de cristal, Dostoyevski mueve a su antojo y con gran habilidad narrativa a este protagonista y, subrepticiamente también, a los lectores.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Queridobartleby
 31 March 2019
El inicio del libro anticipa el tono de la obra:
"Soy un hombre enfermo... Soy un hombre rabioso. No soy nada atractivo. Creo que estoy enfermo del hígado..."
Es una obra "oscura" en la que influye la compleja situación personal por la que atravesaba en 1864 Dostoievski: fallece su esposa María Dmítrievna en abril y tres meses después su hermano y confidente, Mijail. Se tiene que hacer cargo de la viuda y los cuatro hijos, además de unas deudas considerables.
Tiene que trabajar sin descanso para poder sobrevivir, en su labor periodística y como escritor. A ello hay que añadir la epilepsia que padecía y el complicado momento político y social; se producen revueltas e incendios en San Petersburgo donde intelectuales rusos están en el punto de mira, entre ellos nuestro autor.
No hay tampoco que olvidar su encarcelamiento y los trabajos forzados que había sufrido años atrás por formar parte del Círculo Petrashevski. Grupo de intelectuales progresistas simpatizantes del socialismo utópico, opuestos al zarismo y la servidumbre en Rusia. Cuando fue liberado por el zar Alejandro II, sintió cierta adhesión a él. Por otra parte, su postura ideológica se fue acercando a los "conservadores eslavófilos" y alejando de los "nihilistas" o "liberales".
Consta de dos partes bien diferenciadas. Una primera, donde el narrador y "hombre del subsuelo", comienza a contar sus memorias, en un monólogo que casi parece un diálogo al interpelar a una posible audiencia, en este caso los lectores. No tiene identidad concreta, sabemos que tiene cuarenta años y ha sido funcionario gran parte de su vida. En ella observamos a un hombre enfermizo, lleno de contradicciones y conflictos internos, que va saltando de unos temas a otros, eminentemente filosóficos y metafísicos.
La segunda parte, más narrativa, el narrador se retrotrae a veinte años atrás para contar unos sucesos humillantes que influyeron en él de tal manera que transcurridas dos décadas sigue recordándolos igual que si los estuviera viviendo.
Es un libro extraño y complejo que apunta en múltiples direcciones, pero destaca la crítica que Dostoievski plantea sobre el funcionario, el pseudo progreso y el mal uso y abuso de la ciencia.
El hombre civilizado es orgulloso, ambicioso, egoísta. Triunfa el espíritu del funcionario que ambiciona ascender en el escalafón sin importar como; perece en cambio, el viejo espíritu comunitario del pueblo ruso.
Se había establecido un sistema de tablas dentro del funcionariado, organizado con un elevado número de grados y escalafones por los que se iba ascendiendo. El funcionario parecía vivir únicamente en función de ello, sin importar a quien humillar para conseguir sus metas; tanto a propios compañeros como a ciudadanos que atendían.
Dostoievski defendía la ciencia y el progreso pero no a toda costa. Mayor conocimiento científico y progreso para elaborar tablas era absurdo. Catalogar y racionalizar todo implicaba un alejamiento de la comunidad.
El "hombre del subsuelo", a pesar de haber abandonado su puesto de funcionario hace años, sigue influido por la mentalidad de funcionario. Otro rasgo del funcionario es la soledad al no poder tener amigos y tampoco en quien confiar en los momentos difíciles.
El antihéroe atormentado vive en la oscuridad, debajo del suelo, escondido, semeja un insecto en claro paralelismo con el escarabajo de "La Metamorfosis" de Kafka.
Su enemigo es su doble, es decir, su conciencia. Tema clave también en el libro. Según Dostoievski la propia conciencia es una enfermedad.
Para el autor, el Humanismo ha fracasado. La vida es más trágica de lo que plantea la visión humanista. Defiende la postura de un Realismo trágico. En la segunda parte de la obra parece ir más allá del Realismo, acercándose al Naturalismo en el tema de la prostitución y la concepción Determinista.
Otro rasgo destacable es el tono irónico que Dostoievski emplea en la obra, un tono que se acerca en ocasiones al histrionismo, la parodia y el esperpento.
En poco más de cien páginas Dostoievski deja una de las primeras obras importantes, antesala de sus obras maestras.

