InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Miguel Antón (Traductor)
ISBN : 8445000209
272 páginas
Editorial: Booket (15/05/2012)

Calificación promedio : 4.09/5 (sobre 195 calificaciones)
Resumen:
Tras la guerra nuclear, la Tierra ha quedado sometida bajo una gran nube de polvo radioactivo. La gente ha emigrado a otros planetas del sistema y se ha llevado a androides que les asisten. Algunos de estos han escapado de la servidumbre y han vuelto ilegalmente a la Tierra. Y Rick Deckard, cazador de bonifi caciones, es uno de los encargados de acabar con ellos. Pero, ¿es justo matar a los humanoides sólo por el hecho de serlo? ¿Cuál es el límite entre la vida arti... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (22) Ver más Añadir una crítica
Celia_0504
 28 December 2023
Y por fin puedo anunciar con orgullo y satisfacción que he terminado oficialmente uno de los dos retos de lectura que me han acompañado a lo largo de este 2023, el #retopiaspirits de @victorianspiritsblog, gracias al cual he podido leer muchos libros pendientes que tenía en mis estanterías. Como el libro del que se ocupa esta reseña, el cual tenía desde hace muchísimos años y había cogido más de uno y más de dos veces para leerlo, pero por una cosa cosa, al final acababa decantándome por otra lectura. Se trata, probablemente, de una de las obras más populares del genero distópico del siglo pasado, gracias a su adaptación cinematográfica del año 1982, dirigida por Ridley Scott, la cual tendré ocasión de mencionar a lo largo de este texto.

Año 1992. Los desastres climáticos y las guerras han puesto en jaque a una tecnológicamente avanzada humanidad, que en su mayor parte ha tenido que emigrar a Marte. Cada vez hay menos humanos en el destrozado planeta tierra, y entre ellos se encuentra Rick Deckard, un policía cazarrecompensas de segunda que ve la oportunidad de ganar una jugosa recompensa cuando se le encomienda la tarea de retirar de circulación a seis androides rebeldes que han huido de las colonias de Marte. El problema es que estos seis androides son un modelo de características avanzadas, las cuales les permiten camuflarse perfectamente entre los humanos.

Nos encontramos ante un futuro dantesco, con un mundo cubierto de polvo y suciedad, devastado por la guerra y abandonado por sus habitantes en pos de la colonización espacial. Los pocos que quedan en la tierra son, básicamente, los que no tienen suficiente dinero para poder coger una nave rumbo a un planeta mejor o los que no pueden pasar los tests de inteligencia pertinentes por tener algún tipo de problema mental o haber sido afectado por la contaminación artificial. Las dos grandes figuras de esta árida y futurista sociedad son el amigo Buster, el mayor icono cultural de esta sociedad al presentar durante 24 horas en radio y televisión un talk show de humor. En dicho programa se ataca con frecuencia al el mercerismo. Basado en la figura del anciano Wilbur Mercer, el mercerismo Es un movimiento religioso-filosófico que busca que las personas puedan sentir las mismas cosas como uno solo por medio de una caja con atasco, la cual consigue que todos los que la usan conecte unos con otros al introducirse en una suerte de realidad virtual en la cual deben subir una cuesta y recibir pedradas en un ciclo sin fin que busca (y cito textualmente la Wkipedia) “revertir la putrefacción, la decadencia del mundo tumba”. Se trata, pues, de un mundo en absoluta decadencia pese a los avances tecnológicos que han dado a luz a los androides, criaturas artificiales que llevan a cabo los trabajos más duros y desagradables y que en las colonias sirven a las familias de emigrantes terráqueos, y cuyos avances se convertirán en una de las grandes problemáticas de la novela. Un mundo en el que el planeta tierra está destrozado y donde no quedan apenas animales vivos, siendo la posesión de uno de ellos un símbolo de estatus y de posibles, aunque se trate de un mísero gusano. Un mundo repleto de tensión, retos, desconfianza, artificialidad y pobedrumbre social y ambiental.

