InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de lavidademisilencio


lavidademisilencio
03 noviembre 2020
Laura tiene muy claro que no quiere tener hijos. Sin embargo, su decisión se la cuestiona mucha gente a su alrededor. Nunca se ha llevado bien con los niños, hasta que conoce a Nicolás, el hijo de su vecina Doris. Este, necesitado siempre de atención, presenta problemas de conducta que hacen la convivencia con su madre imposible. Hasta que encuentra en su vecina una mano a la que agarrarse.

Al contrario que Laura, su amiga Alina tiene muy claro que hará todo lo que esté en su mano para quedarse embarazada. Cuando por fin lo consigue, su marido Aurelio y ella tienen que enfrentarse a una dura noticia: el bebé no se ha desarrollado adecuadamente y no vivirá.

Tres mujeres que afrontarán la maternidad desde diferentes perspectivas.

La hija única es una novela ambientada en México compuesta por 40 capítulos cortos que se suceden en la misma línea temporal. Escrita en tercera persona y en pasado, va saltando entre el punto de vista de Laura y el de Alina, aunque predomina el de Laura durante toda la novela.

El ritmo no varía durante la novela; al estar contada como una sucesión de hechos y cómo las tres mujeres van enfrentándose a ellos, no hay subidas y bajadas de ritmo. A pesar de ello, la historia no hace perder el interés al lector en ningún momento.

La pluma de Nettel me ha parecido maravillosa por su sencillez, que acerca al lector a la historia y le hace sentir como si se la estuviese contando un amigo. Consigue convertir en especial lo cotidiano. Con un estilo directo, la autora prescinde de florituras y palabras vacías: te cuenta las cosas tal cual son, sin maquillar la verdad.

De la trama, lo que más he disfrutado es cómo desarrolla la temática principal: la maternidad. Lejos de tratarla desde una sola perspectiva, la autora nos presenta a tres personajes con diferentes trasfondos y para quienes ser madre significa cosas muy distintas. A pesar de que solo se cuenta con las voces de Laura y Alina, la situación de Doris también queda reflejada en el relato. Sin embargo, es de la que menos se sabe y de la que más me hubiese gustado leer.

Otro aspecto destacable del libro es que contiene numerosas reflexiones de corte feminista: habla de lo que significa ser mujer en un mundo machista, de la asignación de género, de los estereotipos de género (¿por ser mujer tenemos necesariamente que querer hijos?).


Me ha fascinado especialmente de la novela que, durante el relato, se hace una metáfora sobre la maternidad a través del nido que unos pájaros han construido en la ventana de la una de las protagonistas, Laura. Durante la historia, se va desarrollando la metáfora, encajando a la perfección con las experiencias de Laura, Alinia y Doris. de esta forma, cobra sentido la imagen de la portada, que me ha parecido un acierto.

Por otra parte, también se trata el tema de la discapacidad y la importancia de tener una buena red de apoyo y encontrar grupos de apoyo con los que poder compartir tus experiencias sin sentir que estás solo.

Lo que podría destacar de forma negativa es el final. Así como al principio alababa que parecía que te contara la historia un amigo de lo realísticamente que está expresada, con el final, que sigue esa tendencia, me he quedado corta y me hubiese gustado que fuese más cerrado o que hicieran un salto temporal. Con un epílogo me hubiese bastado, porque me quedó la sensación de que falta mucho por contar e intuyo que no es una historia que vaya a tener segunda parte.

Las tres protagonistas son, sin lugar a dudas, lo mejor de la novela.

Laura tiene una evolución preciosa a lo largo de la historia. Así como al principio se la intuye fría y racional, según avanza la trama el personaje va madurando, en gran parte por su amistad con Alina y Doris, pero sobre todo gracias a Nico, el hijo de Doris. Con el vínculo que se crea entre ambos he disfrutado muchísimo, además de demostrarnos que ningún niño es problemático sin causa, y que antes de juzgarlo hay que conocerlo.

Por otra parte, Alina es el personaje más fuerte de la novela, por la situación a la que tiene que enfrentarse. Tanto ella como su marido Aurelio tienen un importante reto y lo encaran de la mejor forma posible: con una actitud luchadora.

En cuanto a Doris, como ya comentaba, me hubiese gustado conocer más su historia, pues se cuenta a grandes pinceladas y no se llega a conectar con ella, a pesar de ser fácil empatizar con su situación.

Cuanto más queremos a una persona, más frágiles y más inseguros nos sentimos a causa de esta. Hay seres sin los cuales uno no se concibe en este mundo.
Hacer comparaciones con otros niños no sirve de nada. Cada ser humano cuenta con un potencial. Estamos en el inicio de una vida, a partir de aquí todo puede ser ganancia.

En definitiva...

Una historia conmovedora sobre la maternidad vista desde tres puntos de vista diferentes; una historia sobre madres e hijos, pero también sobre la amistad y el amor, y el poder que tienen estos para ayudar a enfrentar las situaciones más complicadas.
Enlace: http://lavidademisilencio.bl..
Comentar  Me gusta         80



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(7)ver más