InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre Ojos de agua (17)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Yalonso
 02 agosto 2020
Imagino que todos aquellos países que tienen una comunidad emigrante gallega tengan infinidad de cuentos que dan cuenta de la testarudez de los gallegos, y su idiosincrasia, esa que saca de paso a un peleonero Rafael Estévez.
La verdad es que he disfrutado mucho esta suerte de novela de humor negro, más que policiaca, al menos así me lo pareció a mí. El desarrollo de la trama policiaca va lento, pero eso da paso a repasar otros matices de la vida, el proceso mental de llegar a la conclusión, los giros hasta descubrir al asesino.
Es una lectura ligera, ágil y entretenida; sin muchas pretensiones literarias. Lo recomiendo.
Comentar  Me gusta         30
LuisMinski
 11 agosto 2019
Ambientada en Galicia, con muchas alusiones a música, cine, literatura, vinos, y comidas típicas, y una magnifica descripción del paisaje, en Ojos de Agua, de Domingo Villar, encontramos una entretenida novela policial al estilo clásico.
El protagonista es el inspector Leo Caldas, - además de ser policía, participa en un programa radial donde responde a inquietudes del público -, quien, junto con su lugarteniente Estévez, debe investigar el asesinato de un músico.
Caldas es calmo, introspectivo, intuitivo, y se siente incómodo cuando la gente lo reconoce por su programa, Estévez es hosco, de mal carácter, con arrebatos de violencia, y "políticamente incorrecto", y la interacción entre ambos le agrega a la novela un plus de diversión.
En definitiva, un relato que sin salirse de los parámetros habituales, es ameno, y de lectura llevadera, y constituye una muy buena opción para aquellos que quieran pasar un buen momento con un buen libro.
Enlace: https://sobrevolandolecturas..
Comentar  Me gusta         30
Vane24
 13 julio 2018
Es anterior a "La playa de los ahogados" y aunque me ha gustado y está muy bien, comparado con el otro me ha parecido más flojillo. Así que no le he leído con las mismas ganas ni me ha enganchado tanto.
No hace falta leerles en orden. yo no lo he hecho y no pasa nada, no hay spoiler ni similar. Quizá algún detalle de la vida personal del poli, pero o afecta.
Como no es largo pues se hace ameno de leer y está muy bien escrito, pero creo que la historia podría haber dado más juego.
Comentar  Me gusta         30
Samarkanda
 03 diciembre 2019
Ojos de agua supuso la primera incursión en el panorama literario del vigués Domingo Villar, guionista de cine y televisión así como comentarista gastronómico en una emisora de radio –hecho éste que se trasmite en su obra-, y lo hizo por la puerta grande ya que fue galardonada con el I Premio Sintagma, el Premio Brigada 21 y el Premio Frei Martín Sarmiento. Con La playa de los ahogados, su segunda novela, sigue cosechando premios y se consolida como autor en el mundo de las legras negro-criminales.

En un duplex de la singular Isla Toralla aparece el cadáver de Luis Reigosa, un joven saxofonista que ha sufrido una muerte atroz. Cuando la mujer de la limpieza encuentra el cuerpo y avisa a la policía el caso es asignado al inspector Leo Caldas y a su ayudante Estévez que, al personarse en el lugar de los hechos, se encuentran con una escena un tanto singular: Reigosa reposa en la cama con los ojos abiertos, las manos atadas al cabecero y el cuerpo presenta desde el abdomen hasta las rodillas un aspecto negruzco como si le hubieran rociado con algún tipo de líquido abrasivo.

A primera vista todo apunta a un crimen pasional pero ¿quién ha sido capaz de cometer un crimen tan cruel y qué motivos le han llevado a hacerlo? Estas son dos de las muchas preguntas a las que se enfrentan Caldas y Estévez a lo largo de los cortos capítulos en los que está estructurada la novela y que les llevará a investigar tanto en las altas esferas como en los bajos fondos.