Para ser sinceros, tengo decir que es una novela que me ha parecido muy irregular y que a una semana de haberla leído no tengo muy claro qué opinión le merece. Me costó mucho entrar en esta lectura, tarde muchos días en poder aterrizar en la propuesta que se ha convertido en el titulo más popular de Philip K. Dick porque no lograba meterme para nada en esta lectura ni en su trama. Y es que la obra de Dick es tremendamente ambiciosa pese a su brevedad (menos de 200 páginas en la edición de Edhasa que he manejado yo) ya que maneja de una forma enrevesada temas muy complejos y espinosos. Además, Philip K. Dick no te dan las cosas fáciles ni masticadas, como te va a presentando de forma muy paulatina, a modo de mí, quizás de pan, toda la información, y es la obligación del lector, estar pendiente de los detalles para poder unir los nudos de información por su cuenta y hacerse una composición de la estructura social y de las problemáticas que se mueven en ese mundo y son grandes protagonistas de la trama. Pero una vez que logre pillar de qué iba la historia y empecé a conocer mejor los conceptos y curiosidades sociales y culturales futurista que la jalonan y a moverme entre los temas que propones, fue cuando empecé a disfrutar realmente de la lectura y cuando esta consiguió atraparme. Creo que es una novela que tiene un principio muy frío, abrupto y árido, y que una vez que se pasa va mejorando lentamente hasta lograr enganchar. La verdad es que el autor no solo crea un mundo muy bien asentado en pocas páginas, con unos condicionantes bélicos, filosóficos y sociales muy bien en conseguidos y que dan muchas capas y profundidad a la historia. Como narrador también hay que reconocerle que es un portento. Logra crear una historia que engancha llena de impasses que sabe salvar muy bien y de giros de guión que hacen avanzar la historia con soltura. Además, consigue poner no pocas veces a sus protagonistas contra las cuerdas de unas maneras de las que solo pueden salir de una forma cuanto menos sorpresiva e impactante y que hasta el final deja con la intriga al lector. Y todos estos ingredientes consiguen que el segundo y tercer cuarto de la novela sean muy entretenidos de leer y consigan hasta enganchar. Sin embargo es en el último cuarto, hacia el final, cuando las cosas se desinflan. Es como si Philip K. Dick no pudiera sostener hasta sus últimos compases toda la estructura que tan brillantemente ha sabido orquestar, como si no supiera mantener su ambiciosa criatura, condenándola irremediablemente a perder gas. Se siente como si en sus últimos coletazos el escritor no supiera resolver bien las papeletas y cerrarlo todo bien, como si su obra se pusiera en su contra. Y por ello trata de capear esas deficiencias cayendo en ciertas técnicas narrativas demasiado simplistas, que pretenden sorprender y jugar con el lector, pero solo logran irritarle por lo predecibles que son y el escaso sentido que tiene. Básicamente, se siente como si Dick hubiera puesto mucho esfuerzo en crear los principios de su mundo futurista y luego no hubiera sabido trabajar bien lo que es la trama de la novela propiamente dicha, creando una novela que en su tramo final se vuelve un tanto simple y mal cerrada.

A todo esto, creo que hay que sumar el gran problema narrativo que he tenido con este libro, el cual conseguía sacarme mucho de la lectura mientras la realizaba: la prosa de Philip K. Dick aunque de indudable calidad, me pareció un tanto arrítmica. En el sentido de que dedicaba mucho tiempo a ciertos temas y situaciones y a explicar el worldbuilding. No me quejo de eso, me parece normal y en un trabajo de estas características y de este genero se agradece. El problema es el ritmo, la forma tan rápida en que se producían ciertos sucesos que son importantes para el argumento y lo hacen avanzar, tan sorpresivamente y sin previo aviso que si no estabas atento a la lectura casi te los perdías. Creo que es por eso que los personajes me han resultado en general muy fríos. Y es una pena, porque soy la primera que reconozco que están muy bien caracterizados y desarrollados y son especialmente interesantes. Especialmente el protagonista de la obra, el cazarrecompensas Rick Deckard. A lo largo de todo el libro Rick se enfrenta a peliagudos dilemas morales que hacen que su arco evolutivo este muy conseguido y que logran poner patas arriba su mediocre mundo de una forma narrativamente brillante. Mención especial para un carácter que me ha conmovido, el de John Isidore , el cual es un especial, una persona que ha perdido facultades mentales por la contaminación ambiental y que por eso no puede ir a las colonias especiales y es despreciado por humanos y androides por igual. John es quizas el único personaje realmente inocente y bondadosa de toda la novela, y está representado con especial solicitud por parte de autor. Una pena que justo al final, como tantas cosas dentro de la historia, termine por quedar muy desdibujado.

