InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8467904194
Editorial: NORMA EDITORIAL, S.A. (25/03/2011)

Calificación promedio : 3.82/5 (sobre 19 calificaciones)
Resumen:
Una agradable y ligera descarga eléctrica, activada por la alarma automática del Climatizador de Ánimo Penfield, despierta a Rick Deckard, que deja la cama ataviado con su pijama multicolor y apremia a su esposa a que reajuste su climatizador para sentir deseos de levantarse. Deckard es un cazarrecompensas, trabaja para el Departamento de Policía de San Francisco retirando androides de las calles. Vive en una Tierra prácticamente desierta desde que los seres humanos... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG
Críticas, Reseñas y Opiniones (9) Ver más Añadir una crítica
OLGA_WIMP
 30 abril 2021
Lo cierto es que no sé por donde empezar con esta historia porque son tantas cosas en las que podría centrarme que necesito organizar todas las ideas de las que os quiero hablar. Así que voy a ir poquito a poco.
Como punto inicial sabemos que es un libro en el que aparecen androides, todo gira en este mundo donde conviven humanos y robots. Como segundo punto, que considero es el más importante y en el que se centra toda la historia y el mundo que ha creado el autor, es la empatía. Desde mi punto vista, Philip ha utilizado a los androides para hablarnos de un tema atemporal como es la empatía, dejando a esta tecnología avanzada como segundo plano (sin adentrarnos en si es o no ético la creación de androides).. Y sí, atemporal. Si has investigado un poco sobre el autor, habrás visto que nació en 1928. Esto significa que sabe de lo que habla con respecto a la guerra y sus consecuencias; y como indica la sinopsis, la historia transcurre tras una guerra.
Dentro de este mundo hay espacio para una fe en la que los humanos creen: el mercerismo. El libro no habla con tanto detalle sobre esta 'religión' que persigue y promulga la empatía en los humanos pero hace acto de presencia lo justo y necesario para entender que el ser humano siempre necesita de 'algo' que le ayude y le recuerde lo qué es para diferenciarse de los androides. Curioso es que los personajes humanos de la novela se conectan, como si de una wifi se tratara y se introdujera en un foro, a una caja de empatía que le permite compartir con otros humanos sus penas y alegrías, y que el resto de oyentes sientan esa alegría o pena como quien la vive. Este movimiento religioso como es el mercerismo es a lo sumo, cualquier religión de la vida real (cada una con sus éticas) y que ante una situación catastrófica que vive el ser humano, necesita apoyarse en ese 'algo' para sentirse seguro, realizando, supuestamente, buenas acciones y vivo. Esto es lo que les diferenciarían de los androides. Debería.
La vida de nuestro protagonista, el cazarrecompensas Rick, transcurre en un día a día buscando a androides que han llegado a la Tierra escapando de Marte, donde están los humanos privilegiados que han podido abandonar su planeta que ha quedado destruido tras la guerra. ¿Exactamente de qué escapan los androides? La respuesta es bien sencilla. Si te sitúas en la actualidad, donde los androides aún están en proceso de construcción, te darás cuenta para qué se están creando: para ayudar en trabajos pesados y como apoyo al ser humano en actividades más cotidianas de la vida diaria. Lo mismo ocurre en Marte; los androides son esclavos de los humanos quienes tiene una vida lujosa allí. Mientras que los humanos que siguen viviendo, y morirán, en la Tierra, no tienen tantas ventajas como los de arriba por ser especiales. Entiéndase la ironía de especiales en esta novela. Los especiales son los que no merecen tener una vida llena de lujos y facilidades, y quienes van a sufrir mucho más las consecuencias de una guerra.
Retomando a los androides, estos escapan de una esclavitud en Marte para ser perseguidos en la Tierra por ser lo que son, robots. Perseguidos y asesinados por sus propios creadores y eso que los androides tienen una vida limitada y programada.
Rick, a partir del test Voigt-Kampff, diagnostica si un persona determinada es un androide o un humano. Las diferencias son mínimas porque los Nexus-6 -lo último en tecnología- son prácticamente iguales a los seres humanos, pero este test permite analizar el tiempo de reacción ante una situación figurada en la que siempre aparecen representados los animales. Es decir, mide la empatía de quien es evaluado. ¿Por qué animales? La guerra trajo consigo la extinción de casi todos los animales que existían, y los pocos que sobrevivieron están muy protegidos por la sociedad. Si te interesa tener uno, tendrás que pagar un dineral para poder disfrutar de la naturaleza y de tu propia empatía. de ahí que el test que aplica Rick, se centra en sucesos relacionados con los animales porque en este mundo el ser humano siente la empatía con más naturalidad y espontaneidad al saber de la desaparición de los animales en la Tierra.
A partir de aquí, cuando Rick descubre a un androide le persigue hasta matarle. Como adivinarás, los androides harán todo lo posible para esconderse y no ser pillados por los cazarrecompensas. Y esa es la historia en si, con todas las aventuras que conlleva descubrir quién es androide y quién no lo es, si conseguirá matarlos o no, e incluso, hacerte pensar de que lado estás como lector. Puedes pensar ¿y ya está? Bueno, puedo hablarte sobre mi reflexión final al respecto para que interiorices más en los personajes y en lo que el autor nos quiere mostrar con su novela y lo haré, pero te aviso que puede contener spoilers.
Para empezar, me gustaría destacar la religión. Puedes pertenecer a una en concreto o puede que no formes parte de una de ellas. Independientemente de esto, estoy segura de que eres consciente que según que religión, unas hablan más de tener empatía, del amor al prójimo y, por consiguiente, de la aceptación del otro. Aún así, la empatía pertenece de forma natural al ser humano pero el mundo es como es y tiende a hacernos olvidar amar a los demás por el simple hecho de ser personas (sea este amor el que sea).
Nos resulta mucho más fácil amar a lo conocido e igual a nosotros mismos. En la novela los humanos aman a los humanos y en la vida real todos somos humanos pero por prejuicios no queremos tener relación con determinados grupos (en la novela estos grupos son los androides) y por desconocimiento tendemos a desconfiar del otro. Un ejemplo más que claro, es que cuando alguien desconocido se nos acerca para preguntarnos por una calle, lo primero que hacemos es activar una alarma en nuestro cerebro por si acaso, no vaya a ser que nos ataque. Y si este desconocido, desde nuestra perspectiva, consideramos que es de una clase inferior por raza, sexo, religión y social, ya no te digo como esa alarma puede llegar a duplicarse. En la novela, esta alarma se refleja en si el otro será androide o no, si tendrá empatía o no, o bien, si será mercenario o no. La empatía, ante estas situaciones, disminuye de forma exponencial.
E incluso ante un mundo prácticamente destruido, el ser humano no es capaz de mantener la empatía sin la ayuda de ese 'algo', en este caso, necesitan de la caja empática para recordarlo; en la vida real, hay que ir a misa...
¿Realmente necesitamos de esa fe para sentir empatía? Sería ridículo pensar que sí pues como he dicho, la empatía forma parte de las personas. de hecho, en la novela hay humanos que conviven en paz con los androides y los aceptan sean en forma de humano o en forma de animal, no los ven como enemigos; sino, todos serían cazarrecompensas y se chivarían, cosa que no ocurre.
Si nos fijamos bien, son empresas las que se dedican a la caza de androides y a controlar la ciudad manteniéndola segura de ellos. ¿Te suena en la vida real?
