InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8437637538
Editorial: Ediciones Cátedra (05/10/2017)

Calificación promedio : 3.75/5 (sobre 14 calificaciones)
Resumen:
Benito Pérez Galdós inicia sus «novelas españolas contemporáneas» con la publicación de "Doña Perfecta" en 1876. Los lectores han mostrado en todo momento una predilección especial por esta novela; y sus protagonistas: el ingeniero Pepe Rey y su dogmática tía, doña Perfecta Rey de Polentinos, están entre los más memorables de la larga lista de personajes que el autor produjo a lo largo de medio siglo de prodigiosa creatividad. "Doña Perfecta" resulta particularmente... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
GemaMG
 29 diciembre 2020
Lo cierto es que no soy mucho de retos lectores, más que nada porque al final, por una razón u otra acabo no cumpliéndolos. Suele ocurrir que me acabo sumergiendo en las miles de novedades y en los que voy arrastrando en mi lista de pendientes y también, porque no, que a veces no me cuadra el reto propuesto con lo que realmente me apetece leer.
El caso, es que entre mis propósitos lectores de este 2020 sí tenía apuntado y con mayúsculas leer a Galdós en el centenario de su muerte y al filo del fin de año me he acercado a Doña Perfecta, una novela que, además, el autor adaptó a una obra de teatro en cuatro actos y que se estreno en el Teatro Español de Madrid el 28 de enero de 1896, 20 años después de su publicación.
Doña Perfecta es, básicamente una novela rural, una novela que confronta la modernidad de las grandes ciudades, a través del personaje de Pepe Rey, con el atraso de la vida rural a través de los ojos de Doña Perfecta.
El autor, confronta, así mismo, la celeridad y las guerras soterradas y no tanto, de las capitales, con la paz y la tranquilidad que se respira en los pequeños núcleos de población. Pero, emulando al autor con un refrán castellano, de los que tanto abundan en esta historia, he de decir que “Pueblo pequeño, infierno grande”, máxime si este cuenta con una cacique más moral que material, a la que todos adoran por su amabilidad y su gesto bondadoso y tranquilo. Una mujer que reúne en su casa a lo más granado de las fuerzas vivas del municipio y que, con sus maneras, es capaz de llevarlos a su terreno para conseguir sus objetivos. Sean estos los que sean.
El caso es que a este pequeño pueblo llega Pepe Rey, un ingeniero reputado de la capital, con el propósito de casarse con una prima suya (hija de Doña Perfecta) a la que no conoce. Obviamente, esta unión no ha sido idea suya, sino de su padre, acorde con su propia tía, en una de esas costumbres de concertar matrimonios aun muy habituales a finales de siglo XIX.
Pepe Rey llega al pueblo casi como un héroe, pero debido a sus costumbres capitalinas consigue ofender las ideas más sagradas de los habitantes del pueblo, su religiosidad y el rango abolengo en que se creen sus gentes y eso llevará a que a su estancia en Orbajosa se la pueda denominar de cualquier forma, excepto pacífica y tranquila. Una estancia en la que la algarabía con que los pobladores de este municipio reciben al ingeniero se va convirtiendo, poco a poco, en miles de frentes en que este se ve atacado de forma más o menos velada por todos y cada uno de los habitantes orbajenses. Pero el amor todo lo puede y José Rey, enamorado de su prima, es capaz de aguantar carros y carretas con tal de poder cumplir el objetivo marcado por su padre y que convierte en propio en el momento en que sus ojos se cruzan con los de Rosario.
Para conseguir su propósito e intentar paliar el acoso al que está siendo sometido, Pepe Rey busca el concurso de las tropas que aparecen en Orbajosa decididas a acabar con las partidas carlistas y claro, es peor el remedio que la enfermedad, pues se encuentra de nuevo derivando hacia todo lo el pueblo aborrece: el gobierno central como enemigo a batir y las tropas, látigo que este utiliza para someterlos, como elementos subversivos a derribar. Las ideas vuelven a confrontarse y los “pueblerinos” acreedores en su mente de valentía sin igual y gran pureza y virtud a los ojos de Dios, no pueden permitir su sometimiento a las ideas liberales de ninguna de las maneras.
Porque si además de lo dicho, algo predomina en la novela, es el uso torticero de la religión que sirve a los protagonistas para justificar cualquiera de sus acciones, por ruines que estas puedan llegar a ser a los ojos de los hombres.
La novela se lee en un suspiro, no solo porque no sea especialmente extensa, ya que ronda las 200 páginas, sino porque la trama te empuja a volar, a querer saber si Pepe Rey, un hombre de ciudad, se acostumbrará en algún momento a los tejemanejes de “unos pobres aldeanos” y si será capaz de llevar a término el objetivo que le llevó a aquellas tierras y conseguirá convertirse en sobrino-yerno de nuestra protagonista, de Doña Perfecta.
Los personajes son tremendamente prototípicos de la época, descritos de forma minuciosa y solemne por el autor, tanto por lo que nos cuenta de cada uno de ellos como por las acciones que estos llevan a cabo a lo largo de la novela y en las que el autor profundiza prolijamente.
La forma de escribir del autor es, simplemente magnífica, su prosa está plagada de refranes y vulgarismos que conjuga con absoluta facilidad con profundas reflexiones intelectuales, religiosas y sociales y todo ello regado con una tremenda pátina de ironía.
Hasta hoy mi conocimiento de la obra de Galdós se reducía a los extractos, sobretodo de los episodios nacionales, que nos hacían leer en el colegio, y a los recuerdos de la serie “Fortunata y Jacinta” que de niña vi en la televisión y que recuerdo vagamente. Cuanto me he perdido… os aseguro que, a partir de este momento, uno de mis retos será intentar ponerme al día con la producción de este autor del que estoy deseando seguir descubriendo radiografías de una sociedad que me resulta extraña y conociendo a los personajes que la poblaron y que, seguro, me resultarán tan fascinantes como los que he encontrado entre las páginas de esta historia.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Sara_BookishCabaret
 23 octubre 2020

Doña Perfecta de Benito Pérez Galdós, edición de Cátedra, con su siempre educativa introducción.
¡Qué miedo! ¡Qué gente! ¡Qué pueblo! ¡Qué mujer! Cuando una novela se titula Doña Perfecta avisa de más perfidia que Falcon Crest. Esta lectura ha sido un disfrute y se me ha quedado corta en la intervención y desarrollo de algunos personajes. Bien cierto es que un país como éste es irrepetible salvo en sí mismo. España moviéndose circular en su historia y con un aprendizaje tendiendo a nulo.
Galdós entrega un argumento para engancharte por la superficie de la trama y después no te deja respiro en opinión, juicio y dar candela.
Primo Pepe y prima Rosario se van a casar, familias bien, pueblo de los que más vale salir rápido, señora cacique, comparsa de aduladores, saca cuartos, cotorras, cotorros, gente chunga por doquier.  Y de argamasa: Dios, la tradición y la sotana de Don Inocencio. El amor de los jóvenes huele a tragedia desde el principio, bajo el ojo de una Perfecta que susurra germen de Bernarda (Alba).
El sustrato ideológico de la novela no deja lugar a dudas: la ciencia frente al misticismo, la tradición frente al cambio, razón frente a violencia. Personajes con luz (pocos) y personajes oscuros por dónde se mire, estupidez mucha, y el pobre Pepe Rey, del que lo peor que se puede decir es que habla de más…pero de más o de menos igual le da, porque diga una palabra o mil ahí están: cura y tirana para tergiversarlo y agotarlo.
El diálogo de esta novela la hace grande, es como oírlos, teatro puro, todas esas palabras llenas de maldad y tiniebla, que sin embargo atacan la risa de pura ironía y descaro. Reírse mientras se avecina el drama.
Hace Galdós un retrato inestimable (lamentablemente) del pueblo español, de la mojigatería y la religión de retratillo. Cuántas familias con Inocencios, Perfectas y otras doñas que manipulan y maltratan a fuerza de beatitud, persignándose tras la puñalada, y que por creer en Dios más fuerte que nadie parecen investirse de su infalibilidad. Este es el misticismo que aterra y desquicia. Que como cierra Galdós, aquí la vida esta llena de “personas que parecen buenas, pero no lo son”.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Lecturasparavivir
 24 agosto 2020
Pepe Rey, un joven y prometedor ingeniero se traslada a Orbajosa para casarse con su prima Rosario, hija de Doña Perfecta y hermana de su padre. Todo parece ir muy bien, hasta que las ideas liberales de Pepe le juegan una mala pasada. ⁣

Disfruté mucho de esta lectura. Galdós hace un buen reflejo de la época, mediados del siglo XIX, del enfrentamiento entre tradición y modernidad y del choque entre ciudad y campo. ⁣

Tiene un narrador excepcional que guía al lector de la manera en la que solo este gran escritor puede hacerlo. Todo está matizado con cuotas de ironía magistralmente administradas para relajar la tensión dramática. El juego con los nombres de los personajes y los lugares (Villahorrenda, Perfecta, Caballuco, etc.) es muy interesante ya que refieren lo opuesto. ⁣

Me sorprendió el final, es tremendo. Sí, ya sé, es Realismo. Ya debería estar acostumbrada... ⁣

Otra vez aparece el tema de la locura, veo que es recurrente, al menos en las primeras obras del autor. ⁣
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Mariavs
 08 abril 2021
Doña Perfecta me ha reconciliado con los clásicos. Creo que ha sido una lectura acertada para reencontrarme con ellos: corta, ágil y con personajes por los que enseguida uno toma partido. Retomaré su lectura, sin duda, porque hay algo que siempre se echa de menos de estos clásicos: ese lenguaje poético y tan rico de la época.
Comentar  Me gusta         40
Citas y frases (2) Añadir cita
Sara_BookishCabaretSara_BookishCabaret23 octubre 2020
Pepe Rey se hallaba en esa situación de ánimo en que el hombre más prudente siente dentro de sí violentos ardores y una fuerza ciega y brutal que tiende a estrangular , abofetear, romper cráneos y machacar huesos
Comentar  Me gusta         10
GemaMGGemaMG29 diciembre 2020
Es verdad que yo no sé lo que vale el arte, cuando se le disgrega de los sentimientos que expresa... pero en fin, hoy es costumbre adorar la forma, no la idea...
Comentar  Me gusta         10
Videos de Benito Pérez Galdós (10) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de  Benito Pérez Galdós
La Real Academia española es el marco perfecto para conversar en este año del centenario de la muerte de Benito Pérez Galdós sobre la utopía y la distopía en su obra. La escritora y académica Soledad Puértolas y el también académico y cineasta Manuel Gutiérrez Aragón desgranan ambos extremos en una obra que alude a mundos posibles y aspira a una España regenerada y mejor frente al oscurantismo que rodeaba entonces al mundo de Galdós y aún nos acecha. Esta conversación se enmarca dentro de la programación del Festival Eñe.
otros libros clasificados: realismoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
161 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro