InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

María Faidella (Traductor)
ISBN : 8484287262
290 páginas
Editorial: Alba Editorial (24/05/2012)

Calificación promedio : 4.02/5 (sobre 47 calificaciones)
Resumen:
Una imborrable crónica de las vicisitudes de un pequeño pueblo inglés. A través de la emblemática figura de unas hermanas solteronas asistimos a los pequeños y grandes acontecimientos de una pequeña comunidad. El paisaje, la ambientación e incluso los personajes de esta novela están tomados del pueblecito en que la autora pasó su infancia, Knutsford, y en un retrato lleno de humor y afecto se nos presentan valores y costumbres que la Revolución Industrial estaba tra... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (27) Ver más Añadir una crítica
Celia_0504
 24 January 2023
Y por fin puedo decir que he leído un eterno pendiente. Tenia “Cranford” desde hacia muchos años cogiendo polvo en mis estanterías. Lo he tenido muchas veces en la mano para empezarlo, pero por uno u otro motivo acababa volviendo a su lugar entre mis libros pendientes a esperar su turno. El cual por fin a llegado.

Elizabeth Gaskell nos traslada al pueblecito que da nombre a la novela, un lugar que “está en poder de las Amazonas”, ya que por uno u otro motivo la mayoría de sus habitantes más destacados son mujeres. El libro es una crónica de los principales acontecimientos que suceden dentro de la pequeña comunidad, protagonizados por un entrañable grupo de vecinas bien avenidas.

Estaba convencida de que “Cranford” iba a ser una lectura plácida y predecible que no iba a depararme grandes sorpresas. Lo primero se ha cumplido. Pero lo segundo no, y ha sido uno de los puntos por los que esta novela ha sido una delicia. Y es que el primer día leí las unas 50 páginas, las cuales se me hicieron muy lentas, pesadas y aburridas, y eso fue para mí una decepción absoluta, ya que estaba convencida de que esta obra iba, al menos, a entretenerme. Así que llegue al segundo día de lectura un poco desanimada y con ganas de quitarme pronto este tostón. Y antes de que me diera cuenta me encontré con que me había leído más de la mitad de la novela, que me tenía totalmente enganchada, y que los vecinas de Cranford me habían enamorado totalmente, y maldita sea si alguien trataba de hacerle algo a la señorita Matty porque se las tendría que ver con mi furia… Me fue imposible cerrar este libro definitivamente, sin amar profundamente a las simpáticas y carismáticas comadres de la vecindad de Cranford, las cuales terminaron por conquistar y enternecer este gruñón corazoncito con sus aventuras y desventuras.

Y tengo muy claro qué fue lo que me escamó cuando empecé a leer la novela, lo cual puede resultar un tanto desconcertante al principio, que es la falta de un argumento propiamente dicho. Los compases en “Cranford” los marca el día a día de este microcosmos rural, las bodas y los romances que en él se gestan; los cotilleos y rumores que dan un poco de vidilla a su día a día; las anécdotas que dan color a este mundo y sociedad; las reuniones entre amigas en las que se habla de todo lo que pasa y se cambia ese mundo tan pequeño; las pequeñas disputas que indudablemente aparecen en el seno de esta comunidad; las normas no escritas que rigen esa sociedad rural; y las defunciones de algunos de algunos de los vecinos más queridos del lugar. No hay una trama propiamente dicha, es el día a día del pueblo y los acontecimientos más destacables que en él se dan lo que se nos va contando en las páginas de este volumen. Quizás cueste un poco meterse en esta historia tan costumbrista, pero una vez que lo haces, es imposible no dejarte arrastrar por la novela y sus personajes, con la por la solicitud y amabilidad con la que Gaskell retrata una sociedad victoriana que se aferra a sus costumbres pese a que está cambiando poco a poco al son de los cambios que se dan en la Inglaterra de la revolución industrial, pero que logra mantener su esencia, que es el sentimiento de unión que reina en el lugar.