Ahora solo queda hacerte una pregunta: ¿Quién tiene más empatía? ¿El que fue creado por los humanos o el humano que necesita de una religión para amar? Lo cierto es que el androide solo se defiende cuando van a matarlo, sino es así, el androide busca tener una vida tranquila como cualquier otro humano. ¿Te sigue sonando?
Rick, una vez que él mismo es Mercer, cosa que entiendo como que ha alcanzado la empatía por completo - pues Mercer es como el dios de la empatía -, ya vive tranquilo. le permite convivir con los androides que no son enemigos, e incluso comprender a Rachel por lo que hace con su cabra. Rick decide no ir a por ella, no vengarse por lo que ha hecho, puesto que el círculo seguiría existiendo sin tener ninguna salida a esta situación. Rick, acepta y vive.
Es un libro que requiere adentrarse en un mundo más allá de los androides. Puedes leerlo sin este objetivo y tomártelo como una historia más de robots y humanos y sin más complicaciones, pero te puede resultar interesante interiorizar más en estos aspectos que te he destacado en la reseña, observando cómo el autor ha reflejado los temas de los que trata en sus novelas y relatos como son la sociología, la política y la metafísica que te he indicado al principio de este post. Visualizarlo teniendo en cuenta dichos temas, te llevará a un libro totalmente distinto y no tan sencillo como puede aparentar en un principio. Quizás por eso, su reconocimiento no vino después de su muerte y ahora entenderás más porque digo que es una novela atemporal. Aunque te recuerdo que esta es mi reflexión que puede coincidir con la tuya o no; depende de cómo analices cada punto y hacia dónde lo dirijas.
Philip R. Dick ha sabido entrelazar cada detalle para que el lector dude sobre su propia teoría, que va formando a medida que lee, sobre cada personaje. de hecho, al terminar la lectura siempre tendrás la duda sobre quien es androide y quien no, exceptuando aquellos que nos dice directamente lo qué son, además de otros puntos interesantes que aparecen en la novela. Este hecho posiblemente sea porque saber si alguien es androide o humano no es lo importante de toda esta historia, sino la empatía, el amor al prójimo y abrir los ojos sobre la sociedad en la que vivimos donde las jerarquías marcan la diferencia entre unos y otros. La empatía no distingue, no aísla, no discrimina. No hace falta llegar a una guerra literal para ver estas diferencias entre nosotros; hay otro tipo de guerras que nos las muestran y que han existido a lo largo de toda la historia. Ya sabes: aceptar te hace libre.
Enlace: https://wordinmypocket.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Edd62
 27 septiembre 2020
“ Todo es verdad, ......todo lo que las personas han pensado alguna vez “
Partiendo de este fundamento aporto mi opinión acerca de esta muy buena distopia, mas dentro del género Cyber Punk, de Philip K Dick,
Una novela corta pero muy interesante, con un trasfondo mas moralista y filosófico, que científico y de ficción, si bien se vale de ella abundantemente, tal como los humanos de su obra del asidero de la caja de empatía y del organo de Penfield, para soportar la realidad,
En un futuro nada lejano, ( aunque en retrospectiva ya lo superamos) una guerra mundial ha dejado tan contaminado el planeta, que la supervivencia es apenas posible, en contraposición se han instalado colonias espaciales, particularmente en Marte, donde se crean androides, cada vez más “ Humanizados” para ser usados como fuerza de trabajo, lo cual los lleva a rebelarse y escapar hacia la tierra, a fin de llevar una vida mas humana y competir con los que aún quedan en la tierra, para conseguir su libertad,
A fin de evitar que esta rebelión se expanda, un organo especial d la policia se encarga de exterminarlos, ( retirarlos) a esta fuerzade tarea pertenece el protagonista Rick Deckard, sobresaliente en su trabajo, pero lleno de dudas y contradicciones, casado con Irán que solo fomenta este tipo de situación, poseedor ademas de una oveja eléctrica pero ansioso por poseer un animal vivo,
Sobradamente mencionado, la verdad y la ficción, lo moral e inmoral, la progresión de la tecnología, la destruccion de la naturaleza, la necesidad de mantener la fe, a la vez de destruir las creencias, el imperativo de conectarse, el deseo de mantenerse aislado, lo real y lo artificial. Someten a la escasa población a una presión insoportable, por lo cual se requiere de estímulos externos, que Claro, provee la tecnologia,
Dentro de este marco, la historia que pretende ser la real, la destruccion de los androides, cuanto mas rapido y violentamente mejor queda soterrada, pero es imposible que pase inadvertido,
Impresionante por su construcción, por su desarrollo, y por su no final, incita a pensar, si bien no en una referencia profética, si en la , citando a Aldoux Huxley, quien seguramente sirvió de referencia, “Monstruosa inversión de valores” que la tecnología no ceja de proveer al ser humano sumandole necesidades innecesarias, al tiempo que resta a la naturaleza espacios necesarios,
Para pensar ...
Por otra partela adaptacion cinematografica, nada más alejado de la temática de la novela, aunque como mencionó Dick ( quien falleció antes del estreno) cuando vió los avances, con respecto a los efectos especiales,...” es justo como yo lo imagine “ ,
En fin la película cumple con su finalidad visual, de entretenimiento, y comercial,
Pero sustrae la esencia de la novela, ,Ni Mercer, ni Penffield, ni empatías ni Irán, y obvio carente de todo lo que ellos representan en la novela....y la realidad.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Viajeenlibro
 10 junio 2021
Hoy viajamos a un San Francisco futurista para el momento en el que se escribió la novela a tratar, pero cuyo año de ambientación ya hemos superado en nuestros días. Publicada en 1968 ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick, es una distopía que tiene lugar en 1992, tras haberse producido una guerra nuclear los humanos huyen fuera de la tierra a planetas como Marte para protegerse del polvo radioactivo que flota en la atmósfera terrestre. Algo que a día de hoy vemos factible, ya que ya existe un proyecto y una investigación para tratar de conseguir que el ser humano pueda colonizar dicho planeta.
¿Os imagináis que en unos años existiesen androides con inteligencia artificial, capaces de convivir entre nosotros sin que notemos que lo son? La verdad es que con el ritmo de los acontecimientos del último año y medio ya nada me sorprendería. Además, cada vez son mayores los avances en cuanto a inteligencia artificial.
Rick Deckard es un cazarrecompensas del departamento de policía de San Francisco que se encarga de eliminar Andys (androides) que se hacen pasar por humanos. Además de uno de los pocos humanos que quedan en el planeta tierra. Philip K. Dick nos plantea un mundo en el que la naturaleza casi se ha extinguido por completo, no quedan apenas animales y estos son sustituidos por animales eléctricos. Los humanos anhelan ese contacto con el reino animal, para ellos es un símbolo de estatus (si tienes dinero, mucho, puedes hacerte con uno de ellos) pero también quieren demostrarse así mismo que son empáticos, sienten algo por otros seres vivos. Empatía, ese es el elemento que los diferencia de un androide y en el cual se basan para distinguirlos, pero ¿somos todos los seres humanos empáticos? ¿lo somos siempre? ¿un androidemerece nuestra empatía?
Los personajes de esta novela se sienten atrapados en sus vidas y se sienten solos. Humanos y androides, anhelan algo mejor, aquello que no tienen. Buscan formar parte de algo mayor.
Si comparamos la novela con su adaptación cinematográfica, Blade Runner, son muchas las diferencias. En ocasiones pueden incluso parecer historias diferentes.

Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Sand_Lee
 26 abril 2021
Son bien raros de encontrar esos libros que te entretienen y que al mismo tiempo te explotan la cabeza haciéndote reflexionar acerca de temas profundos y complejos. Dichas obras son insólitas pero fascinantes; son unas verdaderas joyitas que, una vez las descubres, es imposible sacártelas de la mente por mucho que pasen por tu haber años, autores e historias. Son tesoros que quieres proteger, pero también compartir, tal como yo me dispongo a hacer al platicarles de este que ven aquí.
Científicamente hablando, la principal característica que distingue al homo sapiens de las especies que le precedieron, es su capacidad de raciocinio. Empero, hoy en día aquello pareciera no ser un indicador tan fiable como lo era cuando se expuso al principio, y es que si nos basamos únicamente en la capacidad intelectual de un individuo, también deberíamos de otorgarle la cualidad de “humano” a la inteligencia artificial, que cada vez está más avanzada.
Y bueno, increíblemente, como suele suceder con los autores de ciencia ficción, Philip K. Dick vaticinó en este libro que eso que hoy vivimos, ocurriría un día: nos advirtió que las maquinas llegarían a ser superiores que muchos hombres y que incluso poco les faltaría para sustituirlos.
Esta historia transcurre en una sociedad distópica, en la que la Tierra ya no tiene condiciones muy aptas para albergar vida, por lo que la mayoría de personas han partido a otros lugares. Sin embargo, entre los pocos que quedan se encuentra Rick Deckard, un hombre encargado de perseguir y retirar androides esclavos que fueron creados para servir a los hombres que emigraron, pero que se rebelaron y ahora buscan una nueva existencia devuelta en este planeta.
El problema aquí es que los androides se han mezclado con los hombres, por lo que para Rick la tarea no es nada sencilla, puesto que antes de retirar a los androides, debe identificar cuáles lo son realmente.
Un libro ágil, adictivo e intenso, narrado con un lenguaje sencillo pero con un contenido muy denso, que nos hace preguntarnos, una y otra vez, qué es la humanidad.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
lecturasdeayla
 09 marzo 2021
San Francisco. Nuestro mundo, tal y como lo conocíamos ha sido modificado tras una guerra nuclear, quedando cubierto por una capa de polvo radioactivo. Las personas de poder adquisitivo elevado han abandonado este planeta para poder continuar con su nivel de vida, lejos de la contaminación.
La tecnología, ha creado a los androides que se mezclan con los humanos. La mayoría de ellos, que sirven a las personas acaudaladas. También han creado animales electrónicos, ya que, debido a la guerra nuclear, muchas especies animales y de insectos se extinguieron.

