InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

dÉpoca Editorial

Literatura «de Época», con obras y autores de gran peso en las letras universales, grandes joyas clásicas que despertaron un profundo interés y un enorme éxito en el momento de su publicación original y que posteriormente han quedado relegadas al olvido e inexplicablemente no han llegado hasta nuestros días.

Libros populares ver más


Críticas recientes
Inquilinas_Netherfield
 17 septiembre 2019
Un misterio en París (El crimen de Rouletabille) de Gaston Leroux
Un misterio en París. El crimen de Rouletabille... Tengo que haber hecho algo bueno en otras vidas para tener la suerte de tener entre mis manos otra fabulosa edición de la colección de dÉpoca Noir... si es que no me canso de estos libros; son tan bonitos y exquisitos que solo tocarlos me produce un cosquilleo anticipador de la buena lectura que me espera con ellos. Y con este libro de Gaston Leroux se han cumplido las expectativas generadas.



La novela es un universo diverso y cambiante de la sociedad francesa de principios del siglo XX por el que veremos pasar a sus distintos protagonistas: aristócratas extranjeros, científicos, escurridizos barberos... Todos ellos forman un particular caleidoscopio que nos introduce (al mismo tiempo que nos traslada) en épocas pasadas que, cien años después, imaginamos en ese color sepia que la editorial ha sabido plasmar en su portada.



Sabremos de esta historia gracias al narrador omnisciente, el abogado Gaston Sainclair, conocedor de la vida y sentimientos del distinguido periodista Joseph Rouletabille, los cuales se integrarán como elementos importantes e imprescindibles en una trama ingeniosa y retorcida llena de giros y vueltas atrevidas y sorpresivas, pues toda la argumentación se usa para pretender lo inesperado y, sobre todo, producir sorpresas, cosa que sin duda hace.



El libro comienza cuando el periodista Rouletabille invita a su amigo Gaston Sainclair a unas vacaciones en Deauville. Les acompañará la esposa de Rouletabille, Ivana, colaboradora en las investigaciones de Roland Boulanger, científico un tanto díscolo y enamoradizo que no se priva de airear por todos lados sus escarceos conquistadores. Como todo el mundo sabe (incluida su esposa), sus inicios o tentativas de relaciones amorosas están a la orden de día, y no solo influyen tanto en su labor científica como en su vida privada y marital, sino que las incluye en ellas.



Pero la señora Boulanger tiene un plan para poder de alguna manera reconducir a su extraviado y poco dócil esposo. Este plan pasa por introducir en la vida amorosa del científico a su colaboradora, la bella e inteligente Ivana, y conseguir que nuestro buen doctor se enamore de ella para así poder terminar con sus labores investigadoras, al tiempo que se desenamora de la temible Théodora Luigi, aristócrata extranjera y amante de Henry II de Albania. Y todo esto con la aprobación del distinguido marido y periodista, Joseph Rouletabille, que parece poco convencido con este extraordinario y rocambolesco proyecto.



Es por estas razones y dudas fundadas que el abogado Sainclair se va de vacaciones con los Rouletabille y los Boulanger: quiere observar e informar de lo que él ve y entiende en esta sinrazón. Con los celos, la política, el amor, el desamor y la ciencia como elementos integrantes de la historia, Gaston Leroux construye una trama entretejida y retorcida donde cada personaje tendrá su utilidad y su razón, y donde todo lo que parece y se entiende casual no es ni de lejos la meridiana realidad.



En Un misterio en París no encontraremos al detective al uso, ese tipo que resuelve los crímenes gracias a su inteligencia y sagacidad. Esta labor estará destinada al periodista Rouletabille quien, como se puede entender, tiene grandes implicaciones personales y sentimentales en el asunto al haber aceptado su esposa participar en una empresa cuando menos incierta y llena de matices y cabos sueltos. Por otro lado, en la novela no solo se produce un misterio en París, sino que cuando volvemos de vacaciones de Deauville ya traemos como recuerdo otro misterio de lo más extraordinario.



Recapitulando, tenemos el misterio en París y el misterio de recuerdo de Deauville, que parecen estar relacionados e íntimamente conectados. Todo esto lo conocemos por la narración magnífica de Gaston Sainclair, quien desde el minuto uno entiende todas las implicaciones morales y sentimentales que puede ocasionar el extraordinario plan.



Y como mi propósito con cada reseña es no revelar nada o casi nada del misterio (que te desinflen la sorpresa para mí es algo imperdonable), simplemente diré que en esta maravillosa edición de dÉpoca nos encontramos con dos crímenes (o, mejor dicho, tres) cometidos en inverosímiles circunstancias donde los hechos parecen meridianamente claros y acusadores. Para resolverlos y aclararlos, nuestro buen periodista Rouletabille deberá sacudirse sus dudas e implicaciones sentimentales para ver donde otros no ven e ir adonde otros no van. Y todo ello sin perder ni una pizca del glamour francés de principios del siglo XX, tan extraordinariamente descrito por Gaston Leroux.



Cerrando la reseña para no seguir dando vueltas y mareando al personal, solo me queda deciros que otra vez se me han cumplido todas las expectativas. Esta edición tan bonita de dÉpoca Noir sigue con sus estándares de calidad, con el valor añadido de la entrañable e ilustrativa introducción de Juan Mari Barasorda y las maravillosas ilustraciones que acompañan a la obra.



Una perla más que se engarza en mi colección.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
AnaGranger21
 20 mayo 2019
Asesinato en la mansión Darwin de Marion Harvey
Asesinato en la mansión Darwin de Marion Harvey y publicada por la exquisita editorial dÉpoca, es una novela policíaca de misterio que, antes si quiera de ser iniciada, nos plantea el primero de sus misterios: la identidad de su autor o autora. Es inusual (aunque más habitual de lo que parece) que el paso del tiempo borre a la persona que se oculta tras un pseudónimo, hasta el punto de que nadie sepa o sea capaz de hallar constancia alguna del auténtico nombre del escritor o escritora que se esconde tras él (Marion es ciertamente un nombre ambiguo). Más aún misterioso resulta, si no hace tanto que nuestro autor fantasma publicó muchas novelas dentro de este género y, además, con bastante éxito. La obra perdura, la autoría se desvanece, y a nosotros los lectores no nos queda otra que quedarnos con la intriga y limitarnos a disfrutar (que no es poco) con el proceso de desvelar el misterioso crimen creado por nuestro desconocido narrador o narradora.



Asesinato en la masión Darwin nos emplaza en la cosmopolita Nueva York de principios del siglo XX, en particular, en casa de los Darwin, donde su propietario ha sido asesinado. A simple vista, el crimen parece haber sido cometido por su esposa Ruth, una mujer con motivos suficientes para hacerlo y cuya autoría se presenta clara y, sin embargo, nada resulta ser tan sencillo. Ruth es encontrada por varios testigos con el arma en la mano y junto al cadáver de su marido, un adinerado banquero que usó las malas artes para lograr la mano de su mujer, la cual continua enamorada de otro hombre, Carlton Davies, a quien pedirá ayuda para demostrar su inocencia. Su enamorado pedirá, a su vez ayuda, a Graydon Mackelvie, detective aficionado y gran admirador de Sherlock Holmes que pondrá su intelecto a su servicio. De esto modo, da comienzo una novela donde nada es lo que parece y donde todos los involucrados podrían haber tenido un motivo y una oportunidad. Aunque un crimen perpetrado en una habitación cerrada y con una sospechosa encontrada con las manos, presuntamente, en la masa, pondrá las cosas muy difíciles para nuestro detective y para nosotros los lectores.



La novela se caracteriza por llevar un ritmo ágil, en gran parte, gracias a los numerosos diálogos y también por la propia trama, que no dejará de arrojar nuevas incógnitas a la principal de todas ellas: ¿Quién mató al señor Darwin? El autor juega con nosotros, entre lo aparente y lo que podría dejarse entrever. Ninguno de los testigos resultará cien por cien fiable, y más que testigos a ojos de Mackelvie se convertirán muy pronto en sospechosos, muy escurridizos y cuyos posibles motivos iremos conociendo poco a poco a lo largo de la narración.





Como es habitual, además de una lectura deliciosa, nos topamos con una edición de calidad y a la que no le falta detalle. Englobada en la colección dÉpoca Noir, esta edición se caracteriza por estar enteramente ilustrada (ilustraciones preciosas, por cierto), en tapa blanda con solapas y acompañada de un muy necesario marcapágicas y de una lámina de obsequio, fiel reproducción de la portada del libro. Además, en su interior nos toparemos con una interesantísima introducción a cargo del experto Juan Mari Barasorda, un habitual en muchas de las obras publicadas por la editorial, que nos mete de lleno en el contexto histórico de la novela y trata de arrojar algo de luz sobre el misterio que envuelve a la identidad de su autor o autora.



Asesinato en la masión Darwin de Marion Harvey ha sido una lectura deliciosa, sumamente entretenida que parte de un crimen donde las apariencias engañan y cuyo inteligente desarrollo nos hará devorarlo. ¡Mil gracias a dÉpoca por rescatar esta maravillas!
Enlace: https://elaventurerodepapel...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Loreto
 30 marzo 2019
Preciosa Polly Pemberton de Frances Hodgson Burnett
Libro escrito por una autora conocida por sus libros infantiles como El jardín secreto y El pequeño lord. Este último recuerdo haberlo leído de pequeña y que me gustó mucho, y tras ver la preciosa portada de esta edición me decidí a comprarlo.



La historia es la clásica. Chico de buena familia pero sin dinero conoce a joven actriz, preciosa pero que no encaja con la clase social del chico. Y ahí queda todo. La historia se deja leer, pero no me llegó a decir nada.



Según vamos leyendo la historia, el personaje de Gaston nos quiere recordar a Mr Darcy de Orgullo y Prejuicio de Jane Austen, y se queda en eso. El me pareció un estirado en todo momento, y ella no se queda atrás. Y ahí está el problema: que si no caen bien ninguno de los personajes principales, la historia pierde su encanto.



Lo mejor del libro es la magnífica edición de la editorial Depoca, tanto por su preciosa portada como por las ilustraciones de su interior.
Comentar  Me gusta         00
{* *}