InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Titania


Libros populares ver más


Colecciones de Titania



Publicaciones recientes de Titania


Críticas recientes
Lesincele
 19 agosto 2019
Hijas del castillo Deverill de Santa Montefiore
Hoy os traigo la reseña de la segunda entrega de la trilogía Las crónicas de Deverill. Tenía muchísimas ganas de leer su continuación y es que su primera parte "Canciones de amor y guerra" me gustó tanto que le acabé poniendo la puntuación máxima. Y cuando eso ocurre, siempre da miedo que las siguientes partes no estén a la altura. Pero ya os adelanto que me ha gustando tanto como la primera entrega.



Por no hace spoilers, voy a resumir un poco de que trata el primer libro. Se encuentra ambientada en plena época convulsa de Irlanda, cuando ésta luchaba contra los británicos para conseguir la independencia, además de comprender también la época de la primera guerra mundial, cuando los británicos obligaron a cientos de irlandeses a luchar por su causa, sin que éstos quisieran.



Nuestras protagonistas van a ser tres mujeres muy diferentes entre sí. Por un lado está Kitty Deverill, una joven británica pero nacida en Irlanda y que proviene de una familia acomodada, que vive en Irlanda en el castillo Deverill tras habérselo arrebatado a los irlandeses años antes. Por otro lado, está Celia, la prima de Kitty. Ambas tienen en común una personalidad algo "salvaje" y contraria a lo que se espera de ellas en esa época. Pero no será todo una revolución, sino que ambas sufrirán las consecuencias de sus decisiones. Y por último Bridie Doyle, la doncella y mejor amiga de Kitty desde la infancia. Una chica de familia humilde pero ambiciosa que tendrá que sortear todos los obstáculos que le irá poniendo la vida por delante.



En esta entrega, nuestras tres protagonistas ya no son unas niñas, sino que son adultas de pleno derecho y la vida les ha dado ya muchos reveses. De hecho, en esta ocasión será Celia la que me sorprenda ya que tiene una evolución tremenda y pasa de ser una niña malcriada a una mujer valiente que tiene que luchar por no hundirse.



En cuanto a la ambientación, esta vez no descubriremos sólo Irlanda sino que nos trasladará también a Nueva York donde asistiremos a la caída de la bolsa del 29 y sus temibles consecuencias.

La trama y los personajes son los que más peso van a a aguantar, quedando la ambientación más bien en un segundo plano, lo que le da agilidad a la trama.





Me ha encantado la forma de escribir de la autora y su capacidad de unir diferentes tramas y más ahora, que me parece que lo hace con una habilidad especial que nos va desentrañando la vida de los personajes tanto principales como secundarios.



El final vuelve a ser apoteósico y es que salen a la luz muchos secretos que cambiarán la trayectoria de la historia.



Una lectura apasionante que recomendaría a los que adoren el género histórico y a su vez las tramas familiares llenas de secretos.
Enlace: http://viajagraciasaloslibro..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
hannajimevale
 18 agosto 2019
23 otoños antes de ti de Alice Kellen
Alice Kellen es conocida por escribir romance contemporáneo. Sus novelas son dulces, esperanzadoras y te dejan con alguna lección.











23 otoños antes de ti, no es la excepción. Es una historia dulce, romántica y con un toque de drama.







La autora tiene la virtud de que las palabras le salgan con facilidad, su escritura es muy sencilla, que, en consecuencia, leerla sea muy fácil. Cuando menos te das cuentas ya no vas en el primer capítulo, sino en el 19.





Debo confesar que eso me ayudo. Hubo algunas partes que me resultaron un poco difíciles de digerir. Claro no todo el libro es así, de hecho, me gustó el inicio del libro porque a pesar de que sabía que se iba a tratar de Luke, la protagonista aquí es Harriet. Iniciar con su historia desde su infancia, como la vida la fue definiendo, o como inició su amor por la pastelería.







