InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre La hija única (14)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
lavidademisilencio
 03 noviembre 2020
Laura tiene muy claro que no quiere tener hijos. Sin embargo, su decisión se la cuestiona mucha gente a su alrededor. Nunca se ha llevado bien con los niños, hasta que conoce a Nicolás, el hijo de su vecina Doris. Este, necesitado siempre de atención, presenta problemas de conducta que hacen la convivencia con su madre imposible. Hasta que encuentra en su vecina una mano a la que agarrarse.

Al contrario que Laura, su amiga Alina tiene muy claro que hará todo lo que esté en su mano para quedarse embarazada. Cuando por fin lo consigue, su marido Aurelio y ella tienen que enfrentarse a una dura noticia: el bebé no se ha desarrollado adecuadamente y no vivirá.

Tres mujeres que afrontarán la maternidad desde diferentes perspectivas.

La hija única es una novela ambientada en México compuesta por 40 capítulos cortos que se suceden en la misma línea temporal. Escrita en tercera persona y en pasado, va saltando entre el punto de vista de Laura y el de Alina, aunque predomina el de Laura durante toda la novela.

El ritmo no varía durante la novela; al estar contada como una sucesión de hechos y cómo las tres mujeres van enfrentándose a ellos, no hay subidas y bajadas de ritmo. A pesar de ello, la historia no hace perder el interés al lector en ningún momento.

La pluma de Nettel me ha parecido maravillosa por su sencillez, que acerca al lector a la historia y le hace sentir como si se la estuviese contando un amigo. Consigue convertir en especial lo cotidiano. Con un estilo directo, la autora prescinde de florituras y palabras vacías: te cuenta las cosas tal cual son, sin maquillar la verdad.

De la trama, lo que más he disfrutado es cómo desarrolla la temática principal: la maternidad. Lejos de tratarla desde una sola perspectiva, la autora nos presenta a tres personajes con diferentes trasfondos y para quienes ser madre significa cosas muy distintas. A pesar de que solo se cuenta con las voces de Laura y Alina, la situación de Doris también queda reflejada en el relato. Sin embargo, es de la que menos se sabe y de la que más me hubiese gustado leer.

Otro aspecto destacable del libro es que contiene numerosas reflexiones de corte feminista: habla de lo que significa ser mujer en un mundo machista, de la asignación de género, de los estereotipos de género (¿por ser mujer tenemos necesariamente que querer hijos?).


Me ha fascinado especialmente de la novela que, durante el relato, se hace una metáfora sobre la maternidad a través del nido que unos pájaros han construido en la ventana de la una de las protagonistas, Laura. Durante la historia, se va desarrollando la metáfora, encajando a la perfección con las experiencias de Laura, Alinia y Doris. de esta forma, cobra sentido la imagen de la portada, que me ha parecido un acierto.

Por otra parte, también se trata el tema de la discapacidad y la importancia de tener una buena red de apoyo y encontrar grupos de apoyo con los que poder compartir tus experiencias sin sentir que estás solo.

Lo que podría destacar de forma negativa es el final. Así como al principio alababa que parecía que te contara la historia un amigo de lo realísticamente que está expresada, con el final, que sigue esa tendencia, me he quedado corta y me hubiese gustado que fuese más cerrado o que hicieran un salto temporal. Con un epílogo me hubiese bastado, porque me quedó la sensación de que falta mucho por contar e intuyo que no es una historia que vaya a tener segunda parte.

Las tres protagonistas son, sin lugar a dudas, lo mejor de la novela.

Laura tiene una evolución preciosa a lo largo de la historia. Así como al principio se la intuye fría y racional, según avanza la trama el personaje va madurando, en gran parte por su amistad con Alina y Doris, pero sobre todo gracias a Nico, el hijo de Doris. Con el vínculo que se crea entre ambos he disfrutado muchísimo, además de demostrarnos que ningún niño es problemático sin causa, y que antes de juzgarlo hay que conocerlo.

