InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8420498793
416 páginas
Editorial: Alfaguara (15/07/2010)

Calificación promedio : 4.45/5 (sobre 342 calificaciones)
Resumen:
Ensayo sobre la ceguera es la ficción de un autor que nos alerta sobre «la responsabilidad de tener ojos cuando otros los perdieron». «Dentro de nosotros hay algo que no tiene nombre, esa cosa es lo que somos.» Un hombre parado ante un semáforo en rojo se queda ciego súbitamente. Es el primer caso de una «ceguera blanca» que se expande de manera fulminante. Internados en cuarentena o perdidos en la ciudad, los ciegos tendrán que enfrentarse con lo que existe de ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (63) Ver más Añadir una crítica
AlejoCeron
 18 August 2022
Gracias por los sentidos que nos permiten constatar las cosas buenas que hay en el mundo, que vale la pena experimentar la vida humana. Gracias por los ojos que nos permiten ver la belleza, que nos permiten leer. Gracias por permitirme leer este libro, el cual, confieso, se ha convertido en uno de mis preferidos.

La forma en la que el autor narra la historia es atrapante. Hace que la imaginación dibuje todas las escenas y que el lector sea un espectador más de aquello que acontece, con las trágicas implicaciones que eso conlleva. Te hace sufrir por lo duro que es todo aquello que se narra.

El libro contiene unos recursos sin igual. La narración es de corrido, sin que la puntuación represente un elemento de demarcación que pueda impedir al autor expresar lo que sucede. Los personajes no son identificados con un nombre. La acción ocurre en forma continua, en donde los personajes salen de un problema para entrar en otro. Pero, más que todo eso, resultó fascinante leer las apreciaciones que hace el autor sobre la condición humana. Esas reflexiones son certeras, bellas, indiscutibles. Que librazo!

Lleva a pensar muchas cosas: Qué pasaría si una pandemia a nivel mundial nos impidiera ver?; Volvería el ser humano a su estado de naturaleza?; Las instituciones sociales perderían su importancia? O, por el contrario, sería necesario implantar nuevas instituciones para organizar a las personas?; Qué pasaría con la convivencia?; Es el ser humano malo por naturaleza?; Tendría que crearse un aparato represivo para impedir los abusos de los más fuertes?; si alguien pudiera ver: Se aprovecharía de los demás?, o somos por naturaleza buenos y ese ser ayudaría al prójimo.

Todas esas reflexiones y muchas más nos deja el ensayo sobre la ceguera. No las resuelve, y eso es lo más lindo. Nos crea nuevamente esa inquietud. Deja la esperanza sobre la existencia de buenas personas. Muestra la complejidad del ser humano.

Tuve la oportunidad de ver la película “blindness” después de leer el libro y puedo concluir que, a pesar de la fidelidad de la historia, no se acerca a libro ni en un 20%. Vale la pena leerlo … las veces que sean.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         3313
Ros
 01 June 2023
Una novela excepcional , una historia dura, que explora, con fuerza y lucidez, el nudo y la deriva de los comportamientos humanos en circunstancias que lo dejan fuera de su ámbito cotidiano de actuación.

Saramago pretende en cada una de sus obras, desdeñar las ropas con las que nos vestimos para conseguir que la desnudez nos conmueva, nos asigne un nuevo lugar desde el que comprender que el sol, que cada día nace desde el este, debe llenar de energía y calor a todos los seres humanos que pueblan la tierra.

En una ciudad sin nombre mujeres y hombres están siendo golpeados con máxima dureza, inexplicablemente van quedando ciegos , sin que nadie , ni el gobierno , ni la ciencia, puedan acercarse ni aún
remotamente, a dar una explicación verosímil a cuenta de este acontecimiento.

Se trata de una epidemia de ceguera que va tocando uno a uno a los habitantes de esta ciudad, cuyo nombre y ubicación desconocemos.

La ceguera, esta ceguera no es un apagón súbito que va de la luz a lo negro, no es un corte , no es una interrupción, es más bien algo nuevo y desconcertante.
Esta ceguera ocurre al llegar a los ojos una ola blanca y brillante, que apaga el sentido de la vista, la visión. No ciega a estos ciegos lo oscuro, lo hace una película brillante y cegadora que oculta un núcleo negro y oscuro.

Al infectarse, al infectado, hay que apartarlo, marginarlo del resto de los no ciegos, de los no infectados. Será obligatorio, hay que someterlos a una estricta cuarentena.
El lugar, el espacio elegido por las autoridades, será un manicomio abandonado, vacío y degradado.

Este lugar, albergará a los que cruzando el quicio de la puerta entrarán en un infierno. Serán cuerpos envilecidos, abatidos, almas que no cuentan, corazones que se irán deshilachando, secando y agotando.

Los días en el manicomio transcurren para los internos, verbalizando el hambre que pasan , el insoportable y nauseabundo hedor que todo lo tapiza, la suciedad que se siente y con la que tropiezan a diario.

Las autoridades, todas ellas han olvidado , han abandonado a los infectados a su precaria suerte en el manicomio. La fuera bruta será el único imperio de la ley.

Este lugar es la cárcel de los que envidian las cárceles de la tradición, aquellas en que los reclusos podían al menos parecer personas, en un entorno relativamente seguro.

En este averno todo se reduce a la suerte de al menos poder palpar. Aquí, la resistencia será el único argumento, la resistencia a costa de lo que sea.

Una mujer, sólo una mujer que entró con su marido, no está ciega, es capaz de mirar y ver con sus propios ojos la brutalidad, la barbarie y la desolación de semejante lugar.

Ella será la encargada de relatar la parte del horror, que los ciegos intuyen, pero no pueden ver. También esta mujer será presentada por el autor, como el ser humano capaz de arriesgarse y atreverse lo suficiente, para salvar a un grupo de internos. Esta mujer representará la otra parte dentro del infierno.

En el manicomio se vive la ausencia total, la lejanía estridente entre lo que se puede y se inscribe como lo humano, con los valores que ostenta, generosidad, altruismo, empatía, garante de cuidados, y lo que en este estercolero sucede.

En un momento dado, los ciegos recuperan la visión y lo harán de un modo tan sorpresivo e inesperado como cuando la luz blanca los cegó.

El paso del tiempo va sucediendo, los calendarios van perdiendo sus hojas. Tiempo después del incidente, se convocarán elecciones generales.

Lo inverosímil, lo desordenado, lo que no alcanza a tener sentido explicativo sucede, la inmensa mayoría de lo votado por los ciudadanos al salir de las urnas, solo muestra papeletas en blanco.

El desconcierto de los que se presentan a candidatos para ejercer el gobierno es de nivel estratosférico, no llegan a poder entender que ha podido suceder.

En reuniones sucesivas deciden que esa votación no sirve y corcovan una segunda vuelta para unos días mas tarde. También en este caso, la consulta a los ciudadanos transcurrirá con normalidad , pero de nuevo, al abrir las urnas, se comprobará , no sin el estupor político, que los votos en blanco han aumentado todavía más y alcanzan prácticamente el cien por cien.

Saramago, en este Ensayo sobre la ceguera, nos enfrenta a tres cuestiones fundamentales:
Por un lado la barbarie que puede y es capaz de desarrollar el ser humano.

Por otro, lo bueno, enarbolando la bandera de lo humanadamente excelso, cargado de valores.

Y en tercer lugar, nos enfrentará con la ceguera , ese esfuerzo sobrenatural para dejar de mirar, para dejar de ver, ya que el ser humano, salvo excepciones indispensables, parece entrenarse a diario para la ceguera, ese jibarismo a la inteligencia.

En esta obra, lo que pretende claramente Saramago es que despertemos, que abramos los ojos, pero que sean unos ojos cuyas pupilas sepan mirar, viendo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         2328
Hefesto
 09 May 2019
Es imposible hablar de Saramago sin recordar esta novela. Puede que no te guste su manera de escribir (sin guiones ni interrogaciones) o su forma de ser, pero este libro es una de las grandes obras del siglo XX sin lugar a dudas. Estamos ante una historia que trasciende géneros. Que siendo ficción es también ensayo como avisa el título, pues dudo que ningún experimento social diese como resultado una visión tan acertada del comportamiento humano ante el impensable supuesto de una ceguera colectiva.

Saramago no se molesta en explicarnos el origen de la enfermedad ni su medio de propagación. No es relevante. Huye de lo superfluo y lo efectista. Lo importante aquí es lo que ocurre cuando los hombres y mujeres se sienten desvalidos y son excluidos de la sociedad en la que se han convertido en personas.

A diferencia de otras novelas con temática similar, el autor no se centra en la caída de la civilización. Escoge a un pequeño grupo, los primeros infectados, y a través de ellos lleva a cabo su disección. Un narrador omnisciente nos relata, en tono triste y opresivo, cómo la sociedad les aparta y aísla por miedo. Cómo el gobierno y los militares cometen las primeras crueldades con ellos encerrándoles en un psiquiátrico y deseando su muerte casi abiertamente. Este comportamiento deshumanizado de las instituciones que les deberían proteger es el pistoletazo de salida para un exhaustivo análisis de la naturaleza humana:

Nos encontraremos con seres atemorizados y vulnerables que intentarán protegerse a través del grupo y terminarán diluyéndose en masa gregaria sometida a líderes que les infundan fortaleza. Constataremos que el egoísmo tristemente tiende a prevalecer, que el hombre puede ser lobo para el hombre y que el valor y la cobardía dependen del momento y las circunstancias. Pero afortunadamente también comprobaremos que hay gente bondadosa por encima de cualquier situación. Y es que en esta obra hay una heroína, la esposa del médico; una mujer comprensiva con la naturaleza humana incluso en los peores momentos, que se sacrificará para ayudar a su esposo primero y a su grupo después. Así la conoceremos, como la esposa del médico, porque no hay nombres. Los nombres no son necesarios ya que ante un drama así no nos definen. de hecho, en esta historia es más fácil meterse en la piel de los personajes por sus antiguas profesiones unas veces, o por sus últimas acciones otras, y es que en un contexto así esto acentúa la facilidad que tienen los seres humanos para cambiar en un instante, pudiendo ser las víctimas de una situación y segundos después l@s causantes de algo peor. de esta forma Saramago nos transmitirá en que momento los personajes dejan de ser quienes solían para convertirse en aquellos que cometen actos dudosos o directamente deleznables.

Después de la inmersión total a la que te obliga la novela, no cabe duda de que estamos ante una excepcional descripción de la naturaleza humana. Nada es escogido al azar, ni siquiera la elección de un manicomio como lugar de encierro. Nuestra civilización no está preparada para cualquier cosa y nosotros no seríamos los mismos fuera de esta sociedad, ni tendríamos el mismo comportamiento solos que siguiendo a un líder. Somos seres que ante todo queremos sobrevivir, incluso desvalidos y dependientes. Tal vez parte del mensaje sea que sin ojos podríamos ver mejor dentro de los que nos rodean.
Afortunadamente, esto es sólo un ensayo.
Enlace: https://elyunquedehefesto.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         250
rafaperez
 26 January 2022
Entre el caótico orden de Pedro Páramo, el plural mayestático de Corral ( con este no hay dolo, es que no da más de si) y los diálogos sin puntuar de Saramago mis neuronas no pueden más.
¡Qué necesidad hay de que al lector le salgan llagas en los ojos!
¡Celebremos la originalidad lingüística!
Bravo... voy a tener que leer las memorias de la Pantoja en yugoslavo, solo para descansar.
Tal vez si escribo un libro al revés me llamen genio.

Vencido el reflujo estomacal de los diálogos amontonados y la bizquera producida por la orgía de puntos y seguidos (acabé leyendo en blanco) Ensayo sobre la ceguera es una monumental obra sobre lo que somos como especie.

Llevada al límite de la desesperanza, donde la única ley es la supervivencia, la doble ceguera de Saramago nos revela la gran realidad, el ser humano es el animal más cruel y menos noble de esta jungla llamada tierra.

La narración del Nobel portugués (otorgado casi cuando el siglo perdía su número) es tan sencilla como perturbadora sin ahorrarnos ni un solo detalle, pero con la elegancia precisa en los nombres de las cosas, para crear angustia no es necesario ser vulgar y esto se agradece.

El efecto de que los personajes no tengan nombres, los acercan más a lector, podrían ser tus vecinos, tu medico, incluso tú.

Es imposible no relacionar la obra con la situación actual, donde nuestro yoismo nos convierte en asesinos indirectos, de cuarto o quinto contagio...¿quién sabe? El covid también ha traído una ceguera más peligrosa, la nuestra es invisible y universal.

Excelente novela, otra de las que se quedan en mi retina...y ya van unas cuantas.
Mi biblioteca se llena de maravillas...¡bendito problema!

Obra que requiere una lectura de mente abierta y despierta, para evitar llegar a tales extremos, aunque quizá sea ya demasiado tarde.

Lo sé, la alegría de la huerta.
Mirad por donde andáis y sobretodo...ved.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         220
OliviaBucioNegrete
 07 August 2022
Ensayo sobre una ceguera
¡Quedé fascinada! Como optometrista agradezco que físicamente no sea posible que pueda existir una ceguera de ese tipo (ceguera blanca); pero como ser humano, reconozco que todos padecemos de algún tipo de ceguera, algunas veces selectiva y otras veces colectiva que nos lleva a cometer tantos actos de egoísmo, y que en la mayoría, termina desvelando la naturaleza humana, mezquina y perversa. Quisiera hacer una reseña más larga para describir todos los sentimientos que me despertó esta lectura, pero no puedo, solo he de decir que me encantó, me hizo reflexionar y tocó muchas fibras. Y vuelvo a decir: ¡quedé fascinada!
leido el 23 de enero de 22
Comentar  Me gusta         269
Citas y frases (47) Ver más Añadir cita
IsaMtnezIsaMtnez03 May 2022
Si antes de cada acción pudiésemos prever todas sus consecuencias, nos pusiésemos a pensar en ellas seriamente, primero en las consecuencias inmediatas, después, las probables, más tarde las posibles, luego las imaginables, no llegaríamos siquiera a movernos de donde el primer pensamiento nos hubiera hecho detenernos. Los buenos y los malos resultados de nuestros dichos y obras se van distribuyendo, se supone que de forma bastante equilibrada y uniforme, por todos los días del futuro, incluyendo aquellos, infinitos, en los que ya no estaremos aquí para poder comprobarlo, para congratularnos o para pedir perdón, hay quien dice que eso es la inmortalidad de la que tanto se habla.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         50
DiemDiem14 July 2018
Las palabras son así, disimulan mucho, se van juntando unas con otras, parece como si no supieran a dónde quieren ir, y de pronto, por culpa de dos o tres, o cuatro que salen de repente, simples en sí mismas, un pronombre personal, un adverbio, un verbo, un adjetivo, y ya tenemos ahí la conmoción ascendiendo irresistiblemente a la superficie de la piel y de los ojos, rompiendo la compostura de los sentimientos.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         60
anzusanzus26 May 2022
A fin de cuentas, no es tan grande la diferencia entre ayudar a un ciego para robarle luego y cuidar a un viejo caduco y baboso con el ojo puesto en la herencia
Comentar  Me gusta         140
rafaperezrafaperez07 May 2022
Una persona empieza por ceder en las pequeñas cosas y acaba por perder todo el sentido de la vida.
Comentar  Me gusta         210
RosRos01 June 2023
No somos inmortales, no podemos escapar a la muerte, pero al menos deberíamos no ser ciegos.
Comentar  Me gusta         180
Videos de José Saramago (27) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de José Saramago
Cuentos del escritor portugués José Saramago y del escritor alemán Hermann Hesse.
otros libros clasificados: literatura portuguesaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Títulos de ciencia ficción para completar.

Novela de ciencia ficción, escrita por Richard Matheson, en 1975 se titula: "En algún lugar del _________"

espacio
tiempo
universo

10 preguntas
94 lectores participarón
Thèmes : ciencia ficciónCrear un test sobre este libro