InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8466671781
Editorial: Ediciones B (05/04/2022)

Calificación promedio : 4.76/5 (sobre 46 calificaciones)
Resumen:
DESPUÉS DE JULIO CÉSAR, EL MUNDO NUNCA VOLVIÓ A SER EL MISMO. Si alguna vez hubo un hombre nacido para cambiar el curso de la Historia, ese fue Julio César. Su leyenda, veinte siglos después, sigue más viva que nunca. Roma, año 77 a.C. El cruel senador Dolabela va a ser juzgado por corrupción, pero ha contratado a los mejores abogados, ha comprado al jurado y, además, es conocido por usar la violencia contra todos los que se enfrentan a él. Nadie se atreve a ser el ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (15) Ver más Añadir una crítica
rafaperez
 03 mayo 2022
Roma, soy yo es el primer libro de una saga a la que muchos futurólogos, pitonisos y prestidigitadores se han atrevido a augurar el número de libros que la compondrá.
Solo el tiempo dirá. Y las ventas.

Primer tercio del siglo I antes de Cristo. Dolabela, mano derecha de Sila es acusado por los macedonios de corrupción, malversación y violación.
Según las leyes, sólo quien posee la ciudadanía romana puede ejercer de fiscal.
El tribunal lo componen 52 senadores.
Todos comprados.
Todos corruptos.
Todos poderosos.
¿Algún loco se atreverá a representar al pueblo que engrandeció el Magno Alejandro?
Si.
Cayo es su nombre.
Por Julio César se le recordará siempre.
Un joven de familia noble pero con modestos recursos.
Un "don nadie" que vive en la mejor casa del peor barrio de Roma.
Un idealista enamorado cuyo mayor delito es ser el sobrino del gran Mario, 7 veces cónsul, líder de los "populares" y leyenda del pueblo y de sus enemigos.
Para ponernos en contexto el autor valenciano (hay que hacer patria) utiliza una serie de flashback donde, por un lado explica el enfrentamiento entre los "optimates" y los "populares"
Los primeros son los hombres excelentes, los mejores entre los mejores, que ansían riqueza y poder. No dudarán en asesinar a cualquiera que ose a llevarles la contraria.
Los segundos, aquellos quienes desean mayores condiciones sociales, económicas y judiciales para todo el mundo.
Por otro lado, estos pequeños saltos temporales forman parte de una trama envolvente marca de la casa donde nada falta: Intrigas, batallas, amor, maldad...hasta la poesía de Safo tiene su discreto espacio.
Pero lo que verdaderamente hace de esta, una obra inmensa es la vuelta de Posteguillo a la arenga, a la retórica.
A la oratoria enardecida y al glorioso discurso que tanto disfrutamos en su trilogía de Escipión.
Reconozco que más de una vez, a falta de gladio o papiro, me he visto mocho en mano dirigiendo unas palabras al ejército ante la inminente batalla o defendiendo con pasión causas injustas.
Con la piel erizada.
Con los pelos de punta.
Sila, Dolabela, Pompeyo, Cornelia, Aurelia, Mario, Craso, Labieno, Cicerón...la lista es interminable, y todos danzan alrededor de la gran estrella emergente.
Si julia retó a los dioses, hoy solo un dios reta al mundo.
Cayo Julio César.
Y esto no ha hecho más que empezar.
¡Ciudadanos! Tenéis la ocasión perfecta para leer un libro que creará un vacío temporal en vuestras vidas.
Las horas pasarán, pero no tendréis conciencia de ello.
¡Soldados ávidos de literatura! Frente a vosotros, un ejército de novelas aburridas os tientan. Cientos, miles, millones de títulos pendientes os miran desafiantes porque anhelan el mayor tesoro del universo.
Vuestra atención.
Y yo, ¡Por Júpiter! ¡Por Cástor y Pólux! ¡Por Apolo, Hércules y hasta por Sandra Bullock!
Yo os digo, que en cada gota de tinta derramada y hasta en el mismísimo infierno de los apéndices y las notas de autor.
Yo os juro, ¡maldita sea!
Que esta novela histórica se meterá en vuestras venas envenenando la sangre de pura pasión.
Porque si hay algo inamovible, indiscutible e irrevocable es, que en cada libro que leo de don Santiago Posteguillo.
Roma, soy yo.
5 estrellas como la copa de un pino.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         3718
surfeandoentrelibros
 04 junio 2022
En Roma soy yo, y teniendo como excusa el primer juicio que Julio César participó con tan solo 23 años, iremos conociendo tanto la juventud de nuestro protagonista como todas esas influencias que presumiblemente hicieron de César el Romano en que se convirtió.
Tal y como Santiago Posteguillo nos tiene acostumbrados, en esta novela podemos encontrarnos todo lo que más nos gusta a los amantes de la lectura de Roma. Tenemos dos grandes batallas (una a mano del gran tío de Julio César, Cayo Mario y otra a mano de nuestro joven protagonista), infinidad de conjuras y traiciones y una guerra pero que no se juega en el campo de batalla sino que tendrá lugar en los tribunales Romanos.
A esta última parte me gustaría hacerle especial mención ya que a veces, cuando nos encontramos una novela con tantísima oratoria, es muy fácil que pueda llegar a resultar un poco pesado y en ocasiones hasta aburrido pero es que la prosa del escritor es tan perfecta que estos aunque largos pasajes, se te pasarán volando y te mantendrán en tensión en cada página.
Otra cosa que me sorprende muchísimo es que a pesar de que en ciertos puntos sabes lo que finalmente va a pasar, Posteguillo sabe crearte esa necesidad de seguir y seguir leyendo.
Una vez más Santiago ha sabido ofrecernos una obra maestra sobre uno de los emperadores Romanos más importantes de la historia.
Lo único malo es que ahora tengo que esperar mínimo un año para poder leer la segunda parte.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         3512
LolaF
 13 abril 2022
Julio César 01
¡Qué gustazo de lectura!
Primera entrega de la serie dedicada a Julio César. Abarca la primera etapa, hasta el final del juicio contra Dolabela, cuando tenía 23 años.
Con el referente de Cayo Mario, el que fuera siete veces cónsul, líder de los populares, su tío por línea paterna, y bajo la influencia de Aurelia, su madre, César fue educado para triunfar y no doblegarse. En las figuras de Tito Labieno y Cornelia, su esposa, hija de Lucio Cornelio Cinna, senador líder de los populares, encontró el apoyo incondicional necesario.
Junto a la reconstrucción de la vida de César se van intercalando escenas del pasado para poder situarnos en el contexto actual, tanto de la figura de su tío Cayo Mario como de la confrontación entre los optimates y los populares. Nadie podía oponerse directamente a los senadores optimates sin sufrir las consecuencias y aún menos aceptar el encargo de defender a los macedonios en un juicio contra Cneo Cornelia Dolabela, la mano derecha de Sila.
Aunque tengamos alguna batalla, la representación del juicio, los pasos y procedimientos, la estrategia y la argumentación de Julio César es lo que más me ha gustado del libro. Impresionante el alegato final dónde se pone de manifiesto que el juicio representa algo más que juzgar solo a una persona.
Me gusta ver el juego de los distintos personajes, como evolucionan, cuáles son sus intereses, qué pasos dan, quién mueve los hilos. Disfruto con los enfrentamientos y los avances en este tablero de ajedrez.
El tiempo, la historia, pone a cada uno en su lugar. Es fácil identificar aquellos personajes que en un determinado momento despiertan tus simpatías y los que no. No hay término medio. Cada jugador representa su papel. No hay muchas sorpresas, la historia ya está escrita. Aún así es interesante ver cómo nos los va presentando y perfilando, haciéndonos refrescar nuestra memoria. El autor ha recreado un brillante Julio César, un leal Tito Labieno, un valeroso Cayo Mario, un detestable Sila, un ambicioso Pompeyo, un corrupto y despreciable Dolabela. Una inteligente Aurelia, aunque creo que es solo una visión edulcorada, no tengo muy claro si yo hubiese mantenido la misma relación si estuviese en la piel de César después de lo que hizo.
Posteguillo es el "maestro de las batallas", en este libro podremos leer algunas campañas militares, incluso una recreación de la primera de Julio César en la isla de Lesbos, que le valió recibir la corona cívica. Pero casi he disfrutado más con el "día a día" de Cayo Mario y su relación con César, las luchas por hacerse con el mando de las legiones, lo que representa controlar o no el ejército, la importancia de un triunfo para ascender políticamente. Pequeños detalles que el autor ha ido cuidando.
Si hay algo que tengo claro es que Posteguillo es un maestro de la oratoria "en formato impreso". Saber qué contar y cómo contarlo. Ponerse en la piel del lector cuidando todos los detalles: desde el ritmo -que es ameno-, lo que cuenta -interesante- y como lo cuenta -el lenguaje, la estructura, el "material" de apoyo-.
Posteguillo sabe hacer amena la historia y en este libro no ha sido menos. Capítulos o subcapítulos cortos, con continuos cambios de escenario, tanto espacial como temporal, para darle dinamismo perfectamente identificados al inicio; un lenguaje sencillo accesible para todos; frases cortas para no perderte en el contenido, diálogos junto a reflexiones y descripciones para enmarcar la ambientación y reforzar la escena. Escenas que se convierten en representaciones visuales, para vivir el momento. ¡Ojalá hubiéramos tenido más profesores de historia con esa capacidad de transmitir que tiene Posteguillo!
No nos falta de nada. Para "abrir boca" empezamos con la relación de personajes, al principio del libro. Durante la lectura, los textos en latín o griego que son importantes para la seguir la trama, los tenemos traducidos en la propia narración. Los otros -por mera curiosidad- se encuentran en las notas a final del libro. Además de usar pequeñas reiteraciones, cuando ya llevamos unas 300 páginas y aún nos quedan 400, un pequeño resumen para no perdernos. Y como no, unas 50 páginas al final del libro con información complementaria: fuentes bibliográficas que tardaríamos años en leer, glosarios de términos utilizados, mapas para poder situarte, incluyendo los esquemas con las distintas fases de las batallas de Aguas Sextiae y Mitilene. Y por supuesto, un breve apunte de qué se basa en las pocas fuentes históricas de este periodo y qué es ficción, con los recursos para intentar hacer la narración.

Leer la historia de Roma siempre es un placer, tan lejana y tan cercana. ¿¡De verdad han pasado veinte siglos!?. Las luchas por el poder, los distintos intereses y fracciones que forman el tablero de juego, las ideas que defienden cada partido -menos mal que ahora solo tenemos enfrentamientos dialécticos-, las alianzas, la corrupción, ... ¿Cuánto hemos cambiado? Incluso, a nuestro pesar, estamos viviendo el horror de una guerra, la campaña expansionista de un dictador.
Y si lo hacemos de la mano de Posteguillo en un libro como este, aún se disfruta más.
Deseando estoy continuar con las siguientes entregas.
Como no podía ser menos:
Valoración: 10/10
Lectura: abril 2022
+ Leer más
Comentar  Me gusta         82
LaPetitaLlibreria
 16 mayo 2022
Hay personajes que cambian la historia del mundo, pero también hay momentos que cambian la vida de esos personajes. Roma soy yo es el relato de los extraordinarios sucesos que marcaron el destino de César.
Si alguna vez hubo un hombre nacido para cambiar el curso de la historia, ese fue Julio César. Su leyenda, veinte siglos después, sigue más viva que nunca y gracias a Santiago Posteguillo con su increíble narrativa que atrapa al lector y a su cuidado y profundo conocimiento de la historia nos muestra facetes desconocidas de un hombre capaz de cambiar el mundo.
Ediciones B nos presenta un volumen contundente de más de setecientas páginas con una portada donde bajo el color rojo se nos muestra el rostro de Julio Cesar, un color que representa el martirio y el poder. de emociones y alegrías profundas, de la fortuna y de la necesidad, este se combina con el dorado de su título que simboliza aspectos como la riqueza, el poder, la abundancia, la ambición y el lujo. También ha sido asociado a la vida y la felicidad, simbolizando el éxito a lo largo de la vida y en múltiples aspectos, como pueden ser el trabajo y la familia, y el blanco del nombre del autor y la aclaración de “La verdadera historia de Julio César”, un color que destaca sin destacar, su uso da en cierta manera relevancia a los demás. Solo con tres colores la portada nos dice mucho de la historia y del protagonista.
Esta historia nos lleva al año 77 a.C y nos muestra el carácter forjado de un joven Cayo Julio Cesar quien se presenta para ser fiscal en defensa del pueblo de Roma contra el senador Dolabela un hombre cruel y sanguinario que tiene comprado a jueces y jurados, los mejores abogados y a aquel que no se doblega ante su voluntad lo hace ante la muerte.
Nos encontramos ante un duelo no solo dialectico entre los optimates y los populares, entre la elite de la Sociedad y aquellos que desean mejorar la vida del pueblo.
