InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Eva María González Pardo (Traductor)Beatriz Alonzo (Otro)
ISBN : 8494687565
Editorial: dÉpoca Editorial (01/10/2018)

Calificación promedio : 3.92/5 (sobre 6 calificaciones)
Resumen:
Esta apasionante y conmovedora novela narra la historia de Indiana, una bella e inocente joven obligada a contraer un matrimonio de conveniencia con el señor Delmare, un estricto y anciano coronel ya retirado. Bajo el ala protectora de su primo, el fiel y taciturno sir Ralph, la joven e infeliz esposa vive una existencia anodina en una rica mansión de provincias hasta que se enamora perdidamente del apuesto Raymon de Ramière, un aristócrata frívolo y aparentemente e... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
Galena
 14 noviembre 2018
Indiana es la primera novela que publicó Amatine Aurore Lucile Dupin, más conocida por el pseudónimo de George Sand. Este también ha sido el primer libro que leo de la autora y tenía muchas ganas de leer algo suyo, pues es una de las escritoras que más resuena cuando hablamos de novelistas de los siglos XVIII y XIX. Es, además, conocida por su vida alejada de la moral de la época, se separó de su marido, vivió de la escritura y solía pasearse por la calle vestida como un chico, es decir, con pantalones ¡qué escándalo!
George Sand es una figura que despierta mucho interés y después de leer novelas y ensayos en los que era mencionada siempre supe que tendría que leer algo suyo. Ahora, editorial d'Época nos devuelve esta novela, descatalogada en español durante muchísimos años, alrededor de cien, creo, y ha sido una estupenda oportunidad.
No sabía muy bien que me iba a encontrar en la historia pero tengo que admitir que no fue lo que esperaba, tanto en el desarrollo del tema como en el estilo. de Jane Austen se decía que plasmaba la realidad misma, George Sand apuesta por un estilo más romántico con personajes no tan realistas, aunque sus situaciones sí puedan serlo en cierta medida, y le añade mucho drama. Realmente no he disfrutado esta lectura tanto como hubiera querido, no es un libro que me haya enganchando porque para mí es demasiado dramático.
La trama gira en torno a Indiana, Raymond y Ralph, realmente. Raymond es un hombrecillo que, debido a la indulgencia de su madre, se ha convertido en un egoísta consentido que solo vive para conquistar. Se enamora mucho y rápido, pero también se le pasa enseguida y espera que todas las mujeres estén al tanto de ese juego, es un tanto extraña su forma de pensar, siempre está autoconvenciéndose de que lo que hace está bien… Y eso provocará varias desgracias, e Indiana estará involucrada en ellas.
Diría que el estilo de los personajes está lejos de lo realista y se centra más en ser prototipos románticos con cierto patetismo, desde el marido mayor, violento y celoso a la joven Indiana, enferma, frágil, ignorante y dispuesta a todo por un amor que nunca ha demostrado que la quería. También está Raymond, un don Juan de segundas que es un tanto ridículo y que parece que entiende la vida como un juego; y por último está Ralph, es personaje más extraño de todos por lo que se descubre al final, en cierta medida predecible. Todos ellos forman un enredo bastante melancólico, al que se une Noun y un poco la madre de Raymond.
Se dice que la novela critica el sistema que dejaba a las mujeres muy desprotegidas. Indiana es infeliz, su padre la ha tratado mal, ha tenido que casarse por obligación, su marido no la trata bien y no lo quiere; su amigo Ralph no la ayuda en nada y tampoco siente un gran cariño por él y su amor, Raymond, resulta que no hace más que empeorar su vida. Es ignorante, porque jamás ha tenido la oportunidad de ser otra cosa, incluso las otras mujeres de su vida no hacen nada por ayudarla más que empujarla al abismo, cada uno de los personajes está pendiente de sus satisfacciones personales y no les importa que ella sea el precio.
En un momento dado se queda sola en la calle, sin dinero, sin papeles que atestigüen quien es, sin ningún tipo de oportunidad porque las mujeres no tenían esos derechos, y además ella era criolla. Contrasta la actitud de esta protagonista, que está dispuesta a destruir su vida social, su honor, su matrimonio y su seguridad por ende, con tal de poder estar cerca de Raymond, en contraposición de su actitud hacia su esposo, al que sí le reprocha claramente que el sistema lo favorece a él y que ella no es más que un objeto que no le importa a nadie. Hay un fragmento que sin duda es lo más reinvindicativo y claro de la novela en cuanto a la ideología feminista de la autora, que abogaba por la libertad y criticaba lo limitada que era la vida de las mujeres en la época que le tocó vivir.
Indiana busca, a lo largo de la novela, su libertad, y es el amor lo que la motiva a ello, pero el sistema no la favorece en nada, así que esa libertad no pasa únicamente por alejarse de su marido porque continúa estando atrapada, siempre a merced de un hombre o la miseria, puesto que además Indiana no es una persona de carácter, fuerte que sepa moverse en el mundo, así que su vulnerabilidad es muy grande.
Estos aspectos me han parecido muy interesantes, pero en general la historia tiene un tono y un enfoque que he encontrado algo difícil, no la he disfrutado como a otras autoras. Sin embargo, como es su primera novela y la introducción de la historia nos dice que la autora escribió muchas otras, espero darle alguna oportunidad más. Es cierto que George Sand siempre ha sido un personaje más nombrado por su estilo de vida, sus amores y su feminismo que por sus obras, pero me gustaría conocerla más como autora a pesar de que este título haya sido diferente a lo esperado.
Esta edición, además de una introducción cuenta con diversas ilustraciones que son una gozada. Es un libro en tapa dura, con papel de calidad y un lazo como marcador, la portada además me parece que refleja bien la relación de Indiana y su hermana de leche Noun.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
AGamarra
 28 octubre 2020
"Pero la costumbre adquirida con otras mujeres, otorgaba a sus palabras esa especie de poder de convicción ante el que la ingenua Indiana se abandonaba, sin comprender que todo aquello no había sido inventado para ella. Normalmente, y las mujeres lo saben muy bien, un hombre que habla de amor con cierto ingenio, sólo está medianamente enamorado"¿Qué clase de "Madame Bovary" fue esto? No, pero aunque creo bastante similar en el concepto o algunas situaciones me ha gustado más esta obra de la genuina George Sand. Aunque también hay muchas cosas que no me gustaron por eso dejo la puntuación en 3 puntos. La historia nos cuenta sobre "las pasiones", como dice el subtítulo de la obra, de Indiana, una mujer que muy joven fue obligada a casarse con un viejo coronel retirado de los ejércitos napoleónicos que sin embargo tenía futuro prometedor en algunos asuntos empresariales, el Sr. Delmate. Y así a muy temprana edad aprendió a ahogar los deseos de su corazón y seguir una vida monótona aunque algo apacible y poder tolerar a su marido, aunque siendo la diferencia de edad tan amplia, parece ella esperar algún día vivir otra vida más prometedora. Junto a la pareja vive sir Ralph, un primo de Indiana de procedencia inglesa, al cual el Sr. Delmare ha sabido aceptar a pesar de ser un poco "celoso" ya que la conducta de Ralph siempre ha sido la de un hermano aunque por momentos parece defender a Indiana frente a los abusos de su marido de una forma un poco exagerada.Durante un confuso evento romántico entra en la vida de Indiana Raymon de Ramière, un joven periodista y político que va con la monarquía absolutista francesa y que es muy hábil en asuntos políticos así como hablar y enamorar mujeres. Bueno, si Julián Sorel de "Rojo y Negro" puede caer mal por su supuesto interés en "seducir" mujeres pues éste resulta mucho peor porque en realidad es otro de los tantos hombres que no saben bien lo que quieren que encontramos en las novelas del romanticismo de este periodo.La novela es romántica y Sand creo es muy hábil en lograr convertir sus experiencias propias en esta novela, como muchos de los escritores románticos de la época, esto no siempre me gusta pues prefiero también la construcción de nuevos personajes o situaciones. Vemos a Sand reflejada en Indiana, casada muy joven con un hombre pronto mayor y sintiendo por momentos el ahogamiento en su vida tan parsimoniosa. Indiana tiene una personalidad bastante que podría considerarse tóxica como todos creo en la novela. Tanto Indiana como Raymon tienen bastante de bipolares y eso puede hacer bastante cansado y hasta pesado el leer toda esta obra, pues hay muchos idas y venidas. Es el reflejo quizás de la propia autora que pasó por situaciones muy parecidas, de hecho logro reconocer algunas de sus propias cartas de amor y conductas en las de Indiana. Si te gusta las relaciones y los hombres muy devotos al estilo Jane Austen probablemente te pueda gustar, pero si no, probablemente sea incluso difícil terminar de leer toda la novela.No sé si es por ser una de sus primeras novelas pero en mi opinión la estructura de toda la novela no está muy bien armada lo que hace que por momentos aburra regular, sin embargo, he anotado muchísimas frases de la novela (más de 50) y es que la autora tiene ideas muy buenas, quizás algunas tomadas de otras partes como todos, pero otras bastante adelantadas y revolucionarias sobre todo en cuanto a la situación de las mujeres:"Le horrorizó tanta resolución y experimentó cierto desagrado hacia la señora Delmare, pues los hombres, sobre todo los amantes, tienen la inocente y ridícula presunción de querer proteger la fragilidad de las mujeres antes que admirar su valor".... e incluso muchas frases románticas buenas aunque algunas sí un poco saturadas. Personalmente pienso que de haber hecho el relato más corto o más concreto se hubiera resaltado muchas más las frases incluso las políticas pero habiendo a veces un exceso de descripciones o repeticiones para incidir en un asunto hace que se pierdan un poco. Hay también diálogos muy líricos que sí parecen muy artificiales en el ambiente de la obra, o quizás diálogos demasiado largos que parecen realmente muy poco creíbles.Me gustó también que Sand le dé algo de contexto, a pesar que cuando habla de ciertos temas que parece no comprender demasiado, pero sí da algunas pinceladas de la situación política de Francia, incluso haciendo buenas conclusiones del estado post imperio napoleónico y en los albores de la Monarquía de Julio:"Estos hombres (del ejército), reunidos e impelidos por una mano poderosa, lograron mágicas hazañas, se crecían como gigantes en el fragor de la batalla; pero, de vuelta a la vida civil, aquellos héroes no eran más que soldados, audaces y groseros compañeros que razonaban como máquinas" de la situación de los jóvenes de aquella época: "Sacó la conclusión de que el hombre que vive en sociedad precisa de dos tipos de felicidad: la proporcionada por la vida pública y la privada, los triunfos sociales y las alegrías domésticas"Me ha hecho recordar bastante a Madame Bovary pero vaya que es mucho de la misma vida de George Sand. Muy interesante, lleno de buenas frases y sobre todo de originalidad en algunas apreciaciones pero la historia en sí y su estilo no me gustaron tanto.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Inquilinas_Netherfield
 14 noviembre 2018
Cuando este libro fue escrito en el otoño de 1831, se había consumido y finiquitado la Revolución de 1830 en Francia (llamada también Revolución de Julio o Las Trois Glorieuses), una revuelta popular y burguesa que consiguió destronar a Carlos X y a su gobierno autocrático, ascendiendo en su lugar al trono a Luis Felipe I.
Estos años convulsos, revueltos e inestables engendraron Indiana o las pasiones de madame Delmare, novela escrita por la incombustible George Sand en la que Indiana es una mujer que concentra y recoge todas las emociones, pasiones y sentimientos inherentes a los agitados y decimonónicos años 30 franceses.
Indiana, procedente de la antigua isla de Bourbon (isla Reunión), posee un corazón criollo apoderado y depositario de los sentimientos de tres hombres diversos y divergentes que representan las personificaciones de las distintas corrientes políticas, sociales y culturales que caracterizaron esta época francesa.
Así, vemos en su marido, el coronel Delmare, a un hombre maduro y curtido por las guerras napoleónicas que se conduce por medio de un realismo castrense que le incapacita para atisbar ninguno de los anhelos y sentimientos que pueblan en el corazón de su joven y frágil mujer.
Estos sentimientos a los que aspira el corazón de su esposa son recogidos sin pudor ni conciencia por el embaucador noble Raymon de Ramière, que con su labia, empatía y habilidades sociales es capaz de colarse de lleno en el corazón de nuestra heroína, exaltando y enardeciendo todos los sentidos que, como antes he comentado, su torpe marido es incapaz de vislumbrar, provocando con ello tales torrentes de romanticismo que llenan y desbordan el corazón de la joven.
Finalmente encontramos a su primo Rodolphe Brown (sir Ralph), observador-activo en la vida de Indiana. Siempre está a su lado y, aunque se comporta como una estatua fría e inerte, esa indolencia indiferente esconde todo un cúmulo de sentimientos, atenciones, cuidados y detenimientos hacia su prima que le resultan casi imposibles de expresar.
Estos tres hombres marcan y dirigen los movimientos de Indiana... pero su corazón, rebosante de sensibilidad y primitivismo, ya ha escogido, y merced a esta elección, ese corazón rebota y choca una y otra vez contra la felicidad, infelicidad y las ataduras matrimoniales: ha entregado su alma y su paz mental al noble Raymon de Ramière, y los caprichos y decisiones de este serán los que marcarán los ritmos de su flamante amor, tensionando su convivencia marital y colocando al bueno de sir Ralph en la posición de espectador y observador.
Por otro lado, ella siente que su corazón es libre y que no lo ha ofrecido por medio de ninguna cláusula matrimonial. Por ello, y a pesar de sus ataduras, opta en todo momento por lo que ella cree amor verdadero, ya que ni los prejuicios sociales ni los religiosos son capaces de privarle de una especie de frenesí y éxtasis que le nubla la conciencia y el discernimiento y le impide ver y reconocer a los hombres de su vida tal y como son en realidad, con sus embaucamientos y sus mentiras. También es cierto que vive enamorada de un amor imaginado e idealizado que deforma y magnifica, entregándose a una lucha que, desde el principio, todos intuimos que no va a recalar en buen puerto... todos, menos la protagonista. Y eso que desde el principio los actos del noble hablan por sí solos, pero no hay más ciego que el que no quiere ver.
Así, encontramos a nuestra buena Indiana supurando amor romántico y viviendo en una burbuja, obnubilada y girando su vida al ritmo de los antojos y ligerezas de su versátil noble. Todos estos cambios de humor y de sentidos marcan los ritmos y giros argumentales de la novela, y a lo largo de ellos vemos cómo la vida de nuestra protagonista asciende y desciende al mismo tiempo que su corazón y su vida giran y giran en una vorágine de sentimientos incontrolados.
Ya solo nos queda saber el papel del observador-activo, el contrapunto a todo este descontrol y desasosiego. Nuestro buen Ralph se convertirá en un ángel salvador... intermediario, sin opinar ni enjuiciar, entre las dos corrientes centrifugadoras que dirigen el corazón de Indiana: la del deber social y la de sus deseos más íntimos. Y, a partir de aquí, el lector debe descubrir cómo acabará este cuarteto singular lleno de sentimientos profundos y viscerales.
La prolija George Sand supo insuflar a una de sus novelas más tempranas toda la sensibilidad de la época, en la que los movimientos sociales diluían los diferentes estamentos encumbrando y posibilitando a una burguesía cada vez más poderosa, mientras que a la rancia nobleza no le quedaba otra que la connivencia con ellos. Esto lo observamos en alguna de las decisiones de Raymon de Ramière, a quien no le importa sacudirse todos los escrúpulos de su clase si con eso favorece sus intereses y su supervivencia.
Indiana o las pasiones de Madame Delmare es una novela maravillosa, un acceso perfecto a la vida de su autora, George Sand... una puerta abierta a su grandiosa e ingente labor literaria, legado de todas sus experiencias y de su vida. Toda esta herencia literaria se enraizó con su época, donde su sensibilidad, instinto y feminidad no le impidieron vivir una vida plena, cercana e influenciada siempre por todo cuanto le rodeaba, ya fueran los movimientos sociales y reivindicativos, o la política, las colonias y, sobre todo, la condición y los derechos de la mujer. No me voy a extender sobre la autora, pues podemos encontrarla y descubrirla en la reveladora y significativa introducción de Beatriz Alonso.
Como ya sabéis, soy una ferviente admiradora de todos los libros de la editorial dÉpoca, y en especial de la colección Delicatessen. Son todos tan bonitos y exquisitos en sus detalles e ilustraciones que no me canso de tocarlos y admirarlos, e Indiana o las pasiones de Madame Delmare cumple rigurosamente con todos esos estándares de calidad a los que nos tienen malacostumbrados.
La novela es conmovedora y enriquecedora; me ha fascinado.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
anzus
 02 marzo 2021
Aunque el tiempo pase, algunos comportamientos de la sociedad en un empeño por no cambiar hacen que los gritos del pasado sigan teniendo vigencia hoy en día, y que las luchas que se declararon antaño continúen siendo relevantes en la actualidad, ese es el caso de Indiana, después de 189 años de su publicación los gritos de rebeldía, las denuncias, las proclamas y los manuales que en ella imprimió su autora, hoy no solo nos hablan de las injusticias del pasado, también nos sigue contando historias de dolor e injusticia equiparables con las de ahora.
Enmarcada en el romanticismo francés, Indiana más que una historia de una mujer y tres hombres con formas de querer muy distintas, resulta un compendio exuberante de emociones con una autora atípica con mucho por decir y ganas de condensar mucho de ello en esta novela.
Denuncias en gritos contra los matrimonios arreglados en los cuales la mujer pasa a ser una bien poseído, reflexiones sobre el papel de los hombres en la concepción de la religión, una pequeña vuelta por el entorno político de la Francia de esta época, un manual de apertura de mundo a las mujeres en los campos del amor; creando arquetipos de hombres comunes con los cuales pueden encontrarse en el camino.
Indiana es un libro ameno, escrito de forma dinámica, con personajes tan bien construidos que pueden despertar fácilmente pasiones entre odios y amores en sus lectores, pasando por la compasión y la empatía, y con un excelente discurso entre sus líneas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Tamichi
 21 junio 2020
Indiana o las pasiones de Madame Delmare
La primera novela que publicó, -Amatine Aurore Lucile Dupin-,
más conocida por el seudónimo de
“-George sand-“ ( seudónimo masculino con el que firmaba sus obras).
He disfrutado muchísimo de esta bella edición de lujo, de tapa dura y maravillosas ilustraciones.
-Además, esta gran novela estaba descatalogada desde hace muuuucho tiempo en España y la editorial nos brinda la oportunidad de volver a tenerla entre nosotros. “Gracias”.

La novela es enriquecedora y conmovedora, entretenida, apasionante y trágica. Una pluma exquisita. Donde nos habla de la situación que vivían muchas mujeres en la época. Condenadas a vivir unidas a hombres que no amaban, y que en vez de maridos eran sus amos.
Una crítica a los matrimonios concertados y de conveniencia. La diferencia de clases, las apariencias. Y lo limitada que era la vida de las mujeres en la época.

La protagonista, busca a lo largo de la novela, la libertad. Motivada por el amor. Donde su corazón está dominado por tres hombres diferentes. Que representan las distintas corrientes políticas, culturales y sociales de la época.
Sin embargo, a la protagonista el sistema no se lo puso fácil. Ya que es una mujer vulnerable de poco carácter, atrapada continuamente entre los hombres o la miseria.
“Lo recomiendo sin dudar”
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Citas y frases (74) Ver más Añadir cita
anzusanzus02 marzo 2021
expresaba con arte su pasión y la sentía con ardor; en realidad, no era la pasión la que le hacía elocuente, sino la elocuencia la que le volvía apasionado
Comentar  Me gusta         00
GalenaGalena14 noviembre 2018
Pero, viendo los males de la esclavitud, soportando el tedio del aislamiento y la dependencia, había adquirido una notoria paciencia a toda prueba, una indulgencia y una bondad adorable con sus inferiores, pero también una voluntad de hierro, una fuerza de resistencia inconmensurable contra todo aquello que pretendiera oprimirla. Desposando a Delmare, no hizo más que cambiar de dueño y, trasladándose a Lagny, tan solo mudó de prisión y soledad. No amaba a su esposo, tal vez por la simple razón de habérsele impuesto el deber de amarle, y porque resistirse mentalmente a cualquier tipo de coacción moral se había convertido para ella en una segunda naturaleza, un principio de vida, una ley de conciencia.

+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
GalenaGalena14 noviembre 2018
—(…)Otro, en mi lugar, le habría hecho comprender, sin decirlo expresamente, la idea que le acabo de exponer con tanta torpeza; habría encontrado el modo de ganarse antes su confianza sin que usted se percatara de sus progresos y, tal vez, habría logrado aliviar un poco su corazón, que se resiste y se cierra ante mí. No es la primera vez que observo, en Francia particularmente, cómo rige el imperio de las palabras sobre las ideas. Lo mujeres, sobre todo…
—¡Oh! Muestra un profundo desprecio por las mujeres, mi querido Ralph. Y aquí me hallo, sola, contra ustedes dos; debo, pues, resignarme a no tener nunca la razón.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
GalenaGalena14 noviembre 2018
—Sé muy bien que yo soy la esclava y usted el señor. La ley de este país le hace mi dueño. Puede usted atar mi cuerpo, agarrotar mis manos, gobernar mis actos. Posee el derecho del más fuerte y la sociedad se lo permite; pero con mi voluntad, señor, nada puede hacer. Solo Dios puede doblegarla y someterla. ¡Busque, pues una ley, una mazmorra, un instrumento de tortura que le otorgue su posesión! ¡Sería como tratar de manipular el aire y aferrar el vacío!
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
AnaGranger21AnaGranger2119 diciembre 2018
La señora Delmare palideció aún más que de costumbre, su seno se hinchó convulsivamente y, volviendo sus grandes ojos azules hacia su esposo con una expresión de horror indescriptible, exclamó:
- ¡Por favor, señor! - suplicó-. ¡No la mate!
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: literatura francesaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Conocedor o experto en literatura francesa?

¿Cuál de los siguientes libros fue escrito por Gustave Flaubert?

Memorias de un loco
El más bello amor
Elogio de París

16 preguntas
33 lectores participarón
Thèmes : literatura francesa , Literatura en francésCrear un test sobre este libro
{* *}