InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8417180133
Editorial: Titania (09/10/2017)

Calificación promedio : 4.27/5 (sobre 30 calificaciones)
Resumen:
?De la autora New Adult más leída en nuestro país.?Alice Kellen nos sorprende de nuevo con una gran historia de segundas oportunidades y destinos que se cruzan.?Un romance que fundirá hasta el corazón más helado.Un chico con el corazón de hielo.Una chica que huye de sí misma.Dos destinos que se cruzan. Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (27) Ver más Añadir una crítica
Sintiendosuspaginas
 22 abril 2018
La historia nos sitúa en Alaska, lugar al cuál ha ido a parar nuestra protagonista Heather Green. Heather necesitaba huir, olvidar el pasado y dejar su antigua vida en San Francisco, por ello decide viajar sola hasta este lugar para reconstruirse a sí misma. Allí, conocerá a nuevas personas que poco a poco se convertirán casi en su familia. Pero hay alguien a quien Heather le gustaría conocer más, Nilak. Pero éste es una persona fría, distante y encerrado en sí mismo. Heather tendrá que ingeniárselas para romper el frío hielo que recubre a Nilak. ¿Conseguirá descubrir lo que se esconde bajo esa capa de hielo?
Nuestra protagonista, Heather, me ha conquistado desde el principio. Desde que llegó a Alaska la vi una persona tan frágil pero tan valiente a la vez que me despertó muchísima ternura. Para tener la edad que tiene la considero una persona muy madura y que ha sufrido mucho en su juventud. Heather nos narra episodios del pasado que aún no ha terminado de superar, en concreto, los relacionados con su amiga Alison, a la que siempre está nombrando. Estas menciones hacen que te preguntes durante todo el desarrollo de la novela qué es lo que le pasó con esta amiga y hace que tengas aún más ganas de avanzar en la novela. En el desarrollo, nos irá contando pequeños trazos de recuerdos que vienen a su mente, episodios vividos con ella, y comprenderemos por fin por qué ha querido huir de San Francisco y olvidar su pasado.

Con respecto a Nilak, el chico de hielo, he de decir que los personajes así de cerrados y fríos al principio me encanta encontrármelos en una novela, ¿por qué? Muy sencillo, si son así es por alguna razón, y es esa razón la que me mantiene en intriga por querer saber qué le ha pasado. al principio Nilak se mostrará súper distante con Heather, tanto incluso que ella se pregunta muchas veces por qué Nilak le odia. Pero poco a poco y debido a que comparten trabajo en un bar juntos, Nilak y Heather empezarán a tener más contacto poco a poco y a hablar cada vez más. al final, Nilak nos mostrará su pasado, su historia, el por qué de esa coraza y esa fría capa que muestra, y no tendréis más remedio que quererlo aún más.
Me ha encantado como Alice ha ido narrando la relación de estos personajes, que se inicia casi sin dirigirse la palabra, poco a poco van cogiendo confianza y finalmente la amistad pasa a mayores. Me ha fascinado
En la historia nos encontraremos con unos personajes secundarios, que para mí no lo son tanto, sino que forman una parte muy importante en la novela ya que se convertirán en la familia y el apoyo que Heather tendrá en Alaska. Os hablo de Seth, compañero de trabajo de Nilak y Heather, su novia Sialuk, la abuela de Sialuk Naaja, John, un pilar fundamental en la llegada de Heather a Alaska, y por supuesto Caos, uno de los perros de John que acabará protegiendo a Heather en todo momento. Unos personajes secundarios totalmente necesarios y a cada cuál más querido, me encantan todos y cada uno de ellos. Son especiales y hacen que esta novela sea aún más especial.

Una de las partes que más me ha llamado la atención de la novela es la alternancia de un capítulo en la actualidad, narrándonos la historia actual de Heather en su nueva vida y otro en el que nos encontraremos con una historia escrita en un diario por una persona que de momento no conocemos. Los primeros capítulos en los que leí este diario me quedé sorprendida porque no conocía quien era Annie, la chica que firmaba ese diario, pero conforme va avanzando la historia puedes intuir algo aunque por otro lado piensas que no puede ser…hasta que finalmente la propia historia de la actualidad nos revela quién es esta chica. Un punto muy positivo y que da a la novela un toque de dinamismo e intriga que he de agradecer a la autora.