Enlace: https://www.offthehook.es/20..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         12
Vanevska
 28 November 2021
Otra gran lectura de este gran escritor, considerada una de las obras clave de la literatura rusa.
Básicamente, " Memorias del subsuelo" narra la existencia gris de un funcionario anónimo. El minucioso retrato psicológico que Dostoievski hizo de este personaje permite al lector entender qué es lo que debe esperar de él tras las primeras páginas; y, pese a ello, nos seguirán sorprendiendo gratamente su comportamiento y su forma de actuar hasta que acabemos la novela. En otras palabras: Dostoievski acota la caracterización del «habitante del subsuelo», pero en ningún momento eso hace que sus acciones se vuelvan predecibles. Y es gracias a este margen para la sorpresa, precisamente, donde radica el poderoso giro final con que Memorias del subsuelo se cierra.
Esta obra es precursora del "existencialismo" , anticipa ideas modernas como la psicopatía, está dividida en dos partes diferenciadas:
- la primera llamada "el subsuelo" y la segunda "a propósito del aguanieve" que consta de 10 capítulos.
Narrada de forma más convencional, a modo de pasaje de novela, alberga diálogos, además de las descripciones de acciones y situaciones.
Resaltar que el "habitante del subsuelo" es UN SER DESPRECIABLE, ya que nuestro protagonista apenas tiene aspectos redimibles. Pero él mismo lo reconoce, lo que para el lector nos hace reflexionar sobre lo que le pasa y lo que siente.
Y, según él mismo, es su forma de ser la que le eleva frente a los demás.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Zairamec
 19 July 2021
Dostoievski es una aventura, es un viaje, es un escritor que no produce explosiones sino implosiones, es un escritor que te lleva a navegar por tus entrañas, a encontrarte con la oscuridad y a luchar a muerte contra ella. Es un escritor que con esta corta novela tiene la capacidad de construirte o destruirte, ya tu decides el cómo y el cuándo, pero mientras tanto, te subirá en la barca de sus letras y a la par que se ríe, te mostrará lo absurda e irónica que puede ser la realidad.
Esta es una novela con dos partes bien diferenciadas. La primera es convulsa, extraña, pesada e irritante, es un monólogo, un viaje al universo interior de un hombre destruido, de un hombre que lo ha perdido todo y que no sabe cómo llegó a ese punto, pero necesita racionalizar los hechos, los momentos, las decisiones, para dar respuestas a los por qué que le carcomén el alma; el peligro de esto, es que puedas quedar atrapado en un espejo y encontrarte con tus propios ojos, con tu ser.

La segunda parte es la explicación, una narrativa muy al estilo de cuento, como si frente a ti tuvieras un hombre narrando el momento de su vida en que todo terminó (o empezó).
Este libro de memorias es un Viaje por el Subsuelo, el que tenemos y añoramos. del que huimos y al que regresamos. El que anhelamos y aborrecemos. El lugar donde tal vez, aprenderíamos a reconocernos y donde tal vez, aprenderíamos a vivir (o tal vez no).
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
laslecturasdelorena
 16 November 2022
Tal vez pueda parecer una curiosa elección para continuar leyendo al autor después de “El jugador” y “El idiota”. A priori no es uno de sus títulos más conocidos, ni parece tener el argumento más trepidante. Lo escogí un poco por azar, por su corta extensión y sobre todo porque lo quiero leer todo de Dostoyevski.
Esta novela se divide en dos partes, narradas por un hombre de 40 años, que se considera al final de su vida. La primera parte es un monólogo interior del protagonista, muy torturado, muy filosófico. Es un antiguo funcionario frustrado, enfermo, que nos expone cuestiones muy interesantes, con el objetivo de introducir la anécdota de su juventud que nos contará en la segunda parte.
Esta obra pertenece a la segunda etapa del autor ruso, más introspectiva, más oscura. Y no es para menos ya que fue escrita tras la muerte de su primera esposa, seguida de la de su hermano. El protagonista es muy similar a otros protagonistas de Dostoyevski, es el antihéroe por excelencia. En algunos pasajes, me recordó muchísimo a algunos personajes de las anteriores obras que he leído, sobre todo por ese toque provocador frente a los demás, que a mí me parece tan revelador y entretenido.
En general es un libro que he disfrutado mucho y que creo que requiere de una lectura pausada y reflexiva. A pesar de ser tan corto, no se debería leer del tirón ya que muchos matices se nos escaparían: es un libro para subrayar e investigar. Como siempre con este autor, vale la pena leerlo.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (12) Ver más Añadir cita
AvendanoJohnAvendanoJohn17 June 2021
En casa, principalmente me dedicaba a la lectura. Deseaba silenciar con las sensaciones externas todo cuanto hervía incesantemente en mi interior. Y entre éstas, la única posibilidad que me quedaba era la lectura. La lectura, claro está, me ayudaba mucho; me conmovía, me satisfacía y me atormentaba. Pero a veces, me aburría terriblemente. Pues a pesar de todo, me apetecía hacer cosas y no estarme quieto; entonces era cuando me sumergía en la perversión más oscura, subterránea y mezquina; mejor dicho, no se trataba exactamente de una perversión, sino de la ruindad más baja. Mis mezquinas pasiones eran agudas y ardientes a causa de mi eterna y enfermiza irritabilidad. Tenía arrebatos histéricos, con lágrimas y convulsiones incluidas. Nada me quedaba excepto la lectura; es decir, nada de cuanto me rodeaba, o hacia lo cual yo pudiera sentirme atraído, me infundía respeto. Por si fuera poco, me sobrevenía la melancolía; me arrebataba la sed de histéricas contradicciones y contrastes; llegando a este punto me entregaba al libertinaje. Pero no vayan ustedes a creer que digo todo esto para justificarme… ¡Bueno, no! ¡Sí, he mentido! Precisamente lo que pretendía era justificarme. Y esta observación, señores, es de uso personal. No deseo mentir. He dado mi palabra.

En solitario, a escondidas, y por las noches, me entregaba a la depravación con temor, suciamente, y con una vergüenza que no me abandonaba ni en los minutos más repugnantes, en los que incluso llegaba a maldecirme a mí mismo. Por aquel entonces ya llevaba el subsuelo en el alma. Me aterrorizaba la idea de que algún conocido pudiera verme; que pudiera encontrarme con alguien y ser reconocido. En aquella época solía frecuentar lugares bastante lúgubres.

En una ocasión, cuando por la noche pasaba junto a una pequeña taberna, vi a través de una ventana iluminada, cómo junto a la mesa de billar se peleaban unos señores, y cómo después, lanzaban a uno de ellos por la ventana. De ser otros tiempos, me habría sentido muy mal; pero en aquel momento me sorprendió que incluso llegara a envidiar al caballero que lanzaron por la ventana; hasta tal punto le envidié, que entré en la taberna, y me dirigí a la sala de billar: «A ver si me peleo, pensé, y después, también me lanzan por la ventana».
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
LavidamurmuraLavidamurmura22 November 2021
Hasta tal punto estamos desligados de la vida, que hasta sentimos aversión hacia la auténtica vida viva y no soportamos que nadie nos la recuerde. Hemos llegado al extremo de tomarla por un trabajo, como si de un servicio se tratara, y en nuestro fuero interno nos persuadimos de que es mucho mejor vivir conforme a los libros. ¿Y qué andamos frecuentemente escarbando por ahí, de qué nos encaprichamos, y qué es lo que pedimos? No lo sabemos ni nosotros mismos. Y todavía sería peor para nosotros si se cumplieran todos nuestros deseos y caprichos más remotos. ¡Inténtenlo, ofrézcannos más autonomía, desaten las manos a cualquiera de nosotros, amplíen el campo de nuestras actividades, debiliten la influencia de la tutela, y... les aseguro, que al instante pediríamos ser nuevamente protegidos por la tutela.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
jumalo16jumalo1622 July 2019
Yo hago profesión del pensamiento. Para mí toda causa originaria lleva consigo otra causa más originaria y así hasta el infinito.
Comentar  Me gusta         20
sonechkasonechka13 September 2020
Soy un enfermo. Soy un malvado. Soy un hombre desagradable. Creo que padezco del hígado. Pero no sé absolutamente nada de mi enfermedad. Ni siquiera puedo decir con certeza dónde me duele
Comentar  Me gusta         10
jumalo16jumalo1622 July 2019
¿No les parece que deberíamos dar una patada a toda esta racionalización con la sana intención de mandar al diablo todos los algoritmos y de empezar a vivir a nuestra sucia manera?
Comentar  Me gusta         10
Videos de Fiódor Dostoyevski (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Fiódor Dostoyevski
En un recuento sobre su transitar por la literatura, Luis de Tavira y nuestra conductora en turno, Marina de Tavira, nos envuelven con una charla íntima, generosa, profunda y apasionante sobre la lectura, el arte y la vida misma. Este programa es una clase magistral del dramaturgo y director de teatro sobre la conciencia y la humanidad, que no se pueden perder.
Lecturas: -“Don Quijote de la Mancha” de Miguel de Cervantes Saavedra -“El idiota” de Fiódor Dostoyevski -“Caminos de Bosque” de Martin Heidegger
Esta es una versión extendida con más lecturas de las habituales, las cuales no aparecen en la transmisión televisiva.
Léemelo es una coproducción entre Canal 22, KominZun y TV UNAM.
+ Leer más
otros libros clasificados: Libro ilustradoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Cuánto sabes sobre la literatura clásica

Es un poema épico griego compuesto por 24 cantos, atribuido al poeta griego Homero. Narra la vuelta a casa, tras la guerra de Troya, del héroe griego Ulises

La Divina Comedia
La Ilíada
La Odisea

10 preguntas
93 lectores participarón
Thèmes : Literatura clásicaCrear un test sobre este libro