InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Jaime Valero (Traductor)
ISBN : 8417390618
Editorial: Editorial Hidra (19/11/2018)

Calificación promedio : 4.18/5 (sobre 128 calificaciones)
Resumen:
Jude tenía siete años cuando sus padres fueron asesinados y, junto con sus dos hermana, fue trasladada a la traicionera Corte Suprema del Reino Feérico.

Diez años más tarde, lo único que Jude desea, a pesar de ser una mera mortal, es sentir que pertenece a ese lugar. Pero muchos de los habitantes desprecian a los humanos. Especialmente el Príncipe Cardan, el hijo más joven y perverso del Alto Rey.

Para hacerse un hueco en la Corte, Jude... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (112) Ver más Añadir una crítica
Bibliotecariarecomienda
 12 abril 2021
¡Hola a todos!
Hoy os traigo la reseña de un libro que he devorado en apenas 24 horas y eso que la fantasía no es lo mío, no me llama demasiado la atención por lo que no suelo leer este género.
El príncipe cruel es la primera entrega de la serie Los habitantes del aire, compuesta por 3 libros y algunos relatos cortos que la complementan. Son unas historias que nos sumergen en el mundo feérico de Elphame, sus costumbres, su política y las intrigas de la corte.
He aprovechado la reciente reedición del estuche especial que incluye dos relatos: Relato especial de Una visita a las tierras imposibles y Cartas de Cardan a Jude para hacerme con ellos. Debo comentaros que esta serie no dispone de momento de edición digital por lo que si os interesa leerla solo podéis comprar el libro en papel.
Con tan solo siete años Jude tuvo que presenciar la muerte de sus padres a manos del hombre que después la crió como su hija.
Diez años después su vida está en la Corte Suprema de Elphame junto a sus hermanas Vivienne y su gemela Taryn, donde se educan junto a los hijos de la aristocracia de las hadas. Además de sus hermanas su nueva familia la conforman: Madoc, general supremo del rey y el hombre que mató a sus padres, Oriana, su segunda esposa, Oak, su hijo pequeño.
Es un mundo peligroso para los humanos ya que la mayoría de las hadas los desprecian, un mundo donde no pueden comer, ni beber, ni bailar sin el peligro a caer bajo algún hechizo que pueda quitarles su voluntad, terminar en la servidumbre e incluso acabar con sus vidas.
Jude y Taryn están bajo la protección de Madoc en la Corte. Lo único que se espera de Jude y Taryn es que hagan un buen matrimonio para asegurar su lugar en la Corte. Pero para Jude esto no es una opción, por lo que entrena arduamente para conseguir su nombramiento como caballero de la Corte y ganar la seguridad y el respeto que espera que el cargo le reporte.
No es que las traten demasiado bien, normalmente se limitan a ignorarlas y ellas intentan pasar desapercibidas y no llamar demasiado la atención, pero algo ocurrirá que pondrá a Jude y a Taryn en el punto de mira del cruel príncipe Cardan y su grupo sus amigos, Valerian, Nicasia y Locke. Ambas hermanas, sobre todo Jude, se volverán objeto del acoso y maltrato de estos. A pesar de las recomendaciones de Taryn de agachar la cabeza e ignorarlos hasta que se cansen, Jude no aguantará más y empezará a hacer frente a Cardan y sus amigos, lo que causará más represalias en contra de ellas.
Cuando el príncipe Dain, heredero y futuro rey de Elphame, le proponga que le jure lealtad y se una a él como su espía en la Corte de las Sombras, verá la oportunidad de dar un giro a su vida, que cambiará radicalmente ya que se verá inmersa en las intrigas políticas de la Corte para hacerse con la corona.
El momento de la coronación será un punto de inflexión en la historia, donde los planes de Jude saltarán por los aires y tendrá que tomar decisiones para asegurar su vida y su futuro.
No os podéis imaginar lo que me ha enganchado esta historia, me la leí en menos de 24 horas, la comencé después de comer y no pude parar de leer hasta las 6 de la mañana, ¡menudo enganche!
Como os dije al comienzo no me gusta mucho la fantasía, y menos las hadas, no me han hecho nada las pobres pero como que no me animo a leer una historia si hay hadas de por medio. Aun así no paraba de ver reseñas de este libro por todas partes y me encantaban sus portadas por lo que me animé con ella. En todas esas reseñas te la venden como una historia de enemies to lovers pero ya os digo yo desde ya que no he visto ni pizca de amor entre los dos protagonistas, de hecho más bien todo lo contrario por parte de Jude se aprecia una mezcla de miedo y a la vez fascinación por él (quizá Cardan muestre discretamente algo más de interés), no sé como evolucionará en las siguientes entregas pero desde luego en este libro hay de todo menos romance.
El conflicto de sentimientos de Jude es una de las piedras angulares de la historia, ya que por un lado quiere y admira al hombre que la ha criado como a una hija, pero también le teme y le odia ya que tampoco puede olvidar que él mató a sus verdaderos padres. Por otro lado intenta por todos los medios encajar y encontrar su lugar en una sociedad donde se la considera poco más que basura o una mascota pero a la que ella quiere pertenecer ya que es lo único que conoce. Lo único que la protege en cierta forma es el estatus de su padre dentro de la corte, aun así no deja de ser más que una humana en un mundo en el que las hadas que desprecian y usan a los humanos a su conveniencia.
La evolución del personaje es clara y evidente, empieza siendo una chica que solo quiere defenderse y encontrar su lugar en el mundo donde se ha criado y que termina convirtiéndose en una persona oscura, manipuladora, traicionera y ávida de poder. Aunque en el camino tendrá que enfrentarse a sus inseguridades pues continuamente se está replanteando si las decisiones que toma son correctas o no. Se siente vulnerable y trata de hacer lo necesario para sobrevivir, aunque lo que hace la cambiará sin remedio.
Las decisiones de Jude me plantean un dilema terrible, ya que por un lado la entiendo, tiene que defenderse y proteger a los suyos, pero por otro toma decisiones que me parecen éticamente reprobables y se nota que no le tiembla el pulso a la hora ejecutarlas e incluso disfruta de lo que el poder le hace sentir.
Cardan es un personaje misterioso lleno de claroscuros, la mayoría del tiempo es un déspota, altivo y superficial príncipe dedicado a la diversión y los placeres que la Corte Suprema ofrece, aunque de vez en cuando podemos apreciar pequeñas cosas que nos dan una pista de que quizá no es del todo como aparenta frente a los demás. al estar narrado por Jude solo conoceremos a Cardan a través de sus ojos por lo que realmente no sabremos mucho de él y lo que vemos no es nada bueno. Aunque durante la historia podremos percibir que, aunque a ojos de Jude él es el único culpable de todo lo que le pasa, realmente salvo de palabra él nunca le hace nada, aunque sí que consiente a otros que lo hagan.
Los personajes secundarios son muchos y algunos muy importantes para la trama. Uno de ellos es Taryn, la hermana gemela de Jude, al contrario que Jude ella solo quiere enamorarse y hacer un buen matrimonio con alguien que la proteja y con quien tener una buena vida. Luego tenemos a Vivi, la hermana mayor, es un hada y odia a su padre por lo que le hizo a su madre. Es bastante indiferente con la vida en Elphame y como hada puede viajar al mundo de los humanos donde vive su novia con la que pretende mudarse. Madoc ha sido un padre para ella, la ha educado y entrenado, pero también es el hombre que asesinó a sus padres por lo que siente por él una curiosa mezcla de sentimientos.
El libro tiene 460 páginas y se divide en dos (libro primero y libro segundo) a su vez divididas en prólogo, treinta capítulos más epílogo, la primera parte es más introductoria nos presenta a los personajes y nos pone en contexto la historia, en la segunda parte comienza la acción y los giros argumentales inesperados. Tenemos una narración en primera persona aunque siempre desde la perspectiva de Jude, se trata de una lectura increíblemente adictiva, como os dije la devoré en menos de un día y eso que no es uno de mis géneros preferidos, así que imaginaos lo que me ha llegado a gustar y eso que yo no he visto el supuesto romance, en mi opinión si llega a haberlo se desarrollará a lo largo de la trilogía. Hay un besito, pero no un beso beso, si no un beso de castigo y para escapar de los clichés no es el chico el que lo da en esta ocasión.
Tenemos una historia donde no dejan de pasar cosas en cada capítulo y da unos giros que no te esperas en absoluto. La protagonista no es la típica niña buena, la heroína que salva al mundo, no, Jude podría llegar a ser la villana perfectamente, y aún así cae bien, aunque hace que te pases la mitad de la historia pensando en como va a salir del lío donde se está metiendo que cada vez es más grande.
Veremos como evoluciona esta historia en El rey malvado, ya que ese final de infarto la ha dejado muy emocionante, así que estoy deseando ponerme con ella.
Para terminar quiero comentar que Universal ha comprado los derechos cinematográficos de esta serie por lo que espero poder llegar a ver algún día estas historias bien llevadas en la pantalla grande porque merece mucho la pena la historia.
Si os gusta la fantasía os la recomiendo, si como a mí no os llama mucho la atención, dadle una oportunidad, seguro que os sorprende. 😉
Enlace: https://bibliotecariarecomie..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Lawerson
 29 enero 2019
El príncipe cruel es de esos libros que, por su sinopsis y su mundo, os puede recordar o sonar a la famosa saga de Sarah J. Maas, ACOTAR. Pero no tienen nada que ver, ni ninguna semejanza. Bajo un mundo subterráneo que, se sabe, comparte universo con los libros de Cassandra Clare, Holly Black nos presenta un inicio de fantasía interesante y sorprendente, un libro que, si eres fan de este tipo de historias, tienes que leer sí o sí. Bajo una narración en primera persona a través de nuestra protagonista, Jude, el libro se encuentra dividido, a su vez, en dos partes denominadas primer libro y segundo libro. El libro primero esconde esa introducción tan característica de los libros que empiezan una trilogía o saga, unos primeros capítulos ambientados en el pasado, siendo Jude una niña y viviendo felizmente en el mundo humano, para contarnos esos acontecimientos que le cambiaron la vida, el asesinato de sus padres y cómo fue llevada, bajo protección, al reino de los fae. Tras un salto de diez años, nos situaremos en una lectura que acompañará a Jude y su hermana en su día a día, siendo esta parte una bastante lineal en la que, en la mayor parte de las páginas, no va a suceder gran cosa salvo sobrevivir de los maltratos a los que son sometidas diariamente con palabras, provocaciones y enfrentamientos cara a cara. Será en estos momentos cuando la ambientación se empieza a desarrollar, unos datos que mantienen el interés activo, que consiguen tenerte dentro del libro a pesar de ser una lectura que, en esos momentos, carece de acción o situaciones extremas de tensión y peligro, conociendo los juegos de este mundo, algunos de los personajes secundarios, su forma de ser, actuar y de interaccionar con el espacio tan mágico que se nos abre alrededor. Todo esto se seguirá teniendo, pero llegados a un punto, empiezan a aparecer algunos toques que le dan a esta trama que, hasta entonces, había sido bastante lineal, un elemento nuevo con el que vuelve a captar nuestro interés, consiguiendo con ello Black no desengancharte ni darte la sensación de pesadez. Poco a poco la historia se vuelve algo más temerosa, Jude empieza a meterse en situaciones de peligros y será entonces cuando se empiece a desarrollar todo lo que va a suceder en la segunda mitad del libro. Porque vaya segunda mitad. Todo se revuelve, cambia, empiezan a suceder cosas emocionantes. Hay giros argumentales, la trama se vuelve más adictiva, más explosiva. Los secretos guardados empiezan a abrirse, las estrategias empiezan a funcionar y todo ese principio que se veía como primera toma de contacto a algo mucho más grande evoluciona para meterse de lleno en todo un alboroto que me ha dejado, a cada página, con la boca abierta, juntándose cada una de esas piezas para desembocar en un final que vuelve a sorprender, que no esperabas venir en ningún momento y que deja la historia con una tensión no resuelta, dejándote con demasiadas ganas de leer la continuación.
Creo que, para esta reseña, voy a comenzar por las cosas que menos me han gustado del libro. Y creo que lo que menos me ha gustado ha estado justamente en esa primera parte de la lectura. Por un lado, me ha chirriado mucho el comportamiento de los personajes. Se supone que tienen entre diecisiete y diecinueve años, pero todo lo que hacían era muy infantil, inmaduro. La manera de acosar, de meterse con Jude y su hermana durante toda la primera parte del libro. Parecían niñatos y niñatas en lugar de personas más adultas. Cuando estaba leyendo esa parte me daba la sensación de que estaba leyendo más una historia sobre bullying que otra cosa, porque ese mundo fae se pierde un poco, haciendo que la lectura no me resultara tan satisfactoria, bastante normal. Además, al no tener nada más que sobresaliera con respecto a eso, se me hacía algo monótono que todo el tiempo fueran las mismas situaciones, parecía que la historia se había quedado estancada un poco en esos momentos. Menos mal que luego todo cambia y la trama da un giro impresionante que le ha venido genial, era lo que necesitaba.
Junto a esto está la ambientación, que ya he mencionado que, a causa de tener a unos personajes peleándose constantemente, se queda algo agazapada. Pero tampoco es una ambientación a destacar. Sí que es cierto que tenemos lo básico: mitos, fábulas, acciones históricas, nombres de leyendas; Se mencionan algo las demás cortes, tenemos un poco del funcionamiento de este reino... pero no es una ambientación desarrollada con mucha profundidad y detalles, y creo que ha sido porque el libro avanza con mucha agilidad en cuanto a la narración, la autora no se para a explicarnos de manera mucho más detallada el universo que ha creado. Había momentos en los que no sabía donde estaba, me he confundido con las zonas, no sabía si estaba en un punto u otro cuando Jude se movía. Es como que todo eso no ha tenido demasiada importancia para Holly Black y se ha quedado mencionado de manera superficial, lo justo para tener algo, pero ya. Lo mismo me ha pasado con algunos personajes, incluso con la propia Jude al principio. Me costaba congeniar con ellos, con ella. Me gustaba su carácter luchador, es algo que siempre ha mantenido y, a medida que avanza el libro, demuestra más cosas con las que me ha conquistado completamente. Pero la mayoría se han quedado en la sombra, no he conseguido tener grandes detalles ni de Cardan, ni de Locke, ni de Vivi, ni de muchos más, incluso hay personajes de los que ya no recuerdo su nombre. Eso sí, cada uno tiene su papel, algunos más importantes que otros, y estoy segura de que en los siguientes libros eso se va a desarrollar a algo más, que tendrán más peso. Pero salvo Jude, algo de Cardan ya en la segunda parte del libro y pocos más, no me han dicho demasiado.
¿Qué cosas sí me han gustado? Hay una cosa menor y otra principal. La menor es el romance. ¡No hay romance! No hay una historia de romance propiamente dicha. Es más política, supervivencia, lucha, que otra cosa. Y creo que, si la autora hubiera puesto a Jude dentro de un romance, ésta hubiera perdido mucho de su personalidad, su manera de ser. Creo que ha sido un punto a favor porque, al principio, sí tenía esa sensación de toparme con alguna subtrama así, es como que veo que este tipo de historias vienen siempre acompañadas de algún romance, pero luego he visto que no, que este libro es impredecible. Y eso me encanta. Que nunca sepas qué va a pasar, es lo mejor. Así que no, no hay romance y lo he agradecido enormemente. Creo que no usarlo como recurso ha venido bien para cuajar el final del libro, ha venido bien para que Holly haga lo que ha hecho porque, de otra manera, no hubiera funcionado. No crear ninguna conexión sentimental en Jude le ha dado ese toque independiente, frío y calculador que tiene, lo que ha hecho que actuase de esa manera buscando siempre su propio bienestar y el de sus hermanas. Y eso es lo que más me ha alucinado. Cómo Holly, en esa segunda mitad del libro, lo cambia todo. Empiezas leyendo una historia que no destaca por ser todo el rato Cardan y amigos acosando a Jude y hermana, y terminas con una historia mucho más grande que eso, más seria, con mucha política y giros argumentales, completamente distinta. Da vida, mucho juego, nuevos toques. Se convierte todo en algo inestable, todo puede pasar y, de verdad, pasan muchas cosa que me han dejado KO. Nunca te lo esperas, siempre hay sorpresas y se abre un juego mental y táctico impresionante. Todo ese mundo fae se convierte, de pronto, en un tablero de ajedrez, donde los peones se mueven lentamente para dejar que la reina haga jaque mate. Lo he recibido todo tan bien, me lo he pasado pipa a pesar del sufrimiento que se vive, todo se desarrollaba de manera vertiginosa, Jude ha estado magistral y, dios, DIOS, el papel de Cardan. Es que me muero por leer el siguiente libro porque se ha quedado la cosa que madre mía, y necesito tener y ver qué va a pasar ahora con todo.
Así que, en resumen, tenéis que leer este libro sólo para quedaros ojipláticos con el final. Jude como protagonista es un soplo de aire fresco, la historia de El príncipe cruel va evolucionando a medida que la historia va avanzando, y pasamos de un inicio lento y monótono donde no podéis caer en el engaño de que siempre será así, donde quizás los personajes no dicen mucho, a una trama arrolladora en la que va a pasar absolutamente de todo, y donde esos mismos personajes empiezan a tener algo más de peso y protagonismo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
piedadrs96
 05 octubre 2020
Es posible que mi opinión diste mucho de la popular, empezando por la nota (un 3) y terminando con los puntos negativos que voy a marcar. Las expectativas siempre juegan malas pasadas y acaban haciendo que te preguntes: ¿Por qué tiene tanta fama o ,como se le dice ahora, "hype"? Sin embargo, eso no quita que lo haya disfrutado y que me haya quedado con ganas de leer el segundo libro porque, resistir ese principio tumultuoso, acaba mereciendo la pena.
La historia comienza con Jude, Taryn y Vivianne viviendo con sus padres en el mundo mortal. Un día, Madoc se presenta en su hogar y, movido por la venganza al haber sido traicionado por su esposa y otro humano, los asesina. A partir de entonces, las tres niñas, terminan en el mundo de las hadas y son criadas como hijas del general. Mientras que Vivianne, la hija biológica huye de allí constantemente y pone trabas a su padre por sus actos, Jude y Taryn tratan de ser aceptadas en su nueva vida a pesar de ser mortales. A pesar de los constantes desprecios del príncipe Cardan y sus amigos, Jude sigue luchando para conseguir formar parte de la corte y ser soldado, algo para lo que ha estado entrenándose toda su vida.
A pesar de que su principio te deja con la boca abierta, sintiendo que la historia empieza con fuerza. Una vez que vemos cómo ha pasado el tiempo y cómo le va la vida a Jude en su nuevo hogar, el ritmo decae hasta rozar el aburrimiento. El primer problema de este cambio se encuentra en las descripciones. Adoro saber los detalles y me encanta poder visualizarlo todo, pero hay libros en los que eso no es beneficioso. Aquí consigue ralentizar la historia cuando convendría un poco más de velocidad, además de que algunas de las descripciones eran redundantes y repetitivas. Si ya sabes cómo funciona, por ejemplo, el lago, ¿Por qué necesitas que vuelvan a decírtelo unas cuantas páginas después?
A eso, debemos añadirle la actitud de los personajes. Tardan mucho en evolucionar y Jude, a pesar de tanto discurso de fuerza y decisión, realmente no lucha. Se pasa casi la mitad del libro lamentándose su suerte, repitiendo constantemente lo malo que es estar allí y suspirando por conseguir formar parte de aquel lugar de todas formas. Aunque, en parte, es comprensible dadas sus circunstancias y es normal que se lamente cuando le hacen tanto daño, me hubiese gustado ver más acción por su parte y menos palabras. Decidir que quieres avanzar está bien, pero si tardas tanto en actual, el ritmo de la narración se pierde y se vuelve, una vez más, repetitivo. Todo esto, sumado al hecho de ser un primer libro, hacía que fuese exageradamente introductorio. No hay ningún avance real hasta que no llegas al segundo libro.
En cuanto consigues pasar esta parte mucho más lenta y decepcionante, das con la clave para engancharte a la historia. Dando un giro de ciento ochenta grados, pasamos de tener un ritmo aburrido, a no querer soltar el libro para no perderte ni un solo segundo. Las palabras se las lleva el viento y las acciones prevalecen frente a todo lo demás. Incluso las descripciones cambian y dejan de ser tan repetitivas e introductorias. La trama te engaña constantemente. Da igual lo que pienses que va a ocurrir, aunque aciertes en algo, los medios para lograrlo o el resultado final serán verdaderas sorpresas. Siempre habrá un elemento que gracias a la omisión, pero sin que pierda cohesión o veracidad, acaba dejándote con la boca abierta.
Además, la evolución de los personajes a partir de ese instante es bastante interesante. Jude nos hace plantearlos si las circunstancias la hacer ser quién es, si ella es así por sí misma o si el hecho de haber sido criada por Madoc a tenido algo que ver. Sea cual sea la respuesta, deja atrás el discurso de lamentación y melancolía del principio para tomar el control y las riendas de su propia vida. Aunque aún siento que puede dar más de sí y espero ver más cambios en los próximos libros, creo que su evolución es una de las mejores cosas de esta historia. Vivianne y Taryn nos muestran sus verdaderas caras también, demostrando, una vez más, que nadie es quién parece ser y que las palabras no sirven de nada si no hay actos. La evolución de Vivianne, aunque sea pequeña, ha hecho que la vea con mejores ojos y no sea la niña que quiere llevar la contraria a su padre, sino algo más. Taryn, en cambio, tiene la evolución contraria y hace que veas cómo se ha adaptado a la perfección al mundo en el que viven. de Cardan, solo se ha visto su crueldad y un poco de lo que le hace ser así, pero aún siento que queda mucho por descubrir de él, aunque aún no se haya dicho nada.
