InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Santiago Caruso (Ilustrator)
ISBN : 8496509729
60 páginas
Editorial: Libros del Zorro Rojo (01/04/2012)

Calificación promedio : 3.81/5 (sobre 54 calificaciones)
Resumen:
«Sentada en su trono, la condesa mira torturar y oye gritar. Sus viejas y horribles sirvientas son figuras silenciosas que traen fuego, cuchillos, agujas, atizadores; que torturan muchachas, que luego las entierran. Como el atizador o los cuchillos, esas viejas son instrumentos de una posesión. Esta sombría ceremonia tiene una sola espectadora silenciosa.»
En 1611 la condesa Erzsebét Bathory fue condenada por el asesinato de seiscientas cincuenta jóvenes. Mar... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (32) Ver más Añadir una crítica
Ros
 31 October 2022
Hoy he vuelto a mirar y ojear el libro que leí hace ya un tiempo y no he podido resistir el embrujo que despierta, por eso retomo estos comentarios que ya hice, y los traigo aquí porque merece la pena leer y admirar este libro.. Y tratándose de la autora que la escribió, todavía resulta más apasionante.

Sé también que se trata de un libro del que hay múltiples reseñas y también muchas citas en la plataforma, las he leído, ya que la historia de la condesa Erzsébet Báthory ha perdurado a través de los siglos y ha generado también textos diversos y por supuesto multitud de lectores, como yo.

La excelente escritora argentina Pizarnik publicó en el año 1971, este texto sobre Erzsébet Báthory , conocida como la condensa sangrienta.

Lo leí en una edición ilustrada por Santiago Caruso y cuyas imágenes son tan impactantes como lo es el mismo terror, y a pesar de su crudeza, son maravillosas, espectaculares.

Suponen el refuerzo de los baños de sangre que la condesa utilizaba en busca de la juventud y este es el hilo conductor de las ilustraciones así como los colores utilizados, todos los dibujos en solo tres colores, rojo, blanco y negro. La portada es uno de ellos.

Es una novela muy corta que comenzó siendo una reseña literaria. Pizarnik, ante todo, una gran poeta, se adentró en la prosa en sus últimos años.

Y nos relata la leyenda de Erzsébet Báthory, una condesa húngara conocida por cometer múltiples asesinatos de las forma más sanguinaria, cruenta y propia de un sadismo feroz, que ni siquiera podemos imaginar.

Para escribir su obra, se basó en el texto escrito de Valentine Penrose, (La comtesse sanglante) que también he leído y está también reseñada, a la que ella admiraba por su erudición y su poesía.

Esta novela se compone de once fragmentos en los que se relatan brevemente, pero de forma intensa, los momentos claves del libro de Penrose.

En los cuatro primeros capítulos , muy inquietantes, nos describe los diferentes métodos de tortura que la condesa empleaba, los títulos que tienen ya nos lo indican, son los siguientes: la virgen de hierro, muerte por agua, la jaula mortal, torturas clásicas.

En el resto de capítulos, lo que nos narra es la historia de la condesa, para terminar con la condena impuesta después de su juicio celebrado en el año 1611, por los crímenes tan horribles de 650 jóvenes.

En el juicio se supo, además, que había un listado de las víctimas, escrito por la propia condesa, y todas ellas eran jóvenes de los pueblos vecinos a su castillo.

Lo que hace aquí Alejandra Pizarnik, es trasladar a su particular lenguaje literario, lo que más le interesó de la narración de Valentine Penrose y sobre el personaje de Erzsébet Báthory (1560-1614).

Se trata, por lo tanto , de una fusión de géneros, ya que puede considerarse, tanto ensayo, como novela y también poesía.

Nos ofrece descripciones de lo que supuestamente ocurrió en el castillo de Csejthe, y lo más llamativo es, que ante la perversión y la locura, surge la fascinación por el personaje, ya que la autora leyó con fervor todo lo que sobre el tema, escribió e investigó anteriormente Penrose.

La leyenda, desde luego, es absorbente y deseas saber y conocer más sobre esta historia perturbadora y a su insólito personaje. Y es que la condesa Erzsébet Báthory resulta ser un personaje que podrá ser catalogada bajo nuestra mirada de hoy como una psicópata o una asesina en serie, muy difícil de comprender.

