InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8412064569
Editorial: Capitan Swing (14/10/2019)

Calificación promedio : 4.21/5 (sobre 7 calificaciones)
Resumen:
«El boom latinoamericano fue totalmente machista», aseguró la escritora chilena Alejandra Costamagna en una entrevista. No nos costará darle la razón si nos paramos a pensar en el desconocimiento profundo que tenemos de la literatura latinoamericana escrita por mujeres y producida durante todo el siglo XX. Tampoco sería descabellado decir que ese machismo es el que ha impregnado al mundo editorial español durante décadas, y que es solo ahora cuando por fin empezamos... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 14 diciembre 2019
No cabe duda; al tener la oportunidad de elegir un libro para que Masa Crítica me lo enviase (nunca agradeceremos bastante a Babelio los regalos tan valiosos que hacen a los lectores), me decanté por El coloquio de las perras porque me vino a la memoria el sin par Cervantes y sus Novelas ejemplares. En El coloquio de los perros, Berganza aprovecha que ha pasado por diferentes amos para comentar con el perro Cipión la corrupción, los robos y la desfachatez de una sociedad gobernada por hombres de diferentes clases sociales.
Els Joglars adaptó esta novela al teatro para reafirmar que a pesar del tiempo pasado, hoy seguimos envueltos en las fechorías de los poderosos.
La puertorriqueña Rosario Ferré, consciente de las necesidades de una parte de la sociedad, establece, en su cuento El coloquio de las perras, el diálogo que mantienen Fina y Franca, dos perras, una escritora y la otra crítica, sobre la condición femenina en relación con la literatura. A diferencia de Cervantes, Ferré afirma que «No me preocupa tanto el problema de la verosimilitud en la literatura […] me preocupa más bien la equívoca imagen que de las féminas proyectan hoy en sus novelas algunos de nuestros novelistas más famosos».
Y esta preocupación es la que retoma Luna Miguel, por eso ha recopilado a doce mujeres olvidadas socialmente en su libro El coloquio de las perras. Es un regalo leer estos ensayos, entre otras razones por la novedosa estructura; parte de una visión general de cada escritora (vida y obra), reflexiona sobre por qué ha sido olvidada y termina con una carta, a la autora fallecida, como si aún estuviese viva. Con esta técnica nos convoca a todos, por medio de ellas, a leerlas, a que permanezcan vivas entre nosotros, a concederles la importancia que tienen, pues a pesar de ser y escribir diferentes, a todas las une algo en común, la invisibilidad social.
El coloquio de las perras no es sólo una reivindicación de la literatura de Ferré, de Elena Garro, Soust Scaffo, Agustina González y el resto de escritoras que aparecen; la compositora Victoria Santa Cruz está presente, así como el reconocimiento a otras autoras que nos han sacudido para despertarnos del error al pensar que apenas ha habido mujeres capaces, como hicieran Tania Balló con Las sinsombrero, Rosa Montero, con Nosotras, Elvira Lindo con 30 maneras de quitarse el sombrero, María Moreno con A tontas y a locas…, el reconocimiento a diferentes editoriales que se han arriesgado a publicar a “olvidadas”, como Ménades o Laguna libros, entre otras, y la admiración por algunos hombres que han retratado a alguna de ellas en su obra, como hizo Roberto Bolaño con Alcira Soust Scaffo en Amuleto, aunque la valentía de esta uruguaya traspasara sus fronteras al enviarle a Franco, cada aniversario del bombardeo de Guernica, un telegrama, y no se supiera nada de esto en España (ahora tampoco):
Tú no has muerto
Está muerto Franco
Lo cegó la luz
Del loco manchego
De Goya del Greco
Y del nazareno
Por lo general cada año cambiaba alguna dedicatoria o personaje. Y sigue sin ser introducida en los libros de literatura o de ciencias naturales, o de historia. Porque Alcira era una mujer de nuestro tiempo, de ahora, reivindicativa frente a las injusticias, con el feminismo, con la conservación del medio ambiente, con la alegría por la vida, «si quieres oír mi voz, vamos al campo de espigas, allí las flores son soles y son soles las espinas».
Es cierto que estamos avanzando; otras voces femeninas suenan rotundas en la literatura pero aún queda una conciencia latente de sufrimiento innato, de dedicación al otro, por eso hacemos nuestro el pensamiento de Marvel Moreno, «estoy convencida de que si las mujeres fueran integradas en la vida social, en lugar de mantenerlas encajonadas como animales de reproducción u objeto de placer, la sociedad se enriquecería espiritualmente».