Tengo que decir que una de las cosas que más me ha llamado la atención encontrarme es el poco parecido argumental que me he encontrado entre esta novela original y su famosa adaptación cinematográfica. Vi hace ya muchos años la película de “Blade Runner”, y creo que tardado tanto en leerme esta novela, porque quería tenerla lo más desdibujada posible, con el fin de que el libro me sorprendiera mínimamente, ya que me esperaba que ambas historias se parecieran mucho. Pero lo que realmente me ha sorprendido es que aparte de estar ambientadas en la misma sociedad y algunos conceptos y personajes similares, la verdad es que ambas representaciones tienen más bien poco en común. Y tengo que decir, que creo que estamos ante uno de los pocos casos en que el producto que se vio el salas de cine mejora a su obra original. Todo un elogio para un director y unos guionistas que supieron coger lo mejor de la novela y virar la trama en favor de todo lo relacionado con el cambio climático y los avances tecnológicos en detrenimiento de los problemas morales y filosóficos que realmente son el motor de la obra escrita; aderezándolo todo con más cantidad de acción y un poquito de romanticismo. Y todo esto da lugar a una película que quizás no sea tan ambiciosa como en el inicio no era el libro, pero cuyo guión que se centra más en lo que realmente quiere exponer y va más al grano, y por eso triunfa donde el original hace un poco de aguas. Por cierto, me ha sorprendido lo plano e intrascendente que ha sido en la novela el personaje antagonista de Roy Batty en comparación con lo compleja que era su representación en el cine a cargo del actor neerlandés Rutger Hauer. Y , para que mentir, no encontrarme entre estas páginas el famoso discurso de “Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia” que estaba convencida, no sé porque, que tenía su origen en la obra escrita…

¿Significa eso que “Blade Runner¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas?” Es un autentico desastre literario? Para nada quiero decir eso ni mucho menos. Simplemente creo que no es una novela perfecta, mientras que su adaptación cinematográfica prácticamente si lo es, y sabe recoger lo mejor del texto de una forma muy amena. La novela parece un presagio nefasto y decadente de hasta que puntos sociales y morales nos van a llevar los avances tecnológicos, los conflictos bélicos y la falta de cuidado hacia los problemas ambientales, contraponiendo de manera cruda y brutal lo artificial y tecnológico contra un mundo natural en peligro de extinción. Y poco a poco esto girara hasta convertirse en una oda hacia lo que es en realidad la humanidad, donde empiezan a difuminarse los limites morales y que es lo que realmente convierte a uno en persona. Para poco a poca hablarnos de que es la realidad, si una idea preconcebida que es ampliamente aceptada por los individuos aunque se asiente en una mentira, o si es aquello que nos afecta directamente de cualquier modo. Esto convierte en una dura prueba el poder distinguir a los androides de los humanos de carne y hueso, la gran dicotomía a la que se enfrenta Rick Deckard. Especialmente porque los primeros, en muchos sentidos, son más perfectos que sus amos humanos al ser más consciente de su humanidad estando corporal y mentalmente están más avanzados en muchos casos aunque su tiempo de vida sea menor. Así pues , todo lo que es real para los humanos acaba por ser una mentira como acaba por verse con el Mercerismo al final de la obra, mientras que los androides están por encima de todas esas nociones que encorsetan a los humanos y que, irónicamente, los definen, como la importancia de los animales en este mundo post apocalíptico, por encima, incluso, que de los propios humanos. Quizás no sean capaces de sentir empatía, el rasgo definitorio de la humanidad por antonomasia, pero tienen metas, sueños y la tenacidad de luchar por ellos. Algo que la gente atrapada en el planeta tierra como Rick ha olvidado trágicamente, abogada irremediablemente a existencias mediocres sin luchar por ellas.

Este juego entre realidad y falsedad cuaja perfectamente en la metáfora que es el final. Rick Deckard Piensa que para ser alguien necesita un animal vivo. Pero al final, como otras tantas cosas en ese día de locos, en el cual tienen lugar los sucesos de la obra su sueño acaba difuminándose en la nada, tan poco importante como lo es la propia existencia de Rick.

No os voy a mentir al reconocer que he tenido que echar mano de la excelente Página de la Wikipedia en español, dedicada a la novela para hacer esta reseña. Pero es que “Blade Runner¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas?” me ha parecido una lectura cuanto menos desconcertante. Siento que Philip. K. Dick ha querido manejar un batiburrillo de temas que no ha sabido llevar completamente a buen puerto. O quizás es me haya leído una auténtica obra de arte y no haya sabido verlo ni captar como se merece toda su complejidad y grandeza. Seguramente sea eso. Reconozco que es una gran obra, y puedo ver por qué ha sido tan influyente. Pero sinceramente creo que esa influencia tiene más que ver con la película que con el libro en sí mismo. O al menos esto me parece una primera lectura. Sospecho que dentro de unos años volveré animarme a leerlo, para ver si he madurado lo suficiente para poder entender el libro o si el momento es más propicio para disfrutarlo. O simplemente asumir que este texto no es para mí. Todo puede ser. de cualquier forma, me alegro mucho de haberlo leído ya que era una asignatura pendiente desde hace mucho tiempo. Realmente, aunque quizás no haya sabido hacerle justicia, creo que es una gran novela, con un núcleo emotivo y central muy interesante.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         142
Ros
 02 June 2023
La propuesta de hoy, Blade Runner, pura ciencia ficción, pero no tan ficción ahora mismo , sí, en el año 1968, en el que Philip K. Dick, publicó su libro.