En conclusión, a pesar de ese principio tan lento, introductorio y repetitivo que tiene, he disfrutado leyendo ese final que te deja con la boca abierta. Las intrigas y estrategias hacen que merezca la pena seguir leyendo las partes aburridas para alcanzar las más trepidantes. Si os pasa igual que a mi, si no lo amáis o entendéis desde el principio, resistid, porque es de esos libros que acaba mereciendo la pena, aunque no esté a la altura de las expectativas. Además, considero que siempre es mejor un final fuerte con un mal principio que leer una historia increíblemente buena desde la página uno con un final horrible.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
lavidademisilencio
 14 enero 2021
La vida de Jude nunca vuelve a ser la misma tras el asesinato de sus padres. Tanto ella como sus hermanas Taryn —su gemela— y Vivi serán llevadas a Faerie, un mundo repleto de criaturas mágicas donde tendrán que aprender nuevas normas y adaptarse a un mundo donde los mortales no siempre son bienvenidos.
De su educación se encargará Madoc —el general del rey supremo de Elfhame, Eldred —, una criatura estricta y sedienta tanto de sangre como de poder.
Además de tener que vivir en un mundo que no es el suyo —aunque del que desearía formar parte— y lidiar con Madoc, Jude se enfrenta a otros seres despiadados: sus compañeros de clase. de entre ellos, Nicasia, Vaerian, Locke y, especialmente Cardan, uno de los príncipes herederos, encontrarán en Jude el perfecto entretenimiento.
Mientras tanto, el trono de Elfhame corre peligro. Se rumorea que Eldred pronto cederá la corona a uno de sus hijos... ¿Pero cuál de ellos será?
El príncipe cruel es una novela compuesta por 30 capítulos de longitud media, más un prólogo y un epílogo. La historia está dividida en dos partes: un primer libro y un segundo libro. El primer libro consta de 20 capítulos, y en él se introduce al lector al mundo de Faerie (sus criaturas y sus normas). En esta parte conoceremos a los personajes y veremos cómo Jude se esfuerza por ser una más en un lugar que minusvalora a los mortales, creyéndolos seres inferiores. El segundo libro, compuesto por diez capítulos, se mete de lleno en trifulcas de poder; la trama se vuelve más oscura, haciendo que surja el ingenio y la astucia de Jude.
La novela se narra en orden cronológico (no hay ningún tipo de salto temporal) y enteramente desde la perspectiva de Jude.
En cuanto al ritmo de la novela, es frenético. Aunque la primera parte es bastante tranquila, pronto empieza a aumentar la tensión y las situaciones en las que se ve envuelta la protagonista se tornan más complicadas. Por ello, se me hizo imposible soltar el libro, solo quería continuar leyendo y saber qué pasaba después (a esto también ayuda que los capítulos no eran muy largos, por lo que al final de cada uno de ellos te dejaban con la miel en los labios).
Es la primera vez que leo a Holly Black, y su pluma me ha gustado mucho. Es sencilla, directa y no se entretiene demasiado en las descripciones —cosa que agradezco, puesto que se si se abusa de ellas tiendo a aburrirme—.
Una de las cosas que más destacaría de la novela es la construcción del mundo. No suelo leer mucha fantasía, por lo que no puedo ahondar demasiado en esta temática; por mi parte, me ha resultado muy atractiva la forma en la que ha presentado Holly Black el mundo de Faerie. En muchas ocasiones, cuando se trata de sagas, la primera parte me resulta un tanto aburrida por ser introductoria y no contener demasiada acción. En este caso, El príncipe cruel es una historia muy equilibrada, enlazando la autora perfectamente la trama con la teoría sobre el mundo que estaba construyendo página a página.
También me ha gustado que, aunque el romance está presente en la historia, no es el eje central de la misma. Está en la dosis justa para que quieras saber más, pero no todo gira en torno a él, que es una cuestión a la que tenía miedo antes de ponerme a leerlo. Por suerte, nada más lejos de la realidad.
De la trama me quedo, sobre todo, con los entresijos políticos. Los secretos, las traiciones, todo lo que conlleva que el rey esté a punto de ceder la corona a uno de sus hijos. Me he sorprendido a mí misma disfrutando de este aspecto de la historia, pues suele ser lo que menos me llama la atención en libros de este género.
En cuanto al final, me ha dejado con la boca abierta. No lo esperaba para nada y, si ya tenía claro que le iba a dar las cinco estrellas a El príncipe cruel, con ese desenlace no he tenido dudas a la hora de hacerlo. Hacía mucho tiempo que un final no me dejaba tan buen sabor de boca y unas ganas tan grandes de continuar leyendo una serie.
En cuanto a los personajes, cada uno de ellos me ha aportado algo diferente. Sobre todo me quedo con Jude, que me ha fascinado como protagonista, así como con Cardan que, a pesar de no saberse mucho sobre él, ha conseguido que me pique mucho la curiosidad sobre su pasado.
Jude nunca me sorprendió gratamente como personaje principal. Ante su situación —que maten a tus padres y te lleven a un mundo mágico— pensaba que se convertiría en una mortal que lucha contra el mundo feérico y se enorgullece de ser mortal. Sin embargo, me encontré con que quiere ser parte de su mundo y lucha para conseguirlo. Uno de sus propósitos es convertirse en caballero, y trabaja muy duro para conseguirlo, y demostrar así que merece un lugar en la corte. de ella destacaría su ingenio y su astucia, pues gracias a ellos se producen los mayores giros en la trama.
Cardan se nos presenta como alguien malvado y sin corazón, que es despiadado por naturaleza. Poco a poco, se nos deja entrever que hay un por qué tras esa actitud. Desafortunadamente, en esta primera parte no se ahonda demasiado en el pasado de Cardan, y me quedé con ganas de saber más (menos mal que hay otros dos libros y este solo es el principio de la historia).
Como ya he mencionado en el anterior punto, el romance entre Jude y Cardan no es lo principal de El príncipe cruel, pero su dinámica me ha gustado muchísimo, la forma en la que evolucionan y se van acercando poco a poco. El tipo de historias de amor que más disfruto, las que se producen con naturalidad y a fuego lento.
Por la parte de Jude, de su familia me quedo con Vivi, su hermana mayor. Creo que es, de todos los personajes, uno de los más sensatos. Su otra hermana, Taryn, me ha desquiciado muchísimo, llegando incluso a odiarla. Por otra parte, la relación de Jude con Madoc tiene un gran peso en la historia, pues se enfrenta continuamente a él, al mismo tiempo que busca enorgullecerle.
Por la parte de Cardan, me hubiese gustado que se ahondara más en la relación con sus hermanas, pues si se profundiza bastante en la relación que tiene con sus hermanos Balekin y Dain.
Del resto de personajes secundarios (Locke, Valerian y Nicasia) poco puedo añadir más allá del hecho de que les he odiado a todos.
En definitiva...
Protagonizado por una mortal en un reino de hadas, El príncipe cruel es el perfecto comienzo para una trilogía donde el ingenio y la astucia pueden ser la clave para que la corona descanse sobre la cabeza adecuada. Un mundo de magia perfectamente construido, unos personajes con muchos matices y un romance que, aunque interesante, no es el protagonista de la historia. ¿Qué más se le puede pedir a la primera entrega de una trilogía?
Enlace: http://lavidademisilencio.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Damalectora
 14 abril 2021
No se si mi opinión valdrá para gente que normalmente lee juvenil, tal vez les pueda parecer que mi punto de vista diste mucho del suyo.
La historia comienza contándonos como acaba nuestra protagonista en Faery, como su vida cambia por completo en un abrir y cerrar de ojos, de ser una simple niña, a terminar en otro mundo donde las Hadas son muy reales.
Debo decir que la historia en sí, está muy bien contada, es fácil de seguir, aún que las tramas que van surgiendo don bastante predecibles y algunas demasiado descabelladas.
