InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Rafael Marín Trechera (Traductor)
ISBN : 8490694109
800 páginas
Editorial: Ediciones B (13/04/2016)

Calificación promedio : 4.41/5 (sobre 230 calificaciones)
Resumen:
Bienvenidos a la ciudad de Elantris, la poderosa y bella capital de Arelon llamada la «ciudad de los dioses». Antaño famosa sede de inmortales, lugar repleto de poderosa magia, Elantris ha caído en desgracia. Ahora solo acoge a los nuevos «muertos en vida», postrados en una insufrible «no-vida» tras una misteriosa y terrible transformación. Un matrimonio de Estado destinado a unir los reinos de Arelon y Teod se frustra, ya que el novio, Raoden, el príncipe de Arelon... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (94) Ver más Añadir una crítica
Celia_0504
 19 December 2023
Y llegó ese momento que sabía que tarde o temprano iba a aparecer en mi vida lectora, el de que me iniciará con los libros de Brandon Sanderson. Es un autor al que tenía muchas ganas, pero que nunca me atrevía a lanzarme a leerle porque no tenía muy claro por donde había que empezar, cual se suponía que era el primer libro que tenía que leer del mundo del Cosmere, ese universo que ha creado y que no para de ampliarse tomo a tomo, que era lo que más me interesaba de su bibliografía. Así que cuando me salió la oportunidad de leer “Elantris” en una LC decidí aprovecharla y quitarme el respeto que me generaba este autor y su obra. Nada más empezar a leer me advirtieron que lo de Sanderson era una secta, que una vez que entras ya no puedes salir. Y es una verdad como un templo. Definitivamente soy una más entre los millones de seguidores de Sanderson, desde luego que esta no va a ser la última vez que me vea cara cara con este autor. Y eso que por lo que he leído se supone que “Elantris” es su obra más floja. Si eso es lo más flojo que es capaz de hacer este señor, no quiero ni imaginarme como van a ser los siguientes libros del Cosmere. Estoy deseando leerlos, no sabéis cuanto.

Hace diez años, Elantris era la ciudad de los dioses, un lugar de magia, poder y sabiduría. Pero una misteriosa enfermedad , la Shaod, ha convertido el lugar en un páramo de desolación y miseria, en el cual sus antaño inmortales ciudadanos subsisten a duras como no-muertos. Cuando dicha enfermedad afecte a Raoden, el príncipe de Arelon, este se verá obligado a ir a la ciudad y habitarla como uno más de sus desdichados habitantes. Dispuesto a devolver a Elantris a su antiguo esplendor y mejorar la vida de los elantrinos, Raoden investigara las causas que han producido la Shaod. Sus pesquisas se relacionarán con la lucha que su prometida, la princesa Sarene de Teod, entablara por hacerse un lugar en su nuevo hogar y frenar la amenaza religiosa que se alza sobre el reino desde el peligroso imperio de Fjordell, cuya vanguardia está personificada por el sacerdote Hrathen, quien busca evangelizar la corona de Arelon como paso previo para la invasión militarizada.

Creo que lo que más me has fascinado de esta lectura, es que claramente estamos ante una obra con un toque clasicista dentro de lo que es la fantasía. Pero al mismo tiempo es una historia que tiene un toque personal que me ha resultado muy refrescante. Me parece que Sanderson tiene una manera de seguir los clichés del género con una mirada muy personalista y que, irónicamente, se aleja de los cánones de este tipo de literatura al darle a todo una patina de humanidad que hace que sea más fácil al lector empatizar con la historia y sus personajes. En “Elantris” no nos encontramos con la eterna lucha entre el bien y el mal como eje central de la trama, ni con un protagonista que aprende a usar sus poderes y a seguir la senda del bien. Más bien con lo que nos topamos es con unos personajes que están demasiado ocupados con sus propios problemas; enfrentados, de distintas formas, a la adversidad; o demasiado preocupados en conseguir sus propósitos como para sopesar mayores turbulencias que aquellas que les rodean.

Y eso es una de las cosas que contribuye a hacer de esta una historia tan especial y a conseguir que enganche. Porque hay algo muy cercano en la soledad a la que se enfrenta Sarene por su posición de esposa sin marido en medio de una corte que no conoce, demasiado inteligente para amoldarse a su papel de sumisa princesita; o en las dudas del sacerdote Hrathen sobre su fe y su papel ; y sobre todo en la angustiosa lucha encabezada por Raoden por hacer de Elantris un lugar mejor y saber como pudo decaer tanto de una forma tan sorpresiva. La transformación de Elantris de Oasis de los dioses a tugurio infestado de suciedad y zombies hambrientos, eternamente y enloquecidos porque sus heridas les siguen doliendo para siempre por pequeña que sean, tiene algo profundamente conmovedor y que le llega plenamente al lector. Así esta historia de magia, decadencia y conspiraciones religiosa y políticas gana un cariz más centrado en la lucha por la supervivencia día a día en una ciudad que puede llegar a ser brutal y que resulta angustiosa. Y es que “Elantris” es una novela de fantasía épica pero que se aleja de todo lo convencional, en ella las cosas no son simplemente blancas o negras, todo se mueve en diferentes matices de grises.

