InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8495752727
Editorial: Titania (07/03/2005)

Calificación promedio : 4.44/5 (sobre 16 calificaciones)
Resumen:
Como en el cuento de Cenicienta, Sophie ve una noche cumplirse su sueño. A espaldas de su madrastra, se viste como una reina y acude al baile de disfraces más importante de Londres. Lo que es más, consigue captar la atención de Benedict Bridgerton, el soltero más atractivo y encantador de la reunión. Sin embargo, pronto vuelve a enfrentarse a su cruda realidad, la de una hija ilegítima, pobre y sin recursos. El destino quiere darle una segunda oportunidad cuando ent... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (13) Ver más Añadir una crítica
Bibliotecariarecomienda
 12 marzo 2020
¡Hola a todos!
Lo primero quiero agradecer a Babelio por organizar su programa Masa crítica ya que gracias a él Titania me ha facilitado este libro para su lectura, así que muchas gracias a las dos.
Te doy mi corazón es la tercera entrega de la serie Bridgerton en la que conoceremos la historia del segundo de los Bridgerton, Benedict y de Sophie.
En Te doy mi corazón nos vamos a encontrar un retelling de la historia de Cenicienta.
Sophie es la hija bastarda del conde de Gunningworth, fue abandonada a la puerta de su casa con solo tres años y el conde se hizo cargo de ella presentándola como su pupila ante todo el mundo, aunque dado su parecido físico era innegable de quién era hija. Con los años el conde se casa y su nueva mujer considera un insulto el convivir con la bastarda de su marido, así que la rechaza e incita al rechazo también a sus dos hijas, pero aun así el conde es firme, ha protegido a Sophie toda su vida y no dejará de hacerlo. Pero el trato de las recién llegadas es frío y distante por lo que Sophie ve frustradas las esperanzas de tener unas hermanas que había depositado en la llegada de Rosemund y Posy.
Pero cuando Sophie tiene catorce años el conde fallece y queda al cuidado de Araminta, ya que en el testamento se estipula que recibirá el triple de dinero si se hace cargo de Sophie. Araminta le oculta a Sophie las condiciones del testamento y se hace cargo de ella pero haciéndola trabajar como criada para ella y sus hijas.
Sophie es consciente en todo momento de sus circunstancias, sabe que no puede esperar nada mejor, aunque podría trabajar como institutriz dada su educación, es poco probable que Araminta le de referencias para optar a un puesto de esa categoría. Así que, aunque la hacen trabajar como una esclava, al menos tiene un techo sobre su cabeza y siempre es mejor que acabar en la calle.
Gracias al resto del servicio de la casa, Sophie ve la oportunidad de ser la dama que estaba destinada a ser si sus padres se hubieran casado en el baile de máscaras de los Bridgerton al cual han invitado a Araminta y sus hijas. Sabe que solo será una noche así que tiene que disfrutarla al máximo. Al llegar conocerá a Benedict, el segundo del los Bridgerton y entre ellos saltaran las chispas, pero justo cuando empezaban a conocerse llegará la medianoche y Sophie tendrá que salir corriendo para llegar a casa antes que Araminta y sus hijas, con lo que dejará a Benedict sin saber quién es la misteriosa mujer del vestido plateado que le ha robado el corazón.
Pero Benedict no se conformará y gracias a un guante que la misteriosa mujer ha dejado atrás, sabrá dónde tiene que empezar a buscar, en la mansión Penwood. Pero al llegar no encontrará a su misteriosa dama, pero su visita pondrá a Araminta tras la pista, y no tardará en darse cuenta de que la dama misteriosa no es otra que Sophie, por lo que no dudará en echarla a la calle.
Así pasaran los años hasta que por cosas del destino vuelvan a encontrarse. Benedict salva a Sophie de una situación comprometida y para ayudarla le ofrecerá un puesto al servicio de su madre con lo que retomarán el contacto sin saber Benedict el pasado común que les une.
Ya desde el primer capítulo te enamoras de Sophie, una niña encantadora que no tiene la culpa de las circunstancias que rodean su nacimiento y no termina de entender por qué cambian sus circunstancias y por que su casa deja de ser su casa cuando llega su madrastra. Luego y a pesar de las cartas que le reparte la vida se enfrenta a ellas con una sonrisa viendo el lado positivo de la vida. Es una mujer buena que vive entre dos mundos aunque no pertenece a ninguno de ellos, pues dada su educación no encuentra en su sitio en el mundo, ¿quién es ella? ¿Una dama como dicta su educación o la sirvienta en la que se ha visto convertida?
Benedict ha crecido siendo el segundo de los hermanos Bridgerton, el número dos, algo que lo suele molestar pues nadie se molesta en conocerlo realmente. En cada uno de sus actos vemos que es muy buena persona, dulce, sensible a los problemas de los demás y dispuesto a ayudar en cualquier momento. Benedict se enamora a primera vista de la mujer del vestido plateado, a pesar de no saber quién es, con el paso de los años no ha conseguido olvidarla, ni tampoco se ha permitido formar una familia por miedo a volver a encontrarla y no ser libre para ella.
Nos encontramos ante una historia de amor a primera vista, un amor fiel que a pesar del paso de los años sigue existiendo y que se profundiza cuando la pareja comienza realmente a conocerse.
El libro consta de trescientas cuarenta y ocho páginas divididas en prólogo, veintitrés capítulos más epílogo. La narración es en tercera persona por un narrador omnisciente. La autora sigue con su estilo fresco que hace de la lectura algo ameno y divertido. Los diálogos y las situaciones son muy entretenidas sin más pretensiones que la de hacerte pasar un buen rato, algo que ciertamente logra, porque leer estos libros es una delicia y debo decir que me están durando un suspiro pues es coger uno de ellos y no poder parar de leer, algo extraño siendo además una relectura.
Como he dicho en anteriores reseñas yo recomiendo leerlos en orden porque a pesar de que son libros autoconclusivos y al ser los protagonistas parte de una familia, siempre se mencionan y aparecen los personajes de los anteriores libros y se entiende mejor la historia cuando hacen referencias a sucesos ocurridos en los anteriores libros, aunque ya os digo que no es algo obligatorio y se puede leer por separado si así lo deseas.
Pues sin más hasta aquí mi reseña espero poder retomar Seduciendo a Mr. Bridgerton donde veremos como cae el juguetón y vivaracho Colin, el tercero de los Bridgerton.

Enlace: https://bibliotecariarecomie..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Jleckyuu
 28 octubre 2020
Benedict Bridgerton es sin duda uno de los caballeros que menos hemos tenido el placer de conocer en los anteriores libros. Si bien, ha tenido poco cameos, ahora que tenemos su propia historia nos encontramos con un retelling de Cenicienta muy al estilo de Julia Quinn.
Con más precisión, le veo un poco parecido a la versión de 1998 de "Por siempre cenicienta: una historia de amor" con Drew Barrymore y Dougray Scott, mi película favorita de todos los tiempos.
Pero bien, ¿Quién es Benedict Bridgerton?
Es uno de los solteros más codiciados de la temporada (recordemos que estamos en 1815), junto con su hermano menor Colin. Las madres casaderas están obsesionadas por poder cazar a uno de estos excelentes candidatos, pues si bien las dos opciones preferentes son posicionar a sus hijas con un noble de buen título o si bien les va… tiene que ser un Bridgerton.
Y como su señora madre es la mujer más popular de todo Londres, organiza una gran fiesta de disfraces para que sus hijos varones encuentren esposa. Colin por su parte solo busca divertirse un rato, y Benedict…bueno él se enamora por primera vez.
