InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8495752727
Editorial: Titania (07/03/2005)

Calificación promedio : 3.94/5 (sobre 110 calificaciones)
Resumen:
Como en el cuento de Cenicienta, Sophie ve una noche cumplirse su sueño. A espaldas de su madrastra, se viste como una reina y acude al baile de disfraces más importante de Londres. Lo que es más, consigue captar la atención de Benedict Bridgerton, el soltero más atractivo y encantador de la reunión. Sin embargo, pronto vuelve a enfrentarse a su cruda realidad, la de una hija ilegítima, pobre y sin recursos. El destino quiere darle una segunda oportunidad cuando ent... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (80) Ver más Añadir una crítica
Alpispa
 07 julio 2021
Sinceramente, conocer la historia de Benedict no es que me hiciera especial ilusión, no tengo nada en contra del chico, pero lo conocemos bien poco en los libros anteriores, ya que sus apariciones son fugaces y siempre está en bastante segundo plano, incluso en un tercero, a diferencia de Colin, que sí que tiene sus puntos y es fácil cogerle cariño enseguida y que nos pique la curiosidad sobre él. Benedict, en cambio, parecía la sombra de sus hermanos, con los que siempre aparecía, así que no es que yo tuviera unas ganas locas de saber cuál era su historia. Sin embargo, me ha gustado mucho poder conocerlo mejor, ver que él sí que cree en el amor verdadero y que le gustaría encontrarlo, que es sensible y a la vez le encanta salirse con la suya, lo que le lleva a tomar decisiones egoístas a veces, o incluso un poco radicales. Es el que más coherente me ha parecido de los tres protagonistas masculinos que hemos tenido, porque sus pensamientos en realidad son motivados por las normas de la sociedad de la época. No tiene ningún trauma como Simon o Anthony, que les lleva a intentar autodestruir su propia felicidad, indirectamente, sino que cree en el amor a pies juntillas, es feliz con su vida. Lo único es que, aunque adora a su familia, al ser tantos, le duele no ser reconocido por su persona, por ser quién es, sino solo por ser un Bridgerton, siendo para muchos el número dos, al haber nacido el segundo de ocho hermanos. le gustaría que lo valoraran por ser Benedict, no por la familia a la que pertenece únicamente. Este matiz está bien y es comprensible, sin embargo, considero que la autora podría haber profundizado más en ello, reflejando más situaciones donde Benedict se sintiera mal por ello, creo que se trata de manera un poco superficial.
Por otro lado, tenemos a nuestra Sophie. Sophie es un encanto de muchacha, a la que la vida, o mejor dicho, las personas con las que le ha tocado vivir, la han tratado muy, pero que muy mal. Con decir que recibía más amor de los criados que de su propio padre, en fin... La pobre me ha dado mucha pena, porque no se siente parte de ningún lugar, ya que ni es criada, aunque trabaje como una, ni tampoco es miembro de la sociedad rica, por así decirlo, al ser hija ilegítima, no reconocida por su padre. El maltrato que ha sufrido durante toda su infancia hace que se nos encoja el corazón, y, aunque a veces se equivoque en las decisiones que toma, es muy comprensible su manera de actuar, sobre todo en lo referente a Benedict. Entiendo que no le contara de primeras quién era ella, o que reaccionara de determinadas maneras ante comentarios muy poco afortunados de él, y que quisiera tener sus secretos, por miedo y por precaución. Además, es una chica muy vivaracha, yo sentía que me transmitía muchísima energía en todo momento, así que he agradecido mucho tenerla como protagonista. Ni que decir tiene que su madrastra me daba completo asco, porque era maldad pura, al igual que su hija (la otra hija es un poco salvable, digamos que es más fácil soportarla).
Me ha parecido todo un acierto el cambio de estructura del libro. Los dos primeros de la saga tienen una estructura muy similar, demasiado para mi gusto, al haberlos leído bastante seguidos. Ambos tienen un protagonista con un trauma que les limita en la forma de vivir sus vidas, están en periodo de casamiento, conocen a sus amadas, sucede algo que les hace tomar una decisión que cambiará sus vidas de forma apresurada, pero en parte, deseada... Este, en cambio, parte de un baile de máscaras organizado por la madre de los Bridgerton, Violet, donde asiste Sophie sin ser invitada, vamos, que se cuela sin el permiso de su madrastra, ya que esta la tiene limpiando todo el día y la trata fatal. Os suena, ¿verdad? Podríamos decir que la novela es un retelling de la Cenicienta, puesto que los personajes de todo el ambiente que rodea a Sophie está basada en esta historia, al igual que ese comienzo de la lectura. El caso es que en ese baile se conocen por primera vez Benedict y Sophie, quedando prendados el uno del otro, aunque al caer la noche, ella desaparece sin dejar rastro... Para volver años después a la vida de Benedict, esta vez, como su criada, y por supuesto, él no la reconoce. Es cierto que esto, que sea tan Cenicienta, provoca que perdamos un poco la esencia Bridgerton y que encima haga que la historia en sí misma nos suene mucho, pero yo lo he disfrutado.
Está claro que el trato de Benedict hacia Sophie no es adecuado cuando sirve en su casa, más bien, los comentarios que le suelta o que no la considere como una mujer para casarse únicamente por su clase social. Pero seamos francos, en esa época era así. Esta obra tiene un contexto histórico, y en ese momento, lo normal era eso (de hecho, en el siglo en el que vivimos se ve mucho menos, pero sigue habiendo clasismo). Así que, aunque no comulgue con el comportamiento de Benedict y que su drama pensamos que se soluciona de manera muy sencilla, pasando del qué dirán completamente, tenemos que meternos en su piel, es una persona presa de la sociedad en la que vive, los estándares que se esperan de uno y está acostumbrado a dirigirse así a personas consideradas de clase inferior. de hecho, él se porta muy bien con Sophie cuando está con ella, dentro de lo que cabe y en comparación con cómo se solían comportar los hombres de su clase social en aquella época. Así que, aunque Benedict se equivoca varias veces, porque lo hace, lo he entendido y he visto más fundamento en sus pensamientos y demás que en los de Simon o Anthony. Quitando eso, los diálogos entre ellos son lo más, son dos personas con mucha complicidad, y se ve el contraste entre Benedict, que es un libro abierto y quiere que Sophie lo conozca, y mostrarle todo de él, y Sophie, que guarda secretos, se muestra recelosa y tiene miedo de dar pasos en falso, porque podría quedar con el corazón destrozado. Eso no quiere decir que no se arriesgue o que no se deje llevar por sus sentimientos, pero es más cauta y más cerrada.
Por último, me gustaría mencionar dos cositas. En primer lugar, Violet Bridgerton cada vez se gana más mi cariño y mi respeto. Con cada libro que pasa nos demuestra lo grande que es su corazón, cómo adora a sus hijos y está dispuesta a cualquier cosa por ellos, y también que es una mujer con carácter, influencias y la felicidad de sus cachorros no la amenaza nadie. En serio, me quito el sombrero ante ella, porque todas sus apariciones son para hacerle la ola, no deja nunca indiferente. Sobre esto, aprovecho para decir que he echado en falta más escenas protagonizadas por la familia Bridgerton en su conjunto, ya que, aunque las hay, son escenas mas calmadas y comedidas que en lo libros anteriores, en general. Por otra parte, no puedo terminar la reseña sin mencionar a Lady Whistledown, que sigue teniendo a la sociedad londinense en su bolsillo, pues su revista sigue siendo leída por todo el mundo, gracias a sus jugosos cotilleos. Me ha dejado muy intrigada el final del libro, porque parece indicar que el próximo volumen sabremos mucho más de ella, ya que parece que va a dar un cambio en su forma de vida. ¿Descubriremos pronto su identidad? Yo espero que sí, que estoy en ascuas.

