InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

ANA MARIA; DE LA FUENTE SUAREZ (Traductor)
ISBN : 8497930991
Editorial: Debolsillo (28/03/2014)

Calificación promedio : 4.12/5 (sobre 49 calificaciones)
Resumen:
Louis lo había comprobado: el gato estaba muerto, y por eso lo había enterrado. Aun así, incomprensiblemente, el gato había vuelto a casa. Church estaba allí otra vez, como Louis Creed temía y deseaba. Porque su hijita Ellie le había encomendado que cuidara del gato, y Church había muerto atropellado. Louis lo había comprobado: el gato estaba muerto, incluso lo había enterrado más allá del cementerio de animales. Sin embargo, Chruch había regresado, y sus ojos ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (25) Ver más Añadir una crítica
laurass89
 13 abril 2019
La realidad de la historia

Uno de los primeros problemas que nos encontramos cuando un libro tiene película es que la correspondencia entre uno y otro puede ser o muy cercana o completamente alejada. En este caso, y lo digo desde ya, la película se aleja en la actuación de los personajes y por lo tanto, bajo mi punto de vista, elimina totalmente la esencia profunda del libro. El terror que emplean sí que aparece en las páginas de King, pero no la historia. Pero esto es lo que opino yo, claro.
No obstante, ¿cuál es el meollo del asunto? La cuestión que nos plantea el autor americano en las páginas de Pet Semantary es muy sencilla «Si pudieras resucitar a tu mascota, ¿lo harías?». El protagonista de nuestra historia, Louis Creed, no lo tiene del todo claro cuando el gato de su hija Wiston Churchill (Church para los amigos) es atropellado por un camión delante de su casa. Por fortuna, la niña no estaba ese día. Tampoco Louis sabía qué sucedería si seguía a su vecino Jud más allá de su jardín y del Pet Semantary, hasta el cementerio micmac. Sin embargo, a la mañana siguiente Church estaba en casa.
Con esta premisa os podéis imaginar que la tensión y la intriga están más que aseguradas. A partir de este momento, veremos que poco a poco lo cotidiano comienza a ser extraño, que una gato cace ratones, por ejemplo, no es nada del otro mundo, sin embargo, la línea entre lo «normal» y lo extraordinario es absurdamente fina.
Ese querer ir más allá y ahondar en nuestros miedos impulsa al narrador de nuestra novela a reflexionar sobre la muerte y lo que hay más allá de ella, sobre cuánto podemos influir en ese más allá. Como era lógico no nos va a dar una respuesta clara, pero sí que nos ilustrará maravillosamente sobre cómo vamos entendiendo lentamente, desde que somos pequeños hasta que crecemos, el misterio de la muerte y cómo lo asumimos como seres mortales que somos.
Personajes y representantes
Precisamente hace unos días, mientras comentaba que estaba preparando la reseña del libro, alguien me dijo que creía que King convertía a sus personajes en epítomes de algo, una idea o un sentimiento, y que por ello éramos capaces de introducirnos tanto en la historia, de congraciarnos con sus personajes. Cuando me lo dijo afirmé, porque así lo creía, pero después dando vueltas a la cuestión me di cuenta de que en este sucedía eso y de que incluso había personajes que eran representación de otros personajes.
Cuando abrimos las páginas de la novela y leemos sobre el protagonista, sobre el doctor Louis Creed no podemos dejar de sentir ternura por este personaje. Es un padre de familia que ha cambiado la vida de todos ellos para intentar darles una vida mejor. Intentando superar el ideal americano, representado en su suegro y muy importante en la trama, Louis acude a Maine, a Ludlow, confiando en sí mismo y amando poderosamente a su familia. Sin embargo, el fallo con el gato, eso de que esté vivo cuando ya ha muerto y tal, hace que se convierta en una suerte de Víctor Frankenstein lo más fiel al libro de Shelley, ya que todo su afán será hacerse cargo de aquello que ha creado. Proteger al resto de su «abominación».
Por su parte, su mujer, Rachel, es la contrapartida a todo esto. al principio me pareció una mujer completamente detestable, pueril y egoísta. No os voy a decir que a medida que avanza la novela cambia porque no es verdad, quienes cambiamos, depende, claro, somos nosotros. Ella representa lo peor de la cultura occidental. Convierte la muerte en un misterio, en algo ajeno a la naturaleza de los seres vivientes y, lo peor, es que pretende inculcarlo así a sus hijos. La desnaturalización del fin de la vida hace que en ese sentido la novela adquiera tensión dramática y que Rachel se convierta, en un principio, en la rubia americana.