En este futuro distópico, Rick, un cazarrecompensas de androides, intenta dar caza a los androides que se sublevan e intentan escapar de la vida para la cual han sido concebidos y se hacen pasar por humanos reales. Suele reconocerles apelando a un sentimiento, la empatía, de la cuales los androides carecen.
Su objetivo prioritario es conseguir su ansiada recompensa, poder tener un gran animal, un animal real, de los pocos que quedan. Para ello, deberá apresar y matar al máximo número de androides y reclamar su ansiada recompensa.

¿Dónde se sitúa el límite entre lo natural y lo artificial? Maravillosa historia de ciencia ficción que no tenía el placer de haber leído (no he visto la adaptación cinematográfica) y que te hace plantearte algunas preguntas de candente actualidad.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (1) Añadir cita
ViajeenlibroViajeenlibro10 junio 2021
Un mercerita tenía libertad para localizar la presencia nebulosa de Los Asesinos siempre que lo considerase necesario. Para Rick Deckard, un robot humanoide fugado, responsable del asesinato de su amo, equipado con una inteligencia mayor que la de muchos seres humanos, que no sentía consideración alguna para con los animales, que no poseía la menor capacidad de empatizar con otra forma de vida, con las alegrías o las penas del prójimo, eso, a su juicio, era el epítome de Los Asesinos.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: ciencia ficciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG





Test Ver más

¿Quién es el autor?

El retrato de Dorian Gray

William Shakespeare
Oscar Wilde
Emily Dickinson

15 preguntas
338 lectores participarón
Crear un test sobre este libro