InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8439736312
Editorial: LITERATURA RANDOM HOUSE (03/10/2019)

Calificación promedio : 3.53/5 (sobre 116 calificaciones)
Resumen:
Después de Conversaciones entre amigos, Sally Rooney vuelve a deslumbrarnos con una historia sobre la fascinación mutua entre dos personas que no consiguen encontrarse.

Marianne y Connell son compañeros de instituto pero no se cruzan palabra. Él es uno de los populares y ella, una chica solitaria que ha aprendido a mantenerse alejada del resto de la gente. Todos saben que Marianne vive en una mansión y que la madre de Connell se encarga de su limpieza... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (80) Ver más Añadir una crítica
Celia_0504
 19 May 2022
Confieso que “Gente Normal” era una lectura que no me llamaba mucho la atención, porque estaba convencida que no iba a gustarme nada. Básicamente me sentía obligada a leer este libro porque me lo han prestado y una tiene que leerse lo que le dejan (aunque otros no lo hagan, ejem ejem) y porque una amiga está obsesionada con la serie que hay basada en él en Amazon, y que le prometí ver tras leerme el libro. Además, reconozco que tenía curiosidad por comprobar si la fama y las buenas criticas que tiene en muchas redes sociales estaba justificada. ¿Y qué puedo decir? Desde luego es un libro que no puede dejar indiferente a nadie, y creo que esa es la gran virtud que explica su éxito. Me ha gustado, no voy a decir que no. Pero vamos, que tampoco me ha parecido para tanto, ni va a ser una de mis mejores lecturas del año, así os lo digo.
Marianne y Connell tienen la misma edad y van al instituto juntos, pero son tan diferentes como la noche y el día. Ella es la chica solitaria e introvertida que va a su aire, objeto de burlas y comentarios por parte de sus compañeros; él juega en el equipo de futbol y es uno de los populares, siempre rodeado de amigos y chicas. La madre de Connell limpia la mansión en la que Marianne y su familia viven, y eso parece lo único que puedan tener en común. Pero lo que será es el punto de partida de una relación compleja, intensa y llena de subidas y altibajos, que empezara en el instituto y se extenderá en sus años universitarios en Dublín, marcando los compases de sus vivencias y decisiones.
No voy a negar que me siento generosa con mi valoración de esta lectura. Como ya dije más arriba, la empecé con cierto recelo, y al final logro engancharme y gustarme más de lo que nunca me hubiera imaginado. Que un libro reciba tantas buenas criticas y alabanzas hasta ser casi (y creo que no exagero) objeto de culto por parte de muchos lectores, y sea tan multipremiado siempre me ha parecido un arma de doble filo. Muchas veces genera tantas expectativas que es muy fácil que estas o no se cumplan, o, si lo hacen, sea de forma parcial. de ahí que cogiese “Gente Normal” prevenida, lo que creo que ha sido positivo para la lectura, ya que me ha permitido disfrutar más de ella y dejar que me sorprenda o me convenciese. Algo que casa muy bien con “Gente Normal” . Porque, sin duda alguna, no es una novela nada típica. Desde la primera página te dad cuenta de eso, y de que Rooney, en ese sentido, sabe jugar muy bien sus cartas al crear algo inclasificable y, a veces, difícil de digerir (aunque también os digo que una buena campaña de marketing hace unos milagros que ni el Lourdes, y convierte cualquier tipo de libro en un auténtico best-seller que pueda ser considerado como una obra de culto, como es el caso que nos ocupa)