En la introducción, Pizarnik nos acerca al trabajo de Penrose sobre la condesa a la que llama “la belleza convulsa” del personaje. Me ha encantado este apelativo.

Después nos va describiendo los distintos métodos de tortura empleados, son aterradores, y junto a ellos, nos propone una serie de reflexiones sobre la personalidad de la condesa.

También desarrolla su historia, nos da a conocer a su familia y termina con la condena que finalmente recibió, por sus terroríficos crímenes.

Es un retrato perturbador que los dibujos del artista Caruso recrea magistralmente en esta edición de los libros del zorro rojo.
Unas imágines tan bellas y escalofriantes como el propio texto, que es además sombrío y perverso.

Resumiendo, una obra muy particular para leer en dosis moderadas, muy poco a poco ya que si entras en este tenebroso castillo, puede que no encuentres su salida. ¿Te atreves?

Yo he avisado.
Absolutamente recomendable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         2930
Inquilinas_Netherfield
 07 November 2021
Hace años que tenía en el punto de mira La condesa sangrienta, tanto por la autora, Alejandra Pizarnik, a quien nunca había leído, como por el personaje de la condesa Erzsébet Báthory, sobre quien he leído mucho pero de quien siempre se pueden descubrir cosas nuevas o puntos de vista diferentes. La condesa sangrienta realmente debería entrar en la segunda categoría, la del punto de vista de la autora, porque en cuanto a información, tal y como está planteado el libro, no ofrece ni aporta nada nuevo.

Hay gente que cree que el mito de la condesa sangrienta es falso, como si fuese un personaje de ficción o una versión femenina de Drácula, pero nada más lejos de la realidad. Fue una asesina en serie despiadada, sádica y cruel que actuaba en la creencia de que su estatus de pertenencia a la nobleza le otorgaba derecho a hacer lo que quisiera con la gente inferior a ella por rango. Su linaje le ofrecía impunidad ante la ley tanto divina como de los hombres, y jamás confesó haber hecho nada malo por la sencilla razón de que no creía haber hecho nada malo. Algo parecido le pasó a Darya Nikolayevna Saltykova, "La torturadora", que vivió en tiempos de Catalina la Grande de Rusia actuando bajo la misma premisa de impunidad y de total desprecio por la vida humana amparándose tras su rango todopoderoso de nobleza (y a la que Catalina finalmente tuvo que detener aun estando protegida por ese mismo ranto). El caso es que se ha idealizado tanto el nombre de la Báthory, convirtiéndola casi en un símbolo de culto con ilustraciones sexualizadas y vampirizadas, que quedan en el olvido las salvajadas que esta señora perpetró con ayuda de dos criadas. Y digo salvajadas por decir algo, porque sus asesinatos iban mucho más allá del mero hecho de quitar la vida. Su crueldad sanguinaria no tenía límites, sus torturas eran de una barbarie inhumana y su desprecio absoluto por la vida (de los demás... la suya era sagrada) resultaba desnaturalizada.

Para quienes somos aficionados al true crime (literariamente hablando, claro) y que además preferimos adentrarnos en hechos ocurridos antes de mediados del siglo XX (como es mi caso, y no creo que sorprenda a nadie), la condesa Báthory es de esos personajes que nos encontramos cada dos por tres, ya sea en antologías sobre asesinas en serie como en cualquier otro libro dedicado al tema y que se vaya a los primeros casos conocidos. ¿Entonces qué esperaba encontrar en La condesa sangrienta, de Pizarnik? Pues sinceramente, no había pensado en ello. No me había planteado nada sobre esta obra más allá de su temática, así que no sabía si era novela, si era ensayo, el estilo, lo que contaba o lo que dejaba de contar. de esos libros que quieres leer por lo que cuentan y que compras en base a esa misma premisa. Así que por si os ocurre lo mismo, os cuento cómo planteó Pizarnik esta particular biografía de Erzsébet Báthory.