La autora nos presenta Jude, nuestra protagonista ( pero protagonista en plan el perejil, que está en todas las salsas) al principio Jude es una humana, que sólo tiene un sueño, ser caballero del rey, es lo único que anhela , que quiere y sueña, todo lo demás la da igual.( Cosa que chirría según vas leyendo) .Tiene una hermana gemela Taryn y una hermana mayor Viví. Durante toda la novela siento que Jude empatiza poco muy poco con su familia, y que la autora la ha hecho protagonista principal a cualquier costa. Muchas de las situaciones que nos cuenta con sus hermanas, son casi subrealistas, porque las cosas al principio nos las cuenta de una manera pero luego la protagonista con sus actos nos hace ver que en realidad no es es de esa manera...
Esto me hace pensar que al no ser lectora de juvenil, creo que pienso como lectora de novela adulta y las cosas me chirrían porque lo veo desde otra perspectiva.
No es una novela de amor, pero si hay pequeñas tramas sobre ello, tanto de Jude como de sus dos hermanas, vuelvo a pensar en mí manera de leer el juvenil y me siguen chirriando estas tres tramas, tampoco quiero hacer spoiler de ellas, pero me parecen ridículas las tres.
Con todo esto puedo decir que lo que la novela global si que me ha gustado, el mundo fae me llama mucho la atención, lo primero que leí fue a Karen Marie Moning su serie fever, y puede que vengan con unas expectativas bastante altas para esta novela. Pero en general está muy bien contada, con una trama principal que llega a engancharte y con unos protagonistas secundarios que merecen la pena.
Leeré el segundo para saber qué pasa con Cardan, ya que tengo dos amigas que me lo han recomendado.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (46) Ver más Añadir cita
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda12 abril 2021
Me quieren ver asustada, eso está claro. Durante el simulacro bélico de la tarde, Valerian me pone la zancadilla y Cardan me susurra cosas horribles al oído. Vuelvo a casa cubierta de moratones, producto de las caídas y las patadas.
Pero hay una cosa que no saben: sí, me dan miedo, pero siempre he vivido asustada, desde el día que llegué aquí. Me crio el hombre que asesinó a mis padres, retenida en una tierra llena de monstruos. Vivo con ese miedo, dejo que se asiente sobre mis huesos y lo ignoro. Si no fingiera que no estoy asustada, me escondería debajo de mi colcha de plumas de lechuza en la finca de Madoc para siempre. Me quedaría allí tendida, chillando hasta quedarme sin fuerzas. Me niego a hacer eso. No pienso hacer eso.
Nicasia se equivoca conmigo. No deseo hacerlo tan bien como un hada en el torneo. Quiero ganar. No aspiro a ser como ellos.
En mi corazón, ansío ser mejor que ellos.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda12 abril 2021
—Tu hermana ha renunciado a ti. ¿Ves lo que puedo conseguir con unas pocas palabras? Y las cosas aún pueden empeorar mucho más. Podemos hechizarte para que camines a cuatro patas y ladres como un perro. Podemos maldecirte para que te consumas por el deseo de oír una canción que jamás volverás a escuchar o por recibir una palabra amable de mis labios. Nosotros no somos mortales. Acabaremos contigo. Eres una criatura frágil e insignificante, ni siquiera nos costaría esfuerzo. Date por vencida.
—Jamás —respondo.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda12 abril 2021
—¿Por qué has hecho eso?
—Por diversión —respondo, después aparto el cuchillo de su pescuezo, lenta y deliberadamente. Sonrío, pero por lo demás adopto una expresión inmutable, tan gélida y cruel como el rostro que aparece de manera recurrente en mis pesadillas. Y es entonces cuando comprendo a quién estoy imitando, a quién pertenece ese rostro que me asustó tanto como para querer apropiarme de él.
A Cardan.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda12 abril 2021
A los sirvientes les encanta recordarme lo afortunada que soy: la hija bastarda de una esposa traidora, un ser humano sin una gota de sangre de hada a la que tratan como una hija legítima de Faerie. A Taryn también se lo repiten sin parar.
Ya sé que es un honor haber sido criada junto a los hijos de la aristocracia. Un honor espeluznante del que jamás seré digna.
Comentar  Me gusta         00
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda12 abril 2021
Una espía. Una soplona. Una mentirosa y una ladrona. Obviamente, eso es lo que Dain piensa de mí, de los mortales. Obviamente, eso es lo único para lo que piensa que sirvo.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: Narrativa fantásticaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¡Infiltrados!

¿Cuál de estos títulos no corresponde a la literatura infantil?

Momo
Coraline
Matilda
El ruiseñor

10 preguntas
48 lectores participarón
Thèmes : literatura infantil , Literatura infantil y juvenilCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..