Pese a los premios cosechados, Ojos de agua es la opera prima de Villar y, desde mi punto de vista, los personajes podrían estar más trabajados ya que lo único que sabemos de ellos es que Caldas posee un carácter introvertido y que Estévez es visceral, tosco y brusco en sus modos pero sensible al paisaje vigués. Sin embargo, esto se compensa con las descripciones de la ciudad, tanto de sus calles como de sus edificios, de sus bares y tascas –algunas reales como el Bar Puerto o el Eligio donde el autor despliega su buen hacer como crítico gastronómico- así como de los lugares de visita obligada como Monte de Castro.

Otra de las cosas de las que adolece es el final en el que, aunque todo a punta a un culpable y el pastel se descubre por una de esas casualidades tontas de la vida, hay cosas que no terminan de encajar a la perfección pese a no dejar ningún cabo suelto. Quien haya leído el libro sabrá a lo que me refiero.

Si bien me ha gustado por lo rápido y fácil que se lee, así como por el estilo sencillo y sin artificios del autor que hace que devores el libro en un par de tardes, reconozco que disfruté muchísimo más con La playa de los ahogados en la que la trama está más trabajada y el final resulta mucho más sorprendente.

Aunque ambos títulos pueden leerse por separado, de Ojos de agua a La playa de los ahogados se aprecia una ligera evolución en los personajes pese a que seguimos sin saber los motivos reales que hacen que Estévez sea trasladado desde su Zaragoza natal a Vigo. Lo que no varia en ambos libros son las descripciones de una palabra al comienzo de cada capítulo y que tienen relación con lo que vamos a leer en las próximas páginas.

Lectura ligera, fresca y, sobre todo, entretenida para todo aquel que quiera pasar un buen rato con una novela policíaca así como disfrutar de un viaje a Vigo sin moverse del sofá. ¿Qué más se puede pedir?
Enlace: https://libropoli.blogspot.c..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
meg
 09 junio 2019
Ojos de agua es la primera novela protagoniza por el inspector Caldas, creado por Domingo Villar, y ha sido todo un descubrimiento para mí.
Leo Caldas es un hombre más bien reservado y observador que compagina su labor en la comisaria con un programa de radio por el que, pese a su sorpresa, es bastante conocido entre los vigueses, lo que le lleva a soportar —como puede eso sí— las burlas de su peculiar lugarteniente, el agente Rafael Estévez, un zaragozano al que le cuesta acostumbrarse a la curiosa y, en ocasiones, enrevesada forma de hablar de los gallegos.
Me ha encantado la novela porque, además de la típica trama de intriga policíaca, entremezcla muchísimas características y rasgos de mi tierra y sus gentes e, incluso, hasta cierto punto, la relación entre sus numerosos personajes me ha recordado a la que encontramos en las novelas del comisario Montalbano, de mi admirado Andrea Camilleri.
Desde luego, recomiendo la lectura de esta historia a todos los amantes de la literatura detectivesca contemporánea.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
anasoto04
 23 enero 2018
Con un un relato muy descriptivo y preciso de las costas gallegas, he "devorado" esta primera novela de Domingo Villar. El argumento muy bien entretejido. Un saxofonista es asesinado en su piso de lujo en las afueras de Vigo, caso que es encomendado a Leo Caldas, un policía de Vigo y su ayudante Rafael Estévez, un aragonés de carácter impulsivo. La víctima que ha aparecido desnudo, atado a la cama y con una mirada de absoluto terror en sus acuosos ojos azules. El forense dictamina que la muerte se produce debido a la inoculación de formaldehído en los genitales. ¿Estarían ante un crimen pasional por la grotesca y dantesca forma de perpetrarlo? En el transcurso de las investigaciones, se descubre que la víctima era homosexual ligado a un importante empresario farmacéutico de la zona. Los investigadores concluyen con un obvio asesino y pareciese que la novela llega a su término, pero no, hay un segundo e inquietante final. La trama es interesantísima y el final sorprendente..... No podía parar de leer, aumentando mi curiosidad en la lectura. No me defraudó.......... Muy recomendada
Lo leí en el año 2016
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
MisLecturas
 22 octubre 2020
Había leído muy buenas críticas de las dos novelas que este autor ha publicado, por eso a las puertas de que salga a la luz a primeros de marzo "El último barco", la tercera entrega, he decidido conocer a los dos personajes que la protagonizan. Una pareja de policías de antagónicas personalidades y llena de contrastes que, según los entendidos, tanto juego dan. Hoy os hablo de "Ojos de agua", una novela negra de corta extensión que te paseará por los paisajes de Vigo con solo cerrar los ojos y sin necesidad de dilatadas descripciones.