Frente a ellos encontramos un montón de personajes interesantes, como Jud, el vecino, o Ellie la hija mayor de los Creed. Sin embargo, no voy a adentrarme en ellos, pero creo que todo lo relacionado con estos personajes podría ser spoiler. Pero lo vemos claro, la tensión dramática fluctuará entre la desnaturalización de la muerte de Rachel, entra la naturalización de la misma de Louis y un gato.
King contra King
Y quizá lo que más me está gustando de esta reseña es que no estoy diciendo toda la verdad por no hacer spoilers. El libro va mucho más allá, como todos los libros de King, así que no me queda otra que, para explicaros por qué me ha gustado el libro, hacer el agravio comparativo. Cuando en uno de los grupos de lectura en los que estoy comenté que estaba leyendo Cementerio de animales, uno de los compañeros me dijo que era de los libros que más miedo daba de King junto con It. Lo cierto es que, para mí, afirmar esto ahora que lo he terminado es un poco complejo.
Este libro es de 1983 e It es de 1986. En este sentido se puede ver el recorrido del autor, ya que cosas que suceden en el libro de nuestra reseña de hoy serán precursoras de «el terror» del libro del 86. La idea del miedo en abstracto que se concreta, cobra entidad, de manera personal comienza a bosquejarse en este libro. Porque lo que es terrorífico para Lou, no es lo mismo que para Rachel y mucho menos para la pequeña Ellie. Esta ha sido una de las cosas que me ha gustado del libro, que puedes ver cómo se van gestando otras ideas del autor americano.
Por otra parte, y este es el punto determinante, en este libro el autor nos ofrece un terror diferente. No esperemos que el libro nos asuste con movimientos sorpresivos, no, el terror aquí nace de otro sitio, de la ternura.
Para ello el autor utiliza una prosa morosa, que avanza lentamente, pero no en el tiempo, sino en la escena. Eso confiere a personajes y trama, la capacidad de que el lector se sumerja en ella y de que parezca que también está en el lugar de los hechos. La descripción del cementerio de animales, de cómo los niños de Ludlow entierran a sus animales y cuidan el cementerio te hace estar ahí. Igual que cuando Louis vuela la cometa con su hijo de dos años, Gage. A partir de los niños pequeños, más pequeños que en otros libros del autor, se nos refieren unos diálogos de una ternura apabullante, donde King ha sabido no solo representar el vocabulario infantil, sino también la ingenuidad y sencillez que ellos tienen y transmiten a los adultos. Y como contrapunto a esta «infantilidad» tendremos el monólogo interior del protagonista que se acercará en su dramatismo y gravedad a los clásicos como Calderón o los trágicos griegos.
Así que, ¿estamos ante una novela que da tanto miedo como It? Si buscáis eso, no lo vais a encontrar. El terror es diferente porque todos sabemos que una parte de nosotros haría lo mismo que hace el protagonista, ¡si todo lo hace por amor y con una delicadeza exquisita! Pero lo que hacemos tiene consecuencias, y esas consecuencias hay que asumirlas. Y ahí es donde llega el miedo.
Semantary, ¿sí o no?
Pues, por comparación, aunque It es más terrorífico que Cementerio de animales, este último lo hiperrecomiendo como libro de terror, porque este viene de donde menos te lo esperas. Es una novela que me ha gustado mucho porque destila ternura, porque nos muestra reacciones en las que nos reconocemos nosotros mismos y a partir de esta cercanía y de esa ternura es de donde hace el terror.
¿Qué hay más tierno que un gato que duerme con tu hija?
Enlace: http://ellibroenelbolsillo.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Dreammewords
 14 noviembre 2018
Ludlow, Maine. Louis Creed y su familia llegan al pequeño pueblo de no más de 400 habitantes en busca de una nueva vida, e irónicamente se encontrarán con que hay cosas mucho peores que la muerte.
Hay algo en particular que amo de los libros de King, y es que no importa qué tanta fantasía pueda tener la trama, atrás siempre van a haber temas fuertes que dan para pensar: en este caso es la muerte y todo lo que esta conlleva, como el duelo, la aceptación y al mismo tiempo la negación, el miedo. (estos están tan bien retratados y profundizados en la novela que mi simple reseña no les puede hacer justicia)
Junto con esto viene la construcción de personajes; y King la hace completamente bien. Tan bien que es imposible no pararse a pensar qué haríamos nosotros en esa situación (en mi caso me llegué a contradecir muchas veces respecto a estos temas).
Mi punto es que son personajes realistas, cada uno de ellos: desde Ellie hasta Jud. Cada uno tiene sus motivos y cada uno de estos viene fundamentado.
En cada discusión que Rachel y Louis tenían me encontraba dándole la razón a uno en un momento y en el otro me daba cuenta que la otra persona tenía un buen punto.
(Hablando de personajes, Zelda es mi nuevo trauma. Gracias Stephen (y gracias Mary Lambert): en este punto creía que ya nada podía realmente asustarme pero agregaste algo a nuevo a lista. Por estas cosas te quiero.)
Zelda me lleva a pensar que realmente lo que me dio miedo en este libro no fue el cementerio micmac, ni Victor Pascow, ni Church sino nada menos que las personas. Los humanos que lo habitan y su naturaleza. No fue hasta haber terminado el capítulo 32 que me di cuenta del nudo que tenía en el estómago, incluso ahora mientras escribo la reseña y recuerdo el capítulo lo noto.
Es un libro de terror, si. Pero no es el terror tradicional, no hay fantasmas o demonios. Están las personas y su psiquis (y no se a ustedes, pero a mi eso me pone mucho más nerviosa.) Es un terror en su mayor parte psicológico, porque estamos en todo momento dentro de la mente de Louis y cómo esta comienza a perder la cordura es duro de leer.
Es una novela cruda, y estaría mintiendo si dijera que la leí como si fuese un libro más. Literalmente me encuentro a mi misma en algún momento del día pensando en ciertas situaciones de ésta, o en Church cuando miro a mi gato... así que sí, se podría decir que me afectó.
Por otra parte, la ambientación. Su prosa tiene ese algo que te absorbe hasta que más que leer un libro parecieras estar mirando una película.
Podía sentirme a mi misma dentro del bosque camino al cementerio de animales, o por la noche mientras Jud y Louis tomaban una cerveza en el porche.
Lo gracioso de los libros de King es como juegan con tu mente. Con "Desesperación" me pasó lo mismo. Te sugestionan tanto que el más mínimo sonido te hace subir la adrenalina.
Así que bien, en mi opinión, Stephen King es un autor que a su manera te hace pensar sobre muchas cosas aún después de haber terminado de leer el epílogo del libro, y esta la principal razón por la cual creo que es un autor tremendo y se que se está convirtiendo en uno de mis favoritos.
Completamente recomendado.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         11
LoDiceSherlock
 31 mayo 2019
Louis Creed es un médico que decide mudarse con su familia a una casa campestre que linda con una peligrosa carretera, y desde donde también se puede apreciar un sendero que va a parar a un cementerio de animales, lugar en el que los niños de la localidad, por varias generaciones, han persistido en enterrar a sus mascotas.
Quien le hace notar ambas particularidades de su propiedad a Louis, es su vecino Jud, quien no duda en advertirle de la primera y en enseñarle como aspecto curioso la segunda.
Pero bueno, Louis no tiene razones para inquietarse, y no lo hace, hasta que el gato de su hija es atropellado y Jud lo lleva a unas tumbas que se encuentran más allá de la necrópolis que anteriormente le había señalado. Louis, desconcertado, le da sepultura al animal, y vuelve a casa dispuesto a mentir acerca del paradero del mismo para no partirle el corazón a su pequeña; no obstante, pronto se da cuenta de que aquello no va a ser necesario, pues el gato regresa.
El hombre acepta casi como algo natural la vuelta de la mascota, lejos de imaginar que dicha resurrección solo va a ser el principio de una serie de sucesos tenebrosos que van a recaer sobre su familia y que van a tener su origen en el poder del macabro cementerio.
El libro cuenta con 483 páginas, agrupadas en 3 partes, que a su vez se dividen en capítulos.
Antes de abordar esta obra, no creí que pudiera meterme tanto miedo en los huesos como lo hizo, pues creí que un cementerio de animales no podía ser ni la mitad de tenebroso que uno de seres humanos. Pero claro, no sospechaba que aquel lugar solo sería una suerte de pasadizo hacia el verdadero campo del terror.
Una magia antigua que pugna por apoderarse de los hombres; una tragedia familiar que le hará perder la cordura al protagonista; y una serie de advertencias terroríficas que serán ignoradas, son algunas de las cosas con las que el lector se topará en este libro, y que lo harán estremecerse y avanzar por las páginas con el corazón en la mano y con la respiración entrecortada.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Chicolector
 07 diciembre 2017
Cementerio de animales es la primera obra del autor Stephen King que me he leído, la cual me adentró totalmente a su mundo, pues aunque es una obra bastante larga, no me costó demasiado y sus páginas me parecieron que volaban:

Trama/Desarrollo: La trama consiste en la familia Creed, donde el padre consigue un nuevo trabajo y eso obliga a su familia a cambiar de residencia a Maine. Estando ahí, ellos se instalan en un hogar que está cerca de una carretera donde pasan frecuentemente vehículos; sus vecinos son una pareja de ancianos y en uno de los extremos cerca de su casa, se encuentra el llamado cementerio de animales.
Con esa trama se desarrollan algunas otras, pues el desarrollo comienza al conocer a cada integrante de la familia, sus oficios, pero desde la primera parte, podemos conocer lo macabro y oculto que hay en esa ciudad. El desarrollo es bastante bueno y en todo momento te encontrarás con nuevas sorpresas.

Personajes: Estamos llenos de personajes en este libro, pero son los personajes infantiles y adolescentes los que se roban, en mi punto de vista, la historia, ya que los veo bastante maduros, además de que los padres planean hacerlos ver como poco maduros y en ocasiones, me resulta que los papeles se invierten. Es claro que el personaje "secundario", pero más amado es el gato "Church", el cual es uno de los disparadores de la trama y que en todo momento, es testigo de lo que sucede a su alrededor.

Final: Sin spoilers, el final es bueno, pues la trama, de alguna manera, termina resuelta, hasta que llegamos al epílogo, donde podemos ver un final semi-abierto, pero que sabemos lo que sucederá o al menos, puedes darte una idea.

Género: Viniendo del maestro de terror, podemos notar que esta obra es un clásico por todos sus elementos y personajes que aportan algo a la historia. Digna historia de leer si eres fanático, además no es del todo aterradora, pero vale la pena si te quieres adentrar.

Escritura: Magistral y arrolladora, pues los juegos de palabras y conexiones, provocan que el espectador se adentre en el mundo.

Personaje favorito: Ellie
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
anapeig
 27 junio 2018
El libro nos narra la historia de los Creed, Louis, Rachel con sus hijos Ellie, la mayor de unos 6 años y Gage de unos 2 años, bueno y Church el gato de la familia. La familia se muda debido al trabajo de Louis y se lo hace a una casa muy bonita pero que entraña un peligro, justo en frente pasa una carretera por donde pasan muchísimos camiones, algo que temer sobre todo cuando tienes niños pequeños y mascotas. Nada más llegar entablan amistad con el vecino, Jud Crandall, y es él mismamente el que dará a conocer a la familia el cementerio de animales, un lugar donde se entierran a las mascotas, pero un poco más allá hay otro cementerio, un cementerio indio donde también se entierran animales y donde una vez enterrados regresan de entre los muertos, pero ¿regresan siendo los mismos? No es mi primer Stephen
King
, es más, soy fan
suya desde que era adolescente y si hay algo que me gusta de Stephen
King
, es la forma que tiene de engancharte desde el principio, ya sea porque mete acción nada más empezar, o porque te va dando pinceladas de que va a pasar en el futuro, pero pinceladas que te hacen picar el anzuelo para seguir leyendo. Otra cosa que me encanta de él es que te describe las cosas más desagradables de tal forma que las imagines con una intensidad increíble, te está describiendo un cadáver y lo estas oliendo en ese momento, te describe cuando están cavando la tierra y la estas oliendo también, es
increíble. Algo que no me gusta, es los finales, Stephen
King
peca de no tener finales a la altura de la historia, al menos me ha pasado con muchos de sus libros, como que me quedo esperando más. Libro muy recomendable
, no es el que más me gusta de King
, pero se queda entre los que he disfrutado bastante.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (18) Ver más Añadir cita
LaiaLaia20 mayo 2018
He aquí a varias personas que escribieron libros para contar las cosas que hicieron y por qué las hicieron:
John Dean, Henry Kissinger, Adolf Hitler, Caryl Chessman, Jeb Magruder, Napoleón, Talleyrand, Disraeli, Robert Zimmerman (alias Bob Dylan), Locke, Charlton Heston, Errol Flynn, el ayatolá Jomeini, Gandhi, Charles Olson, Charles Colson, un caballero Víctoriano, el doctor X.
La mayoría de la gente cree que también Dios escribió un Libro o Libros, para decir las cosas que hizo y –en cierta medida– por qué las hizo, y puesto que esa gente cree asimismo que los humanos fueron creados a imagen y semejanza de Dios, también Él puede ser considerado persona o, para expresarlo más correctamente, Persona.
He aquí a varias personas que no escribieron libros para contar las cosas que hicieron..., ni las que vieron:
El hombre que enterró a Hitler, el que hizo la autopsia a John Wilkes Booth, el que embalsamó a Elvis Presley, el que embalsamó –bastante mal por cierto, al decir de la mayoría de los enterradores– al papa Juan XXIII, las tres o cuatro docenas de enterradores que limpiaron Jonestown, acarreando bolsas de cadáveres y ensartando vasos de cartón con esos pinchos que usan los guardas de los parques públicos, mientras espantaban las moscas, el hombre que incineró a William Holden, el que recubrió de oro el cuerpo de Alejandro Magno, para que no se pudriera, los que momificaron a los faraones.
La muerte es un misterio y el entierro, un secreto.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
LaiaLaia20 mayo 2018
Los gatos vivían peligrosamente y muchos tenían una muerte violenta, casi siempre fuera del alcance de los humanos.[...]Vidas violentas y muertes violentas. Un perro los abría en canal en lugar de limitarse a perseguirlos, como hacían los perros torpes y un poco tontos de las películas de la tele, o se los llevaba por delante otro gato, o un cebo envenenado, o un coche. Los gatos eran los gángsters del mundo animal, que vivían y a menudo morían fuera de la ley. Eran muchos los que no llegaban a viejos al calor de la chimenea.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Suenosentreletras7Suenosentreletras723 febrero 2018
Seguía sintiendo aquel sosiego, extraño, dado las circunstancias, pero real. Parecía dimanar de todas partes. Lo percibía incluso en la fatiga de acarrear en una mano a Church y en la otra, la pala. Lo percibía en el viento helado que le insensibilizaba las partes de su cuerpo que estaban al descubierto. Y en los mismos arboles. Y en la luz oscilante de la linterna de Jud, Louis sentía la presencia indiscutible, omnímoda y magnética de un misterio. Un misterio tenebroso.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Vane24Vane2416 julio 2018
En aquellos tiempos no necesitabas matricularte en la universidad para estudiar lo que es la muerte. Ella se te metía en casa, te saludaba, se sentaba a cenar contigo y hasta sentías su dentellada en el trasero.
Comentar  Me gusta         10
LaiaLaia20 mayo 2018
Sus pensamientos se diluyeron en una oración mental apenas articulada, un sordo murmullo, mientras sis manos buscaban el pico... Y, todavía de rodillas, Louis empezó a hincarlo en la tierra. A cada golpe, se doblaba sobre el mango de la herramienta, como un antiguo romano que se echara sobre su espalda para suicidarse.
Comentar  Me gusta         00
Videos de Stephen King (3) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Stephen King
Vidéo de Stephen King
otros libros clasificados: horrorVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Conoces al King de las novelas de terror? Nivel experto

¿De qué nacionalidad es Stephen King?

estadounidense
inglés
irlandés
sueco

12 preguntas
31 lectores participarón
Thème : Stephen KingCrear un test sobre este libro
{* *}