InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8408205382
Editorial: Planeta (30/04/2019)

Calificación promedio : 3.9/5 (sobre 25 calificaciones)
Resumen:
Han pasado tres años desde la última vez que se vieron.
Ahora. Leah esta a punto de cumplir su sueño de exponer en una galería.
Y, pese al pasado, Axel necesita formar parte de un momento como ese.
Cuando sus caminos vuelven a cruzarse, Leah tiene que tomar decisiones que pueden cambiarlo todo, porque, a pesar de lo que ocurrió, los recuerdos de toda su vida siguen ahí: intactos, bonitos, únicos. Colándose en cada grieta que aún no ha cerrado.>Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (22) Ver más Añadir una crítica
AlhanaRhiverCross
 17 septiembre 2019
al leer la primera parte de esta bilogía, me llevé una sorpresa mayúscula con Alice Kellen porque a pesar de que tenía buenas referencias, pensé que me iba a encontrar con una historia normalita, como me parecen la inmensa mayoría de las novelas románticas contemporáneas. En este caso, después de la sorpresa inicial, he rebajado un poco las emociones que he sentido al leer esta continuación aunque la narración sigue a la altura de Todo lo que nunca fuimos, que sigo pensando que es el mayor punto fuerte que tiene la bilogía al completo. No es que esta segunda parte no me haya gustado tanto como la primera, sino más bien que tiene otro tipo de elementos con los que me ha costado más emocionarme por cuestión de gustos. al tratarse de una segunda parte, es posible que haya alguna referencia a la trama aunque no hay verdaderos spoilers, pero podéis leerla bajo vuestra responsabilidad.
En esta ocasión, la historia comienza tres años más tarde desde el final de la primera parte, con Axel trabajando como representante y busca talentos para una agencia de arte y Leah comenzando sus estudios en la facultad de Bellas Artes, con nuevos amigos y buscándose así misma lejos de su hermano Oliver y del pueblecito australiano en el que creció. Exactamente desde hace tres años no se han vuelto a ver tal y como acabaron las cosas entre ellos por la decisión de Axel. Si la primera parte trataba sobre la necesidad de seguir adelante tras una pérdida enorme, el motor de esta segunda gira en torno al perdón. Quizás este haya sido el primer escollo que me he encontrado con respecto a la trama porque me ha parecido demasiado maximizado para lo que sucede en realidad. Es decir, sí que hay un motivo de peso para que Leah esté enfadada con Axel, pero si bien podía entender todos los sentimientos que tenía la protagonista con respecto a la pérdida de sus padres y la mala gestión de un luto alargado y su dificultad para seguir adelante (que no tiene por qué llegar a ser una depresión, ojo), en este caso no podía ponerme en su piel ni lo más mínimo al magnificar el rencor que le guarda a Axel por los acontecimientos del final de la primera parte, porque todo resulta, en una palabra: exagerado.
Los personajes principales siguen siendo Axel y Leah y la novela sigue estando narrada desde ambos puntos de vista en primera persona, aunque como diferencia con respecto a la primera parte, esta vez Leah tiene bastante más peso como voz narradora, algo que se nota en el número de capítulos que tiene dedicados y en su extensión. de hecho, diría que esto también ha tenido que ver con que no haya disfrutado tanto de sus partes porque se centra demasiado en ella como pintora y en todo el mundo del arte, de lo difícil que es triunfar y de lo fácil que lo tiene ella al parecer porque dala sensación de que todo le va saliendo perfecto con sus obras. Demasiado fácil para una persona que acaba de empezar en la facultad y ya está exponiendo y teniendo representantes de arte y compradores de sus cuadros. Esta parte me ha parecido demasiado idealizada pero también creo que ha tenido algo que ver con que este mundillo no me atraiga demasiado en tal nivel de detalle. Por ello, me ha costado bastante conectar con este aspecto de la novela y con los sentimientos de Leah al respecto, por el mero hecho de parecerme poco creíble o demasiado novelizado de forma poco sutil.
Por el contrario, Axel ha cambiado y ya no tiene el encanto que pude verle al principio. Ahora parece que gira solo en torno a Leah y su única meta en este libro es reconquistarla. Me gusta mucho como personaje pero no noto un cambio real con respecto a la primera más allá de que se ha enamorado y ahora ve Leah como una mujer y no como la hermana pequeña de su mejor amigo. Sin embargo, también es el que más tiene que demostrar porque, de hecho, su forma de ser y de gestionar los conflictos es la que desencadena el principal obstáculo entre la pareja y es él quien tiene que arreglar las cosas con respecto a Leah, a Oliver y en general con toda su familia postiza. A pesar de que sabemos desde un principio cómo va a terminar, la relación sigue siendo muy bonita y con mucha química. Además, la autora tiene la habilidad suficiente para alargar una trama que en realidad es bien sencilla y de la que en principio no hay más jugo que exprimir y aun así, no he podido evitar engancharme y he disfrutado mucho de cada una de las fases por las que va pasando la pareja.