Los que vivimos los años sesenta siendo muy jóvenes, hicimos una buena selección de las mejores y más emblemáticas frases del libro, que aprendimos de memoria y que hoy, mas de cuarenta años después, siguen frescas y vibrantes en mi cabeza, desde la que bajan al corazón para deleitarme con ellas y sentirlas como propias.

A modo de entremés anoto tres de ellas, son enigmáticas pero se van resolviendo conforme avanza la lectura de esta gran obra de ciencia ficción, centrada en la existencia tras haber concluido la Guerra Mundial Terminal.

“He visto cosas que vosotros nunca creeríais: atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán … en el tiempo… como lágrimas en la lluvia.
Es hora de morir”.

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”.

“Es toda una experiencia vivir con miedo, eso es lo que significa ser esclavo”.

La novela señala una línea de ficción en la que un lado será ocupado por lo artificial y en el otro lado, quedará lo que llamaremos natural, los seres humanos.
Los unos y los otros cargarán con el peso de lo que la tecnología tenía preparado para ellos.

El autor nos va describiendo con una solvencia precisa y muy eficaz, en que ha devenido el mundo tras la hecatombe, adjuntando un imaginario terrible.

No, no se percibe como un fin de etapa o de ciclo, sino que se presiente como el fin de lo humano en la tierra, de lo vivo.

Atrás queda la Guerra Mundial Terminal peo siguen y persisten sus devastadoras consecuencias, el polvo radioactivo gris y pesado ha despoblado gran parte de la tierra, no sobrevivirán a este infierno plantas ni animales.

Ahora todo ha quedado coloreado con el color con el que se viste el plomo, chatarra, residuos, escombros, suciedad, revestido todo ello, por un humo graso y pegajoso, emanando de entre las grietas del subsuelo con un poder omnímodo, pues es capaz de contaminar lo vivo.

Los seres humanos que se contaminan son recluidos y prácticamente quedan convertidos en zombis, a los que se nombra como “cabezas de chorlito”

En este mundo distópico los no contagiados no están libres de futuros contagios a pesar de los artilugios para no degenerar genéticamente. Así pues, el miedo, el terror está garantizado..

Las ventanas acristaladas de los edificios y las casas se perciben como ojos negros de mirada perdida, porque no hay luz interior que se filtre por ellas, para llegar a la calle, y decir que ahí hay vida. Todo aúlla para gritar desolación, ruina, final.

Rick Deckard, es un policía, o mejor una especie de policía, o mejor todavía un mercenario, cuyo trabajo consiste en descubrir, denunciar y detener a androides rebeldes.

La caza y eliminación del androide se ha ido complicando, hay un nuevo programa, la nueva y sofisticada clase de androides Nexus-6 son mucho más sofisticados, se parecen extraordinariamente al ser humano, han sido creados con una inteligencia que confunde a sus cazadores, saben usar estrategias de camuflaje.

Los androides han sido fabricados con el objeto único y exclusivo de servir a los humanos que se han ido dispersado por el sistema solar, los androides, estos criados, tienen prohibido su regreso a la tierra. Pero ellos imaginan y sueñan que la tierra es mejor lugar, por eso, cada vez son más los que se arriesgan a hacer el viaje hacia la tierra.

Los androides tienen un deseo íntimo, ser como los humanos son , ahí, en esta situación de emigrantes androides, es donde empieza el trabajo, la tarea profesional de Rick Deckard, este policía, este mercenario, tiene que acabar con ellos. En ese mundo distópico, retirar de la circulación a los androides tiene premio.

Añade el autor una historia de amor a las líneas de esta novela, el amor entre una bellísima, delicada y seductora androide Neus-6 y Rick Deckard, aunque ella estaba destinada a enamorar a los policías, seducirlos como hace con el protagonista, con el fin de utilizarlo, de neutralizarlo, de inutilizarlo para la caza del androide.