El primer encuentro de Benedict y Sophie se puede describir como: una noche de magia y amor, puesto que ambos están enmascarados y su identidad es un misterio. La mayoría de los asistentes fácilmente pueden identificar a un Bridgerton, pero no a la desconocida que ha dejado maravillados a varios caballeros. La dama de plata es casi tan anónima como Lady Whistledown, pero ha llamado la atención de Benedict con su sola presencia. Por lo que muy gustoso la rescata de todos los interesados para poder pasar un rato con ella. Y es que aunque fue solo una parte de la noche en que pudo conversar con aquella dama, de alguna manera sintió que era la indicada para él.
Solo que después de medianoche, ella desaparece.
¿Quién es esta joven desconocida que ha robado el corazón de un Bridgerton?
Sophie Beckett, es la hija ilegítima del conde Richard Gunningworth, quien luego de que la madre de la niña la dejara al cuidado de este, decide hacerla pasar como su pupila – mas no como su hija –, le ofrece casa, alimento y educación, pero nunca amor. Por lo que niña ha debido pasar su infancia bajo los murmullos de los demás trabajadores de la casa, que ella es la bastarda del conde.
Por si no fuera poco que una niña deba pagar por los actos de su padre. El conde decide contraer matrimonio con una mujer espantosa de nombre Araminta, la cual llega a instalarse en la casa Gunningworth con sus dos hijas, Rosamund y Posy (lo que equivale a las horribles hermanastras), voy a defender un poco a estas dos chicas, puesto que su actitud se debe a la influencia de su madre, ya que ella desde el comienzo las aleja de Sophie e incluso exige a su ahora esposo que la saque de su casa.
Lo que obviamente no sucede, el conde sigue con las misma condiciones y Araminta como buena esposa debe obedecer a su marido, aunque lo hace sin mucho entusiasmo. Y poco después para desgracia de Sophie, el Conde muere.
Al pasar este terrible accidente, el testamento de Richard especifica que si la ahora viuda decide quedarse con la niña, ella recibirá una suma de dinero mucho mayor a la que le han dejado, por lo que en su avaricia acepta, omitiendo muchos aspectos que han sido declarados en el testamento. Por lo que nuestra pobre Sophie pasa de ser una niña de sociedad a ser una simple sirvienta.
Ya se imaginaran todos los malos tratos a los que se tuvo que enfrentar.
Pero bueno, esta jovencita podía librarse de esa familia a los veinte años. No obstante, ya tenía veintiuno y la condesa la seguía teniendo como su criada. Hasta que la antigua ama de llaves regresa y en aquella fiesta de máscaras, le ofrece a Sophie la oportunidad de disfrutar por una vez en su vida - después de tantos años- lo que se merece. Por lo que como ya hemos mencionado, aparece en la gala y conoce a su príncipe Azul.
Pues después de todo, quién no podría ser quien desee bajo una máscara.
Los acontecimientos luego de ese baile, dan paso a que el segundo de los Bridgerton (si Benedict leyera mi reseña, seguro que se enojaría de que me dirija a él como “el segundo”… ¡perdóname!) busque a la joven dama, lo que lo lleva – gracias a uno de los guantes olvidados de Sophie – a la casa de la condesa y sus hijas, aunque sale muy desilusionado al no encontrar a la chica. A causa de la visita, no pasa desapercibido que la dama misteriosa que busca el Joven Bridgerton es nada menos que Sophie, por lo que en un arranque de ira la termina echando de su casa.
Por lo que la de por si desamparada Sophie termina saliendo de ese horrible hogar para entrar a otro mucho peor.
Teniendo en cuenta que no tiene a donde ir, acepta el puesto con la Familia Cavender, donde su hijo mayor Philip, intenta sobrepasarse con ella todo el tiempo. Así que luego de que los Sres. Cavender decidan salir de viaje, su hijo ofrece una fiesta que incluye a algunos conocidos, mujeres y mucho alcohol, por lo que Sophie sabe que tiene que salir de ahí, ¡cuanto antes!
A pesar de que intuye que todo puede salir mal y sale de ahí, Philip junto con otros de sus amigos logran dar con ella, pero cuando parece que sucederá lo inevitable, aparece nada menos que su caballero andante… Benedict Bridgerton.
