InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre El guardián entre el centeno (45)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
patriciamiranda782
 04 mayo 2020
Leer implica el goce de sustraerse al mundo que el autor nos propone y ésa es la mirada que nunca debemos perder ante un libro pero leer, es también asimilar técnicas, comprender la temática en toda su amplitud.
El Guardián entre el centeno, nos cuenta, desde el punto de vista social, el consumismo de una época (años '50 en EE.UU.), la rebelión de los jóvenes contra un sistema de mercado demandante, el inconformismo de una sociedad ante grandes cambios (económicos y políticos en el caso de los años '50 en EE.UU.), la impersonalidad en los sistemas de educación, literatura y cine con fines propagandísticos donde los verdaderos valores culturales se desdibujan, adicciones, etc.
Pero en un gran libro este, el autor nos dice algo concreto pero entre líneas nos sugiere mucho más. El guardián entre el centeno es una de esas novelas en las cuales el autor usa una excusa anecdótica para decir mucho más.
Salinger ha usado como excusa la adolescencia como etapa conflictiva para contarnos mucho más.
La novela nos cuenta la vida de Holden Caulfield que es expulsado de un colegio por segunda vez. En la novela asistimos a los instantes posteriores a esa expulsión en que Holden decide huir. En esa huída vive un sinfín de situaciones que unidas a sus experiencias pasadas le va brindando el lector esa mirada especial de este adolescente. Por momentos rebelde e irracional, por momentos de una lucidez extrema que nos muestra crudamente la vida tal cual es y o como los adultos intentan mostrarla.
Holden no solo representa al adolescente que quiere retener el idealismo de la vida y se le escurre entre las manos, sino que muestra a cualquier ser humana tratando de rescatar lo espiritual por sobre lo material en una sociedad que cada vez prioriza más lo último sobre lo primero. Es el típico antihéroe de la literatura contemporánea que lo único que busca es proteger ese mundo infantil donde la felicidad es plena y absoluta, protegerlo de encontrarse con un mundo hipócrita, malvado y feo.
O sea que desde el punto de vista existencial nos ha contado: cómo vive el adolescente ese paso de dejar la niñez y asumir una incipiente adultez, el materialismo que implica el mundo adulto y la pureza que el adolescente debe rescindir para entrar en ese mundo que inevitablemente lo espera, y finalmente la impotencia de Holden por no poder cambiar esas reglas dadas dentro del crecimiento de una persona. Eso nos introduce en el planeamiento de que quizás, si nos lo proponemos, además de ser adultos responsables y funcionar dentro de una sociedad condicionante, además de asumir compromisos netamente adultos, además podemos no olvidarnos lo hermoso, lo simple, lo espiritual que conlleva la niñez y entonces, tal vez podamos matizar la realidad que nos circunda con ese halo de pureza elemental con que nacemos sin usarlo como sistema de canje para dejar de ser niños y convertirnos en adultos.
Algún día la humanidad entenderá que ser un humano significa el sabio equilibrio entre niño y adulto ese que solo el adolescente tiene por un tiempo limitado y entonces ese día seremos muchos más los que engrosemos las filas de Holden para convertirnos en un guardián más entre el centeno.
Tomo las palabras de Holden cuando nos dice: Los libros que de verdad me gustan son aquellos que al acabar de leerlos piensas que ojalá el autor fuera muy amigo tuyo para poder llamarlo por teléfono. Ojalá Salinger viviera, ojalá pudiera llamarlo por teléfono para contarle que su libro es un clásico que superará los límites de cualquier época, porque mientras lo material pugne por sobrepasar lo espiritual seguiremos embanderando a Holden en las primeras filas para luchar contra ello.
El Guardián en el centeno es esas joyitas que llamamos clásicos ya que no habla solo de Holden (su protagonista) sino de todos nosotros convertidos en Holden luchando por un mundo más real.