Por otra parte, con esta bilogía he podido conocer a Alice Kellen como autora y todos los elogios que había oído sobre ella hacen verdadera justicia a su forma de narrar y de transmitir a través de las palabras. En muy pocas ocasiones me encuentro ansiosa por leer una continuación de una historia romántica inconclusa pero de esta vez y gracias al bonito estilo de narración que tiene la autora me he sorprendido a mí misma leyendo los dos libros seguidos sin sentir que me saturaba con más de lo mismo. Es una segunda parte natural y coherente con la primera parte aunque he notado algunas páginas de más para lo que finalmente se cuenta en este libro en concreto: en mi opinión, hay mucho menos que superar por la pareja que en la primera parte y sin embargo, se le dedican más páginas, muchas de ellas como he comentado, dedicadas a la faceta artística de los protagonistas. Aun así no se me ha hecho ni largo ni aburrido ni con capítulos vacíos, que siguen siendo tan cortitos y algunos de ellos con párrafos que son pequeñas joyitas narrativas. No me cabe duda de que Alice Kellen se va a convertir en una autora fija por aquí por méritos propios.
En resumen, es un buen final tanto de bilogía como de la bonita historia de Axel y Leah, pero que por un tema de gustos ha sido ligeramente inferior a la primera parte pese a que me haya mantenido enganchada al libro de la misma forma. El amor, la amistad y la familia siguen siendo los referentes para enredar una trama a priori simple pero que queda más que explotada por la destreza de Alice Kellen y decorada con su preciosa prosa. La narrativa es el punto más fuerte con el que juega la autora porque ha logrado que disfrute muchísimo de una historia que en otras circunstancias me habría parecido mediocre (por trama, me refiero) y en cambio he terminado con la sensación de haber leído una muy buena historia contada de una forma magnífica. Una recomendación asegurada cada vez que hable de Alice Kellen, sin dudarlo.
Enlace: http://enmitiempolibro.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lit
 14 octubre 2019
La romántica no es el género que más me tira últimamente, pero aún hay alguna que otra autora que no dudo en leer y, entre estas pocas, de vez en cuando encuentro una historia que me roba el corazón, como es el caso de la nueva bilogía de Alice Kellen.
Hay a quienes les encantan las historias alumna-profesor que a mí me repelen, pero en cambio los enamoramientos entre una chica y el mejor amigo de su hermano siempre han sido mi debilidad, a saber por qué… por eso desde que se anunció esta bilogía tenía claro que me iba a gustar, pero empiezas a leerla y te das cuenta de que es mucho más que una historia romántica: la bilogía Deja que ocurra nos habla de amor, pero también de superación, de encontrar tu propio camino, de la importancia de la amistad y la familia, no solo esa que te pertoca por nacimiento sino, sobre todo, esa que escogemos para permanecer en nuestra vida.
Tras los acontecimientos del primer libro, nos reencontramos con los protagonistas viviendo vidas totalmente separadas: Leah centrada en la universidad, pasando las horas muertas encerrada en el estudio y pintando o con Landon, ese amigo que es algo más pero que ella se resiste a etiquetar. Axel sigue en Biron Bay, aunque ahora trabaja unas horas en una galería de arte por lo que las vidas de los dos no tardarán en cruzarse en cuanto a Leah le ofrezcan la posibilidad de escoger.
Me voy dando cuenta de que cada vez me gustan más este tipo de historias, esas en las que, aunque hay una historia de amor, no es el eje principal y único de la historia, si no que lo realmente importante es el estado emocional del personaje, su realización personal o lo importantes que son la amistad y la familia.
Algo que me ha sorprendido es que esta parte de la historia ha sido mucho más relajada de lo que esperaba, aunque no creo que eso sea algo malo para nada. Estamos ante una historia romántica, por lo que todas nos podemos hacer una idea de como terminará... quizá por eso Alice ha decidido darle más importancia a los cambios que tiene que afrontar Leah.
En el primer libro conocimos a una Leah totalmente rota tras la muerte de sus padres, una Leah que Axel logró despertar gracias a su cabezonería y tesón y ahora, tras tener que recuperarse de nuevo de un duro golpe, tendrá que decidir qué quiere hacer con su futuro, a dónde quiere llevar su gran pasión y es aquí cuando Leah se da cuenta de que no es capaz de tomar decisiones, de que se queda congelada cuando las cosas escapan a su control.
Como digo, esta segunda parte ha sido más tranquila de lo que esperaba y creo que en gran parte por eso me ha gustado tanto, porque no todo han sido idas y venidas entre Leah y Axel, si no que ella tenía un camino por recorrer y, a veces, es necesario realizar parte del camino para darte cuenta de que estás equivocado y así poder retroceder.
Recuperamos también a Oliver, el hermano de Leah, y a la familia de Axel al completo y todos juntos nos dejan grandes momentos para recordar. Las charlas de Axel con sus padres cuando finalmente se toma la molestia de hablar seriamente; los momentos entre Oliver y Axel quienes, a través de largos silencios, poco a poco van recuperando esa amistad de toda la vida, aunque los dos sepan que ya nada volverá a ser igual.
Todo lo que somos juntos está plagado de momentos bonitos, de momentos duros y de momentos tristes, como la vida misma. Lo realmente especial es que no se fuerza nadie a hablar cuando no lo desea, si no que se le da el tiempo que necesita.
No quiero contar más porque si por mi fuera os contaba el libro entero xD He visto varias opiniones y parece que esta bilogía no ha terminado de cuajar del todo, pero qué queréis que os diga... igual es que hay libros que nos llegan en el momento idóneo y debe ser lo que me ha pasado a mí con Deja que ocurra porque esta historia me ha encantado de cabo a rabo.
Enlace: http://pajaraslectoras.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Sintiendosuspaginas
 27 agosto 2019

La historia nos sitúa tres años después del final del primer libro. Leah y Axel llevan todo ese tiempo sin verse. Ella, sigue con su vida en Brisbane, dedicando su tiempo a pintar y continuar con su carrera. Axel continúa en Biron Bay como agente junto a su compañera Sam. Una oportunidad y el hermano de Leah, Oliver, hacen que sus caminos vuelvan a unirse. ¿Serán capaz de dejar atrás el pasado y trabajar juntos?

Al igual que me pasó con el anterior libro, este no se queda atrás en cuanto a fluidez y enganche desde el principio. Los primeros capítulos empiezan fuerte y queremos respuestas, muchas respuestas. Yo personalmente quería saber qué hacía Leah con su vida actualmente y me moría de ganas por saber cómo iban a encontrarse tras el paso de los años.

Ambos protagonistas han madurado y evolucionado en este tiempo, pero la esencia de cada uno de ellos sigue estando presente. Leah me sigue desconcertando un poco y a veces no la he entendido en muchas situaciones, creo que sigue comportándose como una niña en ciertos momentos. Sin embargo, en Axel sí he notado esa evolución y madurez, quizás también por la diferencia de años que tienen uno y otro. He disfrutado mucho del Axel actual, que asume sus errores y es capaz de lanzarse a por todas.



Conforme iba leyendo y avanzando en la historia, me imaginaba que la autora estaba dejando pistas que seguir sobre cosas que pasarían, pero me ha sorprendido y,finalmente, estaba muy equivocada con todas mis predicciones. Cuando me di cuenta de este detalle, en parte me sentí feliz porque al final no era tan predecible.