El inspector de la policía Leo Caldas, conocido como "el patrullero de las ondas" por su colaboración en un programa radiofónico en Onda Vigo, y el agente Rafael Estévez, se presentan en la escena de un crimen que acaba de ser denunciado. Las primeras pesquisas revelan la identidad de la víctima, Luis Reigosa, un joven saxofonista de jazz, soltero y que vivía solo, pero la ausencia de evidencias y pruebas incriminatorias que puedan delatar la identidad del asesino van a complicar un caso que en primera instancia evidencia el sufrimiento de la víctima, en lo que parece ser un crimen pasional.

"Ojos de agua" es la primera entrega de una serie protagonizada por un tándem que funciona a la perfección a pesar de la dispar personalidad de sus componentes. Unos personajes muy sui géneris que se van a complementar a pesar de sus defectos. Leo Caldas es un policía gallego volcado en su trabajo, introvertido y lacónico, que no pasa por su mejor momento personal y al que saca de quicio la popularidad alcanzada gracias a su participación en un programa de radio en el que los oyentes llaman para denunciar algo, aunque en la mayoría de las ocasiones los temas tratados sean competencia de la policía local. En contraposición tenemos el personaje de Rafael, un hombre de temperamento agresivo, un poco bruto, irascible e impetuoso, que pierde fácilmente los estribos y es incapaz de controlar sus reacciones, para él no existen las medias tintas.

La novela se encuentra articulada en una serie de capítulos de corta extensión que no se presentan numerados, sino que van encabezados por una palabra y las diferentes acepciones que esta tiene y que guardan estrecha relación con los hechos que se nos narran a continuación. Un recurso distintivo del autor y que hasta ahora no había visto en ninguna otra novela. La trama, que carece de un ritmo frenético, fluye gracias a una prosa sencilla pero certera, incisiva y envolvente, y a un sentido del humor agudo y sutil que Domingo Villar introduce para restar dramatismo a la historia, centrándolo en el personaje de Rafa Estévez, un maño llegado a Galicia un par de meses antes. Su traslado a la comisaría de Vigo se debió, según rumores que circulaban por comisaría, a un castigo impuesto por sus superiores por problemas surgidos en su anterior destino. Aceptó el traslado a la ciudad de Vigo, pero le está costando un mundo acostumbrarse a un clima impredecible y a la sinuosa ambigüedad gallega.

Un narrador omnisciente será el que nos conduzca con destreza y un estilo cuidado y sencillo, a través de una investigación policial que nos va a sumergir en una vorágine de mentiras y secretos, en la que las piezas sueltas de un puzle poco a poco se irán recomponiendo hasta revelarnos una historia sin fisuras, logrando mantener la intriga y el misterio.