Cayo Julio Cesar es sobrino de Cayo Mario, siete veces cónsul quien desde pequeño le educa y forma como un gran estratega militar, un hecho que conoceremos gracias a pequeños saltos temporales que nos mostraran el pasado de nuestro protagonista y de la Sociedad para poner algunos hechos en su contexto, del mismo modo no solo estamos ante una historia de un juicio sino que abarca batallas, amor, intrigas y vileza entre otros aspectos que descubriréis.
Si he de ser sincera la historia es una de mis pasiones pero enfrentarme a una novela de estas características a veces es complicado, pero en este caso he de reconocer que me ha absorbido de tal manera que ni me he dado cuenta como he llegado a los apéndices, que por cierto son muy buenos y toda la culpa es del autor, su prosa es limpia, afilada como una daga y no da vueltas sin sentido, nos lleva por un camino que se va conjurando paso a paso y que completa con retales del pasado, el dinamismo lo aportan sus diálogos y su retórica y sus descripciones muestran un gran conocimiento de la historia y sus personajes son sólidos en todas sus vertientes, a esta historia no le falta nada.
He leído que podría tratarse de un primer volumen de una serie pero no sé si es cierto o no, solo os puedo asegurar que si hay otra obra de esta magnitud la estaré esperando con muchas ganas.

Enlace: http://lapetitallibreria.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         161
mariainescaro
 04 mayo 2022


Sé que muchos lectores descubrieron a Posteguillo con “Yo, Julia” (Premio Planeta 2918), la que fue primera parte de una bilogía sobre Julia Domna cuya continuación en 2020 se tituló “Y Julia retó a los dioses”. He leído todo lo que ha escrito Posteguillo y por ello, puedo afirmar que "Yo soy Roma" tiene mucho más que ver con la trilogía de Escipión o la de Trajano que con los libros de Julia Domna.
"Yo soy Roma" es el primer volumen de una serie de novelas, a las que el autor promete dedicarle los próximos diez años de su vida y su literatura, sobre la vida, la leyenda y el mito de Julio César, probablemente el romano de la antigüedad al que todos conocemos aunque sea solo de nombre.
El hilo conductor de la trama de este primer libro es un juicio en que Julio César se enfrentó como fiscal al terrible Dolabela, acusado de corrupción y crímenes atroces. Ese juicio fue la primera gran aparición pública de Julio César con 23 años y supuso un antes y un después en su vida.
Como comento, ese juicio es el hilo conductor de la trama y lo iremos viendo desarrollado en diferentes capítulos que salpican la novela en la que no hay un orden cronológico lineal, abundan los flashbacks. En realidad, esta novela nos cuenta todo lo que pasó mucho antes y que un día desembocó en este juicio. Conoceremos a Julio César de niño y de joven, este primer volumen termina con un César de 23 años, viviremos momentos decisivos de su vida como su enlace matrimonial o su primera vez en el campo de batalla, pero creo que los verdaderos protagonistas son otros, los que con sus conflictos marcaron el devenir de la historia de Roma hasta llegar a ese juicio.
Cayo Mario, tío y mentor de César, siete veces cónsul y líder de los populares fue la persona que vio en César lo que podría llegar a ser y desde pequeño estuvo aconsejándole y guiándole para prepararlo para cosas grandes que él vislumbraba que César alcanzaría si vivía el tiempo suficiente.
«Y no importa que te insulten. Puedes fingirte cobarde y no serlo, puedes fingirte torpe y no serlo. Lo único importante es la victoria final. Da igual que te llamen cobarde. No entres en combate hasta que creas que puedes ganar. Luego, pasado el tiempo, sólo se recuerda eso: al ganador. Todo lo que pasó antes queda borrado. Recuérdalo, muchacho, y no vuelvas a pelear si no puedes ganar».
La enemistad entre Cayo Mario y Sila hizo que el futuro de César se volviera muy peligroso. César heredó los enemigos de su tío y estuvo en peligro desde casi la niñez. Conoceremos en profundidad las guerras tanto políticas como las del campo de batalla así es que sí, nos vamos a encontrar muchas páginas dedicadas a batallas (por ejemplo, Aquae Sextiae abarca unas 100 páginas), imprescindibles para conocer a Cayo Mario, Sila y Dolabela, pero es que Posteguillo lo cuenta como nadie y yo las he disfrutado apasionadamente.
Por otro lado también vamos a conocer a dos mujeres que fueron clave en la vida de Julio César, su esposa Cornelia, un matrimonio político que para sorpresa de todos fue una relación fiel y apasionada y por otro lado a Aurelia, madre y consejera de César. Dos personajes atractivos que si bien fueron fundamentales en la vida del protagonista, en el libro aparecen en momentos puntuales porque reitero, este primer volumen son más protagonistas, necesarios e imprescindibles, Cayo Mario, Sila y Dolabela. También tiene un papel relevante Titi Labieno, amigo inseparable desde la infancia de Julio César.
