InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8416327815
Editorial: Titania (07/01/2020)

Calificación promedio : 3.84/5 (sobre 187 calificaciones)
Resumen:
Todos parecían divertirse en aquel baile que reunía a lo más selecto de la sociedad londinense. Todos, excepto ellos dos. Daphne, una hermosa joven agobiada por su madre, y Simon, el huraño nuevo duque de Hastings, tenían el mismo problema: la continua presión para que encontraran pareja. Al conocerse, se les ocurrió el plan perfecto: fingir un compromiso que los liberara de más agobios. Pero no sería sencillo, ya que el hermano de Daphne, amigo de Simon, no es fáci... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (119) Ver más Añadir una crítica
erick_ascencio
 02 abril 2021
Voy a ser completamente honesto, cuando vi este libro entre las posibilidades de Masa Crítica, supe que era mi momento de leerlo ya que apenas vi la serie que hizo Netflix y me gustó más de lo que esperaba, así que decidí darle la oportunidad al romance histórico (género que me negaba rotundamente a leer)... así que supongo que nunca hay que decir nunca, al menos en lo referente a libro :v JAJAJAJA.
Daphne no es la Bridgeton más grande, de hecho, es la cuarta en la línea de nacimientos, pero sí es la primera en ser presentada en sociedad en búsqueda de marido. al parecer, tras una temporada fallida, Daphne es la amiga que todos quieren, pero no la clase de amante con la que se casarían, ¿será que Daphne esté destinada a quedarse sola? Por otro lado, tenemos a Simon, quien recientemente consiguió el título de duque de Hastings, pero él no está interesado en los despliegues de la alta sociedad, es más, ni siquiera está buscando esposa, compromiso ni herederos, pero su título atrae todas las miradas y es el blanco perfecto para todas las jóvenes que están buscando marido. Durante un baile, Daphne y Simon se conocen de la manera menos esperada, ninguno conoce quién es el otro y eso es un problema, ya que la simple presencia del duque impone respeto y deseo, y aunque Daphne no lo sepa, atrae algunas miradas indeseadas y que no se deben dirigir a la hermana de tu mejor amigo; cuando por fin se aclaran los roles de cada uno, surge una idea que beneficiará a ambos: un falso cortejo, eso atraerá la atención para Daphne, la hará la chica más codiciada de la temporada y Simon podrá evitar las insinuaciones, presentaciones y cortejos indeseados de las candidatas y sus madres. Parece un ganar-ganar, pero un elemento entra en juego y ninguno de los dos lo espera: el amor.
Esa sinopsis ya parece un resumen completo del libro, pero les juro que no es así, es apenas la mitad de la historia, aún hay bastante por descubrir y la mejor parte es el cómo. Porque sí, la trama es básicamente eso, el falso coqueteo entre Daphne y Simon que poco a poco se va convirtiendo en algo más, obvio los dos se dan cuenta y lo niegan porque son suficientemente listos para saber que eso no debe pasar, son un romance indebido, prohibido. Lamento decir que no hay mayores plot twist, ni eventos que puedan marcarte, pero sí hay algo que te motiva a seguir: el chisme, vivimos por el chisme y qué mejor que uno que involucre a duques, familias de alta sociedad y el honor de más de unx.
Algo de lo que quiero quejar es del uso de los clichés, está inundado de ellos: fake lovers to lovers, instalove, daddy issues, romance prohibido, la chica buena se enamora del bad boy y podría continuar con al menos un par más, pero la verdad no soy bueno nombrándolos. Vamos, que todxs amamos los clichés y claro que nunca estaré en su contra, pero cuando son utilizados de forma absurda y conveniente, que sean la historia en lugar de favorecer que se desarrolle, me sobrepasa, simplemente me quita toda emoción y avanzo por inercia. Y en gran medida me encontré así, leyendo por leer porque ya quería que pasara lo que estaba destinado a pasar. Y el cliché que creo está desarrollado de manera magnífica es el de la familia está siempre, sin importar qué, los Bridgerton, como unidad, se robaron mi corazón y aunque no apruebo varias cosas de las que los hermanOs hicieron, sé que lo hicieron porque quieren a su hermana y, en cierta medida, lo encontré tierno.
Sé que es romance de época, pero definitivamente no me puedo creer la parte del romance. Lo sentí absurdo, nunca vi una evolución verdadera y, para empezar, nunca me creí el cómo empezó, jaja, de ahí debía haber iniciado. Ajá, sí, es todo, la parte del romance simplemente no fue buena y los involucrados no ayudaron en lo más mínimo a que me sintiera cómodo o que pudiera emocionarme por los acontecimientos, lo que me motivaba era que hicieran algo mal, que se equivocaran, chismecito, pues.
Y ya que ando mencionando a los famosos Bridgerton, comentemos a los personajes, de pasadita, no muy profundo porque me podría pasar horas escribiendo sobre ellos.
