InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8416517371
Editorial: Ediciones Urano (13/10/2020)

Calificación promedio : 4.12/5 (sobre 80 calificaciones)
Resumen:
Una vida que nadie recuerda.
Una historia que nunca olvidarás.

Francia, 1714. En un momento de desesperación, una joven hace un pacto faustiano para conseguir una vida infinita. ¿Cuál es el precio que deberá pagar para vivir eternamente? El olvido. Todas y cada una de las personas que conoce la terminarán olvidando.

Así es cómo comienza la extraordinaria vida de Addie LaRue; una vida que atraviesa siglos y continentes, una vida q... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (73) Ver más Añadir una crítica
Antoched
 12 abril 2021
La introducción de la autora me conquistó y me emocionó, es genial leer a Victoria contándonos cómo nació Addie en su mente y cómo le viene rondando desde hace 10 años. Por lo que en una hoja logró entusiasmarme y querer conocer a esta muchacha olvidada. Ahora, la novela tiene una extensión considerable y lo entiendo porque combina en cierta forma los 300 años de vida de Addie con su historia en el presente. Acá tengo mis peros, el ritmo de la novela se me antojó un poco errático, los capítulos del pasado me aburrían muchas veces o me parecían bastante repetitivos. Incluso cuando servían para mostrarnos los diferentes matices de la maldición de Addie llegaba un punto en el que lo que nos contaba no resultaba muy relevante o se volvía demasiado reiterativo. Podría haberse ahorrado muchos capítulos o bien contarnos momentos más interesantes sobre la vida inmortal y olvidada de esta muchacha. Los capítulos en el presente me atraparon mucho más y sentí que Addie descubría y tenía experiencias mucho más importantes que en el resto de sus 300 años de vida.
Pero quién es Addie LaRue? La historia de Addie empieza a finales de julio del 1714 en un pueblito francés cuando se niega a casarse y se escapa de su casa. al llegar al bosque le reza a todos los dioses antiguos habidos y por haber, les ofrece todo lo que tiene para que la salven de ese matrimonio que le impusieron. Pero los dioses no le responden y llega la noche sin que ella se de cuenta y alguien acude a su llamado. Addie aprendió sobre los dioses antiguos de la mano de Estelle, la anciana excéntrica que vive junto al bosque, quien siempre le advirtió que no debía rezarle jamás a los dioses que responden al caer la noche. Pero en su momento de desesperación Addie haría lo que sea por seguir siendo libre, por poder vivir la vida a su manera sin ataduras ni restricciones. Y eso es lo que le pide a la oscuridad que responde a su llamado, ofrece su alma a cambio de una vida larga y libre. Pero ya lo dice el dicho, cuidado con lo que deseas! La oscuridad le concede lo que ella le pide, pero a la vez la maldice condenándola a una vida imperceptible, donde la gente se olvida de ella, donde no puede dejar una huella de su existencia, donde existe, pero nadie conoce ni su nombre.
Así iremos acompañando a Addie a lo largo de los años, siendo testigos de lo triste de su existencia, sintiendo su impotencia ante las consecuencias de su maldición, pero admirando su arrebato, sus ansías por seguir viviendo, por descubrir cosas nuevas y su obstinación por ganarle a la oscuridad y dejar pequeñas huellas de su existencia plasmadas por artistas a lo largo de la historia. La mayoría de los capítulos del pasado caen en el aniversario de su trato con la oscuridad, donde este curioso dios la visita para burlarse de ella, para disuadirla de seguir intentando en vano, para incitarla a que se rinda de una vez. La relación de Addie con la oscuridad es sumamente curiosa y tiene una evolución genial. Ella empieza odiándole por la forma en que la engañó y tergiversó su deseo, pero a la vez anhela sus aniversarios porque él es el único que se acuerda de ella, el único que la llama por su nombre y porque disfruta del baile de voluntades que juegan entre los dos.
Y luego tenemos los capítulos en el presente, con Addie en Nueva York siguiendo sus días llenos de posibilidades, volviendo a los lugares conocidos y buscando llenar sus horas con nuevas historias, aún intentando dejar marcas por medio de las manos de otros en el mundo. Hasta que se topa con un muchacho en una librería que se acuerda de ella y su vida deja de ser invisible mientras está con él. El muchacho en cuestión es Henry y conocemos su historia de a poco, preguntándonos en todo momento qué secreto nos oculta y por qué él se acuerda de Addie. La historia de Henry tiene sus buenas dosis de tristeza de una manera diferente a la de Addie, es un joven perdido que no sabe qué quiere de su vida, que siente demasiado y eso casi acaba con él. Y se termina aferrando a Addie por sus propias razones así como ella se aferra a él para sentirse recordada. La relación de ambos es intensa y se vuelven sumamente íntimos porque tienen más cosas en común de lo que parece.
Básicamente esas son las historias centrales de la novela, pero la autora incluyó un amplio abanico de temas de lo más interesantes salpicados en la historia de Addie como estrellas en el cielo. El arte ocupa un lugar central en la historia porque es a lo que se aferra Addie para demostrar a su manera que existe, que estuvo ahí. Y esto se representa al inicio de cada parte con una obra de arte relacionada con Addie y su historia. Cada una de esas piezas que Addie inspiró representan en cierta forma su inmortalidad, la forma en que ciertas cosas atestiguan lo efímero de la vida. También se habla sobre religión, sobre espiritualidad, sobre la naturaleza de las deidades a las que rezamos, pedimos cosas y dónde residen las mismas. Y aunque la única deidad que conocemos es la oscuridad, resulta ser el personaje más complejo, interesante y multifacético de la historia. Me gustó mucho cómo la autora nos lo describe, cómo resulta ser una criatura tan susceptible y caprichosa, es sumamente astuto y se regodea en ello. Aunque se nos sugiere que se trata del diablo nunca lo dicen exactamente y Addie lo bautiza como Luc porque la apariencia que adopta con ella es igual a la del desconocido con el que ella siempre fantaseaba.
Y ya lo dije, pero disfruté mucho de la relación tirante entre ellos dos. La forma en que se enfrentan, la forma en que se entienden y lo que significan el uno para el otro me pareció genial. No es la relación más honesta y sana, pero sí que me pareció mucho más interesante que la que vive con Henry (: La Addie del presente nos anticipa cada tanto que las cosas con Luc terminaron mal, y no lo descubriremos hasta cerca del final. Y aunque no me sorprendió del todo lo que ocurrió, disfruté un montón de esos capítulos.
Por último, creo que la historia de Addie termina tratando sobre cómo decidimos vivir nuestra vida. La gente tiene miedo a morir, a no ser amada y, sobre todo, a ser olvidada. Pero a pesar de las cartas que nos toquen en suerte tenemos la posibilidad de elegir cómo vivir nuestra vida, a vivirla como si cada día fuera el último, aprovechar cada minuto, probar nuevas cosas todos los días, amar sin condiciones a quien se nos antoje y a dejar la huella que deseemos. Depende de nosotros cómo queremos ser recordados.
Si Addie pudo hacerlo a pesar de su maldición, si supo bailar junto a la oscuridad y lograr ser recordada, cualquiera puede hacerlo también.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
dreamofcaramel
 22 marzo 2021
The Invisible Life of Addie LaRue transmite una historia sobre una niña que hace un trato fáustico con el diablo y, por lo tanto, es olvidada por todos los que conoce. Addie se convence de que debe dejar su huella en el mundo de formas únicas e influyentes, ya que cree que una idea puede generar mucho más. Es una historia que trata sobre las consecuencias de nuestras acciones, cómo una decisión puede hacer que la vida se desmorone y cómo todos, a pesar de todo, realmente quieren ser recordados por alguien.
Estaba realmente emocionada con esta novela, la historia que traería VE Schwab, esperaba que este libro fuera capaz de cumplir mis expectativas, especialmente porque a algunos de mis amigos les había encantado. Sin embargo, aunque este libro enfatizaba los palimpsestos y los significados de dejar tu huella, del amor y de encontrar tu camino en el mundo, yo estaba perdido en cuán eurocéntrica era.
La escritura era hermosa, pero la historia carecía de sustancia. Addie LaRue realmente nos dijo (dicho en énfasis) a través de su lente lo difícil y dura que fue su vida. Cómo ella era solo una sombra, un susurro, un pensamiento perdido en el viento. Addie LaRue quería desesperadamente que alguien la recordara, supiera su nombre, supiera su historia. Sin embargo, mientras viajábamos a lo largo de la vida de Addie, no podía sentirme conectada con su historia. Había vivido durante trescientos años y, sin embargo, las experiencias que vimos fueron tan estrechas en comparación con lo grandiosa que podría haber sido su vida. Recordamos por unos breves momentos antes de regresar a Nueva York para ver la trama principal del cuento y su enfoque en el arte, la cultura y la historia. Siento que se concentró en la ✨ estética ✨ de sus experiencias en lugar de garantizar que tuviera una buena ejecución.
La trama se sintió extremadamente repetitivo, aunque potencialmente hecho a propósito para enfatizar lo doloroso que era para Addie ser olvidada, después de un tiempo, comenzó a perder su efecto. Una vez más, podría ser para mostrar que Addie se vuelve insensible a su maldición. Sin embargo, hizo que la novela fuera predecible y, al final, adiviné lo que iba a pasar y me quedé sintiéndome bien . El impacto emocional que habría tenido el final se perdió en un 85%. El regalo de Henry a Addie al final fue lo único que sentí, lo único con lo que pude conectarme al final. Enfatizó el hecho de que las palabras son poderosas, y las palabras que eliges significan todo, especialmente en el caso de Addie.
También tuve problemas con el personaje de Addie, en el sentido de que no evolucionó mucho a lo largo de la novela. Addie es inteligente, calculada y experimentada. Addie tiene cuidado con las consecuencias. Sin embargo, no puedo evitar sentir que ambos personajes son similares en el sentido de que su grado de evolución se vuelve desinteresado como resultado de sus relaciones, mientras Addie se vuelve más desinteresada al conocer a Henry y experimentar lo que se siente al ser recordada nuevamente.
Si bien fue agradable ver a Addie cambiar ligeramente y tener esperanzas, sentí que todavía era la misma chica trescientos años antes, que había hecho el trato, sin tener en cuenta cómo los eventos (traumáticos) de la historia la han moldeado, cómo era estar en una celda alemana, cómo era vivir las guerras y la muerte. En cambio, la historia continuó con un gran enfoque, en el que Addie queriendo ser recordada como si fuera lo único que importaba en la gran historia de las cosas. Esto es evidente a través de la repetición de ciertas frases a lo largo de la novela, mostrando que todavía se aferra a su pasado, lo que refuerza la persona que fue, es y siempre será. Addie se niega a dejarlo ir porque solo ella puede recordar su pasado y, por lo tanto, no puede cambiar como persona. Quiere ser la misma persona porque quiere que la recuerden, quiere poder contar su historia.
Una cosa que me entretuvo fue el aniversario entre Luc y Addie. Fue un buen toque y personalmente disfruté de las conversaciones entre ellos al principio, cómo eran dos fuerzas opuestas que no podían evitar girar una alrededor de la otra como dos planetas. Addie básicamente juega el juego más largo de hacer cosas por despecho, solo para demostrar un punto y me encantó que Luc regresara con un "¿eh lo pensaste?". Aunque casi al final, descubrí que Luc se volvió mucho más posesivo y manipulador, como un dios, como suele serlo. Pero por mi vida, no veo por qué la gente querría que Addie estuviera con él por esa misma razón. Como el Equipo de el "Chico que recuerda a Addie" o el Equipo de "Alto, Moreno y Guapo que no solo juega con Addie, sino que la manipula, castiga y abusa de ella por no hacer lo que quiere". HMMMM ??! ??!?!? !!?! ??! ??
Henry era ... Henry. Si bien era lindo y disfruté leyendo su perspectiva y su historia de fondo, sentí que solo existía para darle más significado a la historia de Addie. Solo deseaba que Henry tuviera un mayor sentido de propósito.
Esta novela es independiente según Schwab, pero la forma en que termina implica que habrá más en la historia. ¿Schwab mantiene una brecha en la puerta en caso de que decida regresar al mundo, o es solo para dejar a los lectores intrigados sobre cómo termina todo realmente? Puede que nunca lo sepamos.
Sin embargo, mientras leía esta historia, no pude evitar sentirme incómodo. Algo me hizo sentir incómodo acerca de esta historia, aparte de la leve crisis existencial que estaba teniendo sobre si me recordarían después de mi muerte.
A lo largo de sus trescientos años de vida, no se nos muestra a Addie en ningún otro continente aparte del Reino Unido, Europa y América. Addie sabe francés, italiano, español, griego, pero no piensa en aprender otros idiomas como chino, japonés, árabe, hindi, entiendes lo esencial. Alguien logró dar la vuelta al mundo en 80 días, mientras que Addie solo ha visitado tres continentes en trescientos años.
Sentí que me faltaba algo de peso o sustancia en este libro. Y yo sé por qué. Había demasiado (probablemente la mayor cantidad en cualquier libro que haya leído), demasiado para contar y menos para mostrar. Como si todo el libro se me hubiera descrito básicamente; No pude vivir, aprender o ver. Y eso fue fundamentalmente más decepcionante para mí. Vivíamos a través de la vista de otra persona, un campo de visión estrecho, y todavía apenas podíamos probarlo.
Adoré la exploración del significado del arte, la historia y el amor. Cómo en un instante, los recuerdos pueden desaparecer y tu vida podría llegar a ser nada. Sin embargo, Addie LaRue te obliga a recordarla en el texto, ya que todos los demás (excepto Luc y Henry), simplemente se olvidan.
Esta es una novela bien escrita y disfruté experimentando.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Erickramoss
 14 abril 2021
Quiero comenzar explicando que leí está novela sin expectativas, ignore todas las críticas (buenas y malas) que tiene.
Sabía que la historia trata sobre magia y fantasía de alguna forma histórica por detalles y personas que existieron... Pero aquí comencé a diferir desde las primeras 70 páginas, ya que es más una novela de añoranza, romanticismo pero sobretodo de remembranza de Addie, que ansiosa de vivir y ser libre se ve orillada a tomar decisiones sin saber que todo irá por un rumbo diferente... Por otro lado tenemos ese toque de misticismo que nos ofrecen los matices del Dios y el como nos va mostrando que la vida es una constante difícil de una o mil formas, que así como puede ser efímera puede ser muy larga.
Siguiendo con lo que es la historia en general, la descripción de paisajes y situaciones sobretodo las que están desarrolladas en eventos o personas reales son muy buenas, ya que se nos explican muy bien, y que sabiendo que Addie no puede ser recordada no resulta aburrido no repetitivo. Algo más que note en otras críticas es que no conectaban tanto con la parte del presente de Larue; aquí es donde entro mi forma de ver la novela ya que más que narrarnos el presente y el pasado de nuestro personaje, es una remembranza a lo que fue ella durante si estadía en el mundo, y el cómo ella vivió cada uno de sus años hasta llegar a esa librería. También sentí que el contacto con la persona en esa librería no es algo romántico ni instalove ya que encaja perfectamente con lo que Addie desea vivir en ese momento, que alguien por fin la recuerde después de una vida siendo un fantasma y que el romance se va desarrollando conforme avanza el tiempo.
Hablemos de nuestro Dios/demonio lo bien que se estructuró este personaje sin duda me dejó frío, fue todo lo que necesitaba y que finalmente voy a decir que para mí no fue un villano en ningún momento ya que el solo estaba siendo él al hacer su trabajo por así decirlo... Y que sin duda se ganó un cachito de mi corazón. Algo que sí encontré negativo fue ese capítulo final que sentí muy flojo a pesar de que es intrigante pero da pauta a quedar abierto. Estoy decepcionado de este cierre ya que esperaba algo más triste o con mucha fuerza; también diré que tiene algunas partes dónde si las sentí innecesarias a mitad del libro, o algunas tan descriptivas que las volvían aburridas pero algo que sí definitivamente me llevo a querer dejar el libro fue lo tedioso que resulta ya que me costó avanzar de manera continua como lo hago cuando una novela cómo está me gusta así que estos puntos negativos fueron los que me llevaron a no amar completamente la historia, aunque sin duda la disfrute mucho.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
mrocio
 10 febrero 2021
Me llevó un mes leer este libro y, teniendo en cuenta que mi promedio de lectura es de dos a tres días por libro, eso ya es decir mucho. Había tantos comentarios positivos por todos lados, gritando lo increíble que es este libro, que mis expectativas estaban por los cielos. Pero me encontré con una narración lenta, pausada y repetitiva, que llegó a parecerme aburrida por momentos.
La historia —su idea—, me gustó: habla sobre la vida, sobre la muerte, sobre la soledad. No así la forma en la que está contada. No fui muy fan de la escritura de V.E. Schwab, es la primera vez que la leo y vi opiniones diciendo que es de sus mejores libros (bueno, le llevó diez años darle forma), pero aparentemente no es para mi. Hay un uso indiscriminado de recursos poéticos, un excedente de rimas incrustadas en la prosa, palabras rimbombantes que muchas veces no guardaban sentido con lo que las rodeaba. Ah, y creo que leí la palabra «palimpsestos» al menos una vez cada dos carillas.
Llegó un momento en el que las repeticiones me hicieron cerrar el libro y no seguirlo en todo el día. Sí, están allí a propósito para remarcar el dolor de Addie y etc., pero... no. Interesante comienzo e interesante final, y nada más. Todo el bloque del medio (unas 350 páginas) parece vagar sin rumbo fijo. Una y otra vez sucede lo mismo, ¡y hasta está escrito con las mismas palabras! Cuando ya la tercera persona no recuerda a Addie, la interacción con personas random se vuelve aburrida y predecible, porque ya entendimos el concepto, no hay sorpresas y se pierde el impacto. ¿Cuántos idénticos encuentros de aniversarios entre ella y Luc leí? Entiendo que se resalta esto para que luego quede bien delimitado el cambio de estrategia de Luc. Pero no era necesario hacerlo TANTO. Un poco más de fe en el lector, por favor.
Los recursos del estilo: «con el tiempo pasará tal cosa pero ahora no viene al caso» (y luego nunca se retoma el tema), «no será hasta más tarde que tal otra cosa» (y tampoco se retoma en ninguna parte); están exageradamente utilizados. Sentí que se me repitió unas treinta veces que Addie nunca fue capaz de aferrarse a nada, excepto por la chaqueta y el anillo. YA ENTENDÍ, no necesito leerlo tanto para poder recordarlo en el momento que sea necesario.
Yendo a los personajes principales... Henry, meh. Me pareció demasiado infantil y soso. No me voy a meter con el tema de su depresión y ansiedad porque, a pesar de que empaticé con él, sentí que no estaba llevado a cabo del todo correctamente.
Me identifiqué con Addie, estoy casi segura de que si yo hubiese estado en su lugar, habría hecho el mismo trato con la oscuridad. Hay tanto por ver en el mundo y tan poco tiempo para hacerlo. Es increíble cómo pasa de que en un principio su emoción sea por las grandes cosas (ver elefantes o tigres), a que, con el transcurso del tiempo, lo que le produce verdadera felicidad son los simples detalles (una buena comida, las estrellas, la nieve). Pero eso no quiere decir que su personaje tenga un gran crecimiento. Después de haber vivido trescientos años —y varias guerras incluidas—, su único leitmotiv continúa siendo que la recuerden.
El romance entre estos personajes también es algo pesado, y un poco absurdo. El nivel que ambos manejan de observarse el propio ombligo es densísimo. Como dije, lo único que Addie quiere es ser recordada, y principalmente por eso se engancha a Henry. Si me preguntan (lo se, nadie me preguntó), es algo terriblemente egoísta y narcisista.
Y Luc es un personajes fascinante, mi antagonista favorito. Me hubiese gustado poder ahondar más en todo él, pero puedo decir que por algo las dos últimas partes del libro fueron las que más disfruté. Ma cautivó su oscuridad y su astucia. No voy a mentir, shippee a Addie con Luc más temprano que tarde, no solo como amantes sino también como amigos.
«—Dine with me —Luc says as winter gives way to spring.
—Dance with me —he says as a new year begins.
—Be with me —he says, at last, as one decade slips into the next».

Por último, ¿en trescientos años solo conoció Europa y América del Norte? Si no recuerdo mal, nombra al azar algunas ciudades de otros sitios, pero pareciera que el resto de los continentes no existen en el mapa de Addie (WPP). Está claro que al principio era imposible moverse por el mundo pero, ¿en los últimos años? Su vida podría haber sido mucho más grandilocuente de lo que realmente fue.
«A story is an idea, wild as a weed, springing up wherever it is planted».
+ Leer más
Comentar  Me gusta         22
Blanca_S
 25 febrero 2021
Una vez, leí no sé dónde, que la tragedia en realidad no existe, que es sólo un punto de vista. Después de todo, nunca dos personas percibirán una misma situación de la misma manera. Y, con esto, no quiero decir que haya percibido esta novela como una gran tragedia, vamos, ni gigantesca ni pequeña, más bien como desgarradora en según qué momento, triste a veces y solitaria en su mayoría.
Pero antes de avanzar, déjame avisarte: si no has leído este libro no sigas leyendo; exactamente no sé hasta que punto todo lo que voy a decir es spoiler o no.
"La fe se parece un poco a la gravedad. Si un número suficiente de personas creen en algo, ese algo se vuelve tan sólido y real como el suelo bajo los pies. Pero cuando eres el único que se aferra a una idea, a un recuerdo, a una chica, resulta difícil evitar que se aleje flotando".
¿Alguna vez os habéis preguntado qué palabra definiría esta historia, si sólo pudierais decir una? Para mí sería: esperanza.
Addie Larue es un personaje único. Fuerte. Con unas enromes, gigantescas, monstruosas ganas de vivir; de experimentar la vida en todos sus vertientes. Y lo hace. Vive. al limite. Sin dejar que las malas experiencias deformen su corazón y, sin que todo lo que pierde en el camino y lo que no puede conseguir, logren apaciguar sus ansias de dejar su impronta en el mundo.  Tanto así que, después de 300 años, lo logra de una manera magistral. Y no sólo eso, sino que, al final de la historia y, sin importarle cuántos años o siglos pueda necesitar para conseguir la libertad, su esperanza y fortaleza la hacen sonreír...
No me voy a extender mucho más, poco me resta decir, salvo que me ha encantado la pluma de la autora, Henry y..., bueno, lo confieso, Luc. Es más, aún cuando sea una opinión impopular, creo que Addie y Luc están hechos para ser eternos enemigos y amantes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         100
Citas y frases (56) Ver más Añadir cita
ErickramossErickramoss12 abril 2021
Y así…es cómo deberían ser las despedidas.
No un punto final, si no unos puntos suspensivos, una frase inacabada, hasta que alguien aparezca para terminarla
Comentar  Me gusta         10
PassiopelsllibresPassiopelsllibres02 abril 2021
Si insistes en llamarlos, presta atención: ten cuidado con lo que deseas y accede a pagar el precio [...] Y por muy desesperada o grave que sea la situación, nunca reces a los dioses que responden tras caer la noche.
Comentar  Me gusta         30
Annie_hatunaAnnie_hatuna24 marzo 2021
Y así…es cómo deberían ser las despedidas.
No un punto final, si no unos puntos suspensivos, una frase inacabada, hasta que alguien aparezca para terminarla
Comentar  Me gusta         40
RodevaRodeva22 febrero 2021
El tiempo..., Cuántas veces ha oído describirlo como arena dentro de un cristal, continuo, constante. Pero no es más que una mentira, pues siente como se acelera y se abalanza contra ella.
Comentar  Me gusta         20
lalibredrealalibredrea17 febrero 2021
De pronto, me encontraba inmensamente cansada. Experimenté un agotamiento tan profundo que me dieron ganas de sentarme allí mismo. Aquel sentimiento de fatiga se transformó en una parte tan fundamental de Addie como su alegría, la otra cara de la moneda. La esperanza siempre se alzaba triunfante, pero las ganas de rendirse, de descansar, eran como una losa inamovible, y nunca la abondonaban. El tira y afloja de una persona joven y vieja a la vez, de una persona ajena a las leyes mortales del tiempo, y aun así, innegablemente humana.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Videos de V. E. Schwab (5) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de V. E. Schwab
Victoria Schwab nos cuenta todo sobre su nuevo libro: "La vida invisible de Addie LaRue"
otros libros clasificados: Narrativa fantásticaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Cuanto sabes de la saga Crepúsculo?

Como se llama la protagonista humana?

Bella
Sandra
Pilar
Lucia

11 preguntas
184 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *} .. ..