InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8472238377
208 páginas
Editorial: Tusquets (01/09/1994)

Calificación promedio : 3.78/5 (sobre 57 calificaciones)
Resumen:
Cuando se le muere la abuela, la jovencísima Mikage queda absolutamente sola en una casa demasiado grande y se refugia en la cocina, pues sólo en ella se siente a salvo («El lugar donde mejor se duerme es en la nevera», confiesa). Pero un día  «ocurre un milagro» : Yuichi, «un chico simpático», llama a la puerta de Mikage y le sugiere que vaya a vivir a su casa, con su madre Eriko. Pero esta hermosa y acogedora mujer no es una mujer : es un hombre que pasó a ser muj... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (25) Ver más Añadir una crítica
Celeste_Lightwood
 09 October 2020
Banana Yoshimoto es una de las escritoras más relevantes en el panorama literario actual de Japón. Escribió esta obra cuando todavía iba a la universidad y, a pesar de ser su primera novela, le valió el premio Newcomer Writters Prize. Se la considera una de las voces más prestigiosas de la literatura contemporánea nipona y por eso tenía muchísimas ganas de leerla. Es una lástima que en España la mayor parte de la gente, cuando se le pregunta por autores japoneses, solo conoce a Haruki Murakami, por eso quiero aportar mi granito de arena trayendo este tipo de reseñas. También tengo pendiente un vídeo donde quiero recomendaros obras de autores japoneses, así que si os gusta la idea dejádmelo en los comentarios.

Este libro, en concreto, contiene no solo Kitchen, sino también Moonlight Shadow, así que os hablaré de las dos.

KITCHEN

Los padres de Mikage murieron cuando ella apenas era una niña, por eso desde entonces ha vivido con su abuela. Pero cuando esta fallece, se encuentra de repente sola, en una casa demasiado grande y con un vacío enorme que no sabe cómo solventar. Mikage solo encontrará consuelo en la cocina, un lugar que ejerce sobre ella paz, tranquilidad y sosiego en comparación con los sentimientos de desamparo que la atacan incesanmente. La cocina soluciona sus noches de insomnio y alivia un poco el pesar de su corazón y la soledad que la atenaza, sin nadie en el mundo que pueda consolarla o cuidar de ella. Por eso, cuando Yuichi aparece en su vida para ayudarla a superar la pérdida, ya que apreciaba muchísimo a su abuela, y le ofrece el sofá de su casa mientras Mikage prepara la mudanza que la libere de la tristeza que le infunde su antiguo hogar, ella no se lo pensará demasiado.

Allí descubrirá que no se trata de una familia común japonesa. La madre de Yuichi, Eriko, es en realidad una mujer trans. Cuando murió su esposa, Eriko decidió que no podía continuar criando a su hijo como si fuera un hombre, que el chico necesitaba una figura materna, así que tomó la decisión de "convertirse" en mujer y someterse a cirugía estética para darle a Yuichi una madre. Así pues, Eriko trabaja en un bar "de travestis" con otras compañeras para sacar adelante a su extraña familia. Tanto Eriko como Yuichi recibirán a Mikage con los brazos abiertos y pronto ella también pasará a formar parte de la familia, siendo un miembro más como si siempre hubiera pertenecido a su pequeño núcleo. Mikage dejará de sentir la soledad que le acecha y, aunque la pérdida seguirá haciendo merma en su espíritu, su duelo será mucho más asequible gracias a su nueva familia.

Al igual que sucede con todas (o casi todas) las obras japonesas, si esperáis una novela con gran acción no es lo que os vais a encontrar. Dentro del costumbrismo, es un libro que nos hace reflexionar sobre temas muy importantes y en los que apenas nos detenemos como la muerte, la pérdida repentina de un ser querido, la tristeza, la soledad y el salir adelante. Kitchen no nos presenta estas emociones como algo negativo, al contrario, sino como emociones intrínsecas del ser humano que forman parte del hecho de estar vivos. A mi modo de ver, no es un libro triste, a pesar de que trate temas tristes, sino que nos permite reflexionar acerca de estos sentimientos y entender que forman parte de nosotros y que en algún momento de nuestras vidas nos va a tocar experimentarlos. También nos enseña que estar tristes no es malo, que tenemos días mejores, días peores, pero que siempre se sale de ellos. Un aspecto que me gusta mucho de las novelas japonesas es precisamente ese, que nos obligan a reflexionar sobre cuestiones que intentamos evitar por su negatividad, pero nos hacen ver que son esas cuestiones las que nos hacen más humanos y que el hecho de que sean negativas no significa que sean malas y que debamos ignorarlas.

Kitchen también nos muestra que familia no tiene por qué ser solo con quien compartimos lazos de sangre, sino que podemos encontrarla en cualquier sitio, incluso en lugares que no esperábamos y con personas a las que no conocíamos. Me parece muy importante la forma en que Eriko y Yuichi, a su manera, hacen que el duelo de Mikage sea más llevadero, simplemente con pequeños detalles que, aunque puedan parecer sin importancia, para Mikage terminan siendo importantes.

A parte de estas reflexiones, me parece muy relevante la presencia trans en este libro. Soy muy consciente de que la forma en la que Banana trata al personaje de Eriko no es la mejor y puede clasificarse incluso de tránsfoba, puesto que constantemente se recuerda que es un hombre, se menciona su deadname... Pero hay que tener en cuenta que este libro está escrito originalmente en 1988, en una sociedad como la japonesa que, incluso a día de hoy, sigue siendo muy cerrada y retrógrada en los temas del colectivo LGTB. Es por esto que me parece increíble y muy avanzado para su tiempo que en Kitchen aparezca el personaje de Eriko. Incluso aunque su motivación inicial sea "darle una madre" a Yuichi, queda claro que Eriko es feliz siendo mujer, que ella es una mujer y que no cambiaría su decisión por nada del mundo porque es feliz tal y como está. Es más, el tema de la transexualidad se trata con mucha naturalidad. Yuichi no se avergüenza de su madre ni de sus decisiones; Mikage lo acepta con total normalidad sin cuestionarse el por qué del cambio. En general, todos los que conocen a Eriko la adoran, la tratan en femenino y no tienen ningún problema con ella ni con el hecho de que hubiera nacido en el cuerpo de un hombre.

Kitchen es una novela muy cortita, de poco más de 100 páginas, que nos permite adentrarnos de una manera preciosa a la literatura japonesa actual. Su historia se cuece a fuego lento, salpicada de escenas melancólicas combinadas con momentos alegres que nos sacan una sonrisa. Asimismo, podemos aprender cuál es la mentalidad de los japoneses respecto a la muerte y cómo se enfrentan a ella, descubriendo que, quizá, no son tan diferentes a nosotros.

MOONLIGHT SHADOW

Satsuki se despidió de su novio en el puente, como cada día, con la promesa de volver a verse pronto. Lo que ninguno sabía era que ese mismo día Hitoshi fallecería en un accidente de tráfico cuando acompaña a Yumiko, la novia de su hermano pequeño, a la estación para que regresara a casa. En un instante, la vida de Satsuki se vino abajo. La persona con la que llevaba cuatro años, a la que más había amado, desapareció. Y con él, desaparecieron las risas, las bromas, el apoyo incondicional y, como no, las riñas de enamorados. Ahora solo le quedaba el consuelo de la presencia de Shu, el hermano pequeño de Hitoshi, que la comprendía a la perfección porque él de un plumazo había perdido a su novia y a su hermano. Satsuki no sabe cómo continuar adelante tras la pérdida y solamente cuando sale a correr de madrugada, después de una noche sin poder dormir a causa de las pesadillas, logra encontrar un breve instante de paz.