Por otra parte, Alina es el personaje más fuerte de la novela, por la situación a la que tiene que enfrentarse. Tanto ella como su marido Aurelio tienen un importante reto y lo encaran de la mejor forma posible: con una actitud luchadora.

En cuanto a Doris, como ya comentaba, me hubiese gustado conocer más su historia, pues se cuenta a grandes pinceladas y no se llega a conectar con ella, a pesar de ser fácil empatizar con su situación.

Cuanto más queremos a una persona, más frágiles y más inseguros nos sentimos a causa de esta. Hay seres sin los cuales uno no se concibe en este mundo.
Hacer comparaciones con otros niños no sirve de nada. Cada ser humano cuenta con un potencial. Estamos en el inicio de una vida, a partir de aquí todo puede ser ganancia.

En definitiva...

Una historia conmovedora sobre la maternidad vista desde tres puntos de vista diferentes; una historia sobre madres e hijos, pero también sobre la amistad y el amor, y el poder que tienen estos para ayudar a enfrentar las situaciones más complicadas.
Enlace: http://lavidademisilencio.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
pasiondelalectura
 27 septiembre 2021
La hija única (2020) es un libro admirable sobre la noción de maternidad, escrito con una prosa perfecta y sencilla, sin ninguna excesiva emotividad, pero sin tapujos por lo que esta lectura puede alterar un alma sensible; a desaconsejar de leer a toda mujer encinta o próxima a serlo.

La narradora es Laura, una joven académica que no quiere tener descendencia; para estar más segura se ha hecho ligar las trompas. Tiene también una relación bastante difícil con su madre. Su mejor amiga, Alina, era de la misma opinión, pero ha cambiado con el tiempo y hoy en día lleva un embarazo sin problemas y bastante avanzado. Laura tiene una vecina, madre de un chico de unos 10 años con el cual parece tener serios problemas porque se escuchan gritos, golpes, llantos, etc.

Al séptimo mes de embarazo de Alina se sabrá que su bebé tiene una malformación cerebral grave, incompatible con la vida, en todo caso con la vida a largo plazo. ¿Cómo vivir el final del embarazo ? ¿Qué opciones tomar ? ¿Cómo seguir viviendo tras este drama?

En cuanto a Doris, ella vive mal su maternidad y casi no soporta a su hijo con las crisis de violencia heredadas del padre. Pero por otro lado, Doris no se ocupa ni de su hijo ni de ella misma. Es una mujer que se siente fracasada. Laura poco a poco irá inmiscuyéndose con sus vecinos e irá adoptando la idea de ocuparse del chico cuando puede; esta actividad le hará reconsiderar su posición frente a la maternidad en general.

También tenemos en la novela la maternidad metafórica de las palomas que anidan periódicamente sobre en techo del balcón de Laura, quien vive espiándolas e imaginando cómo es la maternidad con las palomas. Curiosamente las aves pueden poner sus huevos en nidos ajenos (se dice parasitismo de puesta) eliminando los huevos originales del nido que darán entonces nacimiento a un pájaro totalmente diferente de aspecto, pero no por ello dejarán de alimentarlo y cuidarlo hasta que abandone el nido. Esto explica la imagen de la portada del libro : un nido con un huevo. un dibujo de la artista americana Deborah L. Friedman.

Con esta descripción de maternidades más bien difíciles, aparece en la segunda parte del libro la noción de ayuda femenina efectiva entre mujeres para sobrellevar esta carga negativa de la maternidad. Es por eso que también este libro es una novela feminista sobre la amistad y la ayuda.

Hay otros tópicos interesantes en el libro como por ejemplo la actitud tan prepotente de los médicos frente a un problema de esta magnitud (pero no todos). Los hay empáticos y los hay totalmente antipáticos.