Daphne Bridgerton, nuestra protagonista. Es su segunda temporada en busca de marido y parece que nadie, más que los ancianos, la toma en serio para ser esposa, más bien es esa amiga que todos quieren. No encuentro otra palabra para definirla más que ingenua, es clara la opresión que la época y la sociedad ejerce en ella. Como personaje no la disfrute en lo más mínimo, y en varias ocasiones la sentí empoderada, fuerte y que sabía lo que quería (aunque sus aspiraciones no fueran más que conseguir un esposo).
Simon, el duque de Hastings. ¿Por dónde empiezo con él? Acaba de ascender a duque, pero nunca ha querido este título ya que la relación con su padre es inexistente y llena de rencor, de pequeño lo repudió por ser tartamudo y toda su personalidad se basa en eso, vivir para vengarse de su padre MUERTO. Ajá, absurdo, además me parece uno de los intereses amorosos más repulsivos y aburridos de la historia, se las da del bad boy rebelde indomable, tiene tantas conductas que están mal y que quizás sean normales por la época, pero no pude estremecerme por lo incorrecto que se sentía. La verdad de flojera este onvre.
Los Bridgerton, como familia. ¿La familia escandalosa, ruidosa y unida cuentan como cliché? Porque yo creo que sí y ¡me encanta! Violet, la madre tiene tantas actitudes súper adelantadas a su época y bastante empoderadas, aunque es claro que se detiene por su contexto histórico y es una verdadera lástima, me encanta. de las otras hermanas no puedo decir nada porque no hacen aparición significativa (excepto Hyacinth, queen, quiero conocer su historia). Los hermanOs son otra cosa, jaja, sin comentarios, no quiero morderme la lengua, pero me encantó la forma en que protegen a su hermana y al mismo tiempo le dan autoridad, ojalá en próximas entregas no se derrumbe mi amor por ellos..
¿La época justifica las acciones? La historia transcurre en 1813, creo que de milagro las mujeres podían caminar con la cabeza en alto y sé que es súper importante ser coherentes con lo que se escribe, que la ambientación debe ser correcta y todo el tiempo me estuve repitiendo "esto corresponde a la época" y, sin embargo, no dejaba de pensar "esto está mal, terriblemente mal", tenía tantos sentimientos encontrados que me es difícil ver esto con objetividad. Pero el libro no fue escrito en el siglo XIX como para romantizar estos hechos o ponerlos como el estándar (que sé que lo es y de hecho Simon queda muy en alto respecto a los otros onvrez que pululaban por ahí y eso no lo hace menos detestable, fin). Desde mi muy humilde punto de vista, Julia Quinn debió dejar de frenar a sus personajes con tal de que encajaran en la época y debió permitirles empoderarse, crear personajes que se salgan de la norma, adelantados a su época y con un pensamiento correcto, para que de verdad pudieras crushearte con ellos.
Lo había estado olvidando y es que al inicio de cada capítulo viene un fragmento de la revista de chismes de lady Whistledown y lo mejor es que no sabemos quién es esa mujer, es anónima, un ser omnipotente que todo lo ve y todo lo cotillea. No voy a mentir, es mi spirit animal, me encantan los comentarios que suelta sin tapujos sobre todo lo que acontece en la alta sociedad y que nadie se atreve a decir en voz alta (porque claro está que todos lo dicen en voz baja, casi en confidencia). ¿Lo mejor? Quería ser ella, sentía el chismecito correr por mis venas y la necesidad de saber que pasaría con este cortejo, aunque no soportara a los partícipes. Y de aquí me voy a la parte que más rescato como positiva: la narrativa, es ligera, envolvente y no te deja soltar el libro, hay chismecito en cada página y aunque quizás no te sientas cómodo con las acciones o actitudes de los protagonistas, sabes que están fallando y quieres, necesitas, ver cómo esto los afectará.
Y ya para terminar algo que no puedo pasar por alto es que hay contenido sexual explícito *ruido de asombro* #pecada, jaja, no es cierto. Obvio no me espanto por este tipo de escenas, pero sí creo que deberían tener un contexto y aquí la mayoría carecen de él, sin mencionar lo absurdas que llegan a ser, no les miento, me la pasé riéndome por casi 10 minutos durante una escena por lo absurda, tonta y nada natural que resultó. Lo que sí resalto y me parece valiosísimo que se haga visible es que antes de iniciar una relación sexual siempre se esperaba al consentimiento. IMPORTANTÍSIMO y aunque los esposos "por derecho" pueden tomar a las mujeres, en este tomo se deja claro que el involucrado no es así. Lo que me impaKtó (para bien y para mal), es que se deja muy en claro la poca (más bien nula) educación sexual que tenían las mujeres, todo lo que sabían era lo que su madre les platicaba y posteriormente lo que su esposo practicaba con ellas. Esto da para una platica de horas y el solo pensar el oscurantismo que había respecto a esos temas y lo mucho que afectaba la integridad de las mujeres me entristece y llena de coraje porque sí, claro que debía haber onvrez que "tomaran lo que es suyo" a la fuerza, o como pasó con el padre de Simon, vieran el sexo sólo con fines reproductivos y ni mencionar lo satanizado que estaba que una mujer no llegara virgen al matrimonio, una verdadera deshonra. Y regresamos a uno de los puntos anteriores, hay acciones acordes a la época y otras totalmente adelantadas, ¿por qué no simplemente poner personajes que son personas correctas en cualquier tiempo y no solo que encajen en la historia y darles mínimos atisbos de "superioridad"?
