InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Berta Vias Mahou (Traductor)
ISBN : 8496834905
Editorial: Acantilado (12/01/2009)

Calificación promedio : 4.53/5 (sobre 46 calificaciones)
Resumen:
Escrito en 1929, Mendel el de los libros narra la trágica historia de un excéntrico librero de viejo que pasa sus días sentado siempre a la misma mesa en uno de los muchos cafés de la ciudad de Viena. Con su memoria enciclopédica, el inmigrante judío ruso no sólo es tolerado, sino querido y admirado por el dueño del café Gluck y por la culta clientela que requiere sus servicios. Sin embargo, en 1915 Jakob Mendel es enviado a un campo de concentración, acusado injust... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (29) Ver más Añadir una crítica
pilarurgel
 31 diciembre 2020
En apenas 55 páginas, Zweig vuelve a predicar sobre la tragedia de la Gran Guerra, no solo el abandono, el hambre o el miedo de los soldados; también la pérdida de la pluralidad y el sentimiento de unión por las diferentes culturas que formaban la Europa de principios del siglo XX.
☆Jakob Mendel, un librero de viejo; un ruso-judio afincado en la Viena de antaño; un prodigio libresco capaz de memorizar títulos, encuadernaciones, ilustraciones y precios. Cualquier publicación reciente o antigua quedaba grabada en la memoria de Mendel y, desde la mesa cuadrada del café Gluck, creaba su magia encontrando para el estudiante o el profesor; el ensayista o el escritor, aquellos libros difíciles de conseguir.
La guerra "atrapa" a Mendel, deportado a un campo de concentración por espía y extranjero.
Stefan Zweig es el narrador de este relato, es su voz, la propia; es su vida pasada durante esa guerra la que pide disculpas, la que se arrepiente de sus actos "𝒀𝒐, 𝒆𝒏 𝒄𝒂𝒎𝒃𝒊𝒐, 𝒎𝒆 𝒉𝒂𝒃í𝒂 𝒐𝒍𝒗𝒊𝒅𝒂𝒅𝒐 𝒅𝒆 𝑴𝒆𝒏𝒅𝒆𝒍 𝒆𝒍 𝒅𝒆 𝒍𝒐𝒔 𝒍𝒊𝒃𝒓𝒐𝒔 𝒅𝒖𝒓𝒂𝒏𝒕𝒆 𝒂ñ𝒐𝒔. 𝑷𝒓𝒆𝒄𝒊𝒔𝒂𝒎𝒆𝒏𝒕𝒆 𝒚𝒐, 𝒒𝒖𝒆 𝒅𝒆𝒃í𝒂 𝒔𝒂𝒃𝒆𝒓 𝒒𝒖𝒆 𝒍𝒐𝒔 𝒍𝒊𝒃𝒓𝒐𝒔 𝒔𝒐𝒍𝒐 𝒔𝒆 𝒆𝒔𝒄𝒓𝒊𝒃𝒆𝒏 𝒑𝒂𝒓𝒂, 𝒑𝒐𝒓 𝒆𝒏𝒄𝒊𝒎𝒂 𝒅𝒆𝒍 𝒑𝒓𝒐𝒑𝒊𝒐 𝒂𝒍𝒊𝒆𝒏𝒕𝒐, 𝒖𝒏𝒊𝒓 𝒂 𝒍𝒐𝒔 𝒔𝒆𝒓𝒆𝒔 𝒉𝒖𝒎𝒂𝒏𝒐𝒔". Quiere redimirse y lo hace escribiendo un bello relato sobre libros y hombres, apartando de su memoria aquello otro que escribió, nublado por mentiras tales como patriotismo, país, fronteras. El escritor que soñó con una Europa común y libre, se alejó de sus ideales anotando en su diario: "𝑯𝒂𝒚 𝒒𝒖𝒆 𝒄𝒂𝒖𝒕𝒆𝒓𝒊𝒛𝒂𝒓 𝒄𝒐𝒏 𝒉𝒊𝒆𝒓𝒓𝒐 𝒂𝒍 𝒓𝒐𝒋𝒐 𝒍𝒐 𝒒𝒖𝒆 𝒍𝒂 𝒔𝒐𝒄𝒊𝒆𝒅𝒂𝒅 𝒉𝒂 𝒉𝒆𝒄𝒉𝒐 𝒔𝒖𝒑𝒖𝒓𝒂𝒓" alabando la ejecución de miles de civiles, sospechosos de espionaje. El humanista que no lo fue siempre. El pacifista que aprendió de sus errores.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
nefertiti5
 06 enero 2018
Escrito en 1929, Mendel el de los libros narra la trágica historia de un excéntrico librero de viejo que pasa sus días sentado siempre a la misma mesa en uno de los muchos cafés de la ciudad de Viena. Con su memoria enciclopédica, el inmigrante judío ruso no sólo es tolerado, sino querido y admirado por el dueño del café Gluck y por la culta clientela que requiere sus servicios. Sin embargo, en 1915 Jakob Mendel es enviado a un campo de concentración, acusado injustamente de colaborar con los enemigos del Imperio austrohúngaro. Un breve y brillante relato sobre la exclusión en la Europa de la primera mitad del siglo xx.
De nuevo hablamos de una novela reflexiva, muy íntima, pero en este caso no es el amor que conduce la novela, no al menos el amor romántico, sino la admiración, hacia ese tipo de personajes que se ven poco y que cuando desaparecen sin dejar huella. Es ese tipo de personaje el que conduce la obra, donde el narrador es un personaje externo que nos narra su historia.
Narra la historia de un personaje que no se deja afectar por la historia hasta que la historia lo afecta a él, irremediablemente.
La pluma de Zweig es de nuevo impecable, nos traslada a la historia sin dificultad, con una capacidad narrativa que mezcla a la vez la belleza de la literatura y la dureza de la historia que explica.
La primera mitad del libro se me hizo un poco pesada pero no desmerece para nada la historia. En conclusión, Zweig es una maestro de las novelas cortas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
AGamarra
 28 octubre 2020
"A aquel ser humano de lo más particular, a aquel hombre legendario. A aquel peculiar portento universal, famoso en la universidad y en un círculo rendido y respetuoso ... Como había podido olvidarle, a él, el mago, el corredor de libros que, imperturbable, se sentaba allí día tras día, de la mañana a la noche. Símbolo del conocimiento. ¡Gloria y honra del café Gluck!"Un relato realmente cautivador que tiene lo mejor que Zweig sabe hacer. Creo que a todos nos ha pasado que hemos conocido un lugar y alguna vez luego de unos años y volver a verlo resulta que lo cambiaron totalmente. Me pasó con un local de Pizza Hut que cuando era muy joven estaba lleno de pósters de las películas románticas más famosas en un fondo negro el cual revestía a todas las paredes. al cabo de unos años el local totalmente colorido y los pósters desaparecidos. Cambios que cuando se vinculan a algo que has vivido son importantes.Algo así sucede con este libro y la historia es de melancolía, de viejos recuerdos, de cuando el personaje principal visitaba en las calles de Viena un puesto donde departía el gran Jakob Mendel, un viejo ruso encargado de comerciar con libros pero que además era una lumbrera de conocimiento sobre todo lo que tiene que ver con los libros, cómo conseguirlos, sus precios y tantos otros detalles que sólo pueden generar admiración y reverencia. Un hombre dedicado cien por cien a los libros, tanto que incluso su abstracción lo lleva a ignorar lo que pasa fuera de ese mundo.Creo que a todo el que le encanten los libros le va a gustar este relato por la intimidad y la gran descripción que logra Zweig al narrarnos sus aventuras librescas. Luego de eso me encanta esta obra poque Zweig usa lo que mejor le va el análisis psicológico potente, real y con una amplia perspectiva ya que él mismo conoce mucho de todo. Los símiles que emplea en esta obra en particular, sus comparaciones que siempre veo profusas en sus biografías, son lo máximo, tangibles y cotidianas.Lo que me hace no ponerle 5 estrellas es lo que sucede en la mitad final, son temas recurrentes en él, claro, supongo viviendo en la época que le tocó vivir y en las circunstancias era algo de lo más natural, pero para mí usar ese recurso que también lo empleó en "Juego de ajedre" pintando el despotismo militar como que a veces me hace pensar si es algo que introduce en sus historias a propósito por un objetivo o sólo era parte de. Creo que eso lo hace un poco predecible y monótono.Al final te queda una sensación increíble de pérdida y compartes con el autor el saber que ciertas personas cuando ya no existen más dejan un gran vacío."Los libros sólo se escriben para, por encima del propio aliento, unir a los seres humanos, y así defendernos frente al inexorable reverso de toda existencia: la fugacidad y el olvido"
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
UnaiGoiko74
 22 agosto 2020
Estamos ante un libro que rezuma humanidad. Un tributo generoso que Zweig quiso brindar a una persona que tuvo una influencia muy relevante en sus inicios académicos y literarios.
La historia arranca con el escritor entrando a un café vienés que, inicialmente no reconoce, pero que al fijarse más en su distribución interior, acaba cayendo en la cuenta ("Allí perduraba, oculto en lo invisible como el clavo en la madera, una parte de mi propio yo hace tiempo soterrada) de que es aquél lugar, en cuyo rincón de su sala de billar, despachaba un librero de lo viejo: Mendel el de los libros.
Al deslizarse dentro de la sala de billar, Stefan comprueba que el librero ya no está allí y, retrotrayéndose a sus años universitarios, recrea con su prosa elegante, perfecta y precisa la personalidad y las cualidades de Mendel, un hombre que vivía por y para los libros antiguos, que no había dato que se le escapara (título, temática, ediciones, precios de cada edición nuevos y viejos, etc), pero que vivía totalmente ajeno a los asuntos del mundo que le rodeaba. al preguntar por él en el establecimiento, el autor comprobará que, precisamente, fue esa desvinculación de la realidad la que fue
responsable de su fatal destino, ya que, iniciada la primera guerra mundial sin que él se hubiera percatado de ese "nimio" detalle, sería acusado de ser un espía ruso operando en territorio austriaco.
Este delicioso relato sirve de homenaje a Mendel, como he comentado al inicio de la reseña, pero también es un aviso a navegantes, una suerte de recordatorio de lo que Zweig denomina "el reverso de la existencia", que no es otra cosa más que "la fugacidad y el olvido". En el fondo, la única persona que se preocupó por preservar la memoria del pobre Mendel fue la mujer de la limpieza del café, que decidió guardar uno de los libros del viejo librero, por el mero hecho de conservar algo suyo.
Sin embargo, el autor, que tanto le debía al librero, se había olvidado completamente de él, arrastrado por la vorágine de la vida.
"Sentí un regusto amargo en los labios. El regusto de la fugacidad. ¿Para qué vivimos, si el viento tras nuestros zapatos ya se está llevando nuestras últimas huellas?"
Una joya.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
libroscuentosyleyendas
 16 diciembre 2020
En apenas unas páginas, Zweig , consigue trasmitir tanto o más que si hubiera escrito 800. Soberbia, prejuicios, denuncia social, desprecio , amor y tradición son algunas de ellas.
La historia comienza cuando el narrador acude a un tradicional café Vienes ( los que amamos Viena vemos esos terciopelos rojos y esas vitrinas de dulces al lado de de la Sthepansdom) allí se encuentra recordando cuando era joven , como un excéntrico librero judio se sentaba en el café , en la misma mesa , trasmitiendo sabiduría literaria y viviendo en su mundo , en los libros , sin importarle nada más.
Maravillosa narración en la que Zweig, en 1921 , ya intuye ( quizas) lo que la primera guerra mundial provocaría en el mundo , la segunda. Si cabe con más prejuicios y más horror.
Pero volviendo al café Vienes , Zweig , sentado en una mesa , nos hará sentir a los amantes de los libros que existe un refugio , aunque sea mental, para evadirnos del mundo. Como el Viejo Mendel.
"Los libros sólo se escriben para, por encima del propio aliento, unir a los seres humanos, y así defendernos frente al inexorable reverso de toda existencia: la fugacidad y el olvido."
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Citas y frases (38) Ver más Añadir cita
Rosa44Rosa4425 enero 2021
“Pero cuanto más me esforzaba por alcanzar aquel recuerdo, con mayor malicia y de modo más escurridizo se me escapaba, como una medusa, brillando incierto en el estrato más profundo de la conciencia y, sin embargo, imposible de atrapar”.

𠇊llí perduraba, oculto en lo invisible como el clavo en la madera, una parte de mi propio yo hace tiempo soterrada”.

“Leía con un ensimismamiento tan impresionante que desde entonces cualquier otra persona a la que yo haya visto leyendo me ha parecido siempre un profano”.

𠇎l vasto misterio de la concentración absoluta, que hace tanto al artista como al erudito, al verdadero sabio como al loco de remate, esa trágica felicidad y desgracia de la obsesión completa”.

�jando a un lado los libros, aquel hombre singular no sabía nada del mundo, pues todos los fenómenos de la existencia sólo comenzaban a ser reales para él cuando se vertían en letras, cuando se reunían en un libro y, como quien dice, se habían esterilizado”.

𠇎l regusto de la fugacidad. ¿Para qué vivimos, si el viento tras nuestros zapatos ya se está llevando nuestras últimas huellas? Durante treinta años, tal vez cuarenta, una persona había respirado, leído, pensado, hablado, en aquella habitación de unos cuantos metros cuadrados, y bastaba con que pasaran tres o cuatro años, que viniera un nuevo faraón, y ya no se sabía nada de José. En el café Gluck ya no sabían nada de Jakob Mendel”.

“Pues ella, aquella mujer sin estudios, al menos había conservado el libro para acordarse mejor de él. Yo, en cambio, me había olvidado de Mendel el de los libros durante años. Precisamente yo, que debía saber que los libros sólo se escriben para, por encima del propio aliento, unir a los seres humanos, y así defendernos frente al inexorable reverso de toda existencia: la fugacidad y el olvido”.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
FleursduMalFleursduMal27 diciembre 2020
Pero poco a poco este mundo, desengañado por su propia demencia, sabe que de todas las atrocidades y abusos criminales de esta guerra ninguno ha sido más absurdo, más infundado y, por lo tanto, menos disculpable desde el punto de vista moral que la detención y confinamiento tras alambradas de espino a civiles desprevenidos, muy lejos ya de la edad reglamentaria para prestar servicio en el ejército, personas que durante mucho tiempo habían vivido en un país extranjero como en una patria y que por creer en el derecho de la hospitalidad, sagrado hasta para los tungusos y los araucanos, perdieron la oportunidad de escapar a tiempo...Un crimen contra la humanidad cometido sin sentido alguno en Francia, en Alemania y en Inglaterra, en cada terruño de esta Europa nuestra que perdió la razón.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
FleursduMalFleursduMal27 diciembre 2020
Que una vida pura en el espíritu, una abstracción completa a partir de una única idea, aún pueda producirse hoy en día, un enajenamiento no menor que el de un yogui indio o el de un monje medieval en su celda, y además en un café iluminado con luz eléctrica y junto a una cabina de teléfono...Este ejemplo me lo dio, cuando yo era joven, aquel pequeño prendero de libros por completo anónimos más que cualquiera de nuestros poetas contemporáneos.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
libroscuentosyleyendaslibroscuentosyleyendas16 diciembre 2020
Conocía cada planta , cada infusorio, cada estrella del cosmos perpetuamente sacudido y siempre agitado del universo de los libros.
Comentar  Me gusta         50
libroscuentosyleyendaslibroscuentosyleyendas16 diciembre 2020
En su mundo superior de los libros no había guerras, ni malentendidos, tan sólo el eterno saber y querer saber aún más números y palabras, títulos y nombres.
Comentar  Me gusta         40
Video de Stefan Zweig (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Stefan Zweig
La obra de ficción más famosa de Stefan Zweig, ilustrada por Tlacuiloa, Premio Internacional de Ilustración Edelvives. Mirko Czentovic, campeón mundial de ajedrez, viaja de Nueva York a Buenos Aires para participar en un torneo. Durante el trayecto, unos pasajeros lo retan a una partida, a la que se suma el misterioso Dr. B.
Más información: https://bit.ly/3kklaXw
otros libros clasificados: cuentosVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes de LITERATURA FEMINISTA? ¡Adivina la autora!

"El segundo sexo"

Nerea Pérez
Alice Walker
Simone de Beauvoir
Nuria Varela

10 preguntas
12 lectores participarón
Thèmes : feminismo , Literatura clásica , Literatura clásicaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..