Un clásico que superará los límites de cualquier época, porque mientras lo material pugne por sobrepasar lo espiritual seguiremos embanderándonos tras Holden en las primeras filas para luchar contra ello.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Roseta
 03 abril 2020
Inquieta. Así me he sentido leyendo esta novela. Llevaba tiempo sin notar esa angustia, esa sensación invadiendo mi cuerpo. Ha sido como una espiral en la que me iba envolviendo yo sola mientras leía. Nada hacía predecir eso que mi cabeza creía y mi corazón negaba; pero ahí estaban, una y otra peleando. Lo cierto es que esa sensación me invadió a mitad de novela. En la primera mitad, simplemente estaba convencida de que me gustaría poder hablar como lo hace el personaje, de no callarme ni una sola de todas las frases que dice. Él es esa personaje que lo cuestiona todo sin pensar demasiado en las consecuencias. O tal vez sí, pero las asume. Acepta que no va a permitirse asumir lo que los demás le marquen si no es lo que él quiere. El problema, casi en esa mitad, es que no siempre es posible y que, a veces, las consecuencias de esas decisiones no te arrastran solo a ti. Creo que el personaje lo descubre, tarde; solo cuando ve que hay alguien que lo ama con locura y que es capaz de seguirle en esa vorágine que solo él entiende.
Por eso, tal vez, decide que es mejor dar un paso atrás. ¿Es mejor? La solución final, la de los adultos, es no aceptar que Holden es sincero, con lo que siente, con lo que quiere. Ojalá los adultos recordáramos más a menudo lo que dijimos, sentimos, pensamos cuando éramos niños, adolescentes rebeldes. Quizá, así, habría otro final, otro lugar en el que nuestro protagonista se sintiera tranquilo.
Leí esta novela hace treinta años. Recordaba que ese libro lo tenía en la estantería como uno de esos que me marcó. ¿Qué recordaba? Nada. Que me había gustado mucho en su momento. Una sensación de que es una de esas novelas que hay que leer. No quise dejar pasar este tiempo de calma para volver a él, para revivir sentimientos. Creo que esta lectura no se parece en nada a la que hice cuando, casi adolescente, me obligaron a leerla en el instituto. Me da que por aquel entonces me sentía identificada con ese chico, poco más. Ahora, con el paso de los años, no es que me sienta identificada, es que siento envidia de las cosas que somos capaces de decir cuando la edad nos lo permite; y me siento traicionada (por mí misma) al ver que hacerse mayor implica callar quién sabe qué sentimientos.
Cada frase me ha impregnado el cuerpo de literatura; una escritura, quizá extraña, pero valiente. Escrita en segunda persona te increpa desde el primer renglón. El tú te obliga a estar, o no, con el personaje. A seguirle, a desear que alguien le entienda, que comprendan que él es así y que mentir, asumir que “lo normal” no es lo que hay que aceptar, que tal vez no es tan aconsejable. Esta novela increpa a una sociedad, a los jóvenes, a los adultos, a los profesores, a los alumnos. Una novela de crítica social que te deja, dicho coloquialmente, muy tocada.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         51
MaiteMateos
 08 abril 2019
Desde el año 1951, fecha de su publicación, El guardián entre el centeno ha sido considerada una novela de iniciación o aprendizaje, una lectura excelente para adolescentes que ha provocado también numerosas críticas y actos de censura por su lenguaje ácido y ha inspirado numerosas películas basadas en el estereotipo del adolescente inadaptado. La metáfora central de la obra, centrada en el deseo del personaje principal, el adolescente Holden Cauldfield, de convertirse en guardián en un campo de centeno al borde de un barranco cuyo trabajo consista en atrapar y sujetar a los chicos antes de que se despeñen por el precipicio de la vida adulta, ha sido considerada como una de las imágenes más poéticas de la literatura del siglo XX. Aunque no deja de ser por ello una metáfora erróneamente interpretada por muchos, como es el caso de la leyenda negra que gira en torno al asesino de John Lennon y la novela. Porque lo que pretendía Holden era salvar a los chicos y salvarse así mismo de la vida vana, convencional y absurdamente burguesa que le rodeaba, trataba de escapar de la idiotez y de la falta de autenticidad de la sociedad en la que vivía inmerso. Es por ello por lo que ha llegado a convertirse en una novela de culto, como lo es la persistente y obsesiva pregunta de Holden a lo largo de la obra, ¿dónde van los patos del lago de Central Park en invierno cuando el agua se congela? Pregunta que no encierra ningún misterio trascendente ni oscuro, sino tan solo la reflexión de que si uno se siente frustrado e incomprendido, tal vez la culpa sea solo de uno mismo, o no…
Enlace: https://maitemateos.wordpres..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
erasibanez
 01 julio 2018
Me han dicho que esta novela es el clásico ejemplo de "lo amas o lo odias" y aun no sé en cuál ponerme, pero creo que tiendo a inclinarme para el lado de los que no le gustó tanto. Pero aun así tuvo sus momentos. Por eso la puntuación tan neutral.
Entiendo lo que Sallinger quiso hacer, retratar la adolescencia con sus contradicciones, sus crisis existenciales y demás pero me costó mucho conectar con Holden... no sé, me puse a pensar y hacer memoria y jamás he conocido en la vida real a un adolescente tan patético. No sé si son realidades diferentes a la mía, si tendrá algo que ver con el contexto histórico y geográfico, o qué... pero a esta altura se me fueron las ganas de ahondar en detalles, quizás más adelante, de acá a unos años si hago una relectura. Además, la prosa era repetitiva hasta el hartazgo, te sacaba de ritmo.
En resumen puedo decir que, dentro de todo, disfruté conociendo al personaje. Sí, es un insufrible de mierda, pero agradezco haberlo leído de grande, cosa de tener una amplitud de criterio y poder entender "qué es lo que pasa acá, qué se quiere mostrar". Si lo hubiera leído a los 16 años lo hubiera prendido fuego.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
PlanetaSingular
 10 marzo 2018
El Guardián Entre el Centeno es un libro escrito por el autor J. D. Salinger en el año 1951. Este libro ha alcanzado una gran fama debido a que muchos de los asesinatos más sonados, como el de John Lennon, fueron realizados por personas que actuaban en su nombre o habían leído recientemente el libro y se veían reflejados en el protagonista, Holden Caulfield.
Entiendo que se trate de un libro que ha marcado la vida de cientos de personas, sobretodo de jóvenes, porque es muy fácil sentirse identificado en temas como el miedo a crecer, a hacernos mayores y a tener que tomar decisiones que nos asustan.

El libro narra en primera persona un fragmento de la vida de Holden Caulfield, un joven de 16 años que ha sido expulsado (una vez más) del colegio en el que se encontraba, Pency. Tras una pelea con su compañero de habitación, Holden decide irse de allí antes de tiempo, pero se encuentra ante la situación de que no puede ir a su propia casa, ya que sus padres desconocen que ha sido expulsado. A partir de aquí, el protagonista vivirá una serie de situaciones de lo más peculiares y cargadas de alegoría.

Es un libro en el que no hay acción y en el que continuamente se espera que suceda algo que de un giro a la trama y lo saque de la monotonía. Da la sensación de que el autor sólo cuenta una sucesión de acontecimientos sin ningún motivo aparente, pero lo cierto es que está lleno de simbolismo. Por un lado tenemos la gorra roja de cazador, que para mí significa esas ganas que tienen los adolescentes de destacar y ser diferentes, pero al mismo tiempo de pertenecer al grupo de iguales. Holden se la pone cuando está solo para sentirse diferente y se la quita cuando está con gente por temor a ser juzgado. También encontramos la escena en la que visita el Museo de Historia Natural, en el que se da cuenta de que todo lo que está allí permanece intacto, como si no pasara el tiempo; mientras que son las personas que allí acuden las que cambian. En este sentido, Holden tiene miedo a este cambio, a hacerse mayor, a madurar.

En cuanto al protagonista, es un personaje que se lleva hasta el extremo, resultando a veces incluso caricaturesco. Sin embargo, está muy bien desarrollado desde todas las perspectivas y emociones posibles. Su vida se ve marcada por la muerte de un ser muy querido para él, y descubrimos también que se siente el peor de sus hermanos. Constantemente habla de sí mismo con negatividad, mientras que de ellos habla muy bien. Esto sucede normalmente con los hermanos intermedios, ya que sienten que sus padres prestan más atención al hermano mayor, por ser el primero; o al hermano menor, por ser el más pequeño.

Por lo que respecta al estilo, el libro está escrito con un lenguaje muy adolescente, lo que facilita la conexión con el protagonista. Teniendo en cuenta la fecha en la que fue escrito, entre los años 40 y los años 50, es más sencillo entender por qué este libro tuvo tantísima repercusión. Que un adolescente de 16 años hable de drogas, alcohol, sexo o prostitución, no sería plato de buen gusto para la sociedad de aquella época.

Como conclusión, El Guardián Entre El Centeno es un libro que recomiendo totalmente para cualquier edad, pero concretamente, creo que los adolescentes son el objetivo principal del libro. Para un adulto será más difícil verse reflejado, sin embargo, puede que le traiga recuerdos de su adolescencia. El lector también ha de tener en cuenta que no se trata de un libro con giros en la trama o con un argumento sorprendente.
Enlace: http://miplanetasingular.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
LIBROSDELAI
 17 marzo 2021
Holden Caulfield de diecisiete años, ha sido expulsado del internado así que de camino a casa decide pasar unos días en Nueva York.
Un adolescente harto de todo y de todos, con un humor cínico y áspero.

Conocer a un personaje como Holden ha sido de todo menos tranquilo. Los pensamientos de este adolescente muchas veces me sacaba una risa o me paraba a pensar en la mente un poco psicópata que se cocía en su interior.

No puedo decir que he conectado con la historia a la primera. Ni a la segunda, pero fue acabar el libro y sentir que había sido una historia de las que se cuecen a fuego lento y hasta que no pasa el tiempo no te das cuenta de lo mucho que la has disfrutado.

Sé que si hubiera leído esta historia a los dieciséis, la hubiera odiado. No hubiera aguantado a Holden, aunque no sñe si ahora lo aguanto mucho, ya que odié sus "jo" .
Pero me lo he pasado pipa con sus vaivenes.
Comentar  Me gusta         30
Megl
 22 abril 2019
Compre la edición de edhasa traducción de Carmen Criado.
En cuanto comencé a leer la primera página la tradición me resultó chocante. Cuando salimos del lenguaje neutro y se traduce una obra más contemporánea o que incluye lenguaje más vulgar las diferencias entre el español y el “castellano” que hablamos en Buenos Aires, se hacen mucho más tangibles.
Lo mismo supongo le ocurrirá a lectores de otras nacionalidades, sobre todos aquellos acostumbrados a contar con traducciones propias como es el caso de los mexicanos, con una excelente tradición literaria y editorial.
Ya en la primeras páginas nos encontramos con las palabra puñetas, chavalas, gilipollas, rollo, follón, expresiones como: “es una lata”, “ahora está forrado”; “menuda cretinada”. Y la palabra tío que se repite en todos los párrafos, tío de acá, tío de allá.
Al no convencerme la traducción me puse a investigar un poco y encontré que existe una traducción de un Argentino, que es previa a la española, que se titulaba “El cazador oculto”.
No se si esa traducción será mejor, pero puede encontrarse en pdf en internet si alguien quiere leerla o compararla.
Hay múltiples artículos y trabajos que discuten esta traducción (la de Carmen Criado), algunos dicen que más que una traducción es una reescritura.
Les cuento esto porque de haberlo sabido antes yo lo hubiese leído directo en inglés, tal vez es lo más recomendable para aquellos que manejen el idioma, más aún si tomamos en cuenta que parte de lo característico del relato es la pobreza lingüística del protagonista, lo cual confiere un tono particular a la obra que es difícil apreciar fidedignamente en una traducción.
Todo esto tendrá más o menos sentido según de que país sean y que traducciones tengan a disposición pero independientemente de ello creo que el guardián entre el centeno es una de esas obras, como The importance of being Ernest, que valen la pena leer en su idioma original si se tiene la posibilidad.

