InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8412535391
Editorial: No reconocida (30/11/-1)

Calificación promedio : 4.28/5 (sobre 188 calificaciones)
Resumen:
Durante la Segunda Guerra Mundial, en un vapor rumbo Buenos Aires, hay un personaje que concentra todas las miradas: es el campeón mundial de ajedrez, Mirko Czentovič, un hombre rudo e ignorante, pero con una habilidad excepcional para anticipar todos y cada uno de los movimientos de sus oponentes. Cada noche le organizan partidas amistosas con otros pasajeros, y Mirko siempre les gana sin esfuerzo.

Hasta que, para sorpresa de todos, un pasajero... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (75) Ver más Añadir una crítica
Aitor_Castrillo
 11 March 2021
Ha sido un lujazo haber presenciado (como lector) la madre de todas las partidas: Mirko Czentovicz contra el Dr. B

Tras la maravillosa novela Gambito de dama tenía mono de más ajedrez y ayer comencé (y terminé) este breve, intenso, certero e inolvidable viaje en barco.

En un transatlántico se enfrentarán un arrogante campeón del mundo contra un enigmático pasajero que carga con un pesado pasado en la mochila. Si consiguiera disociar mi mente en dos para que ambas jugasen sin que ninguna conociera las estrategias de la otra…, siempre ganaría Zweig.

Porque decir que Stefan Zweig escribe muy bien es quedarse en la superficie… Zweig está en otro nivel superior. Zweig vive en el ático de los niveles.

Para muestra un botón:

“Siempre he comprendido, en principio, que un juego tan impar y tan genial debía producir sus maestros específicos, pero cuán difícil y aun imposible resulta imaginarse la vida de un hombre intelectualmente activo, para quien el mundo se reduce de un modo exclusivo a la estrecha vía entre blanco y negro, que busca los triunfos de su existencia en un nuevo ir y venir, adelantar y retrotraer de treinta y dos figuras; la vida de un individuo para quien el abrir el juego con un caballo en vez de hacerlo con un peón ya significa una hazaña y un miserable rinconcito de inmortalidad en dos líneas de un tratado de ajedrez; de un hombre, un ente espiritual que, sin volverse demente, dedica en el transcurso de diez, de veinte, de treinta y aun de cuarenta años, una y otra vez, toda la elasticidad de su pensar al ridículo afán de perseguir un rey de madera sobre un tablero de madera”.

Así que como no podía ser de otro modo: 64 escaques, 32 piezas… y 5 merecidísimas estrellas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         210
Gww
 26 February 2024
La mente humana es capaz de crear complejas maravillas como el juego del ajedrez. Una combinación de escaques en la que piezas blancas y negras se enfrentan con unas estrictas reglas y que, durante siglos, ha fascinado y atrapado la atención de los más grandes intelectos. Stefan Zweig utiliza este juego como disculpa para el estudio de los vericuetos de nuestra mente, sus luces y sus sombras.

En un transatlántico que hace la travesía entre Nueva York y Buenos Aires, el narrador coincide con Mirko Czentovic, campeón mundial de ajedrez, con el que desea entablar contacto dado su interés por conocer y analizar los más variados tipos humanos.

Sin embargo, el campeón mundial no parece tener un interés recíproco y se muestra huraño y escurridizo con el resto de viajeros. Sus modales y carácter le hacen de inmediato antipático, por lo que el narrador debe conjurarse con McConnor, millonario americano aficionado al ajedrez, que aporta dinero para que el campeón se preste a jugar una partida a cambio de un precio ya que el dinero es el único interés que el ajedrecista parece sentir.

Como es de prever, la derrota se inclina del lado de los aprendices pero, en la revancha, cuentan con la inesperada ayuda de un misterioso pasajero, el Sr. B., gracias a cuyos consejos, fuerzan las tablas. Será el propio Czentovic quien proponga la siguiente partida, esta vez, exclusivamente frente al nuevo jugador.

A partir de este momento, el narrador nos desvela la verdadera historia de este misterioso vienés que escapa de Europa tras conseguir huir de la Gestapo y explica el origen de su profundo conocimiento del ajedrez, el “noble juego”.

Tras ser detenido por la Gestapo, se le recluye en una habitación de hotel, privada de cualquier comodidad, con las ventanas tapiadas y una estrecha vigilancia. La estancia sólo es interrumpida para someter al detenido a intensos interrogatorios en los que se trata de forzar su resistencia psíquica. Sólo el ajedrez, replicando las partidas de grandes maestros recogidas en un libro que logra pasar inadvertido a sus guardianes, le ha servido como medio de escape intelectual, como roca a la que aferrarse para evadirse mentalmente de su prisión.

