InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Lourdes Porta Fuentes (Traductor)
ISBN : 8483835045
Editorial: Tusquets (01/05/2007)

Calificación promedio : 4/5 (sobre 41 calificaciones)
Resumen:
Mientras aterriza en un aeropuerto europeo, Toru Watanabe, un ejecutivo de 37 años, escucha una vieja canción de los Beatles que le hace retroceder a su juventud, al turbulento Tokio de los años sesenta. Con una mezcla de melancolía y desasosiego, Toru recuerda entonces a la inestable y misteriosa Naoko, la novia de su mejor y único amigo de la adolescencia, Kizuki. El suicidio de éste distanció a Toru y a Naoko durante un año, hasta que se reencontraron e iniciaron... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (17) Ver más Añadir una crítica
Barbi88
 28 mayo 2019
"Todos queremos expresarnos y nos impacientamos cuando no encontramos las palabras apropiadas"
Me gustaría bajarle quizá media estrella por el final pero eso lo voy a desarrollar mas abajo.
Como dice la frase que cite del libro al comenzar, es muy difícil poner en palabras lo que me paso con este libro. Siempre me gustaron los libros que cuentan una vida, o parte de ella, que se sienten cotidianos, donde los grandes dramas son cosas naturales o al menos que suceden en la vida real. Este libro expresa y habla mucho de la naturaleza humana, mientras nos cuenta un periodo en la vida de Watanabe, un hombre de 37 años que al bajarse de una avión escucha la canción Norwegian Wood, que le recuerda a un amor del pasado. En ese momento el libro se traslada a ese tiempo cuando el tenia 18 años y jamas vuelve al presente. Recuerda a su mejor amigo que se suicido y a la novia de este, Naoko, que después de tremendo golpe, un año después vuelven a encontrarse y una relación, poco definida surge entre ambos. En paralelo surge una amistad con una chica, Midori, con la que disfruta pasar su tiempo libre.
El libro narra estos años en la vida de Watanabe donde se relaciona con estas dos chicas, aprende sobre la soledad, el amor, las relaciones con la gente, la muerte y el duelo.
Naoko es un personaje super interesante pero me pareció demasiado triste su historia, perdió al amor de su vida y eso hiso que se perdiera a ella misma. Por eso es que recurre a internarse en una especie de psiquiátrico pero con características particulares. Allí se comunica con cartas con Watanabe y de vez en cuando la visita.
Watanabe me pareció un alma perdida, una persona que busca constantemente hacer sentir bien al otro, para sentirse realizado. Pero también esta necesitado del amor del otro, de que alguien lo comprenda, lo tome de la mano y lo guié en lo que tiene que hacer. Muchos personajes cumplen ese rol, como uno de sus amigos, o las chicas que quiere inclusive, pero principalmente Reiko, la acompañante de habitación de Naoko. Que cumple el rol de acompañante emocional tanto de ella, como Watanabe.
Midori, fue creo el personaje que mas me gusto leer, quizá porque era el mas alegre, y el que le metía un poco de humor a la historia, que me resulto muy triste. Ella con sus maneras de hablar sobre el sexo, la libertad con la que se maneja, sus venganzas hacia Watanabe, su amor hacia él hiso del libro una experiencia no tan deprimente y mucho mas iluminada. Ella es la otra cara de la moneda, como enfrenta el duelo de otra manera.
El libro me toco en un momento justo, estaba atravesando el duelo de un familiar muy querido y dado que la muerte es un tema recurrente en el libro, me resulto super impactante. Quizá la perdida de mi familiar no se compara porque no fue por ninguno de los motivos que atraviesan los personajes, pero algunas partes me hicieron sentir muy acompañada e identificada.
No por eso lo recomiendo para cualquiera que este atravesando algo así, no a todos los puede afectar de la misma manera.
El libro también toca el tema del sexo y la importancia en la vida de los seres humanos, es usado como elemento de transición, como elemento de unión, de separación, despedida e inclusive para cerrar y festejar un funeral. A veces necesitamos esa cercanía intima con el otro, y al no saber hacerlo de otra manera se recurre al sexo para sanar, para unirse y compartir. Ademas de que también se utiliza como símbolo, a la hora de comenzar una relación. Y de como puede afectar en la psiquis del otro. Como muchas veces se utiliza al sexo para llenar otro vació interior.