La hija única se ataca a la imagen de madre perfecta, totalmente abnegada y completamente abolida por la crianza. Aquí tenemos algunos ejemplos de mujeres aguerridas que aceptan o rechazan la maternidad.

La escritora ha declarado que este libro es el resultado de una larga investigación personal que empezó con El Huésped y también ha dicho que en La hija única, la historia de Alina se ha inspirado en un caso real, ocurrido a una amiga.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
avegadesllegeixo
 19 octubre 2020
CATALÀ:
Primer de tot vull agrair a @Babelioespanol l'organització de la seva #masacrítica i a l'editorial @anagramaeditor l'enviament de l'exemplar.
Aquest és un llibre sobre la maternitat i sobre algunes maneres de veure-la i viure-la.
D'entrada, m'agradaria comentar que, en llegir la sinopsi del llibre, m'havia fet la idea que el tema principal seria el dol perinatal i no és així. Sí que tracta el tema però de la mateixa manera que en tracta altres com la desafecció emocional cap a un fill i l'opció que tenim les dones de renunciar a la maternitat.
Normalment, quan es parla de la maternitat sempre es fa des d'una vessant optimista, de joia i de felicitat, aquí no. Els tres casos que planteja l'autora, i que durant la lectura s'entrellacen, són casos tristos, emocionalment durs. Són casos que es donen a la vida real i que, des del meu punt de vista, no solen visibilitzar-se. Des d'aquí, aplaudeixo a l'autora per atrevir-se a fer-ho des d'aquestes pàgines.
Encara que el llibre és curt, la lectura no és molt lleugera, no perquè estigui escrit de manera densa, sinó perquè el tema que toca ho és.
Us el recomano si voleu llegir alguna cosa diferent de la maternitat i que, encara que normalment no se'n parli, també forma part d'aquesta etapa.
Què us sembla que una mare pugui renunciar al seu fill o filla? Havent llegit el llibre puc entendre que en alguns casos això es produeixi. Segurament, en algunes famílies hi hagi més d'una mare.
ESPAÑOL:
Antes de nada, quiero agradecer a @Babelioespanol la organización de su #masacrítica y a la editorial @anagramaeditor el envío del ejemplar.
Este es un libro sobre la maternidad y sobre algunas maneras de verla y vivirla.
De entrada, me gustaría comentar que, leyendo la sinopsis del libro, me había hecho la idea que el tema principal sería el duelo perinatal, y no es así. Sí que trata el tema, pero de la misma manera que trata otros como la desafección emocional había un hijo y la opción que tenemos las mujeres de renunciar a la maternidad.
Normalmente, cuando se habla de maternidad, siempre se hace desde un punto de vista optimista, de alegría y de felicidad, aquí no. Los tres casos que plantea la autora, y que durante la lectura se entrelazan, son casos tristes, emocionalmente duros. Son casos que se dan en la vida real y que, desde mi punto de vista, no suelen visibilizarse. Desde aquí aplaudo a la autora por atreverse a hacerlo desde estas páginas.
Aunque el libro es corto, la lectura no es muy ligera, no porque esté escrito de manera densa, sino porque el tema que toca lo es.
Os lo recomiendo si queréis leer algo diferente sobre la maternidad y que, aunque normalmente no se hable de ello, también forma parte de esta etapa.
¿Qué os parece que una madre pueda renunciar a sus hijos? Después de leer el libro puedo entender que en algunos casos esto se dé. Seguramente en muchas familias hay más de una madre.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Lecturasparavivir
 12 enero 2021
Podría ser muy breve y decir que el tema de la novela es la maternidad. Y sería correcto, pero no sería justo. Es que, al igual que en la vida, en el libro la maternidad no es una sola, no es siempre feliz y no está desprovista de conflictos y temores. La maternidad tiene muchas aristas y así la presenta la escritora mexicana ganadora del premio Herralde en 2014. ⁣