Destacar de esta segunda parte, los cambios de escenarios. Esta vez, no nos encontraremos únicamente en Australia, sino que viajaremos hasta París y recorreremos sus calles y sus lugares emblemáticos. Esto para mí ha sido una completa sorpresa y me ha encantado este detalle, ya que adoro París.

En cuanto a personajes secundarios vamos a encontrar a los mismos que ya conocíamos, junto a Landon, un “amigo especial” de Leah. Este personaje me ha parecido de lo más comprensible y protector con nuestra protagonista y creo que a veces Leah no se merecía este cachito de pan.

La pluma de la autora sigue en su línea, dejándonos frases y pequeños detalles memorables. Las canciones de Los Beattles y “Yellow Submarine” seguirán estando presentes en esta novela. La narración de la autora es sublime, con un lenguaje sencillo logra llegar al lector y sumergirte por completo en la lectura. Los diálogos son una parte muy importante de la historia, son ágiles, directos y cargados de mensajes.

La historia sigue estando narrada en primera persona tanto por Axel como por Leah. Esto nos va a ayudar a entenderlos mejor. Como me pasó con el anterior libro, he disfrutado muchísimo esta forma de narración que, bajo mi punto de vista, favorece la lectura.

La novela consta de 384 páginas divididas en 128 capítulos y un epílogo breve. Los capítulos siguen siendo cortos y rápidos de leer. El epílogo, para mí, ha sido muy breve, me hubiese gustado saber un poco más sobre el final de los personajes.

En conclusión, Todo lo que somos juntos, es el desenlace de una preciosa historia de amor. Una novela que se devora muy rápido y que engancha. Vamos a ver un crecimiento personal en los protagonistas y a conocerlos más a fondo. Una novela que te hace disfrutar con su lectura y que no te deja indiferente. Con los pequeños detalles a los que nos tiene acostumbrados la autora, Todo lo que nunca fuimos, es el broche perfecto para el final de bilogía.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
NievesLpez
 08 julio 2019
Todo Lo Que Somos Juntos nos cuenta el final la historia de Axel y Leah. Ella está a poco tiempo de terminar su carrera universitaria de Bellas Artes, en estos tres años en Brisbane se ha centrado en la pintura y además, ha conocido a nueva gente y mantiene una relación de algo más que amigos con Landon. Él sigue surcando olas pero también, trabaja en una galería de arte en la cual es el encargado de buscar a nuevos genios de la pintura. El tiempo separados ha sido duro y las heridas siguen doliendo, el destino actuará sobre ellos y cruzará sus caminos de nuevo, ¿qué pasará?

Estos tres años separados, les han servido para darse cuenta de muchas cosas y de conocerse a sí mismos. Leah ha dedicado la mayoría de su tiempo a pintar y también, ha experimentado. Ahora que está a nada de graduarse aparece en su vida una gran oportunidad, gracias a una de sus profesoras expondrá sus pinturas en una galería. Esta noticia llega a Axel, hace años él se hizo una promesa y no piensa dejarla pasar, después de tanto tiempo separados ha llegado el momento de reencontrarse y enfrentar los recuerdos. Leah pensaba que había superado a Axel en cierta manera hasta que aparece de nuevo en su vida y todo se tambalea. Axel ahora que ha vuelto a encontrarse con ella no piensa dejarla marchar, su vida alejada de Leah ha carecido de colores, alegría y risas. El instante de elegir si quieren seguir distintos caminos o el mismo ha llegado, el tiempo en algunas ocasiones puede paliar los sentimientos y emociones pero cuando entre dos personas existe un vínculo tan fuerte como el de Axel y Leah no importa todo lo que estén separados, su amor puede con todo.

