InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8477026211
Editorial: Valdemar (01/11/2008)

Calificación promedio : 3.59/5 (sobre 37 calificaciones)
Resumen:
La escritora Shirley Jackson (1916-1965) publicó su primera novela The Road Through the Wall en 1948, a la que siguieron
Hangsaman (1951), The Bird's Nest (1954),
The Sundial (1958) y We Have Always Lived in the Castle ,
en 1962, que obtuvo una valiosa publicidad extraliteraria cuando
al marido de Shirley Jackson se le ocurrió hacer público,
en las páginas de un conocido rotativo, que su autora
había practicado la brujer... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (29) Ver más Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 28 noviembre 2017
Me enfrenté a esta lectura con un poco de miedo, y no precisamente por su vitola de clásico del terror. En poco tiempo me topé con un par de opiniones algo negativas de personas de las que me fío mucho de su criterio, y bueno, que me pillaron justo con el libro entre las manos. Una vez superado el trance tengo que admitir que a mí sí me ha gustado, aunque tiene sus "peros" y no me ha parecido redondo. Me gustó más Siempre hemos vivido en el castillo, pero no me ha decepcionado tal y como estaba temiendo que podría pasarme, y lo he disfrutado.
La novela tiene como punto de partida algo que ahora nos puede parecer manido pero que en realidad (y es una de las cosas por las que está considerado un clásico del género) comenzó con este libro: un grupo de cazafantasmas en una casa encantada. O más bien un cazafantasmas y unas cuantas cobayas humanas que han demostrado en algún momento de sus vidas facultades parapsicológicas, y que serán los encargados de captar y transmitir todo lo que perciban. Así, junto al doctor Montague, encargado de la investigación basada en métodos del siglo XIX (alojarse en la casa sin más, a ver qué pasa), tenemos a Theodora (atractiva, algo infantil, siempre buscando ser el centro de atención, personalidad arrolladora), Eleanor (complejo de inferioridad, nulas habilidades sociales, encerrada en sí misma, psicológicamente débil) y Luke, sobrino de la dueña de la casa y cuya presencia ha sido impuesta por ella. Cuando llegan a la casa solo les esperan los Dudley, el matrimonio encargado de cuidarla y que siempre, siempre, la abandonan antes de que anochezca.
La narración se toma su tiempo. En las primeras cien páginas llegamos a la casa, conocemos su historia y nos adentramos, sobre todo, en la mente de Eleanor. Nada de terror ni sobresaltos salvo la sensación de vileza que produce la casa en ellos... una casa que observa, vigila, y cuyo mal radica en su propio ente como edificio. Tienen que transcurrir otras cuantas páginas más hasta que finalmente pasa algo, y cuando lo hace, algunas escenas de terror, u horror, o como queráis llamarlas, son muy, muy buenas; al principio los participantes del experimento lo disfrutan, su estancia allí por fin da sus frutos, se lo toman como un juego, pero pronto las cosas comienzan a torcerse. Una atmósfera como esa puede sacar lo peor de cada uno de ellos y hacerles pedazos, y eso nos lleva nuevamente a Eleanor.
La autora se centra descaradamente en los personajes femeninos, ya sea Theodora, Eleanor o la señora Dudley, pero de entre todas ellas, destaca Eleanor como reina de la función. Tímida y acomplejada, posee tendencia a fantasear sobre cómo le gustaría que fuese su vida, y esas fantasías son las que les cuenta a los demás como si fuesen su propia realidad. Vive bajo el yugo del recuerdo de su madre, recientemente fallecida y a la que llevaba cuidando once años: lo que diría, lo que opinaría... y es en ella, en Eleanor, donde la casa encuentra un pasillo libre por el que entrar gracias a su