InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 0747597308
Editorial: Bloomsbury (20/12/2008)

Calificación promedio : 3.99/5 (sobre 91 calificaciones)
Resumen:
El día después de que se mudaran, Coraline se fue a explorar… Cuando Coraline atraviesa una de las puertas de la casa nueva de su familia, se encuentra que hay otra casa extrañamente similar a la suya (aunque la nueva sea, definitivamente, mejor). Al principio, todo parece maravilloso: la comida es más sabrosa que la de casa y el cajón de los juguetes está repleto de angelitos de papel que vuelan solos y de calaveras de dinosaurios que parecen vivas y se arrastran h... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (49) Ver más Añadir una crítica
EvaIbarra
 06 marzo 2021
⚜Introducción:⚜
Coraline es una niña que acaba de mudarse a una nueva casa. Allí no tiene amigos y como todavía no han comenzado las clases dispone de mucho tiempo libre. Sus padres no le prestan atención, están demasiado ocupados para jugar con ella, así que la mayor diversión que encuentra Coraline es explorar su nuevo hogar. En su casa hay catorce puertas. Un día descubre la última puerta. Solo hay ladrillos tras ella. No lleva a ningún sitio. Solo… a la otra casa.

⚜Reseña:⚜
La mansión era muy grande, así que estaba dividida en partes, una parte la ocupaba la familia de Coraline, la planta baja estaba habitada por dos ancianas que en su tiempo habían sido actrices famosas, y en el piso superior por un anciano excéntrico con un gran bigote, el cual vivía obsesionado con adiestrar a unos ratones para que formaran parte de un circo.

No había mucho que hacer, por lo que Coraline salió a explorar el entorno; el jardín era grande, había en el fondo una cancha de tenis deshabitada y una vieja rosaleda, también había un pozo se decía que era muy profundo y peligroso.

Todo era aburrido, Coraline exploraba y husmeaba un poco, llego el punto que no sabía qué hacer, hasta que su padre le impuso la tarea de explorar la casa, anotando la cantidad de puertas y ventanas, y las cosas de color azul.
Así lo hizo, había 21 ventanas, 14 puertas, y más de 150 cosas azules, sabía el propósito todas aquellas cosas, excepto la de una, la décimo cuarta puerta, le pidió a su madre que la abriera, pues representaba un gran misterio para ella, pero se desilusiono cuando se dio cuenta que la pared estaba tapizada por ladrillos, la madre supuso que anteriormente daba a algún otro punto del hogar, pero que la clausuraron al dividirla casa, de modo que no se molestó en cerrarla de nuevo.

El resto del día transcurrió normal, hasta llegada la noche, se podían escuchar algunos ruidos extraños, y sombras difusas se movían en la oscuridad, la pequeña dormitaba, temía que aquellas sombras fueran arañas, pues les tenía miedo; se levantó de la cama y siguió a unas de las sombras, llego hasta la sala, y acorralo a la criatura en un rincón, donde se encontraba la puerta de ladrillos, cuando prendió la luz, ya no había nada, sin embargo, algo había diferente, la puerta se encontraba entreabierta, y aun así solo seguía ocultando una pared de ladrillos. Coraline no indago más, y regreso a la cama, soñó con criaturas negras que cantaban algo muy siniestro y de ahí no pudo volver a dormir.

Al día siguiente, salió a pasear, en el aire había una densa neblina; primero se encontró al anciano, “no cruces la puerta” fue lo que él dijo. Después visito a las actrices, estas le leyeron hojas de té, expresando que ella se encontraba en grave peligro para contrarrestar lo que estaba por venir, le obsequiaron una piedra agujereada que le ayudaría frente adversidades.

Tiempo después, fueron a la ciudad, donde dejaron a su padre en la estación del ferrocarril, pues este viajaría a Londres. Posteriormente acompaño a su madre a comprar el uniforme de la escuela, donde le suplico que le comprara unos guantes, pero no se los compro.

Al llegar a su casa, se dieron cuenta que no habían comestibles, así que la madre se fue a comprar comida.
Coraline al encontrarse sola, aprovecho la oportunidad y busco la llave de la puerta de ladrillos, al encontrarla quito el seguro, giro la perilla y al abrirla ya no habían ladrillos, solo un pasillo oscuro. “La curiosidad mato al gato.”
Entro, esperando encontrar un piso vacío, pero no fue así, aquel lugar era prácticamente una réplica de su casa, bueno no era idéntica, algunos cuadros habían cambiado, y su madre la esperaba, bueno una mujer muy parecida a su madre, la única diferencia, es que persona en lugar de ojos tenía botones, igual a una muñeca de trapo.