El libro está narrado en primera persona desde el punto de vista de ambos protagonistas: Leah y Axel, como sucedía en el anterior libro. Gracias a esto podemos ver lo que ha pasado en sus vidas mientras han estado separados y lo que sienten en cada instante. Nos encontramos con una historia de 384 páginas con un prólogo, 128 capítulos y un epílogo, son muy cortitos y esto hace que no puedas parar de leer. Además, es una lectura muy ligera e intensa a la vez porque está repleta de sentimientos y mensajes. En esta ocasión, tenemos nuevas ambientaciones que son una auténtica delicia y con las que he disfrutado al máximo. La trama gira alrededor de la historia de los protagonistas y además, la historia incluye unos cuantos temas que son muy importantes que te hacen reflexionar. En referente a los personajes, los protagonistas han terminado por enamorarme a pesar de que he sufrido de lo lindo con ellos pero, verlos lo que han madurado y han crecido es algo que he disfrutado al máximo.
Leah. Se ve cómo ha cambiado en estos años, ha madurado y con ello se ha vuelto independiente y fuerte ha dejado de ser la cría que era antes para convertirse en una mujer. Me tiene muy enamorada, es un personaje que es un torbellino de sensaciones y emociones, trasmite tanto que te pones en su piel y a pesar de que no te gustan algunas de sus decisiones la terminas adorando. A mí, Leah me tiene ganada, aunque reconozco que me ha roto el corazón en más de una ocasión 😭
Axel. Sigue siendo una persona independiente y solitaria pero este tiempo le ha servido para tomar decisiones que había postergado durante mucho tiempo por miedo. Ha madurado y está intentado emendar sus errores. Me ha encantado, es un personaje complejo que te va conquistando y te deja con un buen sabor de boca por las reflexiones que deja a lo largo de la novela. Además, la pareja que hace con Leah me tiene muy muy enamorada 😍
Por último, el final de la historia de Axel y Leah me ha gustado. Es una historia que es una montaña rusa de sentimientos, el primer libro te enamoras completamente de ellos y su historia, en este segundo ves una gran evolución en ellos y aunque sufres por las decisiones que toman, los terminas entiendo. Es una novela que te atrapa desde el prólogo porque madre mía como empieza, ya sabes que las cosas no van a ser nada fáciles. He disfrutado un montón con Axel y Leah, es una pareja de lo más especial y con una historia de amor que es imposible no amarla por todo lo que trasmiten en cada página. Alice Kellen a través de su prosa poética e intensa nos adentra en una novela muy sentimental y emocionante con una ambientación de lujo, y unos protagonistas que con sus pinceladas hacen delicias en los corazones del lector.

Todo Lo Que Somos Juntos es la segunda parte de la bilogía Deja Que Ocurra. El desenlace de una novela donde el mar y la pintura fueron testigos del inicio de una historia de amor que durará para siempre. Una lectura que hace soñar y creer en las segundas oportunidades. Un libro donde el hilo conductor son las millones de emociones y sentimientos que surgen en el corazón de nuestros protagonistas.
Enlace: https://aprovechalavidacadad..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Romancesencontrados
 07 octubre 2019
Todo lo que somos juntos es uno de los libros que leí el mes pasado y la verdad es que estaba deseando hacerlo sobre todo después del final de la primera parte. Ahora que han pasado unos días desde que lo acabé he de confesar que no ha sido todo lo que esperaba y aunque sí que me ha gustado, en general me ha parecido algo más flojo que la primera entrega.
Leah ha dejado todo su pasado atrás después de la ruptura con Axel, o eso es lo que piensa ella, ya que en realidad lo sigue llevando dentro de ella aunque está escondido. Su sueño está a punto de hacerse realidad: exponer en una galería ha sido su mayor aspiración en la vida y gracias a Axel puede que ese sueño se cumpla por fin. Sigue pintando, ha hecho amigos y se ha vuelto a enamorar de un chico que la apoya en todo lo que hace, pero la realidad es que no siente todo lo que debería de sentir hacia él y eso le pesa.
Axel ha rehecho su vida. Dejar a Leah es lo más duro que ha hecho en la vida y eso no le ha hecho ningún bien, ya que se ha encerrado en sí mismo y apenas habla con nadie. Cuando se entera de que Leah ha vuelto a pintar y va a exponer su obra no duda ni un instante en ir a verla, aunque eso signifique que su corazón se haga añicos de nuevo por volver a verla y no poder hablar con ella o tocarla.
Lo que ninguno de los dos sabe es que ese primer acercamiento les llevará a revivir su historia de amor y que ninguno está preparado para ello. ¿Podrán perdonarse? ¿Serán capaces de volver juntos? Pues tendrás que leer la novela para saberlo.
Como os comentaba antes, aunque el libro me ha gustado mucho, he tenido la sensación de que los personajes no eran los mismos que en la primera parte de la bilogía, y no me refiero a que hayan madurado, porque eso se nota desde el primer instante, sino que a veces me daba la sensación de que actuaban de forma infantil y eso sobre todo me ha pasado con Leah en ciertos momentos de la trama, sobre todo cuando está en París.
No reconocía en esa persona a la protagonista y no me gustó nada su forma de actuar y quizás eso haya hecho que le baje la puntuación al libro. Axel es quizás el que más me ha gustado de los dos porque por fin decide tomar las riendas de su vida y luchar por lo que más quiere, aunque también tiene sus fallos y eso lo hace vulnerable y más cercano, yo por lo menos he sentido más empatía hacia él que hacia Leah.
Pero aun así es un libro que me ha mantenido enganchada a sus páginas desde el principio y que en general me ha gustado. Es verdad que la autora se centra mucho en sus protagonistas principales, pero en este libro se puede atisbar algo más de la vida de los secundarios, sobre todo del hermano de Leah, que era un personaje que me gustó mucho en el primer libro. Aquí vuelve a tener esa fuerza del primer libro y su historia me ha gustado mucho.
En cuanto a la ambientación me ha parecido magnífica, Alice sabe como trasladar al lector a los lugares que nos narra y en esta ocasión he podido disfrutar mientras leía de París.
En definitiva, Todo lo que somos juntos es el broche perfecto para la historia de Leah y Axel, aunque el primer libro me transmitió mucha más emoción que este. Aun así los sentimientos están a flor de piel y podemos volver a disfrutar de una historia de amor muy bonita.
Enlace: https://www.misromancesencon..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (14) Ver más Añadir cita
RomancesencontradosRomancesencontrados07 octubre 2019
¿Cuántos latidos hacen falta para reconocer a una persona? En mi caso, fueron necesarios seis. Dos en los que estuve paralizada, ese instante en el que el mundo parece quedarse en un completo silencio de repente. Otros tres para decidirme a darme la vuelta, porque me daba terror hacerlo. Y uno…, solo uno para tropezarme con esos ojos azules que iban a perseguirme toda la vida.
Comentar  Me gusta         10
RomancesencontradosRomancesencontrados07 octubre 2019
Somos los amaneceres en la playa y el sonido del mar, somos las noches de estrellas en la terraza, las ganas de desnudarnos, nuestras canciones, el rojo del atardecer y todos los trazos que he hecho pensando en ti. Somos estas paredes que te rodean, lo que hemos vivido. Y también todo lo que está por llegar.
Comentar  Me gusta         00
RalipbooksRalipbooks23 junio 2019
Las personas van y vienen todo el tiempo, cierran y abren puertas por las que entran o se marchan. Ocurre a menudo. Alguien sale de tu mundo o no vuelve a cogerte el teléfono mas, pero ¿que pasa con todo lo que no puede llevarse? Los recuerdos, los sentimientos, los instantes... ¿Pueden desaparecer y convertirse en polvo? ¿Donde permanecen? Quizá se queden mas en los brazos de uno que de otro. Quizá en mi caso yo me he quedado con todas esas pertenencias invisibles, una maleta enorme y llena, pero ella haba conseguido seguir aminando sin llevar una carga pesada en su espalda
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
FINAFINA15 mayo 2019
Años después entendí que hay sonrisas que esconden verdades. Que hay tardes cualesquiera que se convierten en recuerdos importantes. Que los momentos determinantes ocurren cuando menos te lo esperas. Que el encanto de la vida reside en ese algo impredecible.
Comentar  Me gusta         10
naitoranaitora27 julio 2019
Años después entendí que hay sonrisas que esconden verdades. Que hay tardes cualquiera que se convierten en recuerdos importantes. Que los momentos determinantes ocurren cuando menos te lo esperas. Que el encanto de la vida reside en ese algo impredecible.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: beatlesVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

La Metamorfosis

Gregorio Samsa es un ...

escritor
viajante de comercio
banquero
burócrata

13 preguntas
26 lectores participarón
Thème : La metamorfosis de Franz KafkaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..