InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8415618875
Editorial: Editorial Alma (22/06/2018)

Calificación promedio : 4.08/5 (sobre 102 calificaciones)
Resumen:
La publicación en 1887 de "Estudio en escarlata" significó la primera aparición del mítico detective Sherlock Holmes, que habría de acabar convirtiéndose en uno de los más célebres personajes no sólo de la novela de misterio, sino de toda la historia de la literatura. A caballo entre el género policiaco, la reconstrucción histórica y el relato de aventuras, la novela -en la que Arthur Conan Doyle (1859-1930) plantea, despliega y resuelve el enigma de forma magistral... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (40) Ver más Añadir una crítica
Roseta
 19 abril 2020
“No tiene importancia alguna lo que usted haga en este mundo. La cuestión es lo que puede usted hacer creer a los demás que ha realizado.” Sherlock Holmes le lanza esta premisa a su compañero Watson cuando terminan de resolver su primer caso, Estudio en escarlata. Watson está tremendamente ofendido por la poca importancia que le han dado a Holmes en prensa ante la resolución del caso que él llevó a término. Tanto es así, que en las últimas líneas le dice: “Yo he anotado en mi diario todos los hechos, y el público los sabrá”. En Estudio en escarlata se nos presenta a ambos personajes: “Su estatura sobrepasaba los seis pies, y era tan extraordinariamente enjuto, que producía la impresión de ser aún más alto. Tenía la mirada aguda y penetrante, [...] y su nariz, fina y aguileña, daba al conjunto de sus facciones un aire de viveza y de resolución.” Sherlock ya es un investigador avezado, con una obsesión por la mente y el cuerpo humano que resulta casi enfermiza; toca el violín (un Stradivarius) a horas intempestivas, fuma en pipa, y tiene grandes conocimientos en química. Pero si algo llama la atención es la utilización del método deductivo para conseguir resolver todos sus casos. “Por lo que veo, acaba de llegar usted de Afganistán”, le dice a Watson, médico de profesión y narrador de estas trepidantes aventuras. La narración avanza hasta que vemos el edificio, convertido ahora en museo, en el que pasarán el resto de sus años estos dos personajes de ficción. Quién no ha visitado alguna vez el 221B de Baker Street.
Estudio en Escarlata (publicado en 1887 la revista Beeton's Christmas Annual) se divide en dos partes. En la primera se nos presenta el caso que compartirán Watson y Holmes. Un muerto aparece en una casa deshabitada. A partir de ahí, la pericia de Holmes, al que todo parece tan sencillo, nos lleva al descubrimiento del asesino antes de que nadie pueda darse cuenta de a quién están buscando. Holmes, con su red de ayudantes (esta vez jóvenes callejeros) consigue lo que dos de los mejores investigadores de Scotland Yard, Lestrade y Gregson, no llegan ni a imaginar.
La segunda parte es, en sí misma, otra historia. La del por qué de los muertos, la de antiguas colonias, la de viejos amores. La narración nos descubre unos paisajes, una forma de vida, como solo los grandes narradores del XIX saben. Con su lectura viajas a esos lugares escondidos entre las montañas, solitarios. La forma de vida mormona, la religión, las huidas, las venganzas. Toda una historia dentro de la propia historia de Sherlock Holmes, que no estuvo exenta de polémica (se presenta a los mormones como polígamos, coaccionadores y, llegado el caso, asesinos).
Todavía nos quedan por conocer grandes personajes: el profesor Moriarty o Mycroft Holmes, que nos mostrarán al Holmes más humano.
No puedo contar mucho más porque os descubriría toda la trama; pero, sin lugar a dudas, si no habéis leído a este autor, es el momento de adentraros en su obra más conocida.
Nadie con Conan Doyle para crear a dos personajes que atrapan, Watson y Sherlock.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
AnaGranger21
 02 agosto 2020
Tiempo atrás quedé enamorada con este dectective tan archiconocido, así como con sus métodos tan novedosos y precursores para el género policíaco y para la propia ciencia forense. Habiendo disfrutado mucho con la lectura de Las aventuras de Sherlock Holmes (reseña) en la preciosa edición a cargo de Editorial Alma, hacía mucho que sabía que de poder continuar deleitándome con los casos de Holmes, sería en esta misma editorial.

Estudio en escarlata del escritor británico Arthur Conan Doyle, es la primera aventura y novela donde tenemos el placar de conocer a Sherlock Holmes y a su inseparable amigo el doctor Watson. Este último, es un joven médico que tras regresar mal parado de la guerra de Afganistán busca un alojamiento barato que compartir. Un amigo suyo lo pone en contacto con un curioso personaje, un tal Sherlock Holmes, un detective muy valorado, que vive en el 221 B Baker Street. A raíz de su peculiar unión, Watson terminará siendo un buen amigo de Holmes y juntos emprenderá lo que en apariencia parece un simple crimen, terminará teniendo conexiones mucho más profundas y complejas que los llevarán hasta los mormones de Utah y otras pesquisas igual de sorprendentes.
Esta edición de Editorial Alma tan bien incluye, con gran acierto, la otra novela corta tan célebre del autor y su detective: El signo de los Cuatro. En esta ocasión, tiempo después de lo acontecido en la novela anterior y ya más que afianzada la amistad entre médico y detective, nos encontramos con un Holmes terriblemente aburrido que pasa los días drogándose con cocaína y otras sustancias igual de lindas. Afortunadamente para Watson, al que le parece intolerable tal comportamiento, acude una joven para solicitar los servicios de Sherlock. La joven les cuenta que tras la extraña desaparición de su padre, recibe todos los años una carta con una perla. Sin embargo, la última carta es distinta. Se trate de quién se trate que le escribe, quiere quedar con ella en persona y la joven tiene miedo y no sabe qué hacer. A raíz de este curioso asunto, de nuevo Holmes y Watson se verán inmersos en un apasionante caso, repleto de intrigas, mentiras y muerte.

Ambas novelas son muy entretenidas, sencillas de leer y con unas tramas que, pese al trascurrir del tiempo, siguen sorprendiendo al lector y captando su atención sin darnos tregua hasta el esperado final. Para mí ha sido una gozada reencontrarme con estos personajes de nuevo, las técnicas deductivas de Holmes y la cuidada prosa e inagotable imaginación de Doyle.
En cuanto a la edición, como cabría de esperar de una editorial que cuida tanto mimo la apariencia de sus libros, da gusto leer así un buen clásico. La portada corre a cargo del ilustrador Fernando Vicente, para armonizarla con el resto de libros de la saga publicados por la editorial, y en su interior las ilustraciones son las Jonh Coulthart.

Estudio en escarlata. El signo de los Cuatro de Arthur Conan Doyle son dos novelas estupendas, de un gran escritor y, como protagonista, uno de los mejores detectives de todos los tiempos en la literatura. Una obra muy recomendable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
UnaiGoiko74
 16 agosto 2020
Estamos ante la primera novela protagonizada por el carismático detective asesor Sherlock Holmes. Estudio en escarlata fue publicado, inicialmente, por entregas en un diario londinense y, al finalizar las mismas, se publicó el libro completo.
La historia tiene dos partes claramente definidas. La primera de ellas tiene lugar en Londres en 1878 y explica los origines de una de las asociaciones más famosas del género de la novela de intriga: Watson&Holmes.
Watson transcribe la historia a través de sus memorias:
“Memorias de John H. Watson, doctor en medicina, que perteneció al cuerpo de médicos del ejército, al 5º regimiento de Fusileros de Northumberland, concretamente.”
En ellas describirá, entre otras cosas, el mítico piso de Baker Street, que durante tanto tiempo compartiría con Holmes, y que tan gratos momentos nos ha brindado a los ávidos seguidores de sus historias:
“221-B de Baker Street. Consistían en dos cómodos dormitorios y un único cuarto de estar, amplio y muy ventilado, amueblado de manera extraordinariamente agradable, y que recibía luz de dos espaciosas ventanas.”
El personaje de Holmes es descrito como un trabajador de laboratorio incansable, que trata de desarrollar una ciencia criminalística, basada en la observación y en la inducción, cuyas conclusiones sean irrefutables, precisamente, por apoyarse en esa serie de pruebas contrastadas. Se plantea, por lo tanto, el nacimiento de la investigación científica de la escena del crimen: CSI.
Gracias al conocimiento enciclopédico en criminalística que asesora y a la aplicación de esa incipiente nueva ciencia, Holmes es un hombre consultado por policías y clientes, por igual, pasando a definirse como:
“Soy detective consultor. Existen en Londres muchísimos detectives oficiales y gran número de detectives particulares. Siempre que estos señores no dan en el clavo vienen a mí, y yo me las ingenio para ponerlos en la buena pista. Me exponen todos los elementos que han logrado reunir y yo consigo, por lo general, encauzarlos debidamente gracias al conocimiento que poseo de la historia criminal.”
Caben destacar la mención que Doyle hace de Dupin, detective creado por Edgar Allan Poe, el cuál confiaba en su gran capacidad deductiva para resolver los crímenes:
“—Tal como usted lo explica, resulta bastante sencillo —dije, sonriendo—. Me hace usted pensar en Edgar Allan Poe y en Dupin. Nunca me imaginé que esa clase de personas existiese sino en las novelas.
—No me cabe duda de que usted cree hacerme una lisonja comparándome a Dupin. Pero, en mi opinión, Dupin era hombre que valía muy poco. Aquel truco suyo de romper el curso de los pensamientos de sus amigos con una observación que venía como anillo al dedo, después de un cuarto de hora de silencio, resulta en verdad muy petulante y superficial. Sin duda que poseía un algo de genio analítico; pero no era, en momento alguno, un fenómeno, según parece imaginárselo Poe.”
Es curiosa esa denostación de la técnica que Poe denominó como “desenredo”, porque el propio Doyle la utilizará con Holmes en sus relatos “La caja de cartón” y el “Paciente residente”.
Por lo demás, la primera parte de Estudio en escarlata narra la resolución de dos asesinatos, aparentemente, irresolubles. La segunda, por su parte, se sitúa en EEUU en 1840 y, conectado con los protagonistas del crimen de la primera parte, nos narra el nacimiento del pueblo mormón y la semilla del odio que, cuarenta años después, impulsarán al asesino a cometer los asesinatos.
Holmes llevará a cabo una investigación metódica e implacable o, como él explica:
“Un estudio en escarlata. […] Nos encontramos con el hilo rojo del asesinato enzarzado en la madeja incolora de la vida, y nuestro deber consiste en desenmarañarlo, aislarlo y poner a la vista hasta la última pulgada.”
Porque, como él nos asegura:
“—Nada es pequeño par una inteligencia grande —sentenció Holmes.”
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Zairamec
 31 mayo 2020
Aquí estamos con nuestro curioso Sherlock Holmes. El libro de la foto es todo el universo Holmesiano donde sale el detective, pero la reseña solo va a ser de "Estudio en Escarlata", el libro elegido para el reto de @el_librero_de_valentina.
Esta historia tiene su encanto, pues se considera el primer libro en la cronología, con un Sherlock joven que se encuentra por primera vez con el querido Dr Watson y que, por aquellas casualidades con las que el destino juega, terminan viviendo juntos y dando inicio al dúo de detectives que ha cautivado nuestro ingenio desde hace ya varios años.
El misterio a resolver es el asesinato de un hombre en una habitación sin evidencia de arma homicida, sangre por todos lados, pero el cuerpo sin heridas, no existe un motivo alguno para el crimen, se sospecha de su mejor amigo y la única pista, las letras "RACHE" escritas con sangre en la pared. Sherlock toma la tarea de ayudar a los mejores detectives de Scotland Yard, mientras Watson va descubriendo el talento oculto de su compañero de habitación.
Como la mayoría de las aventuras de Sherlock (a excepción de"El Sabueso de los "Baskerville"), el libro tiene dos partes, la primera es el diario de Watson donde narra lo sucedido hasta la captura del asesino, y la segunda parte, que suele tener otro narrador, aquí es una historia alterna de Mormones, que conecta en forma magistral, en su parte final, con el crimen cometido, y ten cuidado, porque podrías terminar estando del lado del victimario.
Es un libro corto, como la mayoría de sus aventuras, pero Sherlock Holmes nos recuerda al final que "Para un espíritu superior nada es pequeño."
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Pianobikes
 08 octubre 2020
“—Las ideas sobre la naturaleza han de ser tan holgadas como la naturaleza misma. ¿Cómo podría de otra manera ser ésta interpretada?” ~Estudio en escarlata de Arthur Conan Doyle.
Primer libro de Sherlock Holmes así que está enfocado a plasmar como se conocieron Holmes y Watson quien a su vez nos describe cómo es el detective. Resaltar su primera impresión de un hombre altivo y orgulloso de sí mismo. Pero poco a poco, durante la resolución del caso que se plantea, Watson va descubriendo si Holmes es merecedor de todos esas alabanzas que se autoregala.
El libro está dividido en dos partes. La primera parte me ha encantado y se centra en la resolución del caso. La segunda es tan diferente que tuve que preguntar a mis compañeras de grupo si era del mismo libro o me estaba leyendo otra cosa. Y sí, pertenece a la historia; digamos que es el por qué. Esta segunda parte me ha gustado menos y quizá es porque yo me había quedado enganchada al universo Holmes y lo que estaba leyendo no me cuadraba.
A este de Holmes le sigue El signo de loa cuatro y Las aventuras de Sherlock Holmes. Continuaré con ellos porque quiero saber más sobre cómo comenzó la amistad entre Holmes y Watson.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (20) Ver más Añadir cita
AnaGranger21AnaGranger2102 agosto 2020
[...]Dejé a Holmes sentado ante las brasas de la chimenea, y oí hasta bien entrada la noche los lamentos largos y melancólicos de su violín, que me hacían comprender que seguía reflexionando sobre el extraño problema que se había propuesto desentrañar
Comentar  Me gusta         50
DulceMariaDulceMaria07 julio 2018
Considero que un cerebro humano es, originalmente, como un ático vacío que debe amueblarse como uno prefiere.
Comentar  Me gusta         100
YuukiYuuki29 marzo 2018
De no haber sido por usted, quizá yo no habría ido, con lo cual me habría perdido el mejor tema de estudio con que hasta ahora he tropezado: un estudio en escarlata, ¿eh? ¿Por qué no hemos de emplear un poco el argot artístico? Nos encontramos con el hilo rojo del asesino enzarzado en la madeja incolora de la vida, y nuestro deber consiste en desenmarañarlo, aislarlo y poner a la vista hasta la última pulgada.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
noeemiparranoeemiparra23 agosto 2020
-Se resiste usted a aplicar mi principio -dijo, sacudiendo la cabeza-. ¿Cuántas veces le he dicho que, cuando se ha eliminado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad?
Comentar  Me gusta         10
ilyily20 julio 2020
Quizás este hombre sea muy inteligente, pero es desde luego muy engreído
Comentar  Me gusta         40
Videos de Arthur Conan Doyle (7) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Arthur Conan Doyle
Llegan las aventuras de Enola Holmes en cómic.
La hermana pequeña del célebre detective Sherlock Holmes https://bit.ly/34apd2W
otros libros clasificados: novela policíacaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Quién es Sherlock Holmes?

¿En qué año nace este personaje?

1887
1889

12 preguntas
62 lectores participarón
Thème : Arthur Conan DoyleCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..