Lo primero que creo que debe quedar claro es que La condesa sangrienta no es una obra de referencia sobre la figura de Báthory, así que quien quiera conocer su historia de manera detallada, documentada y con tintes biográficos, debe acudir a otro tipo de obras. La condesa sangrienta no sirve para ese propósito, y de hecho creo que, aunque puede servir como aproximáción inicial al personaje, solo se valora en su justa medida si ya tienes un bagaje sobre el personaje histórico y eres capaz de contextualizar todo lo que cuenta y de rellenar los huecos sin echar cosas en falta. ¿Por qué? Porque el esbozo biográfico es mínimo y solo aparece en la segunda parte; en la primera cada capítulo se dedica, en una suerte de ensayo redactado con una prosa poética que coquetea peligrosamente con la narrativa de ficción (no sé definirlo de otra manera), a desglosar los distintos métodos de tortura usados por la condesa y sus ayudantes.

Nada más comenzar La condesa sangrienta, Pizarnik hace alusión a la obra del mismo nombre de Valentine Penrose, publicada cuatro años antes (en España está editada por WunderKammer y llevo años detrás de hacerme con ella… de este 2021 no pasa), así que esta obra puede tomarse también como una especie de crítica literaria a la obra de Penrose. Esto es lo que dice:

Como veis, volvemos a lo dicho al principio: búsqueda y exhaltación de la estética y la belleza a partir del horror y la psicopatía. Dice que apartan todo lo malo en beneficio de la belleza, cuando ese supuesto atractivo no existiría sin toda la fiesta perversa que lo rodea. Pero bueno, a lo que iba. Que Pizarnik nos presenta el trabajo de Penrose para adelantarnos que en él basa esta su obra, y después es cuando se mete en materia. Los primeros cuatro capítulos describen distintos métodos de tortura, desde la muerte por agua a la virgen de hierro, pasando por la jaula mortal o un capítulo que abarca las llamadas torturas clásicas (arrancar carne con pinzas, cortar dedos con cizallas o tijeras, quemaduras y posterior punción de las llagas, etc...). Buena parte de estas torturas fueron ejecutadas por criadas como Dorkó o inventadas por la hechicera Darvulia, mientras la dama majestuosa se limitaba a observar y disfrutar; en otras ocasiones era ella misma quien se daba el gusto y se encargaba de mutilar a las jóvenes doncellas... Porque el círculo era siempre el mismo: a la cabeza la condesa, a sus órdenes criadas espantosas y locas como ella, las víctimas siempre jóvenes e inocentes enviadas por sus propias familias para hacerse unas señoritas en el castillo (que desaparecieran una detrás de otra pesaba menos que la posibilidad de ascender socialmente). Si los hechos se producían en los aposentos de la ilustre dama, luego había que esparcir cenizas que posibilitaran su tránsito por la estancia en medio de los enormes charcos de sangre. Y sobre todo y ante todo esa perversión sexual ejemplifica su huida de la vejez, del deterioro, la decrepitud y la muerte. Si ella actúa como la muerte, se convierte en la muerte, ¿y cómo podría entonces morir?

El resto de capítulos ya se adentran en breves relatos que conforman la historia de los Báthory (familia ilustre desde los comienzos de Hungría con fama de sádicos y lujuriosos y de cuya rama parece ser Erzsébet una digna sucesora) hasta el momento en que, según cuenta la historia, fue emparedada en su aposento principal con una única ranura para que entrase el alimento por ella y donde murió cuatro años después, estando prohibido aludir a su nombre en toda Hungría y ocultando su lugar de enterramiento, desconocido hasta nuestros días. También se nos narra su matrimonio a los quince años con Ferencz Nadasdy, guerrero con el que compartía gusto por la tortura y que la dejó viuda a la edad de 44 años, momento en que conoció a la hechicera Darvulia. Fue entonces cuando comenzó su espiral de sadismo, perversión y asesinato.

Cabe decir que en los últimos tiempos está surgiendo una revisión de este personaje y su historia, aduciendo que todas estas acusaciones no fueron más que una excusa para acabar con ella y quitársela de en medio dado el poder que tenía en toda la comarca. Como dudo mucho que surjan pruebas en este sentido a estas alturas, ya queda al arbitrio de cada cual decidirse por aquello de "cuando el río suena agua lleva" o "la historia la escribieron los vencedores". En todo caso, en cuanto a lectura, que es lo que hoy nos ocupa, solo cabe estremecerse ante las salvajadas descritas en estas páginas, que por muy poético, bucólico e inspirado que sea el estilo de Pizarnik, no dejan de ser hechos horribles... aunque haya quien llame a esto belleza.

No puedo recomendar ni dejar de recomendar La condesa sangrienta porque, más allá del carácter, intensidad y método que su autora imprime a la narración (narración al parecer muy rompedora dentro de la obra de Pizarnik que, sin embargo, ella misma escogió como mejor representante de su estilo literario y que, dada su obsesión con la muerte, resulta evidente que usó como forma de expresión de su atormentada vida interior), tiene que interesar mucho el personaje de Erzsébet Báthory al tiempo que hay que ser consciente de que en este libro importa más la forma en que se narran las andanzas de la condesa que las propias andanzas, sobre las que no se cuenta nada nuevo. Tal y como digo anteriormente, quizá funcione como modo de acercarmiento al personaje, pero sin esperar más que eso mismo: un acercamiento. Y si no os gusta leer sobre cosas desagradables, pues no, tampoco es vuestro libro. Eso sí, no puedo terminar sin añadir que esta edición no sería lo que es sin las ilustraciones del argentino Santiago Caruso, que otorgan una fuerza manifiesta a los relatos de Pizarnik y complementan su palabra con unas imágenes que en absoluto loan la figura de Báthory.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
SraSougoule
 24 July 2022
La condesa Erzsebét Bathory ha pasado a la historia por haber sido acusada y condenada de ser responsable de unos crímenes atroces, torturando y asesinado de una manera horrible. Se dice que asesinó a unas 650 personas, motivo por el cual la empezaron a llamar con el sobrenombre de "La condesa sangrienta".
El libro es muy corto, se lee en un suspiro, además de que va acompañado de unas ilustraciones que te hacen la lectura más amena y te enseñan hasta qué punto llegaba la perversidad de la condesa.
Como dato curioso, he leído que uno de sus antepasados fue Vlad Tepes "El empalador". Bram Stoker se inspiró en él para crear su obra "Drácula".
Comentar  Me gusta         234
March_25
 05 October 2022
Este pequeño libro lleva dentro todo el mal que pueda caber en un alma humana y eso es muuucho.
Aquí descubriremos sin necesidad de tomar forma de novela, un compendio de las distintas formas de tortura y muerte que llevó a cabo Elizabeth Báthory, conocida como “La condesa sangrienta”. Más de 600 vidas terminadas antes de tiempo, por las obsesiones de una mente desequilibrada.
Cada capítulo sirve para explicar de manera muy clara una forma de tortura usada. de la manera más cruel que pueda ocurrirse, no puedo negar que tenía mucha imaginación.
Escrito de forma directa y en tercera persona, para mí lo mejor son las ilustraciones que acompañan a la historia, ya que con anterioridad había leído el libro en el que se basa este y creo que es un buen resumen, quitando aquello que me sobró, como la historia del país.
Un libro corto muy perturbador, apto sólo para personas que aguanten bien leer sobre sadismo extremo. Si os interesa el tema, desde luego os lo aconsejo.
Comentar  Me gusta         133
Edd62
 24 January 2019
“ como me gustaria estar lejos de la locura y de la muerte “ A. pizarnik
“Ella es una prueba más de que la libertad absoluta de la criatura humana es horrible “ A. Pizarnick respecto a Erzébeth Báthory
Una historia donde convergen dos grandes tragedias, producto de dos vidas torturadas.
Alejandra Pizarnik, argentina de ascendencia rusa, su vida fue un constante sentido de no pertenencia, su inclinacion “ melancolica” la lleva a resistir a traves de la literatura los reveses inflingidos por la naturaleza, y hace eco de ello en su literatura, poesía mayormente, formó parte de los llamados poetas malditos, conoció vivió y compartió con grandes escritores que fomentaron de alguna manera su imagen de “ enfant terribl”, lo cual de ninguna manera alivio su profunda depresión y su sensación de infancia perdida y el insatisfecho deseo de atención que finalmente, y tras varios intentos la condujo a la muerte por suicidio
La otra gran tragedia, la existencia de la llamada “condesa sangrienta “ E. Báthory, miembro de la aristocracia Húngara, quien vivió entre los siglos XV y XVI , y responsable de tortuta y muerte de al menos 650 mujeres jovenes con dos finalidades, una el simple placer sádico y otra el bañarse con su sangre a fin de conservar la juventud,
En esta obra Pizarnick , basada en el ralato de la artista plástica y escritora francesa Valentine Penrose acerca de la Condesa Bathory, y sus “horrores criminales y excesos y perversiones sexuales “ describe inicialmente algunos de los refinados tormentos a que eran sometidas las victimas de esta cruel dama, en capítulos posteriores reseña brevemente la vida, ascendencia, y conjetura sobre posibles causas de su psicopatía,
El estilo literario no reduce la crueldad, no resta un palmo de la falta de humanidad de este execrable personaje, y sin embargo seduce e incita a no abandonar la lectura, a ahondar en esta terrible historia, no pondera no condena, pone las palabras justas para describir de una refinada manera la falta de refinamiento que existe en el vil asesinato múltiple por causas ninguna, en sus propias palabras coloca por encima la “ belleza convulsiva sobre la demencia desenfrenada de la condesa”
Reflejado, literalmente en el espejo por ella creado ( la condesa ) para poder contemplarse por horas sin cansarse,
Un plus las terriblemente bien logradas ilustraciones de Santiago Caruso
Ambas sirven de referencia , aunque ignoro si todas son reales a obras como Blancanieves, la bella durmiente, algunas versiones de Dracula ( al menos una cinematográfica )
Tomando una frase de Pizarnick..
“ no soy de este mundo “
No .... no lo son,,, ninguna de las dos ahora....y no sé si siempre

+ Leer más
Comentar  Me gusta         34
Citas y frases (10) Ver más Añadir cita
RosRos31 October 2022
Porque nadie tiene más sed de tierra, de sangre y de sexualidad feroz que estas criaturas que habitan los fríos espejos.
Comentar  Me gusta         190
Inquilinas_NetherfieldInquilinas_Netherfield07 November 2021
La magia negra de Darvulia se inscribió en el negro silencio de la condesa: la inició en los juegos más crueles; le enseñó a mirar morir y el sentido de mirar morir; la animó a buscar la muerte y la sangre en un sentido literal, esto es: a quererlas por sí mismas, sin temor.
Comentar  Me gusta         40
velneedlevelneedle24 May 2022
Ella es una prueba más de que la libertad absoluta de la criatura humana es horrible
Comentar  Me gusta         50
Edd62Edd6224 January 2019
Nunca nadie no quiso envejecer de tal forma, pues esto es morir, por eso ella encarnaba y representaba la muerte, pues...¿ Cómo ha de morir la muerte ?
Comentar  Me gusta         20
ciaovalentinaciaovalentina06 June 2020
Esta escena me llevó a pensar en la Muerte - la de las viejas alegorías; la protagonista de la Danza de la Muerte-. Desnudar es propio del a Muerte. También lo es la incesante contemplación de las criaturas por ella desposeídas. Pero hay más: el desfallecimiento sexual nos obliga gestos y expresiones del morir (jadeos y estertores como de agonía; lamentos y quejidos arrancados por el paroxismo).
Comentar  Me gusta         00
Videos de Alejandra Pizarnik (21) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Alejandra Pizarnik
Ese es el único registro sonoro de la poeta argentina Alejandra Pizarnik. En 1972, el poeta Arturo Carrera presentó su libro «Escrito con un nictógrafo», del cual la poeta argentina lee un poema. #poesia #poema #poeta libros
otros libros clasificados: literatura argentinaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Adivina el personaje de terror

Es un cuerpo creado a partir de la unión de distintas partes de cadáveres diseccionados, escrito por Mary Shelley a partir del reto literario de Lord Byron.

el Monstruo de Frankenstein
Frankenstein
Prometeo

10 preguntas
143 lectores participarón
Thèmes : terror clásico , horrorCrear un test sobre este libro