incapacidad para soportar un estrés psicólogico extremo. Disfruta, realmente disfruta lo que ocurre en la casa, y pronto comienza a plantearse qué haría de tener que decidir entre la casa y sus compañeros. La narración comienza a volverse muy introspectiva, y aunque al principio resulta muy interesante, es quizás en este punto donde flojea un poco la historia porque se vuelve muy reiterativa... o por explicarlo mejor, cuando la casa se mete en la cabeza de Eleanor, los monólogos interiores del personaje se repiten y la historia da vueltas sobre sí misma y se hace algo más pesada. Estás deseando que la saquen de ahí.
Dicho todo esto, resulta evidente que estamos ante una novela muy psicológica, muchísimo, y muy intimista. Quien busque terror puro y duro que se busque otra cosa, porque esta novela no se lo va a ofrecer. de hecho, me ha dado la sensación leyendo de que la casa encantada es simplemente una distracción que usa la autora para contarnos otras cosas (como diría el amigo Hitchcock, un mero MacGuffin). Porque sí, trata del miedo, del horror, pero de ese que se lleva dentro y que agarrota, del miedo a ser uno mismo, a sentirse libre, terror a lo que opinen los demás de uno mismo. Y además en la novela encontramos algo que ya estaba muy presente en Siempre hemos vivido en el castillo y que parece una de las señas de identidad de la autora: la ambigüedad, el no saber hasta qué punto lo que sucede está en las mentes de algunos de los personajes o si está sucediendo realmente. Cuánto es verdad y cuánto mentira. Cuánto de encantada tiene la casa y cuánto lo ponen los propios personajes.
También aprovecha Jackson para poner sobre la picota a los charlatanes, los timadores de la parapsicología, aunque a mí particularmente el modo en que lo hace no me ha llegado a gustar. Creo que rompe mucho el clímax de la novela y te saca un poco de la historia, aunque el final, coherente y el que tiene que ser, compensa el resbalón.
Como veréis, creo que la novela tiene cosas muy buenas, y otras que lastran un poco el resultado final. Repito que a mí me ha gustado (aunque tampoco me parece una obra maestra como dicen, tiene cosillas que le impiden serlo), pero entiendo que haya gente que se quede un poco igual o que directamente le decepcione. de hecho no es un libro que creo que recomendase alegremente. Y esto me lleva a que ya son varias las personas que conozco o a las que he leído/escuchado decir que esta autora está muy sobrevalorada, y me gustaría conocer vuestra opinión al respecto. Yo disfruto de sus novelas, no puedo decir de ninguna que me haya decepcionado, pero conozco gente muy afin a mí en lecturas que no puede ni verla, y me parece curioso.
Dos cosas y termino. Una: El prólogo de Antonio José Navarro que incluye la edición de Valdemar (preciosa) es fantástico y de obligada lectura. Dos: hay un par de adaptaciones de esta novela. Una de 1999, que yo vi hace un porrón de años sin saber precisamente que era una adaptación, es un truño como una casa que no tiene nada que ver con el libro (Liam Neeson y Catherine Zeta-Jones a la cabeza). La otra, de 1963, es mucho más afín al libro, a su espíritu implícito en lugar de explícito y, aunque no es perfecta, pues eso... que es mucho mejor. Por si os apetece sesión de cine encantado :)
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
lectoralila
 29 noviembre 2020
Casas encantadas, ¿a quién no le encantan? Decidí finalizar las lecturas de octubre con la misma autora que había empezado; Shirley Jackson. “Siempre hemos vivido en el castillo” no me terminó de conquistar, por aquello de tanta cuestión esotérica y tanto personaje peculiar. Y un poco lo mismo, pero a diferente escala, me ha pasado con “La maldición de Hill House”.

Eleanor, Theodora y Luke son los tres invitados del Dr. Montague en la mansión. Tres personas a las que ha escogido por su especial inclinación hacia lo sobrenatural. Así pues, entre puertas que se abaten misteriosamente, pintadas sangrientas en las paredes, y partidas de cartas fantasmales, vamos viendo cómo estos tres personajes se relacionan entre sí al tiempo que la casa se va manifestando. Hill House es mi personaje preferido sin ningún tipo de duda; retorcida, inclinada y con vida propia; el talento de Jackson para darle voz a objetos inorgánicos me ha dejado fascinada. En cuanto a los humanos, ¿qué puedo decir? No he logrado conectar con ninguno de ellos. Theodora y su contradictoria excentricidad, Luke y su inacción constante (que bueno hubiera sido que la casa se lo tragase), y Eleonora, la protagonista, con su pasado inquietante.

Con capítulos paranoides y escenas asfixiantes, he llegado al final del libro y me he quedado fría, tanto o más que el tacto de un fantasma. Aún así, a pesar de que no me haya gustado, agradezco que haya autoras que escriban en este género, y es por ello que aunque sus obras no me terminen de conquistar, siempre me voy a animar a leerlas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
crismonteoliva
 28 septiembre 2020
¿Crees en los edificios encantados? ¿En castillos, mansiones, hospitales o incluso cárceles en las que los fantasmas se han quedado atrapados y no dejan de dar sustos a todo aquel que se atreve a ir a investigarlos? ¿No estás cansado de que las historias sobre estos lugares sean, hasta cierto punto, predecibles? Entonces, ¿qué tal si te adentras en la más fabulosa de todas ellas, una en la que no podrás dejar de leer adictivamente hasta el final? Me estoy refiriendo a La maldición de Hill House, el clásico de terror del siglo XX de Shirley Jackson que ha inspirado, además de varias películas, una exitosa serie de televisión, y que la editorial Minúscula por fin ha reeditado en el otoño de 2019. Si quieres saber un poco más sobre este libro antes de decidirte por él, solo tienes que seguir leyendo esta reseña.
Obsesionado por alcanzar cierta reputación en el complicado mundo de lo paranormal, el doctor John Montagne decide alquilar la mansión de Hill House, maldita prácticamente desde su construcción, para llevar a cabo en ella un experimento. Para el experimento, consistente en la estancia en la casa durante varios días del doctor y dos desconocidas que él mismo se ha encargado de reclutar, y un representante de la familia propietaria de la casa, el aspirante a famoso investigador de lo oculto acabará contando con Eleanor Vance, una treinteañera que, tras la muerte de su madre vive con la familia de su hermana; Theodora, una joven alegre y divertida que decidió aceptar el reto por mero impulso; y Luke Sanderson, el joven miembro de la familia dueña de la casa. Si bien la estancia comienza con una mezcla de escepticismo y el optimismo, pronto los sucesos extraños comenzarán a sucederse. La iracunda casa está cansada de estar vacía y pronto se fijará en alguien para hacerle compañía. ¿Conseguirán nuestros investigadores salir indemnes de la experiencia?
Entre unas amenazantes montañas, más allá de un pequeño pueblo, se encuentra la laberíntica Hill House. La historia de esta casa está llena de algunos momentos trágicos, por un lado, y otros inexplicables, por otro. No es de extrañar, por tanto, que sea el lugar elegido por doctor John Montagne (un tipo que pronto descubriremos que vive a la sombra de su autoritaria mujer) para llevar a cabo su investigación paranormal.
Aunque en principio esta parezca una novela coral, pronto nos daremos cuenta que ni el sabio doctor, ni la vivaracha Theodora ni el simpático Luke tienen el mismo peso en la historia que la casa, ese monstruo de habitaciones tan estratégicamente situadas que son siempre difíciles de encontrar (lo que hará que cualquier visitante, cuanto menos, se irrite), y Eleonor, la desdichada chica que, tras la muerte de una madre a la que debió cuidar durante su juventud, busca su lugar en el mundo.
La impredecible Eleonor no es una amargada, como los insoportables Dudley, los inquietantes guardeses de la casa. Tampoco es tan divertida como Theodora o Luke, a los que coge pronto cariño (especialmente a Theodora). Eleonor es una mujer perdida en el mundo a la que se le ha privado de tener juventud por estar al pendiente de una madre que estuvo enferma demasiado tiempo. Convencida de que aún tiene tiempo para hacer cosas interesantes, y siempre acompañada por una gran imaginación y sus ganas de disfrutar de cada momento, Eleonor se monta en el coche que comparte con su hermana, sin permiso de esta, y emprende el que ha de ser la gran aventura de su vida. Pero, ¿cómo acabará esa experiencia para ella? ¿Y para todos los demás?
Los que ya habéis leído anteriormente la otra magnífica novela de Shirley Jackson publicada en España también por Editorial Minúscula, Siempre hemos vivido en el castillo, ya sabréis que esta autora, ya fallecida, era capaz de crear historias increíblemente espeluznantes, personajes capaces de hipnotizar al lector y atmósferas tan atrayentes como opresivas. He de decir, por tanto, que La maldición de Hill House es otra magnífica muestra de lo que la prodigiosa mente de esta escritora atemporal era capaz de idear en cuanto a grandes historias de terror psicológico se refiere, y que la lectura de esta deliciosa novela no solo os sorprenderá, sino que os hará plantearos no solo si los edificios encantados existen, sino también hasta qué punto puede llegar la imaginación y la autosugestión a la hora de creer en ellos. Dicho esto, ¿a qué esperáis para poner rumbo a Hill House? Estoy segura de que la casa os atrapará. ¡Pero no temáis, que esta vez será para bien!

