InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8483931850
Editorial: Páginas de Espuma (20/05/2015)

Calificación promedio : 4.09/5 (sobre 27 calificaciones)
Resumen:
Las casas son siete, y están vacías. La narradora, según Rodrigo Fresán, es «una científica cuerda contemplando locos, o gente que está pensando seriamente en volverse loca». Y la cordura, como siempre, es superficial. Samanta Schweblin nos arrastra hacia Siete casas vacías y, en torno a ellas, empuja a sus personajes a explorar terrores cotidianos, a diseccionar los miedos propios y ajenos, y a poner sobre la mesa los prejuicios de quienes, entre el extrañamiento y... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Casa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (13) Ver más Añadir una crítica
soleblanco77
 09 February 2019
Siete casas vacías es una antología de cuentos de la joven escritora argentina Samanta Schweblin. Accedí a este libro gracias a la iniciativa Masa Crítica de la red social para lectores Babelio.

De un tiempo a esta parte empecé a escuchar hablar de Samanta Schweblin. Leí reseñas de sus libros y hay de todo: gente que la ama y gente a la que no le gustan sus obras. Como soy muy curiosa y no me llevo por lo que digan los demás ya que me gusta formarme mi propia opinión, me postulé para reseñar su libro en Babelio y tuve suerte.

Siete casas vacías recibió el IV Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero. Contiene siete cuentos, la mayoría de los cuales están relacionados con casas o departamentos. El único que no está relacionado con viviendas es Un hombre sin suerte, cuento que no formaba parte del manuscrito original, pero que luego decidieron incluir al publicar el libro. Ese cuento también ganó un premio (el Premio Internacional de Cuento Juan Rulfo 2012).

A continuación, les dejo una sinopsis de cada cuento y el puntaje que le puse a cada uno de ellos.

Nada de todo esto ✩✩✩
Una mujer viaja en un auto conducido por su madre. van mirando casas de barrios residenciales. Las calles están embarradas y la madre hace una mala maniobra, lo que provoca que el auto quede encajado en el jardín de una casa muy amplia y lujosa. La madre entra a la casa y la recorre, ante la sorpresa y el estupor de la dueña de casa que llama a una ambulancia.

Mis padres y mis hijos ✩✩✩
Javier está separado de Marga. Ella y su pareja actual (Charly) alquilan una casa para pasar las vacaciones de verano. Javier va a la casa a ver a sus hijos y lleva consigo a sus padres, quienes tienen problemas mentales, posiblemente demencia senil. En un momento, llegan a la casa los hijos de Javier, pero luego desaparecen.

Pasa siempre en esta casa ✩✩✩
Una mujer cuenta que de forma regular aparece en el patio de su casa ropa tirada que perteneció al hijo (ya fallecido) de su vecino de al lado. Ella siempre lo deja entrar a juntarla.

La respiración cavernaria ✩✩✩✩✩
Lola es una mujer de edad avanzada que vive junto a su marido. Lola tiene muchos problemas de salud y quiere morirse pronto. Tiene una lista de cosas para hacer antes de morirse en un papel que lleva a todas partes. No sale de su casa y su marido se encarga de las compras y del mundo exterior, mientras que ella se encarga de las tareas domésticas, además de clasificar y embalar las cosas que quiere tirar o donar antes de morir. Un día se mudan vecinos nuevos a la casa de al lado y su marido traba amistad con un chico.

Cuarenta centímetros cuadrados ✩✩✩
Una mujer sale de noche a comprarle aspirinas a su suegra, pero cuando llega a la farmacia, está cerrada por lo que debe seguir caminando hasta encontrar una farmacia de turno. Mientras camina, piensa en algo que le contó su suegra.

Un hombre sin suerte ✩✩✩✩
Una chica relata lo que le ocurrió el día que cumplió ocho años. Su hermana menor tomó lavandina y tuvieron que ir con urgencia al hospital en el auto. al llegar al hospital, la chica conoce a un hombre.

Salir ✩✩✩
Una noche, una mujer sale en bata y con una toalla en la cabeza (acaba de bañarse) de su departamento. En el ascensor, se encuentra con un hombre que estuvo haciendo arreglos en el edificio. El hombre la invita a subir a su auto y ella acepta.

El puntaje promedio da 3,42, lo que significa que me gustó. La prosa de Schweblin es directa, sin perder tiempo en descripciones, va directo al hueso, por lo que la lectura es ágil. Todos los cuentos arrancan con personas comunes y corrientes en situaciones cotidianas, pero con el paso del tiempo, aparecen situaciones absurdas o los personajes comienzan a actuar de una forma extraña, que puede llegar a la locura.

