InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8483931850
Editorial: Páginas de Espuma (20/05/2015)

Calificación promedio : 4.2/5 (sobre 5 calificaciones)
Resumen:
Las casas son siete, y están vacías. La narradora, según Rodrigo Fresán, es «una científica cuerda contemplando locos, o gente que está pensando seriamente en volverse loca». Y la cordura, como siempre, es superficial. Samanta Schweblin nos arrastra hacia Siete casas vacías y, en torno a ellas, empuja a sus personajes a explorar terrores cotidianos, a diseccionar los miedos propios y ajenos, y a poner sobre la mesa los prejuicios de quienes, entre el extrañamiento y... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (3) Añadir una crítica
soleblanco77
 09 febrero 2019
Siete casas vacías es una antología de cuentos de la joven escritora argentina Samanta Schweblin. Accedí a este libro gracias a la iniciativa Masa Crítica de la red social para lectores Babelio.
De un tiempo a esta parte empecé a escuchar hablar de Samanta Schweblin. Leí reseñas de sus libros y hay de todo: gente que la ama y gente a la que no le gustan sus obras. Como soy muy curiosa y no me llevo por lo que digan los demás ya que me gusta formarme mi propia opinión, me postulé para reseñar su libro en Babelio y tuve suerte.
Siete casas vacías recibió el IV Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero. Contiene siete cuentos, la mayoría de los cuales están relacionados con casas o departamentos. El único que no está relacionado con viviendas es Un hombre sin suerte, cuento que no formaba parte del manuscrito original, pero que luego decidieron incluir al publicar el libro. Ese cuento también ganó un premio (el Premio Internacional de Cuento Juan Rulfo 2012).
A continuación, les dejo una sinopsis de cada cuento y el puntaje que le puse a cada uno de ellos.
Nada de todo esto ✩✩✩
Una mujer viaja en un auto conducido por su madre. van mirando casas de barrios residenciales. Las calles están embarradas y la madre hace una mala maniobra, lo que provoca que el auto quede encajado en el jardín de una casa muy amplia y lujosa. La madre entra a la casa y la recorre, ante la sorpresa y el estupor de la dueña de casa que llama a una ambulancia.
Mis padres y mis hijos ✩✩✩
Javier está separado de Marga. Ella y su pareja actual (Charly) alquilan una casa para pasar las vacaciones de verano. Javier va a la casa a ver a sus hijos y lleva consigo a sus padres, quienes tienen problemas mentales, posiblemente demencia senil. En un momento, llegan a la casa los hijos de Javier, pero luego desaparecen.
Pasa siempre en esta casa ✩✩✩
Una mujer cuenta que de forma regular aparece en el patio de su casa ropa tirada que perteneció al hijo (ya fallecido) de su vecino de al lado. Ella siempre lo deja entrar a juntarla.
La respiración cavernaria ✩✩✩✩✩
Lola es una mujer de edad avanzada que vive junto a su marido. Lola tiene muchos problemas de salud y quiere morirse pronto. Tiene una lista de cosas para hacer antes de morirse en un papel que lleva a todas partes. No sale de su casa y su marido se encarga de las compras y del mundo exterior, mientras que ella se encarga de las tareas domésticas, además de clasificar y embalar las cosas que quiere tirar o donar antes de morir. Un día se mudan vecinos nuevos a la casa de al lado y su marido traba amistad con un chico.
Cuarenta centímetros cuadrados ✩✩✩
Una mujer sale de noche a comprarle aspirinas a su suegra, pero cuando llega a la farmacia, está cerrada por lo que debe seguir caminando hasta encontrar una farmacia de turno. Mientras camina, piensa en algo que le contó su suegra.
Un hombre sin suerte ✩✩✩✩
Una chica relata lo que le ocurrió el día que cumplió ocho años. Su hermana menor tomó lavandina y tuvieron que ir con urgencia al hospital en el auto. al llegar al hospital, la chica conoce a un hombre.
Salir ✩✩✩
Una noche, una mujer sale en bata y con una toalla en la cabeza (acaba de bañarse) de su departamento. En el ascensor, se encuentra con un hombre que estuvo haciendo arreglos en el edificio. El hombre la invita a subir a su auto y ella acepta.
El puntaje promedio da 3,42, lo que significa que me gustó. La prosa de Schweblin es directa, sin perder tiempo en descripciones, va directo al hueso, por lo que la lectura es ágil. Todos los cuentos arrancan con personas comunes y corrientes en situaciones cotidianas, pero con el paso del tiempo, aparecen situaciones absurdas o los personajes comienzan a actuar de una forma extraña, que puede llegar a la locura.