En manos de otro autor, esta historia podría convertirse en algo increíblemente dramático y crítico para con la sociedad del momento. Pero a Elizabeth Gaskell no le interesa hacer una obra tan gris. Gaskell es una escritora con la que mantengo una relación que podría describir como parecida a una montaña rusa. He disfrutado la mayoría de las novelas que he leído de ella, pero solo una, “Hijas y Esposas”, logro emocionarme. le reconozco que es una autora muy inteligente y con una prosa fluida y elegante, y que es realmente disfrutable. Siempre he mantenido que la gran pena que para mí tiene es que se nota que está muy influida por su buen amigo Dickens, en cuya revista público muchas de sus obra por entregas, y que a veces cae en una suerte de “buenismo “ muy victoriano que me cuesta un poco tragar a veces. Pero tampoco me voy a hacer sangre por eso, ya que Dickens fue un autor que influyó a muchos de sus coetáneos, y una obra puede ser buena sin resultar dramática en exceso.Y, además, la Gaskell nunca se priva de presentarnos sucesos, muy tristes o de poner a sus personajes en coyunturas muy difíciles. Y quizás por el tono amable y por la delicadeza, con la que maneja a sus protagonistas, esas situaciones logran impactar en el lector, ya que es imposible que no empatizar profundamente con los habitantes del lugar y acabe, sintiendo como suyas sus propias penas. Gaskell sabe manejar la historia, su ritmo, y sus personajes con gran eficacia. Un detalle narrativo que me ha gustado y sorprendido mucho, es que no sepamos el nombre de la narradora de los eventos (Mary Smith), hasta prácticamente el final de la obra, ya que eso permite que el lector pueda integrarse en lo que le cuentan, de forma que una vez que eso ya está conseguido, se permite que este personaje tenga una personalidad y una vida más matizadas, que gane autonomía.

Que no os engañe la aparente inocencia que se respira aparentemente en sus trabajos. Sus historias tienen una prosa y un argumento aparentemente plácidos, bajo los cuales se esconde una fuerte y poco reprimida carga de crítica social y una buena dosis de sátira que en esta ocasión (y en el resto de sus trabajos) me ha sacado la sonrisa y más de un momento mientras leía este libro. Con un estilo humorístico e irónico, Gaskell va a desgranando las diferentes situaciones que a lo largo de los años sacuden la tranquilidad del pueblecito de Cranford. Sus protagonistas están retratadas con personalidades muy diferentes entre sí y muy matizadas. Cada una de ellas es muy diferente a sus vecinas y amigas y eso da mucha frescura y variedad a este retrato rural. Y además, lo que destaca de todas es la unión que tienen entre ellas y con el resto del pueblecito, el sentimiento de unidad que es realmente el motor de esta historia sin historia propiamente dicha. Todos los personajes están descritos desde una óptica llena de afecto, pero eso no quita para que resulten profundamente humanos, tengan sus virtudes y sus defectos. Uno no puede dejar de sentir al leer sobre ellos que en la vida real conoce a personas que se les parecen mucho.

Volviendo a la crítica de Gaskell, sorprende la fuerte carga que tiene, y que se esconde si mucho disimulo bajo la cotidianidad de sus protagonistas.Éstas no se privan en hacer comentarios sobre la superioridad del género femenino sobre el masculino, y con sus actos demuestran que no necesitan a ningún hombre para salir adelante. El sentimiento de sororidad que se respira en esta novela me ha parecido absolutamente contemporáneo, Y no, porque dude que la unión entre mujeres jamás se haya dado en la historia, sino porque a veces nos quieren dar la impresión de que es algo que se está potenciando en los tiempos actuales. Pero “Cranford” en ese sentido es un trabajo muy avanzado para su época, donde se demuestra el poder de la amistad femenina y la fortaleza de unas mujeres que no necesitan ningún héroe masculino para salir adelante; ni ningún romance para tener existencias plenas; y que pese a que ya no son jovenes pueden convertirse en las protagonistas de este libro, ya que la mediana edad no esta reñida con unas mentalidades vibrantes que permiten hacer de sus monótonas vidas algo lleno de significado. Y todo esto, acompañado de una crítica hacia la sociedad del momento y hacia el papel de las mujeres en ella que no resulta cínica o amarga, sino que se acepta con sus luces y sus sombras, ya que no tiene porque ser una jaula opresiva, dentro de ella también se puede hacer mejor la vida de sus habitantes.

Algo que quizás me haya escapado un poquito a sido el final de la obra. Es cierto que todo queda muy bien cerrado, pero me ha parecido un desenlace un tanto abrupto y que te deja con ganas demás. Pero en cierto modo, también creo que esa es la intención de Gaskell: “Cranford” es una crónica del día a día, que es lo que, al fin de al cabo, es la esencia de la vida. Esta nunca se para, como mucho tiene momentos más tranquilos , y otros en los que se cierran capítulos. Un final no es algo definitivo, solo el cierre de una etapa y el principio de otra.

