InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8439733658
Editorial: LITERATURA RANDOM HOUSE (09/11/2017)

Calificación promedio : 3.55/5 (sobre 11 calificaciones)
Resumen:
Pájaros de en la boca y otros cuentos supone la mejor vía de entrada al fascinante universo de quien, tras su nominación al Man Booker International Prize en 2017 con Distancia de rescate, es una de las voces de las letras hispanas con más proyección en el actual panorama literario internacional. La presente compilación incluye veinte relatos ya publicados en ediciones anteriores de sus libros de cuentos y en ediciones internacionales, así como un relato inédito ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (8) Ver más Añadir una crítica
Yani
 11 agosto 2020
Pájaros en la boca y otros cuentos, de la argentina Samanta Schweblin, reúne 22 cuentos (valga la redundancia) de distintos años. Confieso que no sabía qué esperar porque es la primera vez que leo a la autora y pude ponerle fin a las dudas. Disfruté muchísimo del libro.⠀

Los cuentos no tienen un hilo conductor: no tratan todos los mismos temas ni los desarrollan de la misma forma. Sí subyace en todos ellos un dejo cruel, absurdo y estoico sobre las cosas que suceden como, por ejemplo, que un niño se enfrente a la depresión de su madre, dos hombres vayan a una cantina donde hay una mujer muerta en la cocina o que una persona esté obsesionada con cavar un pozo. No puedo encasillarlos en un solo género: algunos son realistas, otros tienden a la fantasía (son mayoría) y otros al terror. La lectura de Schweblin, Mariana Enríquez y Claire Keegan en un mismo año me hizo pensar que la literatura necesita nuevas discusiones y definiciones. Y eso está buenísimo.⠀

Pero volvamos a Schweblin. Sus cuentos te dejan preguntas, no certezas. Crean la necesidad de hablarlos con alguien, de intentar entenderlos, de considerar varios puntos de vista. No se puede terminar “El cavador” o “Hacia la alegre civilización” sin pararse a pensar unos minutos (que luego se hacen horas). Para mí, esa es la literatura que importa y la que más me gusta. Sé que voy a releer y que va a cambiar mi interpretación, que el libro me va a contar otra cosa ¿Hay algo más lindo que eso? No lo creo.⠀

Schweblin escribe bien y tiene un punto fuerte en los diálogos, que incluso llegaron a sacarme una risa en situaciones que son delicadas. Y hay otros cuentos, como “Mi hermano Walter” u “Olingiris” donde no hace falta un intercambio de palabras para provocarte incomodidad. Seguiré leyendo a esta autora, sin lugar a dudas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
lector_salteado
 20 noviembre 2018
Todo es impecable en este libro, pero hay algo con el terror gótico rioplatense que no funciona, al menos en versión Schweblin. Ese inframundo que nunca se muestra del todo, pero sostiene los cuentos, tiene algo de trivial, de cine clase B, pero en el mal sentido. El encapsultamiento del horror en lo monstruoso me parece ingenuo, aun cuando se muestre la cercanía de lo monstruoso. Es posible que la negatividad esté mucho más cerca, más entrelazada con lo constitutivo del ser humano. Ponerlo afuera, hacerlo ajeno para sugerir después que no estamos a salvo me parece una maniobra precaria. Pienso que hay más lucidez en el terror que no recurre a este artefacto teenager ni en la semántica ni en la sintaxis. Pienso en el horror que astilla el lenguaje en La débil mental, Matate, y Precoz de Mariana Harwicz. Pienso en la carne desgarrada, los huesos rotos, la sangre palpitante de la trilogía de Pablo Forcinito. Pienso en lo macabro visto cara a cara en Australia de Santiago La Rosa. Pienso en esos malvados rancios de Selva Almada. Pienso en esas mujeres eclipsadas de Carina Radilov Chirov. La epifanía universal está en el William Wilson de Poe, en la tradición del Doppelgaenger en cine, que muestran la imposibilidad de la metonimia del mal -que sustenta los cuentos de Schweblin-. Creo que en estos casos el mal es más auténtico que en los cuentos de Pájaros en la boca. Algo similar pienso que ocurre con Las cosas que perdimos en el fuego de Mariana Enríquez. Puede ser que Cabezas contra el asfalto sea el mejor cuento de Pájaros en la boca.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
macarenamamone
 13 noviembre 2018
Este es mi primer acercamiento a la autora y me dejó, sin dudas, con ganas de más. Pájaros en la boca es una antología de cuentos cortos con tintes fantásticos, y hasta un poco terroríficos, que dejan perplejo al lector, pero no tanto a los personajes, que habitan su mundo indiferentes a aquello que a nosotros nos parece extraño, el “terror”, lo desconocido o inexplicable es parte cotidiana de su realidad. Los finales son muy abiertos, dejan mucho en nuestras manos, algo que personalmente disfruto bastante. Mis cuento favorito fue “Conservas” un excelente relato que muestra otro punto de vista de la maternidad, el embarazo, el deseo de tener un hijo, la espera y el aborto. Una gran lectura para estos tiempos. También hay otros bastante memorables como: Mi hermano Walter, Ultima vuelta, Bajo tierra. Pájaros en la boca es un muestrario de distintas formas de percibir el mundo, la realidad.
Comentar  Me gusta         20
elesqueletolector
 13 enero 2020
Desde el vamos nunca se me hizo fácil leer cuentos pero creo que estos en particular se me hacen inmensamente complejos. Hay mucho más allá que lo que dice la trama, muchos matices detrás de cada palabra. Es imposible leer uno de estos cuentos y no llevarte un personaje a cuestas al menos un par de días.
Los cuentos de Samanta me dan miedo. No son necesariamente de terror, no todos al menos. Son vertiginosos, prestan para leerse más de una vez. Me da la sensación de que si vuelvo a leerlos en dos meses me den otros tipos de miedo, algunos más viscerales, otros más lógicos.
Los personajes en los cuentos de Samanta están bien marcados, cada uno con su historia, cada uno te habla y te hace pensar en algo humano; en el abandono, en la violencia, en el amor desmesurado, en la crudeza de la carne y en la desesperación de huir.
Pájaros en la boca y otros cuento tiene muchas denuncias, algunas sociales y otras que podría plantearle a mi propio padre.
No logré salir ilesa de este libro. Voy a tener que releer.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
pasiondelalectura
 11 febrero 2019