Y en esto también tiene mucho que ver los tres personajes principales de la novela. Sus puntos de vista y vivencias se intercalan capítulo a capítulo, permitiéndonos conocer la trama desde tres ópticas diferentes. Este recurso es muy interesante, da muchos profundidad a la historia, nos permite conocer poco a poco el Worldbullding en el que Sanderson se mueve, y consigue que conozcamos más las personalidades y aspiraciones de estos tres personajes principales, además de que da mucho juego dentro de lo que es la propia trama. Es muy divertido como lector ver a un personaje elucubrar ando sobre tal tema o equivocándose en su punto de vista, o anticiparte por el interés al ver a un personaje haciendo un movimiento concreto que sabes que en el futuro va a cambiar las reglas de juego. No sabéis lo dinámica que hace que sea todo esto la lectura.

Desde luego los tres personajes son muy interesantes y están muy bien esbozados. Raoden podría considerarse algo así como el héroe de la historia, pero no resulta en ningún momento pretencioso o demasiado heroico. Cuando lees sus capítulos y compruebas sus puntos de vista, no puedes evitar sentir simpatía por él, porque al final es solo un muchacho intentando sobrevivir, lo que no equivale a que se convierta en un ser malvado u oscuro y a que pierda su luz interior y una fuerza que cambiara, no pocas veces las tornas dentro de esta historia. La princesa Sarene Tiene un retrato que es incluso más elaborado del de su prometido, al cual no conoce cuando llega a su nueva patria para casarse con él. La gran protagonista femenina de la novela es una mujer de armas tomar, inteligente y acostumbrada a moverse en un mundo de hombres en el que las conspiraciones y luchas políticas están a la orden del día. Sarene es una mujer de armas tomar y muy independiente, lo que no quita para que también tenga sus propias dudas y traumas, para que haya momentos en los que duda de si misma y sus vivencias como mujer y princesa le pesan. Pero resulta fascinante ver a una mujer dentro de lo que es la fantasía épica moviéndose en un mundo de hombres sin perder ni una traza de su feminidad, sabiendo manejar las cartas que tiene con soltura y encontrando por su misma soluciones a sus problemas. Pero si tuviera que quedarme con un protagonista de los tres, ese sería el sacerdote Hrathen. Cuando llega a la ciudad de Kae es una persona completamente diferente a la que nos encontramos al final de la novela. Y qué queréis que os diga, pero si yo tengo una debilidad literaria es por los personajes grises. Y Hrathen es el más gris de todos. Su arco evolutivo es, sin duda alguna, el más conseguido de todos, está lleno de dudas, conflictos religiosos (a nivel tanto nacional como personal), traumas del pasado, engaños, relaciones complejas, duelos intelectuales y luchas del poder. Porque al final Hrathen lo que trata es de hacer lo que cree correcto, pero las cosas se van complicando por el camino, y lo que prometía ser una invasión religiosa fácil acaba convirtiéndose en una auténtica odisea personal. de todas formas, es justo por lo complejo y también esbozado que me ha resultado el personaje que su último viaje final no me ha terminado de convencer de todo, me ha parecido demasiado tópico y precipitado para lo que ha sido el desarrollo del personaje a lo largo de todo el libro.

A estos tres protagonistas les acompañan toda una galería de personajes muy bien esbozados, y que Sanderson maneja con gran eficacia. La forma en que conecta las tramas políticas, religiosas y mágicas es de una manufactura literaria muy conseguida, en la que todos estos elementos tienen el mismo peso dentro del argumento sin que ninguno sobresalga especialmente o resulte cargante respecto a los demás. Hay una trama romántica. Normalmente soy muy crítica con cómo se lleva el romance la fantasía, pero aquí me quito el sombrero. Porque se desarrolla de una forma paulatina y con sentido, que resulta importante para la trama y acaba convirtiéndose de una forma orgánica y creíble en uno de los grandes ejes de la historia.

Y es por este equilibrio por lo que uno nunca se siente realmente perdido una vez que aterriza en la historia. Ya lo he dicho en reseñas de otras lecturas, pero si hay algo que me gusta en los autores de ciencia ficción y fantasía es que te vayan mostrando poco a poco los engranajes y características del mundo y culturas que han ideado, que no te den toda la información de sopetón o muy masticado. Y Sanderson esto lo hace especialmente bien, proporciona la información amiguitas y obliga al lector, estar atento a los datos y detalles, para que vaya por su propia cuenta encajando las piezas del puzzle y creando por si mismo toda la composición. La verdad es que al principio uno puede sentirse muy perdido y apabullado ante tanta información, pero una vez que le coges el ritmo y vas descubriendo las cosas, el sentido que tiene todo y la manera en que todo está perfectamente conectado con todo le van conquistando poco a poco. Me parece increíble que para una novela autoconclusiva, Sanderson haya echado los restos y puesto tanto mimo en crear uno de los sistemas mágicos más conseguidos que leído hasta la fecha. La magia en “Elantris” es una ciencia con sus propias normas y sus limites, y eso le da a todo el conjunto mucho realismo. Aquí se ve que la gran inventiva narrativa de Sanderson, en la forma en que da a este sistema de magia su toque personal y lo convierte en algo único y especial. Y también demuestra una gran inteligencia como escritor en la forma en que lleva los tiempos y como se desenvuelve en esto. El ritmo de esta primera novela suya es ágil, y su prosa amena y directa cuando es necesario, pero tiene momentos en los que se permite ahondar en el mundo interior de sus personajes y se toma sus momentos para dejar que la información repose, que las situaciones se desenvuelvan de una forma orgánica y creíble. Hay mucho equilibrio entre momentos de tensión, luchas dialécticas, conspiraciones, políticas y escenas mágicas.

De todas formas, debo decir que hay ciertos aspectos en los que “Elantris” no es una novela tan perfecta, ciertos detalles no están del todo. Quizás para mí el peor el ritmo que tiene el último cuarto de la obra. Hasta ese instante, llevaba las cosas como pulso, con un tiempo, pero lo suficientemente pausado para que conociéramos más en profundidad a sus personajes y al mundo en el que se desenvuelven. Sin embargo, en el Último tramo todo se vuelve más confuso, el ritmo pegar un acelerón que impide que te puedas fijar bien en todo lo que pasa, que queden varias cosas mal hilvanadas y poco desarrolladas y que hace que la lectura resulte un tanto confusa. Es cierto que son unas páginas finales de auténtica locura, en la que la tensión se puede cortar con un cuchillo y todo es un torbellino en las en el que Sanderson logra meterte como le da la real gana. Pero creo que es una pena, porque siento que si el autor hubiera frenado un poquito y se hubiera enfocado en explicar ciertas cuestiones, todo habría quedado muy bien cerrado. Por otra parte, también me ha parecido que hay ciertas tramas secundarias, que prometía mucho que al final resultan no tener tanto peso, que podrían haberse obviado y eso no hubiera cambiado nada del producto final. Como por ejemplo el pasado del tío de Sarene y la verdad tras uno de sus hijastros. Además, a lo largo de la historia hay varios personajes secundarios (no todos como digo más arriba) que prometen mucho y que ocupan varias páginas, pero que si lo piensas fríamente luego te das cuenta de que en realidad no son tan importantes como se nos da a entender, que una vez que tienen su momento estelar, podría obviarse su paso por la obra perfectamente, ya que dejan de ser importante. Por no hablar de que muchos de ellos les falta tener personalidades más matizadas y trabajadas.

En definitiva, cuando te recomienden iniciarte con Sanderson leyendo esta novela, te recomiendo que hagas caso. “Elantris” tiene un no sé que es que si has leído mucha novela fantástica te sentirás como en casa, pero a la vez su trama, sus elementos y sus personajes son únicos y originales, y eso la convierte en una lectura muy refrescante dentro del genero. Se trata de un libro en el que la magia, la política y el misterio se dan muy bien de la mano, que resulta adictivo de principio a fin y que te deja con más ganas de leer a Sanderson. Estoy deseando empezar ya “El Imperio Final”.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         104
Celeste_Lightwood
 27 August 2021
Antiguamente, Elantris fue una ciudad tocada por la magia. A sus habitantes, los elantrinos, se les consideraba dioses debido a sus capacidades mágicas y a todas las cualidades sobrehumanas que poseían. No obstante, de un día para otro, la ciudad de Elantris cayó. Toda su magia se marchitó y los elantrinos se convirtieron en poco más que zombies incapaces de morir, de sanar y con un hambre atroz constante, lo que llevó a muchos a caer en la locura. Pero el mal que afectó a esta hermosa ciudad no se quedó encerrado dentro de sus muros, sino que se expandió fuera de allí. La Shaod, que fue cómo denominaron a esta especie de maldición, podía afectar a cualquiera y aquel que caía bajo su influjo se convertía también en elantrino, en su versión más decadente. La historia empieza cuando Raoden, príncipe de Arelon, es afectado por la Shaod, se convierte en elantrino y debe ser desterrado tras la muralla de Elantris (que es el destino que sufren todos aquellos que se transforman). Raoden era muy querido por su pueblo, por lo que su familia decide esconder su verdadero destino y fingir que ha muerto. Mientras Raoden trata de acostumbrarse a su nueva situación y sobrevivir en las mugrientas calles de Elantris, Sarene, la princesa de Teod, acude a la corte de Arelon. Ella iba a ser su esposa y según la tradición debe serlo aunque Raoden haya fallecido. Su matrimonio se dio para establecer alianzas y, aunque no se conocían demasiado, Sarene acusa la muerte de Raoden. Sin embargo, decide continuar con su papel de esposa y, para ello, trata de ayudar a Arelon en las sombras. Su labor es especialmente importante debido al avance del reino de Fjordell, un reino profundamente religioso que considera que todos aquellos que no vivan bajo sus creencias son infieles y deben ser convertidos. Los reinos de Teod y Arelon son los únicos que permanecen libres de su influencia; por eso han enviado al alto sacerdote Hrathen a Arelon, para tratar de convertir a sus habitantes y de conquistar sus tierras. Pero Sarene, que se siente responsable de lo que suceda en Arelon, sobre todo ahora que son aliados oficiales de Teod, su país natal, no está dispuesta a dejar que la religión avance a sus anchas.

Si queréis introduciros en el mundo del Cosmere creado por Brandon Sanderson, entonces sin duda debéis empezar por leer Elantris. Si bien es un libro que mucha gente se salta por ser su primera publicación, mi recomendación es que si queréis leer cronológicamente a este autor empecéis por esta novela, pues es el germen de los elementos que hoy en día asociamos con Sanderson y porque es mejor leerla en primer lugar antes que intercalarla con novelas suyas más actuales, debido a que de esta forma se puede notar mucho mejor su evolución como autor.