Sobre la novela en si, la verdad no entiendo por que se la considera tan relevante, entiendo que en otra época algunas situaciones referentes al sexo por ejemplo podían ser escandalosas, pero no mucho más.
El personaje es entrañable; por momentos dan ganas de abrazarlo, de decirle que todo va a estar bien, en otros capítulos recuerdo cuanto me hartaba a mi misma relacionarme con personas como él, porque conocí a más de una de hecho y aún las conozco y reconozco con vergüenza que muchas veces les rehuyó porque me resultan agotadoras, más allá de la lastima que puedan generarme.
A mí me resultó simplemente una novela sobre un chico muy deprimido, que no encuentra su lugar en el mundo (como muchísimos jóvenes y no tan jóvenes), que hace observaciones que comparto sobre la hipocresía del mundo de los adultos y no mucho más.
Lo único que realmente me gusto es la parte de la metáfora, donde justamente el cuenta que lo único que lo haría feliz es cuidar que los niños no caigan al precipicio mientras juegan en el centeno.
Pero más allá de eso no me modifico en nada haberla leído, y no creo que sea imprescindible.
Y por último, lo que menos me cierra, y me encantaría que alguien me lo explique, porque está novela se relaciono con tantos homicidios, como el de John Lennon? A quien le dan ganas de salir a matar luego de leer este libro, de suicidarse todavía, pero de matar?
No se, tal vez me perdí algo importante.
Es lo primero que leo de Salinger, próximo libro 9 cuentos, espero que me decepcione menos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         31
Laia
 12 febrero 2019
Tengo que decir que me ha gustado la historia, pero sigo sin verle ese Qué que hace que todo el mundo la adore.

El guardián entre el centeno esta narrada en primera persona. Holden nos narra unos pocos días de su vida, desde que es expulsado de su colegio actual hasta unos días antes de nochebuena.
Holden es un narrador crítico, en contra de todo lo que parece ser la moda actual. Un narrador satírico que le encuentra taras a todo. Su forma de expresarse, con muchas repeticiones y coloquialismos nos hace muy viva de un chico joven por Nueva York, fumando como un carretero y con su gorra de caza roja. Sentirse solo es uno de las cosas que tiene Nueva York. Holden siempre tiene planes pero a la hora de la verdad no parece tener más que unas historias sueltas mientras deambula de un lado para otro.
He de decir que la narración es lo que más me ha llamado, es el gancho que te mantiene leyendo. No se limita a narrarnos lo que le sucede, nos narra una gran cantidad de anécdotas que no parecen tener ninguna relación con la trama principal. Pero así es como funciona su mente, su narración se disgrega conforme su mente se vacía en el momento.
La trama en si es muy simple, y los personajes son más bien superfluos, el que sin duda destaca es nuestro Holden Caulfield y sus críticas insaciables y como no sabe hacer las cosas si no "está en vena".
Enlace: https://laiaisreading.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Taramay_books
 05 enero 2020
Qué equivocada estaba. Cuando oía el título pensaba que era en libro de terror y lo dejaba pasar, hasta que llegó @donostiabookclub a decirme que en una de sus tertulias literarias iban a hacer un juego sobre el libro y no quise perdermelo.
🍃
Para mí, más que atraparme la lectura que trata sobre la depresión y ansiedad en la adolescencia; lo que más me llamó la atención es la revolución que supuso hablar del tema desde su publicación en 1951.
El protagonista Holden Caufield ha sido un mito a la hora de referirse a la rebeldía adolescente. Expulsado del colegio nos habla en primera persona de su inconformidad con la vida. No hay nada bueno en ella, y todas las personas dejan mucho que desear. Son hipócritas y deberían estar muertas o no le importaría que le estuviesen.
🍃
Como dato curioso os puedo contar que 30 años después de su publicación era el libro más prohibido y el segundo más estudiado como lectura obligatoria en los institutos estadounidenses.
El dato más alarmante de todos es que varios asesinos tomaran el libro como inspiración para cometer sus crímenes. ♦️El asesino de Jhon Lennon compró un ejemplar y tras el asesinato se puso a leerlo hasta que fue detenido. ♦️Así mismo, el hombre que intentó matar a Ronald Reagan dijo que estaba obsesionado con el libro. ♦️El asesino de Rebeca Schaeffer llevaba consigo un ejemplar de la novela
🍃
Y yo me pregunto ¿ Eran mentes ya desquiciadas y el libro fue el detonante para cometer los asesinatos? ¿ Qué interpretación pudieron darle?
Son preguntas sin respuesta que nos hacen reflexionar sobre la profunda crisis existencial que sufren los adolescentes en cuerpo y mente .
🍃
Es cierto que el mundo en el que vivimos no es tan idílico como nos gustaría. No hace falta más que encender el televisor para darte de bruces con la realidad más macabra del ser humano.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Andrews
 26 septiembre 2018
Lo primero que decir de esta obra, está ubicada en mi admirada New York City, esto ya es un buen comienzo, lo admito, por lo menos para mí.

