InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8483464950
Editorial: Debolsillo (30/09/2016)

Calificación promedio : 3.66/5 (sobre 92 calificaciones)
Resumen:
El primer caso del inspector Leo Caldas. En una casa cercana a la playa, en la costa gallega, se descubre el cadáver de un joven saxofonista que sufrió una de las torturas más crueles que se recuerden. Les asignan el caso al inspector Leo Caldas, un hombre solitario y nocturno, de buen paladar para los vinos y mejor oído para el jazz, y a su ayudante Rafael Estévez, un llano aragonés perdido entre gallegos. Este singular tándem deberá investigar las altas esfe... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (36) Ver más Añadir una crítica
rafaperez
 31 May 2022
Durante el proceso de lectura juro que quise que me gustara. Hice un esfuerzo titánico para que esto sucediera. Pero la literatura tiene estas cosas y lo que a otros les encanta a mí no me hace sentir nada.
La honestidad a veces causa cierto pesar. Primero porque es una recomendación de una amiga a la que tengo cariño y ya sabéis la desilusión y vacío que causa que tu buena intención no llegue a buen puerto.
Segundo por no poder hacer una reseña positiva al recién fallecido Domingo Villar, incluso, renunciar al resto de su obra.
No empatice con ninguno de los escasos personajes que intervienen. Están bien perfilados y actúan correctamente según el contexto. Es una cuestión meramente objetiva.
Leo Caldas es un Hércules Poirot a la gallega. Con toda su capacidad deductiva y lógica, lacónico, melancólico y parsimonioso. Parece estar de vuelta de todo. Investiga sin pasión. le da lo mismo.
Su compañero es un policía iracundo. Incorrecto de la cabeza a los pies. de esos a los que nunca se les debería conceder placa y pistola. Lo único bueno que tiene es un precioso nombre: Rafa. Desconozco la razón que fundamenta esta última idea.
El resto de actores, para mi intrascendentes. Salvo un perro, el mejor sin duda de la novela, por inoportuno.
Como thriller policial, muy flojito. La trama y su resolución lenta y en ocasiones absurda.
El muerto, cumple. Tiene la deferencia y amabilidad de continuar estandolo durante toda la novela. La presentación del cadáver es original.
Narrada entre el humor blanco y negro, el autor está bien inspirado, en especial en la manipulación forense del fallecido. No quisiera estar en su lugar por mucho que ni sintiera ni padeciera.
Otras escenas, sinceramente me hicieron menos gracia.
Nada que reprochar a una prosa sencilla, limpia, que sin embargo, no es de mi agrado.
Para tratarse de una novela corta el ritmo es lento y en muchas ocasiones Villar se va por las ramas con datos que nada aportan a la investigación.
Desconozco si la caricaturación del carácter gallego es acertado, gentes de preguntas obvias y respuestas ambiguas.
En definitiva thriller de argumentación pobre, muy justito y con una cuestionable resolución. Es cierto que posee otros ingredientes que tampoco me motivan en exceso.
Tengo muy claro que autor y un servidor no coinciden en el amplio universo literario y lo mejor para ambos, sin duda, es la distancia.
P.D. Lectura conjunta con la detective More.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         4226
BarbiMore
 22 June 2022
Luis Reigosa, un saxofonista, aparece muerto en su departamento. Todo indica que puede ser un crimen pasional. Sin embargo, un apartamento muy lujoso, sin rastros de huellas del posible asesino, hacen que se inserten en los detectives ciertas dudas de lo que pudo haber sido un simple homicidio. Leo Caldas y Rafael Estévez (no Pérez, mi compañero de casos claro, quien es más… educado -haciendo uso de sarcasmos y tos-…) son quienes se quedan a cargo de la investigación, luchando además con sus propios problemas personales, uno con poco entusiasmo y otro con demasiada energía, tanta que no puede ni controlarse en sus arrebatos; buscan finalmente, con mucha, demasiada “destreza” (😒), y ayudas caninas, resolver el caso.

Es un poco difícil reseñar siempre libros con resultados negativos, ya que, este especialmente, fue recomendado. Pero también, uno trata de hablar desde la sinceridad completa justamente por ser lectores. Sé también que esta trilogía y los protagonistas son muy queridos. La cuestión es que el libro es lento y de muy pocas páginas, y ese es un gran problema porque al ser tan corto, personalmente prefería que tuviera un cierto ritmo mucho más movido y evitara además, rellenos que no tenían nada que ver con la trama principal. Y encima, me sonaba a que las cosas se resolvían de forma extraña, casi mágicamente. Para colmo, mi compañero de lecturas me decía que tenía cierto humor gallego que obviamente no entendía y me alejaban más. Pero bien, él me daba sus opiniones y coincidíamos. En fin, argumento pobre que me dejaron nada satisfecha y muy lejos de continuar con la trilogía.😪

La escritura del libro es sencilla y lo que me pareció original e incluso muy interesante fue el asesinato. Doloroso. Muy horrible. Pero con un poco de encanto. Los que leemos este tipo de libros, creo, ninguno busca flores y corazones, así que nada de juzgar. 😇

Me hubiese gustado mucho congeniar con libro y autor, pero no sucedió por lo que me voy lejos de Leo y Rafa, aunque el final me dejara un poquito intrigada y me quisiera llevar al segundo, prefiero dar un paso al costado. 🥺😅

P/D1: Lo siento mucho a una gran compañera de redes y ojalá nos siga recomendado libros ❤.

P/D2: Lectura con mi compañero de la BAC Rafa Pérez. 🥳
+ Leer más
Comentar  Me gusta         3119
Fabiaili
 26 June 2022
Comencé la lectura con mucho entusiasmo, había leído muy buenas reseñas y además me encantan las trilogías. Quería descubrir los libros del Inspector Leo Caldas.
Lamentablemente, no me convenció. No puedo decir que no me gustó en absoluto pero no me atrapó….no sentí en ningún momento esa necesidad angustiante de saber quién es el asesino, esa desesperación por no poder parar de leer.
Me pareció muy bien escrito, pero la trama me resultó lenta, demasiado descriptiva en algunos momentos para ser una novela corta. Y el final , para mi gusto, se resuelve a las corridas en las últimas páginas.
Realmente le tuve paciencia y puse todo de mí para que me gustara. de hecho, había pasado mitad del libro y estaba rogando que pasara algo que me sacudiera, que me impactara, y no pasó, en absoluto…y para mí eso es lo peor que me puede suceder si estoy leyendo una novela negra.
Le pongo una estrella más por los personajes de Leo Caldas y su ayudante Rafael Estévez, ellos y sus diálogos son lo mejor del libro sin dudarlo.
En fin, no fue una tortura, pero definitivamente no ha sido un libro para mí. Muy improbable que continue con la lectura con los demás libros.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         207
Marinieves
 16 April 2020
Tenía pendiente a este autor desde hace tiempo ya que no había oído más que elogios de sus libros, sobre todo de "La playa de los ahogados", pero no había leído ninguno, así que qué mejor principio que empezar por su primera obra: "Ojos de agua", que me ha gustado, pero con reservas. Se nota que es una primera novela, o eso me parece, y se le nota el tiempo que ha pasado desde su publicación en 2006.
El protagonista, el policía Leo Caldas, es un gallego cachazudo y muy gallego, de los que responden a las preguntas con otra, aunque no todo el rato como piensa su compañero de fatigas, Rafael Estévez, un aragonés bruto, iracundo y sin modales que ha sido "trasladado" debido que su forma de ser ya había generado problemas en su destino anterior.
La combinación entre ambos personajes anima el relato. Leo Caldas compensa con su moderación los excesos de su compañero, de forma que pareciera que lo han puesto a su cargo para que lo controle y sea una buena influencia para él, pero la influencia parece funcionar en ambos lados y el empuje de Estévez empuja a Caldas a la acción que parecía rehuir.
En la vida personal de Caldas parece que hubo una mujer que desapareció de su vida dejándole un regusto de tristeza. No sabemos por qué rompieron, pero no parece que la iniciativa fuera del policía. Pero claro, ¿qué novela policiaca sin un protagonista con problemas personales?
Por contra, Estévez no parece tener vida personal, aunque su traslado a Galicia podría justificar que viva solo. Lo que está claro es que le gustan las mujeres y en un punto del relato defiende su derecho a que le puedan gustar guapas y de otro nivel intelectual o social. Se ofende hasta casi la agresión con el acercamiento de un homosexual, pero no parece tener ideas homófobas demasiado claras, sino más bien temor a que pueda ponerse en entredicho su hombría delante de otros hombres.
Los capítulos del libro aparecen encabezados con la definición de una palabra en el diccionario. Me recordó al Jaritos de Márkaris leyendo definiciones en su Dimitrakos, aunque en la novela que reseño no son los protagonistas quien leen las definiciones de cada palabra, sino quienes leemos el libro. Una de las acepciones de cada palabra que abre los capítulos tiene relación con el contenido del mismo, así que casi vamos buscando dónde para descubrir la relación.
La historia que se cuenta en la novela es la investigación del asesinato de Rafael Reigosa, un saxofonista con unos preciosos ojos azules, conocido por ello con el apelativo que da título a la novela. El cadáver del músico aparece atado a la cabecera de su cama en su apartamento de la isla de Toralla, frente a Vigo, situado en una de las torres más feas pero con mejores vistas de la zona. A la isla sólo puede llegarse por un puente por lo que no mucha gente puede acceder al lugar sin ser controlada y pocos los sospechosos.
El cuerpo de Reigosa aparece con sus partes pudendas salvajemente destrozadas, como si las hubieran quemado con ácido o algo así y sin que aparentemente sepan la causa, lo que afecta mucho a los investigadores, todos hombres.
Tras analizar la escena del crimen, que ha sido concienzudamente limpiada, se descubre, por la mujer que ha realizado la recogida de pistas, qué han inyectado al difunto provocando el desastre que mostraba en sus genitales, lo que orienta la investigación hacia las personas que puedan tener acceso al producto que le pincharon llevando a Caldas y Estévez a bucear por turbulentas aguas de la vida privada del asesinado y atreverse también a molestar a personas muy bien relacionadas con las altas esferas de la vida de la ciudad. Por supuesto, eso trae problemas a los protagonistas ya que meterse con los de arriba es lo que tiene.
Las gestiones de Caldas para averiguar lo que ha pasado se llevan a cabo a la antigua usanza, que más parece un detective que un policía ya que no cita a los testigos ni a los investigados a la comisaría sino que es él el que se desplaza a los lugares y visita a posibles sospechosos, lo que da un viso de antigüedad (o de clasicismo, según se vea) al relato, lo que fomenta también el hecho de que los protagonistas no utilicen móviles, usen el teléfono fijo e incluso teléfonos públicos y cabinas. Y es que, claro, el copyright de la novela es de 2006, cuando todavía no había smartphones y no se había generalizado el uso de terminales móviles, como lo conocemos hoy.
En general está entretenido, aunque la investigación del asesinato se me hizo un poco lenta, y eso que el libro es corto (187 páginas de la edición de bolsillo que he leído), y lo peor que llevé fue averiguar quién había sido antes de acabar el libro, que se veía venir, aunque introduce algún elemento que no había tenido mucha importancia para explicar el desenlace. No obstante, me han quedado muchas ganas de seguir leyendo a Domingo Villar porque como primera novela prometía mucho.

Enlace: https://marinieves.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Samarkanda
 03 December 2019
Ojos de agua supuso la primera incursión en el panorama literario del vigués Domingo Villar, guionista de cine y televisión así como comentarista gastronómico en una emisora de radio –hecho éste que se trasmite en su obra-, y lo hizo por la puerta grande ya que fue galardonada con el I Premio Sintagma, el Premio Brigada 21 y el Premio Frei Martín Sarmiento. Con La playa de los ahogados, su segunda novela, sigue cosechando premios y se consolida como autor en el mundo de las legras negro-criminales.
En un duplex de la singular Isla Toralla aparece el cadáver de Luis Reigosa, un joven saxofonista que ha sufrido una muerte atroz. Cuando la mujer de la limpieza encuentra el cuerpo y avisa a la policía el caso es asignado al inspector Leo Caldas y a su ayudante Estévez que, al personarse en el lugar de los hechos, se encuentran con una escena un tanto singular: Reigosa reposa en la cama con los ojos abiertos, las manos atadas al cabecero y el cuerpo presenta desde el abdomen hasta las rodillas un aspecto negruzco como si le hubieran rociado con algún tipo de líquido abrasivo.
A primera vista todo apunta a un crimen pasional pero ¿quién ha sido capaz de cometer un crimen tan cruel y qué motivos le han llevado a hacerlo? Estas son dos de las muchas preguntas a las que se enfrentan Caldas y Estévez a lo largo de los cortos capítulos en los que está estructurada la novela y que les llevará a investigar tanto en las altas esferas como en los bajos fondos.
Pese a los premios cosechados, Ojos de agua es la opera prima de Villar y, desde mi punto de vista, los personajes podrían estar más trabajados ya que lo único que sabemos de ellos es que Caldas posee un carácter introvertido y que Estévez es visceral, tosco y brusco en sus modos pero sensible al paisaje vigués. Sin embargo, esto se compensa con las descripciones de la ciudad, tanto de sus calles como de sus edificios, de sus bares y tascas –algunas reales como el Bar Puerto o el Eligio donde el autor despliega su buen hacer como crítico gastronómico- así como de los lugares de visita obligada como Monte de Castro.
Otra de las cosas de las que adolece es el final en el que, aunque todo a punta a un culpable y el pastel se descubre por una de esas casualidades tontas de la vida, hay cosas que no terminan de encajar a la perfección pese a no dejar ningún cabo suelto. Quien haya leído el libro sabrá a lo que me refiero.
Si bien me ha gustado por lo rápido y fácil que se lee, así como por el estilo sencillo y sin artificios del autor que hace que devores el libro en un par de tardes, reconozco que disfruté muchísimo más con La playa de los ahogados en la que la trama está más trabajada y el final resulta mucho más sorprendente.
Aunque ambos títulos pueden leerse por separado, de Ojos de agua a La playa de los ahogados se aprecia una ligera evolución en los personajes pese a que seguimos sin saber los motivos reales que hacen que Estévez sea trasladado desde su Zaragoza natal a Vigo. Lo que no varia en ambos libros son las descripciones de una palabra al comienzo de cada capítulo y que tienen relación con lo que vamos a leer en las próximas páginas.
Lectura ligera, fresca y, sobre todo, entretenida para todo aquel que quiera pasar un buen rato con una novela policíaca así como disfrutar de un viaje a Vigo sin moverse del sofá. ¿Qué más se puede pedir?
Enlace: https://libropoli.blogspot.c..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (8) Ver más Añadir cita
LuisMinskiLuisMinski11 August 2019
Volvió a tener la impresión de que estaba pasando por alto algún detalle importante. No podía identificarlo, pero una pequeña lucecita brillaba en su interior susurrándole que alguna pieza no encajaba en aquel puzzle. Conocía aquella sensación y se fiaba de su instinto. Estaba seguro de que, por pequeño que fuera, lo que ahora se escondía en algún rincón de su cabeza terminaría por mostrarse de un modo repentino más tarde o más temprano
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
megmeg09 June 2019
Rafael Estévez había recalado en Galicia pocos meses atrás. Su traslado se debía, según se rumoreaba en comisaría, a un castigo que alguien le había impuesto en su Zaragoza natal. El agente había aceptado sin especial desagrado trabajar en Vigo, aunque había algunas cosas a las que le estaba costando más tiempo del previsto acostumbrarse. Unaa era lo impredecible del clima, en variación constante, otra la continua pendiente de las calles de la ciudad, la tercer era la ambigüedad. En la recia mente aragonesa de Rafael Estévez las cosas eran o no eran, se hacían o se dejaban de hacer, y le suponía un considerable esfuerzo desentrañar las expresiones cargadas de vaguedades de sus nuevos conciudadanos.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
megmeg09 June 2019
—Qué gusto da encontrar gente amable —agregó Rafael Estévez guiñando un ojo a la chica, quien le devolvió la sonrisa al levantarse a recoger las páginas impresas.
Leo Caldas no reconocí a su ayudante en aquel adulador de mirada beatífica. Pensaba que una inclinación natural a la barbarie le mantenía apartado de los caminos del amor.
—¿Rafa, intentas ligar? —le preguntó en voz baja.
Estévez aproximó sus labios al oído de su superior.
—Ahora comprendo que haya llegado tan pronto a inspector —susurró—. Es usted un lince.
Caldas no le contestó. Su absurda pregunta tenía bien merecida la respuesta burlona de Estévez.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
megmeg09 June 2019
Leo Caldas sacó del bolsillo de su chaqueta el retrato que había tomado del dormitorio de Reigosa. Volvió a tener la impresión de que estaba pasando por alto algún detalle importante. No podía identificarlo, pero una pequeña lucecita brillaba en su interior susurrándole que alguna pieza no encajaba en aquel puzle. Conocía aquella sensación y se fiaba de su instinto. Estaba seguro de que, por pequeño que fuera, lo que ahora se escondía en algún rincón de su cabeza terminaría por mostrarse de un modo repentino más tarde o más temprano.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
megmeg09 June 2019
(…) No sé qué coño me verán los perros que siempre vienen a tocarme las pelotas —añadió—. Puedo estar en medio de una manifestación, que como haya un chucho suelto seguro que se acerca a mí.
—Pues no será por cómo los tratas —musitó Leo Caldas.
Cuando se puso en pie, el perrillo volvió a cargar contra los zapatos del agente.
—¿Ve a qué me refiero, inspector, cómo no le voy a dar patadas?
Comentar  Me gusta         00
Videos de Domingo Villar (4) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Domingo Villar
El 10 de junio de 2022 se celebró en la Feria del Libro de Madrid un homenaje al escritor Domingo Villar, fallecido recientemente. Participaron: Ofelia Grande, Toni Garrido, Marta Rivera de la Cruz, Pablo Bonet, Fernando Valverde, Luis Solano, Anna Soler-Pont, Berna G. Harbour y Beatriz Lozano, esposa de Domingo.
Domingo Villar fue el autor de tres exitosas novelas policiacas protagonizadas por el inspector gallego Leo Caldas ("Ojos de agua", "La playa de los ahogados" y "El último barco") y la colección de relatos "Algunos cuentos completos".
otros libros clasificados: LITERATURA POLICÍACAVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Autoras de novela negra y policíaca

10 negritos

Agatha Christie
Phillys Dorothy James
Susan Hill

10 preguntas
61 lectores participarón
Thèmes : novela negra , LITERATURA POLICÍACACrear un test sobre este libro