InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 843501956X
Editorial: Edhasa (08/02/2015)

Calificación promedio : 4.34/5 (sobre 68 calificaciones)
Resumen:
Única obra narrativa de la gran poeta norteamericana, ésta es una novela sobre la adolescencia, un retrato de la artista adolescente y de las dificultades que debe salvar para encontrar un lugar propio en un mundo plagado de hostilidades.
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (42) Ver más Añadir una crítica
vanidad
 18 abril 2022
En esta obra, La campana de cristal, la autora expresa, a través de las experiencias de la protagonista, la tensión que para una mujer suponía el hecho de que sólo hubiese dos opciones posibles en la vida: o someterse al modelo convencional de feminidad, es decir, convertirse en esposa y madre y desaparecer como individuo, o seguir una carrera profesional y asumir la soledad y el rechazo social. Es una obra semi autobiografía.
Es esta dicotomía irresoluble lo que provoca la angustia existencial de Esther , la protagonista que, desde el momento en que decide no hacer lo que se espera de ella -esto es, casarse con su prometido y abandonar sus pretensiones poéticas- se da cuenta de que se la considera una mujer al margen de la sociedad y se siente como un objeto.
Esther Greenwood se rebela ante este modelo (encarnado por mujeres como su madre o la madre de su prometido, la señora Willard) y reivindica su deseo de vivir aventuras y de ejercer su libertad creativa, moral y sexual; porque esta novela también habla de la sexualidad de la mujer y pone de manifiesto la necesidad de la liberación sexual femenina para alcanzar la libertad en otros ámbitos, es como si de repente subieras "un escalón" en lo social, a nivel personal, etc... pienso que era más una "presión" que ella sentía en su mente más que algo cuyo resultado final le iba a resultar satisfactorio, ( a nivel sexual claro... ), creo que era decir "negro" cuando todos esperan de tí que digas "blanco".
Pero La campana de cristal es también un retrato lúcido e inteligente de la adolescencia. Es una reflexión sobre el conflicto vital que supone escoger entre múltiples opciones, querer abarcarlo todo y hundirse en la frustración de entender que no es posible.
Es un libro que está muy bien narrado, con descripciones muy bien pulidas y en su justa medida, realmente me sorprendió más de una por su belleza y complejidad, con unas reflexiones muy emotivas, profundas, a veces muy dolorosas y tristes, mientras vas leyendo te vas preguntando qué harías en su lugar, porque es que da de pensar, aunque con esto no digo que se me pasasen por la cabeza sus resoluciones para con los problemas claro está.
El personaje masculino Buddy, (el que se supone que es su prometido pero no lo es) que se comporta de forma amigable y servicial como un amigo fiel, al menos al principio, al final resulta que es un hipócrita, la protagonista lo describe así y pensé que era un poco exagerada pero ya al final del libro me dije: este tío es un egocéntrico, no tiene luces ninguna y parece un desconocido que solo quiere incordiar diciendo estupideces ¿en quién estabas pensando Buddy, en tí?
Para finalizar decir que tanto si la leemos como novela semi autobiográfica como si la consideramos una ficción, se trata de una obra que analiza magistralmente lo que Betty Friedan llamó "el problema que no tiene nombre", la frustración de comprobar que la sociedad ignora las necesidades de la mujer, y la locura y el suicidio como una forma de escapar de la propia imagen femenina distorsionada por un patrón de pensamiento patriarcal.
Destaco estas palabras de Esther, esta triste reflexión donde ella piensa que deberíamos de nacer dos veces, para así poder volver a nacer "remendada", "recompuesta" y "aprobada" para salir a la calle...sin lugar a dudas una obra muy emotiva donde esa campana de cristal nos liberara de la observación de la gente, como cuando de niños en la cama te tapabas con la manta hasta la cabeza cuando te sentías mal, lo malo es cuando ya no eres niño y entonces te consideran loca.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         83
marta_lo
 21 enero 2021
Hasta ahora había leído la poesía de Plath y sus Cartas a mi madre. Todo lo que había leído hasta ahora me mostraba una cara de la autora más bien sentimental, en el buen sentido de la palabra. Pero su novela me ha abierto a una nueva faceta de la autora.
He podido disfrutar de su sarcasmo y humor, con críticas sagaces de la sociedad que la tocó vivir, pero que siguen estando en boga. La presunción de que la mujer debe ser sumisa al hombre, dejarlo todo por él, incluso sus sueños es uno de los temas más tocados en la primera mitad de este libro de esta forma humorística de la que hablo.
En contraposición con estos momentos divertidos, tenemos también los de denuncia social, en los que no escatima en detalles y situaciones agobiantes, incluso alguna cargada de violencia. Y es que es esta la violencia que quiere
mostrar, la que se ejerce a la mujer, en todas sus formas.