Como veis, esta segunda historia también nos habla de la muerte, pero desde una perspectiva ligeramente diferente. Nos encontramos a una Satsuki emocionalmente destrozada, rememorando una y otra vez el momento en que se despidió de su novio, como si fuera un día normal, sin saber que no volvería a verle. Mientras que Kitchen se centra más en el presente de la protagonista y cómo va intentado superar el fallecimiento de su abuela, Satsuki nos habla mucho de su pasado, recordando anécdotas o instantes bonitos en los que fue muy feliz con Hitoshi. de esta forma, como lectores vamos comprendiendo lo profunda que era su relación y el lazo tan bonito que los unía, pudiendo entender así por qué le duele tanto su pérdida. No solo se reflexiona acerca de la muerte, sino también sobre otros temas igual de íntimos y trascendentales como el amor juvenil (y el primer amor). Me gusta mucho que Satsuki diga que al ser tan jóvenes y llevar "tan solo" cuatro años juntos nadie, ni ellos mismos, se tomaban en serio su amor, en el sentido del pensamiento recurrente que se estila mucho hoy en día sobre que una pareja va en serio cuando llevan muchísimos años juntos o están casados. Así pues, Satsuki medita acerca de lo intensa y bonita que fue su relación, a pesar de su juventud, y se da cuenta de que sin saberlo, Hitoshi era el amor de su vida, un concepto que, aun siendo tan bonito, poca gente se toma en serio. Esta novela también te hace darte cuenta de que muchas veces damos algo por sentado y no somos conscientes de que en cualquier momento ese algo puede desaparecer. Y que por mucho que disfrutemos con plenitud los instantes en los que estamos con la persona que amamos, cuando esa persona deja de estar en nuestra vida nos damos cuenta de que no fueron suficientes y nos ponemos a pensar "ojala ese día hubiera quedado con él", "ojala no nos hubiéramos despedido tan pronto"...

A mi modo de ver, esta historia me resultó mucho más triste que la anterior, pues mientras Mikage trataba de avanzar y centrarse en las cosas buenas y en la inevitabilidad de la muerte, Satsuki es incapaz de aceptar que Hitoshi ya no está, que no volverán a encontrarse nunca más en aquel puente a medio camino entre sus casas. También es cierto que en Kitchen fallece la abuela y es algo que asumimos mejor, debido a la edad; mientras que en Moonlight Shadow la muerte le sobreviene a una persona joven de manera repentina y trágica. Aun así, aunque Satsuki esté aceptando la pérdida con mucha más dificultad, aquí Banana Yoshimoto también nos deja retazos de esperanza que nos indican que todos los baches se pueden cruzar tarde o temprano.

A través de los ojos de Satsuki también conocemos a Shu, el hermano pequeño de Hitoshi, y su forma de lidiar con la muerte de su hermano y de su novia, de una manera completamente diferente a la de Satsuki. Ambos se ayudaran mutuamente y se apoyaran en lo que puedan, reforzando su amistad.

Esta novela no solo nos habla del estado mental de la protagonista, sino que se nos describen las consecuencias físicas y cómo el cuerpo de Satsuki sintomatiza el dolor que la atenaza. Cuando se mencionan estos temas en otras novelas, por lo general se habla de tristeza, de pérdida de peso y poco más. Sin embargo, aquí se profundiza bastante en las secuelas psicológicas y físicas que tiene para Satsuki la muerte de su novio y está tan bien descrito que no puedes más que desear abrazarla con toda tu alma. Además, la delicadeza con la que la autora trata estos temas me parece maravillosa y es capaz de transmitir en pocas palabras y con mucha sencillez la honda desesperación y angustia que atenaza a las protagonistas de ambas historias al verse solas y perdidas.

Como último punto que quiero recalcar, mientras que Kitchen era una historia más realista, en Moonlight Shadow se nos habla un poco de la concepción mística que tienen los japoneses sobre la muerte y de una leyenda particular que gira en torno a ella y el mundo de los dioses. Me pareció un guiño muy bonito a la tradición japonesa y me gustó muchísimo que lo incluyera.

Ambas historias son una delicia. La manera tan delicada, sutil, sincera y directa en la que Banana Yoshimoto nos habla de la pérdida, la soledad, la tristeza, pero también la esperanza, te sobrecogen y te hacen sentir que lo estás experimentando en tu propia piel. Si queréis empezar con la literatura japonesa, sin duda os recomiendo esta obra por su longitud y por tratar temas que no suelen verse con semejante profundidad y tratamiento en otros libros.
Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Laubythesea
 22 March 2023
Qué sensación curiosa (y genial) adentrarse en un libro que ya has leído, que te encantó, pero del que no recuerdas nada más. Así ha sido mi relectura tras más de diez años de ‘Kitchen' de Banana Yoshimoto.
 
Yoshimoto que, con el devenir del tiempo se convertiría en una de las voces más potentes de la literatura contemporánea actual, publicó por primera vez dos relatos, editados juntos ‘Kitchen' y ‘Moonlight shadow', que se convirtieron de forma inmediata en un éxito en ventas en Japón. Y no me extraña. En ellos ya vemos la sensibilidad y estado de gracia con el que ella escribe siempre, su originalidad, sus escenas oníricas y algunos de los que serán sus grandes obsesiones temáticas: la muerte y el duelo o la aproximación a personajes que se han enfrentado a hechos traumáticos.
 
Estos relatos son ligeros, fáciles de leer, lo cual no resta peso a sus historias, que calan hasta los huesos, llenas de sutilidades y reflexiones.
 
Kitchen', el relato más largo, nos presenta a Mikage, que, tras la muerte de su abuela, queda completamente sola en el mundo, sin familia. Encuentra entonces refugio en la cocina, el único lugar donde consigue dormir, pegada a la nevera, hasta que un joven conocido de su abuela, le invitará a mudarse a su casa donde vive con su madre hasta que se recupere.
 
Un relato muy existencialista e intenso, Mikage tiene multitud de pensamientos en torno al sentido de la vida, la libertad, se debate sobre si alegrarse de estar completamente sola (sin familia) es “bueno” porque no tiene obligaciones, ataduras. Los personajes contraponen diferentes formas de plantear nuestra existencia en el mundo.
 
Un texto que sucede principalmente de noche, en la oscuridad, lo cual no creo que sea casualidad. Tampoco la fascinación que tiene la protagonista por la luz. Un simbolismo precioso subyace a toda esta historia sobre las diferentes formas de sobrellevar una pérdida: el encierro, la búsqueda de un lugar seguro dentro de la casa y, el contrario, la huida. También, un precioso recuerdo a quienes están ahí para apoyarnos en los momentos complicados, personas que se convierten en salvavidas. Pero… a pesar de todo este drama (y el que no sabéis), también es una novela de aprendizaje, superación, de sanación…
 
Personalmente pienso que ‘Kitchen' podría haber sido una novela más larga, porque da para ello, pero Banana opta por valerse de numerosas elipsis para aligerarlo. Así consigue que la historia se cuente con silencios, presentando solo momentos determinantes. Y bueno, soy cero objetiva, a mi me gusta todo lo que hace y creo que la jugada le salió de maravilla.
 
No quiero cerrar sin mencionar lo transgresor por parte de Yoshimoto en su inclusión de una mujer trans allá por finales de los 80 en Japón. Imagino que habrá más desde luego, pero no recuerdo haber leído otra novela japonesa de la época con un personaje trans. Más allá de eso, me parece que es un personaje absolutamente fascinante. Me sentía tan deslumbrada por ella como la propia Mikage, su luz traspasa las páginas. Alguien que intenta salvar de la soledad a quienes puede. Quizá como contrapunto de la soledad y el desamparo a la que la sociedad la relega a ella.
 
Por su parte, ‘Moonlight shadow' es mucho más sencillo, con toques de realismo mágico y algo predecible, pero que me pareció precioso, que funciona de maravilla para ahondando en el duelo, y que consiguió emocionarme mucho. de nuevo tenemos a dos personas jóvenes que se enfrentan a la muerte de seres queridos, y tienen que enfrentarse a un mundo que no para y tratan de seguir viviendo, como mejor pueden. Una vez más vemos la importancia del apoyo, el sentirse acompañado, aunque sea a ratos, hace el pesar más soportable. El cierre del relato lo he sentido como una forma muy bonita de plasmar un deseo universal, un dolor que todos, tarde o temprano llevamos dentro.
 
De verdad, qué relatos tan bonitos, qué especiales. Cuánta sensibilidad, cuánto me han llegado dentro. Hay algo que me encanta de la literatura japonesa y es la capacidad incomparable de transformar lo ordinario en algo especial, y aquí lo hace Banana Yoshimoto. No son textos perfectos, pero WOW.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Eldesvandellector
 04 May 2022
La tristeza es una de las emociones más complejas que podemos encontrar en el espectro humano. No es agradable, nadie quiere estar triste ni pasar por momentos tristes, pero por desgracia esos momentos son inevitables. Ya sea por acciones cotidianas o por el propio rumbo de la vida, la tristeza nos invadirá en algún momento, e incluso durante ciertos periodos de tiempo puede tomar el control de nuestra vida. Lo importante ante estas situaciones es como las afrontamos, como dejamos que nos afecten y que decidimos hacer para superarlas.

De esto nos habla Banana Yoshimoto en “Kitchen”, un libro desgarrador, triste y conmovedor que analiza el concepto de la pérdida y los páramos oscuros a los que nos lleva y de los que salir puede ser una tarea complicada. En ambos relatos, la autora narra el modo en que dos personas intentan sobrevivir después de una pérdida importante en sus vidas. La soledad que nos invade en momentos así es inevitable, por mucha gente que tengamos alrededor. Aunque refugiarse en otras personas durante este proceso suele ser una de las maneras más comunes (pero más difíciles de llevar a cabo) de superarlo, muchas veces encerrarnos en nosotros mismos es lo más fácil, crearnos una coraza impenetrable donde solo estamos nosotros y la tristeza. Si bien a priori puede darnos una sensación de tranquilidad y bienestar, esa coraza puede endurecerse tanto que llegado cierto día ya no podamos romperla y salir al exterior.

Estos relatos, si bien melancólicos y tristes, tienen cierto halo de esperanza. Una pequeña ranura en esa coraza que deja entrar un rayo de luz que nos ilumina y que por muy pequeño que sea, nos recuerda que siempre hay una forma de salir adelante, solo hay que encontrar el camino adecuado, no dejar de intentarlo, no cerrarse en banda, ni tampoco vivir en el pasado. El pasado es un lugar que se puede visitar, pero que no es aconsejable quedarse a vivir en él.

Ha sido mi primera toma de contacto con la autora, pero sin duda no será la última. Me ha fascinado su prosa sencilla pero elegante, cargada de una belleza muy sutil y un significado que llega al alma.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
Kirk
 22 April 2022
Ésta ha sido mi segunda lectura de la autora, tras haber leído "Sueño profundo". Cómo en aquella lectura Banana te deja sin aliento mientras lees y sobre todo tras la lectura. Leer a esta autora es explorar partes de tí mismo que no conocías, es pensar y reflexionar sobre los sentimientos, el comportamiento humano y las relaciones entre las personas.

Breve Sinopsis: Mikage ha perdido a toda su familia, se ha quedado completamente sola y lo único que hace es pasar los días en la antigua casa de sus abuelos, que tiene que dejar pero sin saber a dónde va a ir ahora. Hasta que la respuesta llega en forma de una persona, de Yuichi, que le ofrece vivir con el y con su madre para que no pase sola por el duelo.

Mi opinión: La novela está llena de sentimiento, al describir las emociones de los personajes, con los que consigues conectar enseguida, pero también está llena de pasión, y no solo entre personas si no también por la comida, por la cocina, por el trabajo, por la vida y te deja el corazón lleno a pesar de que el eje central de la novela sea la muerte y cómo superar el duelo.

Lo más chocante para mí ha sido la apuesta de la autora por tratar con naturalidad la transexualidad así, como algo natural, que lo es pero sigue sin aceptarse socialmente y menos en los países asiáticos en los años 80, sin duda fue una apuesta arriesgada por parte de la autora que sin miedo y sin tapujos trata un tema tan controvertido con esa naturalidad. Además me gustó cómo admiten a un extraño en sus vidas como algo tan simple. Sin duda ha sido una lectura para disfrutar y reflexionar.

El otro relato también me dejó el corazoncito tocado

Recomendado si te gusta la literatura asiática y quieres algo diferente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         61
Tontoelquenolea
 27 December 2023
Siempre se ha dicho que lo poco agrada y lo mucho cansa, y quizá haberme juntado con tres lecturas asiáticas prácticamente a la vez me haya pasado factura, pero lo cierto es que la lectura de noviembre del #vecindarioliterario , “Kitchen”, de Banana Yoshimoto, me ha dejado más bien fría.

Puede que haya sido porque la escritura de esta autora japonesa me recuerda demasiado a Haruki Murakami, con el que no congenio mucho, puede que haya sido porque no termino de conectar con el estilo onírico/surrealista japonés, o puede que simplemente haya sido por una cuestión de saturación, pero lo cierto es que un libro que a priori resulta fluido y fácil de leer, y no demasiado exigente, se me ha hecho bastante cuesta arriba.