Desde hace ya un tiempo tenía ganas de leer este libro y nunca encontraba el hueco para colarlo en la lista de mis lecturas, pero por fin llegó el momento, y no me arrepiento para nada.

Sin embargo podría decir que esta obra no tiene nada en especial por lo que merezca ser recordada pero que tiene algo que contra los deseos de Salinger se ha convertido en una obra mítica o cómo podríamos llamarla un Long Seller. Es una de aquellas obras que dan gusto leer solo por el placer de leerlas, con un estilo sencillo y directo.

La historia en sí, podríamos definirla como una obra realista, me encanta este tipo de literatura, en la cual se retrata una realidad cercana, posible y tangible. Y por nombrar a dos autores ejemplo de este tipo de literatura Paul Auster y una de la casa Elvira Lindo. Si alguien conoce buenas obras de este estilo por favor ponédmelas en los comentarios esta ré muy agradecido.

Destaco dentro de esta obra la relación de Holden con su hermana pequeña, muy interesante como la pequeña consigue cambiar una decisión en firme. Un claro ejemplo de como un ser realmente “puro” puede cambiar las voluntades más fuertes.

Investigando sobre este libro encontré por la red cierta leyenda negra sobre esta obra, en su relación con episodios un tanto oscuros y turbios, todos ellos asesinatos o intento de asesinato en el cual el asesino guardaba relación con el libro (Glup):

Mark David Chapman, conocido por asesinar a John Lennon en 1980, portaba este libro en el momento de su arresto.
John Hinckley Jr, (que intentó asesinar a Ronald Reagan en 1981) también declaró que estaba obsesionado con el libro.
Robert John Bardo, asesino de Rebecca Schaeffer portaba el libro cuando visitó el apartamento de ésta el día de su asesinato.
Bueno después de estos datos un tanto tétricos, solo puedo añadir que puedo recomendar sin lugar a dudas, todo el que tenga en mente este libro o el que no lo tenía en mente que no lo dude. Este es un clásico que no defrauda, por lo menos a mí.
Enlace: https://unrincondeopinion.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre la literatura de Estados Unidos?

La leyenda de Sleepy Hollow es un relato corto de terror y romanticismo, se desarrolla en los alrededores de...

Nueva York
Londres
Chicago

10 preguntas
44 lectores participarón
Thèmes : literatura norteamericanaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..