InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Alba Editorial

Alba Editorial hace en 1993, inicia la colección Alba Clásica con Mansfield Park de Jane Austen y Mont-Oriol de Guy de Maupassant, a partir de los cuales se convirtió en un referente en la edición de clásicos universales en español. Su catálogo abarca desde finales del siglo XVIII hasta principios del siglo XX, con autores que van de Goethe a Thomas Mann, de Émile Zola a Antoine Saint-Exupéry.

Libros populares ver más


Colecciones de Alba Editorial



Publicaciones recientes de Alba Editorial


Críticas recientes
sarytahfuenla
 17 junio 2021
Orgullo y prejuicio de Jane Austen
Jane Austen es una de mis escritora preferidas y de todos los libros que tiene este es de mis favoritos, la historia trata precisamente de un chico con prejicios y una chica orgullosa, lo que me gusta de escritora es como critita un poco la sociedad en la que vivia a traves de sus novelas
Comentar  Me gusta         00
pvg85
 16 junio 2021
Agnes Grey de Anne Brontë
Agnes es una joven que, tras una mala gestión económica de su padre, decide ayudar a su familia y a ella misma convirtiéndose en institutriz. Una profesión que la lleva primeramente a vivir con la familia Bloomfield, un matrimonio cuyos hijos malcriados harán que la primera experiencia laboral de Agnes esté llena de dificultades. Sin embargo, esto no hará que ella se retracte ya que su prioridad es el bienestar de su propia familia. Así, persiste en seguir siendo institutriz y en su segundo destino, la familia Murray, tampoco encontrará las cosas fáciles, pero al menos ya tiene cierta experiencia y sabe cuál es el lugar que desgraciadamente ocupan las institutrices en la sociedad por lo que procurará adaptarse a las circunstancias.



Primera vez que leo a la autora y qué maravilla. Sin ser una gran historia y sin ocurrir grandes acciones, me ha conquistado completamente por su sencillez en la narración y por ser tan realista. Plasma a la perfección la vida y dificultades de las institutrices de la época, cómo eran menospreciadas, infravaloradas y cómo hasta los propios padres de las criaturas dificultaban su labor.

“…o los niños eran tan incorregibles, los padres tan poco razonables o yo misma estaba tan equivocada en mis ideas o era tan incapaz de ponerlas en práctica, que mis mejores intenciones y mis esfuerzos más enérgicos no parecían producir mejor efecto que la diversión de los niños, la insatisfacción de sus padres y un tormento para mí.”



Anne Brontë fue institutriz y esa experiencia se nota en todo momento en esta novela corta. Sabía de qué estaba escribiendo y estoy convencida de que parte de los sentimientos de Agnes fueron los suyos propios trabajando. Por ejemplo, en el inicio de la novela, que es perfecto, parece que no es Agnes sino la propia Anne quien nos habla:

“En todas las historias verdaderas hay enseñanzas, aunque puede que en algunas nos cueste encontrar el tesoro, o cuando lo encontramos es en cantidad tan exigua que el fruto tan seco y marchito apenas compensa el esfuerzo de romper la cáscara. Si éste es el caso de mi historia, no soy competente para juzgarlo; a veces creo que puede resultar útil para algunos y entretenida para otros, pero que la juzgue el mundo: protegida por mi oscuridad y por el transcurso de los años, no tengo miedo de arriesgarme y expondré cándidamente ante el público cosas que no revelaría al amigo más íntimo.”



Agnes es un personaje perfectamente real, que se enfrenta a las dificultades, se esfuerza y hace lo que puede dentro de sus posibilidades, estatus social y carácter personal. A lo largo de la lectura, salvando las distancias temporales, me sorprendí al ver situaciones laborales muy similares a las que hoy día nos podemos encontrar, especialmente en el ámbito de la educación. Desgraciadamente siguen habiendo cosas en las que no hemos cambiado tanto en relación a las actitudes y aptitudes de las personas.

“Puedo concebir pocas situaciones más vejatorias que aquella en la que, por mucho que busques el éxito, por mucho que te afanes por cumplir con tu deber, tus esfuerzos son frustrados y ninguneados por tus inferiores e injustamente censurados y malinterpretados por tus superiores.”



En cuanto al resto de personajes, sin ser muy numerosos, los hay de todo tipo y también de distinta clase social. Ha sido muy interesante ver la diferencia de clases propia del siglo XIX, con sus protocolos y aspiraciones, su moralidad y lo diferente que era la vida para los de arriba y los de abajo. Quiero destacar de la historia a la madre de Agnes que, sin aparecer mucho, se muestra como una mujer fuerte con claras convicciones y muy resuelta. Hubiera sido un personaje muy interesante para crear otra novela y poder saber más de su vida.



En su conjunto el libro es un alegato, un querer mostrar la otra cara de la moneda. Una lectura realista, cargada de sentimientos y con un inesperado final, al menos para mí. Por todo ello, sé que es una historia que volveré a leer y me quedo con muchas ganas de descubrir ‘La inquilina de Wildfell Hall’.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
dbbiy
 16 junio 2021
Ritos funerarios de Kent Hannah
Vuelvo a encontrarme con una Agnes protagonista que me fascina e hipnotiza, que cada vez que se ha asomado a la narración y ha mostrado sus pensamientos me ha dejado embelesada. Una mujer que (de nuevo) se sale de los esquemas, que es diferente y enigmática y complicada de entender. Así que, cuando la tragedia la encuentra en medio, nadie duda. Un asesinato doble en el que tiene que estar involucrada sí o sí, porque es la versión que encaja, porque «una mujer que piensa no puede ser de fiar», y además es medio bruja, con sus remedios y sus plantas. Todo el mundo lo sabe, así que culpable y condenada. No hace falta escuchar más. Es la verdad digerible y solo queda hacer justicia.



Hasta que comienza el difuminado y lo que era negro oscuro (la verdad, en mayúsculas, firme e indiscutible) se va emborronando y confundiendo en una paleta infinita de grises y comienza el ejercicio de empatía por parte de sus captores y de permitir a la que ha sido silenciada relatar su versión de los hechos.



Me lo esperaba distinto, menos intrigante y mágico, más despiadado y desagradable, pero está todo tan bien equilibrado que consigue que, aún sabiendo el final, no puedas dejar de leer.



Es inquietante también el epílogo de la autora, porque aunque no deja de ser una obra de ficción, está basada en hechos reales bien estudiados y documentados.



Para mí, es un recordatorio de lo necesario que es escuchar las voces que siempre han sido (y son) silenciadas, de que en medio del horror seguimos teniendo la opción de actuar con bondad y de que la explicación fácil no siempre es la correcta.



◽️



«Es un recuerdo silencioso y del que, al igual que los otros, no puedo fiarme demasiado. Los recuerdos van y vienen como nieve suelta en el viento, o son un coro de fantasmas hablando unos por encima de otros. De lo único que estoy segura es de que lo que es real para mí no lo es para los demás [...]».



.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         00