Él joven la salva de ese inexcusable y horrendo suceso, por lo que la lleva a su casa en el campo para ofrecerle después un puesto con su madre. Por lo que ella rechaza la oferta ya que se niega a trabajar en un lugar donde pueda ver al chico que ha vivido en sus sueños desde aquel baile. Y como ya había descrito antes, la química que hay entre estos dos es bastante palpable, por lo que Benedict no pasa desapercibida que la misma magia que sintió con la dama de plata, de nuevo la está sintiendo con esta mujer, lo que no puede ser cierto, dado que ella es una criada y por ende, nada puede pasar entre ellos, al menos no algo formal salvo el hecho de que ella acepte ser “su querida” lo que equivaldría a que terminara siendo lo que le ha hecho daño de por vida… ser la amante de un joven aristócrata igual que su madre.
Debo admitir que ese hecho me sorprendió un poco, pero al mismo tiempo agradezco que se logre abarcar todos los temas que resultaban ser todo un escándalo en aquella época. El tema de Sophie es bastante complicado y odie mucho que Benedict le ofreciera eso, muy a pesar de que sintiera algo por la chica, siento que la humillo. Sobre todo porque él intuía que ella era fruto de un amor prohibido como ese y que había crecido con el rechazo de sus dos padres.
¡Muy mal hecho Benedict, muy mal!
También he de recalcar que en este libro idolatre a la Vizcondesa Viuda, pues Violet Bridgerton es una mujer encantadora, ha educado bien a sus hijos y tiene unos principios tan fieles que me enorgullece como no tienen idea, ¡me encanta!
Te doy mi corazón” es una novela preciosa que tiene muchos pros y contras. A pesar de que se generan sentimientos encontrados con algunos personajes, es una novela que se disfruta tanto como las otras.
Enlace: https://heronstairsnews.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Blanca_S
 21 febrero 2020
Érase una vez, en un remoto lugar, una muchacha llamada Sophie Beckett. Una joven con una madrastra y un montón de zapatos por limpiar y orinales que vaciar. Una joven convertida en criada, que soñaba con aparecer un día en la columna de lady Whistledown.⠀

-𝐒𝐨𝐩𝐡𝐢𝐞 -𝐝𝐢𝐣𝐨 𝐞́𝐥, 𝐜𝐨𝐧 𝐯𝐨𝐳 𝐫𝐚𝐬𝐩𝐨𝐬𝐚. 𝐒𝐞𝐠𝐮𝐫𝐨 𝐪𝐮𝐞 𝐭𝐞𝐧𝐢́𝐚 𝐥𝐚 𝐠𝐚𝐫𝐠𝐚𝐧𝐭𝐚 𝐬𝐞𝐜𝐚 𝐞 𝐢𝐫𝐫𝐢𝐭𝐚𝐝𝐚-. 𝐋𝐚 𝐜𝐫𝐢𝐚𝐝𝐚.⠀
-𝐄𝐬𝐭𝐨𝐲 𝐚𝐪𝐮𝐢́ - 𝐝𝐢𝐣𝐨 𝐞𝐥𝐥𝐚, 𝐚𝐬𝐢𝐧𝐭𝐢𝐞𝐧𝐝𝐨-. ¿𝐐𝐮𝐞́ 𝐬𝐞 𝐥𝐞 𝐨𝐟𝐫𝐞𝐜𝐞? ⠀

¿Cuántas horas eres capaz de mantenerte despierta después de un día de poda? ¿De cortar, serrar, de subir y bajar la escalera y volver a cortar y serrar troncos; de recoger y limpiar parterres llenos de hojarasca? ¿De llenar bolsas de jardín con todo lo que has limpiado y tirarlas al container? Así un día tras otro, durante dos semanas de locura. Dos semanas que me encantan pero me dejan por el arrastre. Tanto que por la noche soy incapaz de abrir un libro y mantenerme despierta más de cinco minutos. O por lo menos así era hasta que empecé a leer Te doy mi corazón, el tercer libro de la romántica y divertida saga familiar los Bridgeton.⠀

-𝐓𝐮 𝐯𝐢𝐝𝐚 𝐧𝐨 𝐭𝐢𝐞𝐧𝐞 𝐩𝐨𝐫 𝐪𝐮𝐞́ 𝐬𝐞𝐫 𝐚𝐛𝐮𝐫𝐫𝐢𝐝𝐚, 𝐥𝐨 𝐬𝐚𝐛𝐞𝐬.⠀
-𝐋𝐚 𝐩𝐫𝐞𝐟𝐢𝐞𝐫𝐨 𝐚𝐛𝐮𝐫𝐫𝐢𝐝𝐚 - 𝐞𝐬𝐩𝐞𝐭𝐨́ 𝐞𝐥𝐥𝐚, 𝐢𝐧𝐭𝐞𝐧𝐭𝐚𝐧𝐝𝐨 𝐩𝐚𝐬𝐚𝐫.⠀
... ⠀
-𝐒𝐢 𝐚𝐬𝐢́ 𝐞𝐬 𝐜𝐨𝐦𝐨 𝐥𝐚 𝐝𝐞𝐬𝐞𝐚𝐬.⠀
-𝐀𝐬𝐢́ 𝐥𝐚 𝐝𝐞𝐬𝐞𝐨 - 𝐝𝐢𝐣𝐨 𝐞𝐥𝐥𝐚, 𝐩𝐞𝐫𝐨 𝐥𝐚𝐬 𝐩𝐚𝐥𝐚𝐛𝐫𝐚𝐬 𝐧𝐨 𝐥𝐞 𝐬𝐚𝐥𝐢𝐞𝐫𝐨𝐧 𝐜𝐨𝐧 𝐥𝐚 𝐟𝐢𝐫𝐦𝐞𝐳𝐚 𝐪𝐮𝐞 𝐡𝐚𝐛𝐫𝐢́𝐚 𝐪𝐮𝐞𝐫𝐢𝐝𝐨-. 𝐀𝐬𝐢́ 𝐥𝐚 𝐝𝐞𝐬𝐞𝐨 - 𝐫𝐞𝐩𝐢𝐭𝐢𝐨́.⠀

Es un cuento narrado hace mucho, mucho tiempo, cosido ahora con hilos de oro. Es un sueño, una zapatilla de cristal olvidada en el último escalón. Un guante, una sonrisa, un beso y el suave vaivén del deseo al despertar. Una pincelada, un brochazo de rojo pasión. Es una historia de amor. Un suspiro, un gemido, un todo contenido en un segundo. Es. Simplemente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
leersinlimites
 16 agosto 2019
¿He mencionado alguna vez en que no me gusta leer sagas seguidas? Excepciones, excepciones...
Confieso que Benedict no era el hermano que más intriga me suscitara, sobre todo por su notable ausencia en el anterior libro (apareció apenas al final, durante la boda de Anthony, y estuvo desaparecido a lo largo del resto del libro). Su ausencia no sería tan notable de no ser por Colin, el tercer hermano de los Bridgerton, quien si bien aparece apenas fugazmente en todos los libros hasta la fecha, todas sus apariciones e interacciones con los personajes son una maravill ay te dejan con ganas de leer de una vez su historia.
Y si bien he de admitir también que las historias tipo Cenicienta no son mi mayor devoción... en este caso la autora se ha lucido. Ha sabido llevar la trama de forma espectacular, y lo he leído tan rápido que he tenido que comprobar la longitud de este libro con respecto a los dos anteriores porque no me podía creer que fuese igual de largo... ¡no me ha durado nada!
