InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes (11)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
LAKY
 31 diciembre 2019
Llegué a este libro atraída por su curioso título; no sé por qué, siempre me atraen los títulos con la palabra “que” en su interior. Leí la sinopsis y me conquistó del todo. No suelo prodigarme en este tipo de libro (novela intimista, narrativa) porque, a veces me encantan, pero en muchas otras ocasiones me aburren así que los cojo con cuentagotas. Pero algo de éste me decía: “ve a por él, no te arrepentirás”. Y no me he arrepentido: este libro está entre mis mejores lecturas del año.

El comienzo de la novela es brutal, un sopapo en toda regla que pilla desprevenido al lector:

"Aquella mañana en que la odiaba más que nunca, mi madre cumplió treinta y nueve años. Era bajita y gorda, tonta y fea. Era la madre más inútil que haya existido jamás. Yo la miraba desde la ventana mientras ella esperaba junto a la puerta de la escuela como una pordiosera. La habría matado con medio pensamiento."


¿Cómo puede alguien hablar así de su madre? ¿Qué ha podido hacer una madre para suscitar en su hijo esos pensamientos? ¿O no es cosa de la madre sino del hijo?

Con esas frases la autora consigue dos cosas: dejar claro cuál va a ser el tono narrativo de su novela. Una novela cruda, dura y llena de sentimientos. Pero también, al menos en mi caso, provocar en el lector el deseo de seguir leyendo; no podemos quedarnos así, necesitamos saber por qué alguien puede decir eso de su madre.

La novela es el relato de Aleksey, su protagonista, el hijo de la mujer de ojos verdes. Aleksey es ahora adulto y, por recomendación de su psiquiatra, va a contarnos todo lo que pasó aquel verano. Un verano en el que su madre y él se fueron de Inglaterra a pasar tres meses en un pueblo francés. Madre e hijo no se llevan bien y ella tuvo que medio chantajearlo para que accediese a ir con ella. Y durante esos tres meses, llegarán a conocerse de verdad. Aleksey descubrirá quién es su madre y también muchas otras cosas sobre ella, la vida y la muerte. Nunca volverá a ser el mismo.

No os cuento más. He leído reseñas que cuentan demasiado de la historia; incluso la propia sinopsis que ofrece la editorial cuenta, a mi parecer, demasiadas cosas. Creo que es mejor que lo único que sepáis de este libro es que es buenísimo y empecéis la lectura sin saber apenas nada de la trama, que todo sea una sorpresa.

El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes” es un libro lleno de sentimientos que no deja incólume al lector. Es imposible leerlo y no sentirse sobrecogido por todo lo que el libro destila. Rabia, desprecio, desgarro, reconocimiento, amor, pena, más rabia… Todo cabe en este libro que es un auténtico sopapo emocional y que leeremos sobrecogidos de emoción.

La prosa de la autora me ha encantado. Tiene una manera muy especial de decir las cosas, dura pero al mismo tiempo contenida. Guarda el punto justo de emoción, se queda al límite, no se desborda en ningún momento. Y es de agradecer porque hay escenas y frases muy duras. Perfectamente podría haber hecho del libro una historia lacrimógena y, sin embargo, no lo es. No obstante, he de reconocer que si me hubiese hecho llorar le hubiese dado las cinco estrellas, me ha faltado ese plus

Obviamente es el propio Aleksey quien nos cuenta la historia en primera persona. Sólo tendremos su propio punto de vista, subjetivo, puramente personal. de lo que él dice deberemos entresacar lo que piensan y sienten los demás protagonistas de la historia, en concreto, su madre. Sólo la conoceremos a través de las palabras de su hijo y, por el párrafo que os he copiado, al principio es una visión muy dura.

El libro está estructurado en setenta y seis capítulos de muy corta extensión. Alguno de ellos no ocupa más que unas líneas. Con ello la autora consigue una tremenda agilidad narrativa, no muy habitual en este tipo de novela intimista. Conmigo ha conseguido que no me pudiese despegar del libro durante el poco tiempo que me duró su lectura. Literalmente, no podía parar de leer, me ha tenido completamente absorta.

Conclusión final

El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes” es un libro precioso que cuenta una historia tremendamente emocional que se mete dentro del lector. Ha sido una de mis mejores lecturas del 2019 y no dudo en recomendároslo.


Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         90
offthehook
 12 agosto 2019

Sorprende la altura de escritura de la primera obra larga de la autora moldava, Tatiana Ţîbuleac (publicó en 2014 un libro de relatos cortos).