Los cuentos que más me gustaron fueron La respiración cavernaria y Un hombre sin suerte. La respiración cavernaria es el cuento más largo de la antología, casi que podría considerarse una novela corta. La escritura es impecable y retrata muy bien cómo es la vida de una persona con Alzheimer (esto lo sé muy bien porque mi mamá padece esa enfermedad). Un hombre sin suerte es un cuento corto como los demás, que parece que va a tener un toque perverso, pero no. Los otros cuentos me gustaron, pero hasta ahí. No me volaron la cabeza. al principio les había puesto un puntaje más bajo, sin embargo, con el paso del tiempo, se lo subí. La primera vez que los leí la sensación fue "¿qué es esto?". Después al releerlos, me cayó la ficha y entendí, por fin, lo que quería transmitir la autora.

Recomiendo este libro a la gente a la que le gusta leer cuentos, pero no tradicionales. Gente a la que le gusta estar al tanto de las nuevas tendencias en materia de literatura argentina, en lo posible, lectores con experiencia y conocimientos literarios. Si hubiera leído este libro hace unos atrás, seguramente no me habría gustado. Espero seguir leyendo a esta escritora argentina. Ya me compré su novela Kentukis porque leí la sinopsis y me pareció interesante. También pienso comprar Distancia de rescate porque tiene muy buenas críticas.
Enlace: http://soldeechesortu.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
macarenamamone
 21 January 2019
Gracias Masa crítica por el ejemplar

Un libro extraño, no se parece en nada a otros libros que leí de Schweblin, donde los cuentos se inclinan más a lo fantástico, a lo terrorífico y hasta casi rozan la ciencia ficción.
Los relatos de Siete casas vacías están invadidos de realidad, de cotidianidad. Son cuentos pesados, y con esto no me refiero ni a que sean difíciles de leer, ni a que sean muy largos o densos, en el mal sentido de la palabra. Son pesados porque me transmitieron mucha tristeza, angustia, desesperanza, agotamiento. Es una antología que te deja en un estado extraño... casi que quedás como la protagonista del cuento “Cuarenta centímetros cuadrados”, sin poder pensar en nada, respirando por inercia. Los cuentos parecen, en un primer momento, sencillos, pero detrás de cada historia se condensa un mundo de complicaciones, problemas, enfermedades, miedos, enojos, y es ahí donde se vuelven relatos complejos y pesados. Cada cuento es pura realidad y ahí la autora también encuentra un punto absurdo o extraño, ¿porque quién dijo que la realidad no es absurda para algunos?, ¿o extraña, o incomprensible?
¿Los mejores relatos? Para mí, “Mis padres y mis hijos”, “La respiración cavernaria” (creo que el mejor), “Cuarenta centímetros cuadrados” y “Un hombre sin suerte”.
Leer a Schweblin siempre es toda una experiencia, nunca salís ileso de sus libros, te pueden gustar o no, pero jamás quedás indiferente, la mayoría de sus historias te acompañan mucho tiempo después de terminada la lectura y creo que los cuentos de Siete casas vacías se van a quedar conmigo un buen rato.
Me gusta el título, es una interpretación personal, obvio, pero creo que referirse a siete cuentos como siete casas es interesante. Se me viene a la cabeza el viejo dicho “cada casa es un mundo” y es que cada uno de estos cuentos, exceptuando “Un hombre sin suerte” quizás, transcurre o ronda en una casa. Y siempre son casas en las que falta algo: un hijo, un marido, amor, comunicación o en las que existe un conflicto. Las casas parecen ser, en algunos cuentos, un refugio y en otros un lugar de donde se necesita salir, aunque sea un rato, escapar de ese mundo. Cada una de estas casas y de estos cuentos es un mundo, refleja la realidad de cada personaje, y a veces esos personajes parecen ser no muy estables psicológicamente y la autora se mete en su mente igual, de una manera magistral y muy de a poquito, casi sin nombrar la palabra enfermedad, y construye una mirada que nunca hubiésemos imaginado.
Excelente, más que recomendado
+ Leer más
Comentar  Me gusta         32
unmillondepaginas
 20 August 2023
“ʟᴏs ʙʀᴀᴢᴏs ʏ ʟᴀs ᴘɪᴇʀɴᴀs ᴇsᴛáɴ ᴀʙɪᴇʀᴛᴏs ʏ sᴇᴘᴀʀᴀᴅᴏs, ʏ ᴘᴏʀ ᴜɴ ᴍᴏᴍᴇɴᴛᴏ ᴍᴇ ᴘʀᴇɢᴜɴᴛᴏ sɪ ʜᴀʙʀá ᴀʟɢᴜɴᴀ ᴏᴛʀᴀ ᴍᴀɴᴇʀᴀ ᴅᴇ ᴀʙʀᴀᴢᴀʀ ᴄᴏsᴀs ᴛᴀɴ ᴅᴇsᴄᴏᴍᴜɴᴀʟᴍᴇɴᴛᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴄᴏᴍᴏ ᴜɴᴀ ᴄᴀsᴀ, sɪ sᴇʀá ᴇsᴏ ʟᴏ ǫᴜᴇ ᴍɪ ᴍᴀᴅʀᴇ ɪɴᴛᴇɴᴛᴀ ʜᴀᴄᴇʀ”.

Samanta Schweblin tiene una forma de escribir muy particular. Podría decirse que la amas o la odias. Porque sus finales son deliberadamente abiertos. Porque sus textos son directos y desnudos de descripciones innecesarias. Porque te transportan sin rodeos a situaciones cotidianas que de pronto se vuelven absurdas, o esperpénticas, o sutil y solapadamente terroríficas. Porque sus cuentos están llenos de sustancia aunque aparentemente no sea así en un inicio, de modo que te dejan pensando y con ganas de releerlos. Porque crecen en ti con el paso de los días, hasta que algo hace click.

Y así ha sido con los siete cuentos que conforman este libro: 𝗦𝗶𝗲𝘁𝗲 𝗰𝗮𝘀𝗮𝘀 𝘃𝗮𝗰í𝗮𝘀. Seis de ellos transcurren en casas: Nada de todo esto, Mis padres y mis hijos, Pasa siempre en esta casa, La respiración cavernaria, Cuarenta centímetros cuadrados y Salir. Solo en uno de ellos no es así: Un hombre sin suerte. Este fue añadido posteriormente tras ganar el Premio Internacional de Cuento Juan Rulfo en 2012 y es precisamente uno de los que más me han gustado. Porque juega continuamente con ideas muy perturbadoras sin que llegues a poder decidir qué está pasando en realidad hasta su final, y quizás ni siquiera entonces.

Desde luego, yo seguiré leyendo todo lo que publique esta autora.

“ᴀʜᴏʀᴀ ᴇʟʟᴀ ɴᴏ ᴛᴇɴíᴀ ɴɪ ᴘᴀʀᴀ ǫᴜɪéɴ ᴍᴏʀɪʀsᴇ”.

“ᴇʟʟᴏs ᴇsᴛᴀʙᴀɴ ᴀʜí ᴘᴀʀᴀ ᴄᴜɪᴅᴀʀ ᴅᴇ sᴜs ᴄᴏsᴀs, ʏ ᴀ ᴄᴀᴍʙɪᴏ sᴜs ᴄᴏsᴀs ʟᴏs sᴏsᴛᴇɴíᴀɴ”.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Zairamec
 28 September 2020
Han escuchado el refran "Pueblo chico, infierno grande" pues bueno, podría decirse que "Siete casas vacías" podría ser así. Si bien no se establece que estamos en el mismo lugar, al leer cada uno de los cuentos sientes que es así, como si todo quedara en una misma cuadra, sin existir barreras ni distancia ni siquiera tiempo.

En cada casa sucedía todo y a la vez nada.
Samantha Schweblin tiene la habilidad de usar la cotidianidad como si fuera una historia de terror, pero al final solo se reduce en un absurdo que se siente tan real que hace que un escalofrío te descienda por la espalda y que dejes de sentirte seguro inclusive en tu misma casa. La escritora te muestra que el bien el mal pueden estar un mismo lugar y a veces, inclusive dentro de las mismas cuatro paredes donde sueles sentir que estás a salvo, porque ese espacio que habitas y en el que duermes siempre está ocupado no solo de alegría y de amor, sino también de silencio, de traumas, quebrantos y enfermedad, que si todos dieran voz a esas acciones que suceden allí nadie nunca más volvería a sentirse seguro en ese lugar, pero bueno hay acuerdos tácitos para no contar, para aguantar, para soportar y sobrellevar todos esos sucesos, hasta que un día solo escapas, te llevas tu vida, tus sueños y tus anhelos, buscas un nuevo espacio y fundas una nueva casa con nuevas historias por contar, pero que siempre quedarán ocultas, si la suerte y la fortuna así lo deciden.