Es mas que sabido, que me gustan los personajes con trasfondo, con esencia... profundos, personajes que se enfrentan a dificultades personales o de terceros. Me gusta el drama y al final siento que eso es importante en una historia contemporánea, porque en la vida real nada es de color de rosa. Siempre habrá algo, obstáculos físicos o psicológicos que te impide la felicidad absoluta, puede ser desde el empleo, la escuela, la situación económica o la misma sociedad. De alguna manera siempre hay algo.







Entonces el ver que este libro llega a un punto en donde todo era flores y corazones…bueno lo sentí plano, como estancado.







Decoración Otoñal: Tarros decorados con hojas secas El desarrollo con una Harriet niña, es bueno. Empecé a empatizarme con ella. Llegue a comprender la locura en las vegas. O su primer encontronazo con Luke. Su primer choque en conflicto entre ellos se soluciona naturalmente fácil, todo bien ahí... bueno más o menos, porque se pasa como medio libro en un standby de malvaviscos rosas y arcoíris. Ya casi acabando, en el último cuarto del libro fue donde me gustó más porque está cargado de todo el drama/conflicto que desee ver.







En lo personal, una buena historia te demanda sentir, Alice Kellen es buena en eso. Tiene el don de la la palabra, por lo tanto, cuando llegué a estas escenas complicadas cargadas de sentimiento, de todo lo que venían acarreando los protagonistas... lo sentí, es cuando dije: por esto quería este libro, por esto sigo leyendo a Alice, por eso la seguiré mucho más tiempo, porque a pesar de que la historia pueda ser rosa, empalagosa y cursi, Alice sabrá meterle sazón, desarrollo y contexto.









“--significa que estaba celoso. Y significa que, joder, no soporto imaginarte con otro compartiendo todo...lo que nosotros tenemos. Hostia, Harriet, haz algo para callarme la boca porque no dejo de decir estupideces supercursis.”









Otra de las cosas que mes gusto, fue el mensaje que deja entre líneas. Cada personaje tiene algunos demonios internos contra quienes luchar. Por un lado, a Harriet le habían dicho qué las mujeres son débiles, que no podían lograr cosas por sí solas, qué siempre debe de tener un hombre a su lado que las guíe. La hicieron sentir frágil, pequeña e insegura. Tuvo que aprender a liderar con ello a su manera, a abrirse poco a poco, a confiar en si misma...a creer. A recordarse que la gente siempre hablara de uno, pero no podemos permitir que eso nos afecte.







“--[...] eso es arriesgar. Creer en alguien, incluso cuando tú mismo pienses que quizá me esté equivocando “









FEITOS UM PARA O OUTRO #amor #gif #tumblrY luego está Luke, quien ha fracasado en la vida, que se ha perdido a sí mismo porque no tiene metas. Siente que todos sus fracasos lo han hecho un hombre fracasado. Hay una frase muy bonita en una novela de Colleen Hoover: “sí solo dejas brillar tus defectos, todos tus perfectos se atenuarán



“ y eso es lo que le pasa a Luke, él está sacando todos sus defectos, no se está permitiendo tener lo hermoso y bello que le está pasando, tiene miedo de perderlo como todo lo demás en la vida. Y ahí tenemos otra enseñanza bonita: cree en ti mismo, los defectos en tu vida, los fracasos, no define como persona, siempre hay que ser uno mismo. Enfrentar los problemas y los que los fracasos se queden como en enseñanza y como parte del pasado donde pertenecen.







Creo que por eso es una de las autoras románticas favoritas, porque lo hace bien, sabe cómo manejar las palabras, sabe lo que su público quiere y no hay otra cosa más que añadirle que eso.



Así que, si te gusta esta autora, si te gusta el New adult, si te gustan las historias románticas. Tienes que darle una oportunidad a esta dulce historia.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
leersinlimites
 16 agosto 2019
Te doy mi corazón de Julia Quinn
¿He mencionado alguna vez en que no me gusta leer sagas seguidas? Excepciones, excepciones...



Confieso que Benedict no era el hermano que más intriga me suscitara, sobre todo por su notable ausencia en el anterior libro (apareció apenas al final, durante la boda de Anthony, y estuvo desaparecido a lo largo del resto del libro). Su ausencia no sería tan notable de no ser por Colin, el tercer hermano de los Bridgerton, quien si bien aparece apenas fugazmente en todos los libros hasta la fecha, todas sus apariciones e interacciones con los personajes son una maravill ay te dejan con ganas de leer de una vez su historia.



Y si bien he de admitir también que las historias tipo Cenicienta no son mi mayor devoción... en este caso la autora se ha lucido. Ha sabido llevar la trama de forma espectacular, y lo he leído tan rápido que he tenido que comprobar la longitud de este libro con respecto a los dos anteriores porque no me podía creer que fuese igual de largo... ¡no me ha durado nada!



Lo primero que notas al comenzar este libro es que no se parecerá en nada a los dos anteriores, lo cual es un acierto por parte de la autora. Y es que los dos anteriores tenían una estructura similar en cuanto a que una vivencia o trauma del pasado provocaba en los protas masculinos un rechazo al matrimonio que cambiaba por la influencia del amor. Ambas historias, cierto es, son diferentes. Pero esquemáticamente similares. Y romper el patrón para el tercer libro resulta agradable si los lees, como es mi caso, seguidos. Porque de haber seguido el mismo esquema tendría que haber sido muy creatvia para evitar la repetición y los parecidos más que razonables.



Pero no. En este caso ninguno de los dos siente especial rechazo al matrimonio, ni nuestra protagonista es una belleza que pase desapercibida temporada tras temporada... de hecho, ni siquiera ha sido presentada en sociedad debido a su no reconocido estatus de bastarda. Su padre la presentó en su hogar como su pupila y aunque era evidente por el parecido físico que era algo más... nunca la reconoció. Os podéis imaginar un poco cómo van las cosas al tener un aire a Cenicienta: está la madrastra y también las dos hermanas, aunque la autora le da un toque especial a algunos de los personajes y a la historia personal de Sophie para que los parecidos sean los justos.



Sophie y Benedict se conocerán, por lo tanto y como no podía ser de otra manera, en una mascarada a la que ella acude a escondidas y con la necesidad de marcharse a medianoche. Y no será un zapato lo que deje atrás. Pero bueno, lo importante es que se conocen y la química entre ambos es evidente... esto hace que Benedict no sea el clásico libertino del género, es un hombre soltero que sueña con encontrar a la mujer que le robó el corazón. Poco sabe él que dicha mujer ni es noble ni se le acerca.



Se reencuentran de forma inesperada y, como dice la premisa, él no la reconocerá. A partir de aquí es cuando la historia empieza propiamente dicha, y cuando las páginas empiezan a volar. La trama es muy natural, la relación que ambos desarrollan es diferente a lo que estamos acostumbrados en el género y el estatus de Sophie también (las hay, por supuesto, historias con mujeres y hombres -sobre todo hombres- bastardos, pero normalmente suelen ser aristócratas o plebeyos -hombres- de negocios que se han labrado un nombre y una fortua).



Encuentro difícil que la autora consiga superar lo mucho que me ha gustado este libro, aunque yo ya no me sorprendo de nada. Tengo muchas ganas de seguir leyendo pes, ahora sí que sí, Colin será el siguiente... y aunque a priori el rumbo que toma su historia no me apasiona (ya está claro quién será su amor y no es que me disguste, en realidad me encanta la idea de verlos juntos, sí qe me echa un poco para atrás que se conozcan, y mucho, de antemano. Pero habrá que ver), confío en Quinn y cruzo los dedos para que esta saga se siga superando con cada novela que avanzo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00




{* *}