Quizás la forma sea lo más interesante, más que el fondo, ya que hay muchos libros sobre relaciones complejas con jóvenes angustiados los hay a patadas. Estoy segura que a muchos les ha gustado la manera de narrar de Rooney, con diálogos que son, en realidad, prosa porque no constan como tal por la falta de guión que señale que se está hablando. Pero para mi me ha resultado un recurso excesivamente frio e impersonal, que me ha dificultado conectar con lo que tenia delante para leer. Es original en cuanto a que se usa poco en literatura, y digo eso porque usarse se ha usado y Rooney aquí no inventa nada nuevo. Un ejemplo de esto (el primero que se me pasa por la cabeza) es ese escalofriante y predictivo documento que Saramago compuso en “Ensayo Sobre la Ceguera”. Y ahí radica para mí el kid de esta crítica: mientras que en su obra Saramago no deja títere con cabeza y logra crear personajes que no necesitan ni nombre propios para ser representaciones del ser humano, Rooney crea caracteres tan individualizados y cerrados en si mismos que no acabas de conocerles o entenderles del todo.Cuesta conectar con ellos (que no entenderles. Esa es otra cuestión en la que me permito hablar más adelante con la confianza de que entendáis lo que quiero decir 🥲)
Los abundantes giros en el tiempo y flashback pueden dificultar la lectura, haciendo que cueste al lector ubicarse en que punto de la narrativa está. Pero tengo que decir que eso, aunque a veces me desconcertó, tampoco ha supuesto para mi un gran problema. de hecho a mi, personalmente, a veces hasta me ha ayudado a interesarme por la lectura, Ya que me interesaba descubrir sobre qué cuestión estaban hablando en un determinado momento y como ésta se había dado, para lo cual tenía que continuar leyendo. Y tampoco creo que a muchos haya ayudado el hecho de que la autora mete una gran cantidad de cuestiones pero no acaba de profundizar completamente en ninguna de ellas. de hecho, toda la obra tiene un aroma de fugacidad y ligereza que hace muy difícil que puedas centrarte en un único punto. Reconozco que una de las cosas que más me ha gustado de esta novela es que trata de una forma radicalmente honesta y valiente temas de rabiosa actualidad de una forma cercana al lector y que hace que puedas sentirte, hasta cierto punto, identificado con ellos. La necesidad de cuidar la salud mental, las familias abusivas, el sexo, el feminismo, el amor, el desarraigo existencial y la soledad, las tónicas de poder en el mundo y las relaciones, la amistad, la toxicidad y la búsqueda del lugar en el mundo son tratados de una forma muy orgánica y no carente de sensibilidad. Una pena que al final no se centre en nada y deje a uno la impresión de que Rooney ha querido abarcar más de lo que ha podido. No sabéis hasta que punto me ha parecido eso un desperdicio, sobre todo por las bases tan buenas que había.
Y luego está el tema de la pareja protagonista, Marianne y Connell, Connell y Marianne. Si hay algo que me ha chirriado demencialmente en esta historia es que vendan como amor lo que no deja de ser una relación tóxica a más no poder. Pero sinceramente, creo que esto se debe más a percepciones personales de lectores y al propio para el marketing de la novela y a la propia intención de Rooney. Lo que hace que aún hoy en día se asimile romanticismo con conductas tóxicas. Solo así me lo explico todo. Porque, sinceramente, para mi “Gente Normal” ( y tengo que decir que eso es lo bonito de la novela) es la historia de dos jóvenes desarraigados y dañados que encuentran el uno en el otro una válvula de escape a unas existencias que se les hacen muy cuesta arriba. Y de ahí se genera una relación más profundo que el mero y simple amor. Y una vez más me queda la dolorosa impresión de que Rooney ha perdido una oportunidad de oro. Podía haber creado una relación entre dos personajes que fuera realmente especial, positiva y única, diferente a cualquier molde que triunfe prospere actualmente en la literatura contemporánea. Pero prefiere dejarla caer en los típicos y simplistas clichés de amor tóxico y de sexo, quitándole cualquier rasgo que diera lugar a la esperanza o la estabilidad mental. Es verdad que al final de la novela Marianne y Connell han llegado a un cierto estado de paz mental y de redención consigo mismos que deja la puerta abierta a que puedan encontrar la estabilidad interior. Pero, como otras tantas cosas, no se ahonda mucho en ese aspecto. Y desde luego, que esa relación sea tan compleja y sus integrantes tengan tantos traumas, no me sirve de excusa para algunas de sus conductas . de ahí que me parezca una historia sin moraleja y que realmente no me haya aportado nada.