Existían otras cosas un tanto peculiares, su habitación había cambiado, sus juguetes tenían vida propia, la comida era exquisita, las ancianas ahora eran una jóvenes muy atractivas, tenía nuevos padres que estaban siempre al pendientes de ella, las ratas daban espectáculos dignos de un circo y los gatos hablaban, casi parecía que este mundo era mejor que el suyo, hasta que sus nuevos padres le plantearon una propuesta desconcertante, dejarse coser botones en los ojos y quedarse el resto de su vida al lado de ellos.

La peor opción fue negarse, pues cuando regreso a su casa se dio cuenta que sus verdaderos padres habían sido raptados por la otra madre y que tendría que regresar para poderlos salvar, arriesgando su vida, y cualquier probabilidad de salir ilesa.


⚜ Opinión:⚜
El libro resulta muy interesante, lleno de suspenso y misterio, si bien se encuentra clasificado en la categoría infantil, creo que tenía algunos sucesos un tanto escalofriantes y perturbadores, aunque no tan macabros como para dejarte traumado. La lectura es muy rápida, me lo leí en una sola noche, la narración fácil de comprender, sin embargo nunca fue muy simple, de hecho está bien estructurado, esto y la trama fue lo que me hizo adentrarme tanto a la historia a tal punto de investigar todo lo que pudiera sobre él.