El libro en general me gusto muchísimo, como estaba escrito y como fue llevada la historia, pero el final para mi fue injusto con el lector, nos narran un periodo tan acotado de la vida de un personaje en el que vemos sus vivencias, sus dolores y sus batallas para no volver a verlo en el presente, saber que realmente sucedió después de ese final, un poco abierto, un poco cerrado, un poco iluminado y un poco apagado. Fue un final agridulce.
Por ultimo me gustaría agregar que el libro tiene como tema recurrente el suicidio. A pesar de que quizá los personajes no dan mucha explicación ni detallan bien porque, siempre esta ahí. Así que si es un tema que te toca de manera particular quizá no seria recomendable que lo leas, o en todo caso seas consciente que si te esta haciendo mal, podes dejar el libro a un lado y no leerlo mas.
Y me gustaría decir varias cosas, a pesar de que quizás no es mi lugar. En primer lugar si sentís que tu vida no vale, te aseguro que si lo hace, siempre va a haber alguien que va a querer escucharte, si no es un amigo o un familiar, podes recurrir a mucha gente inclusive acá en el Internet que te van a querer ayudar, incluyendome, aunque lo recomendable es siempre recurrir a profesionales, empezar hablando con la gente lo que te pasa, podría ayudar. Pero si, recurrí a alguna linea de ayuda de ser necesario y a un profesional.
Te prometo que la vida a pesar de tener partes negras tiene partes muy luminosas, si le permitís que te ilumine.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
laurass89
 26 enero 2019
Cuando vives en un pueblo a las afueras de una gran ciudad y tienes que coger los últimos trenes para poder llegar a casa, percibes cosas de las que a lo mejor durante el día no te has percatado. La larga espera a esas horas, en las que lo único que quieres es irte a dormir, te lleva a contemplar las máquinas expendedoras, por ejemplo, como el pasatiempo más divertido del mundo. En este contexto conocí yo a Haruki Murakami y su libro Tokio Blues. Y es que aunque no lo creamos, los inicios de Murakami en el sector editorial en España pasaron por las máquinas expendedoras de libros low cost. Su salto de esas máquinas que los viajeros nocturnos contemplábamos a los estantes de las librerías, y una posición destacada en las mesas de las ferias editoriales, es lo que me impulsó a sumergirme en sus páginas.
De modo que nos enfrentamos a un autor japonés, es decir, una cultura completamente diferente a la nuestra como es la oriental en general, y la japonesa muy en particular. Esto conlleva un sistema de pensamiento diferente, no sólo en cuanto a los temas literarios o las costumbres, sino toda la idiosincrasia de una sociedad y he aquí que en España se lee a Murakami. Y no es una moda. Poco a poco el mundo globalizado en el que vivimos está abriendo nuevos horizontes, tenemos ganas de cambiar, buscamos originalidad y, si ya todo es de todos, tenemos que acudir a donde llevábamos tiempo sin ir: otro sitio, nuestra adolescencia desde una nueva perspectiva.
El aire trae flores de sakura
Esto es precisamente lo que nos llama de Murakami, no hablo de la idea de lo exótico, porque de este modo parece que su valor no reside en sí mismo sino en que nos es ajeno, y resulta todo lo contrario. Lo que nos muestra en Tokio Blues es la consabida historia del cambio de la vida adolescente a la vida adulta al que añade un triángulo amoroso. de esto tenemos miles de ejemplos en la literatura occidental, aunque tratado de diferente modo: El retrato de un artista adolescente de Joyce, Demian de Hesse e incluso el antiguo éxito del siglo XX El guardián entre el centeno, que quizá nos acerque más a la perspectiva del autor japonés.
Siendo esto así, qué es lo que nos trae este autor de nuevo: sin duda lo que destaca a simple vista es el tratamiento de la historia. Murakami jugará con dos ideas dentro de la novela, el instante y el momento. La narración se sitúa en un momento de la vida del personaje (la llegada de Watanabe) y ese mismo momento se nos presentará como la sucesión de diferentes momentos que le llevan a estar donde está. A su vez, esos en esos fragmentos de vida en los que se centrará el autor, Murakami se detendrá en el instante, en el tiempo detenido. Esta forma narrativa es algo que en Occidente en cierto modo nos asusta, se me vienen a la cabeza algunos ejemplos, sin embargo Murakami detiene la celeridad de nuestro día a día y logra que nos paremos en las descripciones de esos instantes. Cercano al haiku, el autor nos describe con gran detalle el espacio de su novela, sin embargo, esa descripción no es ardua y directa, sino que, con una gran sensibilidad, va uniendo lo espacial a lo humano, esos instantes son el dónde y el qué está pasando. Uno de los grandes ejemplos lo encontramos en la descripción de las relaciones sexuales, tan mencionadas en las críticas y en internet: en ellas se relata de manera explícita y sin censuras las relaciones sexuales mantenidas por el protagonista, sin embargo, la simplicidad al explicarlas, lo detallado de la situación y de las sensaciones de los personajes, hacen que no podamos verlas como algo fuera de lugar en la novela.
Otra manera, otro entendimiento
Además de esto, tendremos un nuevo enfoque de los conflictos más frecuentes en la sociedad actual. En Tokio Blues. Norwegian Wood, Toru Watanabe recuerda su relación, años tras, con Naoko, la novia de su mejor amigo del instituto, el cual se suicidó sin dar explicaciones. A través de esta historia Watanabe nos va relatando cómo fueron sus primeros años de la universidad y qué fue lo que realmente le impulsó a vivir tras la muerte de su amigo. Vemos una nueva muestra del tratamiento de la soledad de un joven marcado por la muerte que tiene que enfrentarse por primera vez al mundo. No me refiero a la búsqueda de un trabajo o de una profesión, sino al descubrimiento de realidades más allá de la nuestra. de este modo, tres personajes femeninos encarnarán estos conflictos que mencionaba más arriba: Naoko, el individuo que se enfrenta a sí mismo, Midori, que se enfrenta a la enfermedad, con el caso de su madre y su padre; y Reiko, a quien la sociedad ha atacado tanto en su excelencia como en su normalidad.
De ellas tres, veremos enfocadas en Naoko y Reiko las características de la postmodernidad, tan recurrente hoy en día en nuestra literatura: la idea de muerte que persigue a ambas, el yo, la sociedad y el yo, la posibilidad de una vida más allá del rol social, las consecuencias psicológicas del mundo en el que vivimos (el no interés por la superación…), etc. Por otro lado, en Midori encontraremos un personaje de tipo práctico, con ella vemos qué es la enfermedad, cómo lo viven los familiares y una actitud al final del camino.
Aprendamos y entendamos
No obstante, a pesar de todos estos puntos a favor, hay que tomar precauciones en cuanto a Murakami. Su ritmo pausado y las taras psicológicas de sus personajes, que se creen únicos por ellas cuando en realidad todos tenemos taras psicológicas (y así intenta enseñárselo Watanabe), pueden conducirnos al abandono del libro o a considerar que es un libro psicológico. Nada más lejos de la realidad, puesto que no se pretende una investigación psicológica, una caracterización de la sociedad o una pausa injustificada en el instante, por el contrario, a mi juicio, lo que hemos visto más arriba son los medios para una profunda explicación y asimilación de la única cosa que Toru Watanabe nos dirá que ha aprendido en ese cambio.
Enlace: http://ellibroenelbolsillo.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Megl
 22 abril 2019
Yo creo que Murakami no es mi escritor.
Leí 3 libros de el, este, Kafka en la orilla y El elefante desaparece.
Ninguna me convenció del todo, no digo que sean malos, ni mucho menos, pero se ve que no son para mi, y quiero creer que no soy la única lectora que no ama a Murakami.
Kafka en la orilla ya lo comenté me resultó demasiado rebuscado y no logró convencerme. Todo me pareció forzado. Increíble.
Esta novela es menos exigente en ese sentido dado que es mucho más realista no que otras obras de Murakami, pero tampoco logro identificarme con los personajes.
Las escenas de sexo me resultaron vulgares y los personajes son todos todos tan excéntricos, es tanta excentricidad junta que me cuesta mucho conectar con el relato. Yo no conozco gente perturbada como Naoko. Y sumada al resto de los personajes es simplemente demasiado.
Si lo leíste y no te cierra no te sientas solo y que quienes quieren leerlo mejor se guíen por otros reseñadores o como nos llamemos.
Si me gustaron muchos párrafos u oraciones sueltas, incluso las escribí en una libreta y les quería dejar algunas:
“Pensé en infinidad de cosas que había perdido, en las personas que habían muerto, en las que me habían abandonado, en los sentimientos que jamás volverían”.
“Solo leo libros de autores muertos hace 30 años. No es que no crea en la literatura contemporánea, pero no quiero perder un tiempo precioso leyendo libros que no hayan sido bautizados por el paso del tiempo.”
Esta es mi frase, que me la paso leyendo clásicos, podría haber leído otro de Tolstoi en vez de Murakami, suerte para Murakami que mucha gente lo lee a pesar de ser contemporáneo.
“Me sentí culpable por no haberme acordado antes de él. Tuve la sensación de que lo había abandonado. Pero aquella noche, cuando volví a la habitación, pensé lo siguiente: han transcurrido dos años y medio. Y él sigue teniendo diecisiete años.”
De todas formas no considero que sea una pérdida de tiempo ni mucho menos, está muy bien escrito, tiene fragmentos que me gustaron mucho pero en el global no puedo conectar realmente con la historia.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MelyMr
 24 febrero 2018
Bueno, terminé el libro anoche, la verdad es que no creo que sea malo pero tampoco creo que sea digno de mención. La historia en si no es nada del otro mundo, los personajes tampoco lo son, las escenas tampoco, etc. No pude encontrar ese hilo conector que me uniera a los personajes y a la única que pude comprender un poco fue a Naoko, ya que su historia es muy triste y fuerte y difícilmente se pueden soportar cosas como las que tuvo que vivir.
Pero la historia no es una historia romántica, creo que eso se va a un segundo plano, la historia en si es triste, melancólica, deprimente. Mi nota son 3 estrellas.
Y con esto ya acepto que Murakami no es para mi, no me gusta su forma de escribir, ni sus historias. He leído hace poco tiempo Crónicas del pajaro que da cuerda al mundo y no me ha gustado, es como si el escritor contara cosas incoherentes, una detrás de la otra, y cerrara con broche de oro alegando "lo dejo a la interpretación de cada uno". Entonces uno dice, "Oh que obra maestra", y otros dicen, "es una porquería" y cada lado se enoja y comentan "que fueron los otros quienes no supieron interpretarlo correctamente". Muy inteligente señor Murakami, usted es diabólico.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Mel
 23 enero 2018
Decidí leer este libro por recomendación de diversas fuentes, así que lo hice. al principio pensé que todo estaba desordenado, pero a lo largo de las menos de 400 páginas todo se ordena para dar a entender esta historia sumida en los peores males de las personas.
No fue hasta una vez terminado el libro que no supe si me había gustado o no, me gustó: está bien escrito, los personajes son distintos y cada uno tiene su historia profundizada y personal, lo narra uno de los personajes y va dando su opinión sobre lo que sucede e intenta entender porqué ocurren las cosas.
A lo largo del libro se ve como evolucionan los personajes, los primeros capítulos se me hicieron un poco lentos, debido a que es donde el autor te ubica y presenta los personajes en el tiempo y el espacio, en Japón de final de los años 60.
Me pareció que los personajes están bien descritos, aunque me molestó un poco que esta novela se centre bastante en la infelicidad de los mismos. Aunque esto da lugar a una autoreflexión de cómo vive uno.
Personalmente, no había leído ninguna novela del autor hasta esta, así que no puedo comparar su evolución o errores a la hora de escribir. Pero sin duda, recomendaría este libro a cualquier persona que le guste leer, porque me pareció una buena novela que me enganchó desde el principio.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (8) Ver más Añadir cita
laurass89laurass8926 enero 2019
La muerte no existe en contraposición a la vida sino como parte de ella
Comentar  Me gusta         30
MelMel23 enero 2018
La muerte no existe en contraposición a la vida sino como parte de ella.
Comentar  Me gusta         20
SatrinaSatrina05 diciembre 2017
Hay un pozo muy hondo por alguna parte. Pero nadie sabe encontrarlo. Si alguien se cae dentro, está perdido.
Comentar  Me gusta         10
MelyMrMelyMr24 febrero 2018
El amor que siento por Naoko es plácido, dulce y transparente, pero mis sentimientos por Midori son de una naturaleza muy distinta. Se levantan y andan, respiran y laten. Me sacuden de los pies a la cabeza
Comentar  Me gusta         00
Barbi88Barbi8828 mayo 2019
Todos queremos expresarnos y nos impacientamos cuando no encontramos las palabras apropiadas.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: realismoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Libros para niños en el cine.

¿En qué año se llevó al cine el libro La historia interminable?

1983
1984
1986

10 preguntas
23 lectores participarón
Thèmes : Literatura infantil y juvenil , cinematografíaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..