En definitiva “Cranford” quizás no sea una novela para todos los públicos y lectores. Es una crónica en la que no pasa nada que sea impactante o realmente poderoso. Es una historia sin hilo argumental muy plácida y costumbrista a más no poder. Quizás para algunos pueda resultar monótona, insustancial y aburrida. Pero Gaskell demuestra que se puede hacer una historia conmovedora y profunda con unos medios narrativos muy económicos y simples y que parte de una premisa increíblemente simple. El retrato que hace de una sociedad rural y de sus habitantes está lleno de color y de sabor, y logra envolver totalmente al lector si éste se deja. Es un canto al día a día que muchas personas han tenido, tienen y tendrán. A las existencias que son aparentemente anodinas y poco significativas, pero no por ello son menos humanas y apasionantes. Y también es un canto al poder de la amistad femenina y a la fortaleza de las mujeres, elementos tantas veces callados a lo largo de los siglos, pero no por ello menos relevantes. Nunca pensé que disfrutaría tanto esta lectura, y mucho menos por cómo empezó. Ahora, sin lugar, a dudas, no me importaría ir a vivir al pueblo de Cranford y conocer a sus encantadores habitantes. Estaba convencida que iba a disfrutar mucho de esta novela, pero no creía que tanto. Desde luego se convierte en mi primer gran flechazo literario de este 2023.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         126
miss_lecturas
 19 June 2022
Fue publicada a modo de fascículos en la revista que dirigía Charles Dickens entre 1851 y 1853.
Un pueblecito inglés durante la época victoriana, gobernado mayoritariamente por mujeres solteras de mediana edad. La narradora de la historia es una de las damas de Cranford y será a través de ella como conocemos los entresijos que se van sucediendo entre sus habitantes.
Es una novela dulce y divertida, un retrato irónico y humorístico de la sociedad de la época que esconde una fuerte crítica social.
También recomiendo ver la miniserie de la BBC.
Me maravilla su pluma, como es capaz de hacer descripciones de la vida doméstica y cotidiana y hacer que te intereses por seguir leyendo, porque te atrapa completamente.
Si amáis a Jane Austen, esta autora os va a encantar, se ve ese estilo tan costumbrista, aunque quizás en el caso de Gaskell sean más realistas y amargas las historias que relata. Para mí ambas son igualmente adorables.
Comentar  Me gusta         132
Calaveritalee
 25 February 2023
Pensaba después de leer la bio de la autora,antes de empezar este libro,que por el contexto histórico, la época victoriana, me iba a encontrar con la típica y tópica obra de una dama pajuata. Mi sorpresa nada más empezar a leer fue mayúscula por que me hacía gracia la fina ironía y crítica de la que está cargada la pluma de la autora.
Ser amiga de Charles Dickens hizo que esta obra fuera publicada en el periódico del susodicho en forma de fascículos, lo que le dio mucha popularidad, eso y los personajes entrañables engancharon al público, y supongo que lo sigue haciendo a día de hoy. Debajo de la rigidez y protocolo victoriano subyace en verdad la empatía y la solidaridad con el prójimo, y más en este pueblo habitado en su mayoría por féminas, todas ellas con sus especiales personalidades y roles que las hacen dignas de ser la protagonista principal.
Está narrado por Mary, no oriunda de Crandford, invitada y testigo habitual de las ocurrencias de las hermanas Jenkyns, pero precisamente es de ella de quién menos sabemos, es una cronista de las vicisitudes de esta pequeña comunidad.
La percepción sobre las vecinas de Crandford fue variando según avanzaba en la lectura, en cada página se revelaba algo distinto de cada una, como le pasa a la narradora, que de testigo/cronista al final acaba involucrándose, dejándose llevar por el amor a sus amigas.
Me ha parecido un libro bastante avanzado a su época en algunos temas femeninos, no quiero decir nada que puedo desvelar la trama, pero quedaros con época victoriana,pueblo habitado sólo por mujeres donde a los pocos hombres que se dignan habitarlo se los mira con lupa.
Lectura indispensable para las tardes invernales con un buen te, y si es verde ojito que la Srta Matty Jenkyns no os vea abusar de el.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
lectoraempdernida
 12 January 2022
Mary Smith, nuestra narradora, nos lleva con ella en sus visitas a Cranford, un pueblo rural inglés el cual la acoge de vez en cuando. Conoceremos de cerca a algunos de sus habitantes, más concretamente a un grupito de solteronas y viudas, ya que en Cranford los hombres no están muy presentes, solo unos pocos tienen la enorme suerte de caer en gracia y permanecer en él. La pobreza tampoco está bien vista, no se habla de dinero y si alguien es pobre, no se dice, ni se insinúa, cualquier cosa antes que eso. Se nos presentan, entre otras figuras, a la señorita Deborah Jenkins y a su hermana, la señorita Matty, hijas del antiguo rector; a la señorita Pole; a la Sra. Jamieson, voz importante en Cranford; a la Sra. Forrester; a la señorita Fitz-Adam; y a sirvientas especiales como Martha. Y de los pocos hombres hay que destacar, entre otros, al Capitán Brown, gran seguidor de Los papeles póstumos del Club Pickwick de Dickens. Gaskell escribe una historia sencilla en la que nos acerca a la vida de este grupito de mujeres, con su día a día, sus chismes, sus reuniones sociales, sus preocupaciones, etc., de forma tal que atrapa al lector.

