InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8492918187
Editorial: Puck (21/01/2019)

Calificación promedio : 4.5/5 (sobre 35 calificaciones)
Resumen:
Víctor y Eli eran dos estudiantes universitarios brillantes pero arrogantes que reconocían, el uno en el otro, la misma agudeza y la misma ambición. En el último año de su carrera, el interés compartido por la adrenalina, las experiencias cercanas a la muerte y los acontecimientos en apariencia sobrenaturales plantean una posibilidad intrigante: que, dadas ciertas condiciones, sería posible desarrollar habilidades extraordinarias. Pero cuando la tesis pasa de lo aca... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (36) Ver más Añadir una crítica
Lawerson
 17 febrero 2019
Una obsesión perversa es el primer libro de una bilogía que, partiendo de una sociedad en la que existen personas con poderes sobrenaturales, Victoria Schwab crea una trama completamente adictiva. Os lo voy a decir claro desde el principio: este libro no va de un grupo de superhéroes que combaten con unos villanos, ni va de sociedades de personas con habilidades de todo tipo que ayudan al resto de la sociedad, ni es una historia donde va a haber un campo de batalla donde éstos van a exponer en todo su esplendor esos poderes que tienen. Aquí no hay un bando de superhéroes ni de supervillanos. No existe esa línea. Este libro va de personas, humanos con sus defectos, que tienen un poder que conlleva una gran responsabilidad. Y, cuando están juntos los factores de personas normales, con defectos, problemas y superpoderes, las cosas no salen bien. Es una historia de venganza, una historia que vuelve a la pregunta de qué elementos determinan si una persona es un héroe o todo lo contrario. La ética del bien y del mal. Y Victoria nos hace ver, desde el principio, que aquí hay mucho mal pero, también, mucho bien. Es así como Una obsesión perversa se va a desarrollar, una historia que, usando la tercera persona y los cinco personajes principales que tiene, hace un viaje en un pasado constante que nos explica, poco a poco, la historia de Victor y Eli, cómo estos empezaron siendo amigos, descubrieron la verdad que hay tras los Extraordinarios y, después, son enemigos hasta matarse.
Otra cosa importante que os tengo que decir: fijaros muy bien en el cambio temporal que hay la comienzo de cada capítulo. al principio me hacía un lío, soy de las personas que pecan de no hacer mucho caso a la enumeración ni título de los capítulos. Y, como creía que Victoria Schwab había nombrado cada parte, me mareaba un poco y me confundía al ver que, en un principio, estaba en la universidad con Eli y Victor y, de repente, estaba en un cementerio leyendo cosas que no conseguía cuadrar ni entender. Hasta que me di cuenta de los cambios temporales que se mencionan arriba. Dicho esto, el libro es una auténtico vicio cuando le pillas el truco. El inicio es bastante interesante, un indicio de todo ese plan que Victor tiene en mente para vengarse de Eli. El problema es que, aún, no sabes porqué quiere vengarse de él. Así que cuando empiezas a leer sobre su situación estando en la universidad, viendo lo bien que se llevan, tienes ese empujón para seguir leyendo porque quieres descubrir qué pasó para que ambos llegaran a una situación de no retorno en el que ambos quieren asesinar al otro. Y es en esos momentos cuando Schwab mete el tema de los Extraordinarios, otro elemento que te deja muy intrigada y con el que querrás seguir leyendo. Gracias a unos cambios constantes entre un tiempo más cercano al presente y aquel que se desarrolla diez años antes, el libro no para ni un segundo. Siempre hay algo que leer, por lo que estar enganchada, y Victoria va metiendo pequeños detalles que captan tu atención porque no sabes exactamente cómo influirán en la trama has a que ocurre la magia. Porque vaya giros que nos mete la autora en el libro.
Tenía miedo de que, cuando ya se supiera el causante de ese odio entre Victor y Eli, la trama se desinflara. Para nada, sigue tan fuerte como antes. Y es, sobre todo a partir de la segunda mitad, donde el tema de los poderes, los Extraordinarios, tienen más peso. Es ahí donde se desdibuja lo que os he dicho antes, la línea entre el bien y el mal, son esos capítulos donde, además de dejarnos con la boca abierta por todo lo que va a pasar, empezamos a reflexionar sobre los actos de unos y otros y nos damos cuenta de que son villanos aunque ellos piensen que, de laguna manera, están haciendo el bien. Poco a poco vamos viendo sus verdaderas intenciones, su manera de ver las cosas, esa evolución que han tenido desde que son Extraordinarios. Y, con la ayuda de unos personajes, que también se convierten en principales, la lectura se convierte en un suceso constante de cosas que no esperas con las que, personalmente, me ha explotado la cabeza. ¿Recordáis esos pequeños detalles que, en un principio, parecían no tener ningún peso ni sentido? Pues preparaos para la gran montaña rusa que se viene. Esos cambios inesperados que te dejan con la sorpresa en la boca, esos giros que te dan esperanza después de creer algo que realmente no es, esa inteligencia, ese juego, ese movimiento de pieza, de tenerlo todo controlado... ha sido bestial. Una obsesión perversa es ese libro que no te suelta en ningún momento gracias a una agilidad tremenda y una dinámica que no para ni un segundo, yendo de un lado para otro, atrapándote sin remedio en una historia de venganza que se va a ir formando de manera deliciosa y oscura para quedarse, durante mucho tiempo, en tu mente por culpa de un final de infarto que te deja con demasiadas ganas de leer el segundo libro.
Algo que quiero destacar de manera muy positiva son los personajes que van a protagonizar este libro. Si buscáis un libro de personajes, además de una trama adictiva, éste es el vuestro. En un principio parece ser que Victor y Eli van a ser los protagonistas mientras que los demás se vana quedar rezagados en el mítico papel de personaje secundario. de eso nada. Todos los demás se van a ver de manera tan clara y van a tener un peso tan importante que también se vana convertir en los protagonistas de esta historia.Todos y cada uno de ellos van a estar creados de manera muy meticulosa y con gran detalle, son su forma de ser, sus características, su propio historia. Victor es el que más ha ganado para mí. al principio se nos muestra como un personaje un poco obsesivo, controlador, celoso. Comete grande errores, sabe que es su culpa, pero también se siente dolorido y traicionado. al cabo de diez años vemos a un Victor que, madre mía, la que va a liar. Una mente para flipar. Sigue siendo muy controlador, le fastidia un poco que las cosas se salgan de su cauce por alguna cosa sin importancia, y es por eso que lo tiene todo tan calculado, lo tiene todo visto para que salgan las cosas como quiere. Es lo que más va a sorprender. Luego, Eli es un personaje que también sufre una clara evolución solo que para mal. Llega a estar también obsesivo con sus actos injustificados. Se ve como el salvador cuando, en realidad, es el que más batallas interiores libra cada día. No me ha gustado su visión de todo, creo que no tiene razón alguna para hacer lo que está haciendo. Y, luego, tenemos a Sydney, una chica con un poder maravilloso con el que también va a formar parte de ese plan que te va a dejar con la boca abierta; Serena, creo que de todos el único personaje con el que vamos a tener más cuidado a causa de su poder; o Mitch, un personaje también con una historia que contar y que me ha gustado muchísimo. Como digo, Victoria Schwab hace una labor extraordinaria en este libro para presentarnos un completo abanico de personajes completos que te van a gustar de alguna manera o de otra.
Y, bueno, vale, no todo es perfecto en este libro porque sí que me he topado con algo que no me ha terminado de convencer y que está en relación con el tema de los Extraordinarios. Se me ha quedado algo pobre ese "mundo". Es decir, Victoria se centra y limita esto de los poderes al grupo de personajes que vamos a tener. al principio se nos dice que, vale, para la sociedad los Extraordinarios están un poco excluidos, vistos de mala forma, incluso les temen. Y sí, se nos explica que existe una sección de la policía que se encarga de ellos y sus actos, pero no hay más. Me hubiera gustado más interacción, que el tema de los Extraordinario, lejos del grupo principal, estuviera más vivo. Es como si solamente existieran los poderes en ellos y en un par de personas mas y el resto no existe. Pero vamos, como digo, es algo pequeño dentro de un libro que te va a fascinar.
En conclusión, Una obsesión perversa es el libro que todo el mundo de debería leer. Con unos personajes magníficamente creados, con sus luces y sombras, la trama es pura dinamita, un conjunto de acciones que consiguen atraparte desde el primer momento y dejarte realmente sorprendida, y un ritmo frenético que, al final, te dejará con muchísimas ganas de más.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Dreammewords
 23 abril 2019
Este fue mi primer libro de Victoria Schwab y me he estado preguntando ahora que ya leí Una canción salvaje, si fue una buena idea haber empezado con lo que muchos denominan “su mejor libro”. Con esta entrega puso la vara alta y tengo miedo por lo que puedo esperar de sus otros trabajos.
Para empezar a hablar de esta entrega en si, tengo que decir que esperaba algo diferente. Por alguna razón tenía la sensación de que estaba ambientado en la época victoriana –realmente no tengo idea de porqué pensé esto-. de todas formas, después de hacerme la cabeza respecto al desarrollo de la trama empecé a engancharme y disfrutar la lectura.
En este momento ya todos deben saber de qué trata esta historia: básicamente, dos “amigos” preparando su tesis universitaria deciden pasar de la teoría a la práctica con el estudio de los EO, que es gente con experiencias cercanas a la muerte que al volver lo hacen con poderes sobrenaturales. Luego de hacer sus experimentos, las cosas salen terriblemente mal y uno de ellos es enviado a la cárcel. Años después y ya en libertad, su único deseo es la venganza.
Se nota mucho el paso de la autora del YA a la literatura adulta. Es una lectura más cautivadora, con el foco puesto en otras cosas. No solo se enfoca mucho en darnos una versión mas compleja de los personajes sino que también la historia es violenta. Con solo saber que va a haber momentos de pura crudeza a mi ya me compran.
No podría decir que fue lo que más me gustó de la obra, si el muy buen desarrollo que tienen los personajes o la creación de los EO, pero ya vamos a llegar a eso. Por ahora, hablemos de la prosa en sí.
Es un libro rápido de leer. al principio parecía que las cosas no avanzaban pero una vez que pasan las primeras 100 páginas el ritmo empieza a mejorar, es un juego del gato y el ratón, y todo se pone mucho más vertiginoso.
Lo que me gustó particularmente de la forma de escribir, es que Victoria no subestima a sus lectores en esta entrega y deja que atemos los cabos sueltos por nuestra cuenta. Por “cabos sueltos” no me refiero a plot holes, sino a situaciones que no son especificadas en la historia, pero de las que uno puede darse cuenta a medida que va leyendo. Esto ahorra páginas de información y de alguna manera hace sentir al lector que no es tomado por tonto.
Fuera de la capacidad de escribir de forma concisa, ágil y en la medida correcta de momentos de calma y de acción, la verdad es que no noté nada especial en su prosa. No sentí que tuviera un estilo característico que podría reconocer en una antología o un libro escrito por dos autores, por ejemplo. En ese sentido, creo que es bastante genérica.
Por otro lado, la trama.
Desde el vamos ya podemos empezar diciendo que es original, y eso es algo que en la literatura de hoy se aprecia bastante.
Me gustó muchísimo como juega con la típica historia del héroe y el villano pero la transforma completamente en una historia de antihéroes, que en mi opinión, son los mejores personajes y los que mejor se pueden crear de forma realista.
Si se la ve por encima, me recordó mucho a la estética clásica de las películas de superhéroes. ¿Recuerdan la primera escena de Los Increíbles, cuando se presentan todos en la década de los 50? Bueno, esa esencia.
Para hablar del “sistema de magia” de este libro, tengo que decir que me encantó la forma en la que los personajes adquieren sus poderes, y creo que la aprecié mucho más por el hecho de que hayan “bases científicas” por atrás (ya sean creíbles o no, después de todo, es ficción). No se la presenta de la nada, hay investigación por atrás de parte de los personajes.
No solo funciona por ese lado, sino que la tirada de información está bien hecha y mientras aprenden ellos, nosotros nos vamos enterando de cómo está desarrollado el universo que nos presenta Victoria.
Cada persona, si es apta para ser EO, recibe su poder en base a su personalidad y últimos deseos antes de morir. Así es como tenemos personajes con la capacidad de regenerarse, manejar la potencia del dolor, persuadir a cualquier persona, etc. Me encanta que estos poderes no salieran de la nada, sino que tengan una explicación “realista”. Esto me daba constante curiosidad por saber qué poder tendría cada EO con los que los protagonistas se cruzaban, y hacía de la lectura algo todavía más interesante.
Y ahora vamos con la frutillita del postre, los personajes.
Se juega mucho con la doble moralidad, el sentido de grandeza y qué tan lejos estamos dispuestos a llegar por nuestras ambiciones.
Eli y Victor son los dos personajes que más gusto tuve de encontrarme en un libro de Victoria (y ¿por qué no? de la literatura en general). Realmente están muy bien creados, no hay blancos y negros en su desarrollo y son dos personajes que por encima se ven muy parecidos pero una vez que los empezás a conocer, las cosas cambian mucho.
La historia va alternando entre pasado y presente, desde la época universitaria, el paso por la prisión, etc. y de esa forma llegamos a tener una idea clara de los motivos de cada uno, por qué son como son, cuáles son sus intenciones y porqué se muestran al mundo de la forma en que lo hacen.
Victor fue el personaje que más me gustó. Es tanto el héroe como el villano, y si bien durante las primeras páginas era completamente odioso en su deseo de ser mejor que Eli, con toda la envidia que acarreaba, a medida que la lectura avanza, se le llega a tener más “empatía”.
Eli, por otro lado, es un tipo con un enorme delirio de grandeza y complejo de dios. Cree que todos los EO son una amenaza para la sociedad (excepto él mismo, claro), y deben ser exterminados por el bien de la humanidad, todo esto bajo su mano. Esto lo hace completamente detestable pero incluso así, fue el personaje que me pareció más interesante y el que da más que hablar.
La diferencia entre estos dos es qué tanto le importan los demás a cada uno. Mientras que ambos comienzan viendo a sus compañeros como meras herramientas, el punto de inflexión se da cuando Victor decide convertir a esta gente en su familia, realmente interesándose por ellos (a su manera), mientras que Eli continúa con su visión de usar a los demás.
Los personajes secundarios también están muy bien caracterizados. Me gustó que no queden rezagados a la condición de sidekicks, sino que cada uno tenga su propia historia, personalidad y desarrollo apropiado. le da un sentido de realismo y logra que de a poco te vayas encariñando con personajes de moralidad dudosa, no al romantizar sino al entender.
Mi problema fue el final, y la razón por la que no tuviera un puntaje más alto. Tenía muchísimo potencial para ser algo más, no tan genérico (esta fue otra de las razones por las que la obra me dio una vibra a las historias de superhéroes antiguas). Tiene un final muy clásico, pero no voy a entrar en detalles por los spoilers.
En fin, fue una obra que disfruté muchísimo y tengo ganas de releer la historia en su idioma original, tal vez el problema de la prosa de Victoria no fue ella como escritora sino el hecho de que su trabajo haya estado traducido.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Antoched
 19 junio 2019
No sé por qué pateé tanto la lectura de este libro, bah sí sé, vivo pateando libros.
Pero por DIOR qué genialidad que fue esta historia, doña Schwab bruja malvada.
Me encanta el enfoque que le da a la gente con poderes, o hablando en la jerga Viciousana, a los EOs (Extra Ordinary people). Ya me copó la misma idea con los épicos de don Sanderson y doña Schwab volvió a ganarme con sus EOs.
Veamos, Vicious nos cuenta la historia de dos jóvenes amigos que se conocen en la universidad. Ellos son Victor Vale y Eli Cardale. Victor es hijo de una pareja de autores famosos de libros de autoayuda, sus padres están tan enfocados en su carrera que no le dan bola a su hijo y Victor tiene serios mambos por eso, mambos que refleja interviniendo los gruesos volúmenes de autoayuda de sus padres con su fiel Sharpie. Me encantó esa peculiaridad de Victor, el andar siempre tachando frases y frases de los libros de sus padres y dejando solo algunas palabras, el verdadero significado de la filosofía Vale. También es llamativo señalar la relación que tienen Victor y Eli, esa competencia tan latente y los celos que Victor parece tenerle a Eli constantemente. También hay una atracción peligrosa entre ellos, cosa que termina siendo la trama principal de esta historia.
Les dije que son compañeros de universidad, cursando no recuerdo qué materia les dan a elegir el tema de una tesis que deben presentar. Victor elige hacerlo sobre la adrenalina y no recuerdo qué más y Eli sorprende a toda la clase proponiendo el tema de los EOs. La obsesión por este tema se vuelve algo muy central entre estos dos amigos hasta tal punto que deciden experimentar la teoría de Eli de cómo alguien se convierte en EO. Los experimentos obtienen resultados de lo más llamativos, resultados que terminan definiendo el curso y postura que tomarán cada uno de estos chicos.
Ahora me callo porque me voy a terminar yendo por las ramas. Quiero destacar la forma en que se cuenta la historia donde se van alternando capítulo a capítulo el pasado y el presente. Esto es así hasta que llegamos al ahora y comienza a moverse más lineal la historia con algún que otro flashback necesario aquí o allá. El pasado se remonta a 10 años atrás, cuando iban a la universidad y deciden experimentar con la teoría de los EOs más las consecuencias de eso. El presente se ubica 10 años después cuando Victor vuelve buscando venganza. Lo que pasó con el experimento hizo que Victor y Eli dejaran de ser amigos para convertirse en archi enemigos básicamente. Además, Eli se ha pasado esos 10 años en una misión eliminatoria, con unos aires infumables y unas ideas tan ridículas y fanáticas que me hicieron odiarlo muchísimo, Eli se me antojó alto hipócrita y no me agradó ni un poco.
Victor por su parte no es ningún santo, pero al menos él no pretende ser algo que no es. No camufla su maldad, sus intenciones y objetivos, tiene la idea fija y está dispuesto a hacer lo que sea con tal de cumplirlo. Soy super Team Victor porque es tan deductivo y porque banco que se quiera enfrentar a Eli a pesar de todo. Además del lado de Victor tenemos otros dos personajes geniales que se roban tu corazón, el primero es Mitch que tiene toda la pinta de matón pero es buenazo y un hacker ejemplar. Y por el otro tenemos a Sidney, una muchachita de 13 años que tiene una historia bastante triste pero que aún no la ha terminado de arruinar.
Otro personaje importante en la historia es Serena, la hermana mayor de Sidney y la compañera de Eli. Serena es una bruja, no hay discusión alguna al respecto, sin embargo me cayó bien en algunas partes incluso cuando no se lo merece.
El climax de la historia me hizo tirar los pelos y sufrir, pero el final... es tan genial que merece todos los aplausos. Quiero saber qué irá a pasar en el siguiente libro pero YA!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
SituacionCaprichosa
 04 junio 2019
Quiero ser objetiva, pero no puedo; éste es por lejos el mejor libro que he leído de Schwab hasta el momento.
Dos amigos y un experimento; la moralidad y sus consecuencias: ¿jugar a ser Dios tiene su costo?
Eli y Victor investigan sobre los EO, o seres ExtraOrdinarios: personas cuya experiencia cercana a la muerte ha dejado secuelas en sus cuerpos.
Ahora, Victor y Eli han llevado sus experimentos demasiado lejos y ahora ellos mismos se han transformado en EO. Y eso los llevó a pelearse a muerte, ya que la venganza es un factor determinante: Aquí la línea entre ser un héroe o ser un villano es difusa, y justamente en eso radica la riqueza de la historia.
Victor se convirtió en mi personaje preferido del libro. Su poder radica en eliminar el dolor y tiene una doble moral que me enloquece: por un lado, su ambición lo llevó a convertirse en un EO sin importar el costo a pagar, y ahora quiere vengarse de quien le arruinó la vida. Sin embargo, dentro de Victor late un corazón caritativo, preocupado, leal y compañero; sólo basta con dar un vistazo en su relación con Mitch y Sidney para comprobarlo. Un villano con corazón de oro, de los que me encanta encontrar.
Eli tiene complejo de Dios, y cree que su misión en el mundo es destruir a los EO para que no puedan dañar a la sociedad, ya que según él ellos están rotos, malditos, que ya no son normales como cualquier ser humano. Está comprometido al 100% en su causa y eso lo convierte en el hombre al cual odiar, y créanme que es totalmente detestable.
Muchos seres humanos eran monstruosos, y muchos monstruos sabían jugar a ser humanos.
Me encanta la complejidad que tienen los personajes de Schwab; son seres oscuros que viven situaciones aterradoras y determinantes. Algunos son mentes poderosas que rompen todos los límites, otros son simplemente herramientas adecuadas para determinado fin, pero todos y cada uno de ellos son seres profundos, ninguno está poco delineado o es simplemente olvidable. Aquí, los personajes secundarios toman parte de las acciones casi tanto como los protagonistas, haciéndose querer, ocasionando que el lector se preocupe por ellos y los considere vitales.
Mitch es un humano normal, sin poderes EO que conoce a Victor en la cárcel y se convierte en su mano derecha en todo el plan de atrapar a Eli. Es un grandote con mala suerte que terminó en malas relaciones y malos lugares, pero que ahora, junto a Victor, ha encontrado un camino y un amigo. Es simplemente adorable, el hermano mayor que todos deseamos tener: divertido, inteligente y protector. Tiene un corazón enorme y me hace feliz que finalmente tenga un lugar de pertenencia y una familia que lo cuide.
Sydney tiene un EO increíble: ella puede revivir a los muertos. Es una pequeña asustada que sólo quería ser como su hermana mayor y atravesó por situaciones horribles. Con el correr del tiempo, se empodera y es crucial en el desarrollo de la historia. Sus valores son hermosos y es un personaje entrañable.
Serena es la mano derecha de Eli, una mujer fuerte con un poder magistral que sabe dominar. Básicamente, es un arma de doble filo que odiamos por momentos, pero que se reivindica sobre el final de la historia, pagando el precio por sus anteriores pecados.
Los capítulos saltan entre pasado y presente, contando los sucesos desde hace 10 años atrás hasta la actualidad, alternando las voces narrativas para armar el rompecabezas a la perfección. Cada personaje va permitiendo que sus diferentes capas se remuevan para dar lugar a la verdad; se desnudan en sus fueros más íntimos, porque la muerte no conoce de secretos y la venganza no depende de los miedos. Todos y cada uno de ellos actúan desde el instinto, desde la naturaleza de sus circunstancias. Y son extremadamente complejos en su pensar, nada de simplezas. Es lo que me maravilla de Schwab, su capacidad de crear caracteres tan diferentes y profundos, y a su vez introducirlos a mundos tan extraños pero sublimes. Además, la facilidad que tiene de hacer que el lector empatice sin dudar con los personajes, más allá de coincidir o no con sus puntos de vista, por la forma con la que nos hace comprender por qué determinada persona actúa de determinada forma o deja de hacerlo. Sus motivos son más determinantes que sus acciones y éso nos enamora, nos conmueve. Y lo aceptamos sin chistar, sin importar lo gris que puede resultar todo, sin cuestionarnos sobre la ambiguedad moral. Y por eso creo firmemente que la oscuridad de Schwab es mágica, y la amo cada día un poco más.
El puntaje no es perfecto porque el final me dejó con la sensación de poco, siento que se resolvió demasiado fácil y de forma mecánica; sin embargo, sé que hay una continuación (Vengeful) y espero que en ella pueda finalmente poner mis 5 estrellas; la historia tiene TANTAS posibilidades que me enojaría muchísimo no llegar a enamorarme hasta el tuétano de ella.
No existen límites en la mente de Victoria Schwab.
Innovadora, creativa, rompe con todos los estereotipos y todas las barreras. Es la autora a la cual siempre recurriré cuando necesite algo diferente, por sus mundos y por la facilidad que tiene para transportar al lector a lo desconocido y hacerlo sentir como en casa.
No puedo esperar por la segunda parte. Va a ser explosiva.
Enlace: http://situacioncaprichosa.w..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Suenosentreletras7
 11 marzo 2019
Empecé a leer a Victoria Schwab con su libro Una canción Salvaje. Recuerdo que tenía las expectativas por las nubes y al leerlo me estrellé muy fuerte ya que no me gustó tanto como esperaba y tras haber pasado unos meses ya desde esa lectura, tengo que admitir que no me dijo absolutamente nada. Luego leí La ciudad de los fantasmas y ese si que me gustó, aunque estuviera enfocado a un público mas infantil. Había oido hablar maravillas de su bilogia Vicius y cuando me enteré de que Puck iba a publicarla con el nombre de Una Obsesión Perversa vi la oportunidad perfecta para reconciliarme con la autora. ¿Me habrá gustado o habrá sido otra decepción?
Victor y Eli están cursando Medicina en la Universidad de Lockland , en Merit. Ambos son unos estudiantes brillantes y lo saben. Llegó la hora de elegir un tema para la tesis final y Eli (Eliott) dice hacerla sobre los Eo, algo que sorprende a todo el mundo, incluso a Victor, su mejor amigo. Los Eo son personas ExtraOrdinarias, con poderes, pero es más bien una especie de leyenda o rumor y nadie sabe a ciencia cierta si existen o no. Eli empieza a investigar hasta que descubre un patrón, algo que podría unir a todos los Eo y decide experimentar junto con Victor. Estos experimentos tienen una consecuencia terrible y Victor acaba en la cárcel. Ahora han pasado más de 10 años y Victor a conseguido salir con una sed de venganza terrible: va a hacérselas pagar a Eli por todo lo que pasó hace tantos años.
Lo primero que tengo que decir es que este libro me ha flipado. Muchísimo. Nunca llegué a pensar que me llegase a gustar tanto y es que se ha convertido en una de mis mejores lecturas en lo que va de año. Yo tenía en mente que este libro era juvenil, pero me equivocaba. Tiene toques juveniles pero la novela está enfocada a un público joven-adulto y eso es lo que más me ha gustado ya que me he encontrado una historia dura, compleja y bastante violenta. No tiene nada gráfico pero hay escenas que me han dejado sorprendida por su dureza. Apenas me ha durado unos dos o tres días y es que no quería que se acabara nunca. Desde el primer momento me he quedado enganchada a la historia y el tema de los Eo me ha fascinado por completo.
Mientras iba leyendo no para de pensar en lo mucho que se parecen Eli y Victor al Profesor Xavier y Magneto de la saga de cómics y películas X Men y creo que la autora ha creado a estos dos personajes como una especie de tributo porque su historia es muy parecida: dos amigos que se vuelven enemigos con el paso de los años debido a que cada uno tiene sus propios ideales y estos son totalmente opuestos. El libro nos transporta todo el rato en el tiempo, del pasado al presente y viceversa y los capítulos son bastante cortos lo que hace que la novela sea muy amena y se lea en un suspiro.
Me gusta mucho que la autora te haga reflexionar sobre el Bien y el Mal y donde están los límites. En cómo jugar a ser Dios tiene sus consecuencias. Ni todos los héroes son tan buenos ni todos los villanos son tan malos. Esta es la novela que Renegados de Marissa Meyer tendría que haber sido (si, a la que le puse un 2 siendo MUY generosa). Me ha recordado tanto a historias como los X Men, Watchmen y Los Reckoners... pero con toque muy oscuro que da a la novela justo lo que necesita. No hay nada de amor , un punto muy positivo y del que estoy enormemente agradecida, ya que estaba harta de ver relaciones amorosas forzadas por todas las historias que leo últimamente. Los personajes están verdaderamente bien construidos, tanto Victor como Eli. Y los personajes secundarios no se quedan atrás, tanto Sydney y Mitch me han robado el corazón y he odiado a Serena con toda mi alma.
El final me ha parecido genial, muy trepidante todo, con páginas llenas de acción y yo, sinceramente, no entiendo porque hay una segunda parte de este libro si con el final que se ha marcado la señora Victoria quedaba estupendamente y no hacía falta más... pero veremos lo que sale de esa segunda parte, la cual por supuesto voy a leer, aunque no esté nada convencida.
En definitiva, Un obsesión perversa me ha parecido una pasada de libro que yo personalmente habría dejado como autoconclusivo y no como bilogia. Tiene una historia genial y adictiva, con unos personajes carismáticos y páginas llenas de acción con toques oscuros y violencia. ¡Me ha encantado!
Enlace: http://addicionaloslibros.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (15) Ver más Añadir cita
MiTijuanaLectoraMiTijuanaLectora28 julio 2019
Los momentos que definen una vida no siempre son evidentes. No siempre tienen escrito PRECIPICIO, y nueve de cada diez veces no hay ninguna cuerda que nos obligue a agacharnos para pasar, ninguna línea que cruzar, ningún pacto de sangre, ninguna carta oficial redactada en papel elegante. No siempre son extensos, cargados de significado.
Comentar  Me gusta         10
Patry10ferPatry10fer16 febrero 2019
«Ahora, igual que entonces, se contuvo, esforzándose por olvidar que tenía un poder que podía usar contra los demás, un capricho afilado como el cristal. Ahora, igual que entonces, les ordenó a su cuerpo y a su mente que se aquietaran, que se calmaran. Y ahora, igual que entonces, cuando cerró los ojos y buscó el silencio, surgió una palabra, un recordatorio de por qué no podía darse el lujo de romperse; un desafío, un nombre.»
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Suenosentreletras7Suenosentreletras711 marzo 2019
Victor había salido. Victor era libre Y Victor iba a buscarlo…tal como había jurado hacerlo.
Comentar  Me gusta         30
IsabelTommaIsabelTomma26 junio 2019
Él y Eli estaban unidos por la sangre, la muerte y la ciencia. Eran semejantes, ahora más que nunca.
Comentar  Me gusta         20
Suenosentreletras7Suenosentreletras711 marzo 2019
Me preguntaste si alguna vez quería creer en algo. La respuesta es sí. Quiero creer en esto. Quiero creer que hay algo más. Que podemos ser más. Diablos, podríamos ser héroes.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: villanosVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Monstruos en la literatura

Calamar Gigante

H.G. Wells
C.S.Lewis
Julio Verne
Mary Shelley

10 preguntas
115 lectores participarón
Thèmes : monstruos , ficción , fantasíaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..