En Elantris nos encontramos tres tramas paralelas muy definidas. Empezamos con Raoden, príncipe del reino de Arelon, un joven adorado por su pueblo y que promete un profundo cambio en la sociedad tal y como está constituida, pues no está de acuerdo con la forma de gobernar de su padre y cree que es hora de renovar el sistema y mejorar la calidad de vida de su gente. Es un personaje extremadamente optimista, que nunca pierde la esperanza y que cree firmemente que siempre se puede mejorar o, por lo menos, ayudar a cambiar las cosas para construir una sociedad mejor. Ese optimismo ni siquiera decae cuando es alcanzado por la Shaod y exiliado a la ciudad de Elantris. Pese a que al principio le cuesta horrores entender cómo funciona su nuevo cuerpo zombificado, sus limitaciones y cómo está construido el microclima de Elantris, nunca pierde la esperanza y, de hecho, decide que su misión en su nueva situación es transmitir dicha esperanza a los elantrinos. Debido a su forma de ver la vida, pronto se hace un hueco en la ciudad y algunos elantrinos deciden seguirle y formar un grupo con él como líder, pues consigue transformar su mísera existencia en algo parecido a una vida normal. Raoden es un personaje que en ocasiones puede hacerte desesperar debido a su eterno optimismo. Da igual que la situación en Elantris sea penosa (por la constante mugre que se adhiere al paisaje y a sus gentes, por el hambre irracional que sufren los elantrinos, por la falta de recursos...) con su ingenio y su positivismo es capaz de encontrarle el lado bueno a cualquier desgracia y no rendirse ante las adversidades. Por lo general, este tipo de personajes suelen caerme bastante mal, pero al ser Raoden el narrador principal, ahondamos en sus sentimientos, en su forma de pensar y ver la vida y esto hace que seamos capaces de comprenderle y empatizar con él, entendiendo por qué hace lo que hace y por qué está tan dispuesto a traer la esperanza a Elantris y sus habitantes.

Las otras dos tramas transcurren en Arelon. Por un lado tenemos a Sarene, una princesa poco convencional que no sigue las convenciones sociales asociadas a las mujeres. le gusta vestir pantalones, pelear, sabe usar la espada y tiene una lengua tan afilada como su ingenio. Esto hacía que en su ciudad natal, Teod, tuviera más detractores que admiradores y fuera incapaz de encontrar marido, pues los hombres huían en estampida ante su fuerte carácter. Sin embargo, su relación a distancia con Raoden es diferente porque él es capaz de apreciar todo aquello que los demás desprecian. Por eso, cuando Sarene se muda a su nuevo hogar, está dispuesta a continuar con los planes que Raoden tenía en vida y a conseguir que allí la valoraran como se merece. Su papel será fundamental ante el avance inexorable de Fjordell y su asfixiante religión, enfrentándose a quien tenga que hacerlo (incluso al rey, su propio suegro) para evitar que Arelon sea oprimido y para mejorar la calidad de vida de su población. Sarene es un personaje que, si bien me ha gustado, al mismo tiempo me ha parecido muy estereotipada, en el sentido en el que Sanderson, en su afán por crear un personaje femenino fuerte y contrario a como debían de ser el resto de mujeres en este mundo, ha forjado un personaje muy cliché pero a la inversa. Además, para reforzar el hecho de que Sarene "no es como las otras mujeres", el resto de personajes femeninos que aparecen son insulsos, sumisos, sin personalidad y con poca perspicacia. Aun así, me encanta Sarene por su inteligencia, agudeza, terquedad y por no detenerse ante nada por lograr sus objetivos.

La última línea argumental está narrada desde el punto de vista de Hrathen, una especie de sacerdote guerrero que ha sido enviado por el reino enemigo de Fjordell para convertir a los no creyentes a su religión y someter los dos últimos reductos paganos, Arelon y Teod. Hrathen es frío, calculador, inteligente y no duda en usar todas las armas a su disposición para llevar a cabo su sagrada misión. En mi opinión, este es el personaje que experimenta una evolución más clara y espectacular a lo largo de la novela, pues el Hrathen final no tiene casi nada que ver con el que llegó por primera vez a Arelon. Por eso, aunque es un personaje bastante despreciable y odioso, lo cierto es que es que más me ha gustado de los tres. Además, representa a la perfección el fanatismo religioso, la religión como opresión y única forma factible de vida; pero al mismo tiempo, conforme más tiempo pasa en Arelon, sus convicciones comienzan a tambalearse y tiene unas reflexiones muy interesantes al respecto.

Lo que más destaca en esta novela y, en general, en toda la obra de Sanderson es el wordbuilding. Por un lado, y como es evidente, la religión tiene un peso fundamental en Elantris. El sistema religioso es inabarcable, inmenso y extremadamente complejo, reflejando en la ficción cómo son las religiones en la realidad. Me ha sorprendido muchísimo la capacidad inventiva de Sanderson y la construcción tan brutal que ha hecho con respecto a las religiones. Ahora bien, como contrapunto, las explicaciones a este respecto eran constantes, densas y muy confusas debido a la gran cantidad de deidades, ritos, celebraciones y creencias inventadas. Llegó un punto en la novela en el que directamente me salté las explicaciones religiosas al resultarme demasiado complicadas de digerir y de comprender y no ser capaz de recordar qué término se asociaba con qué concepto. de hecho, este problema ante las palabras inventadas ha sido una constante a lo largo de mi lectura, pues el autor introduce tantos conceptos nuevos y variados que me resultaba muy difícil recordar qué significaba cada palabra. Es más, hay un personaje que se hace amigo de Raoden en su estancia en Elantris que en sus conversaciones introducía palabras de su propio dialecto, lo que en ocasiones hacía los diálogos un tanto confuso. Este sería, para mí, el punto más negativo de esta lectura. Siguiendo con el worldbuilding, el sistema de magia también es imprescindible pues, como he comentado, los elantrinos originales podían hacer magia. Aunque dicha magia ya está extinguida debido a la caída de la ciudad, todavía quedan retazos. Raoden está convencido de que la maldición que pesa sobre Elantris está relacionada de algún modo con su magia, por lo que inicia su propia investigación al respecto para averiguar no solo cómo funciona, si no por qué ha dejado de funcionar. Si bien el sistema de magia también es muy complejo, no me ha resultado tan complicado de asimilar y comprender como la religión, pues al ser algo relativamente nuevo para los personajes, ha sido explicado de una forma mucho más sencilla y asequible.