Lo confieso, vi la película antes que el libro y estuve muy obsesionada con ella, fue por eso que se me ocurrió leer el libro, generalmente hago lo contrario, leer el libro y después ver la película, aunque esta vez no se pudo, sin embargo no me arrepiento, si bien la película omite muchas partes que se describen en el libro y agrega otras que no existían, ambas versiones me han parecido fascinantes (aunque creo que me inclino un poco más por el libro), pues estas tienen el toque que las hace únicas, por ejemplo, la película agrego a un joven llamado Wybie, que provoca la trama más interesante, y en el libro, cuando Coraline pelea con el otro padre, y este se encontraba convertido en gusano, hizo las cosas aún más emocionantes.
⚜Conclusión ⚜
En conclusión, recomiendo totalmente este libro, y anhelo poder seguir leyendo este género tan peculiar. Porque te dejan deseando más. Y sinceramente no puedes dejar de leer, se tiene que saber qué es lo que va a pasar.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Caronte
 09 septiembre 2020
Hola de nuevo mis queridos inmortales. El día de hoy les traigo la reseña de un libro que en lo personal quería leer desde hace mucho tiempo. Para esto he de hacer un par de confesiones. La primera es que no he visto la película pero en cuanto lo haga prometo pasar a dejarles el VS. La otra es que pretendía leerlo en inglés pero las ansias me ganaron y sucumbí al único tomo que pude obtener para navidad. Mi última confesión radica en el problema –o ventaja –de todo lector con problemas mentales: leí el libro entero en un día. Aunque tampoco es un pecado en forma pues, siendo sinceros, el libro es relativamente corto pero no por eso menos sustancioso. Así pues, comencemos con una nueva reseña.
Intentaré recurrir a la objetividad aunque, lo aclaro, tengo la seguridad de que mucho de mi fan interno abogará por Gaiman. Como siempre, sus historias son originales dentro de todo el cliché que se pueda encontrar, porque me he topado con varias personas que dicen que los tiene. de cualquier forma, Coraline no es la excepción a la regla. Neil Gaiman nos sitúa en una Inglaterra atemporal para contarnos la historia de una niña ignorada por sus padres, Coraline, cuya edad es desconocida pero por su madurez bien se puede identificar un adulto con ella. El punto es que Coraline puede ser todos y nadie al mismo tiempo, un chico, un muchacho, un adulto joven, un adulto e incluso el recuerdo de algún adulto mayor. Cualquier persona que se sienta inadaptado en este mundo tan poco creativo e imaginativo.
Ya que hice una introducción de nuestro personaje principal, me parece justo que hable un poco sobre los personajes que nos introducen en el libro. Como ya dije, Coraline es la representación de todas esas personas fuera de lugar, esas gentes que tenemos ideas brillantes pero poco valoradas porque no son funcionales. ¿A nadie le parece importante lo que le gusta un gato? Pues a Coraline sí. No sólo le importa, sino que también se lo pregunta. Además, presta atención a los consejos de las ratas y asuntos semejantes. En contraparte, como debe de haberla, tenemos a sus padres y algunos otros adultos que no la entienden. Personas que están tan inmersas en sus “cosas importantes” que no se detienen dos segundos a disfrutar los pequeños momentos y a las personas que las rodean. Haré un pequeño paréntesis para decir que por momentos me sentía leyendo un tanto de El Principito o una Alicia en el país de las maravillas un tanto siniestra pero no por eso menos educativa. Es en este punto donde Gaiman procura darnos un poco de humanidad en una manera un tanto indirecta.
Haciendo referencia a la ilustración –real y metafórica –de la novela, he de alabar al autor y su ilustrador. Los dibujos que se encuentran al inicio de cada capítulo son totalmente como el texto. Tienen el toque justo de infancia mezclado a partes iguales con terror a mirar tras la puerta. No hay otra manera de describirlo. Mientras que los dibujos nos dan una pequeña entrada de lo que podríamos encontrar en el capítulo, Gaiman traza una historia que no se pierde en ningún momento. Es una especie de cuento largo de hadas en el que las brujas tienen el protagonismo. Como siempre su forma de relatar las cosas hace que uno se sienta ahí en ese momento, justo frente a Coraline, admirando y sintiendo lo que ella. Logra en pocas palabras una empatía tal con pocos detalles que el lector se puede internar rápidamente en el texto y el mundo que la imaginación del autor nos trazan.
En aspectos generales del libro puedo decir que es hermoso a la vista. No hay más. Desde la portada (original o la de la película, yo tengo la segunda), es algo hermoso de ver. Los capítulos están acompañados por ilustraciones que son iluminadoras para el texto que se nos viene encima. Los capítulos son cortos y concisos, lo que nos mantienen todo el tiempo al filo del asiento, siempre queriendo más. Como lector he de admitir que fue una experiencia sumamente entretenida leerlo, no es para nada aburrido y, si quieren una razón más para leerlo, les diré que es una maravillosa aventura que nunca –al contrario de Coraline –nos aburrirá.
Como ya venía mencionando un par de párrafos arriba, he de decir que el libro no es sólo la aventura que uno puede observar en la superficie. Dije que me recordó un tanto a Saint-Exupery porque Gaiman también da una crítica un tanto particular sobre esa idea de madurar. Mientras que muchos creen que crecer implica dejar de imaginar, Gaiman, al igual que el autor de El Principito, nos dice que no siempre es lo esencial. ¿Por qué un niño no puede tener la razón? ¿Por qué un niño debe dejar de divertirse para madurar y pagar las cuentas a tiempo y cómo se debe? ¿Es realmente madurar olvidar cómo divertirse? Este tipo de cuestiones existenciales y de vida son las que nos ilustra Gaiman, en las que nos deja pensando cuando terminamos la lectura.
Además, Gaiman cuenta con algo increíble que se deja ver a lo largo de todos sus libros, pero siempre de una forma diferente entre uno y otro: el héroe incomprendido que también es cobarde. Sí, maneja en Coraline una heroida que tiene miedo día y noche, que no puede cerrar los ojos con calma para dormir pero se aferra a pequeñas cosas para seguir adelante. Sus recuerdos son lo que la hace fuerte dándonos así, como lectores, un personaje al que aferrarnos en cada paso. Nos dice que se vale sentir miedo, que no está mal, pero que también es posible hacer las cosas con miedo. Esto, me parece, es un punto clave. Dice al lector que cualquiera, en cualquier punto del mundo, sea cual sea su situación, aún con miedo, puede ser un héroe. Es esto, desde el inicio, lo que crea una empatía tal con el lector que el libro entero se vuelve entrañable.
Ya para terminar, he de decirle que le recomiendo este libro a todos. Si se es niño, es una maravillosa historia de terror a la que enfrentarnos, una aventura para enfrentar nuestros miedos. Si se es adolescente o adulto joven, es un inicio para nunca olvidar de dónde venimos y hacia dónde vamos. Si se es padre, es un manual indirecto de cómo ver a nuestros hijos, de educarlos de la mejor manera y, más que nada, un instructivo que nos enseña cómo no dejarlos de lado. Para el adulto mayor es, y siempre será, una maravillosa aventura digna de analizarse, si se apetece. En general, se lo recomiendo a todos. Sin peros ni letras chiquitas. Se lo recomiendo hasta esas personas que comienzan con la lectura y piensan que toda ella es aburrida. Creo que sobre todo a ellos.
Sin más por decir, me despido hasta mañana en nuestra entrada diaria por un mes y les pregunto a todos ustedes, mis lectores inmortales, citando las palabras de Coraline:
"… ¿Dónde estaría la gracia si tuviese todo lo que quiero? Es eso y nada más, ¿y después qué?"
Saludos enormes,

Caronte
Enlace: https://librodeultratumba.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Aitor_Castrillo
 17 mayo 2021
Libro leído en lectura conjunta en la sala FANTASci-FI del Club Literario Atreyu.
La novela cuenta con alguna reminiscencia a Alicia en el país de las maravillas, con un mensaje vital de esos que se extraen entre líneas, con una trama ágil y sorprendente en la que no dejan de pasar cosas y con un repertorio de personajes/animales/criaturas de esos que no se olvidan fácilmente.
Coraline por momentos me ha parecido quizá demasiado perturbadora para los niños pequeños y quizá demasiado infantil para los adultos grandes.
Como aún no he superado la fase de “niño grande” he sentido que se trata de una historia muy especial.
Comentar  Me gusta         120
MonicaM
 21 enero 2018
Es la primera vez que leo algo de este autor y la verdad es que la historia me encantó, tanto como la relata como el giro que toman los acontecimientos.Admito que me he planteado dejar de leer este libro puesto que el comienzo del libro me resultó bastante pesado y aburrido.
La primera vez que vi la peli fue en el colegio y me enamoró, bueno todo lo que sean dibujos infantiles me encantan, lo confieso.
Hasta que un día me enteré que había libro y me puse manos a la obra.
Como os decía, el comienzo es muy aburrido hasta que no te das cuenta que ya la autora te ha metido, por así decirlo, en la historia. También os digo, que, una vez iniciada la trama, he recordado muchas cosas de la peli a pesar de haberla visto hace años.
Tiene ciertos toques que dan humor a la historia y eso que intenta ser de "miedo". Pienso que para los pequeños es bueno recomendar este tipo de lecturas y así fomentar este bonito hábito que muchos o pocos compartimos, según el entorno, claro. Que a veces influye el entorno y otras no. En mi caso, no me influyó, porque fui ya la que comencé a leer por si sola y así descubrí unos de los hobbies más bonitos.
Para los peques y no tan peques que ya saben leer, es bueno darles este tipos de lecturas, ya que, si les decimos que tras este libro se esconde una peli, quizás le motivemos aún más. Creo que algunas veces busca, sin querer, la risa del lectora y la consigue. Añado que no había leído nada de esta autora y me ha sorprendido de manera agradable. También quiero hacer hincapié en que, todos llevamos un niño dentro, entonces, ¿qué problemas hay en que una persona adulta de avanzada edad vea un película de cine infantil?
Sé que hay gente que piensa que el cine infantil solo se queda o debería quedarse en una edad. ¿Te parece bien esta afirmación? ¿Estás de acuerdo?
Finalmente, me gustaría que todos mantengamos ese espíritu de seguir siendo un niño, viendo películas o viendo series infantiles. Me lleva a mi infancia, en la cual guardo muy bonitos momentos. Y creo que jamás deberían perderse.
Puedes seguirme en mi instagram: @mlectoraa
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
MayteRatitadebiblio
 11 mayo 2021
Conocía la historia de Coraline a través de la película de Henry Selick que siempre me ha gustado mucho, así que me acerqué emocionada a la historia original de Neil Gaiman, pensando encontrarme una historia infantil con algún toque de miedito. de infantil tiene poco la novela, la historia es macabra, con tintes góticos y toques de terror. Sí que es una historia para niños, con protagonista infantil, pero es de este tipo de novelas que se disfrutan tanto seas pequeño como adulto y ojito con a qué niño se la leeis antes de dormir, jjajajaja.
Coraline se muda con su familia a un nuevo hogar, y se pasa sus días conociendo a sus estrambóticos vecinos y explorando los alrededores, ante la constante falta de tiempo de sus padres. En una de sus exploraciones encuentra una puerta que conecta con otro mundo, o realidad alternativa, donde todo parece lo mismo, pero mejorado, y sus padres son amorosos y tienen todo el tiempo del mundo para ella… Poco a poco, Coraline se irá dando cuenta, que lo que tan bien aparenta, tiene un lado oscuro, y ya no sólo que sus padres alternativos tengan botones en lugar de ojos y quieran equiparla a ella también con ellos… Por cierto, este tema de los botones en lugar de ojos siempre me ha parecido magistral.
La novela es lo que es, a pesar del argumento un poco oscuro, es una novela infantil/juvenil, así que se lee de carrerilla en un rato y los personajes son maravillosos (soy super fan del gato y como no de las ratitas). Yo os la recomiendo un montón, sobre todo si os gustan estos temas perturbadores. Ya nos volveréis a mirar un botón de la misma manera.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (23) Ver más Añadir cita
unmillondepaginasunmillondepaginas29 agosto 2021
… 𝕓𝕖𝕚𝕟𝕘 𝕓𝕣𝕒𝕧𝕖 𝕕𝕠𝕖𝕤𝕟’𝕥 𝕞𝕖𝕒𝕟 𝕪𝕠𝕦 𝕒𝕣𝕖𝕟’𝕥 𝕤𝕔𝕒𝕣𝕖𝕕. 𝔹𝕖𝕚𝕟𝕘 𝕓𝕣𝕒𝕧𝕖 𝕞𝕖𝕒𝕟𝕤 𝕪𝕠𝕦 𝕒𝕣𝕖 𝕤𝕔𝕒𝕣𝕖𝕕, 𝕣𝕖𝕒𝕝𝕝𝕪 𝕤𝕔𝕒𝕣𝕖𝕕, 𝕓𝕒𝕕𝕝𝕪 𝕤𝕔𝕒𝕣𝕖𝕕, 𝕒𝕟𝕕 𝕪𝕠𝕦 𝕕𝕠 𝕥𝕙𝕖 𝕣𝕚𝕘𝕙𝕥 𝕥𝕙𝕚𝕟𝕘 𝕒𝕟𝕪𝕨𝕒𝕪.

… ser valiente no significa que no estés asustado. Ser valiente significa que estás asustado, realmente asustado, asustadísimo, y haces lo correcto de todas maneras.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
PassiopelsllibresPassiopelsllibres05 julio 2021
Realmente no lo entiendes, ¿verdad? - repuso. No quiero tener todo lo que deseo. Nadie lo quiere, no de verdad. ¿Dónde estaría la gracia si tuviese todo lo que quiero? Es eso y nada más, ¿y después qué?
Comentar  Me gusta         40
EvaIbarraEvaIbarra06 marzo 2021
Los gatos no tenemos nombre. Vosotros las personas tenéis nombres porque no saben quiénes sois. Nosotros sabemos quiénes somos, por eso no necesitamos nombres.
Comentar  Me gusta         30
CaronteCaronte09 septiembre 2020
-No –corroboró el gato. –Vosotros, las personas, tenéis nombres porque no sabéis quiénes sois. Nosotros sabemos quiénes somos, por eso no necesitamos nombres.
Comentar  Me gusta         30
AlejandraGuzmanAlejandraGuzman22 junio 2018
"Somos pequeñas pero somos muchas,
somos muchas y somos pequeñas,
estábamos aquì antes de que llegaras,
seguiremos aquí cuando te caigas.

Tenemos dientes y también cola,
tenemos cola y ademas ojos,
estábamos aquí antes de que cayeses tú sola,
tú seguirás aquí cuando subamos a nuestro antojo."
Comentar  Me gusta         10
Videos de Neil Gaiman (4) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Neil Gaiman
Fuente: https://www.spreaker.com/user/11442541/podcast-lll-neil-gaiman
¿Ya viste Caroline? ¿American Gods? ¿Good Omens? Ahora conoce más de las obras escritas por Neil Gaiman que han inspirado éstas y otras muchas series y películas. Con Fernanda Belmont y Amanda Calderón.
otros libros clasificados: fantasíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

CORALINE Y LA PUERTA SECRETA

Cuando su padre envió a Coraline a contar los objetos azules, las puertas y las ventanas, ¿Cuantas contó de cada una?

154 cosas azules, 48 ventanas, 13 puertas
153 cosas azules, 21 ventanas, 14 puertas
67 cosas azules, 40 ventanas, 23 puertas
100 cosas azules, 18 ventanas, 34 puertas

4 preguntas
17 lectores participarón
Thème : Coraline de Neil GaimanCrear un test sobre este libro