InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Ediciones Urano

Editorial que ofrece herramientas de crecimiento personal y profesional en forma de novelas, ficción, y relatos.

Libros populares ver más


Colecciones de Ediciones Urano



Publicaciones recientes de Ediciones Urano


Críticas recientes
Dreammewords
 23 abril 2019
Un dueto oscuro de Victoria Schwab
Un dueto oscuro es la parte final de la duología Los monstruos de Verity, y se siente como un libro completamente diferente a su antecesor.



El final de UCS nos deja con incertidumbre, terminando con una atmósfera un poco más oscura, ya marcando el tono que podemos esperar en UDO, no solo en su trama sino también para los personajes.

Ahora el foco de atención no solo está en Verity, sino también en su ciudad vecina, Prosperity. Este es el lugar de origen de un nuevo monstruo que terminará siendo fundamental para el desarrollo de la historia y fue una adición excelente, en mi opinión.



Al principio, se me estaba haciendo un poco denso, la acción no llega hasta más adentrada la historia pero una vez que pasamos las primeras 50-100 páginas, vuelve a ponerse tan entretenida y adictiva como fue su antecesor.



Los personajes son mucho más maduros, se ve un cambio clarísimo en el desarrollo de ambos protagonistas.

Durante UCS, Kate pasó sin pena ni gloria para mí, mientras que en UDO era el personaje del que más disfruté leer. Desde el principio tuvo escenas interesantes que no me dejaban soltar el libro.

Por otro lado, August parece una persona completamente diferente. El chico que conocimos queda relegado a una personalidad más dura, en la que la inocencia y el deseo de un mundo mejor ya no tienen cabida. A pesar de la buena construcción que se le da, fue una pena que mi personaje favorito se terminara convirtiendo en alguien tan tedioso, y solo esperaba que sus capítulos terminaran rápido.



Algo que me encantó es que la pizquita de romance que hay está muy bien hecha, no es forzado y funciona muy bien en cómo se está desarrollando la trama en el momento que sucede. Es un romance que no abruma, sino que decide cuáles son sus prioridades y se adapta perfectamente a las personalidades de ambas partes.



También aparece un nuevo personaje en Ciudad Sur que tenía muchísimo potencial y no se ve reflejado en su historia. Tiene muy pocas apariciones y está solo para mostrar, porque no llegamos a conocerlo ni tampoco a sus orígenes. Un par de páginas más hubieran logrado crear un personaje muy interesante, pero le faltó desarrollo.



Obviamente, en una buena historia de monstruos, necesitamos villanos carismáticos, que nos atraigan con su fuerza de magnetismo, y en este caso me atrevo a decir que Victoria lo logra. O por lo menos lo logra en uno de ellos.

No puedo hablar de identidades porque sería spoiler de UCS, pero el villano masculino tiene muchísima fuerza en términos de escritura, mientras que su compañera femenina deja mucho que desear, más sabiendo su contexto y origen.



Como les comenté en mi reseña anterior, mi parte favorita de la historia fueron los monstruos, así que iba a ser más que obvio que el nuevo villano robara el show, y definitivamente se convirtió en mi predilecto del bestiario que crea Schwab.

Tiene un modus operandi distinto, no asesinando por mano propia sino metiéndose dentro de la mente, funcionando como algo parecido a “el demonio de la perversidad” que nos trajo Poe en 1845. Matar solo porque se puede, porque no hay forma de parar la locura, por querer satisfacer ese deseo irrefrenable de sangre. Es un ente completamente peligroso y extraño.

Por todo esto, me generaba demasiada curiosidad saber cuáles eran sus motivaciones y origen, y la decepción más grande viene de parte de la falta de worldbuilding que tienen los libros de Schwab en general. Entiendo que esto no sea fantasía épica, pero son impresionantes las oportunidades perdidas de crear un universo profundo y complejo.



El clímax de la historia se da en las últimas 50 páginas, y si bien es imposible de soltar el libro, ya me pasa con todas las novelas de la autora el quedarme con una necesidad de saber más. Toda la anticipación que se viene generando desde el principio se resuelve en un par de capítulos que se desarrollan muy rápido y con soluciones que terminan pareciendo simples.

Para muchos, el final fue muy emocional y lleno de sentimientos de pérdida y esperanza al mismo tiempo, pero subjetivamente y sólo como una opinión personal, para mí no lo fue. No llegué a conectar con nadie lo suficiente como para sufrir con la conclusión.



De todas formas, fue un libro que disfruté mucho de leer y me alegro de haber podido conocer por fin la pluma de la autora, tenía muchas ganas de darle una oportunidad.

Si les gusta el género estoy muy segura que les va a encantar esta bilogía.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Dreammewords
 23 abril 2019
Una canción salvaje de Victoria Schwab
Nuevamente, llego tarde a la fiesta, y seguramente todos saben de qué va este libro.

Básicamente, Verity es una ciudad dividida en dos luego de una guerra por fin llegada a su fin. En el Norte, Harker lidera una especie de mafia, en la cual los humanos tienen que pagarle por protección de los monstruos.

En el Sur, Flynn hace lo que puede para mantener a los monstruos a raya gracias a la FTF, una fuerza militar, y la seguridad ahí es mucho menos estable que su contraparte.

Kate Harker quiere ser igual de despiadada que su padre, y no hay límites para su ambición.

August Flynn quiere dejar de sentirse como un monstruo cada día de su vida.

Verity está en guerra, y cada uno de ellos está en el bando contrario.





Bien, por lo general, la fantasía urbana no es mi taza de té, pero esta duología la quiero leer desde el momento en que puse un pie en Goodreads y esta una de las primeras recomendaciones, por lo que decidí por fin darle una oportunidad.



Es una aventura divertida, podría decirse. Todo el tiempo te mantiene queriendo saber qué es lo que va a pasar más adelante y cómo se va a desarrollar todo para los personajes.

Al igual que en Una obsesión perversa, Victoria no subestima al lector, y deja que nos hagamos una idea del trasfondo de la historia por nuestra cuenta. Si bien me pareció muy acertado, me hubiera gustado que se desarrollara un poco más el worldbuilding.

Me encantó la amistad entre August y Kate, principalemente porque es eso, una amistad. No puedo decir lo mucho que me gusta que no haya necesidad de poner romances insulsos en las novelas juveniles, así que eso se lleva automáticamente al menos media estrella.



Kate es una chica de apariencia rebelde, se muestra como alguien intocable y sin temor.

Al principio tenía miedo, no porque me intimidara su personaje sino porque no quería que se convirtiera en la típica Mary Sue que solemos ver en el YA. Por suerte, a medida que nos vamos adentrando, nos damos cuenta de que es mucho más que eso, toda su rebeldía no es más que la máscara de una chica en parte asustada, en parte decidida a volver a su hogar y hacer orgulloso a su padre.



August es el misterioso monstruo que convive con la familia Flynn junto a sus dos “hermanos” Sunai. Vive constantemente con una especie de odio internalizado por su naturaleza, no soporta ser quien es, se la pasa encerrado leyendo, alejado del contacto social y de a poquito se fue convirtiendo en mi personaje favorito del libro.



Algo que noté es que a Victoria no se le hace difícil ponernos en la piel de los protagonistas y no cuesta nada empezar a sentir lo que ellos sienten, sumado al hecho que están muy bien desarrollados, así que empezamos a simpatizar con los personajes sin siquiera darnos cuenta.



Lo interesante es que este libro no te deja parar de leerlo y si no hubiera sido por las pausas que me fui dando, lo hubiera leído en un solo día. Es muy fluido y todo el tiempo está pasando algo, los protagonistas salen de un problema para entrar a otro, todo bajo el manto de una conspiración llena de seres sobrenaturales.



Los monstruos fueron mi parte favorita de toda la novela, son simplemente increíbles. La forma en que nacen y por qué, la diferencia entre cada uno de ellos y lo oscuros que son, llenos de violencia en su interior. Y ni hablemos de lo bien que los introduce Victoria:



Corsai, Corsai,

Dientes y garras,

Sombra y huesos,

Nada dejaran.



Malchai, Malchai,

Veloces, taimados,

Sonríen y muerden,

Tu sangre beberán.



Sunai, Sunai,

Ojos de Carbón,

El alma te roban

Con una canción.



Las canciones de cuna terroríficas tienen un lugar en mi corazón, y ver que la primera frase en la portada es el último párrafo de la copla me compró por completo.



Que los monstruos nazcan de la violencia y dejen una marca en la persona que los hace nacer a través del acto me pareció una idea tremenda, especialmente porque no es más que una metáfora de la humanidad. La violencia trae violencia, no importa el tipo.

No solo eso, sino que llega un punto en que realmente dan miedo. Los Corsai son sombras casi imposibles de matar, los Malchai son algo parecido a los vampiros, y los Sunai son los más misteriosos de la tríada, hay muy pocos en existencia, y con una canción son capaces de asesinar a un barrio entero.



Cuando las escenas de acción estaban relacionadas a estos seres, realmente no había manera de bajar el libro, Victoria sabe construir el clímax muy bien a la hora de hacer sentir miedo o suspenso.





Bien, de todas formas, hubieron cosas que hicieron que el libro no me terminara de encantar:

No llegué a conectar con ninguno de los personajes. A pesar del buen desarrollo que tuvieron, no me preocupaba lo que les pudiera llegar a pasar. Quería saber, pero no estuve emocionalmente atada a ninguno.



Me hubiera gustado ver más construcción en el universo. Para mí, una parte esencial en la fantasía es el worldbuilding, y Victoria no se preocupa en darnos demasiada información ni detalles sobre el mismo. Tampoco me gusta cuando las fantasías/distopías juveniles se ambientan en EE.UU pero esto no se vuelve mencionar en toda la trama y todo es completamente independiente del lugar donde se ubique. Verity podría estar en Australia o Indonesia y todo habría sido exactamente igual, por eso no le vi mucho sentido a especificar que antes era Estados Unidos. Pero bueno, eso es algo completamente personal.



Toda la idea me encantó, pero el desarrollo y la ejecución se me hicieron demasiado genéricas y me recordó mucho a Cazadores de Sombras. Esto me decepcionó un poco porque realmente tenía expectativas muy altas de este libro y esperaba algo más oscuro y no tan juvenil. Creo que si lo hubiera leído en mi adolescencia lo habría disfrutado mucho más.



De todas formas, puedo ver porqué a todos les encanta tanto la historia y la hypean tanto, así que les recomiendo que lo lean y juzguen por ustedes mismos.

Voy a estar continuando la lectura de Un dueto oscuro, a ver cómo se desarrollan las cosas para nuestros protagonistas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Mcmamen
 18 abril 2019
Ikigai de Hector García (Kirai)
Es un libro muy interesante donde nos habla de las 5 zonas azules que existen en el mundo, que son donde viven personas de mas de 100 años de edad. En este libro nos encontramos con entrevistas a estas personas, tb nos habla de como alimentarnos y que hacer cada día para llegar a vivir mas de 100 años en esta vida. Mola kisses
Comentar  Me gusta         00
{* *}