InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8420498793
Editorial: Alfaguara (15/07/2010)

Calificación promedio : 4.48/5 (sobre 270 calificaciones)
Resumen:
Ensayo sobre la ceguera es la ficción de un autor que nos alerta sobre «la responsabilidad de tener ojos cuando otros los perdieron». «Dentro de nosotros hay algo que no tiene nombre, esa cosa es lo que somos.» Un hombre parado ante un semáforo en rojo se queda ciego súbitamente. Es el primer caso de una «ceguera blanca» que se expande de manera fulminante. Internados en cuarentena o perdidos en la ciudad, los ciegos tendrán que enfrentarse con lo que existe de ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (55) Ver más Añadir una crítica
AlejoCeron
 18 August 2022
Gracias por los sentidos que nos permiten constatar las cosas buenas que hay en el mundo, que vale la pena experimentar la vida humana. Gracias por los ojos que nos permiten ver la belleza, que nos permiten leer. Gracias por permitirme leer este libro, el cual, confieso, se ha convertido en uno de mis preferidos.
La forma en la que el autor narra la historia es atrapante. Hace que la imaginación dibuje todas las escenas y que el lector sea un espectador más de aquello que acontece, con las trágicas implicaciones que eso conlleva. Te hace sufrir por lo duro que es todo aquello que se narra.
El libro contiene unos recursos sin igual. La narración es de corrido, sin que la puntuación represente un elemento de demarcación que pueda impedir al autor expresar lo que sucede. Los personajes no son identificados con un nombre. La acción ocurre en forma continua, en donde los personajes salen de un problema para entrar en otro. Pero, más que todo eso, resultó fascinante leer las apreciaciones que hace el autor sobre la condición humana. Esas reflexiones son certeras, bellas, indiscutibles. Que librazo!
Lleva a pensar muchas cosas: Qué pasaría si una pandemia a nivel mundial nos impidiera ver?; Volvería el ser humano a su estado de naturaleza?; Las instituciones sociales perderían su importancia? O, por el contrario, sería necesario implantar nuevas instituciones para organizar a las personas?; Qué pasaría con la convivencia?; Es el ser humano malo por naturaleza?; Tendría que crearse un aparato represivo para impedir los abusos de los más fuertes?; si alguien pudiera ver: Se aprovecharía de los demás?, o somos por naturaleza buenos y ese ser ayudaría al prójimo.
Todas esas reflexiones y muchas más nos deja el ensayo sobre la ceguera. No las resuelve, y eso es lo más lindo. Nos crea nuevamente esa inquietud. Deja la esperanza sobre la existencia de buenas personas. Muestra la complejidad del ser humano.
Tuve la oportunidad de ver la película “blindness” después de leer el libro y puedo concluir que, a pesar de la fidelidad de la historia, no se acerca a libro ni en un 20%. Vale la pena leerlo … las veces que sean.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         3213
Hefesto
 09 May 2019
Es imposible hablar de Saramago sin recordar esta novela. Puede que no te guste su manera de escribir (sin guiones ni interrogaciones) o su forma de ser, pero este libro es una de las grandes obras del siglo XX sin lugar a dudas. Estamos ante una historia que trasciende géneros. Que siendo ficción es también ensayo como avisa el título, pues dudo que ningún experimento social diese como resultado una visión tan acertada del comportamiento humano ante el impensable supuesto de una ceguera colectiva.
Saramago no se molesta en explicarnos el origen de la enfermedad ni su medio de propagación. No es relevante. Huye de lo superfluo y lo efectista. Lo importante aquí es lo que ocurre cuando los hombres y mujeres se sienten desvalidos y son excluidos de la sociedad en la que se han convertido en personas.
A diferencia de otras novelas con temática similar, el autor no se centra en la caída de la civilización. Escoge a un pequeño grupo, los primeros infectados, y a través de ellos lleva a cabo su disección. Un narrador omnisciente nos relata, en tono triste y opresivo, cómo la sociedad les aparta y aísla por miedo. Cómo el gobierno y los militares cometen las primeras crueldades con ellos encerrándoles en un psiquiátrico y deseando su muerte casi abiertamente. Este comportamiento deshumanizado de las instituciones que les deberían proteger es el pistoletazo de salida para un exhaustivo análisis de la naturaleza humana:
Nos encontraremos con seres atemorizados y vulnerables que intentarán protegerse a través del grupo y terminarán diluyéndose en masa gregaria sometida a líderes que les infundan fortaleza. Constataremos que el egoísmo tristemente tiende a prevalecer, que el hombre puede ser lobo para el hombre y que el valor y la cobardía dependen del momento y las circunstancias. Pero afortunadamente también comprobaremos que hay gente bondadosa por encima de cualquier situación. Y es que en esta obra hay una heroína, la esposa del médico; una mujer comprensiva con la naturaleza humana incluso en los peores momentos, que se sacrificará para ayudar a su esposo primero y a su grupo después. Así la conoceremos, como la esposa del médico, porque no hay nombres. Los nombres no son necesarios ya que ante un drama así no nos definen. de hecho, en esta historia es más fácil meterse en la piel de los personajes por sus antiguas profesiones unas veces, o por sus últimas acciones otras, y es que en un contexto así esto acentúa la facilidad que tienen los seres humanos para cambiar en un instante, pudiendo ser las víctimas de una situación y segundos después l@s causantes de algo peor. de esta forma Saramago nos transmitirá en que momento los personajes dejan de ser quienes solían para convertirse en aquellos que cometen actos dudosos o directamente deleznables.
Después de la inmersión total a la que te obliga la novela, no cabe duda de que estamos ante una excepcional descripción de la naturaleza humana. Nada es escogido al azar, ni siquiera la elección de un manicomio como lugar de encierro. Nuestra civilización no está preparada para cualquier cosa y nosotros no seríamos los mismos fuera de esta sociedad, ni tendríamos el mismo comportamiento solos que siguiendo a un líder. Somos seres que ante todo queremos sobrevivir, incluso desvalidos y dependientes. Tal vez parte del mensaje sea que sin ojos podríamos ver mejor dentro de los que nos rodean.
Afortunadamente, esto es sólo un ensayo.
Enlace: https://elyunquedehefesto.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         240
rafaperez
 26 January 2022
Entre el caótico orden de Pedro Páramo, el plural mayestático de Corral ( con este no hay dolo, es que no da más de si) y los diálogos sin puntuar de Saramago mis neuronas no pueden más.
¡Qué necesidad hay de que al lector le salgan llagas en los ojos!
¡Celebremos la originalidad lingüística!
Bravo... voy a tener que leer las memorias de la Pantoja en yugoslavo, solo para descansar.
Tal vez si escribo un libro al revés me llamen genio.

Vencido el reflujo estomacal de los diálogos amontonados y la bizquera producida por la orgía de puntos y seguidos (acabé leyendo en blanco) Ensayo sobre la ceguera es una monumental obra sobre lo que somos como especie.

Llevada al límite de la desesperanza, donde la única ley es la supervivencia, la doble ceguera de Saramago nos revela la gran realidad, el ser humano es el animal más cruel y menos noble de esta jungla llamada tierra.

La narración del Nobel portugués (otorgado casi cuando el siglo perdía su número) es tan sencilla como perturbadora sin ahorrarnos ni un solo detalle, pero con la elegancia precisa en los nombres de las cosas, para crear angustia no es necesario ser vulgar y esto se agradece.

El efecto de que los personajes no tengan nombres, los acercan más a lector, podrían ser tus vecinos, tu medico, incluso tú.

Es imposible no relacionar la obra con la situación actual, donde nuestro yoismo nos convierte en asesinos indirectos, de cuarto o quinto contagio...¿quién sabe? El covid también ha traído una ceguera más peligrosa, la nuestra es invisible y universal.

Excelente novela, otra de las que se quedan en mi retina...y ya van unas cuantas.
Mi biblioteca se llena de maravillas...¡bendito problema!

Obra que requiere una lectura de mente abierta y despierta, para evitar llegar a tales extremos, aunque quizá sea ya demasiado tarde.

Lo sé, la alegría de la huerta.
Mirad por donde andáis y sobretodo...ved.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         200
Celia_0504
 19 October 2021
Me ha costado mucho hacer esta reseña, porque no sé muy bien como definir esta obra y como me ha hecho sentir todo el tiempo que he estado con ella. de hecho, a fecha de hoy aún no sé si este libro realmente me ha gustado. Y eso mismo es parte de lo que la hace tan fascinante, para bien y para mal, al menos para mi.
Si tuviera que usar dos adjetivos para describir esta lectura serian para decir que es inquietante y farragosa. Y eso se queda corto. Lo que está claro es que Saramago, desde el minuto cero, se lo pone extremadamente difícil al lector. En “Ensayo Sobre la Ceguera” no hay nada fácil, ni a nivel argumentativo, ni en lo concerniente a la forma en que está escrito. Es un reto de principio a fin, que lleva al lector lejos de su zona de comfort, favoreciendo, de esta forma, de que, en cierto sentido, se implique con lo que lee. Y esa es una de las razones por las que me ha impactado. Soy la primera que le por placer, con el fin de desconectar la mente de lo que es el día a día, de distraerme de la monotonía y la crueldad de mi realidad cotidiana. Creo firmemente en el poder de la lectura para transportarte a otras realidades más agradables y simpáticas, y permitir que así descansen y se relajen el cerebro y hasta el alma. Pero también creo firmemente que los libros no están solo para eso, en la necesidad de enfrentarse a uno mismo con libros difíciles, que sean diferentes a lo que se lee habitualmente, y que te pongan en compromisos y aprietos, que te incomoden.
Ensayo Sobre la Ceguera” ha sido todo esto para mi. Pero creo que es una lectura que hubiera disfrutado mas o, por lo menos, con la que hubiera podido conectar mejor (si es que este verbo sirve, de alguna forma, para este libro tan complejo) si hubiera llegado a él un poco más descansada mentalmente. Y es que justo lo comencé tras un libro que cumplía también con lo que he dicho más arriba, también fue una lectura muy intensa, difícil y comprometedora en muchos puntos. Justo como ha resultado con este libro. Si lo cogí fue, principalmente, por su punto de partida argumental: sorpresivamente la gente de una ciudad empieza a quedarse ciega, pandemia a la que el gobierno responde encerrando a los contagiados en una suerte de centros donde, básicamente, dependerán de si mismos. Si hay algo que me ha impactado en esta lectura es la clara carga critica de la trama respecto a la sociedad actual, como de enfermos y ciegos estamos ante la realidad, como de egoístas somos realmente y la forma en que, al final, el sentido de la supervivencia es lo que realmente prima.
Sin duda alguna ha sido el libro más escatologico que he tenido delante. Y no lo digo solo por que los personajes hagan sus necesidades donde puedan y delante de todos, por la inmunda y repugnante suciedad que acaba por envolver a lugares y personajes y que Saramago no se priva de describir con todo lujo de detalles (soy muy, pero que muy aprensiva para estas cosas, y debo de reconocer que lo pase fatal en estas descripciones. No sé hasta que punto era necesario incidir en estas cuestiones, que no es lo mismo que obviarlas). Hablo también de una escatología moral y humana, de como el hombre acaba reducido a un estado primitivo y las leyes antiguas son brutalmente depuestas en favor de la ley del más fuerte o el sálvese quien pueda. La manera en la que el ser humano puede terminar por degradarse, y como el hombre, muchas veces, es el mayor enemigo y el mayor mal para sus semejantes, son cuestiones que el premio Nobel representa en este trabajo con contundencia y salvajismo gráfico, sin ningún tipo de cortapisas. Ha habido escenas que he sufrido casi fisicamente al leerlas, en las que tenia que parar para respirar y mentalizarme para seguir adelante.
No obstante, no todo es tan apocalíptico. A lo largo del libro también somos testigos de la belleza que el genero humano puede albergar en si mismo, de como en la más absoluta miseria y adversidad se pueden crear vínculos hermosos y poderosos entre gente sin nada en común y que, en situaciones normales, no tendrían apenas trato, o este sería nulo. El mundo puede ser feo y cruel, pero también bello y benévolo. Esa es su complejidad, y en “Ensayo Sobre la Ceguera” se representa muy bien.
Como he dicho antes, desde el minuto uno, Saramago se lo pone complicado al lector. Muy complicado. El primer escollo que me desubico bastante fue la forma de escribir del autor portugués. No es para nada fácil de leer y puede costar cogerle el truquillo: los diálogos están escritos como si fueran prosa o un monólogo, no se diferencian de lo que está narrado o en prosa; las frases son largas y sin apenas puntuación; hay muchas mayusculas; se tratan temas de índole filosófica de forma muy enrevesada… al principio no disfrute nada de nada de esta manera de escribir, notaba que al leer no me acercaba nada a los personajes y a los hechos narrados. Me costo mucho acostumbrarme a ella, no voy a mentir. Hasta que, sin darme cuenta, me acostumbre a ella. No sé cuando y como ocurrió, pero paso. Y gracias al cielo. Poco a poco, a medida que fui avanzando con la novela, fui viendo que este estilo no respondía a un mero capricho del autor, que todo estaba muy bien calculado y tenía un fin concreto: lograr que el lector termine por introducirse en lo que se narra, dar a la obra el toque de intrepidez y vibración que otorga conseguir esto, y que hace que lo que se cuenta y pasa entre sus páginas llegue mejor a quien las tiene delante.
Los personajes tampoco son simples. Ninguno de ellos tiene nombre propio, todos son nombrados según alguna característica personal o social que posean. al principio más que este recurso, lo que me desconcertó fue la falta de individualidad que percibía en cada uno, situación en la que se ahondaba por falta de nombre propio. Pero eso, al final, también acabo por gustarme y ser un plus para la lectura. Y es que con estos personajes, Saramago no busca crear caracteres bien definidos. Son personajes-tesis, cada uno representa una situación social previa a la pandemia de ceguera, y una forma de encararla y crecer con ella. al final, representan los comportamientos que surgen en las tragedias, como la humanidad se enfrenta a los desastres. Y hay que reconocerle algo al luso: es un escritor tan hábil que logra que se les reconozca rápidamente y que se distingan unos de otros de forma ágil y fácil. No obstante, en uno de ellos se percibe la única mano de ayuda que Saramago brinda al lector: La Mujer del Médico, única persona inmune a la epidemia de ceguera. Gracias a esto, esta mujer se convierte en la autentica heroína de la historia, el personaje que salva y cuida del pequeño grupo que se crea, y en vehículo por el que el lector es consciente de la locura en que se ha vuelto el mundo con la ceguera y hasta que punto han llegado los seres humanos.
A lo largo de toda la obra hay un ritmo narrativo regular. Hay momentos en los que Saramago se para en ciertas cuestiones, pero esto no dura mucho, normalmente es muy directo. Más que ser un trabajo que se caracteriza por tener giros de guion de 180º grados, la fuerza de la narración proviene de la oscuridad de las situaciones a las que se enfrentan sus protagonistas. El final también me ha sorprendido, y no en el sentido de que fuera inesperado o me disgustase. Me ha agradado porque , de alguna forma, me ha parecido el desenlace natural para la novela. Me lo he creído totalmente. le da a todo lo leído una patina onírica muy interesante, una sensación de que todo lo leído ha sido una pesadilla de la que uno se despierta en las últimas páginas. Pero no por ello deja de ser menos irreal todo lo acontecido antes, de hecho hace que el lector tenga la sensación de que todo lo leído ha sucedido de verdad.
Ensayo Sobre la Ceguera” es un sueño que parece pintado por El Bosco en el mundo actual, una pesadilla dantesca matizada con toques orwelianos. Lo más terrible es lo cercano que se siente todo lo que se narra. Por lo ferozmente acertada que es su critica contra la salvajemente indiferente sociedad moderna y la no menos salvaje humanidad y su necesidad de sobrevivir, al precio que sea, acostumbrándose a lo que haga falta. Y porque muchos de los episodios que cuenta se parecen peligrosamente a lo que hemos vivido, o estamos viviendo, con el coronavirus. Pocas lecturas son tan audaz y efervescentemente contemporáneas a la situación actual como esta, desde mil y un ángulos. Es una novela que me ha desconcertado, pero después de releer todo lo que he escrito me he dado cuenta de que se merece, por lo menos, las cinco estrellas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
OliviaBucioNegrete
 07 August 2022
Ensayo sobre una ceguera
¡Quedé fascinada! Como optometrista agradezco que físicamente no sea posible que pueda existir una ceguera de ese tipo (ceguera blanca); pero como ser humano, reconozco que todos padecemos de algún tipo de ceguera, algunas veces selectiva y otras veces colectiva que nos lleva a cometer tantos actos de egoísmo, y que en la mayoría, termina desvelando la naturaleza humana, mezquina y perversa. Quisiera hacer una reseña más larga para describir todos los sentimientos que me despertó esta lectura, pero no puedo, solo he de decir que me encantó, me hizo reflexionar y tocó muchas fibras. Y vuelvo a decir: ¡quedé fascinada!
leido el 23 de enero de 22
Comentar  Me gusta         229
Citas y frases (46) Ver más Añadir cita
IsaMtnezIsaMtnez03 May 2022
Si antes de cada acción pudiésemos prever todas sus consecuencias, nos pusiésemos a pensar en ellas seriamente, primero en las consecuencias inmediatas, después, las probables, más tarde las posibles, luego las imaginables, no llegaríamos siquiera a movernos de donde el primer pensamiento nos hubiera hecho detenernos. Los buenos y los malos resultados de nuestros dichos y obras se van distribuyendo, se supone que de forma bastante equilibrada y uniforme, por todos los días del futuro, incluyendo aquellos, infinitos, en los que ya no estaremos aquí para poder comprobarlo, para congratularnos o para pedir perdón, hay quien dice que eso es la inmortalidad de la que tanto se habla.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         40
DiemDiem14 July 2018
Las palabras son así, disimulan mucho, se van juntando unas con otras, parece como si no supieran a dónde quieren ir, y de pronto, por culpa de dos o tres, o cuatro que salen de repente, simples en sí mismas, un pronombre personal, un adverbio, un verbo, un adjetivo, y ya tenemos ahí la conmoción ascendiendo irresistiblemente a la superficie de la piel y de los ojos, rompiendo la compostura de los sentimientos.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         50
anzusanzus26 May 2022
A fin de cuentas, no es tan grande la diferencia entre ayudar a un ciego para robarle luego y cuidar a un viejo caduco y baboso con el ojo puesto en la herencia
Comentar  Me gusta         130
rafaperezrafaperez07 May 2022
Una persona empieza por ceder en las pequeñas cosas y acaba por perder todo el sentido de la vida.
Comentar  Me gusta         210
ElrincondeDesiElrincondeDesi08 April 2021
Ni siquiera se nos ha ocurrido preguntarnos nuestros nombres, y para qué, ningún perro reconoce a otro perro por el nombre que le pusieron, identifica por el olor y por él se da a identificar, nosotros aquí somos como otra raza de perros, nos conocemos por la manera de ladrar, por la manera de hablar, lo demás, rasgos de la cara, color de los ojos, de la piel, del pelo, no cuenta, es como si nada de eso existiera.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
Videos de José Saramago (20) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de José Saramago
Gustavo Rodríguez gana el XXVI Premio Alfaguara con la novela CIEN CUYES.
El jurado ha destacado que «CIEN CUYES es una novela tragicómica, situada en la Lima de hoy, que refleja uno de los grandes conflictos de nuestro tiempo: somos sociedades cada vez más longevas y cada vez más hostiles con la gente mayor. Paradoja que Gustavo Rodríguez aborda con destreza y humor. Un libro conmovedor cuyos protagonistas cuidan, son cuidados y defienden la dignidad hasta sus últimas consecuencias».
El premio está dotado con 175.000 dólares, una escultura de Martín Chirino y la publicación simultánea en todo el territorio de habla hispana. En esta convocatoria se han recibido 706 manuscritos de España y Latinoamérica.
La novela ganadora llegará a las librerías el próximo 23 de marzo.
Más información en: http://premioalfaguara.com/
#PremioAlfaguara2023 #PremioAlfaguara
---- Suscríbete a nuestro canal de YouTube: https://www.youtube.com/penguinlibros/subscribe/
Las mejores historias están en https://www.penguinlibros.com/
---- SOBRE EL PREMIO ALFAGUARA DE NOVELA Alfaguara, sello fundado en 1964 y que desde 2014 forma parte de Penguin Random House Grupo Editorial, ha contribuido desde su fundación a la difusión de la literatura en español escrita a ambos lados del Atlántico. El Premio Alfaguara, cuya primera edición se celebró un año más tarde, responde a este objetivo editorial y cultural. Más de tres décadas después, en 1998, fue relanzado por el periodista y escritor Juan Cruz, director literario de Alfaguara entre 1992 y 1998. En esta última etapa, el Premio Alfaguara ha desempeñado, a través de sus veinticuatro ediciones, un papel determinante en la difusión por todo el mundo de la literatura en lengua española: más de 2.700.000 de lectores han podido disfrutar de las obras ganadoras, que han sido siempre valoradas por su alta calidad literaria. Su edición simultánea en España, Latinoamérica y Estados Unidos sirve de homenaje a una lengua común a más de quinientos cincuenta millones de lectores.
Desde su fundación en 1998, el jurado del Premio Alfaguara de novela ha estado presidido por Carlos Fuentes, Eduardo Mendoza, Alfredo Bryce Echenique, An­tonio Muñoz Molina, Jorge Semprún, Luis Mateo Díez, José Saramago, José Manuel Caballero Bonald, Ángeles Mastretta, Mario Vargas Llosa, Sergio Ramírez, Luis Goytisolo, Manuel Vicent, Bernardo Atxa­ga, Rosa Montero, Manuel Rivas, Laura Restrepo, Javier Cercas, Carme Riera, Ele­na Poniatowska, Fernando Savater, Juan José Millás, Juan Villoro, Héctor Abad Faciolince y, en esta edición, Fernando Aramburu.
En 1998 un jurado presidido por el escritor mexicano Carlos Fuentes concedía el pre­mio ex aequo a dos escritores latinoameri­canos: el cubano Eliseo Alberto, por Caracol Beach, y el nicaragüense Sergio Ramírez, por Margarita, está linda la mar. Desde esta primera edición quedó vinculada al premio la concepción panhispánica de la literatura que defendía Fuentes como ámbito de ac­ción para los escritores en español: un vasto «territorio de la Mancha» que se extiende a lo largo y ancho del orbe y en el que nunca se pone el sol.
---- En penguinlibros.com puedes encontrar el catálogo de todos los sellos de Penguin Random House Grupo Editorial, así como primero
+ Leer más
otros libros clasificados: literatura portuguesaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Títulos de ciencia ficción para completar.

Novela de ciencia ficción, escrita por Richard Matheson, en 1975 se titula: "En algún lugar del _________"

espacio
tiempo
universo

10 preguntas
81 lectores participarón
Thèmes : ciencia ficciónCrear un test sobre este libro