En resumen, El duque y yo, es una historia que resulta tremendamente adictiva, maneja un nivel de chisme increíble y, aunque pudo ser mucho mejor porque hay varias acciones y conductas que no terminaron de convencerme, definitivamente me quedo con ganas de continuar la saga, tengo ganas de saber qué pasa con los otrxs hermanxs. Si ya vieron la serie de Netflix tengo que comentarles que la esencia es la misma, pero los acontecimientos son diferentes y es por eso que vale la pena darle una oportunidad.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
AlhanaRhiverCross
 03 febrero 2021
No estoy segura de haber sabido que esta saga de libros existía hasta por lo menos haber visto las nuevas ediciones que publicó Titania el año pasado. Con sus nuevos diseños de portada consiguieron que viera estos libros más como historias distendidas y entretenidas basadas en el humor y las situaciones cómicas que como novelas de amor dramáticas de época, algo de lo que suelo disfrutar pero no hasta el punto de plantearme leer ocho libros (si no me equivoco hasta nueve, incluso). En cambio, a raíz de ese lavado de cara me enteré de que Netflix preparaba la adaptación de la primera novela y eso siempre es un aliciente para mí en cualquier caso, para bien o para mal. Normalmente prefiero leer los libros antes que ver sus adaptaciones y poder comparar (y, también normalmente, quejarme a gusto de lo mal que lo suelen hacer). Aunque no ha sido el caso, porque de nuevo se interpuso la realidad de que son muchos libros y que yo tengo muy poco tiempo para sagas extensas así que al final le di simplemente al play y me dispuse a disfrutar sin más de una serie como cualquier otra de enredos de sociedad, chismorreos entre familias de la aristocracia inglesa. Y, sin embargo, aquí estoy después de haber sucumbido ante el encanto de esta familia tanto en la pantalla como en las páginas.
Julia Quinn nos presenta a una de las familias más numerosas del romance histórico, con tono de humor y lenguaje distendido para ser puro entretenimiento. La primera elegida es Daphne, la mayor de las hermanas pero cuarta en edad de los ocho hijos Bridgerton. Su madre Violet está desesperada por casarla, aunque prefiere que sea por amor, pero con otras tres hermanas pequeñas ya le va entrando prisa por que Daphne abandone el hogar familiar para iniciar una vida propia junto a su futuro marido y que pueda cumplir el sueño de la joven de formar una familia tan feliz con la suya, rodeada de hijos. En esto que llega a Londres Simon Basset, el recién estrenado duque de Hastings, muy guapetón él, muy rico y muy suyo, con toda una historia personal misteriosa de la que nadie habla. Por algún motivo, que ni su mejor amigo Anthony Bridgerton sabe, no quiere casarse ni tener hijos. Pues bien, como Daphne quiere pretendientes interesados en ella y el duque quiere que lo dejen en paz las madres pesadas de las debutantes casaderas, deciden tirar de tópico y fingir un cortejo falso para hacer que la Bridgerton sea más deseable a ojos de los solteros y así el duque también se pueda librar de los moscardones si piensan que ya ha elegido a quién convertir en duquesa de Hastings. Como buen tópico del romance fingido, después de asegurarse el uno al otro que solo serán amigos y que a los dos les beneficiará el pacto, pues sucede lo contrario, obvio.
La pareja principal tiene química y los encuentros entre ambos mantienen una tensión palpable bien conseguida, de las que me encantan, con sus tiras y aflojas, sus vaciles y su sarcasmo contenido. Sin embargo, a mí personalmente me ha faltado un poco de carisma por parte de Daphne (cuestión completamente de gustos) en relación a Simon, que me ha caído ligeramente mejor, quizás por su historia personal y todo lo que acarrea como personaje. Sin embargo, a medida que iba leyendo se giraron las tornas y Simon me ha llegado a poner francamente nerviosa con ese empecinamiento suyo, porque me parece estupendo y respetable (no como a Daphne) que alguien no quiera tener hijos, pero me parece tan absurdo que el motivo sea el que se empeña en mantener el duque que ha llegado un punto en que ese conflicto entre la pareja solo me parecía alargar tontamente la historia (y eso que la historia ya es corta). Por el contrario, Daphne me ha ido cayendo mejor, también porque la relación con su madre y con sus tres hermanos mayores me ha regalado momentos muy divertidos y quizás me haya parecido menos sosa que al principio. Sin embargo, como buen personaje, tiene sus defectos y hacia el final de la novela es la causante de la escena más polémica que tiene el libro y que daría para un debate larguísimo sobre la moralidad, la justificación y todo lo que queráis. A mí me parece una buena escena y me alegra ver que despierta conciencias sobre su verdadero significado en nuestra sociedad actual, así que por mí la autora hace bien en incluirla y a la vez no justificarla descaradamente.