Enlace: https://laorilladelasletras...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
laurass89
 08 noviembre 2019
Los objetos cotidianos
El doctor en Filosofía, John Montague, lo tiene claro, si quiere realizar un estudio sobre fenómenos paranormales tiene que vivirlos, así que decide alquilar Hill House, una casa de dudosa reputación de la que nadie quiere hablar. Sin embargo, no puede llevar a cabo el experimento solo, así seleccionará a sus acompañantes entre personas que, de una u otra manera, hayan tenido contacto con lo paranormal. Así encontramos a Theo y Eleanor, a ellas se les une Luke, heredero de la casa y por lo tanto necesario para la experiencia.
Con estos ingredientes se nos presenta La maldición de Hill House. En un primer momento reconozco que la novela puede despistarnos un poco, ya que la narración fluctúa entre la descripción muy detallada de los objetos y los pensamientos, quizá algo inconexos, de las protagonistas femeninas. Sin embargo, cuando estamos situados en la casa, durante la primera noche, comenzamos a lanzarnos en una narración que sin dejar los detalles nos abruma por lo desquiciante.
Así, poco a poco la novela nos irá contando las sensaciones de los habitantes de Hill House, aunque se centrará mucho en los personajes femeninos. Con ellos, seremos conscientes de que los cambios se producen en los objetos y las salas de la casa, y que no serán tanto manifestaciones. En este sentido, el terror de Shirley Jackson me ha encantado porque apela a esos momentos en los que miramos un objeto de casa que creíamos que estaba de una manera y se presenta de otra. Es ese terror de lo mínimo que desquicia.
Obviamente a medida que pasan más tiempo en la casa, los fenómenos aumentan en su presentación y en su tensión narrativa. de este modo, Theo y Eleanor comenzarán a tener pensamientos perturbadores, que particularmente me han agobiado por lo reales y por, quizá, la posible frecuencia con la que, sin motivo aparente, aparecen en nuestros pensamientos diarios. No quiero dar más detalles para no hacer spoiler. Por su parte, los personajes masculinos, verán mermada su masculinidad, porque básicamente, a pesar de que lo intentan, su capacidad de protección es nula. Dentro de esa idea de lo desquiciante, este otro punto que me ha gustado de la novela, ese quiero y no puedo de Luke y John.
La clave de lo femenino
A pesar de que no suelo ser muy «política» en las reseñas, en este caso tengo que reconocer que no paro de pensar en que esta novela me ha gustado, tal y como está contada, porque la ha escrito una mujer y las protagonistas son mujeres. Creo que el hecho de que la perspectiva sea femenina ha enriquecido ese miedo por lo mínimo, ese miedo por lo que pensamos y no por lo que hacemos. Stephen King, por ejemplo, que admira a esta escritora, tiene un terror que va desde lo psicológico a lo espectacular, y ha bebido mucho de Shirley, pero no consigue que un «y yo más» sea tan espeluznante como sucede con los personajes de Eleanor y Theo.
Además, la perspectiva de la «ama de casa» creo que tiene un peso importante y necesario en la novela. La autora, a pesar de ser escritora de éxito ya en su época, se vio obligada por su marido a encargarse en exclusiva de sus hijos y su casa. Esto lo vemos perfectamente expresado, por ejemplo, en cómo es Elanor, en cómo es la señora Dudley, en cómo es Theo, y creo esta perspectiva y estos personajes eran muy importantes en la época, pero también en la nuestra, porque hemos avanzado muy poco.
A todo esto tenemos que añadir unas descripciones muy detalladas, pero para nada pesadas, una configuración de escenarios estupenda y una ejecución de diálogos magistral, que se mueven entre lo que se dice, se piensa y se entiende. En definitiva, un estilo muy particular, atrayente y absorbente.
Y no hacen falta más motivos
Todo esto, es decir, el enriquecimiento cultural y literario, más una narración agobiante y desquiciante (perdón por repetirme), hacen que tengamos una historia de miedo que cuando menos nos lo esperemos puede sucedernos a nosotros. Os animo a leer, sin duda, la novela. Espero que os guste