El comienzo es demoledor:

"Aquella mañana en que la odiaba más que nunca, mi madre cumplió treinta y nueve años. Era bajita y gorda, tonta y fea. Era la madre más inútil que haya existido jamás. Yo la miraba desde la ventana mientras ella esperaba junto a la puerta de la escuela como una pordiosera. La habría matado con medio pensamiento."

Sin tratar de desvelar partes del libro, si bien en la solapa se anuncian varios elementos clave, sólo indicar que un hijo, Aleksy, a petición de su psiquiatra, rememorará un verano que pasó con su madre en Francia años atrás.

Es cierto que aunque se sepa parte del libro, cobra tanta importancia la manera tan personal de narrar de la autora, como los hechos en sí.

Aleksy narra en primera persona de manera contundente, emanada de una mente con cierta inestabilidad, lo que confiere mayor crudeza y realismo a la narración.

Alterna hechos anteriores a dicho verano crucial y posteriores. En otras ocasiones, en el mismo presente en que vive el personaje.



El odio visceral del narrador sobre su madre nos descoloca, a pesar de saber de saber que el personaje se encuentra medicándose por tratamiento psiquiátrico. Solamente se impresiona con la intensidad de los ojos verdes de su madre:

"Solo una cosa desentonaba en toda esta historia: los ojos. Mi madre tenía unos ojos verdes tan bonitos que parecía un despropósito malgastarlos en un rostro fermentado como el suyo."

Observamos una familia fracturada. Un hecho trágico ocurrido dentro del seno familiar parece el punto de origen de la desestructuración. Un padre alcohólico y maltratador que a raíz de los hechos se descontrola. Cabe suponer que anteriormente al trauma tuviera ya tendencia a esos comportamientos amenazantes. La madre sufrirá un impacto brutal, quedando anulada por completo. El hijo pagará las consecuencias y con una edad todavía infantil, quedará marcado. La abuela será quien se ocupe tanto de su hija como de su nieto.

El verano que hijo y madre conviven juntos, adquiere momentos de gran lirismo. Ambos, aún con la imposibilidad de curar sus heridas, si manifiestan cierto grado de comprensión. Estremece la siguiente declaración de Aleksy:

"Aquel año me autodestruí mucho más que el resto de los años y, sin embargo, nunca estuve más lleno de vida. Mi madre parecía una planta de interior sacada al balcón. Yo parecía un criminal lobotomizado. Éramos, por fin, una familia."

Libro bello y sobrecogedor. Como fondo, la familia, la vejación y el abuso, los vínculos materno filiares, la culpa y el perdón.

Lectura imprescindible de una voz que no especula en manierismos, personalísima e infrecuente en el panorama actual.

Editorial: Impedimenta, edición 2019
Traducción: Marian Ochoa de Eribe

Artículo y complemento de música clásica contemporánea en el blog:


Enlace: https://www.offthehook.es/20..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         71
Rincondelectora
 04 febrero 2020
La belleza y el dolor que hay en estas páginas es apabullante. Cuesta escribir algo aquí que haga justicia a lo que esta novela me ha ofrecido, algo más de doscientas páginas que han marcado un surco muy profundo.

Unas semanas para hacer renacer el amor.
La transformación física y emocional.
El peso de los traumas y las vivencias.
La consecuencia de nuestras acciones y decisiones.
La familia y los secretos.
El regalo de una segunda oportunidad.

Un verano que es una vida.
Comentar  Me gusta         30
MrWonderBook
 31 enero 2020
Comienzo el año por todo lo alto, a pocos libros suelo ponerle 5 estrellas y este se merece cada una de ellas.

Con una escritura sencilla, Impedimenta publica esta novela desgarradora, que te engancha de principio a fin, de esas que no puedes dejar de leer hasta que la acabas.

La historia comienza conociendo a Aleksy, un niño que vive con su madre tras haber sido abandonado por su padre, y con una infancia marcada por la muerte de su hermana pequeña. Tras estos acontecimientos, Aleksy muestra un continuo odio por su madre, incluso desdando la muerte de ella, con una dura actitud, y un carácter destructivo y violento.

La madre convence al joven para pasar las vacaciones de verano a solas con él en un pequeño pueblo francés. Aquí es donde la madre le hace la dura confesión de que le queda poco tiempo de vida debido al cáncer que le han diagnosticado. A raíz de aquí hay un cambio inesperado en el carácter de Aleksy.

Es duro que sea esta la forma de reencontrarse y tener una relación con mejor actitud entre madre e hijo. Es sobrecogedora la crueldad de esta enfermedad y la reacción emocional que a mi al menos me causó leer la confesión que le hace a su hijo. Este libro consigue darte un bofetón de emociones en cada una de sus páginas.

En resumen, se trata de una hermosa forma de contar una relación maternofilial que hace que se te erice la piel, y se te despierten multitud de sentimientos, dejándotelos a flor de piel.

Con este ejemplar, Impedimenta ha dejado el listón muy alto para las lecturas del resto del año.
Enlace: https://www.mrwonderbook.com..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
JimenaAlmena
 26 noviembre 2019
Þîbuleac ha parido a un protagonista difícil de olvidar, perfectamente construido y cuyos desequilibrios mentales no sólo nos emocionan o repugnan a partes iguales, sino que también nos ayudan a entender la soledad del diferente y a como el arte, en ocasiones, actúa como una pastilla que palia pero no cura, como la única forma de comunicarse en un mundo en el que, individualmente, también ha dejado de existir.
Enlace: https://jimenadelaalmena.blo..
Comentar  Me gusta         30
islamilpalabras
 28 diciembre 2019
Estamos ante la historia de Aleksy, un adolescente que destila odio y desprecio por su madre, las primeras frases te dejan apabullada, no entiendes qué ha podido pasar para que esa madre sea tan odiada. Es su cumpleaños y le hace una proposición a su hijo, cambiando sus planes para las vacaciones, haciendo que deje pasar un viaje con sus amigos a Amsterdam para lo que sería su despertar sexual, previo pago.
Pronto averiguaremos que Alesky tiene una enfermedad mental, está consiguiendo controlarla con meditación, control y pastillas, los médicos no saben por qué ha salido a la luz, quizá por el tremendo mazazo que supuso para todos, la muerte de su hermana Mika, alguien a quien todos adoraban. Su muerte se llevó por delante a toda la familia. El padre los abandonó, se quitó de en medio a su hijo y el lastre que había comenzado a ser su mujer. La madre quedó devastada y Alesky se quedó solo en una soledad desquiciante en la que no tuvo a quien agarrarse.
La abuela tenía razón, su madre se quedó embarazada demasiado pronto y tomó la peor de las decisiones, casarse.
Su propuesta es que van a ir a Francia a pasar el verano en una pequeña casa en un pueblo perdido en el que no conocen a nadie. Ese tiempo en el que no les queda más remedio que estar juntos va a hacer que Alesky vaya descubriendo a su madre, no es ese ser odioso al que odiaba al principio, es algo más y lo va a descubrir de una forma tremendamente dolorosa, poco a poco, sin red sin nada que atenúe la realidad que les va cercando.

La historia nos va a ser narrada en primera persona por Alesky, así que iremos notando el cambio en la percepción que tiene sobre su madre, los capítulos son cortos y rápidos y van alternando con esos ºen los cuales nos va describiendo cómo son los verdes ojos de su madre; cómo su color se va haciendo más bello conforme él la va descubriendo, cómo la va recuperando, cómo la va queriendo.

La forma de escribir atrapa de modo que esos tres meses de verano se te escurren entre los dedos, los sucesos te van calando haciendo que en algunos momentos sientes que te partes, que te rompes, que no puedes más y sin aliento te das cuenta de que debes dejar de leer, y mirar a tu alrededor. Sientes que tienes que darte cuenta de lo que tienes, de todo lo que puede salir mal, de lo que está saliendo bien. La belleza de su escritura es incuestionable, al igual que la belleza de los capítulos que dedica a los ojos de su madre.

No puedo más que deciros que es una novela preciosa, bien contada a pesar de su tristeza, y que se convertirá en un referente de mi biblioteca, para que cada vez que duela echar mano de sus páginas y sumergirme en un mundo lleno de amor y reconciliación, porque cada minuto cuenta y siempre debemos ponernos en los zapatos de los demás para saber hasta qué punto son cómodos los nuestros.
Absolutamente imprescindible. Os aseguro que no podréis pasar por ella sin que os toque el corazón

Enlace: https://laisladelasmilpalabr..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
LeyendoBajoElArcoiris
 04 febrero 2020

Esta maravilla me ayudó a salir de un bloqueo lector (¿le llamáis así, no?) durante el que sólo era capaz de consumir novela negra. El cuerpo me pedía leer alguna historia que me hiciese reflexionar, que me hiciese SENTIR (con mayúsculas). Gracias a Silvia (@pulgarceta en Instagram) empezó a picarme la curiosidad por esta lectura, de la que hablaba continuamente y que, como cabía esperar, seleccionó como justa merecedora del primer puesto en su TOP2019.

Solicité a mi biblioteca un ejemplar (gracias eternas a la Neira Vilas de Vigo) y lo recogí ansiosa por saber qué vivencias nos relataría el protagonista, Aleksy, quien en los primeros capítulos no podía dejar más claro el odio que sentía hacia su progenitora. Poco a poco vamos descubriendo su truculento pasado, y qué planes le deparaba el verano que pasó junto a su madre en una casa vacacional en Francia, y el motivo por el que está allí: la enfermedad terminal de su madre. Alternando con estos recuerdos, se relata la situación actual del protagonista, y los derroteros por los que le ha llevado la vida, siempre teniendo presente esos últimos meses que pasaron juntos madre e hijo.

A lo largo de las páginas, vamos descubriendo cómo la percepción de Aleksy sobre su madre va cambiando poco a poco, con capítulos intercalados de una sencilla frase que describe lo que ve a través de sus ojos verdes.

Los ojos de mi madre eran cicatrices en el rostro del verano

Cada vez que leía una de esas frases, tenía que cerrar el libro y respirar profundo. He sentido rabia, alegría, tristeza... Ha sido una lectura muy, muy dura, pero que ha merecido enormemente la pena. Sigo sin poder digerirla, no descarto volver a leerla en el futuro porque es una lectura que marca, que habla de rencores y de reconciliación, de cómo podemos cambiar sentimientos negativos por algo bonito y sincero. de lo injusto del paso del tiempo que no podremos recuperar.

No puedo hacer otra cosa que recomendarla, porque es una historia que no te deja indiferente.
Enlace: http://leyendobajoelarcoiris..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
herbookss
 25 enero 2020
Aunque ya sabía más o menos de qué trataba este libro, después de verlo por todos lados, tengo que decir que al principio me sorprendió y chocó bastante la actitud del protagonista hacia su madre. Me parecía de una crueldad y una dureza tan feroz que me costaba leerlo. Cuánto odio y rabia y dolor acumulado. Pero poco a poco Aleksy me cuenta su historia y mi manera de verlo - y de juzgarlo - cambia. Lo entiendo. Y puedo acercarme a él mirándole con otros ojos.
No quiero contar mucho, creo que es mejor acercarse a él sin saber demasiado, que os vaya explicando a su manera, a trazos desordenados, lo que siente y lo que vivió ese verano de ojos verdes, amapolas, algodón de azúcar y pentágonos. Su historia, la de una familia cualquiera pero, sobretodo, la de una madre y su hijo. de su relación, de los pesos que cargamos y se van acumulando a nuestra espalda condicionando nuestra vida y la de los de nuestro alrededor. de las ausencias, las heridas abiertas, pero también de las nuevas oportunidades y el perdón.
Muy recomendable. Sabed, eso sí, que es bastante duro. Todavía tengo el nudo en la garganta cuando pienso en él.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
totecabana
 23 septiembre 2019
Una recomendación antes de leer este libro y es que te encuentres bien de ánimo. No se si a ustedes les pasa pero a mi los libros suelen transmitirme mucho y este es particularmente cargado, sobretodo al principio de mucha energía negativa. Lo bueno es que estoy en un buen momento y no me permití que me contagiara, pero imagino que esa es la intención y está muy bien logrando, luego va cambiando el verbo, van sucediendo cosas, aclarando otras y terminas amando y entendiendo a sus protagonistas. En fin una buena historia, con muchos sentimientos y emociones cargado de realidad y crudeza.
Comentar  Me gusta         10
Lapichulina
 18 septiembre 2019
Este libro comienza con mucho rencor para terminar con grandes dosis de dolor y desgarrador perdón.
Nos cuenta las relaciones maternofiliales de Aleksy y su madre desde el acontecimiento que les marco la vida a toda la familia hasta la edad adulta, desde donde hace una reflexión hacia el pasado y pone en la balanza de la vida lo que ha merecido la pena hacer en cada momento y en relación a las situaciones por la que atravesaban.
Habla de resentimiento, impotencia, soledad... en unos capítulos breves pero llenos de crudeza y sentimiento.
🌟Libro muy recomendable🌟
Comentar  Me gusta         10


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Policíacos llevados a la gran pantalla

El halcón maltés basada en la novela de Dashiell Hammett es protagonizada por Humphrey Bogart.

Verdadero
Falso

12 preguntas
8 lectores participarón
Thèmes : novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}