En cuanto al final, aunque ha sido un poco predecible, es increíblemente emocionante. Es como cuando en una película sabes lo que va a pasar, pero igualmente estás deseando que ocurra porque es imposible que tenga un final diferente al que estás seguro que va a tener, pues algo así. Los últimos capítulos me tenían en tensión y con los pelos de punta de lo excitantes que fueron. Me los leí casi sin pestañear porque es un desenlace perfecto, justo el que se merece esta novela. Como contra está el epílogo. Si bien el epílogo me gustó porque está escrito a modo de "qué ocurrió después de resolverse el conflicto", Sanderson aprovecha eso para dejar un final abierto y exponer un montón de incógnitas de cara a la siguiente novela (que todavía no se ha escrito y no se sabe cuándo va a ocurrir eso, por lo que mucha gente se toma Elantris como novela autoconclusiva). Aun así, los hilos argumentales principales abiertos en la novela se resuelven, por lo que ese desenlace medio abierto no impide disfrutar del libro, solo te deja con ganas de saber más sobre Elantris y los elantrinos.

Elantris es una introducción no solo del Cosmere, sino del estilo de Brandon Sanderson en cuanto a sus obras de fantasía, si todavía no habéis leído nada de él. Nos presenta un mundo fascinante, lleno de incógnitas, tramas políticas, religiosas y mágicas de cuyas páginas no podrás separarte.

Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
surfeandoentrelibros
 05 February 2023
Hace diez años, Elantris era una ciudad cargada de magia donde todos sus habitantes debido al gran poder que poseían eran considerados casi como dioses. Todo era perfecto en la ciudad de Elantris hasta que un día toda su magia desaparece, y sus habitantes pasan a ser una especie de zombies que ni viven ni mueren, a los cuales, cada rasguño, cada golpe les duele y prevalece durante toda su oscura existencia. Por desgracia, esta enfermedad no solo se quedará aquí. La Shaod como se conoce en este mundo, podrá afectar a cualquier persona convirtiéndolos así en Elantrinos y siendo desterrados de su ciudad natal hasta la ciudad de Elantris.
Bajo esta base, Brandon nos irá desentrañando la oscura historia que esconde este mágico mundo.
Se trata de un mundo completamente diferente pero que está maravillosamente hilado y construido. Tanto sus personajes como toda la magia contenida en su mundo, está perfectamente conectaba y bajo un equilibrio gratamente sorprendente.
Es importante tener en cuenta que no se trata de una lectura particularmente ligera. Y no solo me refiero por su grosor en cuanto a páginas, sino que además, es importante leer esta novela con calma y en profundidad. La novela posee gran cantidad de términos y palabras propias del su mundo fantástico que es importante ir aprendiendo e introduciendo en nuestro ser para así poder disfrutar de la novela en todo su esplendor.
Primera novela que leo del autor y desde luego que no será la última.
Si no le he dado más puntuación es porque al principio me sentí un poco abrumada con tanta información que me costó un poco sumergirme en la lectura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         194
Sara_feerica
 17 November 2017
Primero, quería aclarar que la edición de Elantris que he leído yo es una edición antigua. El autor ha publicado una nueva recientemente para celebrar el décimo aniversario de la obra y esa edición está revisada. Esta edición del décimo aniversario es la que el autor considera como definitiva. La edición que yo tengo es la de B de bolsillo que costó unos 12€. Os recomiendo que si os interesa el autor compréis la nueva edición, aunque cueste el doble. Además, esta edición que yo he manejado tiene muchísimos fallos tipográficos. En la misma contraportada está escrito mal Arelon. Esta edición incluye un mapa, una presentación de Miquel Barceló y un glosario de aones. Podían haber incluido también el glosario sobre la obra que tiene el autor en su blog, es de bastante ayuda.

mapa elantris
Dicho esto, voy a explicar el argumento del libro, que tiene tela. Lo que he puesto cómo sinopsis del libro es el prologo mismo de Elantris. Elantris era una ciudad de dioses que se encontraba en Arelon. ¿Quiénes eran estos dioses? Pues podían ser cualquiera. Aquellos que sufrían la Shaod o la Transformación pasaban a convertirse en elantrinos y debían trasladarse a esta ciudad. Las personas que recibían esta transformación pasaban a poder controlar un tipo de magia aónica que la gente de fuera no sabe nada de cómo funciona. Un día todo esto se derrumbó. La Shaod pasó de ser una bendión para convertirse en una auténtica maldición. Los elantrinos perdieron su aspecto majestuoso para volverse de color gris, su piel se arrugó y su cabello se cayó a puñados. La Shaod siguió tocando a más gente después de este fenómeno, sobre todo gente de Arelon. Los que la padecían eran exiliados a Elantris que dejó de ser una ciudad idílica para convertirse en una ruina cubierta de una mugre eterna. Este fenómeno que se produjo hace diez años al comenzar la novela es considerado como el Reod.

Ante esto, Kae, la ciudad de al lado, se hizo con la hegemonía. La cofradía de mercaderes aprovecho su caída y se estableció una plutocracia regida por el presidente de dicha cofradía que se convirtió en el rey de Arelon, Iadon. Nada más comenzar la novela, vemos cómo el hijo de este soberano es tocado por la Shaod, dado por muerto y mandado en exilio a Elantris. Raoden es enviado a Elantris dónde reina la más absoluta desesperación pero, este príncipe es de los que no se rinden nunca y se pone a organizar el cotarro y a investigar que pasó para que Elantris se viniera abajo. Raoden se encuentra en una situación muy desfavorecida en Elantris. Sus heridas no sanan nunca, siempre tiene hambre, el dolor nunca cesa, puede sucumbir a él y convertirse en un Hoed perdiendo su raciocinio.

Por otro lado, Raoden estaba esperando la llegada de su prometida, la princesa Sarene de Teod, reino con él que se había establecido una alianza ante la crecida de influencia de Fjorden. al llegar a un reino que le es extraño, se encuentra con la noticia de que, él que es legalmente su esposo, ha fallecido o eso le dicen porque ella sospecha que ha sido asesinado. Sarene se encuentra en un reino que no es suyo pero, que le pertenece por contrato. Sola pero, con mucha inteligencia y diplomacia, consigue acercarse al grupo de confianza de Raoden y desde esa órbita intenta mejorar la ciudad extranjera que ahora es suya.

sarene elantris

Por último, hay otra trama muy importante que es la de la religión y este lo representa Hrathen. Este personaje es un alto sacerdote venido de Fjorden, dónde impera la religión Shu-Dereth. Esta religión es una forma que deriva del Shu-Keseg, a su vez, la religión que respalda Iadon, rey de Arelon, es otra forma de esta misma religión, el Shu-Korath. Estas tres religiones que dividen a este mundo vienen a promulgar la unidad de distintas maneras, lo que resulta muy irónico, cuándo lo que hacen es separar. Sanderson nos presenta en esta novela una vívida crítica de la religión. Hrathen debe convertir a Kae a su religión en tres meses o el ejercito imperial de Fjorden arrasará con la ciudad, algo que él quiere evitar a toda costa. Para ello, decide usar cómo cabeza de turco una pequeña parte de la población a la que nadie quiere, los elantrinos. Hrathen comienza todo un juego político en el que tratará de convencer a la población de que los elantrinos son seres castigados por Jaddeth, su Dios, por rechazar la verdadera fe y, también convencerá a los nobles de que la esperanza de que el esplendor de esta ciudad maldita regrese limita el poder de la aristocracia. Todo este juego de poder se verá con un obstáculo, la princesa Sarene.

Elantris nueva edición raoden


Después de resumiros el argumento, tranquilos, no creo haberos contado más de las cien primeras páginas del libro, voy a hablaros de lo que mí me ha parecido más interesante. Los personajes. ¿Cómo nos narra Sanderson esta novela? Lo hace a través de tres personajes. Raoden es, quizás, el personaje protagonista menos interesante de la novela. Es un personaje muy blanco, guapo (al principio), preocupado por sus súbditos y horriblemente optimista. Pero, hay un detallito que hace que no sea el héroe al que estamos acostumbrados. de los tres personajes principales de la novela, Raoden es el que peores habilidades de lucha tiene. Sarene es una gran esgrimista y Hrathen tiene amplios conocimientos de artes marciales. Raoden es un persona tirando a intelectual, a lo largo de la novela se le ve haciendo dos cosas principalmente: organizar Elantris y civilizarlo un poco, y leer para averiguar cómo funciona la magia aónica y porque la Shaod ahora corrompe los cuerpos de los que la sufren. Raoden no es un héroe que pelea, si no que es un líder.

Sarene es un personaje femenino que no me encuentro a menudo y que me ha gustado mucho descubrir, la verdad. Es un persona muy alta, echada para delante, tozuda, inteligente y con grandes dotes de diplomacia. Es una mujer que viene a un ambiente más restrictivo para su sexo que en el que se ha criado pero, sabe hacerse valer enseguida o usar todo tipo de artimañas para conseguir sus objetivos. Es una gran esgrimista también pero, no es una de esas machorras que quizás estamos más acostumbrados a ver cómo mujer fuerte. Es alta y poco femenina en el sentido estricto de la palabra pero, se la ve luciendo vestidos. No diría que necesita a un hombre pero, lo quiere. A través de cartas, conoció a Raoden y llegó a enamorarse de él. A lo largo de la novela vemos ese deseo que tiene por estar enamorada y casarse. Es un personaje femenino fuerte pero, que no deja de ser femenino. Y eso me ha resultado muy refrescante.

Hrathen es también otro personaje con mucha miga. No solemos tener a un villano cómo protagonista pero, Sanderson consigue crear uno de los villanos más humanos he visto. Hrathen viene de convertir otra ciudad al Shu-Dereth. Una ciudad que fue masacrada pues la fe se impuso mediante una revolución. Hrathen está decidido a evitar esto y trata de conseguir que la conversión sea lo más pacífica posible. Es un personaje al que se le ve arrepentido por su pasado y preocupado por su falta de pasión por la fe a la que ha dado su vida. Y es que, si una cosa destaca de los personajes que crea Brandon Sanderson es lo humanos que son, se les ve dudar, arrepentirse, tener esperanza y perderla. al mismo tiempo, creo que los defectos de los personajes derivan de sus mismas virtudes y ese detalle me ha encantado porque ha hecho que los personajes sean 100% verídicos, aunque haya habido alguno que no me haya gustado. Aunque el mundo que crea Sanderson es muy rico, creo que si tuviera que decir el elemento más sobresaliente de esta novela serían los personajes. Aunque tampoco podría decir que los personajes de Elantris son más profundos que los de Joe Abercrombie pero, sí son personajes que tienen matices y a mí me han fascinado en más de una ocasión, aunque si se analizan mucho, se pueden encontrar algo planos, quizás, sobre todo aquellos que no son los tres protagonistas.


elantris hrathen

Y ahora, pasamos al mundo que hay en la novela. Primero decir que, esta novela se encuentra dentro del universo de Cosmere. Os dejo un link que hace una introducción sobre esto para que le echéis un vistado. Yo solo me he leído esta obra del autor, así que no me siento capaz de hablar del Cosmere así de pronto. Creo que lo más interesante del mundo de Sanderson es el sistema de magia, que aquí apunta maneras. Brandon Sanderson se encuentra en esa rama de la Fantasía actual que aspira al realismo. La magia debe tener su propia lógica, tanto es así que Brandon Sanderson ha escrito tres leyes sobre la magia para dotar a sus sistemas de magia de una lógica interna sólida. La magia que vemos en Elantris ha sido más sencilla de lo que me esperaba. Aondor, la magia de aones, básicamente consiste en dibujar símbolos, llamados aones, en el aire con los dedos. Os podría contar algo más pero, él porque funciona este tipo de magia es el gran secreto de la novela y os jodería el final si os lo dijera.

aondor magia aónica


Ya para ir acabando, decir que la prosa es muy simple. Había oído maravillas de este autor y al principio, el estilo que tiene me decepcionó bastante, tanto que me costó engancharme a la novela unas 80 o 90 páginas. Además, Sanderson tiene serios problemas de ritmo, esto se nota sobre todo al final. En las últimas 150 páginas, todo se vuelve muy precipitado y empieza a saltar de un personaje a otro de forma un tanto confusa. También hay momentos a lo largo de la novela en los que no pasa casi nada. Todo esto deja patente que es su primera novela. Lo más original de Sanderson es que se sale de los tópicos del género y les da unas vueltas de tuerca de lo más interesantes. Aunque el diga que obvia el camino del héroe de Campbell, yo diría que sigue estando en esta novela pero, muy sutilmente. Además, trata temas muy interesantes cómo la religión y la relación de esta con el poder. Elantris es básicamente un juego político muy bien llevado por el autor, es algo a lo que estamos más acostumbrados desde que Canción de Hielo y Fuego tiene tanto éxito pero, que en el 2005 no creo que se viera muy a menudo.

Todas las opiniones que he leído del libro coinciden en decir que Elantris es la mejor forma de empezar a leer a Sanderson. Esta ha sido mi primera toma de contacto con Sanderson y yo he quedado cautivada por la historia que ha creado y por sus personajes. Solo puedo decir que voy a seguir leyendo a Brandon Sanderson porque Elantris ha sido una lectura sobresaliente que me ha emocionado mucho descubrir.
Enlace: http://hadalectora.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
laurass89
 24 June 2020
La caída de Elantris, la caída de un sistema
Cuando Sarene de Teod arriba a Kae la situación no podría ser peor. Raoden, su prometido y el príncipe aclamado por el pueblo ha fallecido y ella se convierte en su viuda, quedando al cargo del rey Iadon. Sin embargo, lo que ella no sabe es que realmente la Shaod ha sobrevenido a su prometido y ha sido desterrado por su condición de no-vivo a la antigua ciudad de Elantris, cuna del poder y la grandeza de Arelon. Diez años después de su caída, el reino Fjordell aprovecha este momento, en nombre de la religión de Shu Dereth, para conquistar ambas naciones, Arelon y Teod, bajo el liderato del sacerdote Hrathen.
Así se os plantea el inicio de la primera novela de Sanderson, que como podéis ver se coordinará en tres hilos argumentales que se entrelazarán para explicarlos la realidad de Elantris y Kae. Cada uno ubicado en una posición clave dentro de la política de Arelon, se nos presentará un mundo que ha pasado de la paz supuestamente eterna de unos líderes cercanos a la divinidad, los elantrinos, a un sistema monárquico basado únicamente en la riqueza. Sin embargo, serán los propios reyes y nobles los que peleen por derrocar este mismo sistema, en favor de la paz para todos, y sobre todo el conflicto con la imposición religiosa que el reino de Fjordell trae consigo.
Sin embargo, todo esto sería mero politiqueo y sabemos que las historias no tratan solo de eso. El objetivo principal de la novela, y de su gran protagonista Raoden, es conocer qué ha pasado con Elantris, por qué cayó y si se puede restaurar su esplendor. Raoden, desaparecido para el mundo no introducirá en las penurias que sufren los elantrinos que no han podido completar su transformación, como le ha sucedido a él. Con sus andanzas se nos configura la tercera parte del mundo, la más rechazada, pero que fue la más importante. de este modo, junto con un sistema de nobleza, casi burguesa, y un sistema de obediencia y jerarquía religiosa, encontraremos el mundo salvaje y primitivo de los elantrinos. Pero en él aparece la esperanza, Raoden.
De polos e imanes
Definitivamente es difícil hablar de una obra que tiene cierta extensión sin decir nada de lo que sucede en ella, pero voy a intentar explicaros qué podemos encontrar tras una obra que me ha gustado mucho, pero que me ha dejado insatisfecha (las primeras veces nunca pueden ser perfectas, si no, no se seguiría practicando, ¿no?). Para ello me centraré en los tres personajes que mueven toda la trama con sus sís, sus noes, sus ideas disparatadas y por supuesto con sus dificultades.
Lo primero que sentí ante la figura de Hrathen, el sacerdote de Jadeeth, fue una repulsa y una pereza increíbles. Como alta figura de una religión conquistadora, el personaje llegará a Kae creyendo que el suelo que pisa es suyo por derecho y que lo único que le faltan son las personas. Sin embargo, algo lo ennoblecerá desde el principio, ya que quiere que su conquista ideológica sea sin víctimas físicas. Sin embargo, pronto tendrá que lidiar con el fanatismo de uno de sus hombres (las ideas al máximo exponente) y la inteligencia de una mujer que llega a la ciudad como él, a conquistarla. Con el conoceremos el entramado oculto de la política y la religión, aquello que podríamos señalar como las cloacas de Arelón.
Sarene, princesa de Teod y viuda de Raoden, será un personaje que nos dejará perplejos en muchos aspectos. Con una delicadeza y sutileza increíble para los aspectos políticos, por algo fue diplomática, encontraremos una sensibilidad extrema en cuanto a su persona se refiere y un anhelo que, si bien al principio de la novela me gustó, hacia el final hacía que me exasperara un poco con ella. Una mujer inteligente que sabe que necesita su pueblo y qué requieren los hombres, y que consigue incorporarse a la vida social de Kae de un modo que no hará sino sacaros sonrisas y exclamaciones de aprobación. Con ella conoceremos la política de la ciudad, los tejemanejes burocráticos y sobre todo descubriremos que el hablar bien convence a todo el mundo. Incluso a tu peor enemigo, por muy predicador que sea.
Finalmente, el tercer hilo conductor de la historia, el más muerto que vivo y el que más inteligencia, diplomacia y bondad derrocha en todos sus actos, el príncipe Raoden. Pronto vemos por qué fue aclamado por el pueblo y por qué su muerte supuso un varapalo no solo para el pueblo sino para los nobles de la ciudad de Kae. Portador de la esperanza a lo largo de toda la novela, nos enseña qué es lo realmente importante, saber qué ha pasado a Elantris, no para salvarse a él, no para liberar Kae de la religión y la política torcida, sino para salvar a todos de la pérdida de libertad.

Como os decía más arriba no todas las primeras veces pueden ser perfectas, si no con una ya lo tendríamos todo hecho. Esto es lo que me ha pasado un poco con Elantris, no os voy a decir que no me ha gustado porque mentiría, es una novela que tiene una trama ágil dinámica, donde tienes de todo: salseo de corte, alguna batalla, tejemanejes políticos, ideas muy locas que funcionan y otras que son un auténtico desastre. ¿La recomendaría? Desde luego que sí y sin dudarlo, pero tampoco sería sincera si os dijera que cuando la he terminado he descansado en paz porque no es verdad. La novela me ha dejado insatisfecha porque, aunque la novela es autoconclusiva, tú quieres más y más.
Por otro lado, cabe decir que, después de haberme leído dos novelas del autor, a Elantris se le ven las costurillas (muchas menos de las que se ven a otros autores *cof Martin cof*), pero se disfruta de igual manera.
Os la recomiendo mucho, en primer lugar, porque es la oportunidad de conocer a un autor inmenso de una manera no tan inmensa; en segundo lugar, porque como os decía más arriba la novela tiene de todo y todo se disfruta, y, finalmente, porque la esperanza es lo último que se pierde, a veces deberíamos recordarlo y Raoden es el mejor para hacerlo. Confiad en mí.

Enlace: http://ellibroenelbolsillo.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
Citas y frases (45) Ver más Añadir cita
Patri91Patri9123 May 2023
-¿De verdad que voy a tener que sufrir tus lloros cada vez que hables con el rey?
Sarene se encogió de hombros.
- Espera que las mujeres sean tontas, así que seré tonta. Es mucho más fácil manipular a la gente cuando cree que no tienes seso suficiente para acordarte de tu nombre.
Comentar  Me gusta         210
Juandi4Juandi408 August 2022
Vivir es tener preocupaciones e inseguridades. Si te las guardas te destruiran, seguro, te harán una persona tan encallecida que las emociones no echaran raíces en tu corazón
Comentar  Me gusta         250
Patri91Patri9118 May 2023
"En esto me convertiré - pensó Raoden-. Ya ha comenzado. Dentro de unas pocas semanas no seré más que un cuerpo rechazado, un cadáver gimiendo en las esquinas."
Comentar  Me gusta         150
ZaiDa84ZaiDa8403 December 2022
Prometedles autonomía y trabajarán duro por conseguirla. Os sorprenderá lo mucho más que rinde un hombre libre que un esclavo que no piensa más que en su próxima comida.
Comentar  Me gusta         130
JavierAnutrofJavierAnutrof24 November 2022
Sarene gritó al ver caer a Raoden al suelo. Leía el sufrimiento en su cara y sintió la espada como si hubiera atravesado su propio estomago. Se estremeció llorando mientras Raoden se debatía un momento y sus piernas se agitaban. Luego. Simplemente... Se quedó quieto.
-he fallado... -susurró Raoden. Sus labios formaban un mantra hoed.
-le he fallado a mi amor. Le he fallado...
Comentar  Me gusta         50
Videos de Brandon Sanderson (11) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Brandon Sanderson
Piere Lemaitre Stephen King Amelie Nothomb Liu Cixin Brandon Sanderson
otros libros clasificados: fantasíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
321 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro
.._..