Enlace: http://ellibroenelbolsillo.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
writingwithmagic
 03 agosto 2020
Yo ví la adaptación que hizo Netflix hace un par de meses y decidí darle una oportunidad el libro para ver que onda. Para iniciar la trama es totalmente distinta. Lo único en común es la casa y algunos nombres de personajes. La historia me pareció muy buena, súper interesante. Cuando leí la sinopsis me esperaba otra cosa, algo como un real grupo de investigación pero eso no quita que esta trama no sea muy buena. Me encanta la ambientación de la casa, súper detallada, hace que te sientas dentro de ella.
Los personajes están muy bien construidos. Vivimos la historia de Eleanor, aunque está narrada en tercera persona. Ame muchísimo como este personaje evoluciona y se transforma en algo totalmente distinto pero conservando su esencia romántica y emocional hasta el final. Me pareció un personaje con muchos mambos y problemas que sólo busca una aceptación social; esta todo el tiempo intentando evitar quedar en ridículo y que alguien la quiera por quién es, lo cual me pareció lo más humano que leí en este libro. La verdad a este personaje le doy un 10/10 y me sorprendió lo mucho que empatice con ella; defendiéndola en todo momento y pasando por las mismas situaciones que ella. Theodora es un personaje que odié, al igual que la serie, pero en el libro muchísimo más. Representa la otra cara de la sociedad, aquella que con máscaras que nos engañan para hacernos creer que somos sus amigos y buscan lo mejor para nosotros pero en realidad te humillan y te clavan el puñal por la espalda. La verdad entiendo lo que quiere representar pero muchas de sus acciones me parecieron innecesarias y súper inmaduras. Luke y el Doctor me gustaron mucho al principio y luego decaen un poco pero la verdad no me molestó.
Si vienen buscando una historia con fantasmas y niñas que se aparecen a mitad de la noche, está no es para ustedes. No se centra en lo paranormal (aunque sí hay sucesos que te hielan la sangre) sino que va por otro lado. Es el cómo Hill House afecta a quienes habitan en ella, como hacen que las máscaras caigan y sus habitantes se muestran como son; se pueden pensar en un terror psicológico. de todas formas me encantó la historia, me pareció super original y la prosa de Shirley Jackson es única. Lo único que tengo para decir negativo es el final; me disgustó un montón: me pareció súper precipitado, medio sacado de la galera y sin detalles. Es como la introducción al final o la autora se haya quedado si ganas de escribir lo cual medio que arruina la novela (a mi parecer). de igual manera es una lectura que recomiendo mucho porque tiene partes super escalofriantes y muy humanas a la vez.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10

Las críticas de la prensa (2)
elperiodico20 noviembre 2020
Reseña de una de las participantes en el club de lectura de la novela de terror recomendada por EL PERIÓDICO, que comparte sus comentarios de la novela.
Leer la crítica en el sitio web: elperiodico
elperiodico13 noviembre 2020
La exitosa adaptación televisiva de 'La maldición de Hill House' devuelve a la actualidad la deliciosa prosa inquietante de Shirley Jackson.
Leer la crítica en el sitio web: elperiodico
Citas y frases (13) Ver más Añadir cita
CarolinaGarnero25CarolinaGarnero2518 noviembre 2020
1 . "El miedo es la renuncia a la lógica, la renuncia voluntaria a patrones razonables. Nos rendimos o luchamos pero no podemos enfrentarlo a medias." Hill House
2. “La amenaza de lo sobrenatural es que ataca donde las mentes modernas son más débiles, donde hemos abandonado nuestra armadura protectora de superstición y no tenemos una defensa que la sustituya.”
Comentar  Me gusta         00
PinkyPinky22 enero 2019
No; la coraza de lo sobrenatural consiste en que ataca las mentes modernas cuando están más debilitadas, cuando hemos abandonado nuestra protectora coraza de racionalidad y no nos queda ninguna defensa.
Comentar  Me gusta         12
unmillondepaginasunmillondepaginas07 noviembre 2020
No lo hagas, le dijo Eleanor a la niña; insiste en tu taza de estrellas; una vez te hayan atrapado para que seas como todos los demás, nunca volverás a ver tu taza de estrellas
Comentar  Me gusta         10
PinkyPinky22 enero 2019
La gente siempre quiere sacar las cosas a la luz, donde puedan darles un nombre; no importa que no quiera decir nada, con tal de que tenga cierta aura científica.
Comentar  Me gusta         10
SatrinaSatrina08 diciembre 2017
El miedo –replicó el doctor– es el abandono de la lógica y de la razón.
Comentar  Me gusta         20
Video de Shirley Jackson (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Shirley Jackson
Este relato de Shirley Jackson sigue estremeciendo y perturbando al público lector décadas después de su primera publicación, en 1948. Por momentos enigmática y desgarradora, La Lotería plantea cuestiones problemáticas sobre la conformidad, la tradición y la violencia ritualizada que pueden perseguir aun al pueblo más bucólico y pacífico. Esta adaptación gráfica de Miles Hyman, nieto de Jackson, permite conocer o redescubrir esta historia como nunca antes se ha hecho. Ha creado una inquietante visión de la aldea donde se desarrolla el relato y del inolvidable ritual que ejecutan sus habitantes. Los detallados paneles a todo color de Hyman generan una oscura atmósfera que aporta una nueva dimensión de terror a la historia original. La Lotería, de Shirley Jackson es un tributo a la autora, y reimagina su icónico relato como una impresionante narración visual.
+ Leer más
otros libros clasificados: terrorVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Qué escritor o escritora se esconde tras la película?

El Halcón Maltés / The Maltese Falcon (John Houston 1941)

Raymond Chandler
Patricia Highsmith
Dashiell Hammett
James Ellroy

20 preguntas
39 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *} .. ..