En realidad, los androides son grotescos pretendiendo ser humanos y este policía es igualmente grotesco intentando ascender, con el fin de complacer a su insatisfecha mujer, Iran, que necesita promocionarse a una categoría social superior, y una de las formas visibles de este ascenso, es poder comprar un animal que pueda sustituir al animal mecánico, artificial, en este caso concreto, el policía desea permutar su cabra mecánica por un avestruz real.

El autor nos deja escrito y lo hace negro sobre blanco, que son los intereses personales económicos de grupo, de clase o saga los que inician los conflictos bélicos. Luego, al final, la destrucción nos mostrará el ridículo desnudo y grotesco de los intrigantes.

Ningún héroe hará su relato en este libro, un ego cósmico ha terminado con todo, con absolutamente todo lo que fue.

La ciencia ficción, la buena ciencia ficción como esta, constituye una buenísima manera de salir de donde uno está, sabe proponer mundos nuevos, visitas a lugares tapados por la corteza terrestre, por la cúpula celestial o el profundo mar.

Viajes en el tiempo, relojes que nos trasladan hacia delante y hacia detrás en el tiempo y a capricho, exclusivos viajes al centro de la tierra o al fondo del mar.

La ciencia ficción nos puede presentar a seres líquidos, transparentes, extraños en su tamaño , estructura, facciones y morfología.

La ciencia ficción nos da permiso para soñar lo más estrambótico, lo más sobrecogedor, nos regala la irrealidad para que la pensemos como posible.

Ahora mismo, la ciencia, la investigación, la ingeniería y la inteligencia artificial han dado con sus inventos y avances tecnológicos, multitud de apuntes para profundizar en relatos todavía más imposibles.

Y en cuanto a Blade Runner, obra con un marcado carácter filosófico, ético y moral, cuya intención es avisarnos, ponernos en guardia, para que despertemos y evitemos el espanto. antes de que una posible, muy posible, Guerra Mundial Terminal, pueda acontecer.

Busca, Philip K. Dick, llevarnos a conflictos personales con respecto a la posibilidad de catástrofe absoluta, si nosotros, los humanos, nos empeñamos en seguir caminando por la peligrosa maroma del abuso a la tierra y al medio ambiente, que son las fuerzas que constituyen la vida del ser humano.

Blade Ranner una obra de ciencia ficción que estremece, asusta y pregunta. Hoy el mundo y la ciencia anda preocupada, muy preocupada, hoy se están firmando en todo el mundo manifiestos para pensar qué hacer con la inteligencia artificial, pidiendo moratorias antes de que ChatGPT y todas sus continuas ampliaciones, funcionen libremente por el mundo.

Hoy parece que la ciencia ficción ha perdido su categoría como tal, como ficción, hoy parece que la posibilidad de una Guerra Mundial Terminal sea absolutamente posible.

Un mundo futuro con un gran desarrollo tecnológico pero una vida cotidiana bastante sórdida e insegura.

Aunque la película no refleje adecuadamente el libro, francamente se deja ver. Está muy bien.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         2023
Homolectus
 29 February 2020
Este es el libro en el cual se basó Ridley Scott para su película de 1982 'Blade Runner', aunque ésta poco tiene que ver con el libro, pues Scott nunca terminó de leer el libro y lo que hizo con la historia fue una interpretación muy libre de lo que leyó, dejando de lado todas las tramas secundarias que tiene el libro. En síntesis la película y el libro se parecen lo mismo que un panda se parece a una lechuga.

Philip K, Dick murió en 1982 antes del estreno de la película —menos mal— y solo logró ver un avance de lo que iba a ser el film. Es triste saber que Dick nunca dejó de escribir para vivir, pues si bien ahora es un autor muy respetado dentro del género, cuando estaba vivo su fama era poca y las ventas de sus libros no daban para tanto, entonces tenía que escribir y escribir para poder vender libros y poder vivir. Un detalle que no le resta calidad a toda su obra, pero que es importante para conocer lo que lo movía.

Tengo que decir que con este libro me pasó algo muy particular, y fue que hacía tiempo ya que había sentido la necesidad de leerlo, que no podía ser parte por mucho tiempo de esa lista de libros que tenemos que leer; y desde el primer momento entendí el porqué tenía que leerlo, me atrapó muy fácilmente.

Pues bien, el libro va sobre un mundo en el futuro en donde luego de una Guerra Mundial sobre el aire del planeta queda un polvo radiactivo que mató a la gran mayoría de animales, y los pocos que quedan son muy costosos o son eléctricos; y todos quieren tener uno, sin importar lo que cuesten. En este mundo hay colonias en el espacio y en las colonias están permitidos los androides —andys en el libro— para hacer trabajos diversos dentro de las colonias, estos andys llegan a ser tan perfeccionados que en los modelos más recientes a simple vista pueden pasar por humanos. A lo largo de la historia han habido varios de estos androides que se han rebelado y fugado, llegando a la Tierra; donde son completamente ilegales y son buscados por la policía para ser eliminados —retirados según el libro—, para esto se valen de test que supuestamente son diseñados para identificar si el individuo en cuestión es un humano o un andy.

El protagonista Rick Deckard se enfrenta a un grupo de estos androides y debe retirarlos, pero lejos de si cumple o no su misión; hay muchos momentos en los que se pregunta si lo que hace está bien hecho, se pone en tela de juicio la validez de los test que usan y si de verdad es necesario ir por la vida así a mansalva diciendo: "este es un andy, este es un humano". Llega un punto en que la trama se centra en lo ajeno, en lo desconocido para nosotros y como lo hemos afrontado a lo largo de la historia de la especie; y esto siempre ha sido de la misma manera: neutralizándolo, eliminándolo, borrándolo del mapa. Esta parte del libro me marcó bastante, me pareció una de las actitudes humanas más burdas y repulsivas de lo que somos.

Hay un par de momentos donde a lo largo del libro se siente como se cambia y se pone en duda el bando del protagonista, se deja en el aire la idea de que el protagonista no es del bando que dice ser; lo cual deja cierto deje de inquietud, de incertidumbre sobre el asunto. Lo de los animales me pareció de lo más particular y no muy alejado a lo que vivimos ahora, una pena que para que se despierte el espíritu conservacionista tuviera que pasar dentro de la historia una catástrofe de ese tamaño. Es un detalle de fina coquetería que hace que la historia se engrane de una manera increíble y le de un sentido muy especial al título de la obra.

Otra cosa que me pareció muy curiosa de la historia fue como mostraban la tecnología. Dick imagina el futuro en 1968 de una manera un poco retrograda para nuestra época, todavía lleno de papeles, con una tecnología cotidiana un poco incipiente y que para nuestros días ya resulta propia de la época de nuestros padres o abuelos. Es algo muy variopinto, porque durante todo el libro imaginaba las cosas en entornos y ambientes muy de los años 60's.

De esta edición me encantó la portada desde el primer momento que la vi, luego cuando entendí el papel de los búhos dentro de la historia me gustó más, sobretodo por el hecho —como lo dije más arriba— del papel que tienen los animales dentro de la historia, que al principio parece un poco trivial, pero que toma un gran rol para entender las acciones de los protagonistas a lo largo del libro. Una edición de 2000 ejemplares que Minotauro lanzó cuando salía en cines Blade Runner 2049 en el 2017, muy bien cuidada, con un papel excelente y una imprenta impecable —algo que siempre pasa con las ediciones de Minotauro—. Otro más para la biblioteca donde reposan un par de ejemplares de este tipo a los que ya nos tiene acostumbrados Minotauro.

Finalmente, y como una pequeña reflexión que me ha rondado la cabeza mucho por estos días sobre el papel de la Ciencia Ficción en nuestras vidas, quiero enfatizar el hecho de que la Ciencia Ficción en la mayoría de ocasiones no es un libro de predicciones sobre el mundo y el humando en X cantidad de años; se trata es sobre nuestros problemas cotidianos, nuestras falencias como sociedad y la huella que vamos dejando en el mundo; proyectados todos ellos en un mundo del mañana que quizás no conozcamos nunca como lo hemos imaginado. Obras como las de Dick y como las de Asimov son una muestra clara de esto, son el punto de partida de lo que deberíamos hacer con nuestras vidas en los próximos siglos si queremos llegar a algún lado diferente al abismo al cual nos dirigimos en picada.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Edd62
 18 March 2019
“ Todo es verdad, ......todo lo que las personas han pensado alguna vez “
Partiendo de este fundamento aporto mi opinión acerca de esta muy buena distopia, mas dentro del género Cyber Punk, de Philip K Dick,
Una novela corta pero muy interesante, con un trasfondo mas moralista y filosófico, que científico y de ficción, si bien se vale de ella abundantemente, tal como los humanos de su obra del asidero de la caja de empatía y del organo de Penfield, para soportar la realidad,
En un futuro nada lejano, ( aunque en retrospectiva ya lo superamos) una guerra mundial ha dejado tan contaminado el planeta, que la supervivencia es apenas posible, en contraposición se han instalado colonias espaciales, particularmente en Marte, donde se crean androides, cada vez más “ Humanizados” para ser usados como fuerza de trabajo, lo cual los lleva a rebelarse y escapar hacia la tierra, a fin de llevar una vida mas humana y competir con los que aún quedan en la tierra, para conseguir su libertad,
A fin de evitar que esta rebelión se expanda, un organo especial d la policia se encarga de exterminarlos, ( retirarlos) a esta fuerza de tarea pertenece el protagonista Rick Deckard, sobresaliente en su trabajo, pero lleno de dudas y contradicciones, casado con Irán que solo fomenta este tipo de situación, poseedor ademas de una oveja eléctrica pero ansioso por poseer un animal vivo,
Sobradamente mencionado, la verdad y la ficción, lo moral e inmoral, la progresión de la tecnología, la destruccion de la naturaleza, la necesidad de mantener la fe, a la vez de destruir las creencias, el imperativo de conectarse, el deseo de mantenerse aislado, lo real y lo artificial. Someten a la escasa población a una presión insoportable, por lo cual se requiere de estímulos externos, que Claro, provee la tecnologia,
Dentro de este marco, la historia que pretende ser la real, la destruccion de los androides, cuanto mas rapido y violentamente mejor queda soterrada, pero es imposible que pase inadvertido,
Impresionante por su construcción, por su desarrollo, y por su no final, incita a pensar, si bien no en una referencia profética, si en la , citando a Aldoux Huxley, quien seguramente sirvió de referencia, “Monstruosa inversión de valores” que la tecnología no ceja de proveer al ser humano sumándole necesidades innecesarias, al tiempo que resta a la naturaleza espacios necesarios,
Para pensar ...
Por otra parte la adaptacion cinematografica, nada más alejado de la temática de la novela, aunque como mencionó K Dick ( quien falleció antes del estreno) cuando vió los avances, con respecto a los efectos especiales,...” es justo como yo lo imagine “ ,
En fin la película cumple con su finalidad visual, de entretenimiento, y comercial,
Pero sustrae la esencia de la novela, ,Ni Mercer, ni Penffield, ni empatías ni Irán, y obvio carente de todo lo que ellos representan en la novela....y la realidad.




+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Pinky
 04 June 2020
Todos tenemos en la mente la película de culto Blade Runner, que está basada en esta novela aunque bastante libremente, cuando vemos este libro. Si bien, yo he de deciros que fui incapaz de pasar del minuto cinco de esta película durante años porque, independientemente de la hora a la que me pusiese a verla, en esos cinco minutos acababa dormida 😅.

Y no es que yo suela dormirme con las películas precisamente. Así que se creó a mi alrededor una leyenda negra sobre esta película y si yo alguna vez en mi vida podría pasar del dichoso minuto cinco. Entonces en 2017 sacaron la segunda parte Blade Runner 2049 y me propuse de una vez por todas romper con la maldición.

Y sí, lo conseguí (me costó) pero superé la barrera infernal del minuto cinco y pude ver la película al completo, y si, la disfruté. Después vi en el cine la segunda parte y también me gustó. Así que, superado ya mi trauma, he leído con mucho gusto este clásico de la literatura de ciencia ficción, que llevaba en mis pendientes bastante tiempo. Además es mi primera incursión en la bibliografía de este famoso escritor y debo decir que me ha encantado su manera de escribir, los temas que trata y su gran visión sobre el mundo y el futuro de la humanidad.

Me impone reseñar esta novela que, aunque de pocas páginas, tiene mucha profundidad ética y filosófica, y que es considerada de culto por lo grandes entendidos de la literatura de ciencia ficción. Pero intentaré hacerlo lo mejor que pueda.

La novela está ambientada en 1992 en un San Francisco (EEUU) postapocalíptico en el que la mayoría de los animales han muerto debido al polvo radiactivo en suspensión que hay en la atmófesa como consecuencia de la guerra nuclear. Por eso desde las Naciones Unidas se alienta a la población a emigrar a las colonias en el espacio, con el incentivo de recibir un androide que les ayudará a realizar las tareas más arduas. Estos androides son creados artificialmente pero de composición biológica, por lo que tienen una apariencia humana.


En la Tierra parte de la población sufre de enfermedades originadas por la radiación y todos los animales están extintos o en peligro de extinción, por lo que poseer un animal es símbolo de estatus y alto nivel social.

El protagonista de esta historia, Rick Deckard, es un experto cazador de androides renegados, los llamados Andys, y esá obsesionado por conseguir un animal de verdad, ya que la oveja que tiene en el tejado es una copia eléctrica de la que en su día su suegro les regaló a él y a su mujer cuando se casaron. Por eso necesita conseguir más dinero y no duda en aceptar el encargo de atrapar y después "retirar" a un grupo de peligrosos Nexus-6 (unos androides tan parecidos a los humanos que son muy difícles de identificar con los test de identificación que venían utilizando hasta el momento) que han escapado de las duras condiciones a las que se veían sometidos en una colonia.

Acompañaremos a Deckard en la investigación, la persecución y finalmente la "retirada" de estos androides, y seremos testigos de todos los problemas éticos y morales que se encuentra en este camino, en el que las diferencias entre los seres vivos y los artificiales son prácticamente impercetibles.

La dificultad de establecer los límites entre lo que es real y lo que no lo es, en un mundo inmerso en tales adelantos tecnológicos; los dilemas éticos que representan el tratamiento de unos seres casi humanos y su lugar en la jerarquía social; la decadencia de la sociedad en la Tierra tanto en lo biológico como en lo ético y moral, en contraposición a la renovación de la nueva sociedad en las colonias, donde todo es aparentemente nuevo y mejor son los grandes temas de esta novela.

Como he dicho antes es un libro que he disfrutado mucho. Las reflexiones a las que te lleva, la prosa del autor que es muy buena y el aire decadente y nostálgico que impregna a la historia me han encantado. Además tiene esa estética típica de las obras de ciencia ficción de los años sesenta que me encanta, donde se imaginaba un mundo mucho más avanzado tecnológicamente en los todavía entonces lejanos años noventa (lo que por suerte o por desgracia no resultó así).

En definitiva, un clásico de la ciencia ficción básico para lectores que disfruten del género. Y para los que aún no se han iniciado en este género, una lectura magnífica para empezar a adentrarse en este magnífico género literario.
Enlace: https://misgrandespasiones-r..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Citas y frases (21) Ver más Añadir cita
PinkyPinky14 April 2020
Aquel fuego oscuro se desvaneció, la vitalidad la abandonó de pronto, como tantas veces había visto que le sucedía a los androides. La clásica resignación. La aceptación mecánica, intelectual, con la cual un organismo auténtico, tras dos mil millones de años sometido a la presión de sobrevivir y evolucionar, nunca habría sido capaz de reconciliarse.
Comentar  Me gusta         50
PinkyPinky14 April 2020
Pensaba en ello cuando se preguntó si Mozart había llegado a intuir alguna vez que el futuro no existía, que ya había utilizado el poco tiempo de que disponía. Puede que yo también, pensó Rick, mientras observaba las evoluciones del ensayo. Este ensayo concluirá, la representación terminará, los cantantes morirán, con el tiempo se destruirá la última partitura musical, sucederá de un modo u otro. Podemos evitarlo un tiempo, igual que los andys pueden evitarme a mí y existir un período finito de tiempo más. Pero si yo no los atrapo, algún otro lo hará. En cierto modo, comprendió, soy parte del proceso entrópico de destrucción de la forma.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
RosRos02 June 2023
No perderemos lo que sentimos, no si hacemos el esfuerzo de retenerlo en la mente.
Comentar  Me gusta         170
Sara_feericaSara_feerica08 December 2017
Era obvio que la empatía sólo se encontraba en la comunidad humana, (…) exigía un instinto de grupo sin cortapisas. A un organismo solitario, como una araña, de nada podía servirle. Incluso podía limitar su capacidad de supervivencia, al tornarla consciente del deseo de vivir de su presa. Y en ese caso, todos los animales de presa, incluso los mamíferos muy desarrollados, como los gatos, morirían de hambre. En una ocasión había pensado que la empatía estaba reservada a los herbívoros o a los omnívoros capaces de prescindir de la carne. En última instancia, la empatía borraba las fronteras entre el cazador y la víctima, el vencedor y el derrotado.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
joseluispoetryjoseluispoetry11 September 2019
Nunca en su vida había visto un puma. Conocía al animal por las películas 3-D que pasaba la televisión. Por alguna razón, el polvo había afectado a esa especie, tanto como a las aves, de las que casi no quedaban sobrevivientes.
Comentar  Me gusta         30
otros libros clasificados: ciencia ficciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Títulos de ciencia ficción para completar.

Novela de ciencia ficción, escrita por Richard Matheson, en 1975 se titula: "En algún lugar del _________"

espacio
tiempo
universo

10 preguntas
94 lectores participarón
Thèmes : ciencia ficciónCrear un test sobre este libro
.._..