Si bien es cierto que la temática y la intención de la autora me han parecido muy acertadas, los temas que trata muy interesantes, y el trasfondo muy bello, ha habido algo que no me ha dejado disfrutar de las historias al completo (contiene dos relatos) y creo que uno de estos motivos es la velocidad a la que transcurre todo, que me ha dejado sensación de prisa y no me ha permitido meterme plenamente en la historia.

Quizá la prisa y quizá la “lógica ilógica” que envuelve las historias, el dar por hecho cosas, el no explicarte el por qué de algunas situaciones o cómo se ha llegado a ellas sea lo que haya hecho que haya pasado por los relatos por encima, de puntillas, como simple observadora.

Historias cuyo valor he apreciado y cuya intención he comprendido pero que no he disfrutado, por “h” o por “b”. Una pena, pero esto también es el valor de la literatura, que te va colocando en tu posición como lectora, y te va enseñando dónde sí y dónde no.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Citas y frases (29) Ver más Añadir cita
Rosa44Rosa4421 September 2020
"Estar frente a alguien que apenas conocía, y en su casa, me hizo sentir que no tenía a nadie en el mundo.
Veía mi imagen reflejada en el gran cristal en el que la noche iba difuminando cada vez más el paisaje nocturno mojado por la lluvia.
No había nadie en el mundo de mi misma sangre, y, así, me era posible ir a cualquier lugar y hacer cualquier cosa. Era magnífico.
Hace poco palpé, por primera vez, con mis manos y con mis ojos, un mundo amplio, una oscuridad profunda y un goce y una soledad sin fin. Me parece que, hasta ahora, he estado mirando el mundo con un ojo cerrado".
"Cuando llegaba a casa, mi abuela salía de la habitación de estilo japonés donde estaba el televisor y decía: «¡Ya has llegado!». Cuando era tarde, antes de volver, siempre compraba un pastel. Ella nunca se enfadaba si le decía que dormiría fuera ni por ninguna otra razón. Era una abuela maravillosa. Mientras veíamos la tele comíamos pastel, a veces con café, a veces con té japonés, y pasábamos el rato antes de acostarnos.
En la habitación de mi abuela, que no había cambiado desde mi niñez, hablábamos, por hablar, de chismes, de espectáculos y de las cosas del día".
"Alguna vez, sin falta, todos iremos dispersándonos en la oscuridad del tiempo
y desapareceremos".
"La felicidad es vivir sintiendo, lo menos
posible, que el hombre, en realidad, está solo".
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
EldesvandellectorEldesvandellector07 April 2022
Si hubiese tenido una familia a la que volver, me habría sentido romántica, pero, como estaba realmente sola, me sentí terriblemente sola, y no es un juego de palabras.
Comentar  Me gusta         100
RojaBlancaYSangreSuciaRojaBlancaYSangreSucia19 February 2022
¿Por qué las personas no podemos elegir? Aunque seamos derrotados como gusanos, hacemos la comida, comemos y dormimos. Todas las personas que amamos mueren una tras otra. Y, a pesar de ello, tenemos que seguir viviendo.
Comentar  Me gusta         40
KirkKirk07 April 2022
Pensé desde el fondo de mi corazón: «Las personas no se dejan vencer por las circunstancias o por fuerzas que vienen de fuera, sino por las que nacen en el interior de sí mismos».
Comentar  Me gusta         30
EldesvandellectorEldesvandellector04 April 2022
Alguna vez, sin falta, todos iremos dispersándonos en la oscuridad del tiempo y desapareceremos.
Comentar  Me gusta         60
Video de Banana Yoshimoto (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Banana Yoshimoto
Una manera de conocer a la escritora Banana Yoshimoto y sobre todo, conocer sus libros con breves pinceladas pero buenos comentarios. Banana Yoshimoto conquistó y continúa conquistando cada vez más lectores con su prosa amigable.
otros libros clasificados: JapónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

La Metamorfosis

Gregorio Samsa es un ...

escritor
viajante de comercio
banquero
burócrata

13 preguntas
817 lectores participarón
Thème : La metamorfosis de Franz KafkaCrear un test sobre este libro
.._..