Con una buena ambientación, el escenario se nos presenta de manera sencilla pero muy atrayente. Con este grupo de mujeres y sus reuniones se nos hace un retrato de las costumbres, así como de los prejuicios y normas sociales de la época. Seremos partícipes de romances, despedidas, muertes, reencuentros inesperados, pérdidas económicas y hasta de supuestos robos nocturnos que tendrán a todas inquietas. Una historia con un estilo y un humor interesantes, con sus momentos alegres y tristes, que te hará reír y también quizás llorar, pero que, sin duda, es de lectura amable y agradable. La amistad y el verdadero afecto entre ellas enternece.😊✨

Ha sido relectura y en este regreso he vuelto a disfrutarla. de nuevo he cerrado el libro con el corazón calentito. Hablo más detalladamente en el blog (enlace en el perfil).
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Lizvzcrz
 15 March 2022
Cranford nos relata la historia de un grupo de personas, en su mayoría mujeres, en un pueblito del mismo nombre.
En este pueblo residen en su mayoría mujeres, ya que por las coordenadas del pueblo muchos hombres iban a la ciudad vecina a trabajar, lo cual dejo que en su mayoría fueran mujeres, lo cual es sumamente interesante puesto que todas tenían el pacto implícito de no sobresalir más de las demás o tener esa paciencia, ya que sabemos que algunas de las mujeres que viven ahí no se encuentran con mucho dinero, así que cuando una hace una fiesta debe de tener postres y bocadillos que cualquiera de las demás podría presentar en su casa, esto me llamo la atención porque de esta manera van controlando la envidia que podría corroer o la competencia entre cada una.
La voz narradora llega al pueblo en calidad de acompañante de unas jóvenes ancianas, lo digo porque tenían como 50-60 años y no se me hacían tan viejas, y aunque no conocemos hasta el final el nombre de la narradora, gracias a ella vamos conociendo un poco más del pueblo, la llegada de un hombre al pueblo cambia la forma de ver la vida de la comunidad, y aunque la historia no gira entorno a un personaje en especial, sino más bien a las personas que habitan aquí, es interesante ir conociendo un poco más de las personas en cada historia.
Los romances pasados, los romances futuros, el peligro de la economía y la sororidad que estas mujeres muestran ante la desgracia de la otra, además del factor de seguridad, hay un punto de la historia en que creían que un grupo de bandidos se encontraba merodeando a los alrededores, y puesto que en casi todas las casas solo se encuentran mujeres, esto causa un gran sentido de inseguridad en este grupo de mujeres. Así que bien, es un libro muy interesante y ameno de leer, con picos de alegría y de tristezas y con un profundo sentido de la bondad y cooperación que puede haber en una localidad con una mayoría de población de mujeres.
La forma de escritura de la autora fue muy amena, de tal manera que leerlo no fue tedioso, y si bien no había una línea directa de historia, te mantenía atrapado en el desarrollo de lo que podía llegar a pasar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (14) Ver más Añadir cita
lauralovebooklauralovebook19 October 2020
Entre las damas de Cranford sólo ocasionalmente se produce alguna pequeña desavenencia que se traduce en unas palabras subidas de tono y algunas airadas sacudidas de cabeza: lo estrictamente necesario para que sus vidas no caigan en una monotonía excesiva.
Comentar  Me gusta         20
booksandfusbooksandfus08 August 2021
Me sorprendió ver a la señora Jamieson comiendo tarta de carvi lenta y ceremoniosamente, como lo hacía todo, porque en la última reunión celebrada en su casa nos había dicho que ella nunca la tenía porque le recordaba demasiado al jabón de olor: siempre nos ofrecía bizcochos
Comentar  Me gusta         10
RatoncitaRatoncita23 April 2020
La muerte era un hecho tan real y tan común como la pobreza, y sin embargo la gente no hablaba de ella en voz alta por la calle.
Comentar  Me gusta         20
LizvzcrzLizvzcrz15 March 2022
Cualquier hijo de su madre quiere ser considerado Sanson y Salomon en una pieza: demasiado fuerte para ser golpeado o derrotado; demasiado sabio para ser engañado.
Comentar  Me gusta         10
lesbouquinsdepamlesbouquinsdepam29 January 2023
Qué amabilidad tan extraordinaria la de las gentes de Cranford! No creo que nadie prepare la comida mejor de lo que es habitual, (…); hablan poco y su tono es brusco, como si se avergonzasen de ello, pero puede estar segura de que sus atenciones me conmueven profundamente.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: Literatura clásicaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
108 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro