InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Daniel Ramos Sánchez (Traductor)
ISBN : 8416677395
Editorial: Editorial Sexto Piso (08/05/2017)

Calificación promedio : 3.25/5 (sobre 8 calificaciones)
Resumen:
Gornick, una mujer madura, camina con su madre, ya anciana, por las calles de Manhattan, y en el transcurso de esos paseos llenos de reproches, de recuerdos y complicidades, va desgranando el relato de la lucha de una hija por encontrar su propio lugar en el mundo. Desde muy temprano, Gornick se ve influenciada por dos modelos femeninos muy distintos: uno, el de su madre; el otro, el de Nettie. Ambas, figuras protagónicas en el mundo plagado de mujeres que es su ent... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (8) Ver más Añadir una crítica
Pinky
 11 noviembre 2018
Conocí la existencia de esta libro tras verlo recomendado por varios booktubers y blogeros. Todos ellos, sin excepción, valoraban estas memorias de una manera muy positiva, y después de haberlas leído he de decir que para mí ha sido una buena lectura.
Tal como indica su título, este libro va sobre apegos, apegos feroces. Son feroces porque conocemos la vida de su autora centrada en la relación con su madre, y todos sabemos que los sentimientos que nos unen a nuestra madre son especiales, primarios, lo que convierte todo lo que pueda acontecernos con ella en algo que marca nuestra existencia. La autora no es una excepción y yo tampoco. de hecho, he visto reflejada mi relación con mi madre en algunos momentos de la historia. Creo que cualquier persona que lo lea, sobre todo si es mujer, tendrá las mismas sensaciones.

Mientras la autora y su madre van paseando por las calles de la ciudad de Nueva York, escuchamos anécdotas de sus vidas, vemos cómo es su relación y por qué es así, somos testigos de sus desgracias, porque alegrías hay pocas, y nos impregnamos de la vida en la Gran Manzana.
Estas dos mujeres son luchadoras, independientes pero a la vez sensibles, que tienen muchos puntos en común pero a las que les ha tocado vivir momentos difíciles y con formas de ver la vida muy diferentes por el simple hecho de que el momento en que les ha tocado vivir a cada una es muy diferente.
Su madre, una emigrante rusa judía, cuya juventud transcurrió en el primer cuarto del siglo XX. Una mujer educada para casarse, cuidar de su casa y de sus hijos. Vida que llevó haciendo alarde del profundo amor que sentía por su marido. Y que a la muerte de éste mantuvo a su familia poniéndose a trabajar y que penó durante el resto de su vida su ausencia y la soledad en la que había quedado. porque para esta mujer el amor era lo más importante.
La autora, una mujer que estudió en la universidad, que se doctoró y desempeñó una profesión desde entonces, manteniéndose económicamente a sí misma. Llegó a casarse, pero después de un tiempo comprobó que no estaba hecha para ello y, rindiéndose a la evidencia, desde entonces continuó su camino sola, a excepción de aventuras esporádicas que siempre tenían fecha de caducidad.
Por eso la madre, que no comprende el modo de vivir de su hija, siempre quiere imponerle su forma de ver el mundo, su manera de vivir y hacer las cosas. Pero la hija se resiste, y su vida transcurre en una sucesión de reproches, reconvenciones y lecciones. Con el tiempo su madre se vuelve más compresiva y aunque continúa expresando su desacuerdo con la vida que lleva su hija, lo hace más por costumbre que creyendo que vaya a tener efecto.
Es una obra de corta extensión, que se lee bien y que tiene algunas frases memorables. Me ha gustado mucho el genio de estas dos mujeres y, aunque su manera de afrontar la vida es imperfecta lo que me gusta es que son muy auténticas.