Viviremos momentos tiernos como el día en el que César de 12 años y Cornelia de 8 se conocen. Otros terribles y estremecedores, la mayoría protagonizados por Sila. Y otros realmente apasionantes como todo lo sucedido en Mitilene en la isla de Lesbos, donde Julio César entraría por primera vez en una batalla real o la gran batalla de Aquae Sextiae protagonizada por Cayo Mario.
A Posteguillo siempre le presupongo un gran rigor histórico, en esta ocasión, él mismo reconoce al final de la novela que hay muy poca información sobre los primeros años de vida de Julio César y sobre el propio juicio que viviremos en este libro, es lógico que hasta que un personaje histórico no empieza a destacar, los cronistas de la época no empiecen a escribir para la posteridad sobre sus logros, por lo tanto, aunque basado en los pocos datos reales existentes y en otros juicios de la época que sí hay reflejados en papel, esta parte está más ficcionada. Por otra parte todo lo referente a Cayo Mario, Sila o Dolabela es mucho más riguroso históricamente.
al final del libro encontraremos varios mapas históricos que a mí me encanta que incluyan las novelas históricas, no me canso de mirarlos y ver sitios o evolución de batallas reflejados en un mapa.
CONCLUSIÓN
En "Roma soy yo" de Santiago Posteguillo nos vamos a encontrar con la infancia y primera juventud de un Julio César desconocido y daremos un repaso a los personajes y antecedentes históricos que marcaron su futuro y el de Roma. Corrupción, intrigas políticas, traiciones, campos de batalla, pero también, amor y amistad. Me lo he pasado estupendamente con esta novela y espero con mucha impaciencia la continuación en el segundo volumen de esta saga histórica sobre Julio César que promete ser apasionante.

Enlace: http://huellalibrosicc.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         31

Las críticas de la prensa (2)
lanuevaespana23 abril 2022
El escritor y académico valenciano desvela algunas de las claves de su último lanzamiento.
Leer la crítica en el sitio web: lanuevaespana
Abc07 abril 2022
Tras protagonizar el mayor terremoto del mercado editorial de los últimos años, al abandonar Planeta y fichar por Penguin Random House, el superventas español presenta ‘Roma soy yo’, la primera novela de una larga saga dedicada al famoso dictador romano.
Leer la crítica en el sitio web: Abc
Citas y frases (10) Ver más Añadir cita
IvanPlataIvanPlata12 agosto 2022
Así era el mundo, así sería siempre. La libertad para los que gobiernan, para los que mandan. El resto son sólo esclavos, siervos.
Comentar  Me gusta         220
IvanPlataIvanPlata09 agosto 2022
Cuantas más leyes, más corrupción. No se trata de legislar sin fin, sino de asegurarse de que se cumplan las leyes que ya tenemos.
Comentar  Me gusta         280
IvanPlataIvanPlata07 agosto 2022
Con frecuencia se tacha a la mujer de inconstante, de cambiante, pero podemos leer en la mismísima Odisea que Penélope permaneció constante y fiel a su esposo Ulises durante todo el tiempo que éste estuvo ausente en una dura prueba de fidelidad y lealtad a la que no tengo claro que muchos hombres pudieran enfrentarse con posibilidad de éxito.
Comentar  Me gusta         312
nmolnmol12 julio 2022
Políticos egoístas, corruptos y con frecuencia imbéciles, que se aprovechan de una grave crisis bélica o generada por una gran enfermedad, que buscan aprovecharse de esas terribles circunstancias para, o bien llegar al poder, o bien mantenerse en él sin importarles lo más mínimo las consecuencias que su ambición personal pueda tener en la población que gobiernan
Comentar  Me gusta         256
IvanPlataIvanPlata22 julio 2022
Cuando hay una crisis grave, no es momento de disputas políticas. Primero hay que resolver la crisis, luego ya habrá tiempo de política. Sólo los malvados o los imbéciles ponen la política por delante en tiempos de grave crisis.
Comentar  Me gusta         280
Videos de Santiago Posteguillo (15) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Santiago Posteguillo
Vidéo de Santiago Posteguillo
otros libros clasificados: julio cesarVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
206 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
.._..