Sintetizando: "Ojos de agua" ha sido todo un descubrimiento para mí, una novela negra que está perfectamente narrada, bien construida y con unos personajes que, como ya he dicho antes, son muy carismáticos y están adecuadamente construidos, aunque no se ahonda lo suficiente en los vínculos que los unen, ni se esbozan apenas los contornos de su vida personal. Me ha gustado adentrarme en la obra de este autor que, según la crítica especializada, ha revolucionado el panorama de la novela policíaca, y me falta tiempo para ponerme con la siguiente entrega, "La playa de los ahogados", y volver a disfrutar de esta extraña pero eficiente pareja.
Enlace: https://www.mislecturas.es/2..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
sandey
 23 enero 2018
Disfrute con los personajes me parece un libro muy bueno porque introduce muy bien a los personajes, te hace reflexionar, pero también hay algunas salidas que te harán reir, sin duda despues de leer el primero que es este y el segundo espero con ansia el tercero, le agradezco al autor que nos haga disfrutar tanto con sus historias.
Comentar  Me gusta         10
Domiar
 04 diciembre 2020
Ojos de agua, Domingo Villar
¡¡Buenas y navideñas noches a tod@s!!

Hoy os traigo un libro corto, el primer caso del inspector Leo Caldas, Ojos de agua, del autor gallego Domingo Villar. Está editado por Debolsillo, tiene 187 páginas y cuesta la módica cantidad de 8'95 Euros, como veis, no mucho para darnos una vuelta por Galicia y conocer al inspector Caldas y al agente Estévez, su "ayudante". Ya os digo que no os arrepentiréis.

Como en la mayoría de historias de este tipo, tenemos a una pareja de agentes como protagonistas, que son totalmente opuestos en físico, carácteres y puntos de vista.

Por un lado tenemos a Leo Caldas, inspector de la policía de Vigo, de carácter tímido y reflexivo, con una forma de actuar pausada y lógica. Participa en un programa de radio en Onda Vigo, "Patrulla en las ondas", donde los ciudadanos llaman para comentar sus problemas directamente a la policía y ver si consiguen resolverlos, esto hace que el inspector, muy a su pesar, sea una especie de celebridad en la ciudad.

Por otro lado tenemos al agente Rafael Estévez, de Zaragoza, que ha sido enviado a Galicia como castigo por sus métodos poco comunes, de los que veremos innumerables ejemplos a lo largo de la novela. El agente Estévez es brusco, poco amigo de pasar desapercibido, irascible, de tamaño descomunal y con poca paciencia, especialmente para entender el carácter gallego, lo que dará pie a numerosos chascarrillos entre éste y sus diferentes interlocutores.

La historia comienza cuando el cadáver de un saxofonista aparece en terribles condiciones en la Torre de Toralla, un complejo de apartamentos con seguridad privada, normalmente frecuentados por turistas, pero que en la época del año en que transcurre la novela (mayo) están deshabitados prácticamente en su totalidad. Y allá que se dirige nuestra particular pareja de detectives. Si bien el inspector Caldas tiene a "su cuidado" al agente Estévez, e intenta que éste no se meta en líos con sus particulares métodos de investigación, no siempre logra controlar sus salidas de tono, al menos, no todo lo que debería, lo que suele traducirse en problemas con sus superiores.

El libro está escrito de forma amena, cada capítulo comienza con una entrada de diccionario que define una palabra relacionada con ese capítulo. Lo opuesto de los dos agentes a veces da lugar a situaciones cómicas que nos arrancan una sonrisa en medio del escenario del crimen. Personalmente me ha gustado la historia y pienso seguir con el segundo caso de este dúo de agentes, La playa de los ahogados.

Recomendado para cualquiera que quiera pasar un buen rato en estos días navideños en los que solemos disponer de más tiempo para leer, especialmente para asiduos a la novela negra, con una pizca del sentido del humor, ironía, y por qué no decirlo, de la ambigüedad gallega.

UN SIETE
Enlace: http://readinginmyroom.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
laurass89
 24 abril 2020
De la Mancha a Galicia
Un saxofonista, Luis Reigosa, aparece muerto en su apartamento. No hay huellas, no hay motivaciones, la conclusión: crimen pasional. Sin embargo, esta conclusión tampoco facilita las cosas a Leo Caldas que, además de resolver el crimen, tiene que aguantar a su compañero, Rafael Estévez. Estévez acaba de ser trasladado a Galicia por su comportamiento, pero el humor de la región no le está poniendo nada fáciles las cosas.
Este es el punto de partida para esta pareja de policías que nos acercarán en sus reflexiones e interacciones a un nuevo Quijote y Sancho policiacos. Esta es sin duda una de las cosas que más me ha llamado la atención de la novela, ya que estamos acostumbrados a que la relación inspector-ayudante sea de sumisión-admiración. En este caso la relación estará muy cerca de la igualdad y lo que determinará la posición de uno y otro, además de su cargo, por supuesto, será su capacidad de reaccionar ante el exterior.
Así, tenemos a Leo Caldas que será una persona sosegada, reflexiva y a la que le gusta que todas las piezas encajen (preferiblemente como él piensa que encajan); después tendremos a Rafael Estévez, un policía que ha sido trasladado por su comportamiento, demasiado agresivo y vehemente, no conoce el gris ni las sutilezas, un poco simple en sus reflexiones, pero que encajará las piezas nada más verlas, aunque sus explicaciones para ello no terminen de ser muy ortodoxas. de este modo, vemos que tenemos la típica pareja del listo-tonto, bruto-sutil que en tantos géneros nos encontramos, con la diferencia de que ambos se irán igualando a lo largo de la novela.
En este sentido, la novela es quijotesca por sus personajes y su forma de ser, el deambular por la Mancha pasa a ser un ir y venir por Vigo, que nos reflejará una ciudad fría, solitaria y triste, como nos señala el padre del inspector Caldas.
De Londres a Vigo
Eso sí, por mucho que ambos personajes tengan sus particularidades de carácter, no debemos olvidar que nos encontramos ante una novela policíaca, por lo que a estos personajes los acompañará una trama elaborada y que fluye como el agua en la lluvia.
Luis Reigosa, el asesinado, llevará a nuestro Sherlock y Watson por el mundo de los bares de ambiente, del jazz y del sentir de la música y el arte. Como viene siendo habitual, Caldas será el inspector que ha perdido algo que no puede recuperar, la ambientación y la trama le harán dolerse por ello, por su parte Estévez acudirá como espectador cauto a estos lugares.
Mientras tanto, la trama continua. Comenzando con el asesinato, como buen libro policíaco, se nos llevará a través de los hitos importantes de la investigación, siempre desde la perspectiva de Caldas. Método del crimen, personas relacionadas con el entorno del difunto, conexiones inesperadas entre unos y otros, serán aquellas cosas que nos hagan avanzar más y más rápido en una trama que nos golpea contra una pared hacia el final de la novela.
Para ello, el autor ha utilizado un estilo sencillo y llano, que nos permite entender a la perfección el sistema deductivo del inspector y de errores de su ayudante. Además, a ello añade toques de humo e ironía, que nos hacen reflexionar, levemente sí, pero lo hace, sobre la sociedad actual y sus dobleces.
Un desatino a destiempo
Sí, el título de este apartado es muy reiterativo, pero es así como he sentido yo el final de la novela.
Aunque ha sido una lectura que he devorado y con la que me he entretenido mucho, no ha dejado de parecerme que el final no debería ser como es. Sin hacer spoilers quiero deciros que es como si me dijeran que alguien va a venir hoy a las cinco y resulta al final, cuando son las cinco, que no eran las de hoy sino la cinco de mañana. Pues es guay que llegue la persona, pero la sensación es de frustración y de un poquitín de estafa. Esa es la idea con la que me he quedado yo.
Por lo demás, ya lo he dicho, los personajes, incluido el difunto, me han parecido interesantes tanto por ellos mismos como por los recuerdos literarios que me han suscitado. Por otra parte, la trama es ágil y tiene las conexiones muy bien definidas, no así el final, pero es que es difícil rematar. Y, finalmente, el estilo del autor es estupendo, sabe como hacer contrapuntos entre el humor y lo serio, con un lenguaje muy fácil de llevar y que nos invita a seguir leyendo. Espero que os animéis con ella.

Enlace: http://ellibroenelbolsillo.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
74 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..