InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Ramiro de Maeztu Whitney (Traductor)
ISBN : 8420658855
Editorial: Alianza (04/04/2005)

Calificación promedio : 3.76/5 (sobre 52 calificaciones)
Resumen:
Las fábulas ideadas por HERBERT GEORGE WELLS (1866-1946), uno de los padres, acaso el más notable, de la ciencia ficción, han demostrado a lo largo del tiempo mantener un vigor y tocar unos resortes del inconsciente humano que a menudo las han elevado a iconos del mundo moderno. LA GUERRA DE LOS MUNDOS (1898), relato trepidante que narra la invasión de la Tierra por los marcianos y que supuso por primera vez la irrupción de seres de otros planetas en el nuestro, mar... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (21) Ver más Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 18 julio 2021
Hoy vengo con otro de esos libros que, de tan famosos y tan conocida la historia, he ido dejando siempre pasar dando prioridad a otros. ¿Quién no ha oído hablar de esta invasión de los marcianos o de la emisión radiofónica a cargo de Orson Welles que sembró el pánico la noche de Halloween de 1938? Y eso por no hablar de las innumerables adaptaciones cinematográficas o televisivas... Pues eso, que lo he ido dejando pasar hasta ahora, y me arrepiento mucho porque lo he disfrutado un montón, mucho más de lo que esperaba. Iba con las expectativas moderadas por algunas opiniones tibias que he ido leyendo o escuchando a lo largo de los años, y debo ser rara, porque la principal pega que todo el mundo le pone para mí ha supuesto un plus en la lectura. Bueno, me dejo de anticipaciones y os cuento.
La ambientación inicial de la historia nos lleva al condado inglés de Surrey, a unos 40 kilómetros al suroeste de Londres. En unas canteras de arena ubicadas en tierras comunales entre las localidades de Horsell, Ottershaw y Woking se estrella lo que el narrador en principio llama la Cosa. No es un meteorito, está hecho de metal, y de él intentan salir unos seres horrorosos y desagradables que, aun teniendo algún rasgo humano, no son en absoluto humanos: todavía no lo saben, pero son marcianos. Las banderas blancas sirven de poco, y esa misma noche exterminan con un artilugio que desprende una especie de rayo ardiente a las decenas de personas que rodean la nave. Nuestro narrador es testigo de todo y el único superviviente, y a partir de ahí le acompañamos durante los días siguientes en los que más naves siguen aterrizando en la zona y los marcianos salen de ellas manejando unas máquinas de treinta metros de altura que se yerguen sobre un trípode y usan maquinaria contra la que el ejército inglés poco puede hacer. La guerra entre Marte y la Tierra ha comenzado, y Marte tiene todas las de ganar.
El primer concepto del que tenemos que olvidarnos a la hora de abrir el libro es el del héroe, porque nuestro protagonista no lo es (Tom Cruise who?). Tan solo se trata de un vecino de Woking, un escritor, y es una persona normal y corriente, ordinaria, que tiene muy claro que solo con inteligencia y reflexión conseguirá salir de esta y es el primero en reconocer que, durante las muchas penalidades de su camino, se salva por los pelos y porque ha tenido suerte. No se hace el valiente, no lleva a cabo acciones épicas ni intenta salvar el mundo... bastante tiene con salvarse él si le dejan. Su principal objetivo es reunirse con su mujer, que ha dejado con unos primos en una localidad en apariencia fuera de la ruta de los marcianos, pero con esas máquinas de combate patrullando incansablemente y más numerosas cada día que pasa, sus pasos no siempre pueden dirigirse hacia donde él quiere y eso hará que nos movamos por un radio variable de kilómetros alrededor de Londres siguiendo el avance de la invasión. Desde el principio sabemos que la historia se nos cuenta en retrospectiva y que han pasado varios años desde los sucesos, lo que permite que también podamos conocer puntualmente lo que sucede en Londres aunque el protagonista no esté allí, pero las circunstancias y el porqué de esta parte de la narración no os los voy a desvelar aquí.