Lo primero que notas al comenzar este libro es que no se parecerá en nada a los dos anteriores, lo cual es un acierto por parte de la autora. Y es que los dos anteriores tenían una estructura similar en cuanto a que una vivencia o trauma del pasado provocaba en los protas masculinos un rechazo al matrimonio que cambiaba por la influencia del amor. Ambas historias, cierto es, son diferentes. Pero esquemáticamente similares. Y romper el patrón para el tercer libro resulta agradable si los lees, como es mi caso, seguidos. Porque de haber seguido el mismo esquema tendría que haber sido muy creatvia para evitar la repetición y los parecidos más que razonables.
Pero no. En este caso ninguno de los dos siente especial rechazo al matrimonio, ni nuestra protagonista es una belleza que pase desapercibida temporada tras temporada... de hecho, ni siquiera ha sido presentada en sociedad debido a su no reconocido estatus de bastarda. Su padre la presentó en su hogar como su pupila y aunque era evidente por el parecido físico que era algo más... nunca la reconoció. Os podéis imaginar un poco cómo van las cosas al tener un aire a Cenicienta: está la madrastra y también las dos hermanas, aunque la autora le da un toque especial a algunos de los personajes y a la historia personal de Sophie para que los parecidos sean los justos.
Sophie y Benedict se conocerán, por lo tanto y como no podía ser de otra manera, en una mascarada a la que ella acude a escondidas y con la necesidad de marcharse a medianoche. Y no será un zapato lo que deje atrás. Pero bueno, lo importante es que se conocen y la química entre ambos es evidente... esto hace que Benedict no sea el clásico libertino del género, es un hombre soltero que sueña con encontrar a la mujer que le robó el corazón. Poco sabe él que dicha mujer ni es noble ni se le acerca.
Se reencuentran de forma inesperada y, como dice la premisa, él no la reconocerá. A partir de aquí es cuando la historia empieza propiamente dicha, y cuando las páginas empiezan a volar. La trama es muy natural, la relación que ambos desarrollan es diferente a lo que estamos acostumbrados en el género y el estatus de Sophie también (las hay, por supuesto, historias con mujeres y hombres -sobre todo hombres- bastardos, pero normalmente suelen ser aristócratas o plebeyos -hombres- de negocios que se han labrado un nombre y una fortua).
Encuentro difícil que la autora consiga superar lo mucho que me ha gustado este libro, aunque yo ya no me sorprendo de nada. Tengo muchas ganas de seguir leyendo pes, ahora sí que sí, Colin será el siguiente... y aunque a priori el rumbo que toma su historia no me apasiona (ya está claro quién será su amor y no es que me disguste, en realidad me encanta la idea de verlos juntos, sí qe me echa un poco para atrás que se conozcan, y mucho, de antemano. Pero habrá que ver), confío en Quinn y cruzo los dedos para que esta saga se siga superando con cada novela que avanzo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
thedawntraveler
 18 marzo 2020
La familia Bridgerton es simplemente maravillosa y me enganchó sin remedio en los libros anteriores, por lo que me moría de ganas por descubrir otra de sus divertidas y románticas historias. Como ya os mencioné en la reseña anterior, son una familia muy unida y harían cualquier cosa los unos por los otros, algo de lo mas extraño en aquella época y sociedad. Pero los Bridgerton son una familia fuero de lo común, lo que la hace aún más especial.
En esta ocasión disfrutamos de la historia de Benedict, el segundo hermano Bridgerton, y Sophie, su Cenicienta personal. Y digo esto porque es así como se conocieron, al mas puro estilo de la Cenicienta, con el toque personal de la autora, y me ha encantado la historia que ha creado. Benedict anhela encontrar a la persona adecuada, enamorarse y poder disfrutar de lo que tienen sus hermanos con sus respectivas parejas. Pero hasta el momento, no ha encontrado a nadie que le inspire nada parecido al amor. Hasta la noche del baile de mascaras que organiza su madre. Una joven dama misteriosa lo fascina de tal modo que cree fervientemente haber encontrado al amor de su vida. Pero dicha dama desaparece sin dejar rastro y Benedict no es capaz de encontrarla. Años después, cuando ya ha perdido toda esperanza, conoce a Sophie, una joven sirvienta que necesita ayuda y él no puede evitar ofrecérsela. Pero la conexión que hay entre ambos es tan intensa que no puede limitarse a ofrecerle su ayuda y olvidarse. Se sorprende a sí mismo buscando su compañía, conociéndola cada vez mas, mostrandole un lado de su persona que no ha dejado ver a nadie más. Pero, pese a lo que comienza a sentir por Sophie, más fuerte y profundo a medida que se conocen, no puede dejar de pensar y esperar a su Cenicienta. ¿Quién iba a imaginar que su Cenicienta es, ni mas ni menos, que Sophie?
Sophie se enamoró de Benedict sin remedio aquella noche del baile, y no ha dejado de pensar y suspirar por él desde entonces. Cuando se reencuentra con él, cree que es cosa del destino. Pero sus situación actual y sus diferencias sociales la frenan a la hora de revelarle su verdadera identidad. cuando sus sentimientos vayan a mas, tendrá que decidir si merece la pena arriesgarlo todo y estar con él o sufrir y alejarse.
Su relación ha sido preciosa, picara y muy romántica, llena de momento de lo mas divertidos y originales. Me ha encantado como la autora a desarrollado la historia y es mi favorita hasta la fecha.
Los personajes secundarios son tan geniales como los protagonistas. Destacar a los Bridgerton: Daphne y su marido Simon (protagonistas del primer libro), Anthonie y su mujer Kate, Colin, Eloise, Francesca, Gregory, Hyacinth y la madre, Violet (aunque algunos apenas aparecen). Hay algún otro personaje secundario genial pero con menos protagonismo, en general todos son de lo mas divertidos y me he quedado con ganas de conocerlos mas.
Está narrado en tercera persona, centrándose en uno u otro protagonistas, de una forma cercana que hace de la lectura algo ameno y entretenido. La historia es muy bonita, romántica y apasionada, y nuevamente me ha sorprendido la manera en la que la ha desarrollado, un punto mas a su favor. Y eso, unido a unos diálogos ingeniosos y chispeantes, todo perfectamente dosificado y narrado, me mantuvo pegada a las páginas inevitablemente. La pluma de la autora, como ya os comenté, es ingeniosa, amena, elegante y muy divertida, hace de la lectura algo ligero y sencillo, y me ha gustado mucho. Obviamente, ha habido alguna cosilla puntual que no me ha gustado mucho, pero en general lo he disfrutado mucho.
Enlace: https://lepasseurdaurore.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (6) Ver más Añadir cita
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda13 marzo 2020
Las personas ven lo que esperan ver. Y ciertamente Benedict Bridgerton no esperaba ver a una elegante dama de la sociedad bajo el disfraz de una humilde criada.
Comentar  Me gusta         20
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda13 marzo 2020
Cada vez que él la trataba como a una persona real (y sabía por experiencia que la mayoría de los aristócratas no tratan a sus criados como a nada parecido ni remotamente a una persona real) la hacía recordar el baile de máscaras, cuando por una noche perfecta ella fue una dama elegante, el tipo de mujer que tenía el derecho a soñar con un futuro con Benedict Bridgerton.
Comentar  Me gusta         00
JleckyuuJleckyuu28 octubre 2020
Las personas ven lo que esperan ver. Y ciertamente Benedict Bridgerton no esperaba ver a una elegante dama de la sociedad bajo el disfraz de una humilde criada.
Comentar  Me gusta         10
AndreapgAndreapg21 octubre 2018
Dicen que una persona inteligente aprende de sus errores. Pero una persona verdaderamente inteligente es aquella que aprende de los errores de los demás.
Comentar  Me gusta         10
leersinlimitesleersinlimites16 agosto 2019
—¡Me marcho! —declaró, con gran resolución y dramatismo, en su opinión.
—Y yo te sigo —contestó él con una media sonrisa irónica.
Y el maldito continuó caminando a dos pasos detrás de ella todo el camino a la casa.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: RegenciaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
57 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..