InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Alfaguara

Fundada en 1964 por el escritor Camilo José Cela, Alfaguara es una editorial española que edita fundamentalmente narrativa y libros infantiles y juveniles, en el mundo hispanohablante. Pertenece ahora a la compañía Penguin Random House. Otorga el Premio Alfaguara de novela desde 1965.

Libros populares ver más


Colecciones de Alfaguara



Publicaciones recientes de Alfaguara


Críticas recientes
fmlopezg01
 31 mayo 2020
Mágico, sombrío, impenetrable de Joyce Carol Oates
Unos meses atrás aseguraba Eloy Tizón, uno de los más destacados autores españoles de cuentos, que hemos entrado en la era del postcuento. Con esa denominación se refería a la transformación que ha experimentado el relato corto en los últimos tiempos, alejado de la concepción tradicional basada en el final cerrado, en el giro sorpresivo de la última línea o al menos en la existencia de un conflicto.

Estas consideraciones pueden cobrar mucho sentido al leer el último libro de la estadounidense Joyce Carol Oates (Lockport, Nueva York, 1938), una escritora que se postula como firme candidata al premio Nobel de literatura. Es una autora muy prolífica que ha dedicado la mayor parte de su obra a la novela, con cincuenta títulos en su haber. Pero no se pueden dejar de lado sus cuatrocientos cuentos, que han sido reunidos en veinte libros, entre los que se encuentra este Mágico, sombrío, impenetrable, el último publicado.

Los cuentos de Oates se adaptan a las características del relato moderno, al postcuento, como dice Tizón, porque en los trece que conforman el libro el lector se queda sin conocer el final. En casi todos ellos se somete a los personajes a una gran tensión, que puede llegar hasta la violencia en el clímax de la historia. Pero toda esa experiencia no termina de ninguna forma. Se trata de cuentos que exigen un lector activo, que complete con su imaginación los espacios en blanco que aparecen en estas narraciones tan reducidas, y sobre todo que ultime ese final sobre el que se asentaba el cuento tradicional y que ahora se escamotea.

Todo parece indicar que la pretensión del cuentista contemporáneo sea únicamente provocar sensaciones en el lector e inducirlo a la reflexión. En este sentido los relatos de Oates aciertan plenamente con su cometido. Es curioso constatar cómo habiendo sido escritos en diferentes épocas de su larga vida y habiéndose publicado por separado en diferentes revistas y periódicos norteamericanos, mantienen unas características comunes entre todos ellos. Ese rasgo que le da un carácter unitario al volumen, ese hilo conductor, podría ser el tema del desasosiego, el desconcierto existencial ante los hechos que mueven nuestras vidas. Así podemos observarlo en todas la historias: la de los ancianos que oyen actividad en la casa de los vecinos, que lleva años abandonada, o la de la joven que es atacada por un perro, o la de la enferma de cáncer, o la de la becaria que es acosada por un profesor en la universidad, o la del adolescente que abandona la casa familiar para vivir con los monos del zoológico, o la de la joven que es empujada a cometer un aborto, o la de quien muere tras infectarse con un tatuaje…hasta en el más extenso de todos, “Parricidio”, que es casi una novela corta.

Lo que más llama la atención es la clarividencia de la autora al observar la realidad, incluso para comprender el comportamiento de los jóvenes actuales, tan alejados de su generación.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
fmlopezg01
 31 mayo 2020
El sueño del celta de Mario Vargas Llosa
En un pequeño ensayo que el premio Nóbel Mario Vargas Llosa escribió en 2001 acerca de la novela de Joseph Conrad El corazón de las tinieblas realizaba un descubrimiento que ahora puede parecer curioso: “Quienes consiguieron movilizar a la opinión pública internacional contra las carnicerías congolesas de Leopoldo II fueron un irlandés, Roger Casement, y el belga Morel. Ambos merecerían los honores de una gran novela”. Podríamos pensar que en ese instante el escritor hispano-peruano se diría a sí mismo por qué no podía ser él quien construyera esa gran novela en recuerdo de los salvadores de los esclavos del Congo. Nueve años más tarde ha visto la luz esta novela extensa que narra la vida de Roger Casement, el primero de los dos héroes que él citaba. Posiblemente era el personaje más atractivo desde el punto de vista literario puesto que, una vez concluidos sus informes sobre el Congo encargados por la corona británica, elaboró otros similares sobre la situación de los indígenas en la Amazonía esclavizados y explotados por una empresa dedicada a la extracción del caucho, cuya sede social se encontraba en Londres. No contento con esos dos frentes de lucha, Casement promovió el movimiento independentista irlandés y se enfrentó a Gran Bretaña, el país para el que siempre había trabajado y que lo trató y recompensó como a un héroe. Buscó a Alemania como aliada de la causa irlandesa para llevar a cabo la revolución, pero fue apresado por el ejército británico acusado de traición y condenado a muerte (corrían los años de la 1ª Guerra Mundial).

Vargas Llosa articula la novela en dos líneas, una basada en los hechos reales que jalonaron la existencia de Casement, es decir, su lucha en los tres frentes. La otra narración está constituida por su estancia en la cárcel londinense de Pentonville en los días previos a su ejecución. Una línea y otra se van alternando un capítulo tras otro. Al lector no se le escapa que mientras el relato de los viajes de Casement se corresponden por completo con datos de la realidad, el de sus días en prisión se deben en gran parte, o en toda, a la imaginación del escritor. Ese hecho explica que nos encontremos ante dos novelas distintas. En la primera de ellas el autor maneja una cantidad ingente de documentación acerca del personaje y la vierte toda ella en las páginas del libro. Con ello la fluidez en la narración se resiente hasta el punto de parecer que nos encontramos ante el estudio exhaustivo de un historiador. Se agolpan los acontecimientos, se suceden los viajes y las entrevistas. El personaje acumula episodios, pero es plano. Está al servicio de la denuncia.

La otra línea narrativa, sin embargo, muestra a un Casement mucho más humanizado, que reflexiona sobre lo que ha sido su vida, que dialoga con aquellos que lo visitan y entiende la aflicción del sheriff de la prisión por la muerte de su hijo. El personaje es más persona.

Aquel ensayo que citamos al principio sobre El corazón de las tinieblas apareció en un libro titulado La verdad de las mentiras. En el prólogo Vargas Llosa afirmaba: “lo que decide la verdad o mentira en una ficción es que sea escrita, no vivida, que esté hecha de palabras, no de experiencias concretas”. Nunca será más acertada esa afirmación que ahora, visto el irregular resultado de su última novela.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
librosxdoquier
 31 mayo 2020
La forastera de Olga Merino Lopez
Me asomo para hablaros del primer libro que leo de Olga Merino, que tal y como reza en la faja de su última novela es una de las mejores voces de la literatura española contemporánea. Para mí ha sido todo un descubrimiento y he encontrado en «La forastera» una pequeña joya solo apta para lectores exigentes. Os cuento mis impresiones.

«La forastera» es un western contemporáneo en el que conocemos a Angie que vive retirada del mundo en una pequeña aldea en el sur de España, uno de esos lugares a los que últimamente se les llama la España vacía o vaciada de la que tanto estamos oyendo hablar. Para muchos de sus vecinos es una loca que siempre va en compañía de sus perros, una mujer que vivió en el Londres de Margaret Thatcher y que un buen día decidió pasar su tiempo en un viejo caserón familiar. Todo allí transcurre con absoluta tranquilidad hasta que aparece el cuerpo sin vida de un terrateniente que se ha suicidado, esto dará pie a que Angie desempolve los secretos guardados de su infancia y juventud.

Este libro es una mirada nostálgica al pasado familiar, al de esas familias que han vivido en aldeas recónditas, apartados de la ciudad, esos lugares donde encuentras grandes choques culturales. Es una realidad de nuestro país y una situación que dista mucho de cambiar ya que faltan muchas medidas para luchar contra la despoblación de estos territorios. Olga Merino ha plasmado un relato brillante sobre el aislamiento voluntario, sobre las dificultades que entraña vivir del campo, la soledad que envuelven estas aldeas.

Quisiera destacar la brillante ambientación de la novela, hay momentos en los que parece que estuvieras visionando una antigua película del oeste, la autora ha conseguido trasladarnos a esos lugares recónditos de nuestro país, un lugar árido, donde se respira frialdad, secretos ocultos y pobreza donde se huele el aroma del campo, de la naturaleza, donde se vislumbran esos atardeceres y donde se saborean los alimentos cultivados en ese lugar.

Angie es la forastera en ese lugar al que ha decidido regresar buscando paz y tranquilidad tras su estancia en Londres, una mujer que nos narra en primera persona los avatares de su vida retrotrayéndonos a su pasado donde nos cuenta su historia de amor con Nigel que le marcó tanto y también nos relata sus días en el campo donde el hallazgo del terrateniente muerto dará pie a desempolvar ciertos aspectos de su pasado que quizá no era momento de desenterrar. El personaje principal está dibujado de forma magistral por la autora, un personaje creíble con el que sufres y al que comprendes en muchas de sus decisiones.

La prosa de Olga Merino es todo un alarde de buen gusto, de pasión por escribir, lleno de expresiones y vocabulario del mundo rural que encaja perfectamente en cada página del libro, escrito con naturalidad. Una novela con la que disfrutar en la que sientes, padeces y te emocionas sin darte cuenta y eso es todo un lujo para los lectores.

«La forastera» se ha convertido en una de esas lecturas que llevaré conmigo siempre y que me ha recordado pasajes del libro «Una lección olvidada» de Sergio del Molino. Una novela que os recomiendo leer donde encontrar una mirada nostálgica hacia el pasado, hacia el mundo rural y donde cada silencio tiene su importancia. Os aseguro que disfrutaréis tanto con la historia como con la forma de narrar de su autora, todo un deleite para el lector.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
{* *}