Hacia la segunda mitad del libro, comienzan a sucederse diferentes acontecimientos que harán de su lectura mucho más interesante, si cabe. En esta parte, la autora se concentra más en la salud mental, y cómo son tratados por la medicina y la sociedad los pacientes que sufren este tipo de enfermedades. Pero lo más importante es cómo se siente ella, la protagonista, cómo se describen todos esos pensamientos que se le pasan por la cabeza y que a veces incluso distorsionan su manera de ver a los demás.
En algún momento me han chocado ciertos comentarios racistas por parte de la protagonista, aunque eran bastante comunes entonces. Igualmente, me han llamado mucho la atención, y quizá este sería el punto negativo que podría poner a la novela.
No obstante, sus reflexiones filosóficas acerca de la vida, de la mujer y de la sociedad me han parecido brillantes. Una llamada de atención a la sociedad y su visión nefasta de la mujer y la salud mental, cuya lectura recomiendo sin lugar a dudas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         120
vedacris
 16 junio 2021
Qué hacer con esa “campana”, cómo salir de ella cuando te faltan las fuerzas, la perspectiva, cuando todo lo que te rodea no solo no te ayuda sino que te encierra cada vez más y más; cuando no confías ni en ti misma y eres la primera en verte como una idiota, como una inútil; cuando tu madre te cree la única responsable de tu enfermedad -y por tanto de tu curación- y los médicos (hombres) que te han atendido no han sido capaces de comprenderte, de comprender la presión social a la que estás sometida por el mero hecho de ser mujer, y lo único que han hecho por ti ha sido “quemarte por dentro”. Cómo salir de ese “saco negro sin aire y sin salida” en el que cada vez te sientes más dentro.
Cómo tener ganas de vivir, cómo no fantasear con tu muerte, cómo no imaginar las diferentes maneras de salir de esa campana siempre a través de la misma salida. Cómo no tener ganas de morirte e intentar matarte. Cómo escapar de la doble discriminación por “loca” y por “mujer loca”
Esther Greenwood (alter ego de la propia Sylvia Plath) tiene diecinueve años, es una mujer ambiciosa que sueña con ser escritora. Empieza a contarnos su historia a partir de aquella temporada que pasó en Nueva York trabajando en una revista gracias a una beca. Esther es una chica con un carácter fantasioso, tendente a la tristeza, que lucha entre lo que la sociedad le dice que tiene que ser (pura -no solo sexualmente- dócil, obediente, futura esposa y madre abnegada) y entre lo que realmente ella desea y ansía. Su vida se viene abajo definitivamente cuando se da cuenta de que por muchas posibilidades que tenga delante, tantas que el propio hecho de tener que elegir le abruma, en realidad nunca será lo suficientemente libre como para elegir por voluntad propia. Cuando rechazan su ingreso en un curso de escritura cae la gota que colma el vaso y decide que quiere morir, que su vida no tiene sentido. Uno de sus intentos de suicidio, el que consigue llevar a cabo hasta el final, la lleva a un hospital psiquiátrico.
Esta lectura me ha encantado e impactado. La he devorado en unas horas, no podía parar de leer. Es una lectura que dice muchísimo sobre la depresión (podría abarcar cualquier enfermedad mental) y sobre la depresión en las mujeres en concreto. Aunque la historia se sitúa en los años 50 del S. XX, y la psiquiatría estaba aún más en pañales que ahora, no he podido dejar de ver todo lo que aún tiene de actual esta novela: el tratamiento, la estigmatización, el desconocimiento de las enfermedades mentales en general y de las mujeres afectadas por estas enfermedades en particular.
“Son los nervios”. Estamos hartas de escuchar ese diagnóstico en mujeres, no así en hombres. Son los nervios del sexo débil, es la histeria que se solucionaba con electrochoque y hoy con antidepresivos y ansiolíticos sin tratar la verdadera razón que provocan “esos nervios”.
No he podido dejar de pensar durante toda la lectura que, de haber sido un hombre el protagonista, de no haber sido una mujer con su carga impuesta y autoimpuesta, la historia hubiera sido muy distinta.
No me queda otra que recomendar esta lectura, y es que hay muchas razones para ello:
*Conocer a Sylvia Plath, conocer su narrativa, conocer sus razones, ir más allá de su rol de “poeta maldita” ya que estamos ante una novela autobiográfica en gran parte.
*Conocer (o al menos intentar comprender) cómo se siente alguien que sufre una depresión (que no tiene nada que ver con estar decaída o triste).
*Plantearnos la visión de las enfermedades mentales sin perder de vista la cuestión del género.
Un último apunte: si podéis, evitad la edición de Edhasa, es una traducción horrible.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
MarisaCB
 18 marzo 2020
Sylvia Plath fue una de las escritoras más criticadas del siglo XX en la posguerra debido a las diversas crisis mentales que la asolaban y las diferentes y difíciles situaciones en las que continuamente su vida era asaltada. A pesar de ello, sus obras, especialmente su poesía y “La campana de cristal”, su única novela, han pasado a la historia como grandes obras clásicas imperdibles para la comunidad lectora.
La novela fue publicada en 1963 bajo el pseudónimo de Victoria Lucas.
En ella, la autora plasma un estilo propio, irónico e ingenioso, de escritura pulcra y clara, a veces poética, con un vocabulario exquisito y llena de simbolismos propios que han caracterizado sobremanera su obra poética.
Alternando un lenguaje sencillo pero crítico en muchas ocasiones nos confiesa, en esta obra semi-autobiográfica, acontecimientos trascendentales que cambiaron su vida y su arte.
Los personajes de esta historia están basados en amigos y familiares de la propia autora y, aunque parezca contradictorio, ella misma no se oculta detrás de Esther, su personaje. Por el contrario, la dota de valor y esperanza ante sus inquietudes, sufrimientos y reflexiones. Dichas características humanizan a su personaje principal. Además, le otorga las mismas carencias afectivas sufridas en carne propia. Carencias que desencadenaron las crisis mentales que terminarían con su vida.
Los temas tratados en la novela son las constantes con la que la propia Plath se debatía en continuo.
En ella se pone de manifiesto su inconformidad por el hecho que la mujer sea infravalorada en muchos aspectos de la vida cotidiana, y marcadamente en el trabajo, la educación y la sexualidad.
Dentro de este punto, se vislumbra una Plath honesta al otorgar el antagonismo a Buddy Willard, el novio de Esther, y, sin mordazas sociales, expresa su punto de vista sobre el sexo, la virginidad y la doble moral al respecto.
La madre de la propia Plath aparece en la novela como la madre de Esther, también antagónica, en ese continuo afán por exorcizar la imagen y mala relación con su madre, Aurelia Schober.
Al estar en narrado en primera persona hay situaciones que se quedan sin resolver o que la propia narradora se guarda para sí dando por hecho que el lector ya las conoce. También, se suceden constantes saltos temporales inconexos entre el recuerdo de la protagonista y la propia acción.
Personalmente, tenía muchas ganas de leer a Sylvia Plath, ya que había oído hablar mucho de ella como referente de la literatura feminista y la forma de tratar las enfermedades mentales, y, he de reconocer que, a pesar de no ser fácil llegar a comprenderla su estilo me ha enamorado. En “La campana de cristal” he descubierto un libro triste, lleno de soledad y gritos desesperados por encontrar una mano amiga que reflejan de forma auténtica el caos de las mentes desordenadas, depresivas y ansiosas por presiones sociales y culturales.
En conclusión, “La campana de cristal” es una novela muy interesante y ampliamente recomendable. Cabe destacar que no es un libro sencillo debido a que invita al análisis y a la lectura comprometida. Sin duda debido a las valientes y generosas palabras de una Sylvia Plath que trascenderá por generaciones por su fuerte sentido feminista.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Calaveritalee
 18 septiembre 2021
Cuando veía el nombre de Sylvia Plath me imaginaba una prosa enrevesada, compleja, casi mística...y por el contrario me he llevado una alegría por su llaneza y simplicidad. Otra cosa es el estilo magníficamente afilado de la autora que hace que esta obra sea única y no tenga desperdicio, siendo considerada por muchos un clásico moderno. Para mí no es una autora sutil y tierna como imaginaba, he visto a una mujer tipo apisonadora que no deja títere con cabeza, mordaz, criticona, convenida, manipuladora, que no se siente cómoda en el tiempo y lugar que le ha tocado vivir, ni con las personas con las que se cruza. No quiere ser como la señora Dodo Conway con una caterva de mocosos llorones. Tampoco tiene claro que hacer con su vida, lo que le llevará a profundas crisis agrandadas por acontecimientos muy duros que vivirá...un ser incomprendido y solitario. Quería ser libre, pero sentía incertidumbre ante ello, quizás, y además no quería encajar en lo establecido y sus actos deliberados eran una prueba de ello.
Ayuda saber que es una obra autobiográfica, el personaje principal es el alter ego de la autora, pero como me ha pasado a mí, a veces te ves sorprendida preguntándote si será cierto todo lo que describe, todo lo que piensa...por los sentimientos tan crudos que transmite y que te provocan otros como empatía, lastima, enfado, sorpresa...
Otra de las cosas que más me ha impactado y no me ha dejado para nada indiferente, es el trato a los pacientes con enfermedades mentales, y la diferencia entre centros públicos y privados, las terapias que se utilizaban....madre mía!!se me encoge el alma con tanto sufrimiento.