Para los amantes de Nueva York, es un libro que tiene altas probabilidades de ser una buena lectura. Para los interesados en el feminismo también será una lectura de provecho. Y para el resto de lectores, no se, pero seguro que si le dan una oportunidad podrán disfrutar de un buen rato de lectura.
Enlace: https://misgrandespasiones-r..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Ber
 22 febrero 2019
Me ha resultado muy aburrido, la verdad. Te cuenta una vida común, llena de situaciones comunes, experiencias comunes, pensamientos comunes... no hay nada que te invite a la reflexión más allá de lo que ves cada día en tu propia vida diaria. Y que conste que no tengo nada en contra del costumbrismo o el naturalismo, pero todo llevado al extremo es malo. Si al menos estuviera escrito de forma brillante, genial. Es literatura, lo más importante debería ser eso: cómo está escrito. Pero ni siquiera en ese aspecto me ha llamado la atención. El estilo es meramente descriptivo, no hay nada detrás de las palabras salvo lo que quieren decir abiertamente. Su escritura carece por completo de pasión, de sentimientos, de emociones. No es más que una enumeración de realidades comunes. Ya me había pasado esto otras veces antes y creo que siempre ha habido una característica común: los autores eran periodistas consagrados; como si fueran incapaces de quitarse ese estilo de crónica noticiaria. Tampoco los personajes son maravillosos y solo dos se desarrollan: ella y su madre. Supuestamente es esta relación lo más importante del libro, y aunque sí que gira en torno a ella, no me parece destacable en nada, tampoco. Lo mejor de la novela, para mí, son los datos históricos: cómo vivían los inmigrantes en la Nueva York de mediados del siglo XX y algunos detalles que da sobre la comunidad judía. Lástima que no profundice más en ello. Total, que recomendarlo, la verdad, no lo recomiendo mucho.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
IsaMtnez
 14 octubre 2018
La infancia me parece una etapa muy importante en la vida. Es una etapa que te deja huella, te moldea e influye en la adulta en la que te convertirás. Todo te llama la atención, sientes mucha curiosidad, te empapas de tu entorno y prestas atención hasta al mínimo detalle. Siempre guardarás recuerdos de tu infancia, con el tiempo los irás rememorando y te irás dando cuenta de diferentes detalles a los que no prestaste atención en su momento.
En Apegos feroces, Vivian Gornick hace un recorrido por la relación que tiene con su madre, tanto en el presente como en el pasado. Me han gustado especialmente los pasajes que se centran en el pasado, los que se centran en su infancia y en la relación que tenía con las diferentes mujeres que le rodeaban. (Nettie, eres un personaje inolvidable). Gracias a esa narración presente-pasado el lector es participe de la evolución que han sufrido tanto la hija como la madre. Además, las llegas a conocer tanto que parece que perteneces a la familia, parece que estás recordando el pasado junto a ellas.
Soy una persona que intenta huir de los "booms" literarios, las expectativas no son mis amigas y me suelen jugar malas pasadas. Esta vez he decidido dar el paso y adentrarme en este pedacito de la autobiografía de Vivian Gornick. Ha sido una gran decisión ya que la forma de narrar de Vivian me ha enamorado totalmente. Hay un pequeño detalle que no me ha convencido pero no por ello ha estropeado mi experiencia con la autora. Es un libro muy intenso pero en ciertos momentos me ha faltado algo, hay ciertos pasajes en los que me sentí un poco fuera de la historia.
Ahora estoy deseando perderme entre las páginas de 'La mujer singular y la ciudad'.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Marinieves
 31 mayo 2019
El año pasado me leí "La mujer singular y la ciudad" de esta misma autora y me pareció tan original que puse en lista de espera el que ahora reseño que había escrito muchos años antes (en 1986), aunque en España se publicara en 2017.
Este "Apegos feroces" es a la vez parecido y diferente a "La mujer singular y la ciudad" y habiéndolos leídos en orden inverso reconozco que en algunas partes me comenzó pareciendo algo repetitivo, un volver sobre lo mismo en cuanto a la relación de la autora con su madre, que no debió cambiar mucho a lo largo de la vida de ambas dada sus respectivas personalidades. Pero, en un momento dado, me di cuenta que estaba haciéndolo al revés, porque la autora no podía repetirse en el libro que escribe primero. Y entonces traté de apartar de mi cabeza las ideas preconcebidas y pude disfrutar de esta obra, que dada la época en la que se escribió, resulta más impresionante.
Son una especie de memorias en vaivén desde la época en que las escribe hacia su infancia y vuelta, con la figura de su madre omnipresente y condicionante hasta la obsesión. Cuenta con pinceladas brillantes la vida en el edificio en el que vivía y la relevancia para su formación como mujer que tuvieron las demás mujeres que vivían en un bloque en el que parecía no haber muchos hombres, sobre todo su madre viuda, eterna guardadora de ausencias de su difunto y siempre quejándose de su situación, y su vecina Netti que, maltratada y abandonada, opta por todo lo contrario no haciendo ascos a ningún hombre que se cruce en su vida sin que eso mejore mucho su situación tampoco.
La obra avanza con los paseos de la madre y la hija por Manhattan rememorando los años de la infancia de Vivian con terribles discusiones ya que ambas han vivido la misma realidad pero parecen recordarla de manera diferente y parecen culparse la una a la otra de sus problemas, discusión que no debió terminar en los años ochenta porque bien avanzado el 2000 siguen discutiendo tan ferozmente como en esta obra.
Además de las discusiones madre-hija o precisamente a través de ellas vemos las distintas posiciones de las diferentes mujeres del bloque, los condicionantes sociales, culturales, religiosos (las protagonistas son judías), económicos... Hablan abiertamente de casi todo lo que pasa en el bloque, malos tratos, abusos, sexo, peleas, ... de forma que vamos conociendo casi sin darnos cuenta la realidad donde se crió la autora y que de algún modo condicionó y forjó su forma de ser y su activismo.
Merece la pena leerlo y repasar hacia atrás, como lo hace la autora, para nuestro propio autoanálisis hacia la liberación personal.
Enlace: https://marinieves.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Joan_R
 12 mayo 2019
Los paseos con su madre por las calles de Manhattan son el escenario que aprovecha Vivian Gornick para relatarnos sus recuerdos y experiencias en la vida. Dos maneras de verla absolutamente distintas. Dos modelos de mujer antagónicos, marcados por la particularidad cultural de cada época. Su madre relega cualquier ideal que no sea el de estar al cuidado de su familia a un segundo plano, o a la completa privación del mismo. En su infancia, Gornick crece viendo ese modelo, pero también el opuesto, el que representa Nettie, una joven vecina, viuda y madre. Hay una clara relación de interdependencia entre autora y madre, que llega a ser tóxica pero que ambas necesitan y no paran de retroalimentar.
Lo reconozco, hay partes que me ha costado mucho conectar con el libro. Gornick narra maravillosamente bien, es capaz de transmitir emociones de manera excepcional, pero me ha faltado algo más, trama y evolución de personajes seguramente. En todo caso, aun sin ser un libro que vaya a recordar por su historia, sí lo haré por haber descubierto a una gran narradora.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00