Pájaros en la boca (2010) es una recopilación de 18 cuentos dentro de los cuales encontré 6 cuentos ya leídos en El núcleo del disturbio…por ejemplo los cuentos Hacia la alegre civilización, Matar un perro, Mujeres desesperadas, Sueño de revolución, La verdad acerca del futuro y La pesada valija de Benavides.
Entre los 12 cuentos originales está Pájaros en la boca que a mi gusto es el más extraño y escalofriante, por cierto muy logrado en el estilo de la cuentista, con personajes que nada perturba y ambientes de pesadillas. Es un juego con el subconsciente que gusta o no; otra particularidad del mundo de la escritora es la ambientación en la provincia argentina. Los cuentos están enhebrados con un ingrediente común: la tensión.
Los cuentos están raramente en el plano de lo real, porque las historias fluyen entre realismo y fantástico y están construidas con una prosa afilada sostenida por una sólida estructura narrativa. Destaca en la joven escritora la búsqueda permanente de lo insólito, de lo extraño atravesando una realidad, una especie de género « familiar desconocido ». Y lo que le gusta en el cuento a esta autora es la intensidad, la concentración en un punto crítico y la precisión de cada paso. Encuentro que hay una analogía entre el estilo de S. Schweblin y el estilo del escritor uruguayo Onetti que vivió en Buenos Aires, un novelista precursor que salió del sendero criollista de los latinoamericanos incurriendo en un proceso de transformación, debido al aluvión de inmigrantes que no podían acomodarse a las estructuras antiguas. Allí estaba el germen de las futuras novelas de Cortázar, Fuentes o Vargas Llosa, novelas con personajes ciudadanos porque los esquemas intelectuales habían cambiado. Onetti comenzó publicando dentro de una corriente existencialista. En sus cuentos se advierte un clima onírico-real, con una prosa lenta, de detalle minucioso (exactamente como la prosa de Schweblin), no desprovista de lirismo, con personajes que se mueven entre experiencia/inocencia, ilusión/desesperanza o juventud/vejez. Este análisis pertinente es de John Deredita, citado por Ana María Navales en Los senderos que se bifurcan.

Enlace: https://pasiondelalectura.wo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00

Las críticas de la prensa (2)
revistan09 enero 2019
Se traduce ahora “Pájaros en la boca”, su celebrado libro de cuentos. Y lo recomienda el Premio Nobel J.M. Coetzee.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
elinformador30 julio 2018
La escritora argentina comparte con los lectores de EL INFORMADOR un adelanto de su más reciente libro “Pájaros en la boca y otros cuentos”.
Leer la crítica en el sitio web: elinformador
Videos de Samanta Schweblin (4) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Samanta Schweblin
Samanta Schweblin nació en Buenos Aires y vive en Berlín desde 2012.
Premiada en varios países y traducida a más de veinticinco idiomas, Schweblin ganó en 2001 el premio del Fondo Nacional de las Artes por su libro de cuentos El núcleo del disturbio. Pájaros en la boca obtuvo el premio Casa de las Américas 2008 y quedó seleccionado para disputar el prestigioso The Man Booker International 2019. En 2014 fue distinguida con el Premio Konex por su trayectoria como cuentista durante el período 2009-2013 y al año siguiente ganó el de Narrativa Breve Ribera del Duero por el volumen de cuentos Siete casas vacías. ?Un hombre sin suerte?, relato incluido en ese volumen, ganó el Premio Internacional de Cuento Juan Rulfo 2012. El cuento ?La pesada valija de Benavides? fue llevado al cine por la directora Laura Casabé y la cineasta peruana Claudia Llosa recientemente terminó el rodaje de Distancia de rescate. Kentukis es la última novela de la escritora argentina.
Entrevista por Ana Da Costa y Gastón Francese (departamento de Prensa y Comunicación de la BNMM).
+ Leer más
otros libros clasificados: literatura argentinaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Escritores latinoamericanos ¿Quién es el autor?

Como agua para chocolate

Laura Esquivel
Isabel Allende
Gabriela Mistral

15 preguntas
85 lectores participarón
Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro
{* *}