No es de extrañar que se vea volcada toda esa angustia vivida en las páginas de esta obra, donde rememora sus años juveniles, los momentos buenos y los malos, donde era de cara a la galería una niña bien con un futuro prometedor, pero que por dentro estaba la procesión, el pozo negro y frío de su soledad.
Para mí es un libro escrito desde la amargura, desde el deseo de venganza (por todo lo que sufrió, por lo que no le dejaron ser, ni sentir, por la inocencia robada) sin importarle el que dirán de ella por todo lo que hizo, dijo o pensó. Una obra escrita para dar libertad a un alma definitivamente atrapada en una campana de crital. Vuela Sylvia, vuela.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30

Las críticas de la prensa (1)
ElPais23 octubre 2019
Su única novela es un clásico del feminismo, sí, pero, sobre todo, de la literatura universal y de un nihilismo en extremo pasional, nacido de una neurosis casi mística —o lo raro que es ser espectador de tu propia vida cuando no le encuentras sentido—.
Leer la crítica en el sitio web: ElPais
Citas y frases (54) Ver más Añadir cita
LavidamurmuraLavidamurmura01 diciembre 2020
-¿Sabes lo que es un poema, Esther?
-No, ¿qué es? -decía yo.
-Un grano de polvo.
[...]
-También lo son los cadáveres que cortas. También lo es la gente a la que crees curar. Son polvo como el polvo mismo es polvo. Calculo que un buen poema dura mucho más que cientos de esas gentes juntas.
[...]
La gente estaba hecha nada más que de polvo y yo no veía que curar todo aquel polvo fuera algo mejor que escribir poemas que la gente recordaría y se repetiría a sí misma cuando se sintiera infeliz o enferma y no pudiera dormir.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
Merysg3Merysg327 mayo 2020
Vi mi vida extendiendo sus ramas frente a mí como la higuera verde del cuento. De la punta de cada rama, como si de un grueso higo morado se tratara, pendía un maravilloso futuro, señalado y rutilante. Un higo era un marido y un hogar feliz e hijos y otro higo era un famoso poeta, y otro higo era un brillante profesor, y otro higo era Europa y África y Sudamérica y otro higo era Constantino y Sócrates y Atila y un montón de otros amantes con nombres raros y profesionales poco usuales, y otro higo era una campeona de equipo olímpico de atletismo, y más allá y por encima de aquellos higos había muchos más higos que no podía identificar claramente. Me vi a mí misma sentada en la bifurcación de ese árbol de higos, muriéndome de hambre sólo porque no podía decidir cuál de los higos escoger. Quería todos y cada uno de ellos, pero elegir uno significaba perder el resto, y, mientras yo estaba allí sentada, incapaz de decidirme, los higos empezaron a arrugarse y a tornarse negros y, uno por uno, cayeron al suelo, a mis pies.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
vanidadvanidad17 abril 2022
No comprendía cómo la doctora Nolan podía contar que una se dormía durante un electroshock, si ella no había recibido nunca ninguno. ¿Cómo podía saber ella si la persona no parecía dormida, mientras constantemente por dentro estaba sintiendo los voltios azules y el ruido?
Comentar  Me gusta         60
LibrossincontrolLibrossincontrol12 agosto 2020
Later Buddy told me the woman was on a drug that would make her forget she'd had any pain and that when she swore and groaned she really didn't know what she was doing because she was in a kind of twilight sleep.
I thought it sounded just like the sort of drug a man would invent. Here was a woman in terrible pain, obviously feeling every bit of it or she wouldn't groan like that, and she would go straight home and start another baby, because the drug would make her forget how bad the pain had been, when all the time, in some secret part of her, that long, blind, doorless and windowless corridor of pain was waiting to open up and shut her in again.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
LavidamurmuraLavidamurmura02 diciembre 2020
-¿Qué tal si trata de decirme lo que usted cree que va mal?
Di vueltas a las palabras con suspicacia, como si fueran redondos, pulidos guijarros que pudieran sacar de pronto una garra y convertirse en otra cosa. ¿Lo que yo creía que iba mal?
Dicho así, tenía la impresión de que nada iba realmente mal, solo yo pensaba que iba mal.
Comentar  Me gusta         20
Videos de Sylvia Plath (3) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Sylvia Plath
De los diarios de la escritora Sylvia Plath, una entrada del 1 de enero de 1956. #escritora #diarios #lecturas #libros
otros libros clasificados: feminismoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Cuánto sabes sobre la literatura clásica

Es un poema épico griego compuesto por 24 cantos, atribuido al poeta griego Homero. Narra la vuelta a casa, tras la guerra de Troya, del héroe griego Ulises

La Divina Comedia
La Ilíada
La Odisea

10 preguntas
73 lectores participarón
Thèmes : Literatura clásicaCrear un test sobre este libro