Y ya hemos anticipado bastante de la trama como para detenernos y dejar que sea el lector quien conozca por sus propios medios el desenlace de este breve relato. Porque la verdadera esencia del texto, la razón que justifica su fama merecida, es el modo en el que Zweig describe con plena naturalidad el proceso de deterioro psicológico, la compulsiva obsesión que se adueña del Sr. B. Cómo su personalidad se disocia al tener que jugar mentalmente, primero como jugador blanco y seguidamente como negro y cómo finalmente logra superar la prueba de su cautiverio pero a un alto precio.



Porque el equilibrio mental es un complejo y delicado estado del que fácilmente podemos ser derribados, apenas sin aviso. Aquello que se nos muestra como escapatoria, como medio de fuga o simple refugio puede tornarse prisión y angustia. Y ésta es la realidad de la que nos habla Zweig,

En un tiempo en el que aún la neurología no había alcanzado el nivel científico actual, ni su conocimiento era de dominio público, Zweig sabe mostrar en breves pinceladas todo el conocimiento sobre la materia, sus causas y sus efectos, el desencadenante y el proceso.

Pero Novela de ajedrez, pese a su brevedad, ofrece muchos más motivos de reflexión. Uno de ellos, a la vista de lo que la Historia nos ha enseñado (la novela fue escrita en 1941, aunque no fuera publicada hasta tres años más tarde), es que la realidad siempre supera a la ficción. El Sr. B. afirma haber deseado ser enviado a un campo de trabajo (¡aún no se conocía el verdadero sentido de esta expresión!) antes que ser sometido a una tortura psicológica que para sí hubieran querido la mayoría de los que cayeron en las manos de la Gestapo.

Y es que Zweig cede en la tentación de reflejar en sus personajes sus propios valores y temores. Nada peor para el autor que verse privado de lectura, de la posibilidad de enviar o recibir correspondencia e incluso de material para escribir. ¡Nazis malvados! Pero es cierto que para el autor, un mundo privado de su entorno cultural no merecía la pena ser vivido. Por ello mismo, y creyendo viable la victoria alemana, acabaría suicidándose poco después de finalizar esta obra.



También el tiempo pasado se proyecta en la narración, reflejado por el contraste entre los dos protagonistas. de un lado, el Sr. B., noble vienés, relacionado con la Corona Austriaca, culto y refinado. de otro, Czentovic, huérfano desamparado, acogido por un sacerdote, escasamente dotado para cualquier labor intelectual (con la excepción del ajedrez para el que parece tener un don natural) y dominado por su avaricia y un desprecio revanchista frente al resto de humanos.

Dos conceptos de vida contrapuestos: un arribista y un caballero. La ambición por el dinero y el delicado distanciamiento de quien no lo necesita. No pediremos a Zweig que contemple las circunstancias de Czentovic, disfrutemos tan solo de su prosa sencilla pero directa e impactante, del modo en el que sabe desarrollar toda la trama y la manera en que nos lleva hasta la última página sin hacernos perder el interés o anticipar el final.

La edición de El Acantilado (con traducción de Manuel Lobo) forma parte del proceso de publicación en nuestro idioma de todas las obras de este autor. Pese a que la escasa extensión del libro parecería aconsejar su publicación junto a otro título de similar longitud, el empeño de la editorial es poner de relieve la singularidad de cada una de estas obras, efecto que sin duda logra.



Volvamos al ajedrez, a su mundo bicolor donde el objetivo es lograr la derrota del otro para obtener mi victoria. Por contraste, la vida no es en blanco o negro, sino que se nos ofrece con una infinita gama de colores que hace más complejas nuestras decisiones y que nos obliga a reinventar a cada momento las reglas del juego para llegar a un punto en que mi victoria no implique necesariamente la derrota del otro. Sobre este juego y sus peligros nos previene Zweig, a favor de la libertad de cada individuo y de su dignidad, como únicos medios de arrebatarnos de la locura que acecha y de la que tampoco él pudo escapar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
RocioPV
 09 August 2023
"Novela de ajedrez" de Stefan Zweig es una verdadera joya literaria que merece todas las consideraciones posibles. Esta novela corta, aunque magistral, se desarrolla en medio de una partida de ajedrez, pero va mucho más allá de las 64 casillas del tablero. Zweig logra tejer una historia profundamente psicológica y emocional alrededor de la mente de dos jugadores extraordinarios. Uno es el campeón mundial, Mirko Czentovic, que viaja por todo el mundo para participar en torneos. El otro es el enigmático Dr. B., quien afirma no haber visto un tablero de ajedrez en más de veinte años. Los dos son opuestos en términos de personalidad, antecedentes y en sus caminos, lo que los lleva a un encuentro casual en un transatlántico en ruta de Nueva York a Buenos Aires. El narrador, que exhibe rasgos de un aspirante a psicólogo "apasionadamente interesado en los monomaníacos", encuentra su primer tema en el prodigio del ajedrez de veintiún años, que por lo demás exhibe una educación, un intelecto y un comportamiento social crudos. Para satisfacer su curiosidad, instiga una partida de ajedrez entre Czentovic y un grupo de "aficionados al ajedrez". Dr. B. mirando el juego de pasada, se ve arrastrado repentinamente a él. Su manifiesta pericia en el juego así como su extraña conducta intrigan tanto al narrador como al lector.

Utilizando un lenguaje escaso pero preciso en los detalles, el observador en primera persona, aunque comenta el juego, está más fascinado por la personalidad y la psique de sus sujetos. La curiosidad del narrador, acentuada por el comportamiento inusual del Dr. B., lo lleva a seguir a su sujeto mientras huye apresuradamente de la sala de juegos. En cubierta, el Dr. B. finalmente comparte su historia personal y relata los desgarradores acontecimientos recientes que lo obligaron a exiliarse abruptamente de su Austria natal. El narrador se convierte al mismo tiempo en oyente y en astuto analista. El relato del Dr. B. revela por qué el ajedrez para él ha sido tanto una salvación como un peligro para su supervivencia: su "compromiso" con el ajedrez había ido más allá de lo que una persona puede soportar sin consecuencias peligrosas por el resto de su vida.

La capacidad de Zweig para generar tensión emocional y drama mientras mantiene su elección de palabras neutrales y objetivas es excelente. El impacto de la historia se profundiza cuando Zweig otorga al narrador el doble papel de espectador y comentarista. La intensidad de la fascinación del autor por personajes diametralmente opuestos y el choque de culturas que representan es evidente a lo largo de la novela. Ciertos paralelismos entre el Dr. B. y el mismo Zweig vienen fácilmente a la mente.

"Novela de ajedrez" es un testimonio del genio literario de Stefan Zweig y su capacidad para capturar la esencia de la condición humana en un contexto aparentemente simple. No importa si eres un apasionado del ajedrez o no, esta novela trasciende el juego y se convierte en un estudio profundo sobre las relaciones humanas y los conflictos internos. Sin duda, merece una calificación perfecta de 5 estrellas por su narración magistral, sus personajes memorables y su exploración de las complejidades de la mente humana.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         92
Paco_Garrido
 25 June 2023
El último grito de angustia del grandioso Stefan Zweig. Una obra conmovedora y extraña que critica el nazismo y sus métodos como el utilizado por la Gestapo. Novela de ajedrez es su última novela, escrita poco antes de su suicidio en Brasil. La comunicación y el exilio son los dos atributos que más se palpan de Zweig en esta historia corta pero intensa y claustrofóbica.

En estas circunstancias, el ajedrez como juego y personaje presente podía ser un temporal alivio, pero nunca una solución definitiva al irreparable daño que puede ocasionar en una persona concreta al haber sido víctima de la opresión de un régimen totalitario. El ajedrez es un juego que obsesiona a millones de personas, es inevitable su reflejo de complejidad y profundidad en las palabras de Zweig, firmando una trama difícil y cargada de psicología.

Lamentablemente, ni el juego ni en su caso la literatura podrían ser la tabla de salvación de un escritor portentoso que vio corroida su propio existencia al advertir la malignidad que podría alcanzar la condición humana.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         174
Guille63
 28 June 2023
“Saludo a todos mis amigos. Que se les permita ver la aurora de esta larga noche. Yo, demasiado impaciente, me voy antes.” (Frase final de la nota de suicidio de Stefan Zweig, un año después de escribir esta novela)

La novela es, entre otras cosas, la historia de una partida de ajedrez, y, como en el juego, Zweig estructura su relato colocando las piezas en el tablero con parsimonia, moviéndolas con rapidez en la apertura y con más detenimiento en el juego medio hasta llegar al vértigo de las jugadas finales, en este caso, de la partida final. Una partida que se hace difícil no identificar con el conflicto bélico de la segunda guerra mundial. Una máquina de mente fría y calculadora, despiadada, asentada en una seguridad inquebrantable, lenta y devastadora, contra la pasión, la libertad, la creatividad, la duda. Y quizás no sea otra cosa esta nueva delicia que nos regaló el autor austriaco en sus postreros años, si además tenemos en cuenta su profundo pesimismo que le llevó a quitarse la vida. Pero, como toda gran novela, no es lo único que atesora.

“…limitado a un espacio rígidamente geométrico y a un tiempo ilimitado en sus combinaciones; en perpetuo desarrollo y sin embargo estéril: un pensamiento que no lleva a nada, una matemática que nada calcula, un arte sin obras, una arquitectura sin sustancia, y aun así más manifiestamente perenne en su esencia y existencia que todos los libros y obras de arte…”

En ese juego medio al que antes aludía salen a relucir otras cosas, además de la intrigante especialización cerebral del zafio e inculto genio del ajedrez, falto de otra habilidad más allá del tablero de 64 escaques, o esa, para mí siempre un poco irritante, posibilidad de los niños prodigios, de esos seres nacidos con predisposiciones desconcertantes, son más que interesante todos los demás aspectos que la novela sugiere acerca de nuestra actividad mental: las obsesiones, como esta del juego del ajedrez, capaz de estrechar toda la potencialidad de una mente brillante al movimiento de 32 figuritas de madera sobre un pequeño tablero, no siendo, efectivamente, más que un juego carente de una utilidad práctica que no sea el de engrandecer el ego de la mente capaz de someter a su contrincante que, dado que el azar no interviene en ninguna de sus formas, ve como todo su ser, implicado absolutamente en el envite, cae derrotado.

Este poder obsesivo proporcionó a un preso del nazismo, uno de los dos contrincantes de la partida final, una especie de escapismo al horror al que fue sometido diariamente por los torturadores nazis gracias a su capacidad de desdoblar su cerebro en dos y enfrentarlos en una partida sin fin, lo que, de paso, le abrió las puertas a una cárcel no menos oscura: la locura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         1010
Citas y frases (18) Ver más Añadir cita
Mamen212Mamen21207 September 2022
Nada en el mundo puede oprimir tanto el corazón del hombre como la nada.
Comentar  Me gusta         240
arealareal18 July 2022
Acostumbrado a abrirse paso en la vida sin contemplaciones y halagado por el éxito de sus empresas, este self-made-man estaba tan firmemente persuadido de su superioridad que cualquier resistencia le irritaba como si fuera una insubordinación improcedente y hasta casi un insulto.
Comentar  Me gusta         40
marulibrosmarulibros18 October 2022
querer jugar contra uno mismo representa, en definitiva, una paradoja tan grande en ajedrez como querer saltar sobre la propia sombra
Comentar  Me gusta         90
LionesLiones24 February 2022
Toda mi vida me han intrigado los monomaniacos, las personas obsesionadas por una sola idea, pues cuanto más se limita uno, más se acerca por otro lado al infinito ; son precisamente estos seres en apariencia fuera del mundo los que, como termitas, saben construir en su ámbito una imagen reducida del mundo, única y extravagante.
Comentar  Me gusta         20
marulibrosmarulibros18 October 2022
Al fin y al cabo, el único encanto del ajedrez reside precisamente en el despliegue diferente de una estrategia en dos cerebros, en el hecho de que no sepan las negras cuál será la maniobra correspondiente de las blancas en esta guerra del intelecto...
Comentar  Me gusta         20
Videos de Stefan Zweig (10) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Stefan Zweig
Paz Alicia Garciadiego, autora de los guiones de películas como “Profundo carmesí”, “El diablo entre la piernas” o la adaptación de “El coronel no tiene quien le escriba”, platica con nuestro conductor, Harold Torres, sobre los autores y libros que han sido más relevantes para ella y descubre coincidencias entre ellos. Escucharemos, en la voz de Harold Torres, fragmentos de libros de León Tolstói, Adolfo Bioy Casares y Fiódor Dostoyevski.
Libros leídos: "Guerra y paz" de León Tolstói "La invención de Morel" de Adolfo Bioy Casares "Los demonios" de Fiódor Dostoyevski
Libros mencionados: "María Estuardo" de Stefan Zweig "Huckleberry Finn" de Mark Twain "Las aventuras de Tom Sawyer" de Mark Twain "Mujercitas" de Louisa May Alcott "Hombrecitos" de Louisa May Alcott "Ana Karenina" de León Tosltói "El azar y la necesidad" de Jacques Monod "Principio y fin" de Naghib Mahfuz "Días y destino" de Vasili Grossman "El dios salvaje. Ensayo sobre el suicidio" de al Alvarez "Una historia de amor y oscuridad" de Amos Oz
Autores mencionados: Charles Dickens Honorio Bustos Domecq (Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares) Jorge Luis Borges Javier Marías
+ Leer más
otros libros clasificados: ajedrezVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Cuánto sabes sobre la literatura clásica

Es un poema épico griego compuesto por 24 cantos, atribuido al poeta griego Homero. Narra la vuelta a casa, tras la guerra de Troya, del héroe griego Ulises

La Divina Comedia
La Ilíada
La Odisea

10 preguntas
113 lectores participarón
Thèmes : Literatura clásicaCrear un test sobre este libro
.._..