Este libro te da la bienvenida al desconcierto, la vergüenza, la desazón, el dolor, el sufrimiento, la muerte, la violencia y lo extraño, pero también, en medio de tanta incertidumbre, te ofrece cuentos con los que, en forma aterradora, podrías Identificarte, así que navega por ellos, siéntelos e inclusive puedes perder la capacidad de respirar, sobre todo con el cuento ubicado en el centro, donde el remordimiento, la culpa y la indiferencia, son el pan de cada día.

La mayoría de las personas le tiene miedo al mundo y a los desconocidos, pero en lo que he caminado en esta tierra y en las historias de vida que he escuchado por mi profesión, deberíamos temer más a los conocidos, inclusive a aquello que llamamos hogar.



.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Ale_caotica
 14 June 2023

📚 Siete casas vacias
Samanta Schweblin
�ldiko ( @institutocervantesfrankfurt Biblioteca digital)

____________________

&#xNaN4&#xNaN

Me ha gustado mucho. Hacía tiempo que un libro de relatos no me llamaba tanto la atención y es que me han gustado todos. Cosa que es difícil.

La autora nos mete en siete casas, en las que la soledad y el terror de lo cotidiano invaden la escena. El lector se ve rodeado de situaciones oscuras e incómodas. Podemos sentir la tristeza, las relaciones familiares rotas, la locura, la falta de amor, las diferencias sociales y la desesperación.
Los relatos son muy sencillos y de los siete solo uno es especialmente largo, pero se leen muy rápido.

He estado buscando información sobre la autora y tiene varios libros de cuentos de este estilo publicados y no dudo en buscar los demás y leerlos. Realmente me ha conquistado.

Si os gustan los relatos, creo que es un libro que disfrutaréis, y además es súper cortito. En una tarde os lo ventilais seguro. Creo que sería un buen libro para salir de un parón lector.

✴ ¿ Conocías a la autora?
+ Leer más
Comentar  Me gusta         41
Citas y frases (7) Ver más Añadir cita
Edd62Edd6229 August 2020
La lista decía;
Clasificarlo todo
Donar lo imprescindible
Embalar lo importante
Concentrarse en la muerte.
Si él se entromete ignorarlo
Comentar  Me gusta         10
Edd62Edd6229 August 2020
Lola sospechaba que su vida había sido demasiado larga, tan simple y liviana que ahora carecía del peso suficiente para desaparecer. Había concluido, al analizar la experiencia de algunos conocidos, que incluso en la vejez la muerte necesitaba de un golpe final
Comentar  Me gusta         00
pattleelibrospattleelibros15 May 2023
Por qué, si sus intenciones eran tan claras, su cuerpo volvía a despertarse cada día. Era algo insólito y cruel, y Lola empezaba a temer lo peor: que la muerte requiriera un esfuerzo para el que ella ya no estaba preparada.
Comentar  Me gusta         00
pattleelibrospattleelibros14 May 2023
Quiero que mueva nuestras cosas, quiero que mire, aparte y desarme. Que saque todo afuera de las cajas, que pise, que cambie de lugar, que se tire al suelo y también que llore.
Comentar  Me gusta         00
pattleelibrospattleelibros15 May 2023
De tanto escuchar a la gente aprendí que no siempre piden lo que es mejor para ellos.
Comentar  Me gusta         10
Videos de Samanta Schweblin (6) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Samanta Schweblin
17/02/2023. Dialogamos con la escritora argentina Samanta Schweblin y nos habla del éxito de público y crítica de su libro de relatos Siete Casas Vacías, cuya traducción al inglés recibió el National Book Award, uno de los premios más prestigiosos de Estados Unidos y de la literatura en inglés. Nos cuenta la importancia que tienen para ella las casas como espacio a veces opresivo y destaca que fuimos hechos para dormir mirando las estrellas no encerrados en casas. El tema de cierto tipo de locura atraviesa sus cuentos. Schweblin es experta en crear atmósferas densas e inquietantes, algo que se refleja en sus obras.
+ Leer más
otros libros clasificados: narrativa breveVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Casa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

La chica del tren

En qué año fue publicada esta novela

2014
2015
2016
2017

10 preguntas
73 lectores participarón
Thème : La chica del tren de Paula HawkinsCrear un test sobre este libro
.._..