En el libro de Luna Miguel hay una sororidad implícita necesaria si queremos transformar esta sociedad patriarcal que ha relegado a la mujer a papeles determinados, sin embargo esta hermandad reclamada no debe conducirnos al error de pensar que todas las mujeres debamos tolerarnos, «Feminismo también es el derecho a no soportarnos», podemos amar, admirar a cualquier mujer como a cualquier hombre sin olvidar que «odiar es un acto tan sano y necesario como cualquier otro […] es la elección de lo que amamos lo que nos hace libres. Pero también la elección de lo que detestamos».
Las doce mujeres que entablan un diálogo con Luna Miguel tienen mucho que contarnos, cómo a pesar de ser buenas en lo que hacen tuvieron dificultades para publicar y ser leídas. En algunos casos las editoriales no confiaban en ellas, en otros ellas mismas no se atrevían a dejarse oír, no sentían necesidad o era el temor a ser rechazadas por los lectores, pero lo más duro es el caso de quienes, como Aurora Bernárdez, «considerada una de las mayores traductoras literarias de Argentina […] también fue un ejemplo de entrega absoluta a la creación literaria» hubieron de trabajar a la sombra, para ellas mismas, porque escritores como Vargas Llosa sólo les concedieron el mérito de prestarle a su marido el misterio de su obra «todo eso en gran parte lo creaba la personalidad de Aurora». Pues no, Aurora Bernárdez fue una escritora genial, merecedora de formar parte del Boom latinoamericano, sin ser «la esposa de Julio Cortázar». Puede que Cortázar no hubiese brillado tanto sin Bernárdez, pero ella seguro que sí, con luz propia, sin ayuda
El que se va deja su palabra;
alguien la recoge de la página,
se la lleva al oído,
oye el mar.
El de Aurora Bernárdez no fue un caso aislado: «el (nombre) de Elena Garro no existiría sin el de Octavio Paz, o el de Silvina Ocampo sin el de Adolfo Bioy Casares, o el de Carmen Martín Gaite sin el de Rafael Sánchez Ferlosio […] o el de Concha Méndez sin Manuel Altolaguirre, o el de Norah Lange sin Oliverio Girondo y así hasta la saciedad».
Por cierto, recomiendo Firmado Lejárraga, un texto de Vanessa Montfort que, dirigido por Miguel Ángel Lamata, acabo de ver representado en el Teatro Valle Inclán de Madrid y que no deja impasible a nadie.
Y hay que leer El coloquio de las perras aunque sea demoledor conocer las injusticias por cuestiones de sexo que se han venido cometiendo contra la mujer; pero es necesario, porque el testimonio de estas mujeres, apoyado por Luna Miguel ayuda a conocernos y sobre todo a aceptarnos. No que nos acepten. A vivir sabiendo lo que somos sin que nos importe el concepto que tienen de nosotras.
El coloquio de las perras también es ejemplar.

Enlace: https://elblogaurisecular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
MarisaCB
 18 marzo 2020
El coloquio de las perras”, título que engloba las ideas de este ensayo, ha sido rescatado por Luna Miguel de la obra homónima de la poeta Rosario Ferré, en donde la autora mexicana realiza, mediante el realismo mágico una crítica literaria de corte feminista. Algo parecido a lo que Miguel intenta transmitir con este conjunto de textos que trata de reivindicar la figura de la mujer en la literatura hispana.
Luna Miguel es una joven poeta, escritora, periodista y asistente de la editorial Caballo de Troya que se siente profundamente comprometida hacia la vindicación de las mujeres escritoras ocultas a lo largo de los años.
Con una pluma sencilla, elegante y cercana, Luna crea un ensayo en lo que combina biografía, periodismo, opinión y poesía, llevando al lector por unos senderos de la literatura ignorados, por la gran mayoría, hasta el momento.
Son doce las autoras tratadas en este ensayo, abarcando desde aquellas que pueden ser más reconocidas como Elena Garro, Pita Amor, Alejandra Pizarnik, Gabriela Mistral o Rosario Ferré hasta aquellas que menos se reconocen como Victoria Santa Cruz, Alcira Soust Scaffo, Eunice Odio, Agustina González, María Emilia Cornejo o Aurora Bernández. Todas ellas fueron precursoras de su época y dejaron un legado feminista silenciado durante todas sus vidas.
A modo de presentación, Luna, realiza una breve exposición sobre algunos de los acontecimientos sociales y culturales, que ella misma presenció encontrándolos llenos de injusticia, que le llevaron a decidirse por escribir este libro con fuerza, ilusión, emoción y pasión. Todos estos sentimientos se reflejan bien a través de un exiguo trabajo investigativo y periodístico que deja plasmado no solo en todas las anécdotas, entrevistas y datos comentados, sino también en la cantidad de referencias bibliográficas y documentales que aparecen a lo largo del texto y que el lector puede consultar para ampliar los conocimientos que desee.
La pretensión de la escritora es mostrarnos la biografía de cada una de las mujeres que componen este ensayo enlazada a su obra, de tal forma que en breves páginas se exponen ambas, al mismo tiempo que se manifiesta el motivo por el cual ésta fue reprimida o silenciada.
Al finalizar cada uno de los textos referidos a la autora correspondiente, Luna, como una fiel admiradora, le escribe una carta dedicada desde lo más profundo de su corazón en donde la ensalza y la corona como poeta digna de ser leída y recordada por su vida y obra de una manera muy personal, emotiva e íntima.
A modo de compendio Luna, recopila una breve biografía de cada autora. Mi recomendación es que el lector la lea antes de iniciarse con ella dado que podrá entender mejor el mensaje.
Con este libro el lector ampliará su lista de lecturas pendientes considerablemente, pues es inevitable no caer en las redes de cada una de estas maravillosas escritoras y desear conocer más sobre ellas. Así como de todas aquellas poetas actuales recomendadas por la propia Luna que en cierta forma se asemejan “a sus perras”.
El coloquio de las perras” es un ensayo reivindicativo y feminista que trata sobre mujeres olvidadas, recluidas, criticadas, subyugadas, vilipendiadas y silenciadas por una sociedad machista que supieron, cada una dentro de sus posibilidades y de una forma propia y única, convertirse en mujeres trasgresoras, valientes, precursoras, luchadoras y heroínas de su tiempo como así lo dejaron de manifiesto en sus escritos, poesías y textos.
Personalmente esta lectura me ha gustado muchísimo dado que hasta hace poco me sentía apática hacia las novedades literarias dado que tenía la sensación de que en el mundo editorial siempre se trataban los mismos temas y que eran los mismos autores quienes coronaban una y otra vez las listas las novedades. Sin embargo, Luna Miguel ha sido un soplo de aire fresco para mi vida como lectora, puesto que esta lectura me ha supuesto un gran descubrimiento en la literatura y me ha hecho darme cuenta de que, aunque no se conozcan ni se hable muchísimo de ellas, ahí fuera hay un sin número de autoras por descubrir de las que poder aprender y que, en cierta forma, necesitan darse a conocer.
Así mismo, siento que me ha hecho enriquecer mi lado cultural al presentarme a una serie de poetisas latinas y españolas que siempre se han mantenido a la sombra por otras que por ser parisinas o británicas parecen que tienen más auge y distinción, y de las que nada tienen que envidiar las hispanohablantes.
Sinceramente lo recomiendo muchísimo para todos aquellos apasionados de la literatura que deseen conocer más sobre el influjo de escritoras en el mundo literario de habla hispana que de haber nacido en este siglo serían grandes mujeres reconocidas por su obra.
Tal y como dice la autora: «Las perras ya van a ladrar muy alto. Y van a ser escuchadas»
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
PlanetaSingular
 27 diciembre 2019
De nuevo estoy sentada ante el ordenador con la intención de escribir mi opinión sobre el último libro que he leído, y de nuevo siento que todo lo que yo pueda decir sobre éste se va a quedar corto, porque siendo sincera, no tengo ni idea de literatura escrita por mujeres. Es ahora cuando he comenzado a leer a autoras de manera consciente, porque sí, antes también leía a autoras, pero me quedé estancada en leer a autoras consagradas, y como Luna reconoce en su carta a Agustina González, tenía la estúpida idea de creer que esas señoras «aburridas» de las que no había oído hablar antes y que ni siquiera había estudiado en el instituto, poco tenían que aportarme. Es por esto que considero que este libro ha sido para mí un antes y un después. Gracias a El coloquio de las perras ahora soy consciente de que yo también estaba siendo parte del problema, menospreciando a autoras que ahora sé que son maravillosas. Gracias también a Babelio por darme la oportunidad de leer este libro a través de Masa Crítica. Para quienes no lo conozcáis, Masa Crítica es una iniciativa donde varias editoriales ofrecen ejemplares de sus libros a cambio de una reseña. de este modo, las personas registradas en Babelio tienen la oportunidad de solicitar un ejemplar de un libro para leerlo y poder reseñarlo. Me parece una iniciativa muy bonita que acerca libros a lectores que quizás de otra manera no podrían permitirse.
En El coloquio de las perras, Luna Miguel nos presenta a Elena Garro, Rosario Ferré, Agustina González, Alcira Soust Scaffo, Aurora Bernárdez, Gabriela Mistral, Pita Amor, María Emilia Cornejo, Eunice Odio, Marvel Moreno, Alejandra Pizarnik y Victoria Santa Cruz. Si las menciono a todas es porque todas ellas me parecen importantísimas y creo que deben ser reivindicadas por igual. El trabajo de investigación que hay detrás de este libro es brutal, la autora hace una labor impresionante al acercarnos a estas mujeres de quienes, en su gran mayoría, nunca había oído hablar, y lo hace de una manera muy cercana y accesible. Sin duda me ha transmitido y contagiado su pasión y su rabia. Ha sido una verdadera gozada leer sobre estas autoras, y ahora, por supuesto, es el turno de leerlas a ellas, de descubrir qué tienen que contarnos. Son tantas las recomendaciones que me llevo gracias a este libro que incluso siento que no sé ni por dónde empezar, pero lo que sí tengo claro es que a todas ellas les llegará su momento.
Creo que la palabra que más se repite en este texto es gracias, y no es para menos, porque querida Luna, no podría estar más agradecida por esto que has hecho. Gracias por dar voz a tantas mujeres y descubrirnos así a tantas autoras maravillosas. Gracias por hablarnos de ellas con tanta pasión y rabia. Gracias por abrirnos los ojos. Gracias por ladrar. Te debo una (o doce) ;)
Enlace: https://www.planetasingular...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
medinazurita
 18 marzo 2020
Confieso, no sin pesar, que tengo una cuenta pendiente con las autoras latinoamericanas. Yo, que adoro tanto a Gabriel García Márquez, ni siquiera sabía que la madre del realismo mágico fue Elena Garro, o que Gabriela Mistral fue para los niños chilenos lo que para nosotros Gloria Fuertes, una mujer que llenó su infancia de poemas que aprendían de memoria sin llegar a ver a la gran poeta y feminista que había detrás de ellos. ⁣

Gabriela Mistral llegó a ser reconocida con el Nobel de Literatura, pero muchas otras no tuvieron su misma suerte y acabaron "locas" y pobres, sepultadas bajo la fama de sus maridos o, como en el caso de Agustina González, fueron asesinadas por no querer encajar en su papel de mujer. ⁣

El libro de Luna Miguel me ha sabido a poco, me hubiera gustado empaparme de la vida de estas autoras, conocer más sobre su infancia, sus estudios, amistades, amores y deseos. Pero es que éste no es un libro de biografías, es más bien un diálogo interno de la propia autora, en el que se perdona por no haber dado a la poesía y a la literatura escrita por mujeres la importancia que se merecía. Su reivindicación de la escritura femenina y su oposición al escritor macho va más allá de las doce autoras que recoge en el libro, es un mensaje que nos está lanzando a todas nosotras para que leamos y compartamos la escritura femenina y dejemos de aceptar como normales los comportamientos machistas de muchos señoros escritores. ⁣

De "El coloquio de las perras" también me llevo unas cuantas lecturas para mi montoncito de libros que no para de crecer.⁣
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MegRaven
 08 enero 2020
Quizá la autora sea Luna Miguel, pero es cierto que en éste libro se produce un coloquio donde realmente convergen muchas, muchísimas voces. A modo de ensayo, cada capítulo despierta a una autora latinonamericana casi olvidada o ignorada por la historia, esas mujeres silenciadas que sin embargo merecen un reconocimiento que les ha sido negado.
El libro empieza con la intensa vida de Elena Garro, una historia condensada en apenas cuatro páginas pero que cumple con su propósito: Despertar nuestra curiosidad y ganas de leer a la autora. Su obra pudo ser igual de intensa, pero fue a menudo tachada de loca, se le restaba credibilidad y siempre tuvo que padecer estar a la sombra de Octavio Paz, del que se dice que incluso la prohibió escribir.
Así empieza, y así se irán sucediendo los nombres. Rosario Ferré. Pita Amor. Alcira Soust Scaffo. Aurora Bernárdez. Gabriela Mistral. Agustina González. María Emilia Cornejo. Eunice Odio. Marvel Moreno. Victoria Santa Cruz. Alejandra Pizarnik. A leerlos sentí con fascinación que no todas me eran ajenas, a algunas ya las conocía o las acababa de descubrir (Y eso me hizo sentir que leía éste libro en el momento preciso) pero otras las contemplé por primera vez. Vi sus luces y sus sombras y sentí los paralelismos entre sus historias. Se las juzgaba no por lo que escribían, sino por el mero hecho de escribir. Eran mujeres y al parecer no tenían nada importante que contar, todo cuanto escribían debía ser fruto de la locura o un acto de rebeldía, y si tenían talento se insinuaba que era por su cercanía a éste o a aquel, un hombre, un perteneciente a la raza del "escritor macho" al que nunca se cuestionó su talento.
Tras su merecido homenaje y una breve mención de sus obras, Luna Miguel dedica una carta a cada una de las mujeres citadas. Es una reconciliación, o tal vez una forma de desahogo donde ella misma reconoce haberlas pasado por alto durante muchos años, hasta que por fin comprendió la injusticia con la que nos han educado: Nos han hecho creer que estas figuras jamás importaron, y puesto que lo que no se nombra parece no existir, es más necesario que nunca transmitir sus nombres y dejar que sus voces retumben con las nuevas generaciones ejerciendo de altavoz.
Entre líneas y capítulos también se menciona a otras mujeres y obras que me han llamado mucho la atención, tanto que termino ésta lectura con una amplia lista de títulos que me gustaría leer en un futuro.
Es loable el trabajo de Luna Miguel recopilando todos estos capítulos y ampliándolos hasta dar forma a éste libro, un libro para esas autoras "olvidadas" que estaban faltas de visibilidad. Su lectura es rápida, entretenida, como una conversación constante llena de sorpresas y descubrimientos.
"El coloquio de las perras" es un perfecto homenaje a todas esas autoras ninguneadas por la historia y víctimas de una misoginia descarnada. Sus obras, sus voces y sus vidas resuenan más alto que nunca, a pleno pulmón, un ladrido que ya no van a poder hacer callar. Nunca más.
Enlace: http://elcuervodealasrotas.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (3) Añadir cita
Beatriz_VillarinoBeatriz_Villarino15 diciembre 2019
Agustina fue precursora de las viviendas de protección oficial,de la escritura abreviada que utilizamos hoy en nuestros mensajes de texto o de las uniones homosexuales.
Comentar  Me gusta         30
JimenaAlmenaJimenaAlmena03 diciembre 2019
"Miro los libros acumulados sobre el escritorio durante estos días de verano en los que me dispongo a cerrar El coloquio de las perras y de pronto entiendo el vínculo. Un pálpito. Solo un pálpito de comprender al fin la necesidad femenina de escribir nuestros nombres."
Comentar  Me gusta         10
MegRavenMegRaven08 enero 2020
Recuerdo un día que yo lo fui a ver y le dije que la dejara expresarse. Y él me preguntó : ¿Crees que así se le quite la locura?. Yo le repliqué: La locura no, porque mi mamá no está loca, lo que se le va a quitar es la depresión.
Comentar  Me gusta         00
Videos de Luna Migel (4) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Luna Migel
Los suyos son nombres en mayúsculas de las letras. Incluso aunque, como en el caso de Soledad Puértolas (Zaragoza, 1947), autora de títulos como Historia de un abrigo o Queda la noche, ocupe el sillón de la g minúscula en la Real Academia Española. En una mañana que invita al sol de otoño a entrar en tromba por la ventana, Puértolas se sienta frente a Luna Miguel (Alcalá de Henares, 1990), firmante de poemarios (La tumba del marinero) y ensayos (El coloquio de las perras), además de periodista y editora. Suscríbete a nuestro canal:
http://cort.as/yI0n
Guarda la lista de El País Semanal entre tus preferidas:
http://cort.as/cZgy
Síguenos:
Facebook:
https://www.facebook.com/elpaissemanal/
https://elpais.com/elpais/2019/09/13/eps/1568390627_725000.html
Twitter:
https://twitter.com/elpaissemanal/
+ Leer más
otros libros clasificados: feminismoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
110 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
{* *}