Los cuentos que más me gustaron fueron La respiración cavernaria y Un hombre sin suerte. La respiración cavernaria es el cuento más largo de la antología, casi que podría considerarse una novela corta. La escritura es impecable y retrata muy bien cómo es la vida de una persona con Alzheimer (esto lo sé muy bien porque mi mamá padece esa enfermedad). Un hombre sin suerte es un cuento corto como los demás, que parece que va a tener un toque perverso, pero no. Los otros cuentos me gustaron, pero hasta ahí. No me volaron la cabeza. al principio les había puesto un puntaje más bajo, sin embargo, con el paso del tiempo, se lo subí. La primera vez que los leí la sensación fue "¿qué es esto?". Después al releerlos, me cayó la ficha y entendí, por fin, lo que quería transmitir la autora.
Recomiendo este libro a la gente a la que le gusta leer cuentos, pero no tradicionales. Gente a la que le gusta estar al tanto de las nuevas tendencias en materia de literatura argentina, en lo posible, lectores con experiencia y conocimientos literarios. Si hubiera leído este libro hace unos atrás, seguramente no me habría gustado. Espero seguir leyendo a esta escritora argentina. Ya me compré su novela Kentukis porque leí la sinopsis y me pareció interesante. También pienso comprar Distancia de rescate porque tiene muy buenas críticas.
Enlace: http://soldeechesortu.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
macarenamamone
 21 enero 2019
Gracias Masa crítica por el ejemplar
Un libro extraño, no se parece en nada a otros libros que leí de Schweblin, donde los cuentos se inclinan más a lo fantástico, a lo terrorífico y hasta casi rozan la ciencia ficción.
Los relatos de Siete casas vacías están invadidos de realidad, de cotidianidad. Son cuentos pesados, y con esto no me refiero ni a que sean difíciles de leer, ni a que sean muy largos o densos, en el mal sentido de la palabra. Son pesados porque me transmitieron mucha tristeza, angustia, desesperanza, agotamiento. Es una antología que te deja en un estado extraño... casi que quedás como la protagonista del cuento “Cuarenta centímetros cuadrados”, sin poder pensar en nada, respirando por inercia. Los cuentos parecen, en un primer momento, sencillos, pero detrás de cada historia se condensa un mundo de complicaciones, problemas, enfermedades, miedos, enojos, y es ahí donde se vuelven relatos complejos y pesados. Cada cuento es pura realidad y ahí la autora también encuentra un punto absurdo o extraño, ¿porque quién dijo que la realidad no es absurda para algunos?, ¿o extraña, o incomprensible?
¿Los mejores relatos? Para mí, “Mis padres y mis hijos”, “La respiración cavernaria” (creo que el mejor), “Cuarenta centímetros cuadrados” y “Un hombre sin suerte”.
Leer a Schweblin siempre es toda una experiencia, nunca salís ileso de sus libros, te pueden gustar o no, pero jamás quedás indiferente, la mayoría de sus historias te acompañan mucho tiempo después de terminada la lectura y creo que los cuentos de Siete casas vacías se van a quedar conmigo un buen rato.
Me gusta el título, es una interpretación personal, obvio, pero creo que referirse a siete cuentos como siete casas es interesante. Se me viene a la cabeza el viejo dicho “cada casa es un mundo” y es que cada uno de estos cuentos, exceptuando “Un hombre sin suerte” quizás, transcurre o ronda en una casa. Y siempre son casas en las que falta algo: un hijo, un marido, amor, comunicación o en las que existe un conflicto. Las casas parecen ser, en algunos cuentos, un refugio y en otros un lugar de donde se necesita salir, aunque sea un rato, escapar de ese mundo. Cada una de estas casas y de estos cuentos es un mundo, refleja la realidad de cada personaje, y a veces esos personajes parecen ser no muy estables psicológicamente y la autora se mete en su mente igual, de una manera magistral y muy de a poquito, casi sin nombrar la palabra enfermedad, y construye una mirada que nunca hubiésemos imaginado.
Excelente, más que recomendado
+ Leer más
Comentar  Me gusta         12
AlinaLectora
 15 diciembre 2018
Samanta Schweblin juega con el horror, el desasosiego y la
desesperanza en un libro pequeño y genial
A mi criterio, una de las mejores voces de la narrativa argentina actual.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: narrativa breveVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Escritores latinoamericanos ¿Quién es el autor?

Como agua para chocolate

Laura Esquivel
Isabel Allende
Gabriela Mistral

15 preguntas
75 lectores participarón
Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro
{* *}