Enlace: https://adictaloslibros.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Jleckyuu
 28 octubre 2020
Benedict Bridgerton es sin duda uno de los caballeros que menos hemos tenido el placer de conocer en los anteriores libros. Si bien, ha tenido poco cameos, ahora que tenemos su propia historia nos encontramos con un retelling de Cenicienta muy al estilo de Julia Quinn.
Con más precisión, le veo un poco parecido a la versión de 1998 de "Por siempre cenicienta: una historia de amor" con Drew Barrymore y Dougray Scott, mi película favorita de todos los tiempos.
Pero bien, ¿Quién es Benedict Bridgerton?
Es uno de los solteros más codiciados de la temporada (recordemos que estamos en 1815), junto con su hermano menor Colin. Las madres casaderas están obsesionadas por poder cazar a uno de estos excelentes candidatos, pues si bien las dos opciones preferentes son posicionar a sus hijas con un noble de buen título o si bien les va… tiene que ser un Bridgerton.
Y como su señora madre es la mujer más popular de todo Londres, organiza una gran fiesta de disfraces para que sus hijos varones encuentren esposa. Colin por su parte solo busca divertirse un rato, y Benedict…bueno él se enamora por primera vez.
El primer encuentro de Benedict y Sophie se puede describir como: una noche de magia y amor, puesto que ambos están enmascarados y su identidad es un misterio. La mayoría de los asistentes fácilmente pueden identificar a un Bridgerton, pero no a la desconocida que ha dejado maravillados a varios caballeros. La dama de plata es casi tan anónima como Lady Whistledown, pero ha llamado la atención de Benedict con su sola presencia. Por lo que muy gustoso la rescata de todos los interesados para poder pasar un rato con ella. Y es que aunque fue solo una parte de la noche en que pudo conversar con aquella dama, de alguna manera sintió que era la indicada para él.
Solo que después de medianoche, ella desaparece.
¿Quién es esta joven desconocida que ha robado el corazón de un Bridgerton?
Sophie Beckett, es la hija ilegítima del conde Richard Gunningworth, quien luego de que la madre de la niña la dejara al cuidado de este, decide hacerla pasar como su pupila – mas no como su hija –, le ofrece casa, alimento y educación, pero nunca amor. Por lo que niña ha debido pasar su infancia bajo los murmullos de los demás trabajadores de la casa, que ella es la bastarda del conde.
Por si no fuera poco que una niña deba pagar por los actos de su padre. El conde decide contraer matrimonio con una mujer espantosa de nombre Araminta, la cual llega a instalarse en la casa Gunningworth con sus dos hijas, Rosamund y Posy (lo que equivale a las horribles hermanastras), voy a defender un poco a estas dos chicas, puesto que su actitud se debe a la influencia de su madre, ya que ella desde el comienzo las aleja de Sophie e incluso exige a su ahora esposo que la saque de su casa.
Lo que obviamente no sucede, el conde sigue con las misma condiciones y Araminta como buena esposa debe obedecer a su marido, aunque lo hace sin mucho entusiasmo. Y poco después para desgracia de Sophie, el Conde muere.
Al pasar este terrible accidente, el testamento de Richard especifica que si la ahora viuda decide quedarse con la niña, ella recibirá una suma de dinero mucho mayor a la que le han dejado, por lo que en su avaricia acepta, omitiendo muchos aspectos que han sido declarados en el testamento. Por lo que nuestra pobre Sophie pasa de ser una niña de sociedad a ser una simple sirvienta.
Ya se imaginaran todos los malos tratos a los que se tuvo que enfrentar.
Pero bueno, esta jovencita podía librarse de esa familia a los veinte años. No obstante, ya tenía veintiuno y la condesa la seguía teniendo como su criada. Hasta que la antigua ama de llaves regresa y en aquella fiesta de máscaras, le ofrece a Sophie la oportunidad de disfrutar por una vez en su vida - después de tantos años- lo que se merece. Por lo que como ya hemos mencionado, aparece en la gala y conoce a su príncipe Azul.
Pues después de todo, quién no podría ser quien desee bajo una máscara.
Los acontecimientos luego de ese baile, dan paso a que el segundo de los Bridgerton (si Benedict leyera mi reseña, seguro que se enojaría de que me dirija a él como “el segundo”… ¡perdóname!) busque a la joven dama, lo que lo lleva – gracias a uno de los guantes olvidados de Sophie – a la casa de la condesa y sus hijas, aunque sale muy desilusionado al no encontrar a la chica. A causa de la visita, no pasa desapercibido que la dama misteriosa que busca el Joven Bridgerton es nada menos que Sophie, por lo que en un arranque de ira la termina echando de su casa.
Por lo que la de por si desamparada Sophie termina saliendo de ese horrible hogar para entrar a otro mucho peor.
Teniendo en cuenta que no tiene a donde ir, acepta el puesto con la Familia Cavender, donde su hijo mayor Philip, intenta sobrepasarse con ella todo el tiempo. Así que luego de que los Sres. Cavender decidan salir de viaje, su hijo ofrece una fiesta que incluye a algunos conocidos, mujeres y mucho alcohol, por lo que Sophie sabe que tiene que salir de ahí, ¡cuanto antes!
A pesar de que intuye que todo puede salir mal y sale de ahí, Philip junto con otros de sus amigos logran dar con ella, pero cuando parece que sucederá lo inevitable, aparece nada menos que su caballero andante… Benedict Bridgerton.
Él joven la salva de ese inexcusable y horrendo suceso, por lo que la lleva a su casa en el campo para ofrecerle después un puesto con su madre. Por lo que ella rechaza la oferta ya que se niega a trabajar en un lugar donde pueda ver al chico que ha vivido en sus sueños desde aquel baile. Y como ya había descrito antes, la química que hay entre estos dos es bastante palpable, por lo que Benedict no pasa desapercibida que la misma magia que sintió con la dama de plata, de nuevo la está sintiendo con esta mujer, lo que no puede ser cierto, dado que ella es una criada y por ende, nada puede pasar entre ellos, al menos no algo formal salvo el hecho de que ella acepte ser “su querida” lo que equivaldría a que terminara siendo lo que le ha hecho daño de por vida… ser la amante de un joven aristócrata igual que su madre.
Debo admitir que ese hecho me sorprendió un poco, pero al mismo tiempo agradezco que se logre abarcar todos los temas que resultaban ser todo un escándalo en aquella época. El tema de Sophie es bastante complicado y odie mucho que Benedict le ofreciera eso, muy a pesar de que sintiera algo por la chica, siento que la humillo. Sobre todo porque él intuía que ella era fruto de un amor prohibido como ese y que había crecido con el rechazo de sus dos padres.
¡Muy mal hecho Benedict, muy mal!
También he de recalcar que en este libro idolatre a la Vizcondesa Viuda, pues Violet Bridgerton es una mujer encantadora, ha educado bien a sus hijos y tiene unos principios tan fieles que me enorgullece como no tienen idea, ¡me encanta!
Te doy mi corazón” es una novela preciosa que tiene muchos pros y contras. A pesar de que se generan sentimientos encontrados con algunos personajes, es una novela que se disfruta tanto como las otras.
Enlace: https://heronstairsnews.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Bibliotecariarecomienda
 12 marzo 2020
¡Hola a todos!
Lo primero quiero agradecer a Babelio por organizar su programa Masa crítica ya que gracias a él Titania me ha facilitado este libro para su lectura, así que muchas gracias a las dos.
Te doy mi corazón es la tercera entrega de la serie Bridgerton en la que conoceremos la historia del segundo de los Bridgerton, Benedict y de Sophie.
En Te doy mi corazón nos vamos a encontrar un retelling de la historia de Cenicienta.
Sophie es la hija bastarda del conde de Gunningworth, fue abandonada a la puerta de su casa con solo tres años y el conde se hizo cargo de ella presentándola como su pupila ante todo el mundo, aunque dado su parecido físico era innegable de quién era hija. Con los años el conde se casa y su nueva mujer considera un insulto el convivir con la bastarda de su marido, así que la rechaza e incita al rechazo también a sus dos hijas, pero aun así el conde es firme, ha protegido a Sophie toda su vida y no dejará de hacerlo. Pero el trato de las recién llegadas es frío y distante por lo que Sophie ve frustradas las esperanzas de tener unas hermanas que había depositado en la llegada de Rosemund y Posy.
Pero cuando Sophie tiene catorce años el conde fallece y queda al cuidado de Araminta, ya que en el testamento se estipula que recibirá el triple de dinero si se hace cargo de Sophie. Araminta le oculta a Sophie las condiciones del testamento y se hace cargo de ella pero haciéndola trabajar como criada para ella y sus hijas.
Sophie es consciente en todo momento de sus circunstancias, sabe que no puede esperar nada mejor, aunque podría trabajar como institutriz dada su educación, es poco probable que Araminta le de referencias para optar a un puesto de esa categoría. Así que, aunque la hacen trabajar como una esclava, al menos tiene un techo sobre su cabeza y siempre es mejor que acabar en la calle.
Gracias al resto del servicio de la casa, Sophie ve la oportunidad de ser la dama que estaba destinada a ser si sus padres se hubieran casado en el baile de máscaras de los Bridgerton al cual han invitado a Araminta y sus hijas. Sabe que solo será una noche así que tiene que disfrutarla al máximo. Al llegar conocerá a Benedict, el segundo del los Bridgerton y entre ellos saltaran las chispas, pero justo cuando empezaban a conocerse llegará la medianoche y Sophie tendrá que salir corriendo para llegar a casa antes que Araminta y sus hijas, con lo que dejará a Benedict sin saber quién es la misteriosa mujer del vestido plateado que le ha robado el corazón.
Pero Benedict no se conformará y gracias a un guante que la misteriosa mujer ha dejado atrás, sabrá dónde tiene que empezar a buscar, en la mansión Penwood. Pero al llegar no encontrará a su misteriosa dama, pero su visita pondrá a Araminta tras la pista, y no tardará en darse cuenta de que la dama misteriosa no es otra que Sophie, por lo que no dudará en echarla a la calle.
Así pasaran los años hasta que por cosas del destino vuelvan a encontrarse. Benedict salva a Sophie de una situación comprometida y para ayudarla le ofrecerá un puesto al servicio de su madre con lo que retomarán el contacto sin saber Benedict el pasado común que les une.
Ya desde el primer capítulo te enamoras de Sophie, una niña encantadora que no tiene la culpa de las circunstancias que rodean su nacimiento y no termina de entender por qué cambian sus circunstancias y por que su casa deja de ser su casa cuando llega su madrastra. Luego y a pesar de las cartas que le reparte la vida se enfrenta a ellas con una sonrisa viendo el lado positivo de la vida. Es una mujer buena que vive entre dos mundos aunque no pertenece a ninguno de ellos, pues dada su educación no encuentra en su sitio en el mundo, ¿quién es ella? ¿Una dama como dicta su educación o la sirvienta en la que se ha visto convertida?
Benedict ha crecido siendo el segundo de los hermanos Bridgerton, el número dos, algo que lo suele molestar pues nadie se molesta en conocerlo realmente. En cada uno de sus actos vemos que es muy buena persona, dulce, sensible a los problemas de los demás y dispuesto a ayudar en cualquier momento. Benedict se enamora a primera vista de la mujer del vestido plateado, a pesar de no saber quién es, con el paso de los años no ha conseguido olvidarla, ni tampoco se ha permitido formar una familia por miedo a volver a encontrarla y no ser libre para ella.
Nos encontramos ante una historia de amor a primera vista, un amor fiel que a pesar del paso de los años sigue existiendo y que se profundiza cuando la pareja comienza realmente a conocerse.
El libro consta de trescientas cuarenta y ocho páginas divididas en prólogo, veintitrés capítulos más epílogo. La narración es en tercera persona por un narrador omnisciente. La autora sigue con su estilo fresco que hace de la lectura algo ameno y divertido. Los diálogos y las situaciones son muy entretenidas sin más pretensiones que la de hacerte pasar un buen rato, algo que ciertamente logra, porque leer estos libros es una delicia y debo decir que me están durando un suspiro pues es coger uno de ellos y no poder parar de leer, algo extraño siendo además una relectura.
Como he dicho en anteriores reseñas yo recomiendo leerlos en orden porque a pesar de que son libros autoconclusivos y al ser los protagonistas parte de una familia, siempre se mencionan y aparecen los personajes de los anteriores libros y se entiende mejor la historia cuando hacen referencias a sucesos ocurridos en los anteriores libros, aunque ya os digo que no es algo obligatorio y se puede leer por separado si así lo deseas.
Pues sin más hasta aquí mi reseña espero poder retomar Seduciendo a Mr. Bridgerton donde veremos como cae el juguetón y vivaracho Colin, el tercero de los Bridgerton.