Así, en la obra nos encontramos con mujeres que eligen no ser madres, por decisión propia, no porque no encontraron con quien o se les pasó el tiempo. Hay maternidades complejas, deseadas y rechazadas, madres suplentes, madres agobiadas, culposas, competitivas, madres que no pueden serlo, madres de niños con discapacidad, madres de niños violentos, mujeres que no son madres pero maternan. ⁣

Me sorprendió la manera en que se va construyendo cada personaje. Destaco la escritura de Nettel, es muy ágil y fluída. La narración en primera persona logra una sensación intimista y de cercanía con los protagonistas.. Me hizo un poco de ruido este recurso narrativo en el relato de la amiga, no me queda claro si es Laura la que narra y en ese caso cómo sabe tanto, o si le cede la voz a Alina y ambas narran igual. ⁣

Aborda temas difíciles y conmovedores. Me vi reflejada en muchos de los sentimientos encontrados frente a la maternidad, me resultó interesante como se trata la amistad entre mujeres y el vínculo madre e hija.⁣

Terminé de leerlo hace varios días, pero todavía sigo pensando en sus planteos y personajes, Me dejó con muchas preguntas y pocas certezas. ⁣
+ Leer más
Comentar  Me gusta         22
herbookss
 04 diciembre 2020
En 'La hija única' la autora nos muestra a tres mujeres distintas. Cada una de ellas se enfrenta a la maternidad de una manera y a través de sus experiencias, con una narración aparentemente sencilla pero que en realidad es muy profunda, nos plantea temas relacionados con ella como los lazos que se crean, el amor, el apego, pero también la culpa, el miedo, la negación, las dudas, el dolor...
Todo lo trata muy respetuosamente, sin juzgar pero sin adornar, de una forma honesta, simplemente mostrando lo que vive cada una de estas mujeres. La primera parte, a pesar de ser tan dura que tuve que parar unos días porque no me sentía capaz de seguir leyendo, me ha parecido brillante. Después decae un poco, en mi opinión, y el final no me convenció del todo. Aún así es un libro que me ha gustado mucho y lo recomiendo, es de esos que se quedan en la mente días después y sigues dándole vueltas a todo lo que has leído.
Comentar  Me gusta         20
cintiafr
 04 octubre 2020
Aunque, para mí, le falta «algo» a la historia (no sé si más desarrollo o qué), una vez más la autora me ha maravillado con su manera de escribir. La conocí con «Después del invierno» y se convirtió en unos de mis libros favoritos.

Así que, sí, «La hija única» tiene varias cosas que me han gustado mucho:

🌻 Como decía, la maravillosa manera de escribir de Nettel.
🌻 Capítulos cortos.
🌻 Una protagonista, Laura, con la que me identifico: feminista, escritora, que no quiere hijos.
🌻 Los temas que trata: esa aparente obligación de las mujeres a tener hijos, la sociedad que juzga a las mujeres que no los quieren tener, los roles de género, los diferentes tipos de familia, el maltrato, la depresión, el duelo.
🌻 Las historias entrecruzadas de tres mujeres y su visión de la maternidad.
🌻 El feminismo que impregna la novela de principio a fin.
🌻 «Todos descubrirían esa mañana el sexo de sus hijos. Saldrían de aquel consultorio con una respuesta pero también con una misión: comprarle a su progenie ropa azul o rosa, llenar su cuarto de objetos bien elegidos —un camión de bomberos, una casa de muñecas— y machacarles, durante toda la infancia, que deberían comportarse de cierta manera: no abrir demasiado las piernas, no llorar aunque los humillaran. Y el nombre, por supuesto. Nomen est omen, decían los antiguos. Cuántas expectativas, cuántas cosas implícitas en Inés, pero también en Manuel, en Elena y en Alejandro. Mientras observaba a esa gente, me pregunté cómo sería nuestro mundo si en vez de nombres así nos asignaran conjuntos de letras, imágenes como Nube sobre el Lago o Brasa en el Fuego, y nos dejaran a nosotros mismos decidir qué géneros elegir o inventarnos».
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Paloma
 09 julio 2021
Uno de mis propósitos de lectura para 2021 ha sido leer más literatura mexicana y, a mitad de año, reconozco que no lo estoy haciendo tan bien. Sin embargo, sabiendo que tengo seis meses más para lograrlo, decidí enmendarme y es así como me encontré con La hija única de Guadalupe Nettel, una novela con excelentes críticas. Esta novela es la historia de tres mujeres que viven la maternidad de formas distintas, cada una con sus retos, miedos, tristezas y alegrías: Laura es una mujer moderna, convencida que jamás desea ser madre; Alina, su amiga, en su primera juventud compartía esas ideas pero luego decide tener un hijo y enfrentar un embarazo complicado; y Doris, vecina de Alina que sucumbe ante el temor de educar a un hijo y no saber cómo.

La premisa me interesó muchísimo –un vistazo a la maternidad desde una perspectiva mexicana- y por eso me animé a leerla. Ahora bien, no la considero una mala historia y de hecho, reconozco que captura la atención del lector enseguida y es prácticamente imposible dejar de leerla. Pero al terminar, he de reconocer que me ha dejado un sabor de boca agridulce: no me parece un mal libro pero tampoco he podido entender por qué se le elogia tanto.

La novela está narrada desde el punto de vista de Laura, una joven profesionista mexicana, que ha estudiado en el extranjero, y que está segura de su decisión de no ser madre. Es a través de su mirada que conocemos la historia de Alina y de Doris, amigas que han decidido tener hijos, enfrentando situaciones sumamente complejas. Personalmente, creo que la narración en primera persona –y desde un único punto de vista – le restó mucha fuerza a la historia. Laura es una mujer privilegiada (por lo menos en lo económico y en el acceso a la educación que ha tenido) y como tal, en algunos momentos considero que “juzga” las decisiones de otras mujeres. Esta impresión hubiera sido fácilmente minimizada si hubiéramos conocido la historia desde el punto de vista de cada una de las protagonistas.

Por otra parte (y de nuevo, esto es subjetivo), me quedé con la impresión de que si bien se abordan situaciones muy complejas con respecto a la maternidad, en el fondo subyace una estela un tanto ¿rosa?, sobre cómo las mujeres la manejan. Por ejemplo, Laura siempre se ha negado a la maternidad y sin embargo, en algún momento se hace cargo del hijo de Doris; la maternidad de Alina, si bien anticipa un desenlace triste, al final ofrece un dejo optimista; y, Doris se toma un tiempo para ella antes de poder asumir la maternidad, pero, ¿es esto posible en la vida real pensando sobre todo en mujeres mexicanas? No lo sé, y me pongo a pensar al saber precisamente que en nuestro país todavía solo existe una única forma de ser madre.

Asimismo, el estilo narrativo es una arma de doble filo: como ya mencioné, es una novela que se lee rápido y mantiene la atención del lector pero, al mismo tiempo, el lenguaje me pareció un tanto simplón y en momentos, artificial.

Por último, no hablemos de ese final y la escena toda extraña entre dos de las protagonistas: en verdad me pareció muy gratuita, que no se relacionaba ni aportaba nada al tema central de la novela. Me pareció un factor de shock insertado solo por el hecho de hacerlo y totalmente innecesario. Pensando en Temporada de huracanes de Fernanda Melchor (de la cual todavía tengo pendiente la reseña) y comparándola con esta novela, siento que a pesar que la primera novela está llena de violencia, brutalidad, escenas sexuales fuertes, lo que más me sorprendió de la misma es que nada se siente gratuito ni forzado, ni puesto solo por llamar la atención. En La hija única, esta escena y algunas otras, me parecieron un tanto artificiales.