En realidad, la trama no tiene demasiada complejidad y diría que es hasta bastante simplona pero, por varios motivos, termina siendo adictiva. Muchas de las situaciones en las que se ven envueltos los protagonistas implican diálogos inteligentes, un humor ácido con esa elegancia inglesa que caracteriza a la época, los personajes secundarios están bien llevados... Para ser justa, como carta de presentación para toda una extensa saga, te deja con ganas de seguir conociendo a los demás hermanos y sus respectivas historias, aunque apenas aparecen retratados Anthony, Benedict y Colin y, si acaso, Hyacinth, la más pequeña (que imagino que no tendrá nada que ver su personalidad ahora que cuando le toque su libro particular puesto que en este solo tiene 10 años). La madre es sencillamente genial y me encanta cómo mantiene a raya a sus hijos varones que la “temen” y la adoran, porque la verdad es que la señora es encantadora y se hace querer. Todas las escenas en las que participa son súper graciosas porque es un personaje pensado para hacernos reír (algo así como la Molly Weasley austeniana de la alta sociedad londinense). Además, Anthony, como hermano mayor de Daphne y mejor amigo de Simon, tiene la mayoría de las escenas relevantes como personaje secundario principal; no en vano es el siguiente protagonista y se nota, porque ya lo conocemos en lo más básico: tiene un fuerte sentido del deber para con su familia, quiere muchísimo a su madre y a Daphne, es exasperantemente sobreprotector (mucho, mucho, mucho, en serio, exasperante) y se toma muy en serio su papel de primogénito y heredero. Así que para mí esta novela ha sido muy entretenida tanto por la química de la pareja protagonista como por la presentación de unos secundarios de lujo en los que la autora profundizará en el resto de libros.
Prácticamente, casi todas las escenas se desarrollan en de baile en baile de sociedad, visitas sociales en saloncitos para tomar el té o largos paseos por los cuidados jardines de los casoplones familiares, así que la ambientación ya os la podéis imaginas, teniendo en cuenta la época y que tampoco es muy difícil de recrear en nuestras mentes sin mucho más que unos pocos detalles para situarnos. En cuanto al estilo, como adelantaba más arriba, Julia Quinn ha querido crear una saga informal y libre de corsés narrativos, con los toques básicos de la novela romántica histórica pero sin darle ese tono solemne con el que se suele asociar al género. En ese sentido, la nueva edición de Titania acierta de pleno al darle esa nueva imagen a las portadas, mucho más fieles a la esencia de estos libros: divertidos, entretenidos, encantadores y con personajes muy vistosos y coloridos. Para mí ha sido una grata sorpresa porque hacía mucho que no me reía tanto con un romance histórico que a la vez me ha parecido muy ameno y rápido de leer pero, siendo sincera, tengo que aclarar que el hecho de haber visto antes la serie también ha facilitado que leyera tan rápido, porque quizás no tenía que detenerme tanto en asimilar personajes o entornos, dado que ya estaban bastante asentados visualmente en mi cabeza.
7/10

BRIDGERTON. La Serie (Netflix)
Por todo lo anterior, también he preferido opinar aparte sobre la serie aunque en mi cabeza ahora mismo sean como una especie de todo. Podría decir aquí que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia y sería decir la verdad. No tanto como adaptación, que en líneas generales está lograda, sino por el afán y el esfuerzo que han puesto los productores de esta adaptación en alejarse de la pura (o purista) realidad histórica y darle un empujón a la diversidad racial en las series de época. Que sí, que ya sabemos que no hubo reinas mulatas en Inglaterra ni doncellas asiáticas en la corte, ni hubo duques con el pelo afro ni ladies respetables de piel oscura. Y sinceramente NOS DA IGUAL, o debería darnos igual como espectadores de una serie de entretenimiento y líos amorosos que no aspira a ser una enciclopedia de Historia. Dicho esto, esa es una de las razones por las que la serie me ha encandilado, al margen de lo bien adaptada que esté, que me parece que lo está.
Son muchos los motivos para ver la serie y leer los libros o viceversa. A grandes rasgos, todo lo esencial está: las particularidades de esta numerosa familia, las relaciones entre los hermanos (en este libro, sobre todo entre Daphne y Anthony, que también se desarrolla de forma similar en la serie como en el libro, y no tanto con Eloise, que en el primer libro solo aparece nombrada y no hay ninguna interacción entre hermanas), el afán de su madre por casar a sus hijos y las situaciones rocambolescas que genera con su educada desvergüenza, el misterio de la autora chismosa Lady Whistledown y su revista de cotilleos… Todo está y todo se mantiene en líneas generales, salvo detalles y algunas subtramas secundarias de los hermanos en la serie que no aparecen para nada en este primer tomo, centrado únicamente en Daphne y Simon, con bastante presencia de Anthony y de Violet Bridgerton, pero poco más. En la serie se profundiza infinitamente más en la familia Featherington, por ejemplo, y se crean nuevos personajes específicamente para la ocasión, como añadir una reina aún más cotilla que Lady Whistledown o un apuesto príncipe de Prusia como rival del duque por el favor de Daphne, que a mi modo de ver quedan muy bien hilados en una serie de ocho capítulos y la convierten en algo adictivo para ver del tirón, pero que si tuviéramos que leer tanta subtrama, el libro se nos habría hecho demasiado disperso.
Aunque claro, al por haber querido abarcar tanto en la primera temporada, ahora estoy deseando descubrir qué gran romance le han reservado a Anthony, a quien le he cogido cariño por esa manía sobreprotectora de hermano mayor controlando a su hermana, que resulta ridícula cuando en realidad no controla ni su propia vida por su condición de heredero, o de ver cómo evolucionará Eloise con esa personalidad rebelde y aniñada, con sueños de libertad feminista completamente alejada del ideal romántico. Incluso tengo curiosidad por conocer de verdad a Colin, al que creo que no han reflejado exactamente igual en la serie, más serio y responsable incluso que sus hermanos mayores cuando en el libro se describe como un chico muy juvenil, que no para de meterse en líos siendo revoltoso desde niño. Además, la serie ha respetado el contenido erótico, incluso apuesta más fuerte por ello, ya que el libro, sin ser clean romance, apenas tiene un par de escenas algo más explícitas. También mantiene el tono humorístico y la personalidad cómica de la mayoría personajes, y a todo el vestuario y los detalles le han dado un colorido increíble que alegra la vista en cada escena, sobre todo si no se es un espectador demasiado puritano de este tipo de period dramas.
Así que tengo razones de sobra para querer seguir leyendo la segunda novela porque básicamente la serie me ha servido para darme cuenta de que necesito conocer más sobre esta encantadora familia numerosa.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Bibliotecariarecomienda
 22 febrero 2020
¡Hola a todos!
Aprovechando la reedición de la famosa saga de Julia Quinn Bridgerton, y que esta sea la autora del mes de febrero con la que se inicia el #RetoRita4 organizado por A la cama con un libro y Mi rinconín de lectura me puse manos a la obra con la relectura de El duque y yo.
Esta serie la empecé a leer hace ya unos años pero me quedé estancada en el 6º libro, y casi no recordaba nada de ella solo la buena sensación que me dejaron las historias de todos estos hermanos. Pues lo dicho, con motivo de la reedición y de las preciosas portadas que tiene he decidido comenzar la lectura de esta y volver a leer los libros que leí hace algunos años y leer los que me faltaron.
La saga Bridgerton está compuesta de ocho entregas todas publicadas en español por la editorial Titania. Netflix está actualmente con la producción de una serie sobre esta saga de libros, aún no hay fecha de estreno, pero sí se sabe que estará producida por Shonda Rhimes, la productora de la famosísima Anatomía de Grey entre muchas otras series.
La saga nos cuenta las historias de todos los miembros de la familia Bridgerton una familia totalmente atípica respecto a los cánones que la sociedad de la época espera, pero a la vez muy bien considerada y que está compuesta por Violet, la madre y sus ocho hijos: Anthony, Benedict, Colin, Daphne, Eloise, Francesca, Gregory y Hyacinth cuyas edades al comienzo de la saga van desde los 28 años de Anthony el mayor hasta los 10 de Hyacinth, la más pequeña. Veremos como se enamoran y como son las vidas de todos durante todos los libros de la saga, ya que aunque se avanza con las parejas y el tiempo no dejamos de saber de los anteriores personajes y de lo que ha sido y está siendo sus vidas.
La acción nos sitúa a principios de la segunda década del siglo XIX, concretamente en el año 1813. Ya la sinopsis nos pone en antecedentes de lo que vamos a encontrar en esta historia.
Después de años deseando un heredero y de varios embarazos malogrados por fin el duque de Hastings tiene a tan ansiado heredero que colma su felicidad ni siquiera la muerte de la duquesa durante el parto puede opacarla. Pero el niño crece y no es el perfecto heredero que el duque esperaba por lo que rechaza al niño e incluso llega a insinuar su muerte.
Simon crece aislado en el campo junto a su niñera y marcado por el rechazo de su padre a pesar de sus esfuerzos de superación, por lo que decidido a demostrarle que no es como él cree decide que si no puede ser el heredero que su padre desea, será todo lo contrario.
Después de unos años viajando por el mundo Simon Basset, duque de Hastings ha vuelto a casa. No tiene intención de presentarse en sociedad pero no quiere hacerle un feo a lady Danbury, una mujer que siempre se ha portado bien con él, por lo que acude al baile que esta da para presentarle sus respetos. al llegar encontrará a una muchacha en apuros, o bueno no tanto ya que se sabe defender bastante bien sola. al ofrecerse a ayudarla a salir de una situación algo comprometida Simon se da cuenta de que la bella muchacha es una de las hermanas de Anthony Bridgerton, uno sus mejores amigos. Ambos congenian desde el comienzo y la atracción es intensa entre los dos pero el que Daphne sea la hermana de uno de sus mejores amigos la hace una mujer prohibida para él.
Poco después Simon se dará cuenta de que su llegada a la sociedad no va a ser tan discreto y tranquila como él esperaba ya que su llegada a ese baile lo pone en la mira de todas las madres de jóvenes casaderas presentes. Para escapar del asedio de estas, Simon le propone a Daphne fingir un noviazgo, Daphne a cambio conseguirá tener más pretendientes pues, según Simon, será más deseada al ser cortejada por un duque. Así que Daphne acepta un compromiso fingido para escapar a de los intentos de su madre que encontrarle marido.
Pero los dos comienzan a pasar tiempo juntos y la atracción inicial va convirtiéndose en algo más intenso y profundo conforme pasa el tiempo. Algo imposible ya que Simon sabe que Daphne está prohibida para él por muchas razones.
Los dos personajes han tenido infancias totalmente opuestas, mientras Daphne ha crecido rodeada del amor de su familia y querida por todos los que la rodean, Simon ha crecido en soledad y bajo la sombra del rechazo de su padre algo que ha condicionado su vida y decisiones, por eso se niega a casarse y mucho menos tener hijos. Simon es un hombres callado y tímido, el autocontrol es uno de los pilares en los que ha basado su vida y que le ayuda a controlar su problema de habla. Huye de las convenciones sociales y se siente más cómodo en soledad.
Daphne por el contrario es alegre y vivaracha, una chica con cuatro hermanos mayores lo que la ha enseñado a defenderse de las artimañas de los hombres a base de fuerza, cabezonería y sin tener pelos en la lengua.
Daphne sueña con casarse y tener una gran familia como la suya, aunque el asedio de su madre para presentarle candidatos en esta su segunda temporada la tiene algo agobiada ya que todos los hombres que conoce la ven como una amiga pero no una mujer por la que suspirar.
Daphne es una chica alegre y divertida, es la cuarta de los ocho hermanos Bridgerton y la primera de las hermanas en llegar a la edad casadera. al ser esta su segunda temporada y no haber encontrado aún marido su madre se está empezando a poner un poco nerviosa, lo que incrementa sus esfuerzos en presentarle candidatos adecuados.
La historia se centra en estos dos personajes, en sus infancias, su relación, sus sentimientos, miedos y deseos.
Durante la historia vamos a conocer a la familia de Daphne, a Violet, su madre, y a todos sus hermanos, aunque los que más protagonismo tendrán en este libro serán los tres mayores, Anthony, Benedict y Colin.
Tenemos un personaje al que nadie conoce y que será la encargada de la revista de chismes que se centra en lo que ocurre entre la alta sociedad y que tiene a los Bridgerton entre sus favoritos para sus chismes. Una mujer que parece estar y tener espías en todas partes ya que lo sabe todo de todos y no se muerde la lengua a la hora de contarlo. La acidez e ironía de los comentarios de lady Whistledown da un toque de humor a la historia. Este personaje será un misterio durante todo el libro (y si no recuerdo mal durante gran parte de la saga) por lo que no sabremos quién es durante toda esta historia. Antes de comenzar cada capítulo tiene un pequeño comentario de este personaje que irá relacionado con lo que va a ocurrir a continuación o lo que ha ocurrido en el capítulo anterior.
El libro tiene trescientas quince páginas divididas en: prólogo, veintiún capítulos y epílogo. La narración es en tercera persona por un narrador omnisciente.
En cuanto comencé la relectura recorde por que me gustó tanto esta saga cuando la leí hace años, la autora tiene un estilo fresco que hace de la lectura algo ameno y divertido. Los diálogos y las situaciones son muy entretenidas sin más pretensiones que la de hacerte pasar un buen rato, algo que ciertamente logra, porque si no recuerdo mal el humor es algo que caracteriza a toda esta serie, lo que hace de leer estos libros una delicia.
Pues sin más hasta aquí mi reseña espero poder retomar El vizconde que me amó donde veremos como cae Anthony, el mayor de los Bridgerton.
Enlace: https://bibliotecariarecomie..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Perdidaenmismundos
 27 febrero 2021
Ya empiezo a pronosticar que si la señorita hater que me dio caña con A todos los chicos de los que me enamore sigue por aquí voy a volver a salir escaldada. Aja ya os spoileo un poco.
Esta historia o mejor dicho saga, no estaba en mi lista de libros por leer ya que yo soy poco, como ya sabéis de romántica. Pero a veces cuando mucha gente habla de ella, y sobre todo después de salir la serie pues no me he podido contener. Sobre todo porque tengo un grupo de amigas que eran un lánzate y prueba! y n me he podido resistir.
Es cierto que me he dejado un poco convencer porque a mi me gusta sobre todo la romántica de época, la que me aburre es la romántica juvenil y especial si es contemporánea. Pero es cierto que últimamente me esta gustando esta también un poco menos por varios motivos.
Que siento que las novelas romántica en general están un poco estancadas, que eso no es malo pero a mi cuando ocurre eso pues me acaban aburriendo mucho. Por ese mismo motivo ahora mismo no leo tampoco fantasía juvenil. Porque todo son reyes, elegidos, etc. Y con la romántica pues son duques, reyes, y siempre rondan más o menos rondando las mismas historias. Y el segundo motivo es que estoy leyendo tantas cosas tan feministas y que últimamente me gusta ver más novelas con mujeres como protagonistas que la romántica me choca un poco más.
Después también podemos ver una cosa que esta autora ha desarrollado y no me ha hecho disfrutar mucho este primer libro. Y es que ya que me haces una novela que se encuentra basada en 1813 pues que todo lo que pase en la novela este relacionado o en base a ello. No que me pones unos hombres un poco machistas, otros algo posesivos con las hermanas, pero luego me pones unas mujeres super duras que no necesitan ser defendidas por los hombres. Esos son cosas del 2020 por lo que no me estas haciendo una historia basada en una realidad lógica para mi. ¿Qué había mujeres duras? seguro, pero en su mayoría pues hacían los que los padres le mandaban y eran muy sumisas con sus maridos.
Una cosa que si que quiero destacar es que excepto a uno de los hermanos, aunque bueno los más pequeños aun no salen mucho, al resto amo con todo mi corazón a los hermanos Bridgerton. Cierto que todo el mundo me pregunta que porque Anthony me cae tan malo pero es que es siempre tan sobreprotector con Daphne y eso que se supone que Simón es uno de sus mejores amigos no es capaz de dar un poco su brazo a torcer, o simplemente mantener charlas correctas. Él esta siempre en contra de todo. Pero bueno por ahora mismo mi favorita es Daphne.
La madre de la familia Bridgerton me da un pequeño aire a la mama de Orgullo y prejuicio, supongo que a todas/os nos pasa ya que ambos son muy de querer casar a las hijas con buenos maridos, con dinero, que las traten bien. Como bien dije antes punto en este caso para la autora porque aquí si que nos esta presentando la sociedad como supuestamente era en 1813. Referente a la familia tampoco veo lógico que si la autora recalca varías veces que Simón es EL MEJOR AMIGO de Anthony, ¿cómo es posible que no conozca en ningún momento a Daphne?
Tampoco entiendo porque todos los jóvenes de la sociedad ven a Daphne como una muy buena chica pero no casadera, cuando claramente Simón dice varías veces que es preciosa. Se que la belleza no es lo más importante en una mujer pero en esa épocas guapa, de buena familia y encima todos decían que era una chica para tenerla como amiga, era obvio que era perfecta para tenerla como esposa. Parece ser que la autora la estaba guardando para Simón, que casualidad.
Tampoco entendí mucho que el padre lo repudiara por algo tan tonto, aunque es cierto que los logopeda no aparecieron hasta 1992, esta claro que es de lógica que cuanto más lo agobies peor va a ser la situación. Pero bueno me gusta mucho la personalidad referente a esto que tiene Simón desde pequeño. Aunque me parece una estupidez la relación que hace con algo que no puedo comentar por spoilers cuando es más mayor, si lo has leído sabrás que hablo.
El acuerdo que realizan entre Simón y Daphne no me parece nada original pero bueno gracias a eso podemos ver la relación tan bonita que empiezan a surgir entre ellos. Lo que pasa es que aunque es cierto que he visto relaciones más rápidas que esta, no ha sido lo suficientemente lenta como a mi me hubiera gustado.
Una cosa que no me gusto mucho es que nos presentan a muchos más personajes de la historia que no son principales pero salen tan poco que yo no he conseguido quedarme con los nombres por lo que no tengo ni idea de quien puede ser la reina cotilla (yo la llamo así por la comparación con la serie de Gossip Girl  aunque aquí la llaman Lady Whistledown.)
Una cosa relacionada con el punto anterior que si me gusto, es que en el principio de cada capitulo aparece una pequeña nota en la que podemos ver algunos cotilleos de alguien que no para de publicar una especie de periódico y que nos va a actualizando de algunas cosas muy interesantes de la historia. Aunque obviamente no se entera de todo, de hecho a veces nos sentimos privilegiados porque sabemos más que el/la. (por favor que nadie me spoilee esto).
Otro punto negativo es el tema de la personalidad de Daphne, y es que es un poco variante ya que para algunas cosas es muy lista, pero sin embargo para otros temas es tan, tan inocente que puede parecer hasta inculta. Sobre todo me centro en el tema relaciones, se que las madres no solían contarle todo a sus hijas antes de casarlas pero si que al menos lo mínimo para saber que tenían que hacer felices a los maridos. Daphne a veces no la veo empática y que quiera entender a su propio marido aún queriéndolo y ahí si sale su lado sensible de mujer débil de 1813.
Y la última parte que quiero reseñar es que no esperaba que tuviera toques algo eróticos y bastantes subidos de todos. Esto me ha dejado un tanto sacada de honda y aun no sé si me pega o no en la serie. Iré informando con forme vayan pasando los libros.
Lo que más pena me da es que creo que esta pareja en los libros futuros van a pasar a un segundo puesto y no sé si eso me va a molar demasiado.
No es el mejor libro del mundo, ha estado bastante entretenido para pasar el rato, aunque espero que la historia vaya mejorando con le paso de las historias y no sea tan lineal como este.
Enlace: https://perdidaenmismundos.w..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Bren
 20 enero 2021
Si, soy una de muchas otras personas que se han decidido a leer este libro gracias a la serie de Netflix, no he visto la serie y no pienso verla, mucho menos después de haber leído el libro, pero no me malinterpreten, el libro me ha gustado mucho.
Estoy sorprendida de que me gustara tanto, me encanta la novela romántica pero no toda la novela romántica y aunque había visto este libro otras ocasiones nunca me había dado por leerlo, no sé, creo que pensaba que era otro de los muchos que existen.
Pero me he llevado una grata sorpresa, más allá de la historia, que me ha gustado, me ha encantado el estilo de la autora, me gusta su manera de escribir, de narrar, pero sobre todo he amado ese punto de humor que le ha puesto, eso me ha hecho disfrutarlo mucho más.
No había leído a esta autora y ahora me arrepiento de haberla dejado pasar tantas veces, me encanta su estilo y este tipo de libros siempre me caen muy buen cuando quiero descansar de cosas más densas, así que ya tengo para rato cuando quiera meter algo ligero entre lecturas.
Los personajes son maravillosos, tanto Daphne como Simon, hacen una pareja muy buena, por supuesto en este sentido no tiene nada que muchos otros libros de este tipo no tengan, pero hay que reconocer a unos buenos personajes cuando te los presentan y estos dos lo han sido.
No se porque me late que la periodista chismosa es uno de los Bridgertons :P ya lo sabremos en algún momento, seguro.
No puedo esperar para conocer la historia de los hermanos de Daphne, presiento que me espera mucha diversión
+ Leer más
Comentar  Me gusta         100
Citas y frases (67) Ver más Añadir cita
SofiErmannSofiErmann06 octubre 2021
Sin embargo, Hyacinth Bridgerton que, a los diez años, no debería saber nada de besos parpadeó y dijo:
- Creo que ha sido muy bonito. Si ahora se ríen, posiblemente, se reirán siempre. -Se giró a su madre-. Eso es algo bueno, ¿no?
Violet cogió la mano de su hija pequeña y la apretó.
- La risa siempre es bonita, Hyacinth. Gracias por recordárnoslo.
Comentar  Me gusta         50
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda22 febrero 2020
—Es la verdad —dijo él, encogiéndose de hombros—. Sabes mejor que nadie que yo no quería nada de esto. No quería una esposa, no quería una familia y, sobre todo, no quería enamorarme. —Le dio un suave beso en los labios, haciendo que los dos cuerpos se estremecieran—. Pero lo que me encontré —la besó otra vez—, para mi desgracia —y otra—, es que era casi imposible no quererte.
Comentar  Me gusta         30
IntothebooksIntothebooks08 abril 2021
Siempre he sabido que no era la mujer por la que los hombres suspiraban, pero nunca pensé que alguien prefiriera morir antes de casarse conmigo.
Comentar  Me gusta         70
alaoestebooksalaoestebooks17 febrero 2021
Simon la besó en la boca, intentando demostrarle con un beso lo que todavía estaba aprendiendo a expresar con palabras. La quería. La adoraba. Podría caminar sobre fuego por ella. Tenía... a sus tres hermanos mirándolos.
Anthony estaba mirando al techo, Benedict hacía ver que se miraba uñas, y Colin los estaba mirando abiertamente.
Comentar  Me gusta         20
erick_ascencioerick_ascencio31 marzo 2021
Empezaba a darse cuenta de que tenía que abrazarse a algo en la vida y a lo mejor Daphne tenía razón; a lo mejor el odio no era la mejor solución. Quizá, solo quizá, podía aprender a abrazarse al amor.
Comentar  Me gusta         30
Video de Julia Quinn (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Julia Quinn
Esther Sanz, editora de Titania, nos da 5 motivos para leer la serie de libros de Julia Quinn sobre los Bridgerton, cuya primera temporada está causando furor en Netflix.
otros libros clasificados: novela románticaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
74 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
.. ..