Enlace: https://bibliotecariarecomie..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Dragoneslibrosyrosas
 16 julio 2021
Poco a poco van cayendo uno a uno los libros de los Bridgerton de Julia Quinn. Tengo que decir que no son las mejores lecturas que he tenido este año, sin embargo, me hacen pasar un buen rato y eso se agradece. Normalmente todos se basan en una historia de amor, que atraviesa varios baches que parecen insuperables pero que al final estos se superan y hay un final feliz para la mayoría de personajes.

En Te doy mi corazón no cambia mucho esta trama. En esta historia los protagonistas son Benedict, el segundo de los Bridgerton, y Sophie, la hija ilegítima del conde de Penwood. Lo que más me ha gustado de este libro ha sido su comienzo, ya que la autora se ha inspirado en el cuento de la Cenicienta. ¿Cómo lo ha hecho? Pues Sophie en este caso sería nuestra Cenicienta. al ser la hija bastarda de un conde, cuando este fallece, ella queda al amparo de la condesa viuda, Amarinta, y las dos hijas de esta, Rosamund y Posy. Como ya podéis imaginar, vive en esa casa y cumple todas la órdenes de Amarinta: limpia, friega, cose, plancha y hace todo lo que la cruel y malvada madrastra le diga. Esta la odia por ser la hija bastarda y considera que es  un insulto que viva bajo el mismo techo que ella y sus hijas. Por eso la trata tan mal y la odia con toda su alma. 