Reconozco las virtudes del libro –una mirada a las complejidades de la maternidad- pero creo que, como un todo, la falta de una narrativa contundente, un lenguaje narrativo sólido que refleje lo difícil del tema y la pluralidad del punto de vista de las protagonistas, le restan muchos méritos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LizziePoi
 29 octubre 2020
Esta generación de escritoras mexicanas nos traen libros adictivos, una vez que lo empiezas el dejarlo se vuelve casi imposible.
Comentar  Me gusta         10
marianro
 29 julio 2021
Excelente novela de la escritora mexicana. A partir de un hecho real que le sucedió a una amiga escribió una ficción maravillosa cuyo tema central es la maternidad. La protagonista principal no quiere ser madre y de hecho acude a una cirugía para ello, pero la atraviesa el tema de la maternidad por todos los costados. Su amiga que queda embarazada y en el 7 mes le vaticinan los medicos que la bebe morirá al nacer, su vecina, madre sola con una relación difícil con su hijo. También interviene el rol de hija y hasta la maternidad de una paloma que anida en su balcón.
Una obra maravillosa, escrita en un lenguaje limpio, agradable, con capítulos cortos que hace que su lectura fluya naturalmente.
Es el segundo libro que leo de Nettel y realmente disfruto de su pluma.
Comentar  Me gusta         00
vedacris
 16 junio 2021
La hija única es un libro que nos habla de maternidades. de la imposición social en la que muchas veces se convierte ser madre. de la demonización de las mujeres que deciden no serlo. de lo que nadie nos cuenta sobre la maternidad: el cansancio crónico, la culpa, la anulación en pos de la cría, las renuncias, etc.
Tres son las mujeres protagonistas de esta historia:
Laura: convencida desde siempre que no quiere ser madre y firme defensora de la autonomía personal y la no-maternidad.
Alina: al igual que su amiga Laura nunca pensó en ser madre, pero en un momento determinado cambia de idea y persigue serlo. Cuando a penas le faltan dos meses para el parto recibe la noticia de que su hija tiene una enfermedad incompatible con la vida.
Doris: Viuda con un hijo a cargo que ha heredado los patrones machistas y maltratadores de su padre.

Aunque la novela gira en torno a estas tres mujeres, a su manera de enfrentarse al mundo y a sus vidas y a los lazos que van formando entre ellas a lo largo de las páginas, hay más mujeres (y sus maternidades) que conforman esta novela: la mujer que se toma como personal que ELLA no va a ser abuela por la decisión de su hija, la mujer con una hija con retraso mental, la niñera que se vuelca en su trabajo como “madre sustituta” y con ferocidad porque no puede ser madre, etc.

La acción se desarrolla en Ciudad de México, por lo que el tema de los feminicidios y las desapariciones de mujeres y criaturas también está presente, pero como un telón de fondo muy sutil sin pretender ser parte de la trama principal, lo que es -bajo mi punto de vista- un acierto.

El estilo de Guadalupe Nettel no me ha parecido destacable, no es de esas novelas que lees y dices: “¡Qué maravilla de prosa!", pero está muy bien escrito, se lee muy fácil y es una narración que engancha de principio a fin y te mantiene con la intriga (aunque no sea una novela de intriga) de qué será lo que deparará el capítulo siguiente. Los capítulos cortos y la alternancia en estos, ahora para hablar de Alina, ahora de Doris, ahora de Laura, también ayudan a que la lectura sea muy rápida.

Es un libro que me ha gustado mucho, la prueba evidente es que no me ha durado ni 24 horas, pero le tengo que poner un gran pero al final: me ha parecido abrupto y demasiado forzado e increíble. Es un final bonito, pero creo que se podía haber resuelto de otra manera menos forzada manteniendo el mensaje.
Enlace: https://loslibrosdeveda.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Escritores latinoamericanos ¿Quién es el autor?

Como agua para chocolate

Laura Esquivel
Isabel Allende
Gabriela Mistral

15 preguntas
107 lectores participarón
Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro