InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Isabel González-Gallarza (Traductor)
ISBN : 8415140673
Editorial: Maeva (20/09/2012)

Calificación promedio : 4.41/5 (sobre 17 calificaciones)
Resumen:
Junio de 1941, Kaunas, Lituania. Una noche de verano la Policía secreta soviética irrumpe encasa de Lina, una joven de quince años, y se la lleva junto con su madre y su hermano. Su padre, profesor universitario, ha desaparecido. A través de una voz sobria y poderosa, Lina relata el largo y arduo viaje que emprenden hasta los campos de trabajo de Siberia. Su única vía de escape son los dibujos que quiere hacer llegar a su padre para que sepa que siguen vivos, y el a... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (13) Ver más Añadir una crítica
SchildyB
 28 abril 2018
El libro Entre tonos de gris de Ruta Sepetys nos sitúa en 1941, durante la invasión de Stalin a los países bálticos, y nos narra la difícil situación que vivieron los ciudadanos que fueron deportados a cárceles o a campos de trabajo.
Y es que hay muchos libros basados en la época de la Segunda Guerra Mundial que nos narran el holocausto nazi, pero pocos tratan de los crímenes soviéticos que se llevaron la vida de veinte millones de personas. Es una parte de la historia muy poco conocida pero igualmente inhumana, pues esos países llegaron a perder hasta una tercera parte de su población.
La historia está narrada por Lina, una chica Lituana de 15 años que vive con sus padres y hermano pequeño, Jonas. Su mayor sueño es estudiar arte en una escuela prestigiosa en la que acaba de ser admitida.
Pero todo cambia, cuando una noche se presenta en la puerta de su casa la policía soviética y se los lleva detenidos sin ninguna explicación. Les dan unos pocos minutos para que puedan recoger un poco de ropa y algún objeto de valor sentimental, entonces los tres (Lina, Jonas y su madre) son transportados en camión hasta la estación de tren dónde serán deportados. No sabén done está su padre ya que a los hombres los han enviado a un destino diferente.
Suben a un tren de ganado, donde viajan durante semanas amontonados, en condiciones despreciables y con apenas comida hacia un destino desconocido. Allí conoce a varias personas con las que compartirá la esperanza de sobrevivir y ser rescatados.
A Lina, lo único que le queda es su arte, y a través de él intenta contactar con su padre para saber si está vivo.
La autora ha echo un trabajo increíble, se pasó meses entrevistando a algunos supervivientes que habían pasado por esas situaciones tan crueles y despiadadas, por lo que aunque la historia tiene toques de ficción sigue siendo bastante realista.
Me ha parecido un libro increíble, demostrándonos la cruda realidad de lo que pasaron todas esas personas, transmite un mensaje de supervivencia y esperanza.
Lo único que me ha decepcionado un poco ha sido el final, que lo he visto demasiado precipitado, para mi gusto sin algunos cabos que atar, pero nada que me haya desagradado demasiado.
Sin duda es un libro que os recomiendo al 100% aunque si que es muy triste, vale la pena leerlo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         31
MGAranguren
 24 marzo 2019
Una novela estremecedora que te hará sentir en tu propia piel el horror que sufrieron las personas que fueron deportadas a Siberia. Un lamento que traspasará las páginas de este libro para instalarse en tu corazón.
La historia está ambientada en Lituania, en el año 1941, durante la invasión soviética. Habla de Lina, una niña lituana de quince años que tiene un don especial para el dibujo. Su aspiración es estudiar Bellas Artes y llegar a ser una gran artista, pero como suele pasar en épocas de guerra, ni el talento, ni la bondad, ni la inocencia, son óbice para esquivar al horror. Por eso, una noche y de forma inesperada, el NKVD —Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos—, la policía secreta soviética de Stalin, entra de noche en su casa. Sin dejar ni siquiera que se vistan, se llevan a la niña, a su hermano pequeño y a la madre de ambos. A partir de aquí, la autora nos narra escenas desgarradoras en vagones de tren para transporte de animales con gente hacinada en ellos. Muerte, destrucción, frío, enfermedad, momentos devastadores en campos de trabajo en Siberia, la convivencia entre los presos en gulags, y la vida de los soldados que quedan al cargo de esos presos.
Dentro de la historia, Lina, Jonas —el hermano pequeño de esta— y su madre, tratan de buscar y reencontrarse con su padre. Lina utiliza sus dibujos como instrumento para reflejar el horror que están viviendo, los usa como fotografías a lápiz, y con ellos, a través del intercambio de estos de una mano a otra, trata de que puedan llegar hasta la cárcel donde se supone que su padre está encerrado, dándole así un mensaje de esperanza.
Los capítulos del libro son muy cortos, eso da al lector la oportunidad de recobrar el aliento, porque leerá cada línea conteniendo la respiración, buscando la salvación para todos y cada uno de los personajes que Ruta Spetys refiere tan magistralmente en esta que es su ópera prima.
Un libro sencillo de leer, sin mucha complejidad, pero que nos muestra unos hechos reales durísimos, cargados de la crueldad a la que el ser humano es capaz de llegar manipulado por las ideas, la ambición y los odios. Esto la convierte en una novela de imprescindible lectura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Andrews
 08 mayo 2018
Entre tonos de gris es un relato que no te dejará indiferente, por su crudeza y por lo cierto de los hechos que se ven reflejados en el texto, incluso puede llegar a sorprender ya que para muchos la exclusiva de los campos de concentración, y demás variantes, pertenecen a la Alemania Nazi; pero nada más lejos de la realidad… Stalin se valió de estos lugares de horror y terror para alcanzar límites insospechados de crueldad, haciendo “desaparecer” a millones de personas.
No es la primera vez que me enfrento a esta barbarie perpetrada desde el lado soviético durante la segunda guerra mundial, el primer contacto fue en Embajador en el infierno de Luca de Tena, en el cual se relataba el día a día de un gulag en el que se encontraban soldados españoles pertenecientes a la división azul, la crudeza del relato es radical, sin embargo los hechos expuestos en Entre tonos de gris son demoledores por el gran componente humano que se plasma en ellos y la empatía que desarrolla el lector con los personajes.
He de reconocer un triple mérito a esta obra, por una parte es muy conmovedora y la autora ha sabido transmitir estas vivencias y sentimientos al lector ya que aunque este sea completamente ajeno a este periodo histórico y lo que aconteció, lo narrado en el texto tiene la capacidad de hacerse muy presente. El segundo aspecto a destacar es la información histórica que brinda al lector sobre la tragedia de los campos de concentración en Siberia y las deportaciones sufridas por numerosísimas personas procedentes de muchos países anexionados por los soviéticos y desde dentro del propio país. Y por último, pero no por ello menos importante, es el homenaje que se realiza a los que sufrieron ese horror y que luego lucharon para que no cayese en el olvido pese a los intentos políticos de silenciarlo durante y después de la finalización de la guerra.
Está claro que la potencia de este libro se encuentra en el contenido del mismo y lo que trasmite, sin embargo el estilo narrativo a pesar de no ser “brillante” tiene calidad de sobra para que no interfiera en el desarrollo del argumento y facilite una lectura ágil al ritmo de los acontecimientos.
Después de la lectura de este libro y de investigar el tema, creo que los que se sabe de lo acontecido en la Unión Soviética durante ese periodo es la punta del iceberg, quedando oculto bajo las frías aguas situaciones y cifras que posiblemente nos estremecerían. Tiene sentido que esto se desconozca por dos importantes razones, la primera es la opacidad de la Unión Soviética en aquellos momentos y segundo, que a diferencia de Alemania, la Unión Soviética no fue invadida por las tropas aliadas y por tanto fiscalizada, por lo que lo ocurrido dentro de sus fronteras no pasó a ser de “dominio público” como si lo fueron los campos de concentración y exterminio nazis. Sin embargo las cifras que provienen de estimaciones siguen siendo increíbles, ya que se calcula que el régimen de Stalin hizo “desaparecer” alrededor de 20 millones de personas.
Una obra digna de lectura, que ofrece mucho en muchos frentes, por lo que imbuirse en sus páginas es una experiencia que llena al lector a muchos niveles y desde muchos frentes que no deja indiferente al lector.
Enlace: http://unrincondeopinion.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Shorby
 14 febrero 2018
Estamos en Lituania, en el año 1941. El líder de la Unión Soviética, Stalin, está mandando llevar a cabo atrocidades de lo más variopinto en los países que su ejército va invadiendo. Lina, su hermano y su madre, son sorprendidos una noche por la policía secreta soviética para deportarlos; su padre sin embargo, había desaparecido esa misma mañana.
El libro ya empieza fuerte, no deja apenas respiro mientras lees con nervios cómo los tres recogen a toda prisa sus pertenencias y las acoplan como pueden en sus maletas, de hecho es en el camión donde Lina se da cuenta de que está vestida con tan sólo su camisón.
Les llevan a un campo de trabajos forzados, donde todo el mundo sobrevive como puede mientras es humillado y vejado… he de decir que más de una vez se me pusieron los pelos de punta y el nudo en la garganta, sobretodo porque sabes que, aunque estés leyendo ficción, son hechos ocurridos de verdad, pues la autora es hija de un refugiado lituano y se informó, entrevistó con familiares y especialistas para recoger toda la información que nos deja en estas páginas.
Lina quiere hacer llegar noticias a su padre, no sabe dónde está ni cómo puede localizarlo, pero necesita que sepa lo que están pasando. Para ello, hace lo que mejor se le da, dibujar. Y es que su sueño es ser artista, como Munch, su pintor favorito; dibuja lo que ve, lo que se imagina, los pocos momentos buenos que tienen en el campo, los malos…
Tiene solo quince años y una fuerza increíble, nos metemos en su piel sin darnos cuenta; la verdad es que, tanto ella como el resto de los personajes están muy bien perfilados, es algo del libro que me ha encantado.
Es una de esas historias que no podía dejar, a la vez que lo pasaba fatal e incluso se me saltaba alguna lagrimilla. Se lee bastante rápido, la voz de Lina es ágil y consigue enganchar desde la primera página, pero sobretodo transmite esperanza y valentía.
Una lectura que sin duda recomiendo, eso sí, tened pañuelos a mano.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
covaa
 23 enero 2018
Como bien dice la sinopsis la historia nos introduce en la vida de Lina, una niña de 15 años que vive despreocupadamente soñando con dibujar y con volver a pasar un estupendo verano con su prima, hasta que una noche, en la que su padre todavía no ha regresado a casa, soldados soviéticos irrumpen en sus vidas, comenzando así un largo peregrinaje hasta los campos de trabajo en Siberia.
Desde el punto de vista de Lina, podemos ver las actitudes de su hermano y madre, las de la gente que conocerá por el camino (algunos de ellos, a pesar de conocerlos por un apodo y no por su verdadero nombre, tendrán un papel relevante en la historia), así como su forma de afrontar su penosa situación, y sus intentos de hacer llegar a su padre mensajes a través de diferentes dibujos. Lina también centrará sus esfuerzos en averiguar el paradero de su padre y el motivo por el cual han sido deportados.
Lina es una dibujante nata, y sus dibujos le ayudarán a expresar lo que siente en cada momento, así como su peculiar forma de ver el mundo. Teniendo a Munch como referente Lina expresará todo lo que está viviendo a través de un lápiz, eso sí debe poner sus dibujos a buen recaudo para que no caigan en manos soviéticas.
"¿Se han preguntado alguna vez cuanto vale una vida humana? Aquella mañana, el precio de la vida de mi hermano fue un reloj de bolsillo".
Respecto a la historia de amor que habla la sinopsis la cosa no es exactamente así...Quiero decir, sí hay una historia de amor, pero no es una historia romántica al uso, es solo un pequeño amor inocente que nace en el campo de trabajo, que da algo de luz a la historia, pero que es muy "sútil" (me refiero a que no es una historia romántica propiamente dicha), y que tampoco ocupa demasiado espacio en la novela. Desde mi humilde opinión tiene el punto de romance perfecto.
El libro se divide en tres grandes partes que se corresponde a tres grandes momentos, a su vez está dividido en capítulos muy cortitos. En muchas ocasiones la autora hace un paralelismo entre lo que le está pasando a Lina en ese momento y un hecho que habría ocurrido cuando Lina todavía llevaba su vida normal, introduciendo un pequeño fragmento de esa vida en letra cursiva. Este recurso me ha gustado bastante porque nos permite conocer como era la vida de nuestra protagonista y lo que supuso tener que abandonarla a la fuerza y de repente, pero creo que a veces la autora abusa de esta herramienta.
El libro se lee muy rápido y se hace bastante corto, de esta manera el final puede parecer un poco precipitado ya que podríamos decir que la historia termina repentinamente y que luego se nos regala un pequeño epílogo, donde nos aclara algunas cosas pero nos deja muchas otras incógnitas. Aún así yo quede completamente satisfecha y "feliz" con el final.
Entre tono de gris es un libro duro (aunque realmente no es tan duro como podría haber sido) que nos cuenta la historia de una familia en los campos de trabajos bajo el liderazgo de Stalin. Realmente es un libro que recomiendo.
Enlace: https://unaaventuraentubolsi..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (7) Ver más Añadir cita
yvo_about_booksyvo_about_books17 noviembre 2018
Cerré la puerta del cuarto de baño y sorprendí el reflejo de mi rostro en el espejo. Entonces no tenía idea de lo deprisa que iba a cambiar, de lo poco que tardarían mis rasgos en desdibujarse. De haberlo sabido, me habría quedado mirando fijamente mi reflejo, para aprendérmelo de memoria. Era la última vez que me miraría a un espejo de verdad durante más de una década.
Comentar  Me gusta         00
yvo_about_booksyvo_about_books17 noviembre 2018
Me levanté y recorrí el tren con la mirada. El cielo estaba gris. Seguía lloviendo sin parar. Oí un grito y vi cómo tiraban el cuerpo sin vida de un niño al lodo. Una mujer trató de saltar detrás del cadáver. Un guardia la golpeó con la culata de su fusil. Vi tirar otro cuerpo. La muerte había empezado a extenderse entre nosotros.
Comentar  Me gusta         00
LapichulinaLapichulina10 febrero 2019
Lectura muy dura pero magnífica. Me sorprendió lo duros que somos los humanos en situaciones de guerra o conflicto bélico.
Comentar  Me gusta         10
yvo_about_booksyvo_about_books17 noviembre 2018
A veces la amabilidad se demuestra de manera torpe. Pero, en su torpeza, es mucho más sincera que la de esos hombres distinguidos que salen en los libros que tú lees.
Comentar  Me gusta         00
yvo_about_booksyvo_about_books17 noviembre 2018
Bajé la vista a la carita rosa del bebé, envuelto en una manta. Ese niño sólo llevaba unos minutos en el mundo, y ya los soviéticos lo consideraban un criminal.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: emociónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿A qué género pertenecen?

El nombre de la rosa, Umberto Eco

literatura clásica
novela histórica
crítica literaria

15 preguntas
43 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *} .. ..