Sophie lleva mucho años a su servicio y cumple lo que le dicen porque no tiene a dónde ir. El conde en su testamento no le dejó nada y no recibe ningún sueldo, por lo que tiene que aguantar lo que se le venga encima. Pero un día, gracias a la ayuda de la ama de llaves y de otras sirvientas de la casa, la preparan y la convencen para que disfrute un par de horas libres y vaya al baile de máscaras de los Bridgerton. Sophie accede y allí se planta, con un vestido y una máscara para que nadie la reconozca. Ya os podeís imaginar que en ese baile conoce a Benedict y este queda prendado de ella. Pasan unos momentos muy bonitos y tierno, pero como en el cuento, a las 12 de la noche ella tiene que regresar a casa antes que la condesa y sus hijas, para que no la pillen. Después de esa inolvidable noche, a él lo único que le queda es el guante de la muchacha misteriosa.

Todo este comienzo me encantó y lo disfruté un montón. Pero después la historia perdió interés para mi. Pensaba que habría una búsqueda incansable de la mujer misteriosa por parte de Benedict y que ahí le liaría la cosa con Amarinta y sus hijas, pero no ha sido así. Estas para mi gusto, aparecen muy poco y desaparecen demasiado rápido. Todos los capítulos se centran en Sophie y Benedict y sus diálogos se me hicieron aburridos al final. Tienen el toque cómico que caracteriza los libros de J. Quinn, pero solo eso. Ella es una sirvienta y por tanto, de una clase social distinta y no podría nunca jamás casarse con un Bridgerton. Todo el libro se basa en esto, en que se quieren pero no pueden porque, ¿qué diría la gente? al final del libro es cuando se pone un poco interesante porque la condesa viuda de Penwood entra en acción, pero tampoco ha sido de mi agrado porque, para mi gusto, después de lo que le hizo a Sophie durante tantos años y un secreto que le oculta, su castigo es mínimo. Ya podrían haber hecho que sufriera más la muy condenada.

A pesar de que el libro empieza muy bien, para mi decae mucho conforme avanza. No hay nada más interesante en la trama. Hay mucho diálogos entre los protgonistas que al principio se meten el uno con el otro y te diviertes, pero que después toman un toque más serio por el problema de su amor y condición social. Si que sacaré el punto posistivo de que conoceremos más aquí a la Sra. Bridgerton, la vizcondesa viudad y madre de los protagonistas Bridgerton de estos libos), Eloise y Francesca, que me faltaba conocerlas un poco más ya que apenas aparecen en los anteriores libros. Me ha encantado conocerlas mejor y ver la relaciones que tiene la familia. Se quieren con locura y confían el uno en el otro. Ha sido muy tierno y bonito de leer. 

Y volviendo a los protagonistas, Sophie me gustaba al principio. A pesar de no tener nada ha seguido luchando y trabajando para sobrevivir y sigue unos principios, o eso parece al principio, porque después se enamora y pierde la cabeza. No puedo decir por qué para evitar destripes, pero el que lo haya leído me comprenderá. Y Benedict, un personaje del que esperaba conocer mucho más, apensas me ha llamado la atención y no he contectado con él para nada. 

Cada capítulo como siempre comienza con la breve columna de Lady Whistledown, pero apenas se han dado pistas sobre la misma y sigo sin saber quién es, aunque tengo mis sospechas.

En resumen, es una lectura ligera y fácil de leer. Julia Quinn sigue usando un lenguaje fluido y ameno e introduce bastantes diálogos entre los personajes, siempre con algún toque de humoer que hace que te rías y pases un buen rato. A pesar de esto, la trama no me ha parecido muy interesante a pesar de este comienzo que tantó me gustó. Y en el final me esperaba algo más, aparte del final feliz, porque seamos sinceros, sabemos que habrá final feliz, pero esperaba algo un poco más suculento en cuanto a Araminta. Un 2/5.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Blanca_S
 21 febrero 2020
Érase una vez, en un remoto lugar, una muchacha llamada Sophie Beckett. Una joven con una madrastra y un montón de zapatos por limpiar y orinales que vaciar. Una joven convertida en criada, que soñaba con aparecer un día en la columna de lady Whistledown.⠀

-𝐒𝐨𝐩𝐡𝐢𝐞 -𝐝𝐢𝐣𝐨 𝐞́𝐥, 𝐜𝐨𝐧 𝐯𝐨𝐳 𝐫𝐚𝐬𝐩𝐨𝐬𝐚. 𝐒𝐞𝐠𝐮𝐫𝐨 𝐪𝐮𝐞 𝐭𝐞𝐧𝐢́𝐚 𝐥𝐚 𝐠𝐚𝐫𝐠𝐚𝐧𝐭𝐚 𝐬𝐞𝐜𝐚 𝐞 𝐢𝐫𝐫𝐢𝐭𝐚𝐝𝐚-. 𝐋𝐚 𝐜𝐫𝐢𝐚𝐝𝐚.⠀
-𝐄𝐬𝐭𝐨𝐲 𝐚𝐪𝐮𝐢́ - 𝐝𝐢𝐣𝐨 𝐞𝐥𝐥𝐚, 𝐚𝐬𝐢𝐧𝐭𝐢𝐞𝐧𝐝𝐨-. ¿𝐐𝐮𝐞́ 𝐬𝐞 𝐥𝐞 𝐨𝐟𝐫𝐞𝐜𝐞? ⠀

¿Cuántas horas eres capaz de mantenerte despierta después de un día de poda? ¿De cortar, serrar, de subir y bajar la escalera y volver a cortar y serrar troncos; de recoger y limpiar parterres llenos de hojarasca? ¿De llenar bolsas de jardín con todo lo que has limpiado y tirarlas al container? Así un día tras otro, durante dos semanas de locura. Dos semanas que me encantan pero me dejan por el arrastre. Tanto que por la noche soy incapaz de abrir un libro y mantenerme despierta más de cinco minutos. O por lo menos así era hasta que empecé a leer Te doy mi corazón, el tercer libro de la romántica y divertida saga familiar los Bridgeton.⠀

-𝐓𝐮 𝐯𝐢𝐝𝐚 𝐧𝐨 𝐭𝐢𝐞𝐧𝐞 𝐩𝐨𝐫 𝐪𝐮𝐞́ 𝐬𝐞𝐫 𝐚𝐛𝐮𝐫𝐫𝐢𝐝𝐚, 𝐥𝐨 𝐬𝐚𝐛𝐞𝐬.⠀
-𝐋𝐚 𝐩𝐫𝐞𝐟𝐢𝐞𝐫𝐨 𝐚𝐛𝐮𝐫𝐫𝐢𝐝𝐚 - 𝐞𝐬𝐩𝐞𝐭𝐨́ 𝐞𝐥𝐥𝐚, 𝐢𝐧𝐭𝐞𝐧𝐭𝐚𝐧𝐝𝐨 𝐩𝐚𝐬𝐚𝐫.⠀
... ⠀
-𝐒𝐢 𝐚𝐬𝐢́ 𝐞𝐬 𝐜𝐨𝐦𝐨 𝐥𝐚 𝐝𝐞𝐬𝐞𝐚𝐬.⠀
-𝐀𝐬𝐢́ 𝐥𝐚 𝐝𝐞𝐬𝐞𝐨 - 𝐝𝐢𝐣𝐨 𝐞𝐥𝐥𝐚, 𝐩𝐞𝐫𝐨 𝐥𝐚𝐬 𝐩𝐚𝐥𝐚𝐛𝐫𝐚𝐬 𝐧𝐨 𝐥𝐞 𝐬𝐚𝐥𝐢𝐞𝐫𝐨𝐧 𝐜𝐨𝐧 𝐥𝐚 𝐟𝐢𝐫𝐦𝐞𝐳𝐚 𝐪𝐮𝐞 𝐡𝐚𝐛𝐫𝐢́𝐚 𝐪𝐮𝐞𝐫𝐢𝐝𝐨-. 𝐀𝐬𝐢́ 𝐥𝐚 𝐝𝐞𝐬𝐞𝐨 - 𝐫𝐞𝐩𝐢𝐭𝐢𝐨́.⠀

Es un cuento narrado hace mucho, mucho tiempo, cosido ahora con hilos de oro. Es un sueño, una zapatilla de cristal olvidada en el último escalón. Un guante, una sonrisa, un beso y el suave vaivén del deseo al despertar. Una pincelada, un brochazo de rojo pasión. Es una historia de amor. Un suspiro, un gemido, un todo contenido en un segundo. Es. Simplemente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (36) Ver más Añadir cita
ratolinaentrelibrosratolinaentrelibros01 abril 2021
Deseaba herirla, comprendió. No, no deseaba herirla. Jamás desearía herirla. Y sin embargo… Y sin embargo… Era la primera vez en su vida que se sentía tan descontrolado. Lo asustaba eso.
Comentar  Me gusta         40
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda13 marzo 2020
Las personas ven lo que esperan ver. Y ciertamente Benedict Bridgerton no esperaba ver a una elegante dama de la sociedad bajo el disfraz de una humilde criada.
Comentar  Me gusta         30
AndreapgAndreapg21 octubre 2018
Dicen que una persona inteligente aprende de sus errores. Pero una persona verdaderamente inteligente es aquella que aprende de los errores de los demás.
Comentar  Me gusta         30
AtravesdelaromanticaAtravesdelaromantica10 marzo 2021
Sophie no lo vio cuando entró en el salón, pero percibió magia en el aire, y cuando él apareció ante ella, como un príncipe encantado de un cuento de niños, sin saber cómo, tuvo la clara sensación de que él era el motivo de que ella se hubiera introducido furtivamente en el baile.
Comentar  Me gusta         10
vanidadvanidad05 enero 2022
De repente tuvo sentido. Sólo dos veces en su vida había sentido esta atracción inexplicable, casi mística hacia una mujer. Le había parecido extraordinario haber encontrado dos, cuando en su corazón siempre había creído que solo había una mujer perfecta para él.
Comentar  Me gusta         10
Video de Julia Quinn (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Julia Quinn
Esther Sanz, editora de Titania, nos da 5 motivos para leer la serie de libros de Julia Quinn sobre los Bridgerton, cuya primera temporada está causando furor en Netflix.
otros libros clasificados: novela de amorVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Movimientos literarios

¿Qué movimiento literario de la segunda mitad del siglo XIX busca representar la realidad tal como es, sin idealizarla?

Romanticismo
Realismo
Surrealismo
Simbolismo

10 preguntas
106 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
.. ..