En cuanto al desarrollo de la novela, a mí se me ha pasado volando la lectura, la he disfrutado muchísimo, es una historia que te engancha tanto que la convierte en una de estas novelas que quieres acabar por saber qué pasa, pero por otro lado no quieres que termine. He acabado esta novela hace unos días y ya quiero volver a releerla porque Alice Kellen ha hecho magia con ella. He disfrutado y he soñado con esos paisajes y entornos de Alaska, he sufrido, he llorado y he reído con Nilak y Heather, me he preguntado mil veces quién era Annie, he conectado con todos y cada uno de los personajes de esta novela.

En conclusión, El día que dejó de nevar en Alaska es una novela diferente, de lectura rápida pero intensa, con un conjunto de personajes de lo más completo, una historia de amor nacida en el frío invierno de Alaska, una historia de superación, de amor y amistad.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Books_and_freedom
 30 septiembre 2018
El día que dejo de nevar en Alaska, es un libro que tenia muchas ganas de leer. En realidad, tengo ganas de leer cualquier cosa de esta autora, ya que me encanta (aunque este sea el segundo libro que leo). Este es un libro que me regalaron en Navidades y que estaba deseando leer. El libro me ha encantado y me ha hecho sentir y pensar muchas cosas. Esta es una historia simple de amor con muchos clichés. Pero aveces las historia mas simples, son las que mas nos acaban llenando. de todos modos, la forma de escribir de la autora hace que todo cambie y que no te parezca una historia tan simple y repetitiva. Los clichés están muy bien llevados y eso es un gran merito.
Nuestra protagonista, Heather, esta huyendo de una mala situación y sin saber como acaba en Inovik Lake, un pueblo en medio de Alaska. Esta destrozada por algo y espera que un cambio de aires le ayude a recomponerse. al llegar se hace amiga de Caos, un perro del que se hará inseparable y a John un vecino cascarrabias que le ayudara todo lo posible. le ayudara a conseguir empleo en el bar del pueblo, siendo compañera de los jefes, Nilak y Seth. de los dos, Nilak sera el mas gruñón. Prácticamente no habla y responderá únicamente con monosílabos y parece que desde el primer momento odiara a Heather. ¿Podrán curarse? ¿ O necesitaran al otro para derretir sus helados corazones?
El comienzo, me pareció muy bueno. Empezara con los pequeños saltos de tiempo del diario, del que no sabremos sobre su dueños hasta el final. Tambien te cuenta la llegada de Heather al pueblo y ya ahí te das cuenta de el amor que siente Caos por ella.
Los personajes, la autora consigue transmitirnos muy bien lo que sienten  y piensan. El personaje de Heather me ha gustado mucho, aunque al principio no la entendía, ha ido evolucionando a lo largo del libro y he acabado sintiéndola muy cercana. En general los personajes me han parecido muy reales. Pero me ponía nervios Nilak. Estaba tan callado y Hether no paraba de hablar que los dos me ponían nerviosas. Esta claro que tiene un pasado turbio (vaya, que cliché mas poco visto). Pero al igual que Heather a evolucionado y he acabado amándolo. Me ha encantado que aunque tenga un pasado oscuro, no lo usa de excusa. No trata de humillarla ni tratarla mal. Entre los dos hay igualdad y eso me encanta.
Mi personaje favorito sin lugar a dudas ha sido Caos y su dueño John que también me ha gustado. Las escenas de Hether y Caos eran increíbles. Ese perro me ha robado el corazón como a cualquiera que lea el libro. El vinculo que han compartido los dos ha sido el mayor de toda la novela, el amor y la fidelidad de Caos es algo asombroso. También hay personajes secundarios que me han encantado. Seth y Sialuk y toda su historia. La relación es seria, adorable y preciosa. Me han encantado y me he emocionado mucho con la sorpresa que le prepara el en años nuevo. También hay que mencionara a Naaja, la abuela de Sialuk,  quien en un primer momento pensé que estaba loca pero me di cuenta que es uno de los personajes mas sabios que he leído nunca.
El final, me ha dejado el corazón en un puño. Ahí se descubre todo. Conoces la razón del diario. Ha sido un final que por mucho que me rompiera el corazón, me ha encantado.
La ambientación ha sido algo que me ha encantado, ya que normalmente suelen ser otros lugares por ejemplo, Londres. Alaska con sus perros, sus osos, su nieve, sus auroras boreales... ha sido fantástico y hermoso (o al menos así me lo imaginaba)
En conclusión, una novela super rápida de leer e increíble al mismo tiempo. Con unos personajes muy reales y con una historia que no te cansaras de leer. y un final que amaras y que te destrozara al mismo tiempo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Annie_hatuna
 05 julio 2018
¿De qué trata El Día que Dejó de Nevar en Alaska, la historia se centra en nuestra protagonista, una joven chica llamada Heather, desde la primera página se nos deja bien claro que ella se encuentra huyendo de su pasado y de su vida, por esa razón ha llegado a un pequeño poblado de Alaska donde pretende recluirse en lo que decide cuáles serán sus siguientes pasos. Desde el primer momento se da cuenta que ha llegado a un poblado bastante particular pues sus habitantes, a primera vista, parecen hoscos y huraños, especialmente su vecino John, un hombre solitario que se dedica a la cría de perros de trineo; es gracias a John que Heather se encuentra con su alma gemela perruna, un alocado, inteligente y adorable perro llamado Caos (y por si se lo están preguntando, sí, es el caos hecho perro) que ayudará a la protagonista a aprender algunas lecciones de vida valiosas e importantes. Pero, como no podría faltar siendo una novela juvenil, tenemos a un interés amoroso representando en el seco, misterioso y distante Nilak, un joven que por azares del destino se verá involucrado poco a poco con Heather y juntos comenzarán a descubrir que separados están rotos pero juntos pueden ir acomodando las piezas poco a poco para volver a encontrarse a sí mismos más fuertes y experimentados. ¿De qué huye Heather?, ¿Por qué Nilak mantiene a todos apartados?, y sobre todo, ¿Quién es la misteriosa Annie cuyo diario se intercala entre cada capítulo?
Ya me queda totalmente claro que en cuanto a novelas NA contemporáneas, Alice Kellen se perfila como una próxima reina, tiene una pluma tan ligera y a la vez tan entrañable que es imposible no leer algo suyo y no desear más y más (algo así como las papas sabritas, a que no puedes comer solo una. Pero en este caso es a que no puedes leer solo un libro :V Bah, se me antojan unas papitas :c) además es una maestra a la hora de plantearnos escenarios y atmósferas, no sé como lo logra pero hace que hasta un simple atardecer tenga tintes poéticos y mágicos. En cuanto al drama debo decir que hay mucho, pero del buen drama, del que gusta y hace llorar, no de ese drama patético de “me bulleaban de niño y ahora soy un amargado sin razón alguna”, no, no; Heather es una chica que gracias a sus malas desiciones y tras haber caido en las redes de una persona manipuladora, puso en peligro a sus seres queridos, ella es incapaz de perdonarse a sí misma y arrastra una cantidad de culpa enorme, además es extremadamente perfeccionista consigo misma y eso la ha llevado al borde de trastornos alimenticios. Por otro lado tenemos a Nilak, quién la mayor parte del libro me caía súper mal pero conforme fui avanzando y descubriendo su pasado me hizo decir “anumanchespobrecito” y quererlo un poco más; como ya se habrán dado cuenta tanto Nilak como Heather son personajes rotos, que han enfrentado pérdidas pero algo que me gusto mucho es la revelación que tiene Heather acerca de sus problemas una vez que los pone en perspectiva con los de otras personas, me encanta como se da cuenta de lo niña que ha sido y de lo cobarde que se ha manejado solo porque no supo gestionar sus malas desiciones, creo que es en ese momento donde ella comienza a madurar y donde el libro llega a un punto en que nos hace pasar de la alegría a la tristeza en una página.
¿Es todo bueno con esta historia? No, evidentemente tiene sus fallos y creo que el más importante de todos es la personalidad de Heather, que a ver a mi no me molestó demasiado y eso es raro porque yo suelo odiar a las protagonistas femeninas, al inicio de la novela es demasiado inmadura y ególatra, su mundo se reduce a ella y sus culpas y si, siendo honestos, es una voz difícil de leer porque dan ganas de entrar a la novela y darle un par de cocos para que reaccione, pero conforme la historia avanza ella también lo hace y eso es algo que me encantó, que un personaje crezca a la par que la historia siempre se agradece y más en novelas NA que parecen olvidar esta construcción de personaje. Nilak también es bastante difícil de leer, o al menos para mí, porque es particularmente mandón, se la pasa diciéndole a Heather que coma, que corra, que se vaya, que se quede, etc. Y aquí hay un punto que quisiera comentar... ¿Por qué muchos de los “galanes” juveniles tienen esta manía de controlar al otro? ¿Es un complejo paterno? Y lo que es mucho peor ¿Por qué a la mayoría de chicas esto les parece atractivo? Yo no quiero un papá, quiero una pareja, que sea mi igual en todos los sentidos y que entienda que tengo libertad para tomar mis desiciones igual que él, ¿Para qué carambas quiero que me digan que debo comer o no?, esta es una duda seria, realmente quisiera saber que encuentran atractivo en conductas así. Pero, regresando al tema, El Día que Dejó de Nevar en Alaska es una novela preciosa, que tiene sus fallos y comienza lenta con unos personajes que por momento son insoportables, pero conforme vamos avanzando y nos vamos sumergiendo en la trama nos adentramos en una historia de superación, de segundas oportunidades, de amor, de pérdida, de errores, de culpas, nos envolvemos en una novela muy humana que aderezada con la extraordinaria ambientación de Alaska se vuelve una delicia que se va metiendo al corazón poco a poco para finalizar con un par de lágrimas. El principio es lo más dificíl pero una vez que superan los primeros capítulos se encontrarán con que ya no pueden soltar el libro y que necesitan saber más y más, al final, cuando todo encaja, no podemos evitar soltar un suspiro mitad tristeza, mitad alegría y cerrar el libro con el corazón estrujado. Sin lugar a dudas es una novela ¡Altamente recomendable!

Enlace: http://trancedeletras.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
unalectorasalvaje
 28 septiembre 2018
Heather termina en el pueblo Inovik Lake (Alaska) después de escapar de una mala situación en su ciudad, San Francisco. El mismo día que llega un hombre llamado John evita que se pierda por los bosques y le indica el camino hacia su nueva casa. Inmediatamente hace buenas migas con el perro de su vecino, Caos, que hará mucho más amena la estancia en aquel lugar lejano a su hogar. No le queda más remedio que adaptarse al frío, a la falta de comunicación y a la fría actitud de su nuevo compañero de trabajo, Nilak, que parece que la odia desde que pisó por primera vez su bar.
Se nota que los protagonistas están construidos con muchísimo mimo y cariño. Además, son muy completos porque cada uno tiene un pasado y unas características que lo definen. Cuentan con profundidad y al mismo tiempo con una evolución a lo largo de las páginas. Están perfectamente dibujados y me fue muy sencillo imaginármelos en mi cabeza. En primer lugar, Heather es una chica que, aunque al principio no me terminaba de llegar, terminó gustándome. Utiliza el sarcasmo como un especie de escudo que la protege y le cuesta mucho confiar en persona nuevas. Sin embargo, cuando logra abrirse es una chica con mucha personalidad. Logré sentirme identificada con ella en ciertos momentos y cogerle bastante cariño. Tiene una evolución notable para bien y creo que es un personaje que, a pesar de que al principio parece sin demasiada sustancia, termina siendo de lo más interesante.
Por otro lado, Nilak me llamó la atención desde el principio. Si es cierto que no me gustó su actitud con Heather durante los primeros capítulos pero a medida que fue avanzando la historia me fue gustando cada vez más hasta que terminó encantándome y ganándose un pedazo de mi corazón. Es el típico chico misterioso que se oculta con una actitud fría y distante (Sí, un cliché andante pero creo que bien llevado) pero que tiene su transfondo. No obstante, me hubiera gustado conocerle un poco más.
Los secundarios son una auténtica maravilla y brillan muchísimo por si solos sin la ayuda de los principales. Obviamente no tienen tanta profundidad pero creo que forman parte de la esencia de la novela y que son imprescindibles, sin ellos nada sería lo mismo. John es un señor súper entrañable al que le cogí cariño desde el primer momento y que despertó en mi mucha ternura. Caos es un perro adorable y sobre todo muy fiel que me robó el corazón totalmente con sus pequeños y preciosos detalles. Seth es de esa clase de personas que me encantaría tener en mi vida por la alegría que desprende y porque es un amigo increíble.
La mayor parte del libro está contado en primera persona desde la perspectiva de Heather lo cual permite que conozcamos todos sus pensamientos, reflexiones y sensaciones. Además, se van alternando capítulos que son fragmentos del diario de una chica que se llama Annie que en un principio parecen no tener relación con la historia principal pero que a medida que avanzan las páginas se van entrelazando las dos tramas.
Imagen relacionada
No había leído nunca nada ambientado en países fríos y lejanos como Alaska, pero debo admitir que esta novela ha despertado mi interés por estos lugares. Me parecen una preciosidad y creo que la ambientación es un punto muy positivo que hace que este libro sea todavía más único y especial. Toda la cultura inuit me pareció súper interesante.
Alice Kellen me había enamorado con su prosa en 33 razones para volver a verte, pero con El día que dejó de ganar en Alaska ha vuelto a ganarme por completo. Tiene una pluma muy bonita con la que realiza descripciones de los paisajes muy detalladas que me permitieron imaginarme todos los lugares del pueblo a la perfección que a la vez es fresca y amena. Sabe transmitir los sentimientos de los personajes con mucho intimismo y que sientas lo mismo que ellos pues logró meterme dentro de la cabeza de Heather. Construyó una historia muy intensa que me tuvo todo el rato con los sentimientos a flor de piel.
El romance que contiene es de esos que tanto me gustan que se fraguan a lo largo de mucho tiempo de una manera creíble y real. Los sentimientos van naciendo muy poco a poco hasta construir unos vínculos fuertes. Las escenas que hay entre ellos me sacaron suspiros y sonrisas. Además, la relación amorosa no es la única que encontré entre las páginas de esta historia sino que también me enamoré de la relación que tienen Heather y Caos repleta de fidelidad y de cariño.
Si decides empezar este libro ten en cuenta que no vas a poder parar de leer hasta que lo termines. Yo lo comencé en época de clases y teniendo bastantes exámenes y lo terminé en apenas unos cuantos días porque la autora me atrapó completamente entre las páginas de esta historia. El ritmo es muy bueno y yo necesitaba todo el rato saber qué es lo que iba a pasar a continuación. La amena prosa de la autora facilita también mucho que la lectura se realice en un abrir y cerrar de ojos.
Ciertas cosas que se revelan cara al final el libro me sorprendieron enormemente y al mismo tiempo me rompieron el corazón en mil pedazos. Este plot twist me destrozó pero Alice Kellen volvió a arreglarme con ese precioso final que creo que es el perfecto para la historia. Terminé el libro muy contenta aunque también con un sabor un poco agridulce en la boca por esa información.
Enlace: http://unalectorasalvaje.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Izamari
 27 agosto 2018
Heather está huyendo de las malas decisiones que tomó en San Francisco. Ella quiere empezar desde cero donde nadie la conozca y donde nada le recuerde su pasado, razón por la que termina en Inovike Lake, Alaska, un pueblo muy aislado donde espera en cierta forma pagar por sus pecados.
En este pequeño pueblo conoce a John, su huraño vecino que pese a su actitud osca y grosera será un gran aliado para ella a tal grado que pronto lo verá como un papá. Es gracias John que Heather consigue trabajo en un pequeño restaurante donde conoce a Nilak, un intratable chico que parece odiarla. Pero conforme pasan los días en el frio lugar, Heather irá descubriendo que tras esa fachada grosera, el corazón de Nilak sigue latiendo, esperando por alguien que lo descongele.
Todos los que tenemos un corazón que late y siente, tenemos tambien defectos. Son cosas que van de la mano.
Creo que no es secreto para nadie que disfruto mucho de leer a Alice Kellen, así que de verdad moría de ganas por leer este libro pues quería ver con que nueva historia iba a sorprenderme y sip, de nuevo lo logró al entregarme una historia de superación y amor llena de personajes increíbles y ambientada en un bellísimo lugar.
Pero vámonos por partes y déjenme explicarles todo de manera más clara. Primero que nada tenemos unos personajes de verdad increíbles. Primero Heather quien tiene una historia detrás suyo que no la deja ser feliz. Admito que al principio sus decisiones me parecían algo infantiles pero poco a poco vamos conociendo su historia y la vemos viendo superarse a sí misma, demostrando una bella evolución que al final dejá un buen sabor de boca.
Nilak por su parte… no los engañaré, terminé un poquito enamorada de él así que no me siento muy justa al hablar de lo genial que es, así que sólo les diré que al igual que Heather tiene su historia y al final cuando tenemos todas las piezas del rompecabezas logramos entenderlo al cien y si no se roba un pedacito de su corazón… bien, entonces no tienen corazón.
Pero si Heather y Nilak me gustaron, John ME HA ENCANTADO. Y es que este viejito huraño al principio se nos presenta con una actitud más bien cabrona que en más de una ocasión puede llegar a fastidiar, pero con el pasar de las hojas iremos descubriendo que tras esa fría fachada se esconde un gran, GRAN corazón al que es imposible no querer. Además, la historia de John también les robará un pedazo de corazón.
Y por si aún no se están planteando leer este libro pese a lo que les he dicho, déjenme rematar esto hablándoles de Caos, un precioso y travieso perro que será el mejor amigo de Heather y que servirá de guía en más de una forma (quiero un Caos en mi vida, por favor).
Eres tan increíble, Heather... —Su voz está rota y no sé por qué. Aguanto la respiración mientras sus labios húmedos dejan un reguero de cálidos besos por mi cuello. Se me eriza la piel. Parpadeo. Tengo ganas de llorar. de alegría. de tristeza. de todo—. Alguien debería habértelo dicho cada día de tu vida, todas las mañanas, hasta que terminases creyéndote esa verdad y diciéndotelo a ti misma al mirarte al espejo. Porque es cierto. Lo eres. Ella tiene razón. En algún momento te darás cuenta de que eres Siqiniq. El Sol.
Hablando del romance del libro debo decir que es PERFECTO. de esos romances que empiezan con mal pie pero que poco a poco se van transformando en algo más. Yo de verdad amo este tipo de relaciones odio-amor y no puedo estar más feliz de encontrar esto aquí pues ver las “peleas” entre Heather y Nilak me han mantenido muy entretenida y soltando grititos como loca (para desdicha de todo en mi casa).

La narración del libro también es muy buena, tenemos dos tipos, una de primera persona donde es Heather la narradora y otra donde en forma de diario damos un salto al pasado donde conoceremos una historia misteriosa que en algún punto se entrelaza con la narración principal. Debo decir que esta segunda forma de narración me gustó más pues me tuvo casi todo el libro pensando de quien se trataba y quienes eran los personajes que describían. Fue hasta un poco más de la mitad donde me armé el rompecabezas y sólo puedo decir “woah”, pues la autora logró armar pieza por pieza para al final entregarnos una historia algo acogedora pero sin duda increíble.
Eres la caricia del sol, la risa inesperada que se atasca en la garganta, eres lluvia suave, besos húmedos. Y más, más besos. Eres la pieza que faltaba en el puzzle que llevaba toda la vida intentando terminar.
En definitiva, El día que dejó de nevar en Alaska es un libro con una historia preciosa llena de personas principales y secundarios perfectamente construidos a los que es imposible no coger cariño.
Enlace: https://chaosangeles.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (31) Ver más Añadir cita
AureAure09 enero 2019
Llorar limpia el alma.
Comentar  Me gusta         10
Annie_hatunaAnnie_hatuna05 julio 2018
¿No sería extraño que un ser vivo sin capacidad para sentir tristeza o desolación se suicidase? Es tan contradictorio que carece de lógica; que la naturaleza haga que algo nazca y que ese algo quiera eliminarse a sí mismo. Estamos hechos para vivir. Incluso deseando morir, el instinto te impulsa a seguir adelante un día más.
Comentar  Me gusta         10
Annie_hatunaAnnie_hatuna05 julio 2018
Existen muchos tipos de tristezas: está la que va acompañada de dolor la que se esconde tras la rabia, la que simplemente aparece un día y se queda y no sabes por qué ni cómo, y la tristeza por amor, que es muy extraña, porque estar deprimido por algo tan bonito es un sentimiento complejo y difícil de manejar.
Comentar  Me gusta         10
Annie_hatunaAnnie_hatuna05 julio 2018
¿Sabes? A muchos nos pasa lo mismo, no todos reaccionamos igual ante los estímulos; somos como esas migajas que se caen de una magdalena y ya nadie quiere, y es injusto y cruel esa manera de dejar atrás las cosas que no encajan dentro de una perfección compacta y elitista.
Comentar  Me gusta         10
Annie_hatunaAnnie_hatuna05 julio 2018
¿Y si no me gusta cómo soy? La vida debería ser como cuando compras un electrodoméstico y al cabo de un par de semanas te das cuenta de que no es lo que querías; así que vas a la tienda, explicas tus razones, lo devuelves, te reembolsan el dinero y todos tan felices.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: new adultVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

El juego de los títulos

Lleva un nombre femenino que se ha convertido en símbolo de la adolescencia y la picardía

Enma (Falubert)
Lolita (Nabokov)
Eva (Pérez Reverte)

12 preguntas
60 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *} .. ..