Más que a una trama, todo el argumento (o su falta de él) gira entorno a como se desarrolla la relación entre ellos dos, a la manera en que, como un planeta y un satélite, se juntan para luego repelerse e ir cada uno por su lado, pero sin dejar nunca de orbitar cerca el uno de la otra. Y así constantemente. Un bucle infinito que, hay que reconocer, que la autora sabe parar a tiempo cerrando la novela cuando esto empieza a convertirse en peligrosamente aburrido y repetitivo. Incluso aunque esto suponga un final que deja con una sensación de que nada se ha cerrado completamente que a mí, personalmente, me ha dejado un regusto un tanto amargo. Pero vamos, que en ciertos casos es mejor abandonar que seguir, y en eso considero que este final para el autor es un triunfo, porque, honestamente, la historia tampoco es quede para mucho más.
Y pese a todo, es en todo eso que os he dicho que no me gusta donde creo que radica lo interesante y original de “Gente Normal”, o por lo menos lo que más me ha gustado de esta novela. La grandeza de Rooney reside en la forma en que logra que el lector conecte con Marianne y Connell pese a lo destrozados y dañados por dentro a más no poder. Y pese a lo que dije antes. Una cosa es conectar con un personaje, y otra que puedas entender mas cosas que hace a lo largo de la obra. Y en eso hay que reconocer que Rooney da en el clavo. Connell y Marianne pueden caer mejor o peor; hay ocasiones en que si no es a uno, es a otro, a quien quieres darle una bofetada ; tienen comportamientos que te pueden sacar de quicio y que resultan, muchas veces, total y absolutamente ridículos por lo sinsentido que son. Pero entiendes lo hacen y porque lo hacen, aunque no lo compartas. Rooney ostenta una formula mágica, misteriosa y personal para lograr que se empatice con ellos, que les entiendas y que puedas ponerte en su piel pese a que no acaben de gustarte del todo y que te pongan, no pocas veces, de los nervios. Además, para mí hay un punto a favor de esta obra: soy de la misma generación que los dos protagonistas, y aunque con muchas cosas no me pueda sentir identificada con ellos o entenderles en ciertos aspectos, he visto en ellos y en lo que pasan un reflejo de lo que sucede entre muchos de mis amigos y en la sociedad actual. Y si, en ciertas cosas les he podido hasta comprender. Que no sea mi realidad en muchos aspectos, o que haya muchas cosas en las que no esté de acuerdo, o que me haya parecido que no estén tratadas tan hondamente como hubiera sido aconsejable, no significa que no haya percibido ese poso de identificación con la generación millenial.
En definitiva, “Gente Normal” es un libro diferente, que de normal tiene más bien poco. de ahí que no sea muy difícil amarle u odiarle, el punto medio rara vez se da con él. Pero es en ese punto en el que me ha dejado esta lectura al finalizarla. Tiene cosas bastante positivas, pero no tanto como para obviar todo lo negativo que tiene de fondo. Lo siento, pero no me explico la fama que ha tenido. Ni he llegado a entender muchas de las actitudes que tienen sus protagonistas, ni me ha sido fácil conectar con la manera en que está narrado. Pero insisto: iba tan prevenida contra él que al final me ha gustado mucho más de lo que hubiera pensado en un principio.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         92
Aitor_Castrillo
 24 February 2022
Lectura conjunta del Club Literario Atreyu. Siempre me organizo para comentar en las metas marcadas, pero con esta novela he llegado tarde en las dos. Me costaba ponerme con ella... Me ha gustado mucho en la forma, pero quizá no tanto en el fondo.
La forma es diferente y eso para mí siempre es un plus. No tener rayas de diálogo lo hace no-normal y ese tono frío como si la autora hubiera pasado la narración por un criogenizador ❄ creo que le da realismo y le va muy bien a la historia.
El fondo dando vueltas a los encuentros y desencuentros entre Marianne y Connell me ha recordado a esas manos locas con las que jugábamos de niños. Nuestros protagonistas se alejan y estiran la goma elástica, pero luego vuelven a juntarse 🧲. Y lo hacen una y otra vez. Y leyendo pensaba que de tanto estirar la cuerda igual era mejor que se rompiese 💥 para que ambos pudieran pasar página...
No sé si el libro me ha gustado mucho o poco, pero sé que me ha gustado leerlo porque es una lectura que deja cierto poso, ahí grabado como en segundo plano 🧠.
Desde luego, Gente normal no es un Libro normal.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         160
Paloma
 09 January 2022
No me decidía a leer a Salley Rooney porque las opiniones sobre sus libros son extremas: muchos lectores la aman, y otros la odian. Me había encontrado con reseñas brutales diciendo que sus libros son aburridos, carentes de trama y que se enfocan en “problemas de gente blanca”. Y, siendo honesta, los últimos dos años he tenido lecturas muy mediocres con las características con las que el trabajo de Rooney se describe, que la verdad no estaba segura que esperar.
Con todo, me gustó Gente Normal. Sin duda, no es un libro que se convertirá en mis favoritos, pero es mucho mejor de lo que esperaba. Me resulta claro por qué la historia puede no funcionar para muchos, pero lo que verdaderamente aprecié es que es una obra bien escrita, y hoy en día, es algo que se agradece. Muchas de mis quejas recientes han sido en relación al hecho que al parecer, la industria del libro no se toma en serio el trabajo de edición y como consecuencia, se publican muchas historias largas, con tramas muy débiles, que terminan siendo repetitivas e infumables. En ese sentido, en mi opinión la escritura de Rooney es tremenda y logra mantener al lector interesado en las vidas cotidianas de dos jóvenes, brindando la información apropiada en el momento apropiado. Su prosa es limpia, fluye y como resultado, lo que se cuenta cautiva.
Por otra parte, también veo porque este libro no funciona para todos. Gente Normal es la historia de Marianne y Connell, dos jóvenes irlandeses que se conocen en la preparatoria y comienza una relación intermitente por más de una década. El libro sigue sus vidas, sus malos entendidos, los momentos de amistad y ternura que comparten, y los vínculos que se forman y que duran toda una vida. Es también una historia sobre las expectativas de la sociedad, lo abrumador que pueden ser, y cuestiones de violencia y salud mental que frecuentemente son ignorados. Sin embargo, la realidad es que toda la historia únicamente se centra en ellos dos. No hay ningún otro personaje fuerte o que pese en el relato.
Cuando la historia comienza, Marianne es una chica rica pero solitaria, que enfrenta violencia psicológica y física de su propia familia y Connell es un joven popular en la escuela. Conforme pasan los años, el papel de ambos cambia, pero mientras ella se vuelve popular y él no, ambos parece encaminarse a la depresión y algunos comportamientos autodestructivos. Entonces, me resulta claro porque muchos lectores pueden sentirse frustrados, porque yo incluso me sentí así: no existe (en mi opinión) un crecimiento verdadero de los personajes y su relación es un círculo vicioso en el que se dejan y se reencuentran, pero cada encuentro no parece mejorarlos.
Y el final fue terrible y abrupto. (view spoiler).
Este libro retrata lo complejo que pueden ser las relaciones, lo cual me gustó; sin embargo, considero que Rooney pudo haber explorado más en cómo salir o avanzar de las mismas. En algún punto de la novela sentí que ya no había nada más que aprender: los protagonistas son complicados, como cualquier gente normal, pero, ¿qué más?
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
deliciadelibros
 27 October 2021
*SPOILERS*
Al principio parecía muy infantil, como literatura para jóvenes adultos. Luego se volvió más oscuro y complicado.
Dos adolescentes muy complicados que se convierten en adultos que no pueden estar juntos pero que también se necesitan desesperadamente. Diferencias de clase, rechazo, vergüenza y problemas de salud mental. Mi corazón se enamoró totalmente de Marianne. Hay miles de Mariannes a nuestro alrededor. Y todo lo que quieren es pertenecer y huir de la soledad en la que viven. Si el mundo es un rompecabezas (complicado), estamos viendo dos piezas; Marianne y Connell y cómo encajan; cómo están conectados entre sí y con otras personas.
Comenzamos con ellos en el último año de la escuela secundaria y básicamente seguimos sus vidas durante unos años. Marianne es una persona torpe de la clase alta y en la escuela no tiene amigos y sobresale académicamente. Connell es de la clase trabajadora; su madre trabaja como empleada de limpieza para la familia de Marianne y en la escuela es uno de los niños más populares. En sus pocas interacciones cuando Connell viene a recoger a su mamá; desarrollan una relación secreta; uno que Connel no admitirá ya que todavía quiere encajar. Ambos se sienten tan conectados entre sí y, sin embargo, quieren fingir lo contrario.
Vemos más de cuánto afectan los pensamientos de las personas a Connell cuando van a la universidad cuando vemos que tiene ansiedad y depresión. Y siente que Marianne es la única que lo atrapa. Marianne se siente tan profundamente por él que sintió que haría cualquier cosa para agradarle, para hacerle decir en voz alta que le gustaba. Esta dinámica sumisa desigual de la que Connell incluso se siente culpable por tener tanto poder es la razón por la que no parecen estar juntos durante un largo período de tiempo a pesar de que lo que les gusta es el uno para el otro.
La razón por la que dije que este libro trataba sobre las relaciones y no sobre el romance es por todos los tipos de interacciones que vemos. Marianne no tiene absolutamente ningún amigo en la escuela; todo el mundo la ve como una niña rara. En casa, su única familia es un hermano mayor y una madre, quienes son muy abusivos con ella. Posiblemente, esta sea la razón por la que tiene una autoestima tan baja; toda su vida ha sido tratada como una mierda y la única persona que la trata un poco mejor que una mierda ella quiere someterse a él. Y cuando ella no está con él sino con otra persona, prefiere el masoquismo. Cuando llega a la universidad, en la superficie, tiene muchos amigos, pero en realidad la gente solo quiere pasar el rato y beber; en verdad, solo hizo una amiga. Y luego está Connell, que tiene una mamá comprensiva y sorprendente. Y hasta la secundaria es super popular; pero sus comportamientos son monitoreados por lo que él piensa que piensan otras personas. Quiere encajar lo más normalmente posible y durante algún tiempo incluso consigue una novia que considera normal. Trató de encajar tan mal que afectó su salud mental. Va a una universidad donde la mayoría de la gente es súper rica; la gente no se parece en nada a él; y está haciendo literatura que no se parece en nada a lo que hacen sus viejos amigos.
También me encantó el comentario sobre las clases sociales. Marianne y Connell tienen antecedentes opuestos y a la gente le gusta decir que no importa cuando es el uno o algo así. Pero eso es una mierda porque de hecho importa, afecta una relación. Una persona súper rica y privilegiada puede fingir que le importa; puede que incluso les importe, pero lo que no les afecta es que no les afecta. Cuando Connell pregunta por qué tienen habitaciones vacías cuando podrían alquilarlas, ella simplemente no entiende por qué él estaría pensando en esto y simplemente se encoge de hombros, ya que es algo que tiene que ver con el capitalismo. Cuando Connell le pide dinero prestado; lo devuelve cuando puede; ella dice que no tuvo que hacerlo; pero tenía que hacerlo; para ella no es nada, pero para él no quiere deberle nada. Y hay personas que hablan como si supieran pero no quieren ser políticos. No sé al menos eso es lo que sentí al respecto. También está este comentario asombroso sobre literatura y clase social que es muy acertado.