En realidad La guerra de los mundos se puede leer solamente como una novela de ciencia ficción (o de anticipación científica, que parece que es el término correcto) si eso es lo que busca el lector, pero hacerlo sería como prepararte una pizza carbonara y luego quitarle el beicon y los champiñones (¡sacrilegio!). Es decir, que si os queréis quedar con las máquinas de combate, el poder de su armamento, las nuevas técnicas de destrucción que van mostrando conforme pasan los días (y ellos son más en número y más fuertes como ejército), el modo en que sobreviven y se alimentan en la Tierra y el avance sin prisa pero sin pausa hacia Londres... me repito, si os queréis quedar con la historia de la invasión en sí misma, lo vais a disfrutar mucho. Pero si queréis ir más allá, Wells no esconde en absoluto sus reflexiones y críticas hacia la humanidad en general y la Inglaterra imperialista y colonialista en particular, amén de otras críticas a las que quizás no se les da tanto bombo pero que yo creo que resultan evidentes leyendo la novela.
Desde el principio asemeja la invasión marciana con el imperialismo y la dominación británicos, los más extensos en la historia de la humanidad (que en la época en que fue escrita la novela abarcaba nada menos que casi una cuarta parte de la población mundial... más de cuatrocientos millones de personas, por si no queréis hacer cálculos), así como con el dominio o exterminio automático tanto de especies animales como de otros pueblos considerados inferiores. Los marcianos ven a los británicos de igual manera, así que no pueden quejarse por recibir el mismo trato que ellos han dado.
Pero también reparte estopa por otros derroteros. Recibe su parte del pastel el archipoderoso ejército británico, una armada gloriosa que no dejaba de aumentar la hegemonía británica pero que se demuestra totalmente inútil e incapaz de frenar la invasión extraterrestre; también recibe un gobierno desaparecido, inoperante e invisible durante todo el libro que, cuando más falta hace, deja a la población totalmente abandonada a su suerte (...). El clero también se lleva lo suyo (supongo que en general, aunque aquí está representada la iglesia anglicana), personificado en la figura del que quizás (seguro) es el personaje más odioso de todo el libro en un alarde de estupidez, egoísmo, enajenación e ineptitud. El ser humano como ente individual no podía salvarse en esta escabechina, y cuando la misma existencia se convierte en un sálvese quien pueda, la compasión queda en barbecho y los instintos más primitivos e irracionales toman el mando; las escenas de huida en masa nos muestran la dos caras de la moneda, la menos habitual (la de la empatía y la bondad con el prójimo) y la mayoritaria (la de la sinrazón, la crueldad y la deshumanización). También se podría meter aquí el prólogo con el que comienza el libro, en el que se critica la prepotencia y la vanidad de la raza humana, el creernos el ombligo del universo sin saber realmente qué hay ahí fuera, pero es que si os dais cuenta, buena parte de lo que he dicho en este párrafo podría extrapolarse a nuestra sociedad del siglo XXI. Así de atemporal es esta novela para los temas base que plantea.
Obviamente, si nos metemos en materia científica, hay que comprender que la novela se publicó a finales del siglo XIX y que lo que hoy en día se sabe sobre Marte en aquella época ni se intuía, con lo que nos movemos todo el tiempo en territorio de suposiciones y creencias que luego se han demostrado incorrectas. Aun así Wells no se sacó de la manga la base hipotética de la historia, sino que basó su teoría en unos fenómenos reales observados por el astrónomo Stéphane Javelle en 1894, y a eso sumó la conjetura de una inviabilidad progresiva de la supervivencia en Marte y la necesidad de sus habitantes de buscar otro lugar en el que vivir, escogiendo la Tierra por ser el planeta más cercano y un testimonio de fertilidad y mares visto desde las estrellas. La verdad es que he leído este libro al mismo tiempo que el rover Perseverance de la NASA está realizando su misión científica en Marte, y no ha dejado de tener su aquel la coincidencia.
La principal queja que había leído sobre este libro es que su narración es fría y desapasionada, como que a muchos lectores les cuesta conectar con el libro. Evidentemente solo puedo hablar por mí, pero no ha sido mi caso, y no solo lo he disfrutado muchísimo sino que me parece la narración perfecta para la historia que Wells quiere contar. La guerra de los mundos cuenta unos hechos dramáticos pero no necesita usar el drama humano para transmitir al lector las consecuencias de esos hechos. Wells narra de una manera aséptica porque lo que importa es el calendario marciano y la crítica social que esconde ese calendario, además de lo que cada uno de esos días implica en el avance de la invasión hacia Londres. ¿Hay situaciones dramáticas? Por supuesto que las hay, miseria humana también, y dolor, muerte, soledad, desolación, pérdida, depravación... pero Wells no se recrea en ninguna de esas cosas, hacerlo supondría desviarse de su hoja de ruta, y La guerra de los mundos prescinde totalmente del melodrama y del exceso emocional porque sinceramente creo que no le hacen falta.
Sobre la edición solo puedo hablar maravillas. Libros del Zorro Rojo se supera una vez más, y a la edición en cartoné con sobrecubierta (cuya parte interior incluye un póster) suma las ilustraciones de Henrique Alvim Corrêa, que aparecieron en una edición limitada allá por 1906 (apenas ocho años después de la publicación inicial del libro) y que no solo plasman a la perfección lo que se narra en la novela sino que son tan adelantadas a la época y tan visionarias que sorprenden por su modernidad. No es de extrañar que Wells quedara encantado, porque la visión exacta de las máquinas de combate marcianas que tenemos hoy en día se la debemos a Corrêa. La traducción es también la primera al castellano de la novela, que vio la luz en 1902 de la mano de nada menos que Ramiro de Maeztu (ensayista, novelista y crítico literario, entre otras cosas, perteneciente a la generación del 98), y me ha parecido fantástica. Sabéis que soy muy pejiguera con las traducciones antiguas, pero no es el caso. de verdad que me parece una joya de edición.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
MayteRatitadebiblio
 19 julio 2021
En una actualidad en la que ya hemos más que exprimido el cliché de visita alienígena, guerra por la supremacía humana y descubrimiento de otras formas de vida inteligente, La guerra de los mundos es sin duda, el germen de la ciencia ficción clásica de temática extraterrestre. Con un argumento tan sencillo como el aterrizaje de naves marcianas con intención de conquistar nuestro planeta y aniquilar a la raza humana, Wells demuestra ser un auténtico visionario, quizá un poquito “extraterrestre” también a su manera.
La tecnología que describe, la morfología marciana, las armas, las máquinas voladoras… todo en una época en la que ni siquiera estaba patentado el primer avión, hace que su narrativa sea tan actual, que la historia te da auténticos golpes de realidad cuando te habla de algo tan simple como una huida en un coche de caballos, es entonces cuando piensas, que estás ante una obra de finales del siglo XIX, y que sin embargo, ha sentado las bases a nivel social y cultural sobre el tema. Además de todo esto, Wells aprovecha también para mezclar entre sus líneas, una crítica ácida al comportamiento humano, al antropocentrismo, al imperialismo y colonialismo británico, e incluso a la teología y religión.
Quizá le sobre un poco de lo que yo llamo “narrativa de caminos”, nuestro protagonista se pasa parte del libro huyendo en un sinfín de descripciones de pueblos y caminos que se puede hacer un poco tedioso. Pero después aparecen escenas como el aterrizaje marciano, el primer avistamiento de los seres, los ataques, y la novela nos deja sin respiración en un ritmo trepidante. Hacia el final, se vuelve un poco más oscura y turbia, incluso un poco “creepy”, hasta un colofón soberbio y muy visionario.
Y es que… ¿quién no se ha imagina en alguna ocasión algo así? ¿Realmente estamos solos en este infinito Universo? Quizá tal y como el autor nos describe, no seamos más que una gota de agua llena de vida en la inmensidad espacial, un simple juego, una granja de hormigas para alguna inteligencia superior, que quizá algún día decida visitarnos… Yo por mi parte, estoy totalmente convencida, ¿y vosotros?
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Davicalpa
 01 enero 2021
Los clásicos de la historia de la literatura alcanzan esa consideración por méritos propios. Tienen esa fascinación mágica que consiguen que todos los que se enfrentan a sus páginas experimenten la sensación de que, lo que estás leyendo, es diferente a todo aquello a lo que antes te habías enfrentado. Avanzas entre sus páginas asombrándote de nuevas ideas, maneras de narrar, personajes sorprendentes con los que te puedes sentir identificado o tan solo disfrutas de como el autor ha sido capaz de construir un universo mágico y compacto que permanecerá en tu memoria para siempre.
Y todas esas virtudes las puedes encontrar en una obra como esta. La osadía de presentar una invasión alienígena de este modo, teorizando acerca de sus motivaciones, describiendo el tipo de mecanismos que les permiten un viaje a la Tierra tan complicado, diseccionando la anatomía orgánica de unas criaturas desconocidas de otro planeta...Wells da una lección magistral de como sería ese supuesto enfrentamiento tan desigual contra una especie claramente superior a la humana.
Y lo hace de una manera tan fría que a mi no ha conseguido engancharme. Vas leyendo una tras otra las páginas y lo que te encuentras es una descripción pormenorizada de todos y cada uno de los detalles de esa invasión marciana. Y no me cabe duda que es una narración tan realista que, por fuerza, tuvo que ser aterradora en su época. No deja ningún cabo suelto. Puedes apreciar como la humanidad va quedando poco a poco reducida a una mínima expresión. Como recalca el autor, somos hormigas ante una amenaza como esta. Pero a mi, ese análisis, se me ha hecho eterno.
Soy consciente de que me enfrentaba a una historia conocida y sabía en todo momento como se iba a desarrollar, su particular desenlace y las características que la convirtieron esta obra en un clásico universal. Quizás este ha sido la razón por la que no he conseguido meterme de lleno en esta historia. Sin embargo, al leer la segunda parte de la novela, al bajar al suelo y acompañar al protagonista en todo lo que ocurre durante la segunda parte de la historia , te das cuenta que el libro puede emocionar lejos de tanta descripción fotográfica. Aunque, en mi caso, había llegado demasiado tarde.
Una novela necesaria, fantástica y transgresora que a mi se me ha hecho eterna.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Laubythesea
 10 abril 2021
Todo un clásico de ciencia ficción y que llevaba siglos en mi lista de pendientes. Seguro que la mayoría sabéis que esta obra fue la que inspiró la famosa retransmisión por la radio que realizó Orson Welles en 1938 y aterrorizó Estados Unidos pero ¿sabíais que fue en este libro donde se inventó el concepto de “marcianos” para referirse a los extraterrestres? 👽 ¡Me encantan este tipo de curiosidades!
 
Os seré sincera, a pesar de ser un libro cortito, algunas partes se me hicieron un poco lentas, pero en general me ha gustado bastante. Me ha parecido espectacular lo original que es el argumento para el momento en que se escribió: ¡1898! En la lectura asistimos a una narración en primera persona a través de un tranquilo escritor de filosofía sobre cómo los extraterrestres llegan a la Tierra, en concreto a las cercanías de Londres para ¿atacar la Tierra? Si queréis saber más tendréis que leerlo, que no estoy yo aquí para destripar libros a nadie.
 
 Me ha parecido genial cómo el autor narra las diferentes reacciones de las personas ante el suceso, cómo se retransmitía entonces las noticias (telegramas, periódicos…) y su enorme imaginación a la hora de crear este argumento tan novedoso y que hoy en día, hemos visto contado una y otra vez en libros y películas. Eso sí, no esperéis un libro lleno de acción, ¡esto no es la peli de Tom Cruise! Es mejor. A través del protagonista, que por casualidad vive cerca del lugar donde llegan los extraterrestres, veremos como va conociendo las características de los marcianos, entendiendo qué quieren, cómo logra sobrevivir cada día… la profundidad psicológica del protagonista me parece una de las claves de la novela. al final… poco importa si son los extraterrestres quienes invaden o la nación de al lado, al final, la guerra es la guerra y los sentimientos que genera son los mismos.
 
La novela presenta unas reflexiones que no dejarán indiferente a nadie: “es posible que la invasión de los marcianos resulte, al fin, beneficiosa para nosotros; por lo menos, nos ha robado aquella serena confianza en el futuro, que es la más segura fuente de decadencia”. ¡Me quito el sombrero ante usted, mr. Wells!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
joes093
 08 julio 2018
Ya había leído con anterioridad una obra de H.G. Wells y había sido "El Hombre Invisible"que fue una de las obras que me introdujo en la lectura.
Con la buena impresión que me dejó, me animé a leer esta obra tan conocida que ha sido llevada a diferentes adaptaciones y ha servido como inspiración para muchos artistas.
La novela comienza cuando un hombre (de quien desconocemos su nombre) presencia la caída de un tubo del cual sale un marciano. Asustado, tendrá que ir advertir a su esposa y lograr salvarse de los marcianos.
Tiene una historia bastante sencilla, pero con un gran mensaje detrás, pues mediante la invasión marciana nos hace la reflexión sobre el poderío del hombre. Incluso hay una escena donde un personaje comienza a realizar planes sobre cómo la humanidad podría recobrar el poder sobre la tierra. Y ese sólo pensamiento sobre cómo el hombre podría estar bajo el yugo de otra especie, puede provocar terror.
Además, el hecho de nuestro protagonista no tenga nombre, nos hace colocarnos en su papel y nos haga sentir como si fuera el mismo lector el que vivió todo lo narrado. Sentimos el miedo que él narra mientras tiene que moverse de un lado a otro; al tiempo que observa a los marcianos rondar. Es posible que este tipo de descripciones, le causen pavor al lector.
Este punto nos hace llevarnos a otro: existe un momento de la novela donde se nos quiere relatar el punto de vista de otro personaje con la misma narrativa del protagonista personal, lo que viene a ser un poco mal logrado porque suele confundir, pero más adelante regresamos con el punto de vista del hombre sin nombre y la historia vuelve a su ritmo. Es el único "pero" que le pongo a la historia, sin embargo, ha sido una historia que me causó terror y más porque está ambientada en una época en la era difícil comunicarse es por eso, que entendí perfectamente el temor y la búsqueda del hombre por sus seres queridos.
Si son primerizos en el género de ciencia ficción, les recomiendo que lean este libro. Además de que es un clásico, no tiene términos difíciles de entender.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00

Las críticas de la prensa (1)
Laverdad03 mayo 2021
Coincidiendo con la emisión radiofónica en la CBS de 'La guerra de los mundos', de Orson Welles, en el frente del Ebro se produce un hecho sorprendente: una tregua de nueve horas entre los bandos nacional y republicano en la madrugada del 31 de octubre de 1938.
Leer la crítica en el sitio web: Laverdad
Citas y frases (11) Ver más Añadir cita
HefestoHefesto02 septiembre 2019
Los marcianos serán una bendición para ellos. Bonitas jaulas, bien aireadas; alimentos de primera; nada de preocupaciones. Después de una semana de andar corriendo por los campos sin nada de comer, irán por su propia voluntad a que los capturen. Al cabo de un tiempo estarán contentos y se preguntarán qué hacía la gente antes de que los marcianos se hicieran cargo de las cosas.
Comentar  Me gusta         10
EmilianoPDEmilianoPD29 noviembre 2021
se nos ha arrancado esa confianza tranquila en el porvenir que es la fuente más segura de degeneración; deben las ciencias a estos sucesos inapreciables dones y han contribuido considerablemente al progreso de la solidaridad entre los hombres.
Comentar  Me gusta         20
EmilianoPDEmilianoPD29 noviembre 2021
El pánico se me había caído del cuerpo cual si fuera una capa. Estaba sin sombrero y con el cuello suelto. Momentos antes sólo había para mí tres cosas reales: la inmensidad de la noche, del espacio y de la naturaleza —mi propia debilidad y angustia— y la inmediata proximidad de la muerte. Ahora me figuraba que algo había dado la vuelta, que el punto de vista se había trasladado bruscamente. Pasé de un estado de ánimo a otro sin transición sensible. Era de nuevo el mismo hombre de siempre, el pacífico ciudadano habitual. La pradera silenciosa, el móvil de mi fuga y los incendios repentinos se me antojaron cosa de sueño. Me preguntaba si tales cosas habían ocurrido realmente. Y no quería creerlo.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Inquilinas_NetherfieldInquilinas_Netherfield18 julio 2021
Antes de juzgarlos con excesiva severidad debemos recordar que nuestra propia especie ha destruido completa y bárbaramente, no solo especies animales, como la del bisonte y la del dodo, sino también razas humanas inferiores. Los tasmanios, a despecho de su figura humana, fueron enterramente boorados de la existencia en una guerra exterminadora de cincuenta años que emprendieron los inmigrantes europeos. ¿Somos tan grandes apóstoles de misericordia como para arrogarnos el derecho a queja porque los marcianos combatieron con ese mismo espíritu?
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Leonhart_NoctemLeonhart_Noctem23 junio 2021
No sé cómo describirlo. Era un trípode monstruoso, rebasaba el alto de muchas casas, y pasaba sobre los pinos y los destrozaba a su camino; una máquina ambulante de brillante metal, que avanzaba ahora por entre los brezos; de la misma salían cuerdas de acero articuladas y el ruido escandaloso de su andar se mezclaba con el rugido de los truenos.
Comentar  Me gusta         00
Video de H.G. Wells (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de H.G. Wells
“La saga del viajero del tiempo” Durante varios meses, Alberto Chimal escribió a través de Twitter una serie de microrrelatos que tomaban como punto de partida el posible viaje que el Viajero del Tiempo, protagonista de "La máquina del tiempo" de H. G. Wells, pudo haber emprendido al final de la novela. Estas pequeñas estampas, que representan un homenaje no solo a Wells sino a la ciencia ficción, nos transportan al pasado, presente y futuro, donde podemos observar el mundo desde un punto de vista privilegiado y presenciar tanto grandes acontecimientos de la historia falsos y verdaderos, así como sucesos cotidianos casi imperceptibles. Los textos, a manera de instantáneas, ofrecen al lector retratos de todo tipo de personajes —históricos, literarios, reales o ficticios— a quienes el Viajero del Tiempo, y de paso también su gato, encuentran en su camino: escritores como Sor Juana Inés de la Cruz, William Blake, Edgar Allan Poe y Jane Austen; personajes literarios como Helena de Troya, Drácula, el Hombre Invisible; iconos reconocidos y también iconos por conocer. Como si la ficción formara parte de otra dimensión temporal, esta propuesta nos invita a navegar en la máquina del tiempo que es el propio libro, de la mano de uno de los narradores más audaces de la literatura mexicana contemporánea.
#Leemás aquí: https://bit.ly/35l3l4N
El universo de la literatura y cultura en un solo lugar: Lee+ de Librerías Gandhi.
¿Dónde comprar la revista? | https://bit.ly/3cBuPqO Toda la cultura reunida en | mascultura.mx | https://mascultura.mx/ Facebook | @MasculturadelibreriasGandhi | https://www.facebook.com/Revistaleemas Twitter | @revistaLeemas | https://twitter.com/revistaLeemas Instagram | @revistaleemas | https://www.instagram.com/revistaleemas/ YouTube | @revistaLeemasdeGandhi | https://www.youtube.com/user/masculturagandhi
+ Leer más
otros libros clasificados: ciencia ficciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Títulos de ciencia ficción para completar.

Novela de ciencia ficción, escrita por Richard Matheson, en 1975 se titula: "En algún lugar del _________"

espacio
tiempo
universo

10 preguntas
71 lectores participarón
Thèmes : ciencia ficciónCrear un test sobre este libro
.. ..