Las críticas de la prensa (1)
elperiodico12 mayo 2018
La escritora, periodista y feminista norteamericana visita Barcelona tras el enorme éxito de sus memorias 'Apegos feroces'
Leer la crítica en el sitio web: elperiodico
Citas y frases (12) Ver más Añadir cita
Joan_RJoan_R12 mayo 2019
"En el vocabulario de mi madre no existía el amor como tal, solo el Amor. Un sentimiento elevado, de naturaleza espiritual y tinte moral. Por encima de todo, un sentimiento que resultaba inconfundible cuando se hallaba presente e igualmente inconfundible curando se hallaba ausente. «Una mujer sabe si ama a un hombre», decía. «Si no está segura, es que no lo ama». Estas palabras llegaban hasta mí como venidas desde la cumbre del Sinaí La interpretación de la variedad de comportamientos humanos que se suponen derivados del amor no era necesaria en nuestra casa. Si mi madre no era capaz de identificar en otra mujer reacciones a un marido o un amante que duplicasen las suyas, no lo consideraba amor. Y el amor, decía, lo era todo. La vida de una mujer estaba determinada por el amor."
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
ciaovalentinaciaovalentina22 diciembre 2019
Durante un instante, me alejé de mí misma. Vi que me hallaba suspendida dentro de mi propia vida. Sólo una pequeña porción de ella tenía sustancia, el resto yo lo soñaba despierta.
Comentar  Me gusta         10
PinkyPinky09 noviembre 2018
Si ella trabajara, él no tendría que encerrarla en casa. No estaría mal de la cabeza y podría mandar al marido al carajo. ¿No se te ha pasado por la cabeza sabelotodo?. Me he dado cuenta de que, cuando una mujer no puede mandar a un hombre al carajo, con frecuencia acaba loca.
Comentar  Me gusta         00
PinkyPinky09 noviembre 2018
Descubrí que me horrorizaba cocinar: no podía asimilar su valor social, le daba vueltas sin parar a por qué me tocaba a mí proporcionar aquel servicio que ambos requeríamos por igual y seguí siendo obstinadamente inepta durante mucho más tiempo del necesario.
Comentar  Me gusta         00
PinkyPinky09 noviembre 2018
Cuando después de licenciarme se enteró de que yo no era maestra, actuó como si la hubieran timado. En su mente una joven entraba por una puerta con un cartel que decía facultad y salía por otra con un cartel que decía maestra.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: biografíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Quién es el autor o autora?

El fantasma de Canterville (1887)

Edgar Allan Poe
Oscar Wilde
Mark Twain
Mary Shelley

10 preguntas
32 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}