Los problemas que tuve:
1. Esos diálogos sin comillas.
2. La misteriosa razón por la que la familia de Marianne la odiaba tanto; eran sólo unos imbéciles abusivos tóxicos; o eran imbéciles abusivos tóxicos después de algo (no es que eso disculpe nada, por eso todavía los llamo gilipollas tóxicos).
3. A veces era muy aburrido.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Bookpiic
 08 May 2021
He de mencionar que cuando se publicó el libro en 2019 no me llamó la atención, tampoco indagué mucho sobre lo que iba. Pero desde hace unos meses me ha ido llamando la atención, no solo por la serie sino por opiniones que fui viendo del libro y que hicieron que me picara la curiosidad. Es más, hasta ese momento tenía una idea completamente equivocada sobre lo que iba el libro. Y diría que después de haberlo leído, la segunda idea que tuve sobre lo que iba tampoco fue acertada jajaja.
En las reseñas que más me llamaron la atención se contaba que este es un libro que aborda la relación entre dos jóvenes que van al mismo instituto pero que viven en polos totalmente opuestos. Chico popular y de familia humilde, y chica rica a la que hacen el vacío en el instituto. Y sí, esa es la premisa de la que parte la trama, pero va mucho más allá. Digamos que esa es la primera pincelada en la que se nos presenta a los protagonistas, Connell y Marianne, pero luego la historia es mucho más amplia, profunda y oscura.
He de decir que una vez acabado el libro, sigo sin tener del todo claro que pensar de él al cien por cien. Es de esos libros que te dejan pensando, con los que reflexionas sobre los personajes y sus decisiones. Y es que, si tuviera que resumir de que va esta historia, diría que no posee una trama como tal, sino que habla de la vida y de las decisiones que toman dos jóvenes desde el instituto hasta los últimos años de universidad, y de como estas decisiones los van cambiando de una forma que ni ellos mismos esperaban. Habla de madurar, de los cambios, de la vida en su más pura esencia. Añadiéndole a ello ciertos temas muy duros y muy profundos que los acompañan en este camino.
La trama va dando saltos temporales en casi cada capítulo, y por ello podemos vivir con los personajes esos años en los que la vida de una persona suele tener muchos cambios. Esos años en los que no se suele tener nada claro, llenos de incertidumbre y en los que el que dirán y la opinión de los demás nos afecta más. O al menos así lo veo yo, en la adolescencia prima mucho eso de ser popular, de caerle bien a la gente, de darle muchas vueltas al que dirán sobre uno, e incluso eso a veces puede llegar a ser un problema muy grande para algunos. de ello deriva el bullying y es en esos años donde más pronunciado está en la vida, por desgracia. Y en este libro se aborda de una forma tremendamente fría pero a la vez real, y eso ha sido algo que me ha descolocado completamente. En muchas ocasiones me encontraba pensando en que bien estaba retratado y en otras me sorprendía de leer sobre los pensamientos de los personajes sobre ello. Me hizo pensar mucho.
Además, me toca reciente, cada vez menos ya, esa etapa de cambio entre el instituto y la universidad, y aunque para mi no supuso un cambio mental tan fuerte, se que para muchas personas de mi entorno lo fue. Cuando te ves segura y cómoda en cierto entorno, con todo controlado y de repente te lo cambian y tienes que empezar, como quien dice, desde cero, puede resultar abrumador e incluso puede ser algo que te afecte profundamente en tu vida. Y quizás, para la persona que ha estado reprimida y sufriendo en la adolescencia, pueda ser el camino a la liberación y a un nuevo comienzo lejos de ciertas situaciones duras.
Y eso es lo que vemos en esta historia, las dos caras de la moneda. Dos situaciones que en este caso se entremezclan debido a una serie de conexiones y que hacen que la comparativa sea aún mayor.
Es de esos libros que me gusta, y recomiendo, leer poco a poco, porque aunque no tenga una trama enrevesada o difícil de leer, es profunda y creo que hay que ir poco a poco con ella para ir sintiendo los matices de los pensamientos que se intenta plasmar en cada personaje. Ha sido una montaña rusa de emociones, a veces he llegado a odiar a los personajes y en otras he podido empatizar con ellos como con pocos. Muchas de sus acciones no conseguía compartirlas pero están muy bien desarrolladas y muy bien abordadas en cuanto a por qué y que pensamientos los llevan a ellas y eso hace que aunque no los compartas, entiendas su situación y empatices (a veces jeje).
Es cierto, que todo esto se aborda a través de una historia romántica, pero al final creo que no es para nada el punto principal de la trama, incluso diría que el final de esta es lo que menos me gustó y que creo que podría haberse desarrollado más.
Eso es algo que me ha pasado con muchos aspectos de la historia, que aunque se narran de una forma profunda, siento que incluso se le podría haber sacado más a cada tema. Aborda un montón de situaciones difíciles de las que creo que se podría haber sacado más jugo aún ya que creo que son temas muy interesantes a tratar y sobre los que meditar. El tema de la salud mental está presente en cada página de la novela y creo que merece aún más atención.
Otro aspecto que quiero mencionar, es la forma en la que está narrada, y es que es algo que no me había encontrado nunca. No hay diálogos como tal, con guiones y separados en párrafos, si no que todo está narrado. Fue algo que al comienzo me chocó mucho y que hizo que en algunos momentos tuviera que releer ciertas partes ya que sentía que no lo había entendido bien. Pero una vez pasada esa novedad, me acostumbré y fue incluso algo fresco para mi, un cambio, una diferencia respecto a otras lecturas.
También ha sido de esos libros en los que me he puesto morada con los post its, me encanta ponerlos cuando encuentro frases profundas. de esas que, aunque no hayas leído el libro las lees y te llegan. Y en este caso ha sido así.
En estos momentos siento que aún no he terminado por completo de entender lo que he leído entre sus páginas, que necesito reposarlo y que seguramente hay muchos matices que la autora quiso transmitir que he pasado por alto pero aún así he disfrutado mucho de lo que he ido sintiendo en su lectura, tanto lo bueno como lo malo.
En conclusión, os recomiendo mucho este libro si os apetece algo diferente, que os sorprenda y a la vez os haga reflexionar. Os recomiendo ir con la mente abierta a cualquier cosa que os podáis encontrar en él ya que creo que este libro es de esos que o te gustan o no terminas de conectar para nada.
Enlace: http://bookpiic.blogspot.com..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10

Las críticas de la prensa (2)
elperiodico03 December 2019
La británica Sally Rooney escribe una novela de amor que solo puede ser entendido y destruido a través del tiempo.
Leer la crítica en el sitio web: elperiodico
ElPais13 November 2019
'Gente normal', segunda novela de la irlandesa Sally Rooney, es una narración pura del siglo XXI, pero su estudio de los afectos entronca con la gran novela del XIX.
Leer la crítica en el sitio web: ElPais
Citas y frases (30) Ver más Añadir cita
Celia_0504Celia_050414 May 2022
En apenas unas semanas Marianne estará viviendo con gente distinta, y la vida será distinta. Pero ella no. Ella seguirá siendo la misma persona, atrapada dentro de su propio cuerpo. No hay lugar alguno al que pueda ir para liberarse de esto. Un lugar distinto, gente distinta, ¿qué más da?
Comentar  Me gusta         60
KirkKirk09 August 2022
Se hace gracia a sí mismo, cuando queda envuelto de esa manera en el drama de las novelas. No parece muy serio intelectualmente preocuparse de con quien se casan o dejan de casarse unos personajes de ficción. Pero así es: la literatura lo conmueve. Uno de sus profesores lo define como «el placer de ser tocado. por el gran arte». Con esas palabras, parece algo casi sexual.
Comentar  Me gusta         30
Ana35Ana3527 December 2019
"Por lo general, creo que los hombres están mucho más preocupados por limitar las libertades de las mujeres que por ejercer ellos mismos su libertad personal".
Comentar  Me gusta         40
Celia_0504Celia_050415 May 2022
Aun así, al volver a casa esa noche Connell releyó algunas notas que había estado tomando para un nuevo relato, y sintió la antigua palpitación del placer en su interior, como al contemplar un gol perfecto, como el movimiento susurrante de la luz entre las hojas, un fragmento de música que sale de la ventanilla de un coche al pasar. La vida brinda esos momentos de felicidad a pesar de todo.
Comentar  Me gusta         10
marta_lomarta_lo22 June 2020
Cuando hace buen tiempo, da la sensación de que el cielo esté a kilómetros de distancia, y los pájaros revolotean por el aire y la luz sin límites que se extienden en lo alto. Cuando llueve, la ciudad de cierne sobre ti, te envuelve cargada de bruma; los coches se mueven más despacio, con un resplandor apagado en los faros, y las caras que pasan por su lado están sonrosadas de frío.
Comentar  Me gusta         10
Videos de Sally Rooney (4) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Sally Rooney
Dos amigas se acercan a la treintena en ciudades distintas y tras mucho tiempo sin verse. Alice, novelista, conoce a Felix, que trabaja en un almacén, y le pide que la acompañe a Roma para promocionar su último libro. En Dublín, su mejor amiga, Eileen, está superando una ruptura y empieza a flirtear con Simon, un chico al que conoce desde que eran niños.
Mientras el verano se acerca, las dos chicas se envían correos electrónicos en los que se ponen al día. Hablan de su amistad, de sus relaciones, de arte, literatura y de un futuro cada vez más incierto. Dicen que quieren verse pronto, pero ¿qué pasará cuando lo hagan?
Alice, Felix, Eileen y Simon todavía son jóvenes, pero pronto dejarán de serlo. Se juntan y se separan, se desean y se mienten. Tienen sexo, sufren por amor, por sus amistades y por el mundo en el que viven. ¿Están en la última sala iluminada antes de la oscuridad? ¿Encontrarán una manera de creer en un mundo bello?
Rooney despliega de nuevo su capacidad para analizar el comportamiento humano y vuelve a demostrar por qué es una de las autoras más importantes del momento en una novela que busca la belleza en los claroscuros de la amistad y en el porvenir incierto de nuestro planeta.
Ficha de «Dónde estás, mundo bello»: https://www.penguinlibros.com/es/literatura-contemporanea/242954-libro-donde-estas-mundo-bello-9788439739234
---- Suscríbete a nuestro canal de YouTube: https://www.youtube.com/penguinlibros/subscribe/
---- SOBRE SALLY ROONEY Sally Rooney (Castlebar, Irlanda, 1991) es una novelista irlandesa, autora de Conversaciones entre amigos, Gente normal y Dónde estás, mundo bello. También ha colaborado con el guión y la producción de la adaptación televisiva de Gente normal, emitida originalmente por la BBC.
---- OTRAS OBRAS DE SALLY ROONEY «Gente normal»: https://www.penguinlibros.com/es/literatura-contemporanea/37174-libro-gente-normal-9788439736318 «Conversaciones entre amigo»: https://www.penguinlibros.com/es/literatura-contemporanea/37082-libro-conversaciones-entre-amigos-9788439734468
---- En penguinlibros.com puedes encontrar el catálogo de todos los sellos de Penguin Random House Grupo Editorial, así como primeros capítulos, entrevistas, portadas y audiolibros.
SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES YouTube: https://www.youtube.com/penguinlibros/ Facebook: https://www.facebook.com/penguinlibros/ Instagram: https://www.instagram.com/penguinlibros/ Twitter: https://www.twitter.com/penguinlibros/ Web: https://www.penguinlibros.com/
+ Leer más
otros libros clasificados: literatura irlandesaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

La Metamorfosis

Gregorio Samsa es un ...

escritor
viajante de comercio
banquero
burócrata

13 preguntas
403 lectores participarón
Thème : La metamorfosis de Franz KafkaCrear un test sobre este libro